Page 1

1|P á g i n a

CONFLICTO ARMADO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN. HECHO POR: JUAN PABLO MEZA TABORDA.

Sociales. 11-5 Marcela Echavarría 2014


2|Pá gi n a

ÍNDICE Portada--------------------------------------------- pág. 1 Introducción----------------------------------------pág. 3 Desarrollo-------------------------------------------pág. 4 Efectos del conflicto armado sobre los medios de comunicación. -----Conflicto armado: en la comuna------------------------------------------------

pág. 4

pág. 10

Medios, percepciones, estigmas y otras prácticas---------------------------

pág. 13

El estigma sobre la comuna-----------------------------------------------------

pág. 16

Periodismo a la luz del conflicto-----------------------------------------------

pág. 18

La paz vista desde los medios------------------------------------------------

pág. 23

Conclusiones (conclusiones generales) ---------------------pág. 24 Conclusiones especificas------------------------------------------------------

pág. 25

Referencias consultadas---------------------------pág. 26


3|P á g i n a

INTRODUCCIÓN -El trabajo realizado, cuenta con una amplia explicación con todo lo relacionado sobre el conflicto armado de la mano del periodismo, Medios de comunicación, Televisión y demás fuentes comunicativas masivas del país.

-Se muestran las diferentes situaciones de diferentes experiencias de varios periodistas afectados por el conflicto (más específicamente: Amenazas, ocultismo, y/o Manipulación de la información)

-También se puede demostrar que el conflicto y el periodismo van de la mano ya que es uno de las mayores polémicas el país, la manipulación de información.


4|Pá gi n a

DESARROLLO EFECTOS DEL CONFLICTO ARMADO SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACION.

Q

uisiera hacer una breve sinopsis de lo que ha sido la evolución histórica del fenómeno de la

Violencia contra la prensa en Colombia: sin entrar en detalles, los años 40 y 50 de la violencia Liberal – conservadora, tuvieron una prensa totalmente militante y partidista que contribuyó al Ambiente de sectarismo de la


5|Pá gi na

En torno a la prensa se superó casi totalmente con el Frente Nacional; sin embargo, la primera Época, que sufrió graves persecuciones y represalias. Esta violencia

Manifestación de una violencia sistemática y deliberada contra los medios y los periodistas Arranca en los años 80 con el fenómeno del narcotráfico.

L

os primeros casos que nos alertaron fueron el de Raúl Echavarría Barrientos, subdirector del Occidente de Cali, asesinado al otro día de haber escrito una columna solidarizándose con una declaración del ex presidente Nixon


6|P á g i n a

droga en alta mar, para no hablar de decenas de otros casos de reporteros y periodistas menos prominentes, que durante este período fueron asesinados, secuestrados, amenazados.

Que en esa época había lanzado su primera guerra contra la droga; y el caso de Guillermo Cano, director de El Espectador, Asesinado después de escribir varias columnas denunciando la penetración del narcotráfico en

La sociedad colombiana. El caso de Jorge Enrique Pulido, director de un programa de televisión, asesinado después de haber pasado algunas emisiones sobre cómo trabajaba la DEA en la Costa Caribe y de incautaciones de

E

ste fenómeno merma hacia mediados de los noventa con el desmantelamiento de los carteles, pero comienza a


7|Pá gi na

surgir un factor nuevo de amenaza que es el conflicto armado. Guerrilleros y paramilitares aprendieron de los métodos mafiosos que la prensa era intimidable, que podía convertirse en objetivo militar, que podía volverse parte de esta pugna de que

“quien no está conmigo está contra mí”. Y es así como a finales de los noventa el conflicto armado se convierte en el generador del mayor número de actos violentos contra los medios y contra los periodistas, y en una amenaza real contra la libertad de prensa.

Entre 1998 y el 2003, por ejemplo, han sido asesinados sesenta y seis periodistas en

Colombia, treinta y dos por razones confirmadas de oficio, veintitrés de ellos por motivos ligados con el conflicto armado, es decir, por paramilitares, por guerrilleros, en algunos casos por integrantes del narcotráfico o también de cuerpos de seguridad.


8|Pá gi n a

¿Q

ué podemos hacer nosotros contra estos niveles de violencia, de intimidación, que han convertido a Colombia según un lema que ya se ha internacionalizado, en “el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo”? La tarea prioritaria es combatir la impunidad. La impunidad de los crímenes contra los periodistas es de más del 90%, los crímenes contra los periodistas no reciben castigo; si acaso los autores materiales, el vulgar sicario al que de vez en cuando capturan, pero frente a la autoría intelectual de asesinatos de periodistas en los últimos años, la impunidad es casi del 100%. Mientras existan estos niveles de impunidad, va a continuar la violencia contra los periodistas, van a seguir los asesinatos.

