Page 1


GIOVANNI TORRICELLI

2


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

ÍNDICE PRÓLOGO ......................................................................

5

RECOMENDACIÓN ADICIONAL .......................................

9

CAPÍTULO I

CELIBATO SACERDOTAL ........................... ORIGEN .................................................. FUNDAMENTOS BÍBLICOS .............................. CONSECUENCIAS ........................................

11 11 12 16

CAPÍTULO II

LA ORACIÓN ........................................... ORIGEN Y EJEMPLO ..................................... EL ROSARIO ............................................. FUNDAMENTO BÍBLICO ................................. CONSECUENCIAS ........................................

21 21 22 24 31

CAPÍTULO III AUTORIDAD PAPAL ................................. INFALIBILIDAD PAPAL ................................... FUNDAMENTOS BÍBLICOS .............................. CONSECUENCIAS ........................................ ABORTO ............................................. INFANTES MUERTOS ................................. CONFLICTOS SOCIOPOLÍTICOS ..................... ECOLOGÍA ........................................... PAÍSES CON BAJO CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO ...................................... PLANEACIÓN FAMILIAR ¿ANTINATURAL? .........

33 37 38 47 52 53 54 56

CAPÍTULO IV IMÁGENES .............................................. FUNDAMENTOS BÍBLICOS .............................. VIRGEN DE GUADALUPE ............................... 1531-1648 ....................................... 1648-1850 ....................................... 1850-2002 ....................................... SUSTENTO "APARICIONISTA" .......................... TRAMPAS ................................................ CONSECUENCIAS ........................................

65 66 68 70 77 83 94 101 103

3

60 61


GIOVANNI TORRICELLI CAPÍTULO V

SANTOS .................................................. DESCONOCIMIENTO INTERNO ......................... CIRCUNSTANCIAS PERSONALES ........................ ¿SANTIDAD INTRÍNSECA? ............................. POTESTAD DE JUICIO ................................... PROCEDIMIENTO SANTIFICADOR ....................... ORÍGENES DE LA COSTUMBRE .........................

107 107 111 113 119 121 122

EPÍLOGO ........................................................................

125

APÉNDICE "A" CARTA DE UN SACERDOTE AL PAPA. ..................... EL CELIBATO COMO EXPERIENCIA DE VIDA ............... APÉNDICE "B" CONVERSACIÓN DE FÁTIMA, HIJA DE MAHOMA, RELATIVA AL TASBIH (ROSARIO) ....................... APÉNDICE "C" SAN CIRILO, ARZOBISPO DE ALEJANDRÍA. DOS VISIONES. .............................................

137

4

141 143


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

PRÓLOGO Hace unos días escuchaba a una socióloga en un interesante programa de radio, que ponderaba la importancia de la siguiente frase: “Cada queja es un regalo”, aseguraba que un reclamo o llamada de atención, es algo que debemos agradecer. No puedo negar que esta aseveración al principio me causó cierta sorpresa. ¿Cómo podría ser posible que un reproche o crítica debiera ser algo digno de agradecer? A medida que esa dama fue exponiendo sus puntos de vista, no pude evitar reconocer que efectivamente tenía razón: Una “queja”, en la mayoría de las ocasiones, nos debe hacer reflexionar muy seriamente, es una especie de alarma que nos indica que algo de lo que hacemos requiere nuestra atención inmediata, antes que ello ocasione males mayores. Cosa que no sucedería si el “quejoso”, simple y sencillamente, optara por guardar un prudente silencio. Decía acertadamente esa socióloga que, justamente por eso, una reclamación o sugerencia —si es vista desde la perspectiva adecuada— constituye una especie de regalo que se nos hace, dado que quienes sean capaces de reaccionar favorablemente ante ellas serán los que se convertirán al paso del tiempo en personas, empresas u organizaciones altamente exitosas y confiables, enfocadas en servir, más que en ser servidas. Y, por el contrario, quienes sintiéndose poseedores de una especie de verdad absoluta, pretendan que sean los 5


GIOVANNI TORRICELLI

demás quienes deban ajustarse a ellos, con seguridad, tendrán un futuro muy incierto. El espíritu de este libro, justamente pretende eso: Hacer una respetuosa llamada de atención a las personas que conducen la Iglesia Católica, para que rectifiquen en lo que pudieran ser —desde el punto del vista del autor— algunas desviaciones doctrinales importantes que, aunque aparentemente inofensivas, no solamente se han opuesto a los principios doctrinales básicos, sino que han tenido resultados muy desafortunados. Si en forma involuntaria yo a mi vez cometiese algunos errores, suplico a los lectores me lo hagan saber, y les aseguro que lo recibiré justamente como lo que ahora pretendo, como un obsequio o una sincera llamada de atención para corregir algo. Estoy plenamente consciente de mis propias limitaciones. En este sentido adopto una actitud semejante a la manifestada por don Joaquín García Icazbalceta1 cuando le expresa su opinión al Arzobispo don Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos2 , con motivo de un análisis histórico sobre la verdad de las apariciones de la Guadalupana: “Si contra mi intención, por pura ignorancia, se me hubiese escapado alguna palabra o frase mal sonante, desde ahora la doy por no escrita...”

Extraordinario investigador mexicano (1825-1894), nació en la Ciudad de México y es considerado por muchos como uno de los mejores eruditos en Historia Colonial Mexicana. 1

Emitida a solicitud del Arzobispo citado, expresada a lo largo de 70 interesantísimos puntos en 63 páginas en su versión impresa. Octubre de 1883. Juan Diego y las Apariciones del Tepeyac, 2002, Editorial: Publicaciones para el estudio científico de las religiones. 2

6


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Pero que no se deseche mi exposición sin el debido análisis, ya que Dios nuestro Padre ha colocado sabiamente una pequeñísima dosis o porción de verdad en todos sus hijos, para que, precisamente mediante la intercomunicación, podamos accesar a una verdad más alta, aunque obviamente siempre supeditados al maravilloso Creador del Universo.

7


GIOVANNI TORRICELLI

8


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

RECOMENDACIÓN ADICIONAL La preparación de este texto fue realizada con estricto apego a lo establecido en la Biblia Cristiana, tanto en el antiguo como el nuevo testamento, cotejando en cada caso no solamente las versiones católica y protestante, sino una versión conjunta (también llamada ecuménica) aceptada por ambos. No obstante, alguno o algunos de los temas aquí tratados pueden tener un enfoque distinto a lo que usted podría haber conocido o practicado durante su vida, me atrevo a pedirle que, una vez iniciado el proceso de lectura, continúe hasta el final, ya que a lo largo del libro irá encontrando la mayoría de las respuestas a sus dudas. Paralelamente, si algo de lo expuesto en las páginas siguientes es diferente a lo que siempre ha creído, le ruego que no se sienta en lo personal ofendido, yo fui el primer sorprendido al encontrar serias divergencias entre lo establecido en la Biblia, con lo que actualmente se practica en muchas Iglesias. Lo más importante es estar conscientes de que si durante nuestra vida pensamos en cierta forma y de pronto descubrimos una serie de discordancias, no quiere decir que esas distorsiones sean imputables a usted o a mí, sino que en última instancia la responsabilidad recaerá sobre aquellas personas que, sintiéndose con facultades para ello, se atrevieron a llevar a cabo tales modificaciones, contraviniendo lo establecido por el propio Señor Jesucristo. Estoy convencido de que la abrumadora mayoría de los fieles católicos no son culpables de las transgresiones expuestas en este libro, incluso muchos miembros de la 9


GIOVANNI TORRICELLI

alta jerarquía de esa Iglesia tampoco estuvieron en su momento de acuerdo con muchas interpretaciones o alteraciones doctrinales, aunque “por obediencia” se plegaron a ellas. No es mi propósito crear ningún tipo de divisiones entre los creyentes en Jesucristo sino al contrario, la intención es: Propiciar que todos los grupos cristianos tengamos como común denominador el verdadero mensaje que Dios mismo quiso darnos.

10


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

CAPÍTULO I CELIBATO SACERDOTAL ORIGEN La palabra célibe proviene del latín1 y significa “soltero”, pero el hecho de que los ministros del culto católico permanezcan en ese estado, realmente no despertará en la inmensa mayoría ninguna extrañeza, ya que todos hemos dado por descontado el hecho de que ellos sean “célibes”. Desde la perspectiva social, muy pocas veces o ninguna, nos hemos cuestionado sobre el fundamento de esta costumbre. ¿Qué dice la historia al respecto? Contrario a lo que se cree, el celibato católico tiene más raíces paganas2 que cristianas. Muchos sacerdotes paganos siguieron esta norma en Babilonia, Líbano, Fenicia, Chipre, Siria, Efeso, Egipto y, siglos más tarde, muchos servidores públicos en Constantinopla3 . (Caelebs, caelibis) Joan Corominas, Diccionario etimológico de la lengua castellana. Editorial Gredos. 1

Como fue el caso de los seguidores del antiguo dios Mitra de Irán, doctrina que después se convirtió en una de las religiones dominantes en Roma en el siglo II dC. Los seguidores de este culto adoraban al sol y practicaban la continencia sexual. Libro de los Sucesos de Isaac Asimov, Editorial Lasser Press. 2

http://www.jornada.unam.mx/2000/abr00/000423/mas-santa.html Cabe mencionar que, en muchos de estos sitios, no hacían simplemente una especie de “promesa” o “voto” de castidad, ya que ello no garantizaba el apego a esa norma, y no pocas veces se prestó a importantes desórdenes en este sentido, lo que generaba el efecto contrario al buscado. Por lo cual, realizaron una castración física: “Generalmente, los cambios dinásticos se preparaban en Palacio por los eunucos. Eran profesionales del gobierno, que, al ser castrados, se habían consagrado a servir al Estado. Muchos oficiales de alta categoría, casi la mitad de los funcionarios bizantinos, habían de ser necesariamente eunucos.” (Summa Artis, Historia general del Arte, Constantinopla, Vol. VII, pág. 14, José Pijoán, Editorial Espasa Calpe, 1961) 3

11


GIOVANNI TORRICELLI

En los primeros 1,100 años del Cristianismo, esta práctica no existió en forma obligatoria, lapso en el cual, 37 papas fueron casados y tuvieron hijos4 . El origen de esta práctica en el ministerio católico se remonta al segundo y cuarto concilios de Letrán, (años 1139 y 1215) cuando en forma definitiva y obligatoria se estableció el celibato sacerdotal5 .

