Page 1

Recogida, preparación y conservación de muestras del aparato urinario 1. Recogida de muestras: Al recoger las muestras de orina puede ser que nos interese hacer una recogida de muestras para un cultivo o que nos interese una recogida de muestras para un análisis rutinario. Urocultivo, se realiza un cultivo para poder apreciar si hay gérmenes en ella, en ese caso la recogida de orina debe ser de su parte media, chorro medio, para eso hay que realizar una previa higiene de los genitales, la recogida debe ser en un frasco estéril de plástico. Bajo ningún concepto se puede tocar la parte interna del frasco ni del tapón porque se pierde la esterilidad y se falsea el resultado. Se aconseja recoger la primera orina de la mañana, pero hay que recoger la zona media de la micción previa higiene, una vez recogida la orina se tiene que tapar inmediatamente el frasco, y sino se lleva inmediatamente al laboratorio hay que refrigerarla, así se puede tener 24 o 48 horas. Si la recogida se hace en un niño existen unas bolsas de plástico especiales, pero la técnica no duele. Si lo que interesa es hacer una análisis rutinario de orina el envase no tiene porque estar esterilizado, vasta con que este químicamente limpio, lo que ocurre es que actualmente está como estandarizado, la recogida se hace en los frascos estériles, pero para el laboratorio no es necesario. Cateterismo vesical, Esto consiste en realizar un sondaje vesical, aunque actualmente está desaconsejado porque no es un método inofensivo, y al introducir una sonda no hay una completa esterilización, existe un riesgo de infección. Sin embargo, hay ocasiones que hay que recogerlo de este modo, por ejemplo en personas que están ya sondadas, y en este caso nunca se puede recoger la orina de la bolsa recolectora de orina, habría una punción en la sonda, previa limpieza de la sonda y debe ser recogida de la zona más próxima a la uretra. Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña


Aspiración suprapúbica, es una técnica molesta, sin anestesia, consiste en pinchar a través de la pared del abdomen y recoger la orina directamente de la vejiga, se utiliza en algunos casos como mujeres embarazadas en los que hubo una serie de análisis con resultados poco claros, en recién nacidos y prematuros. Es necesario que el paciente tenga la vejiga llena, puede ocurrir que en las siguientes micciones después de la punción la orina vaya con sangre, es normal y frecuente. En todas las técnicas es recomendable que la orina sea la primera de la mañana porque es más concentrada y rica en nitritos y proteínas. El análisis sino se puede realizar antes de 2 horas después de la recogida es mejor meterlo en el frigorífico y de tener que refrigerarlo lo mejor es hacer la refrigeración cuanto antes. 2. Características organolépticas: Color, el color es variable dependiendo del grado de concentración, normalmente la orina tiene color amarillento debido a un pigmento llamado urocromo, derivado del urobliginógeno, su color puede variar hacia un color rojizo e indicaría presencia de sangre o hemoglobina, puede aparecer un color negruzco cuando hay presencia de melanina, o puede dar otros colores debido a medicamentos. Olor, la orina presenta un olor debido a ácidos volátiles, un olor amoniacal debido a la degradación de la urea, a veces presenta un olor fétido, eso ocurre en los casos de infección urinaria, otras veces la orina presenta un olor dulzón como a manzana en los diabéticos. Sabor, antiguamente se probaba la orina para saber si la persona era diabética, si era dulce era que era diabética. Algunas características físicas: Turbidez, depende del momento en que se recoja la orina. Una orina que se recoge recientemente es transparente, pero a veces aún siendo normal aparece turbia, esto puede ser porque hay presencia de fosfatos o porque la orina es alcalina, pero cuando hay infecciones urinarias es frecuente que la orina aparezca turbia y de color rosáceo.