Por eso una labor prioritaria de todos los que estamos en

estos organismos de libertad de expresión es unir fuerzas y

Actuar coordinadamente para ejercer una presión permanente sobre el poder judicial, seguirle la pista a los expedientes en la Fiscalía, cuestionar las actuaciones dudosas de jueces en el caso de periodistas asesinados.


9|P á g i n a

EXISTEN ALGUNOS CASOS SIGNIFICATIVOS DE ERRORES QUE HAN COMETIDO PERIODISTAS Y QUE HAN PODIDO ELEVAR SUS NIVELES DE RIESGO Y CONDUCIR A SU MUERTE:

Hecho: El reportero Pablo Emilio Medina, asesinado mientras cubría una toma de las Farc a la población de Gigante – Huila. Error: Se desplazaba en una moto militar. Hecho: El jefe de redacción de El Pilón, Guzmán Quintero Torres, denunció los excesos del Ejército en el Cesar. Error: Subestimó las amenazas y utilizó un lenguaje equivocado, sobre todo cuando tituló “Ejército asesinó a dos mujeres”, cuando se había tratado de un operativo en el que la muertes de la dos mujeres fue un accidente. La palabra “asesinar”, por ejemplo, consigue una intencionalidad que no hubo en este caso, lo cual es un tipo de error que eleva los niveles de riesgo.


10 | P á g i n a

Hecho: El periodista radial Carlos Lajud Catalán, que puso al descubierto muchos hechos de corrupción en la administración local del Atlántico en Barranquilla. Error: Atacaba con un lenguaje desafiante al sacerdote alcalde Bernardo Hoyos e incluso apelaba de una manera ofensiva y provocadora a aspectos de su vida íntima. Hecho: El columnista Gerardo Bedoya, subdirector del País de Cali, se levantó contra el poder corruptor del narcotráfico en el Valle del Cauca, denunciando a las mafias permanentemente en su columna. Error: Mostraba una excesiva agresividad hacia los objetivos de sus denuncias, hacía gala de una permanente arrogancia personal.

Hecho: El asesinato del humorista y periodista Jaime Garzón. Error: Haberse involucrado en mediación de secuestros le elevó enormemente el nivel de riesgo.


11 | P á g i n a

CONFLICTO ARMADO: EN LA COMUNA

l

os procesos comunicativos inspirados por el conflicto armado en la Comuna 13 dela ciudad de Medellín, también generaron percepciones y respuestas por parte de sus habitantes y organizaciones, lo cual ratifica la importancia que la comunicación adquiere no sólo en los contextos de guerra sino también en los de acciones colectivas y de iniciativas vinculadas con la búsqueda de la paz. Esta afirmación nos permite reiterar que, de una manera u otra, la población no ha estado al margen de la contienda bélica, como tampoco de las acciones colectivas encaminadas a restañar las heridas producidas por aquélla. Tales percepciones se refieren a la manera como, según representantes de la Comuna, ésta y sus distintos procesos sociales, políticos y militares, han sido asumidos por algunos medios de comunicación, tanto impresos como audiovisuales. Y a la par dedicas percepciones, aparecen las respuestas –incluidas las de tipo comunicativo- que desde la misma Comuna se han generado, partiendo de la capacitación y llegando a la producción de medios escritos y de televisión. Debemos advertir que tales iniciativas se dan en el contexto propio de las organizaciones comunitarias que poco a


12 | P á g i n a

poco comenzaron a reaparecer luego de la coyuntura propia de la Operación Orión1, con todo y la ofensiva de los grupos paramilitares.

Con base en los testimonios recogidos, en especial aportados por líderes comunitarios y jóvenes líderes de la Comuna, podemos identificarlos siguientes factores y sus respectivas expresiones: A. Las percepciones de los habitantes de la


