Page 1

OBRA DE TEATRO ¨LAS CONVULSIONES¨ Basado en el libro: Las convulsiones de Luis Vargas Tejada, Editorial Atena l.i.t.d.a

Libretista: Juan Rodríguez. Directora: Saray Padilla. Escenas: 1. Decima. 2. Undécima. 3. Duodécima.

Personajes: 1)

Don Gualberto: Luis Morales.

2)

Crispina: Gissel Rangel.

3)

Cirilo: Miguel Segrera.

4)

Mariquita: María Pernett.

5)

Gervasio: Giovanny López.

6)

Mama Fulgencio: Ángela Upárela.

Escenografía: Lideres. Vestuario: 1) Andrea Tejeda. 2) Andrea Santis.

Escenografía: 1) Fabián Peña. 2) Andrea Vargas.


Escena Décima Adaptación: Páginas: 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39,40 y 41. Personajes: 1) Don Gualberto. 2) Crispina. 3) Cirilo. 4) Gervasio. 5) Mariquita. 6) Mamá Fulgencio.

Escenarios: 1) Casa de Gualberto. 2) Dormitorio de Crispina. 3) Cocina de la casa de Don Gualberto – (Opcional).

(Casa de Don Gualberto) GUALBERTO Señor Doctor. CIRILO Besóle a usted la mano. (Puede Besarle la mano o Darle la mano, como gesto de cortesía).

(Opcional) Justificando la Escena en la casa y el dormitorio de Crispina.


GUALBERTO Mariquita, llame usted a Crispina, Avísele de la llegada del Doctor, (Cirilo y Gualberto van hacia la habitación de Crispina.) ………………………………………………………………………………………............. GUALBERTO Sírvase usted sentarse. CIRILO Muy temprano He venido tal vez ¿la señorita enferma? GUALBERTO Aquí la tiene. CRISPINA Mariquita Pon asiento al doctor aquí a mi lado. (Mariquita toma una silla y la pone al lado de la cama de Crispina, Crispina se sienta en la cama y se acomoda mientras que Cirilo se sienta y pone su maleta en el piso. Don Gualberto y Gervasio se sientan aparte y Mariquita se queda de Pie.) GUALBERTO (Aparte a Gervasio, después de sentarse.) El medico es un poco almidonado. CIRILO (A Crispina) ¿Cuál es la enfermedad que usted padece? (Cirilo va acomodando sus accesorios.) CRISPINA Convulsiones terribles. CIRILO ¿Y adolece de falta de apetito o pierde el sueño? CRISPINA Sí, pensando en usted querido dueño. (Susurro) No señor, estoy bien, como con gana. (Hablo fuerte, como corrigiendo lo anterior) Y duermo hasta las diez de la mañana. CIRILO (Finge no haber escuchado el susurro) Pues yo haré un remedio calculado, Que todo esto se le quite de contado.


CRISPINA Gracias, señor doctor. CIRILO (Toma de su maleta el estetoscopio y se lo coloca en el cuello.) A ver el pulso. (Le toma el pulso con sus dedos, en la muñeca. Puede mirar el reloj para ser más realista.) Un poco sintomático y convulso. (Don Gualberto está muy pendiente de Cirilo y Crispina)

(Opcional) (Dialogo entre Gualberto y Gervasio, Para justificar la opinión de Gualberto y la interrupción) GUALBERTO No confió mucho en ese doctor, Parece que coquetea a Crispina. GERVASIO Tranquilo Don Gualberto, Que el Doctor Cirilo, Es muy profesional. ……………………………………………………………………………………………….. CIRILO (Sin soltarle el pulso a Crispina, Contienen un fuerte contacto visual.) ¿Soy yo, bella Crispina, aquel dichoso Mortal que a usted le priva del reposo? CRISPINA Cirilo, si usted sabe de pasiones, Mi amor calcule por mis convulsiones. CIRILO ¡Ah! Tanto no merezco; usted no advierte, Que me ha sido algo impróspera la suerte, Siendo usted acreedora a una fortuna Más alta que los cuernos de la luna. (Don Gualberto los mira y murmura con Gervasio)


CIRILO (Susurra, como un pensamiento para sí mismo.) Así comienzan todas ¡quien se fía! ¿Conque esta vuestra mano será mía? (Aumenta el contacto visual, y en un momento de silencio le besa la mano, Don Gualberto se da cuenta y se para y le dice.) GUALBERTO Usted se mete en lo que no le toca: El pulso no se tienta con la boca. CIRILO (Aunque muy asustado se calma y le dice a Gualberto.) Perdone usted, está muy engañado, La física moderna lo ha enseñado, ¿e ignora que el labífico contacto, Es un diagnosticante muy exacto? GUALBERTO (No confiado de Cirilo le dice) Mo me gusta que mucho diagnostique; Despache pronto y la receta aplique. CIRILO Examinar los síntomas es fuerza, Para que el curativo no se tuerza. (Se sienta Don Gualberto y sigue hablando con Gervasio y Cirilo sigue hablando con Crispina.)