FUNDAMENTOS BÍBLICOS Sería entendible preguntarnos: ¿Qué es lo que dice el libro máximo —la Biblia— del cristiano en este sentido? ¿Fue una recomendación expresa de Jesucristo o de alguno de los primeros cristianos? Quizá le sorprendería saber que no fue así6 . Si cualquiera de nosotros lee cuidadosamente todas las palabras de Jesucristo al respecto7 , apreciaremos que http://www.lcc.uma.es/~ppgg/html/cgentes.html “Curiosidades de la ciencia y de la vida” Gente y hechos memorables. 4

Concilios convocados por los papas Inocencio II e Inocencio III, respectivamente. www.churchforum.com/info/Historia/Concilios.htm Se estima que el celibato católico romano se dio en forma gradual, ya que si bien antes del siglo X estuvo considerado en alta estima, nunca se llegó al extremo de prohibir el matrimonio para sus ministros, ello no ocurrió hasta las fechas citadas. A conclusiones similares llega el análisis histórico independiente de Abimael Macías Cruz, plasmado en uno de sus libros: No te dejes engañar, 2002) http:// www.prodigyweb.net.mx/abimaelmacias 5

El Señor Jesucristo, habiendo nacido dentro del judaísmo, estaba acostumbrado a ver a los ministros del culto —rabinos— casados, costumbre que prevalece hasta el día de hoy. Cabe mencionar que Jesucristo no hizo mención alguna al celibato entre ellos. No solamente no se considera un impedimento entre los miembros del judaísmo el hecho que sus ministros sean casados, sino quizá más bien podría representar una limitante el ser soltero. 6

7

Analice el siguiente ejemplo de ello:

12


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

aunque el Señor tuvo en alta estima el celibato, nunca lo estableció como una especie de requisito ministerial. Cuando Jesús destacó su propia condición en ese sentido, la mostró como producto de una decisión voluntaria de carácter personal, y ni Él ni ninguno de los apóstoles, en momento alguno, la establecieron como una especie de condición obligatoria8 . Prueba de ello que un poco más adelante en el tiempo, en la carta pastoral9 de San Pablo a Timoteo (1ª Timoteo, Cap. 3º 1), cuando se refiere a los requisitos de los ministros, dice textualmente: En San Mateo 19º 12, dice “Hay diferentes razones que impiden a los hombres casarse: unos ya nacen incapacitados para el matrimonio, a otros los incapacitan los hombres, y otros viven como incapacitados por causa del reino de los cielos”. Para efectos del presente libro, y pensando en los grupos de procedencia católica o protestante que lo analicen, en forma deliberada estamos empleando una Biblia cuidadosamente preparada, que obtuvo la conformidad de expertos bíblicos tanto católicos como protestantes, bajo el auspicio de “Sociedades Bíblicas Unidas” (Año 2000) Texto autorizado por el Obispo Católico Raymundo Damasceno Assis, (Obispo Auxiliar de Brasilia, Secretario General del CELAM). Fue traducida directamente desde los textos originales en hebreo, arameo y griego. Se ofrecen disculpas a los grupos protestantes por ello, ya que, en opinión de diversos eruditos en la materia, la versión más apegada a los textos originales es la Biblia de Casiodoro de Reina (1569), revisada por Cipriano de Valera (1602), revisada más tarde en 1862, 1909, 1960; y posteriormente cotejada con diversas traducciones y con los textos en hebreo y en griego. Pero el empleo de esta Biblia en particular obedece a la necesidad de utilizar una sola versión, y que la misma hubiera sido revisada por eruditos católicos. Se invita al lector a comparar los textos aquí citados, con la versión de su preferencia, aunque estamos seguros que las diferencias que encontrará serán mínimas. En muchas otras citas, haremos referencia a las 3 versiones, ecuménica, católica y protestante. El mismo San Pablo (en este caso, dirigiéndose a toda la comunidad) hace también voluntario el celibato, a través del siguiente consejo (1ª Corintios 7º 8): “A los solteros y a las viudas les digo que es preferible quedarse sin casar, como yo. Pero si no pueden controlar su naturaleza, que se casen, pues más vale casarse que consumirse de pasión.” 8

Carta denominada por los eruditos católicos y protestantes en la materia como “Pastoral”, ya que está específicamente dirigida a los ministros del culto. 9

13


GIOVANNI TORRICELLI

“Si alguno aspira al cargo de presidir una comunidad10 , a buen trabajo aspira. Por eso, el que tiene este cargo ha de ser irreprensible. Debe ser esposo de una sola mujer y llevar una vida seria, juiciosa y respetable. Debe estar siempre dispuesto a hospedar gente en su casa, debe ser apto para enseñar; no debe ser borracho ni amigo de peleas, sino bondadoso, pacífico y desinteresado en cuanto al dinero. Debe saber gobernar bien su casa y hacer que sus hijos sean obedientes y de conducta digna...” Al parecer, fueron razones de índole práctica11 y de naturaleza meramente material, las que en el siglo XII y XIII impulsaron a la alta jerarquía católica a realizar esta importantísima transformación en el estado civil de sus ministros. Sin embargo, cuando llevaron a cabo este cambio, o no conocían bien el contenido íntegro de la Biblia12 , o minimizaron su importancia, porque se sorprenderá al des-

En la versión de Casiodoro de Reina, por “cargo de presidir una comunidad”, lo cita como “Obispo”. 10

Aparte de las supuestas razones de disponibilidad de tiempo, cosa muy discutible, ya que hay profesiones muy sacrificadas, como las de un médico cirujano y partero, (y otras muchas) en los que no necesariamente deberá el interesado ser “soltero” para ejercer y entregarse plenamente a su profesión, ya que incluso su celibato podría representar una limitante. Todo parece indicar que, entre otras, hubo razones de índole testamentaria del propio ministro, que cada uno de ellos buscaría favorecer a su familia con sus bienes personales, más que a la propia congregación. 11

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, las diferencias entre católicos y protestantes no se deben a que ambos grupos posean “diferentes traducciones bíblicas”, todas las versiones católicas y protestantes que conozco, dicen prácticamente lo mismo, la única diferencia entre una y otra es que la Biblia protestante tiene 66 libros, y la católica incluye 9 libros adicionales: “Tobías”, “Judith”, “Esther”,”Macabeos” (2), “Eclesiástico”, “Sabiduría”, “Baruc” y un pequeño apéndice de “Daniel” que los protestantes optaron por no incluir, 12

14


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

cubrir que, desde el mismo comienzo de la era cristiana, el propio San Pablo nos previno en forma increíblemente dura contra el celibato obligatorio, como veremos en la misma carta pastoral citada (1ª Timoteo 4º 1): “Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos renegarán de la fe, siguiendo a espíritus engañadores y enseñanzas que vienen de los demonios. Harán caso a gente hipócrita y mentirosa, cuya conciencia está marcada con el hierro de sus malas acciones. Esta gente prohíbe casarse...” 13 Resulta total y absolutamente incomprensible, cómo se atrevieron a colocarse ellos mismos en esta situación, si en forma expresa y clarísima —doce siglos antes— recibieron esa severa advertencia. dado que no se encontraba en el texto hebreo-arameo tradicional, sino sólo en griego, pero dichos libros adicionales, sean incluidos o excluidos, no alteran o modifican en absoluto los principios de la doctrina cristiana. He conocido algunos protestantes que se documentan en textos católicos. La diferencia básica entre ambos grupos se deriva del hecho que los protestantes arguyen que los católicos no se apegan a lo establecido en la Biblia. La única diferencia relevante de esta versión con las otras traducciones católicas o protestantes, es que en el último párrafo de este texto, donde dice “prohíbe casarse” los demás traductores lo sitúan en tiempo futuro: “prohibirán casarse” o “prohibirán el matrimonio”, lo que parece más razonable, ya que al comienzo del párrafo especifica claramente que se está refiriendo a un hecho futuro: “en los últimos tiempos”. Además, en otras partes dice “renegarán de su fe” estableciendo que se trata de algo por ocurrir. Compare usted mismo: (Versión católica, traducción de Félix Torres Amat, Obispo de Astorga) “Pero el Espíritu Santo dice claramente que en los venideros tiempos han de apostatar algunos de la fe, dando oídos a espíritus falaces y a doctrinas diabólicas, enseñadas por impostores llenos de hipocresía, que tendrán la conciencia cauterizada, o ennegrecida de crímenes, quienes prohibirán el matrimonio...” (Versión protestante, traducción de Casiodoro de Reina) “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse...” 13

15


GIOVANNI TORRICELLI

¿Qué razones los impulsaron a ello? ¿Por qué no tomaron en cuenta lo establecido en la Biblia? ¿Podría una razón de índole material o supuestamente “práctica”, estar por encima de la propia doctrina?

CONSECUENCIAS Independientemente del alejamiento doctrinal a lo que señalan las Escrituras, podríamos decir que se generó con esta medida una muy larga cadena de inconvenientes y, entre los más relevantes, se pudieran mencionar tres: El primero de ellos fue el daño ocasionado a los propios ministros del culto católico. Muchos de ellos se vieron disminuidos en su potencial a lo largo de su vida por esta causa, como expresó —entre tantos casos— valientemente un sacerdote después de 39 años de sacerdocio14 . En ese texto, el sacerdote afirma: “No encuentro ni una palabra en las Sagradas Escrituras que justifique el celibato obligatorio y existen muchas razones por las cuales se debe justificar el matrimonio. Los sacerdotes y los obispos se casaron durante los primeros mil años de vida de la Iglesia y luego algún Papa inventó esta regla, la cual, creo, es injusta15 .” Un poco más adelante, en su carta añade: “Seguiré siendo un sacerdote dedicado a su parroquia mientras Dios permita que haga este trabajo. Y seguiré tratando de vivir este pseudocelibato. Pero la verdad es que creo alguien tendrá que verse con Dios 16 por ser el hombre responsable para que yo y tantos más vivamos esta tortura innecesaria.” Carta anónima de un sacerdote enviada al Papa, relativa al celibato. Copia de esta carta se anexa en el Apéndice A y su texto íntegro fue obtenido del sitio web http://www.sjsocial.org/crt/celibe.htm/ 14

A lo largo de este libro, en los textos que hayan sido copiados de otro impreso, no se realizó ninguna corrección gramatical o de estilo, para respetar su contenido original. 15

16

Subrayado por el autor.