13 | P á g i n a

Comuna, sobre la manera como son vistos ellos y su problemática por los medios masivos de comunicación. El estigma sóbrela Comuna, el amarillismo informativo, la descripción de atropellos cometidos por las partes enfrentadas, lo mismo que la labor de divulgar la guerra en sus distintas manifestaciones- y la intervención estatal en la Comuna; por otra parte, la deformación dela información; la invasión informativa de la privacidad de las personas; el comportamiento de los medios durante el postconflicto; la posición asumida por algunos medios al ejercer el papel de voceros oficiosos de la administración municipal. B. Acciones colectivas, en comunicación, desplegadas por grupos y habitantes de la Comuna: el chisme, los mensajes subliminales, la capacitación, la producción y difusión de medios de comunicación propios por parte de jóvenes líderes y como respuesta alternativa al los contenidos de los medios masivos. C. Medios de comunicación, según sus funciones y su cobertura de un conflicto armado como el de la Comuna 13: Aparecerlos temas de “lo masivo” y “lo alternativo”, con todo y lo problemático de uno y otro. ¿Podemos identificar medios masivos con carácter de “alternativos”? Salen a escena los medios que representan “lo alternativo”, aquellos que surgieron en la propia Comuna como respuesta al estigma de que son objeto que además asumen como una de sus


14 | P á g i n a

tareas la capacitación de jóvenes en materia de comunicación.

MEDIOS, PERCEPCIONES, ESTIGMAS Y OTRAS PRÁCTICAS.

“…Los medios de comunicación en muchos aspectos son superficiales, o sea, están interesados por el ya, lo que pasó y cómo se dio ya, y no rescatan lo otro, o sea, eso es muy trillado pero es cierto, entre los medios la noticia mala es la que más vende, es lo más atractivo; pero qué hay detrás de eso. Pues cuando uno va la Comuna 13 y ve pelaos montando grupos de

danzas, eso no, ¡ve, esto por qué no lo graban!, si uno va a la Comuna 13 y ve pelaos tratando de trabajar con niños y con ancianos, no; y si lograban dirán de una u otra manera que es que son desmovilizados, pues, (risa) ¡me entendéis!, siempre les hacen el tiro malo” “O sea, yo tengo una valoración de todo lloque fue el trabajo en los medios de


15 | P á g i n a

comunicación la valoración que yo hago recoge la valoración que desde el sentido común se hace y es con la difusión que ellos hicieron, así sea una

E

n estos testimonios de líderes sobre el papel de los medios de comunicación en relación con el conflicto de la Comuna 13, sobresalen algunos términos significativos. En primer lugar, aparece la expresión “noticia mala”, que trata de cuestionar la actitud de ciertos medios de interesarse más porros denominados “hechos negativos” en el caso de este sector de Medellín-, que para dicha situación equivale a los combates, a los muertos, altos heridos, a los desaparecidos y a los

intención amarillista, con la difusión que empezaron a hacer de lo que estaba pasando acá…”

desplazados que son producto de los enfrentamientos armados. Y como contrapartida, son calificados como “hechos positivos”, por ejemplo, los grupos de danzas que con jóvenes reconformaron en la Comuna y que reflejan el intento de resurgir en medio de la desesperanza.

Si bien se intuye el sentido del término “negativo “cuando se evalúa la tarea de los medios masivos de comunicación, es pertinente señalar lo problemático del mismo


16 | P á g i n a

porque es restringido y por ende confuso. Queremos plantear que no son negativos ni positivos los hechos como tales, entre otras cosas porque se trata de sucesos que han ocurrido y que están más allá de nuestras valoraciones personales. Por otra parte, porque se trata de calificativos bastante caprichosos, dado que lo que para una persona es “negativo”, para otro es “positivo”.

LA PERCEPCIÓN DE LOS JÓVENES.

“Es como estar pendiente solamente de lómalo que pasa, a eso es a lo que nos referimos, en el espacio de ZONA 4, en el periódico, el objetivo de nosotros es mostrar lo bueno, o sea, lo bueno que tenemos, acá hay gente buena, hay artistas, hay organizaciones y líderes queso preocupan por sus comunidades, es eso, pienso que sería nada más atentos a

que pasó algo malo y entonces vea, siempre en la 13, ese no sería el objetivo, así lo miraría desde lo personal, pero la realidad es otra, que búsquenlo bueno, que no estén siempre pendientes de qué es lo malo que tiene una comunidad o una Comuna o un sector”


17 | P á g i n a

manifestaciones comunicativas del postconflicto en la Comuna 13, por lo cual destacamos la que obedece a una iniciativa de grupos de jóvenes residentes allí, quienes decidieron prepararse para ser los propios voceros de la realidad de su sector, lo que a su vez implicaba la producción de medios de comunicación propios.

Los testimonios recogidos nos permitieron identificar otras

EL ESTIGMA SOBRE LA COMUNA.