(Opcional) Dialogo de Mariquita con Gualberto y después Gualberto con Gervasio. (Para justificar la llegada de Mariquita, la opinión de Gualberto y la participación de Gervasio). GERVASIO Tranquilo señor Gualberto, El doctor Cirilo es serio, Es uno de los mejores del Pueblo, Y del país el más reconocido. GUALBERTO Dudo mucho lo antes dicho, Yo solo lo veo, Y no parece que del todo,


Este tomando el diagnostico. (Llega Mariquita he interrumpe la conversación y les dice.) MARIQUITA Disculpen que los interrumpa, Mis queridos doctores, Pero ¿quieren que les traiga algo? GUALBERTO Sí, pero no es mucha molestia MARIQUITA No señor Gualberto no es mucha molestia, Además de que aparte quisiera, Salir un rato a tomar aire. GUALBERTO En dicho caso, Con mucho gusto quisiera, Que un poco de agua, Me trajeras. MARIQUITA Enseguida regreso.

Escenario: Cocina (Mariquita se va para la cocina, Se cambia el escenario) -

Mariquita se encuentra con Mamá Fulgencio.

MARIQUITA Todos están muy pendientes de Crispina Ojala que se mejore pronto Y que nunca más las convulsiones Sean molestia para su vida. MAMÁ FULGENCIO (Tiene una expresión oral con pronunciación diferente en la sh, Opcional) Hola Mariquita, ¿qué hace usted por aquí? MARIQUITA Hola Mamá Fulgencio, Vine por acá A tomar un poco de aire, Y llevar un agua


Para refrescar a los demás. MAMÁ FULGENCIO Ahí y como van por haya, El doctor ha logrado solucionar, El problema de las convulsiones. (Mariquita Coge la jarra y va sirviendo el agua, en 4 vasos)

MARIQUITA Creo que muy bien van, Aunque no sé cuánto duraran. MAMÁ FULGENCIO Yo no confió mucho en los doctores, Y peor si Cirilo tal vez no lo sea. MARIQUITA Tranquila Mamá Fulgencio, Mejor calle esa boca, Y ayúdeme a servir el agua, Y no juzgue a las demás personas. (Mama Fulgencio ayuda a mariquita a servir los últimos vasos.) MAMÁ FULGENCIO Cara vemos, Corazones no sabemos. (Mariquita se toma un vaso con agua.) MARIQUITA (Suspira) Que el diablo se haga el sordo, Ya me voy Mamá Fulgencio, Que allá arriba hay muchos sedientos. (Mariquita sirve e ultimo vaso y sube a la habitación de Crispina) ……………………………………………………………………………………………….. CIRILO (Le dice a Crispina, mientras que mantiene un contacto visual) ¿Recibió usted, mi bien, aquellos versos


En que pinté los trámites diversos De mi pasión? (Cirilo susurra para sí mismo: Lo hizo Pablo Ríos; más ya que me los dio pasen por míos). CRISPINA Su poesía el alma me arrebata, ¡Qué bien los fuegos del amor retrata! Guardaba lo conservo en el ridículo. (Don Gualberto observa con ganas de interrumpir la conversación)

CIRILO (Con seriedad) Esa es la fina parte del ventrículo.

(Opcional) (Mariquita llega de la cocina y le entrega el agua a Don Gualberto y Gervasio) (Dialogo entre Mariquita, Gualberto y Gervasio) Pera justificar la llegada de Mariquita. MARIQUITA Don Gualberto aquí le tengo, Su refresco. GUALBERTO Muchas gracias Mariquita, Estoy muy sediento. GERVASIO Muchas gracias Mariquita. MARIQUITA Por nada, Sera que Crispina y Cirilo, ¿Querrán un poco de agua? Mejor les brindare, Para que no tengan sed. (Don Gualberto mira mucho a Cirilo y Crispina) ……………………………………………………………………………………………… MARIQUITA


(A Cirilo) ¿Qué será que los versos de un amante, Caen en ridículo al instante? (Crispina trata de escuchar, lo logra y dice) CRISPINA (Con rabia Crispina, se porta un poco celosa.) Calla, necia, o me dan las convulsiones, Y te hago ser discreta a pescozones.

GUALBERTO (Se sorprende) Pescozones, ¿qué es eso? CRISPINA Le decía Que con la convulsión del otro día, Le di a pescozones a un bufete……. GUALBERTO (A Cirilo) Cierto es señor, á todo le arremete.


OBRA DE TEATRO LAS CONVULCIOENS  

las convulciones de Luis Vargas Tejada.