16


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Su grado de frustración se hace patente especialmente en una parte que expresa: “Antes que yo muera, quise decirle (es una carta dirigida por este sacerdote al Papa) algo que me ha molestado ya por los treinta y nueve años de mi sacerdocio. Durante ese tiempo he sido presbítero en una parroquia, salvo por unos años durante los cuales servía como capellán para la Fuerza Aérea. Me gusta ser un padre de parroquia, sirviendo a Dios y a su pueblo mediante mi trabajo.” “Sin embargo, la regla del celibato me da más y más coraje conforme pasan los años. Ahora tengo sesenta y cuatro años y antes de morirme quise decirle lo que yo pienso. Dios dijo: ‘No es bueno que el hombre esté solo’. Creo que la parroquia debe permitir que los sacerdotes se casen si el sacerdote quiere el matrimonio.” “Soy un buen padre, pero habría sido mejor si hubiera tenido una esposa. Conforme avanzo en edad, más reconozco la necesidad de una compañera. Amaría su cuerpo también, porque es la razón por la que Dios creó a los hombres y a las mujeres como son. No siento que fue un error de Dios, ni que degrade el espíritu de la persona.” Como éste, hay infinidad de casos, la diferencia estriba en que unos se atreverán a decirlo y otros, por obediencia, preferirán callarlo17 .

Adicionalmente, un estado forzoso de abstinencia sexual permanente, — salvo en algunos casos especiales como eligió en forma voluntaria San Pablo— puede ser nocivo para la salud: “Tener una vida sexual sana y normal es la mejor forma de prevenir muchos problemas, incluyendo desórdenes prostáticos; como en tantos otros campos, la moderación es la alternativa más sana.” (“El libro de la Próstata”, Dr. Lee Belshin, Editorial Grijalbo, 1997, pág. 30) Obviamente nos referimos a una sexualidad sujeta a los valores y principios superiores del hombre y aprobados por Dios en su palabra. 17

17


GIOVANNI TORRICELLI

El segundo grupo de consecuencias negativas lo constituye el hecho de que esta medida del celibato forzoso limitó extraordinariamente el número de ministros que habrían podido seguir eficientemente esta labor o profesión, lo que a su vez evitó que se hubiesen atendido mucho mejor las necesidades espirituales de numerosísimos fieles católicos. Por todos es sabido que el número de sacerdotes católicos, con relación a la cantidad de fieles que deben atender, es muy reducido, y, la verdad, sería prácticamente imposible, evaluar el tremendo daño ocasionado por esta causa.18 El tercer grupo de efectos negativos son las graves irregularidades conductuales, derivadas en gran parte por esa medida. Existen infinidad de casos plenamente documentados de grandes escándalos, protagonizados por los propios ministros del clero católico. Uno entre tantos es el del Fundador de los “Legionarios de Cristo”, el sacerdote Marcial Maciel19 , de quien describe una de sus víctimas: “Descalificaba el amor a la mujer, pero el amor carnal contra natura, con él era santo.”20 La lista de casos similares sería interminable y haría prácticamente imposible cuantificar el descomunal daño contra los fieles, los ministros y la propia alta jerarquía católica de este cambio impuesto hace 8 siglos. De acuerdo a cifras de la Conferencia del Episcopado Mexicano, (CEM), en México cada sacerdote católico debe atender a 6,382 fieles, lo que a todas luces es insuficiente. Datos publicados en el periódico Reforma, el 16 de mayo de 2004. 18

Descrito ampliamente en el libro “EL LEGIONARIO” de Alejandro Espinosa, Editorial Grijalbo 2003. 19

20

Op.cit. pág. 69.

18


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Este tipo de escándalos no solamente han dañado a la propia iglesia católica en general, sino a infinidad de fieles en lo particular. Por ejemplo, en una parte del libro ya citado21 , menciona el autor el deterioro sufrido también a su fe religiosa personal con motivo de los abusos de que fue víctima. ¿Habrán valido la pena todas esas terribles consecuencias por imposición del celibato hace alrededor de 8 siglos? ¿Serán tantas las ventajas de orden “práctico”, como para justificarlo? ¿O tal vez ni siquiera existieron tales beneficios, y no fue más que un gran error humano y religioso? Afortunadamente, la misericordia de Dios está permanentemente abierta y al alcance de todo ser humano que lo desee con sinceridad, y una rectificación en este sentido le haría un gigantesco beneficio a ese amplísimo sector del grupo cristiano, que es, justamente, la comunidad católica del mundo.

Op.cit. A lo largo del libro el autor relata cómo sus víctimas perdían su propia fe religiosa, (pág. 85) “(Nombre de una de las víctimas de Marcial Maciel) asqueado del harén, colgó sotana y religión del mismo clavo, terminando en un ateísmo pasional y confundido, hasta desembocar en orgías de vodka que lo llevaron al suicidio en un hotel de Moscú”, y el daño moral generado: Tuvo el autor de ese texto que ser sometido a psicoanálisis por los abusos a que fue sometido. (pág. 56) “Aquí presento la historia que viví, el doloroso abuso del que fui víctima en la edad más vulnerable por parte de una persona cuya fachada es un fraude. En este libro va mi vida entera, todo lo logrado con el psicoanálisis profundo que me vi obligado a poner en práctica conmigo mismo para poder sobrevivir.” 21

19


GIOVANNI TORRICELLI

20


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

CAPÍTULO II ORACIÓN CRISTIANA ORIGEN Y EJEMPLO Estoy plenamente convencido de que la oración es, ni más ni menos, la vía que Dios estableció para que en forma franca y abierta, le planteemos nuestras necesidades. Nadie como Él para saber lo que requerimos y la forma como podemos solucionarlo. Por ello puso además ante todos, el ejemplo cristiano máximo: Jesucristo. Su actuación, también en el caso concreto de la oración, nos ilustra sobremanera. ¿Cómo procedía Jesús en este sentido? Tenemos una gran cantidad de pasajes donde notaremos que, —a pesar de su naturaleza divina— no únicamente oraba, sino hasta conoceremos la forma como lo hacía. Por citar sólo una de esas veces: La oración en el huerto de Getsemaní1 . Como en esa vez en particular oró en voz alta2 , podemos reflexionar... ¿Cómo oraba? ¿Se puso a recitar los salmos? ¿Realizó lecturas de lo dicho por Moisés, Abraham, María o alguno de los ángeles? ¿Hizo repeticiones de extractos de las palabras de los profetas? O, más bien, ¿expuso con sus propias palabras, en forma franca y abierta sus necesidades?

San Lucas 22º 41. “Se alejó de ellos como a la distancia de un tiro de piedra, y se puso de rodillas para orar.” 1

Deducimos que el Señor oró en esa ocasión en voz alta, ya que sus discípulos escuchaban claramente lo que Él decía, a pesar de estar separado de ellos “a la distancia de un tiro de piedra.” 2

21


GIOVANNI TORRICELLI

Imaginémonos por un momento que uno de nuestros hijos desea comunicarse con nosotros o pedirnos algo y, en vez de exponernos su petición en forma abierta y clara, se limita a hacernos una larga repetición de frases de algún héroe nacional o líder religioso, palabras expresadas además en un entorno diferente al que está viviendo en ese momento nuestro descendiente. ¿Preferiríamos que simple y sencillamente nos expresara sus deseos? ¿No cree que podríamos ayudarle mejor si se dirige a nosotros en forma natural y espontánea? Hago esta serie de reflexiones para que analice usted mismo, una de las formas sugeridas de oración por la jerarquía católica3 .

EL ROSARIO Después de escudriñar cuidadosamente la Biblia, tratando de encontrar el más leve vestigio o fundamento de esta tradición católica; al no encontrar en ella la más mínima mención al respecto, se desarrolló en mí un gran interés y curiosidad por conocer sobre el verdadero origen de esta práctica. Por ello, cuando en una ocasión me encontraba en un país árabe, con gran sorpresa noté que el guía, que era musulmán, traía en su mano una bonita cadena de pequeñas cuentas de jade, e iba deslizándolas una a una sobre sus dedos, a la usanza del rosario católico, por lo que me apresuré a preguntarle sobre la procedencia4 y propósito de ese objeto que sostenía. La práctica del Rosario, aunque existe desde el siglo XII, fue impulsada fuertemente desde el siglo XVI con el Papa Pío V, que prescribe y recomienda a todo el mundo el rezo del Rosario como tal. Fue fomentado aún más desde 1878 hasta 1903 con el Papa León XIII, posteriormente con Pío XI en 1937 y luego con Juan Pablo II desde 1978. (Portal católico = www.encuentra.com ) 3

En algunos países le llaman SIBAH y en otras regiones como Irán, Pakistán y otros, se le conoce como TASBIH. 4

22


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

El guía, muy amable, me hizo saber que cuando pasaba cada una de esas cuentas, elaboraba un pensamiento hacia Dios5 , lo cual, lejos de aclarar mis dudas sobre el tema, las avivó aún más. Después de una amplia investigación en ese sentido, puedo decirle que todo parece indicar que lo que conocemos actualmente como el rosario6 , no es más que la versión católica de esa práctica musulmana7 , misma que se trasladó hacia la civilización europea, después de la inevitable transferencia recíproca de costumbres8 y tradiciones que se llevaron a cabo inmediatamente después de las primeras cruzadas9 .

5

Alah en árabe.

Le invito a analizar lo que la tradición musulmana (en el texto anexo se la llama TASHBI) dice al respecto, en una conversación de Fátima, hija de Mahoma, donde lo menciona. Apéndice B. (www.organizacionislam.org.ar/ tasbih.htm) 6

Aunque la cultura árabe a su vez, seguramente la adquirió del Budismo (cuyo creador fue Siddartha Gautama en la India, alrededor de 5 siglos antes de Jesucristo) Enciclopedia Compton 1997. El nombre que los budistas emplean para esta “cadena de cuentas” es “malla”. El malla es más usado por la tradición tibetana, consta de 108 cuentas, y es un símbolo del ciclo de samsara. Los tibetanos invocan un mantra por cada cuenta que pasa. 7

Como dato curioso, otro hábito adquirido por esos años, se derivó del “descubrimiento” (por los europeos) del proceso de extraer dulce de algunos frutos y plantas para luego refinarlo para su consumo humano, (azúcar común) práctica hoy en día tan difundida y desgraciadamente asociada con muchos problemas de salud. Se trasladó este hábito hacia la civilización europea a través de la cultura árabe, después de las cruzadas, y había llegado a ellos a su vez desde la India, que es donde comenzó a practicarse esa costumbre (Siglo V a.C.) de extraer jugo dulce, hervirlo, cristalizarlo y consumirlo. Compton’s Interactive Enciclopedia 1994. 8

La primera cruzada, bajo el lema de “Es el deseo de Dios” e impulsada por el Papa Urbano II, se llevó a cabo de 1096 a 1099, y la segunda de 1147 a 1149. Compton’s Interactive Enciclopedia 1994. y “El Hombre en busca de Dios” F. W. Franz (Grupo Editorial Ultramar, S.A. de C.V. 1990). 9

23


GIOVANNI TORRICELLI

Por ello, veremos que esta práctica aparece en nuestra civilización occidental a partir del siglo XII, aunque originalmente llevaba otros nombres: “El salterio de María”, el rosario dominicano o mariano, “Vita Christi” y otros10 , desde que Santo Domingo de Guzmán (1170-1221), gran impulsor de este rezo, fundó la orden de los Predicadores (los dominicos).11

FUNDAMENTO BÍBLICO Haciendo a un lado aspectos de mera antropología social, en cuanto al verdadero origen de esta práctica, lo más importante para un cristiano es conocer lo que está establecido en la Biblia. Cuando el Señor Jesucristo nos pone como un ejemplo de oración perfecta el “Padre Nuestro”, la verdad es que cualquier persona que lo analizara cuidadosamente, no podría encontrarle al mismo, —a pesar de su aparente sencillez— la más pequeña falla. Cosa que no ocurrirá, como veremos en las páginas siguientes, con las creaciones meramente humanas, como es el caso de la oración conocida como el “Ave María”, y que es la piedra angular del Rosario.