Volumen, el volumen normal está aproximadamente entre 750- 2000 ml., es variable debido a la ingesta de líquidos y depende del lugar climático en el que estemos, cuando se orina más de 2 litros es posible que exista una poliuria que puede ser provocada por una ingesta mayor de líquidos o por una ingesta de alimentos diuréticos, también puede aumentar por estados de ansiedad, de nerviosismo, pero todas estas situaciones no son patológicas, pero hay ocasiones en las que aparece poliuria por un estado patológico, lo más frecuente es que aparezca por los casos de diabetes mellitas o en los casos de diabetes insípida (ADH) o insuficiencia renal crónica. Oliguria, se produce una orina normal pero menor de 200 ml. al día que a veces tampoco es patológica y se puede producir en los casos de mayor sudoración y menor ingesta de líquidos, y esos casos implica que haya un fallo en el mecanismo renal, en los casos de anuria no hay formación de orina. Densidad, refleja el grado de concentración de la orina, y la capacidad que tiene el riñón para concentrar o para diluir, En condiciones normales la densidad debe estar entre 1,005 y 1,030. La densidad disminuye en caso de diabetes insípida y en la glomerulonefritis y aumenta en la diabetes mellitas o algunas enfermedades hepáticas o cuando hay vómitos o diarreas. 3. Bioquímica de la orina: pH, indica la capacidad que tiene el riñón para mantener la concentración de iones H+ en plasma y líquidos extracelulares. El pH se considera normal entre 4- 6,5 y 7,5-8, en general la orina es ácida, cuando se producen alteraciones del equilibrio ácido- base hay alteraciones en el pH de la orina, cuando hay acidosis el pH urinario es ácido, y cuando hay alcalosis el pH urinario es básico. La forma habitual de medirlo es con las tiras reactivas. Proteínas, las proteínas en condiciones normales no pasan al filtrado glomerular porque son moléculas con un peso molecular muy elevado, las que pueden pasar son aquellas que tienen un peso molecular menor de 60.000, así que en condiciones normales en orina puede existir entre 10- 150 mg- en 24 horas, de esas la tercera parte es albúmina,


en ocasiones aunque la persona este sana podemos encontrarnos con cifras más altas. Serían los casos en los que se hace ejercicio físico, deshidratación, la presencia de proteínas en la orina se llama proteinuria, indica que hay una enfermedad renal. Cuando se sobrepasan los 150 mg. Indica que hay una enfermedad renal, en esos casos se recomienda hacer un estudio de orina de 24 horas, Hay diferentes casos de proteinuria, distinguimos varios tipos: Proteinuria glomerular, hay un fallo en la filtración a nivel del glomérulo, ocurre en varias enfermedades renales y aparece en orina proteínas de alto peso molecular. Proteinuria tubular, la filtración no está alterada, pero si que existe una mala absorción a nivel de los túbulos. Proteinuria de rebosamiento, consiste en la presencia de proteínas como la Hb, de peso molecular alto, en la orina, aparecen Ig y mioglobulinas. Suelen aparecer en enfermedades que afectan a todo el organismo, a esas enfermedades se les llama sistémicas. Proteinuria de Bence- Jones, es característica de enfermedades de tipo cancerígeno, entre ella estaría el mieloma múltiple, algunos linfomas, aparece una proteína específica, proteína de Bence- Jones. Proteinuria ortostática, se da entre un 3 y un 5% en personas sanas, aparece y desaparece por la noche no se supera el gramo de proteínas en orina, y se relaciona con una hiperlordosis lumbar exagerada. Proteinuria funcional, está provocada por ejercicios intensos o insuficiencia cardíaca o episodios febriles intensos durante días o por una deshidratación, esto cesa cuando desaparece la enfermedad de base. La cuantificación de proteínas orienta sobre el diagnóstico, si nos encontramos con una proteína de tres o más gramos en 24 horas eso indica una afección grave, podría ser un síndrome nefrótico, las comprendidas entre 1-3 g. pueden ser debidas a pielonefritis. Glucosa, en condiciones normales la glucosa que se puede filtrar en el glomérulo se va a poder reabsorber en los túbulos, así que la aparición

Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña


de glucosa en orin está relacionado con glucemia, en condiciones normales la glucosa está sobre 90 mg./dl. En sangre, en los casos de hiperglucemia la glucosa varía a lo largo del día, pero en sangre siempre va a haber unas tasas altas, así que la sangre que pasa por el glomérulo deja un filtrado con mucha glucosa, así que las tasas son de 180 a 200 mg./dl. Entonces es cuando aparece la glucosa en orina, la glucosuria es un síntoma fundamental para diagnosticar la diabetes, aunque la glucosuria puede aparecer en otras enfermedades. Cuerpos cetónicos, los cuerpos cetónicos son 3; cetona, ácido acetoacético y ácido β- hidroxibutírico, estos cuerpos cetónicos aparecen en orina como consecuencia de una combustión incompleta, y aparecen en orina cuando hay una acidosis. Hay 3 tipos de cetonurias: Cetonuria no diabética, por ejemplo las ocasiones que aparecen cuerpos cetónicos en niños con cuadros febriles, con vómitos, diarrea, o los que aparecen por ejemplo las ocasiones en las que se hacen regímenes pobres en hidratos de carbono. Cetonuria diabética, indica que el diabético no tiene la enfermedad bien controlada y existe el riesgo de que pueda entrar en un coma diabético, el organismo está quemando ácidos grasos. Cetonuria láctica, se produce en insuficiencia renal o cuando hay infecciones graves, en esos casos se produce un aumento del ácido β- hidroxibutírico y las tiras reactivas detectan sobre todo el aumento de ácido acetoacético. Hemoglobinuria, en ocasiones en orina a veces nos encontramos con más hematíes de lo normal se dice que hay una hematuria, en los casos en los que hay Hb libre en la orina se dice que hay una Hemoglobinuria, las hematurias pueden estar provocadas por distintos motivos, entre ellos enfermedades del riñón o traumatismos, alteraciones en vías urinarias y en los casos de ejercicio abusivo, la aparición


de Hemoglobinuria se debe a que se rompen hematíes dentro de los vasos sanguíneos, se está produciendo una hemólisis intravascular, la Hb es una proteína muy valiosa para el organismo porque tiene Fe que es muy escaso. En condiciones normales circula una proteína heptoglobina. Que tiene como misión unirse a la Hb para evitar que la Hb pueda pasar a los túbulos renales y evitar que sea filtrada, hay cierta cantidad de Hb en la sangre, procede de la destrucción de los glóbulos rojos. Bilirrubina, hay 2 tipos de bilirrubina indirecta o no conjugada, que no atraviesa la pared del glomérulo, no puede aparecer en la orina, no es una sustancia hidrosoluble, la otra variedad es la directa o conjugada, puede aparecer en la orina y es hidrosoluble. Normalmente la bilirrubina no aparece en la orina porque se excreta con la bilis al duodeno, pero en ocasiones su existencia puede indicar que hay una obstrucción. La bilirrubina le da a la orina un color oscuro y una espuma amarillenta en su superficie. Urobilinógeno, es un pigmento que deriva de la bilirrubina, aparece como consecuencia de la degradación de la bilirrubina en el intestino, es el responsable de que la orina tenga un color amarillento, cuando hay cifras elevadas de urobilinógeno suele indicar que hay enfermedades hepáticas, a veces puede aparecer en cuadros febriles, otras veces hay una ausencia total de urobilinógeno, esto indicaría que hay una obstrucción en el colédoco, tubo que va de la vesícula al duodeno, una parte de la bilirrubina en el intestino da lugar a urobilinógeno, pero por otra parte se forma estercobilinógeno que es responsable de que aparezca el color de las heces, Nitritos, los nitritos se obtienen por conversión de los nitratos urinarios por acción de las bacterias, para que aparezcan estos nitritos es necesario la presencia de bacterias y que actúen los nitratos unas 4 horas, así que la presencia de nitritos en la orina refleja una infección bacteriana, pero en ocasiones pueden


