Issuu on Google+

Peticiones urgentes son aquellos parámetros cuyos resultados pueden condicionar de inmediato una actitud terapéutica de espera, acción o modificación. Todo dato o solicitud que no cumpla este requisito será una petición conveniente pero jamás urgente, y será cursada a través del laboratorio de rutina. Basándonos en esto, siempre debemos considerar antes de realizar una petición de analítica, si el resultado de ésta nos va a ser útil en el diagnóstico o en la actitud terapéutica ante un paciente que acude a urgencias. El laboratorio de Urgencias es un laboratorio automatizado e informatizado, en el que se intenta minimizar el tiempo de respuesta (tiempo entre que una petición llega al laboratorio y se envía). Para lograr disminuir el tiempo de respuesta del laboratorio hay que tener en cuenta dos factores: • • Siempre hay que solicitar las determinaciones que se consideren estrictamente necesarias, ya que cuantas más peticiones tengamos mas se tardará en dar el resultado. • • Los fines de semana y días festivos, se unen a las peticiones de Urgencias las que se realizan desde las distintas plantas, con la consiguiente saturación del laboratorio. 1. VOLANTE DE SOLICITUD DE ANALÍTICA URGENTE. El volante de petición es un volante que podemos doblar por la mitad pero sin llegar a arrugarlo ya que, al llegar al laboratorio de Urgencias, se pasa por un lector que transfiere los datos al ordenador. En el volante van impresas las instrucciones para rellenarlo. Es obligatorio insertar la etiqueta de identificación del paciente para que, a través del número de historia clínica, obtengamos todos los datos de filiación de éste así como su ubicación en el hospital si se trata de un paciente ingresado. Es imprescindible, al rellenar el volante, informar acerca del diagnóstico de presunción o el motivo por el que solicita la analítica ya que esto evita muchas repeticiones innecesarias y alarga el tiempo de respuesta, ya que el laboratorio comprueba todos los resultados que no resultan coherentes. También es preciso señalar si existe una patología asociada que pueda dar lugar a alteraciones en los parámetros solicitados (Ej. Si se trata de pacientes oncológicos, diabéticos, etc.).

2. HEMATOLOGÍA.


Se informa del recuento de las tres series celulares de la sangre (hematíes, leucocitos y plaquetas) El hemograma es una prueba complementaria considerada como básica en cualquier servicio de urgencias, tanto hospitalario como prehospitalario. Sin embargo, su uso rutinario e indiscriminado con carácter urgente no está indicado. En cuanto a los resultados, en primer lugar se informa del número y diferenciación de los leucocitos. Para su correcta valoración debe tenerse en consideración no sólo su valor porcentual sino también las cifras absolutas. En segundo lugar encontramos el recuento de la serie roja: Número de Hematíes, Hemoglobina, Hematocrito, Volumen Corpuscular Medio, Hemoglobina Corpuscular Media, Concentración de Hemoglobina Corpuscular Media, que pueden verse afectados en múltiples procesos tanto agudos (pérdidas de sangre), como crónicos. Por último, en cuanto al número de plaquetas, es muy importante señalar que podemos encontrar falsos contajes bajos de plaquetas debidos a la existencia de agregación plaquetaria, ya sea espontánea, por aglutininas o por un coágulo debido a una defectuosa extracción de la sangre. 3. ORINAS. El estudio del sedimento de la orina es un método diagnóstico sencillo y valioso no sólo por su sencillez, sino también por su rentabilidad. Para poder efectuar un análisis fiable es necesario recoger y preparar la orina en condiciones exactas. El método de recogida preferible en Urgencias es el del chorro intermedio (también podemos recogerla por cateterismo o punción vesical) después de limpiar cuidadosamente el área genital con agua, se recoge la orina de la porción intermedia de la micción. Los procedimientos que se utilizan para la realización del análisis sistemático de la orina son el examen de las características físicas (color, turbidez...), análisis químico por medio de la tira reactiva (densidad, pH, proteínas, glucosa, cetonas, bilirrubina, urobilinógeno, nitritos, leucocitos y hemoglobina) y por último el estudio microscópico que debe realizarse cuando el análisis químico esté alterado y nos puede poner de manifiesto la presencia de elementos celulares (leucocitos, hematíes y distintos tipos de células epiteliales), cilindros (hialinos celulares, granulosos o céreos), bacterias, levaduras, parásitos... cuya presencia nos orienta a distintas patologías. 4. GASOMETRÍA ARTERIAL. La gasometría arterial es una técnica complementaria habitual en los procedimientos diagnósticos de la medicina de urgencia. Su utilidad en la valoración del estado respiratorio y del equilibrio ácido-base del paciente que constituyen sus indicaciones primordiales, se ve reforzada por tratarse de un procedimiento económico de fácil


interpretación y que carece de contraindicaciones.Los parámetros que se analizan en la gasometría son: PaO2, PaCO2, HCO3, PH, Exceso de bases y Saturación arterial de O2. PaO2: Indica la cantidad de O2 que se encuentra disuelto en sangre y es expresión de la presión alveolar de O2. PaCO2: Indica la cantidad de CO2 disuelto en la sangre, y es expresión directa de la ventilación pulmonar. Participa en la regulación del pH sanguíneo junto con el sistema tampón del bicarbonato. PH: Sus valores normales oscilan entre 7.37 y 7.43 y sus cambios pueden estar inducidos por variaciones de la PaCO 2 y de la concentración de bicarbonato y en función de estos dos parámetros pueden clasificarse en alcalosis o acidosis respiratorias o metabólicas. HCO3: Sus variaciones originan alcalosis o acidosis de origen metabólico. Exceso de bases: Concentración de bases en sangre total medida en condiciones respiratorias óptimas. SatO2: Es el porcentaje de hemoglobina que se encuentra saturada de O2. 5. BIOQUÍMICA. Existen dos muestras para analizar parámetros bioquímicos: plasma y suero. El plasma se recoge en un tubo que lleva como anticoagulante heparina de litio y que se reconoce por su tapón verde. Es la más utilizada en el laboratorio de Urgencias ya que casi todas las determinaciones se realizan en plasma. El suero se recoge en un tubo que lleva un gel separador y que se reconoce por su tapón metalizado y de color rosa. Únicamente utilizaremos suero para la determinación de Troponina. Los parámetros bioquímicos que se pueden solicitar de urgencia son:Glucosa, Urea, Creatinina, Iones, Calcio, Bilirrubina Total y Directa, Amilasa, Creatinkinasa Total y MB, Proteinas Totales, Transaminasas (GOT Y GPT), Ácido Úrico, Colinesterasa, Proteina C Reactiva y Troponina T Cardiaca 6. LÍQUIDOS BIOLÓGICOS. En el laboratorio de urgencias se analizan líquidos cefalorraquídeos, sinoviales, ascíticos, peritoneales, pleurales y cardíacos. En todos los líquidos biológicos se realiza el recuento total de leucocitos, el diferencial de éstos (porcentaje de polimorfonucleares y linfocitos) y un análisis bioquímico. (fundamentalmente glucosa y proteínas). Todos estos datos nos pueden orientar hacia el origen inflamatorio o infeccioso del líquido.



Laboratorio de Urgencias