10

Historia del Rosario (www.ixeh.net/faith/Tesoro/Mayor or/history_so.htm).

Se ha intentado sin éxito (“Historia del Rosario” Encuentra.com “portal católico”) situar al rosario más atrás en la Historia (año 650 d.C.), arguyendo que en el misal romano de esos años ya se mencionaban las palabras: “Dios te salve María”, pero es importante mencionar que esa frase, más que provenir de algún tipo de rosario mariano, se deriva del anuncio del Arcángel Gabriel a María, citado en Lucas 1º 28, ya que del rosario como tal, y principalmente como una especie de cadena de repeticiones, no encontrará referencia histórica confiable anterior al siglo XII. 11

24


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Cuando el Señor Jesucristo nos habló sobre la oración12 , dijo textualmente: “Y al orar no repitan ustedes palabras inútiles, como hacen los paganos, que se imaginan que cuanto más hablen más caso les hará Dios.”13 Si bien el Señor hizo hincapié en muchas ocasiones sobre la necesidad de orar14 , la más grande falla de lo que conocemos como el Rosario, —aparte de ser una cadena de repeticiones que no salen del propio corazón del creyente— es que el enfoque de esa práctica se orienta mayoritariamente hacía Santa María. No solamente no existe en toda la Biblia la más mínima sugerencia a ese tipo de invocación, sino que en multitud de ocasiones se expresa en forma muy clara, que la oración se debe dirigir única y exclusivamente hacia Dios. Analice, por ejemplo, la frase siguiente (Hechos 4º 11) “Este Jesús es la piedra que ustedes los constructores despreciaron, pero que se ha convertido en la piedra principal. En ningún otro hay salvación, porque en todo el mundo Dios no nos ha dado otra persona por la cual podamos salvarnos.”15

Citado en San Mateo 6º 7, en cuya parte final, el Señor presenta, a manera de oración idónea, el “Padre nuestro.” 12

En todos los textos citados en la parte superior, describiremos la versión “ecuménica” y cuando exista alguna pequeña diferencia en el lenguaje, compararemos también las versiones católica y protestante. Versión católica: “En la oración, no afectéis hablar mucho, como hacen los gentiles, que se imaginan haber de ser oídos a fuerza de palabras.” Versión protestante: “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.” 14 Como cuando expresa (San Lucas 11º 9): “Así que yo les digo: Pidan, y Dios les dará; busquen, y encontrarán; llamen a la puerta, y se les abrirá. Porque el que pide recibe; el que busca, encuentra; y al que llama a la puerta, se le abre.” 13

Subrayado por el autor. En la versión católica se expresa: “Fuera de Él no hay que buscar la salvación en ningún otro. Pues no se ha dado a los 15

25


GIOVANNI TORRICELLI

Por más que usted buscase, —incluso lo exhorto a que lo haga— no encontrará la más leve mención en parte alguna de la Biblia, que para dirigirnos a Dios, debamos emplear algún tipo de intercesores, gestores, puentes o intermediarios. Y no sólo eso, sino que en toda las citas al respecto, se señala claramente que los cristianos tenemos como único camino a Jesucristo16 . ¿Por qué entonces ese empeño de ubicar a Santa María en esa posición, en muchos ruegos como el rosario? Independientemente de una serie de reflexiones que compartiré con usted en los capítulos siguientes, le anticipo que la razón de ello se debe a una especie de alejamiento paulatino a lo largo de los siglos, de lo establecido en la Biblia. Al paso de los siglos, —como analizaremos más adelante— la alta jerarquía católica sintió que tenía en sus manos la prerrogativa de ir alterando una serie de aspectos de la vida cristiana, haciendo a un lado, inexplicablemente, lo establecido por Jesucristo. Si examinamos la oración que mayoritaria y repetitivamente se realiza en el Rosario, —el “Ave María”— hombres otro nombre debajo del cielo, por el cual debamos salvarnos.” La versión protestante dice: “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Una entre tantas es la cita en San Juan 14º 6, “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre.” (Subrayado por el autor) Versión católica: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre sino por mí.” Versión Protestante: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” 16

26


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

veremos que la primera mitad es una especie de “composición” entre el saludo que el Arcángel Gabriel le hace a Santa María en el momento de la “Anunciación”, y la frase de bienvenida que su parienta Elisabet le expresa al recibir su visita.17 En la segunda parte, segmento ya “preparado” por algún autor católico, se hace mención de Santa María como “Madre de Dios”. ¿Es esto coincidente con la realidad? No podemos dejar de observar como la propia Santa María se considera a sí misma: Después de haber recibido las buenas nuevas del Arcángel Gabriel, se autoproclama “esclava del Señor”, y un poco más adelante, al visitar a su parienta Elisabet, expresa su agradecimiento hacia quien ella denomina “Su Señor” y “Su Salvador”18, que ha puesto los ojos en “la bajeza de su sierva”.19 Además, ¿cómo podría María en realidad ser Madre de Dios, si Jesucristo ya existía desde antes que el mundo fuese? 20 17

San Lucas 1º 30-42.

Nótese que en el hecho de expresar de su propia voz estas dos sencillas palabras: “Mi Salvador”, está declarando su necesidad de ser salva ella misma, por la acción misericordiosa de Dios. 18

San Lucas 1º 46 “María dijo: Mi alma alaba la grandeza del Señor, mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. Porque Dios ha puesto sus ojos en mí, su humilde esclava.” Versión Católica: “Entonces María dijo: Mi alma glorifica al Señor, y mi espíritu está transportado de gozo en el Dios Salvador mío: porque ha puesto los ojos en la bajeza de su esclava.” Versión protestante: “Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva.” 19

San Juan 17º 4: “Ahora, pues, Padre, dame en tu presencia la misma gloria que yo tenía contigo desde antes que existiera el mundo” o en San 20

27


GIOVANNI TORRICELLI

¿Desde cuando existía Jesucristo? Juzgue por usted mismo y analice el Capítulo 1º del Evangelio de San Juan, donde en su primera parte se menciona: “En el principio ya existía la Palabra; y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios...” Un poco más adelante de ese mismo capítulo continúa: “la luz verdadera que alumbra a toda la humanidad venía a este mundo, aquel que es la Palabra estaba en el mundo.”21 O sea, ciertamente el hecho de haberse formado en carne como nosotros, fue un mérito extraordinario, cuyo origen provino exclusivamente del deseo expreso y poder de nuestro Padre maravilloso del cielo, valiéndose de los medios que Él mismo había creado, como en este caso, fue la propia Santa María. Es muy común analizar este tipo de cosas exclusivamente desde un contexto meramente “humano”, imaginándonos que en la vida futura subsistirán esas relaciones sociales actuales de “parentesco” o estado civil, cuando no son sino meros procedimientos circunstanciales de que Dios se vale para desarrollar su obra. En una ocasión, por ejemplo, los saduceos cuestionan a Jesucristo sobre la condición de casada en la vida futura de una cierta mujer que tuvo varios maridos, y Él les contesta:

Juan 8º 57: “Los judíos dijeron a Jesús: —Todavía no tienes cincuenta años, ¿y dices que has visto a Abraham? Jesús les contestó: —Les aseguro que yo existo desde antes que existiera Abraham.” (Abraham vivió alrededor de 1,850 años antes de la venida de Jesucristo sobre la Tierra, o sea, más de cuatro siglos antes de Moisés). Subrayado por el autor. La versión católica expresa: “En el principio era ya el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios.” Un poco más adelante continúa: “El Verbo que era la luz verdadera que alumbra a todo hombre, vino al mundo.” 21

28


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

“¡Qué equivocados están, por no conocer las escrituras ni el poder de Dios! Cuando los muertos resuciten, los hombres y las mujeres no se casarán, pues serán como los ángeles que están en el cielo.” 22 A menudo se nos olvida que el verdadero origen de todo ser humano en el planeta, incluyendo por supuesto la propia Santa María, proviene de Dios. Aún si juzgásemos bajo esa visión limitada y meramente humana, o sea considerando una situación de “parentesco”, la primera “madre de todas las madres”, vendría a ser la propia Eva, y la verdad es que a nadie se le ha ocurrido, o al menos hasta el momento, denominarla “madre de Dios” tampoco, porque para todos es claro que Eva fue creada por Dios. Imagine por un momento que a los padres terrenales de Santa María, alguien empezase a denominarlos como “abuelitos de Dios”. Estoy seguro que ese término le parecería totalmente sin sentido, ¿no es así? usted se daría cuenta que tanto ellos como Santa María, San Pedro, San Pablo, usted, yo y todos los demás, fuimos hechos por el poder incomparable del Señor del cielo. Prueba irrefutable de la verdadera paternidad de todos los humanos, está en forma clara expuesta en San Juan 1º 12: “Pero a quienes lo recibieron y creyeron en Él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. Y son hijos de Dios no por la naturaleza ni deseos de los humanos, sino porque Dios los ha engendrado.” 23

La versión protestante dice: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios...” y más adelante “Y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros.” San Mateo 22º 29 (Hay similitud total en el sentido de las versiones católica y protestante). 22

23

Subrayado por el autor.