aparecer falsos positivos , esto puede deberse a que se haya producido una recogida de orina sin las condiciones higiénicas necesarias, o no se haya realizado una buena conservación de la muestra. 4. Sedimento urinario: Consiste un estudio microscópico de un sedimento de orina. Se necesita aproximadamente unos 12 ml de orina, se centrifuga 3000 revoluciones por minuto durante 10 minutos. Se desprecia la mayor parte del sobrenadante, se suspende sedimento, se coge una gota de ésa suspensión y se coloca en un porta, se le pone un cubre y se observan microscopio, se observa 10 y a 40 X. Nos podemos encontrar los siguientes elementos: Hematíes, aparecen como discos de color muy pálido, pero a veces pueden aparecer con los bordes dentados o parcialmente rotos. No es habitual encontrar más de dos hematíes por campo. Se hay muchos puede indicar una hematuria y sin embargo la orina no aparece roja, cuando aparecen muchos hematíes aparecen con cilindros. El sedimento aparecen cilindros que se forman cogiendo como molde una porción del túbulo, aquí estaríamos viendo cilindros eritrocitarios, esto indicaría que hay un sangrado de origen renal. Los casos más habituales en los que aparecen hematíes en la orina son en las glomerulonefritis, en la zona de la corteza del riñón, que se estén formando cálculos renales, cuando descienden por las vías urinarias pueden provocar lesiones en los uréteres, que haya tumores renales, tuberculosis renal, que haya infecciones urinarias, y a veces hay enfermedades que no afectan al aparato urinario pero advierten sangre, por ejemplo una apendicitis, o a veces por un ejercicio físico intenso. Leucocitos, presentan una forma de esfera con granos en su interior, si la orina fresca se pueden ver las características nucleares, si la orina no fresca podemos mejorar la visualización añadiendo una gota de ácido acético diluido, en condiciones normales se considera normal entre 0 - 5 leucocitos por campo, cuando existe más detenta leucocitos por campo indica que hay una infección aguda, pero a veces aparecen leucocitos por un proceso febril o un ejercicio intenso. Células epiteliales, pueden tener dos orígenes, o ser células de los túbulos renales o si no son

Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña


células de las vías urinarias inferiores. En condiciones normales no suelen aparecer células del epitelio tubular, y se aparecen ahí que poder identificar su origen, si aparecen, aparecen de forma aislada y son células grandes, ovoides y suelen contener gránulos en el citoplasma y los núcleos son múltiples y pequeños con la cromatina muy densa. Pero una célula aislada no tiene significación patológica, cuando aparecen muchas células de este tipo indica que hay una necrosis de los túbulos y eso ocurre cuando ahí y tóxicas naciones por metales, las células del túbulo contorneado proximal y distal aparecen muy fragmentadas. Podemos encontrarnos con células epiteliales de las vías urinarias inferiores, son redondeadas o con forma de pera, en condiciones normales pueden aparecer en pequeñas cantidades en la orina y pueden ser células que corresponden desde la pelvis renal hasta la mitad de la uretra, a veces aparecen formando pilas, pero eso sugiere que hay un carcinoma, las células de la parte final de la uretra son las más grandes, planas, con mucho citoplasma y su presencia no tiene valor para el diagnóstico. 4.1 Cilindros y cilindroides: Los cilindros son estructuras microscópicas, y representan moldes de los túbulos y se originan a partir de proteínas. Se van a incrementar cuando se formen más proteínas de las normales. En condiciones normales, es decir en un individuo sano hay pocos pero aumenta en enfermedades renales. Cuando aparecen muchos hay una enfermedad renal difusa (afectan a muchas nefronas) a veces aumenta en casos de ejercicio físico intenso, o también cuando hay un pH bajo también se destruyen cuando ahí un pH alcalino y cuando hay bacterias en orina se aparecen gruesos indican que hay dilatación en los túbulos cuando ahí una obstrucción tubular; pero también aparecen en el caso contra, es decir cuando ahí una estrechez. En general son muy regulares y tienen bordes lisos sin aristas, generalmente aparecen acompañado de proteinuria.