“Creo que tenemos que ser personas coherentes, lo que pasó en la Comuna 13 fue terrible, yo inclusive pienso que los medios no alcanzaron a abarcar lo que pasó porque fueron cosas realmente

impresionantes, es su labor como medios, lo que nos toca ahora es cambiar ese estigma, porque de todas maneras quedamos estigmatizados, se tenía que mostrarlo que estaba pasando en la Comuna 13, en


18 | P á g i n a

ningún momento hay críticas ahí, más bien pienso que nosotros nos debemos dedicar a esa labor y es limpiar el nombre de la Comuna 13 y hacer de la Comuna algo diferente porque en realidad no podemos borrar lo que pasó, fue algo terrible, casi un Vietnam”. Sin perder de vista el carácter contradictorio que nuestro juicio predomina en materia de comunicación en lo que se refiere al conflicto de la Comuna 13, debemos señalar que una vez más los líderes jóvenes cuestionan el papel de

los medios al afirmar que no dieron cuenta cabal de todo lo sucedido en esta zona de Medellín y en especial sobre la situación social de ellos; por el contrario, sostiene el testimonio acá consignado, algunos medios cayeron en una especie de estigmatización de la Comuna, lo cual nos trajo a la memoria ese señalamiento nacional de que fue objeto en los años ochenta la Comuna Nororiental de Medellín, a raíz de la irrupción de sicarios, muchos de ellos provenientes de barrios pertenecientes a dicho sector de la Ciudad.


19 | P รก g i n a


20 | P á g i n a

EL PERIODISMO A LA LUZ DEL CONFLICTO.

T

ras 60 años de guerra, la narrativa mediática de Colombia está sazonada de lágrimas propias y ajenas. Medios colombianos de diferente peso y altura debaten sobre el papel que juegan en el camino hacia la paz transformadora: nuevos y tradicionales, masivos y alternativos, confesos partidistas y objetivos. El propio presidente Juan Manuel Santos ejerció la profesión, sobre la que su antecesor en el cargo, Álvaro Uribe, afirmó que solo hay dos tipos de periodistas: los enemigos y los amigos del terrorismo. Colombia se desangra. Lo lleva haciendo más de 60 años, en lo que se ha convertido en el

conflicto armado más longevo del continente americano. El país cafetero vive momentos de tensa coyuntura. Las Fuerzas

Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC- EP) y el Gobierno son comensales de la misma mesa de negociación. No es la primera vez. El país entero espera que sea la última. Lo cuentan día sí y día también los medios de comunicación. Periódicos, revistas y semanarios, canales radiofónicos y televisivos, así como nuevas y veteranas plataformas de cuño digital desgranan el menú diario que se cuece en La Habana (Cuba), adonde se trasladaron en noviembre los diálogos de paz


21 | P á g i n a

tras una primera toma de contacto en Oslo (Noruega).

DESDE 1977, 140 PROFESIONALES HAN SIDO ASESINADOS

Colombia es hoy “uno de los países más peligrosos del continente americano para el ejercicio de la profesión”, denuncia el último informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ubica este país en el puesto 129 de 179 en cuanto a la libertad de prensa. La radiografía que hace la FLIP en De las balas a los expedientes ofrece el mismo diagnóstico: “Sigue siendo uno de los países más peligrosos para ejercer este oficio, especialmente en el ámbito local”. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)

prolonga el dictamen: “Las amenazas se han vuelto permanentes. Desde la iniciación de los diálogos de paz en La Habana, aumentaron las acciones bélicas, lo cual genera

Un aumento de las situaciones de riesgo para los periodistas”. El Índice de Libertad de Expresión y Acceso a la Información Pública en Colombia corrobora desde finales de 2012 estos pronósticos. La impunidad es la dimensión más preocupante de las cuatro observadas, pues permanece


22 | P á g i n a

sin castigo el 87 % de los asesinatos a informadores registrados; las otras tres son el acceso a la información, el ambiente para la libertad de expresión y las agresiones directas.

AÚN SIN CASTIGO EL 87% DE ASESINATOS A INFORMADORES


23 | P á g i n a

E

l rol que juegan los medios de comunicación colombianos en el camino hacia la paz transformadora es vital. Son elementos clave en todo conflicto bélico. La información succiona o dilata la visibilidad de los actores bélicos y de las víctimas. “Son importantes porque durante décadas han dado a conocer las diferentes realidades de cada departamento. Explican cuáles son los motivos y las consecuencias de la aparición y el empoderamiento de uno u otro grupo armado en las regiones”, explica el periodista como El Tiempo Andrés Mauricio Caribello, que en estas líneas habla a título personal. Los periodistas son los historiadores del presente. Su incidencia en Colombia afecta

de manera decisiva el análisis y la opinión que mantiene la sociedad frente al conflicto social y armado: los urbanitas y los campesinos pero también las comunidades indígenas, los políticos, las mujeres y los hombres de negocios, así como el movimiento social analizan la guerra a través de las notas periodísticas.