29


GIOVANNI TORRICELLI

Por otra parte, el mismo Jesucristo a través de sus diálogos, expresa su deseo de no situar en un lugar de preeminencia a María. 24 Adicionalmente a este enfoque del Rosario hacia Santa María, en la segunda parte del “Ave María”, y también con una visión más humana que divina, se le asigna un papel de intercesora: “Ruega por nosotros los pecadores”, siendo que expresamente se señala en la Biblia que, es deseo del Señor que todos nos dirijamos hacía Él en forma directa, sin ningún tipo de intercesores, gestores o intermediarios. 25 Versión católica: “Pero a los que le recibieron, que son los que creen en su nombre, dióles el poder de ser hijos de Dios. Los cuales no nacen de la sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de querer de hombre, sino que nacen de Dios por la gracia.” Versión protestante: “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” Como en San Mateo 12º 47: “Alguien avisó a Jesús: —tu Madre y tus hermanos están ahí fuera, y quieren hablar contigo. Pero Él contestó al que le llevó el aviso: —¿Quién es mi madre, y quienes son mis hermanos? Entonces, señalando a sus discípulos dijo: Éstos son mi madre y mis hermanos, Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.” Ha habido también autores católicos que aseguran que Jesucristo deseaba que María fuese la Madre de todos los creyentes, usando para ese propósito el texto de San Juan 19º 26 “Cuando Jesús vio a su madre, y junto a ella al discípulo a quien Él quería mucho, dijo a su madre: —Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: —Ahí tienes a tu madre,” En realidad el Señor deseaba que ese discípulo (se cree que era San Juan) se hiciese cargo de ella, para que no quedase desamparada, prueba de ello que continúa inmediatamente después del texto citado: “Desde entonces, ese discípulo la recibió en su casa.” 24

Como en la 1ª Timoteo 2º 5: “Porque no hay mas que un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jesús” (subrayado por el autor) Versión católica: “Porque uno es Dios, y uno también el mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” Versión protestante: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” 25

30


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Obviamente María debió haber sido en la tierra una mujer santa y verdaderamente excepcional, pero sin duda alguna, el papel específico de intercesora o mediadora, es un rol escogido no por Dios, sino por un grupo de humanos.

CONSECUENCIAS Aparte de la transgresión doctrinal, donde se están literalmente haciendo a un lado muchas de las indicaciones del Señor Jesucristo relativas a la oración, las consecuencias de esta forma de actuar, se han extendido tanto al ámbito personal como al colectivo. En el contexto individual, el daño ha sido inconmensurable, ya que la inmensa mayoría de personas que sigue la práctica del rosario u otro rezo repetitivo similar, asume que está cumpliendo con el mandamiento del Señor en cuanto a oración se refiere, cuando realmente no es así. En la práctica, lo que se está haciendo es reemplazar un procedimiento establecido por Dios, por una mera invención humana, misma que ni siquiera ha sido analizada debidamente. Con ello, el daño se le revierte al propio creyente, al privársele de ese extraordinario medio que le ayudaría a resolver toda esa gran cantidad de necesidades que los humanos tenemos. Al evitar que la oración se haga como debía hacerse, con palabras que salgan del propio corazón y dirigida a Dios, se limita absurdamente el crecimiento espiritual individual.26 26 El verbo “orar” significa hablar, solicitar, expresarse, en cambio “rezar” proviene de recitar (latín recitare) Diccionario etimológico de la Lengua Castellana, Joan Corominas Ed. Gredos.

31


GIOVANNI TORRICELLI

En el aspecto social, no podemos olvidar que el resultado total de cualquier comunidad del planeta, no es más que una simple suma de las actuaciones de todos los hombres y mujeres que la conformamos. Y créame, si de algo ha carecido nuestro mundo, es justamente de ese verdadero cristiano que fuese una auténtica “sal de la tierra” que influyese favorablemente en su entorno. Y en ese proceso, la oración individual hubiera desempeñado un papel crucial, de no haber incurrido en esa importantísima transgresión doctrinal. Por lo tanto y con el debido respeto, expreso mi punto de vista dirigido fundamentalmente a los jerarcas de la Iglesia Católica, para que exhorten a sus fieles a hacer oración como el Señor manda, que se dirijan a Dios en el nombre de Jesucristo, ya que ésa es la vía instituida por Él mismo. ¿Cómo podría un hombre o mujer hacer prevalecer el amor de Dios en un mundo cada día más materializado y conflictivo? ¿Sería posible llevar verdaderamente la doctrina cristiana a nuestra familia, trabajo y todo lugar donde nos encontremos, sin la fuerza que el Señor nos da a través de la oración? Considero que torpemente se priva a los fieles católicos de este maravilloso instrumento, mismo que el Señor con toda intención colocó en nuestras manos. Las consecuencias espirituales y sociales de esa transgresión, créame, son inconmensurables en todos sentidos.

32


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

CAPÍTULO III AUTORIDAD PAPAL A muchas personas, les producirá escalofríos el simple hecho de pensar en la posibilidad de que la autoridad papal pudiera ser cuestionada. Si acaso usted tuviese una idea preconcebida en este sentido, de la manera más atenta le ruego que, al menos por un momento, haga esa idea a un lado, y lo invito a que realicemos un análisis objetivo al respecto. En este capítulo encontrará un enfoque diferente, sobre el cual le aseguro, vale la pena profundizar un poco más. Si estoy equivocado en uno o varios puntos de vista, le ruego que tome nota de ellos, y con mucho gusto escucharé1 con atención sus razonamientos. Pero créame que éste y todos los aspectos de nuestra vida deben ser analizados sin adelantar juicios, en forma imparcial y objetiva. Todos sabemos que para el funcionamiento de cualquier comunidad, es necesaria la existencia de una cierta estructura social, aunque en un plano de igualdad humana. Sin embargo, ¿existirá algún fundamento —de índole social— que justifique ya no tanto la existencia de una cierta jerarquía, sino la preeminencia o superioridad de una sola persona sobre las demás? Sin considerar por lo pronto aspectos de índole religioso, por el momento únicamente haremos consideraciones Las opiniones se pueden enviar a giovannitorricelli@hotmail.com o en www.lareligionsecuestrada.com 1

33


GIOVANNI TORRICELLI

desde una perspectiva social. Para el debido funcionamiento y desarrollo comunitario, hemos comprobado por siglos que más que la elevación o preeminencia de un solo individuo, es deseable la interacción de toda la comunidad. Podríamos encontrar ciertas semejanzas de la interacción social, con el funcionamiento e interrelación de las neuronas del cerebro humano. En este maravilloso órgano, veremos que cada neurona en forma individual no representará mayor cosa, no obstante, al interrelacionarse a través de ramificaciones nerviosas, es como adquieren todas juntas su verdadera dimensión, convirtiéndose —sólo así— en el más complejo y avanzado organismo conocido. Para cualquiera resultaría completamente absurdo que una sola de ellas, en forma aislada, pudiese lograr cualquier objetivo, o incluso sobrevivir. Únicamente mediante la interrelación e integración, es como lograrán alcanzar las funciones superiores de toda persona, como el habla, el pensamiento y en una palabra, el “uso de razón” o “inteligencia”. Desde un enfoque básicamente sociológico, veremos que en cualquier comunidad humana ocurrirá algo similar, el avance y desarrollo es únicamente posible mediante la conjugación de una multiplicidad de pensamientos. Seguramente ello se debe a que en toda comunidad, cada uno de los hombres y mujeres que la componemos, —quizá el Creador lo estableció así, con un propósito “integrador”— poseemos una especie de pequeñas “dosis” o “porciones de verdad”, y únicamente mediante la intercomunicación, conseguimos llegar a verdades más sólidas. 34


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Pareciese que fuésemos cada uno minúsculas partes de un gigantesco rompecabezas, donde solamente a través de la integración, podremos conseguir el verdadero avance y desarrollo. Para corroborar esa curiosa e invisible necesidad de cooperación, usted y yo notaremos que habrá personas mucho muy brillantes en algún aspecto de la vida, pero en cambio, muy torpes para otros. Me gustaría incluso citar casos de mentes en extremo privilegiadas como Einstein, Newton, Beethoven y otros, que poseían una sorprendente lucidez para varios aspectos de su entorno, pero eran increíblemente limitados en otros. Las personas más perspicaces y observadoras, bien han apreciado este interesante fenómeno social, como fue el caso, del entonces señor Presidente de la República Mexicana, Don Adolfo Ruiz Cortines, como quedó de manifiesto cuando le dijeron que le iban a presentar a una persona supuestamente “muy inteligente”. En forma muy ilustrativa, Don Adolfo contestó: —¿Inteligente? ¿Inteligente para qué?2 Con esas sencillas palabras, demostraba que ya se había percatado de esta condición humana: Podemos cada uno ser hábiles para unas cosas, y sorprendentemente torpes para otras. Quisiera ser reiterativo en este sentido: Esta particularidad del ser humano constituye un poderosísimo factor de cohesión, ya que nos obliga a trabajar en forma conjunta, porque únicamente a través de la unión y la co-

Anécdota citada en el libro de don Miguel Alemán Velasco, “No siembro para mí” de Editorial Diana. Libro que contiene una muy interesante biografía de don Adolfo Ruiz Cortines, presidente de México de 1952 a 1958. 2

35


GIOVANNI TORRICELLI

operación, es como obtendremos el auténtico desarrollo humano y socioeconómico universal. Por eso, cuando pienso en esta condición humana, inevitablemente viene a mi mente el ejemplo del cerebro humano que citábamos: Un niño, al nacer, es cuando más neuronas cerebrales tiene, pero su verdadera dimensión sólo sobrevendrá si sus neuronas son capaces de interconectarse unas con otras, proceso que, en condiciones normales, ocurrirá al paso de los años. Esta limitante humana, —la visión limitada y parcial— no ha sido impedimento para que cometamos uno de nuestros más grandes errores: Sentirnos cada uno poseedores de una grande y maravillosa verdad. Prueba de ello que cuando decimos que dialogamos, —salvo sus honrosas excepciones— es común simplemente pretender que sean los demás, quienes se ajusten a nuestro particular pensamiento. Cualquier persona que con mente analítica profundice en ese proceso social, claramente se dará cuenta que la capacidad de juicio de una sola persona, por más brillante que pretendiera ser, sería incomparablemente inferior al pensamiento debidamente consensuado de toda una colectividad. Este interesante proceso, que prácticamente nos obliga a la interacción social, e influye en todos los ámbitos de la vida humana: Se deja sentir en lo político, económico, religioso, científico, artístico y cultural; incluso —atención— hasta en los temas de la propia “especialidad”3 de cada quien. Como fue el caso del mismo Tomás Edison, quien a pesar de haber sido uno de los científicos más destacados y valiosos del mundo en su época, tuvo que modificar su propia visión sobre la aplicación doméstica de la electricidad, en cuanto al uso de la “corriente alterna” y la “corriente directa”. (Enciclopedia ENCARTA 1997) 3

36


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

INFALIBILIDAD PAPAL ¿Cuál fue el origen de la infalibilidad papal? ¿Habrá sido acaso un nombramiento directo de Jesucristo? ¿O tal vez no fue más que una mera invención humana, opuesta a lo establecido en la propia Biblia? ¿Existió esta particularidad en toda la historia cristiana o católica? Este envidiable atributo no va más allá de siglo y medio y sobrevino en una forma muy singular, habiendo sido el papa Pío IX4 el principal impulsor de ello. Este prelado dejó bien claro a lo largo de su vida que despreciaba a los gobiernos democráticos y sentía predilección por las monarquías absolutas, se pronunció abiertamente en contra de “los defensores de la libertad de conciencia y de religión” y contra los “que afirman que la Iglesia no debe recurrir al uso de la fuerza”.5 Consecuente con su particular forma de pensar, en el año de 1869, Pío IX convocó al “Concilio Vaticano I°” y ante la asamblea de Obispos, señaló que el principal tema a tratar en esa reunión, era el de la infalibilidad del Papa, o sea, el objetivo era en otras palabras, autonombrarse infalible él mismo. A pesar de ejercer mucha presión sobre los participantes, el papa Pío IX sufrió una aplastante derrota moral: De los más de mil obispos presentes, sólo 451 votaron a favor de tal pretensión.