Los cilindroides no tienen significado patológico, se distinguen de los cilindros en que los lados no son paralelos, los lados no son redondeados y nunca se acompañan de proteinuria. 4.2 Tipos de cilindros: Hialinos, Son incoloras y casi transparentes y en su interior no tienen nada englobado, pueden aparecer en casos febriles, son habituales en enfermedades renales, insuficiencia cardíaca y en personas tratadas con antidiuréticos. Céreos, son fáciles de visualizar, en los lados pueden tener inclusiones, se encuentran en muchas enfermedades renales e indican que hay una obstrucción en las nefronas, y aparecen en casos de rechazos de transplante renal. Granulosos, se llaman así porque presentan gránulos y crestas de células en su interior, los gránulos pueden ser más o menos gruesos, pueden indicar glomerulonefritis o rechazos de transplantes renales. Grasos, se llaman así porque en su interior tienen grasa, se suelen producir por una degeneración de los túbulos y acumulación de grasa en los riñones, cuando aparecen indican síndromes nefróticos. Cristalinos, tienen cristales en su interior los más frecuentes son los uratos, se tienden a colocar en las zonas internas, indica que hay deposito de cristales en los túbulos renales, se suelen acompañar de hematuria. Pigmentados, Tienen una coloración determinada por pigmentos, pueden llevar pigmentos como: • La Hb que tendrá un color rojo o amarillo rojizo, van acompañados de eritrocitos e indican que hay una patología en el glomérulo. • Mioglobina, tienen una coloración rojo parduzca y van acompañados de mioglobinuria.


• Bilirrubina, tienen una coloración amarilla o amarilla oscura, se acompañan de bilirrubinuria. Celulares, Contienen células en su interior, puede haber 3 tipos: • Cilindros celulares eritrocitarios, suelen aparecer en los cilindros que tienen Hb, se muestran en hemorragia renal y son típicos de enfermedades glomerulares Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña

• •Cilindros celulares leucocitarios, aparecen en casos de pielonefritis, infección en las nefronas. • Cilindros celulares epiteliales, cilindros que se llevan células epiteliales del túbulo renal, indican que hay una necrosis tubular. Podemos ver además bacterias, hongos y parásitos. Al realizar un análisis de orina podemos ver bacterias que pueden tener importancia o no, porque pueden proceder de la recogida de orina que no se hizo en condiciones óptimas, o que el tiempo desde que se hizo la recogida hasta que se hizo la analítica fue mucho y se produjeron falsos resultados. Las bacterias más frecuentes son del tipo de los bacilos, por ejemplo Escherichia Coli. En cuanto a infecciones parasitarias se ve por la presencia de huevos. Los hongos más frecuentes en orina son los del tipo levadura como la cándida. 4.3 Tipos de cristales: No tienen importancia clínica y su pH indica en mayor o menor medida la aparición de más o menos cristales, los cristales aguantan hasta 37ºC y ahí se destruyen, si aguantan más temperatura son patológicos a pH ácido. A pH básico: Fosfato cálcico: es el más típico, son cristales alargados como si fueran un lápiz, delgados e incoloros. Fosfato amónico magnesio o fosfato triple: Tiene forma de tapa de ataúd. Cristales de carbonato cálcico: son poco frecuentes y aparecen como gránulos pequeños o esferas pero sin color A pH ácido:


Uratos amorfos: aparecen como gránulos pequeños de color amarillo pardo. Uratos cristalinos: aparecen como esferas pequeñas de color parduzco, pero a veces aparecen como agujas cristalinas de color parduzco. Ácido úrico: pueden adquirir distintas formas, generalmente como un polígono de 4 lados con lados planos, con ese color parduzco pero alguna vez aparecen como hexágonos incoloros (se pueden confundir con cistina). Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña

Oxalato cálcico: son los más típicos con aspecto de sobre de carta o como un reloj de arena y son incoloros. Cristales de sulfato cálcico: agujas o prismas muy delgados incoloros. Ácido pirúvico: de color amarillo castaño y aparecen como agujas. Cristales de significación patológica: Casi todos los cristales patológicos encontrados en orina están a pH ácido: Cistina, son placas hexagonales, no es normal en orina. Tirosina, es un amino ácido, son agujas muy finas que se colocan en racimos, son incoloras o amarillo pálido. Leucina, es un ácido graso, aparecen en muy raras ocasiones y son esferas amarillentas como gotitas de aceite y aparecen en enfermedades tipo hepático. Colesterol, son como placas grandes, planas, transparentes, con los bordes como desgastados, aparecen cuando hay destrucción de tejidos.


5.

Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña

Diagnóstico por el laboratorio de infecciones urinarias: Como norma general un estudio de orina se realiza con tira reactiva porque no da mucha información y orienta sobre la posibilidad de que exista una infección, resulta que el realizar un estudio microscópico de todas las muestras de orina es muy caro y engorroso, de forma rutinaria se utilizan las tiras que nos permiten descartar las orinas que no tienen que ser sometidas a cultivo con bastante fiabilidad. Los parámetros más importantes para descubrir una posible infección de orina por medio de tiras reactivas son las siguientes: • La presencia de leucocitos • La presencia de nitritos • La presencia de Hb o hematíes • Proteinuria Cuando existen más de 200 leucocitos por μl. de orina es fácil que se provoque una proteinuria y eso es el 70% de los casos.


Cuando hay unos 20 hematíes por campo en el 80% de los casos hay proteinuria, por eso la proteinuria es indicativa de que puede haber una infección. Existen casos en los que pueden aparecer proteínas en orina y sin embargo no hay infección de orina, los datos más orientativos son los leucocitos y los nitritos. El número de leucocitos que aparecen en la orina es importante para el diagnóstico de una infección urinaria, pero no es definitivo, a veces aparecen síntomas de infección urinaria y sin embargo el número de leucocitos es bajo. Una vez recogida la orina ocurre que con el paso del tiempo los leucocitos se van destruyendo y puede ocurrir que al cabo de unas 2 horas y media en ese tiempo se están perdiendo el 50% de los leucocitos, sobre todo en orinas alcalinas e incluso, en ese caso, que están refrigeradas a 4ºC, entonces nos encontramos con datos falsos. Cuando se destruyen entonces se libera una enzima, la enzima se llama esterasa leucocitaria, la presencia de esa esterasa puede indicar que hubo leucocitos que se rompieron y la liberaron. El número de la normalidad es de unos 10 leucocitos/μl. de orina que se corresponden con unos 5 leucocitos por campo. Se dice que hay una piuria cuando existen demasiados leucocitos, en algunos casos nos vamos a encontrar con falsos positivos debido a que interfieren en algún tipo de secreciones celulares, hay casos de falsos negativos, existen algunos tipos de leucocitos que no tienen esterasa leucocitaria y al romper no vierten la esterasa y la tira reactiva no la detecta. Nitritos, para que aparezcan nitritos en orina es necesario que exista una bacteriuria, pero que haya bacterias en orina no significa que haya una infección, ya que puede haber una contaminación de la muestra, para que se produzcan esos nitritos tiene que haber un contacto de los nitratos con bacterias unas 4 horas. Un resultado que sea negativo no indica que no haya bacterias obligatoriamente, puede ocurrir que estemos ante un falso negativo, puede estar pasando que las bacterias no han estado en contacto con los nitratos durante un tiempo suficiente, o que haya bacterias a una concentración muy baja y no se