¿Se han convertido los medios de comunicación colombianos en elementos activos a favor de una salida dialogada del conflicto? ¿Cuál es su papel como constructores/destructores de la paz/ guerra? ¿Hablan de la paz de La Habana o contemplan otros tipos de paz? ¿Cómo compaginan y cómo influyen sus intereses con la cobertura del conflicto? ¿Qué


24 | P á g i n a

fuentes consideran prioritarias a la hora de informar sobre la guerra? ¿Qué hay detrás de su decisión de apostar por un determinado lenguaje? ¿La ciudadanía está bien informada? ¿Periodismo o propaganda? Estos párrafos crecen a modo de virtual mesa de debate, con unos medios de muy diferente peso y altura poco acostumbrados a dialogar entre sí. Sus voces, presentadas en forma de diálogo a través de sus profesionales, solo se

cruzan realmente en estas líneas.

LA PAZ VISTA DESDE LOS MEDIOS.

T

odos los medios escriben, fotografían, radian y emiten sobre la paz. El binomio conflicto-negociación es la estrella informativa. ¿Pero todos entienden lo mismo por la paz? Porque la paz de La Habana tiene sus matizadas

réplicas en el interior de Colombia, desde iniciativas como el Congreso de los Pueblos y las Constituyentes de Paz. Los movimientos sociales, conjugados en un plural abierto, saludan el proceso de La Habana, aunque no se sienten representados. “Colombia lleva


25 | P á g i n a

tanto tiempo buscando la paz, que se ha convertido en un valor nacional apreciado pero jamás tenido. Y en este sentido, la paz es muy sensible para todos los colombianos, que al mismo tiempo están acostumbrados a mirar los procesos de diálogo con escepticismo, porque ha sido nuestra historia durante los últimos años”, reflexiona el director de la FLIP, Ignacio Gómez. Existen perspectivas distintas de la paz, desde quienes la conciben como la afonía de las armas hasta quienes la sueñan transformadora, pasando por quienes la vinculan con el fin de

las guerrillas. Las respuestas son diversas porque hay diferentes tipos de paz. En la cartilla elaborada por la Asociación para la Investigación Nomadesc, la paz negativa es la ausencia de confrontaciones armadas, la paz positiva representa la mejora de las condiciones de vida y la paz transformadora consiste en “un proceso vivo y activo que busca alterar los modelos violadores de la atención de las necesidades y del disfrute de los derechos”.

CONCLUSIONES.

CONCLUSIONES GENERALES. -Podemos concluir con que el conflicto armado y los medios de comunicación, con sus diferentes ramas (periodismo, radio, tv) van completamente de la mano.


26 | P á g i n a

-Los periodistas, son unas de las personas más afectadas por el conflicto, ya que son uno de los principales blancos de los grupos armados, gracias a que su información puede poner en evidencia ciertas cosas que los grupos armados no quieren revelar.

-Como lo es la comuna 13 de Medellín, muchas más zonas del país están totalmente afectadas por el conflicto, salvo que el país prefiere no entrometerse en ciertas zonas.

CONCLUSIONES ESPECÍFICAS

-Si ciertos reporteros/periodistas (mencionados: pág. 8) Hubieran seguido ciertas reglas o tal vez pensar un poco más


27 | P á g i n a

antes de actuar, hubieran podido salvarse de morir a manos de los paramilitares.

-Es gratificante ver que ciertas zonas del país (como lo es la comuna 13) tras haber estado largo tiempo bajo la mano de la corrupción, pueda recuperarse y salir adelante, dejando en el pasado el estilo de vida de temor y violencia.

-Como ya se evidencio, no todo lo que se muestra en los medios es 100% cierto, todavía el país sufre de manipulación de la información, además de que la paz que se muestra en el periódico, no es totalmente concreta.

REFERENCIAS CONSULTADAS http://www.rebiun.org/Paginas/Inicio.aspx


28 | P รก g i n a

http://www.pnud.org.co/img_upload/9056f18133669868e1cc 381983d50faa/Mediosdecomunicacionyconflicto_Version2.pd f

http://remapvalle.blogspot.com/2013/07/el-periodismocolombiano-la-luz-del.html

http://www.fnpi.org/fileadmin/documentos/Actividades/Activ idades_2013/Medios__periodismo_y_conflicto_armado.pdf

http://virtual.uptc.edu.co/revistas2013f/index.php/memorias_ local/article/view/1007


29 | P รก g i n a

Conflicto armado y medios de comunicación  

:)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you