4

Papa del año 1846 al 1878.

Libro “En el nombre de Dios” de David Yallop, de Editorial Diana, México. Título en inglés IN GOD’S NAME de la Editorial Jonathan Cape, LTD, Londres, Inglaterra. 5

37


GIOVANNI TORRICELLI

Pero no iba a cejar en su propósito, ya que a través de unas calculadas maniobras, que parecieron más dignas de un veterano estratega político que de un líder religioso, celebraron la votación nuevamente, cuando solamente 2 obispos opositores se encontraban en Roma.6 Por ello, el 18 de julio del año 1870, se decidió por 535 votos a favor y 2 en contra, que las opiniones del Papa adquirían la singular cualidad de ser infalibles7. ¿Qué dice la Biblia al respecto? La doctrina de que la tierra ni es el centro del universo ni está inmóvil, sino que se mueve, incluso con una rotación diaria, es absurda y falsa, tanto filosófica como teológicamente. Dictamen relativo a Galileo

8

FUNDAMENTOS BÍBLICOS A lo largo de la historia cristiana, los defensores de la tesis de la suprema autoridad papal, se han sustentado en una fracción escritural9 que dice así: “Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra voy a construir mi Iglesia, y ni siquiera el poder de la muerte

6

Op. Cit.

Aunque se aceptó que ella se aplicaba cuando hablaba “Ex Cátedra”, o sea, cuando opina en su calidad de “pastor y maestro y hace uso de su suprema autoridad”. (www.churchforum.com/info/Historia/Concilios.htm) 7

Decreto expedido el 12 de junio de 1633 por la Congregación del Santo Oficio contra Galileo, citada en el libro “El libro de los sucesos” de Isaac Asimov, Lasser Press. Galileo Galilei (1564-1642), matemático, físico y astrónomo italiano. 8

9

San Mateo 16° 18

38


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

podrá vencerla. Te daré las llaves del reino de los cielos, lo que tú ates aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que tú desates aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo.”10 A primera vista, esta porción del nuevo testamento, concede una absoluta e incontrovertible autoridad a San Pedro, ¿no es así? Sería completamente entendible si usted, en un primer análisis, pensase que esta porción bíblica le otorga una autoridad inobjetable al Papa, pero ello no debe sorprenderle porque incluso, la mayoría de personas que también analizaron este texto en forma aislada y superficial, opinaron lo mismo. No es de extrañar tampoco que a lo largo de la Historia, muchos científicos, investigadores y hasta altos miembros de la propia jerarquía católica, cuando se percataron que se estaban cometiendo errores graves, al analizar en forma somera el párrafo citado, una parte importante de ellos optó por guardar un prudente silencio, convencidos para sí, de esa aparentemente innegable autoridad, concedida nada menos que por el propio Señor Jesucristo. Sin embargo, es tal la importancia del tema y tiene tales alcances, que requiere un análisis mucho más profundo, mismo que le invito a seguir a continuación. Lo primero que apreciamos es que esta distinción fue realizada específicamente para San Pedro, y en ningún lugar de las Sagradas Escrituras, ni Jesucristo ni el propio San Pedro mencionan, —o tan siquiera insinúan— la más leve

La versión ecuménica, católica y protestante son prácticamente iguales en este texto. 10

39


GIOVANNI TORRICELLI

posibilidad de algún tipo de “sucesores”, “herederos”, apoderados o “representantes” de esta prerrogativa. Además, es importante mencionar que los líderes de todos los demás grupos cristianos, —la inmensa mayoría ni siquiera se atrevería a pensar en esa posibilidad— podrían también a su vez autonombrarse ellos mismos “sucesores” de San Pedro. Ello nos lleva a reflexionar que, de haber tenido San Pedro sucesores, —que no es el caso— ellos serían sin duda alguna, aquellos que actuasen precisamente como Pedro. ¿No le parece? Y para empezar, San Pedro se oponía a toda forma de pleitesía, sumisión o sometimiento de los demás fieles hacia su propia persona, como podremos observar a manera de ejemplo en el libro de los Hechos 10° 26, cuando Cornelio pretende arrodillarse ante él, acto rápidamente impedido por el mismo Pedro, con estas palabras: “Pedro lo levantó, diciéndole: Ponte de pie, porque yo también soy un hombre como tú”,11 y créame que deduciendo por su forma de actuar, descrita en muchas partes de la Biblia, si ahora estuviese con nosotros, no sólo se opondría radicalmente a esa auto concedida infalibilidad, sino también a títulos como el de “Su Santidad”, “Santísimo Padre” y muchas otras cosas que enseguida veremos. En cuanto a la utilización de esa “llave del reino de los cielos”, le diré que ése fue un acto perfectamente empleado Versión católica = “Mas Pedro le levantó, diciendo: Álzate, que yo no soy más que un hombre como tú.” Versión protestante = “Mas Pedro lo levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.” 11

40


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

por San Pedro desde que —en aquellos momentos de gran confusión12 — lleno del poder del Espíritu Santo, en forma clarísima señaló que el camino para el cristiano estaba en el Bautismo en el nombre de Jesucristo13, así como en el seguimiento de todas sus enseñanzas. La llave de los humanos para el reino de los cielos no es otra que creer en Jesucristo y seguir sus mandamientos, señalamiento preponderante y transparente que Pedro realizó en forma reiterada ante todos, con ello, hizo uso perfectamente, de esa prerrogativa o llave que le fue concedida. Como podrá usted mismo darse cuenta al leer la Biblia, jamás San Pedro pretendió o insinuó convertirse él mismo en árbitro, guía o juez de aquellos primeros cristianos, y tampoco está escrito o puede deducirse que haya nombrado alguna clase de sucesores para esa prerrogativa. Más adelante, en ese mismo párrafo tan socorrido por los defensores de la “suprema autoridad papal”, se cita: “Lo que ates en la tierra, será atado en el cielo...” y ésta ha sido desafortunadamente, la parte —de ese párrafo— peor interpretada por los grupos católicos. La han tomado erróneamente como una especie de “carta de libre actuación”, o “plena libertad de juicio” sobre la conciencia de los demás fieles, pero, con todo respeto, le pido analice esta otra perspectiva diferente: Desde mi punto de vista, esa frase no es ni remotamente una prerrogativa de libre actuación, sino una muy grave

Hechos 2° 37: “Cuando los ahí reunidos oyeron esto, se afligieron profundamente, y preguntaron a Pedro y a los otros apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos hacer?” 12

Señalamiento hecho en Hechos 2° 38 y muchas otras partes del Nuevo Testamento. 13

41


GIOVANNI TORRICELLI

llamada de atención sobre la gran repercusión que tendrá todo actuar humano, tanto en la vida presente como en la futura. Le está diciendo en este caso a Pedro, que cada cosa que hagamos, tendrá —atención— repercusiones de extraordinaria trascendencia, primero, en todo el proyecto de Dios sobre la tierra, y luego sobre la vida posterior. Prueba de ello, que un poco más adelante, en San Mateo 18°, 18, vuelve nuestro Señor Jesucristo a decir exactamente lo mismo pero, ya no solamente ante Pedro, sino a todos sus seguidores de ese momento: “Les aseguro que lo que ustedes aten aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que ustedes desaten aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo”.14 La verdad es que cada acto humano, por sencillo e intrascendente que parezca, puede derivar en consecuencias inimaginables. Es justamente a eso a lo que se refirió el Señor Jesucristo, cuando hace esa advertencia tanto a Pedro, como cuando se la expresa a sus seguidores. Juzgue por usted mismo: Cuando en el ejemplo de Adán y Eva se menciona su desobediencia, fácilmente deduciremos que ellos ni por un momento se imaginaron, la inconmensurable cadena de consecuencias negativas que su transgresión acarrearía. Ésta sería una forma de “atar” algo, con todos sus efectos secundarios presentes y futuros. Cuando el trastornado líder Adolfo Hitler generó tantas millones de muertes, probablemente no se imaginó tam-

14

La versión católica, protestante y ecuménica dicen prácticamente lo mismo.

42


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

poco que esas vidas que segaba, iban no sólo a alterar para siempre la vida de los habitantes del globo, sino que su pretendida “superioridad racial” no le permitió saber15 que esas vidas truncas de tantos pueblos hubieran generado una inconmensurable descendencia, entre los que habría músicos, arquitectos, científicos, médicos, físicos e infinidad de personas, mismas que Dios deseaba que naciesen, proyecto que no se realizó. En otras palabras, la descendencia de esas vidas segadas estúpidamente en unos cuantos años, hubiese generado una inimaginable cantidad de seres humanos a lo largo de muchos siglos, lo cual de alguna forma alteró el plan de Dios16 , y ello se convirtió en una especie de “atadura” increíblemente negativa. Y al contrario, si un ser humano por ejemplo le enseña a otro el camino del amor de Dios17 , de alguna forma está llevando a cabo el proceso de “desatar”, hecho aparentemente simple que, también, tendrá muchísimas consecuencias, en este caso buenas.