detectan, o que las bacterias no poseen la enzima capaz de transformar los nitraos en nitritos. Puede haber casos de falsos positivos, se producen por una contaminación urinaria, la tira puede determinar leucocitos y nitritos y si estos dos parámetros dan negativos no hay razón para hacer el cultivo. Estudio microscópico del sedimento, se utiliza como una técnica para diagnosticar infecciones urinarias. Se debe realizar en 3 situaciones: • Previa solicitud médica de forma específica • Siempre que se obtenga una anomalía en un examen físicoquímico • Siempre que lo establezca el protocolo de laboratorio para enfermos específicos, por ejemplo diabetes. Para que los resultados sean uniformes el sedimento se debe realizar siguiendo la misma técnica: 1. Centrifugar 10 ml. de orina durante 5 min. A 2500 rpm. 2. Una vez centrifugado se retira el sobrenadante y se cogen unos 40 μl. del sedimento. 3. Se depositan en el portaobjetos y se cubre. 4. Se realiza la observación al microscopio, normalmente sin tinción, con un objetivo de 40X. 5. Se promedia el contaje de unos 10 campos. La mayoría de las infecciones urinarias los leucocitos que se encuentran en orina son polimorfonucleares neutrófilos, pero entre estos hay que distinguir dos tipos de leucocitos que serán unos leucocitos envejecidos, con una membrana mal definida y otros los leucocitos juveniles está bien definidos, se distingue bien la membrana, núcleo segmentado. Cuando hay un número alto de leucocitos aparece a veces en enfermos asintomáticos, piuria, muchas veces aparece acompañado de una hematuria, raras veces aparecen monocitos o linfocitos, y muchas veces los eosinófilos aparecen en procesos tóxicos, alérgicos o en infecciones producidas por parásitos. La presencia de hematíes en orina es habitual cuando hay una infección urinaria, se producirá una hematuria o macrohematuria, sobre todo cuando la infección afecta al uréter o a la uretra. En las infecciones urinarias pueden aparecer cilindros en el sedimento, lo que aparecen son cilindros leucocitarios sobre


todo en las infecciones agudas, son cilindros rellenos de leucocitos, son típicos en las ocasiones que hay pielonefritis, infecciones alrededor de los túbulos. Pero si no aparecen los cilindros no se descarta una infección. En las infecciones puede aparecer bacteriuria, para considerar una bacteriuria es solamente necesario ver una bacteria en el sedimento, para considerar que existe una infección hace falta más de 10.000 bacterias/ml. de orina, aproximadamente 1 bacteria/ campo, muchas veces vemos bacterias pero pueden proceder de una mala recogida de la orina, de una contaminación, porque la orina en la vejiga de una persona sana es estéril, pero la uretra en el último tramo no es estéril y puede contaminar la muestra. El germen más habitual que origina estas infecciones urinarias es la escherichia coli, otros gérmenes son las pseudomonas. Cuando el resultado es dudoso se repite la analítica ya que puede estar contaminado. Si da más de 10.000 bacterias/ml., esas orinas se deben cultivar y se considera que el cultivo es positivo, si se desarrollan un número de colonias mayor a 105, los

Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña

cultivos con colonias menores a 105 negativos. Los cultivos pueden ser falsos negativos debido a que ha empleado

son

se


inconscientemente agentes microbianos que son capaces de frenar la acción de los gérmenes, puede ser negativo por la existencia de jabón en la orina, a veces también porque la orina está muy diluida, a veces porque no se está utilizando el medio de cultivo adecuado para ese germen. Cuando se realiza una punción vesical esa técnica garantiza la nula contaminación de la muestra, la recogida de orina directamente del uréter se realiza en casos muy específicos, no se recomienda porque tiene muchos riesgos y es complicada. Se produce una disuria cuando hay dolor al orinar, se produce una polaquiuria cuando se orina muchas veces pero en poca cantidad, y hay un tenesmo vesical cuando hay sensación de tener la vejiga llena y da lugar a una Juan Carlos Vázquez Ucha 1º LAC Ánxel Casal A Coruña polaquiuria.

Recogida preparacion y conservacion de muestras del aparato urinario  

Recogida, preparación, y conservación de muestras del aparato urinario