Aparte de estar Hitler alterado en sus facultades mentales, no cabe duda que no era un personaje brillante en su capacidad de juicio, ya que aunque no había todavía estudios que demostraran palpablemente como ahora, que todos los humanos procedemos del mismo origen, el simple sentido común ya se lo había enseñado a otras personas siglos antes, como fue el caso de Aristóteles, Hernando de Soto y muchos otros, quienes apreciaron semejanzas entre diferentes grupos humanos de latitudes similares, se percataron por simple observación, que las características personales son sólo producto del clima, alimentación y otros factores condicionantes externos. 15

Lo cual no quiere decir que Dios en su infinita sabiduría no pueda reacomodar las cosas nuevamente de acuerdo a sus planes, pero sin duda el actuar humano de alguna forma repercute en el mundo presente y futuro. 16

Como hizo San Pedro al cumplir con su encargo, “ató” y “desató” no sólo la vida de muchas personas, sino su descendencia, con lo cual se cumplió a cabalidad lo establecido por Jesucristo en el párrafo antes citado, de “atar y desatar” cosas en la tierra, lo que tendrá consecuencias posteriores en la vida futura. 17

43


GIOVANNI TORRICELLI

Así podría continuar exponiéndole ejemplos de cómo todo acto humano genera efectos increíbles, mismos que la mayoría de los hombres y mujeres no comprendemos debidamente. Esto es realmente “atar” y “desatar” dependiendo de la propia actuación, ¿no le parece? Y por si hubiese alguna duda sobre la voluntad expresa del Señor, en lo relativo a lo que hoy se conoce como “autoridad papal”, me gustaría recordarle las propias palabras de Jesucristo al respecto, citadas en San Mateo 23° 9: “Y no llamen ustedes Padre a nadie en la tierra, porque tienen solamente un Padre, el que está en el cielo”. 18 Por todo ello es que estoy convencido que considerar a otro hermano nuestro del mundo como superior al resto, o peor aún, denominarle “Santísimo Padre”,19 “Represen-

Versión católica = “Tampoco habéis de aficionaros a llamar a nadie sobre la tierra Padre vuestro, pues uno solo es vuestro verdadero Padre, el cual está en los cielos.” 18

Versión protestante = “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.” No solamente existe tal prohibición expresa a llamar “padre” a otro ser humano, (Mateo 23° 9) sino desde un contexto meramente humano, una persona de espíritu realmente grande, está consciente de su igualdad con respecto a sus semejantes. Vea por ejemplo la forma de proceder de César Augusto: “Siempre tuvo horror al título de Dominus (Señor) como si fuese oprobio o injuria. Estando un día en el teatro, habiendo dicho un actor: ‘¡Oh, señor equitativo y bueno!’ todos los espectadores, aplicándole estas palabras, aplaudieron con entusiasmo; pero contuvo en seguida con la mano y la mirada estas indecorosas adulaciones, y a la mañana siguiente las censuró en un severo edicto. Prohibió también que sus hijos y nietos les diesen jamás este nombre, ni seriamente ni en broma, y les prohibió además entre ellos este género de lisonja. Procuraba no entrar en Roma o en cualquier ciudad, ni salir, sino por la tarde o por la noche, para no molestar a nadie con vanas ceremonias.” (“Vidas de los doce Césares” Sección AUGUSTO, LIII, Suetonio. Ed. Grolier Jackson.) 19

44


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

tante de Dios en la tierra” o “Pontífice”20 , se opone abiertamente a lo establecido por el Señor Jesucristo. Es cierto como decía que todas las instituciones y organismos requieren de autoridad, pero siempre sobre una base de igualdad entre sus miembros, nunca estableciendo una situación de preeminencia o superioridad de unas personas sobre otras. 21 A través de la perspectiva del tiempo, podemos analizar con más serenidad, cual fue el verdadero origen de las divergencias doctrinales entre los diferentes grupos cristianos, principalmente aquellas de los siglos XV y XVI, que derivaron en el movimiento de la Reforma. El verdadero enemigo de la situación que preservaba la Iglesia Católica en la edad media, no fue como ingenuamente expresan algunos: Las “diferentes traducciones bíblicas”, ya que el sentido de las traducciones católicas y protestantes es muy similar, por no decir el mismo. Tampoco pueden señalar como culpables a los considerados “herejes” como Huss, Lutero, Calvino y otros22, el verEl término “pontífice” proviene del latín PONS o PONTO (que también derivó en “puente”) significa “Barca de paso empleada donde no hay puente”. (Diccionario Etimológico de la lengua castellana, Joan Corominas, Editorial Gredos) Cabe señalar que en este caso es innecesario un puente, puesto que el propio Jesucristo estableció un amplio y excelente camino, que es Él mismo, y lo reiteró en multitud de ocasiones: “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí” (San Juan 14° 6). Y no sólo eso, sino que en muchas partes se excluye en forma expresa y clara a cualquier otro que pretendiese tomar ese sitio: “En ningún otro hay salvación, porque en todo el mundo Dios no nos ha dado otra persona por la cual podemos salvarnos” (Hechos 4° 12). 20

21

San Mateo 23° 8: “... porque todos ustedes son hermanos...”

Una abrumadora mayoría de los críticos de las enseñanzas católicas, provinieron del interior de la Iglesia Católica, y eran profundos conocedores de la teología y cuestiones bíblicas. Como fue el caso de John Huss (1371-1415), 22

45


GIOVANNI TORRICELLI

dadero origen de las divergencias, fue que a lo largo de los siglos, un reducido número de jerarcas católicos, creyendo erróneamente estar respaldados para ello en el análisis ligero del párrafo citado al comienzo de este tema, se fueron alejando de lo establecido en las Sagradas Escrituras. Los reformistas simple y sencillamente descubrieron tales divergencias y las expusieron ante todos. Esto fue secundado por otro singular hecho: La invención de la imprenta del siglo XV. Una vez que la Biblia pudo ser analizada y leída por más personas, el “riesgo” de dejar al descubierto ante todos tales divergencias, se incrementó de forma increíble. Recordemos que anteriormente a la aparición de la imprenta23 , la Biblia debía ser transcrita a mano por “escribas”, lo que la hacia increíblemente cara y escasa, y, por si fuera poco, se encontraba en griego, hebreo y otras lenguas. Lo que junto con el hecho de que la inmensa mayoría de personas no podía leer ni escribir ni siquiera en su propia lengua, la lectura bíblica era prácticamente inaccesible. Cuando el extraordinario erudito bíblico, Casiodoro de Reyna 24 cometió el “atrevimiento” de traducir los textos Martín Lutero (1483-1546), Juan Calvino (1509-1564) (Enciclopedia ENCARTA). Por ejemplo Calvino (era francés, su apellido era Cauvin) es considerado por los expertos bíblicos como uno de los más grandes teólogos cristianos de todos los tiempos, quizá solamente superado por San Agustín. Si usted se pregunta ¿Por qué entonces San Agustín no objetó también tales desviaciones doctrinales? Por una razón muy sencilla: Él ya había fallecido (354-430) cuando se efectuó la mayoría de ellas, si no, lo más probable es que se hubiera opuesto, y con ello hubiera sido añadido a la lista de “herejes”. Nos referimos a la invención de la imprenta por los europeos, con tipografía metálica, porque los chinos inventaron otra imprenta siglos antes, con tipografía de madera. (Enciclopedia Compton 1997) El primer libro impreso por Gutenberg, fue justamente la Biblia. 23

Escribimos su nombre tal como él firmaba. Uno de los más grandes eruditos de la Biblia de toda la Historia. Nació en Montemolin alrededor del año 1520 y murió en Francfort el 15 de marzo de 1594. Historiador Carlos Gilly. 24

46


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

bíblicos al español, para que fueran accesibles a todo cristiano de esa lengua, y por ese hecho se le estuvo persiguiendo por toda Europa para añadirlo a la lista de quemados vivos, podría usted preguntarse ¿qué crimen cometió para merecer semejante castigo? Poner la palabra de Dios en forma accesible y al alcance de toda persona de lengua española, no era razón suficiente para semejante acto, a menos que —en forma arbitraria, torpe e injusta— ellos consideraran que esas enseñanzas no debían llegar a manos del pueblo. Hay una versión castellana (Refiriéndose a la de Casiodoro de Reyna) de toda la Biblia, que para maldita cosa se necesita. Fray Martín Sarmiento25

CONSECUENCIAS El espacio de este libro sería obviamente insuficiente para enumerar la gran cadena de consecuencias negativas que esta transgresión doctrinal ha generado a lo largo de la Historia. Por lo tanto, quisiera limitarme únicamente a uno de los errores de la alta jerarquía católica del siglo XX: Su particular visión demográfica, y las consecuencias que ello ha acarreado. Se ha dicho en reiteradas ocasiones por parte de la Iglesia Católica que su posición en el aspecto poblacional, Las palabras de este fraile, citadas por el historiador Carlos Gilly (Basilea Suiza 1998 http//www.amen.net/lb/articulos/defensareina.htm), son muy ilustrativas sobre la actitud de la jerarquía católica de esa época. 25

47


GIOVANNI TORRICELLI

deriva de su interés en favor de la vida. Por supuesto, todos los habitantes del planeta en uso de nuestras facultades mentales, coincidiremos en que el valor más grande conocido sobre la Tierra es el ser humano y estaremos siempre en defensa del mismo. Sin embargo, si una institución religiosa no autoriza el empleo de métodos para planear adecuadamente una familia, para que ella crezca de acuerdo con sus particulares posibilidades, independientemente de su discurso, en la práctica actúa en contra de los valores que pretende defender. A todo ello podría usted preguntarse ¿por qué se presenta esta situación, si el ser humano es el elemento conocido más valioso de la naturaleza? Al haber más personas en el mundo, ¿acaso no se incrementará también la capacidad de trabajar y producir? En todos los casos que usted y yo podamos imaginarnos, si se presenta una especie de “desfasamiento entre las velocidades” de los factores que intervienen en un proceso cualquiera, necesariamente tendremos graves problemas. ¿Será en realidad tan importante la velocidad entre dos factores? ¿Por qué no es lo mismo que un país doble su población en 80 años que en 25? En una ocasión me encontraba con un ingeniero en el cuarto piso de una obra en construcción, nos trasladamos a la planta baja haciendo uso de un improvisado elevador que después supimos, estuvo a punto de fallar. ¿Qué nos permitió llegar ilesos? La velocidad a la que nos acercamos al piso. No fue lo mismo haber descendido en 48


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

un lapso de 12 segundos, a que ello hubiera ocurrido en tan sólo 1.6 segundos. Por citar otro caso, es obvio que usted y yo requerimos alimento para nuestra sobrevivencia, pero si lo ingerimos día tras día en forma muy superior a nuestra capacidad de digestión y asimilación, le aseguro que en unos cuantos días tendremos muy serios problemas, independientemente de la “bondad” que todo nutriente sano representa por sí mismo. Algo similar ocurrirá con todo lo que usted imagine, un aparentemente sencillo desfasamiento en la velocidad de dos factores, —aunque parezca inofensivo— por necesidad acarreará problemas muy serios, mismos que serán proporcionales al desajuste que se haya presentado. Analice este otro ejemplo, cuando una nave debe reingresar a la tierra, todos los expertos saben que debe hacerlo a una velocidad y un ángulo determinados, si lo hace a una velocidad mayor, los resultados serán catastróficos. No deja de sorprendernos que muchos expertos del mundo en materias socioeconómicas, no le hayan asignado todavía a la rapidez del crecimiento demográfico la importancia que en realidad tiene, y no se han percatado a cabalidad que si cualquier nación del globo se duplica en un lapso demasiado corto, sin duda alguna tendrá gravísimas repercusiones sociales y humanas, y muy a menudo se lo atribuirán a otros factores. Créame, no es suficiente ponderar el extraordinario valor que por supuesto toda vida humana conlleva sino que es imprescindible —si realmente se pretende beneficiar— propiciar un desarrollo equilibrado en todos los órdenes. 49


GIOVANNI TORRICELLI

Por lo cual resulta paradójico, por más que se adopte una actitud humanista y noble, si no se evalúan debidamente los elementos que intervienen, en realidad se está actuando en contra de los principios que se dice defender. Como no quiero yo mismo caer en lo que critico, —el pretender imponer una visión particular en forma unilateral— atentamente le invito a que juzgue usted mismo sobre este importante tema, ya que como le mencioné, el acceso a una verdad más sólida es algo únicamente alcanzado mediante la participación de todos. Si cualquier nación del orbe se duplica en tan sólo 28 años26 , como de hecho sucedió en la mayoría de países en parte importante del mundo en el siglo XX, equivale en términos concretos a que en ese mismo período, debieron cada uno de ellos al menos haber duplicado también la vivienda, el abastecimiento de agua potable, el drenaje, los empleos, la educación, reservas forestales, energía y prácticamente todos los demás satisfactores sociales. Y como ningún país del planeta27 ha conseguido hacer en tan sólo 28 años el equivalente a lo logrado durante toda su historia, de ahí se desprende una amplísima cadena de problemas socioeconómicos e injusticias sociales, que en la mayoría de las ocasiones se les atribuirán a otras causas. Al no conseguir por ejemplo duplicar la vivienda en el lapso indicado, usted y yo seremos testigos de multitud de asentamientos irregulares, casas de cartón en áreas 26

Anuarios estadísticos de la ONU, publicados al final de cada década.

Según se podrá apreciar en estadísticas de la ONU sobre desarrollo humano, asociadas con tasa de crecimiento poblacional (Del Population Reference Bureau) donde, al hacer un análisis individualizado por país, se apreciará que el adecuado desarrollo socioeconómico y humano es incompatible con una muy alta tasa de crecimiento poblacional. 27

50


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

de alto riesgo, familias sin hogar, chozas con piso de tierra sin servicios y muchas otras deficiencias. Como no es posible tampoco educar a ese nuevo segmento poblacional a la velocidad requerida, percibiremos deficiencias graves en el fomento y transmisión de toda esa amplia gama de valores morales y humanos tan importantes en cualquier comunidad. No se conseguirá ir generando los empleos productivos al ritmo necesario, lo que sin duda alguna y junto con otros elementos coadyuvantes, generará desempleo, migración, proliferación de la economía informal, inseguridad y muchos inconvenientes más. En el aspecto ecológico, no solamente no estamos consiguiendo ir desarrollando y mejorando espacios forestales, sino que el deterioro acelerado en este sentido está generando la desaparición de muchísimas especies animales y produciendo cambios climáticos con consecuencias impredecibles. Y en una palabra, en todo país con alta tasa de crecimiento demográfico, apreciaremos criminales rezagos en casi todos los renglones, y perdóneme que sea reiterativo, pero en todo este tipo de lugares, lo más común es escuchar voces que señalarán al gobierno, las transnacionales, el sistema económico y a una imaginativa diversidad de supuestos “culpables”. Es muy importante mencionar también que si bien la estabilización demográfica no es por sí sola garantía suficiente para el bienestar de un país, ya que para ello se deben atender elementos políticos, económicos y educacionales, la sola falta de este elemento, —un crecimiento poblacional equilibrado— imposibilitará la resolución de rezagos sociales. 51


GIOVANNI TORRICELLI

Tampoco es deseable llegar al otro extremo, con tasas de crecimiento demasiado bajo o negativo, como se encuentra menos del 20 por ciento de habitantes del globo, sino lo prudente es un crecimiento equilibrado que permita la duplicación poblacional en lapsos mayores a los 40 o 50 años 28 , tiempo suficiente, para ir creando los satisfactores necesarios, y entonces sí, propiciar el desarrollo de una sociedad más justa y humana. Lo relevante de todo esto es como una actitud “defensora de la vida”, si no está debidamente fundamentada, actuará en sentido inverso a los valores que se pretende defender. Para ejemplificar mi punto de vista, y por falta de mayor espacio, expondré brevemente algunos puntos, suplicándole me corrija en lo que considere se encuentra un error de mi parte.

ABORTO En la Iglesia Católica se hacen importantes pronunciamientos a favor de la vida y en contra del aborto, y la verdad es que una interrupción artificial del embarazo, constituye una acción criminal con la cual obviamente la inmensa mayoría estaremos en completo desacuerdo. Sin embargo, atendiendo más a sus causas básicas que a sus lamentables consecuencias, veremos que cuando una madre se enfrenta a la posibilidad de un hijo no desea-

Para llegar a un crecimiento de esta naturaleza, se requiere alcanzar un promedio de hijos por mujer cercano a los 2.2, lo cual se consigue si la mayoría de parejas tenemos entre 2 y 3 hijos, con lo que esa meta viene en forma automática, considerando que algunos no se casan y otros no tienen descendencia. 28

52


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

do, y acude —erróneamente— a esa puerta falsa que es el aborto, ¿no habrá faltado más bien en la mayoría de los casos, información sobre los métodos viables de planeación familiar? 29 Si una persona o institución prohíbe de alguna forma el empleo de este tipo de métodos, ¿no se convertirá, sin quererlo, en parcialmente responsable de este tipo de acciones?

INFANTES MUERTOS En los países subdesarrollados con alta tasa de crecimiento poblacional, los miembros de la comunidad global nos enfrentamos a una cifra aterrante: Alrededor de 8 millones de niños fallecen por año30 en los países que adolecen de las condiciones sanitarias y alimentarias apropiadas. Es altamente gratificante por su impacto social, hablar en público sobre la importancia de la vida humana pero, ¿no sería mejor ayudar a poner las bases para generar una sociedad más justa, que tuviera más oportunidades para todos? Uno de los elementos más importantes para ello, sería sin duda el crecimiento equilibrado, justamente como deseaba Albino Luciani, —Juan Pablo I— “El Papa de la En aquellos casos de relaciones consideradas como “ilícitas”, por supuesto que la práctica de una vida verdaderamente cristiana sería la mejor forma de evitar este tipo de situaciones, pero si una pareja decide pasar por alto dichos principios, la perspectiva de un embarazo no deseado, o la transmisión de una enfermedad que podría ser mortal, no representa una opción viable. 29

Estimaciones de la ONU, Año 2000. Cifra “fría” que de principio no nos dice mayor cosa, sin embargo, equivale a que por cada 6 o 7 años transcurridos, pierden la vida una cantidad de niños equivalente a todas las víctimas de la más pavorosa de todas las guerras: La segunda guerra mundial (1939-1945). 30

53


GIOVANNI TORRICELLI

sonrisa”, cuyos postulados principales eran: La planeación familiar para propiciar el auténtico desarrollo social y humano, así como el desprendimiento de los bienes monetarios del Vaticano; lamentablemente, este prelado únicamente duró en su puesto 33 días, ya que falleció bajo circunstancias muy controversiales.31

CONFLICTOS SOCIOPOLÍTICOS Expresar ante las cámaras un profundo pesar por la gran cantidad de necesidades sociales insatisfechas, así como exhortar a los gobiernos del mundo a proceder en consecuencia, será también altamente redituable desde un enfoque meramente político. No cabe duda que quien así actúe, conseguirá tener la imagen de una persona profundamente preocupada por los gravísimos problemas mundiales. Sin embargo, otra cosa completamente diferente será coadyuvar con hechos concretos a su solución. Una de las mejores formas de hacerlo, por las razones expuestas en párrafos anteriores, es propiciar un desarrollo equilibrado. Son verdaderamente innumerables los conflictos que en el mundo se han presentado, y que de alguna manera se han gestado, por el aparentemente inofensivo hecho de que las necesidades han crecido más rápido que las capacidades en un sitio específico.

Hay libros producto de investigaciones muy acuciosas, que sostienen que dicho prelado fue asesinado, entre ellos se encuentra David Yallop, título en español En el nombre de Dios Editorial Diana, México. Título en inglés: In god’s name de la Editorial Jonathan Cape Ltd de Londres, Inglaterra. 31

54


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Cito el caso —entre tantos— de Cuba en 1959. En esos momentos ese país tenía un crecimiento poblacional tal que provocaba una duplicación de su población32 , en un período mucho más corto que el requerido para cada nuevo segmento poblacional, lo que sumado a las ya de por sí serias irregularidades en su vida política, produjo un gran descontento en la isla. Ante una situación de esa naturaleza, y para completar ese patético cuadro, surge un caballero de barba que realiza un diagnóstico equivocado y adicionalmente a todas las muertes que realiza, interpreta que el “sistema capitalista” es el gran culpable, lo que conlleva a un adefesio económico que requiriere una astronómica cantidad de abortos33 para poder alimentar y sacar adelante a su pueblo34. Un panorama similar será repetitivo en mayor o menor medida no sólo en la mayoría de países de Latinoamérica, sino en África, medio Oriente, sur de Asia, lugares donde además, en un cierto sector poblacional, se generará un gratuito aunque importante sentimiento de encono hacia las regiones más adelantadas, ya que en un juicio muy a la ligera, estimarán que su propio atraso, se debe a alguna especie de “ventaja” de los otros en contra de ellos. Apreciará cómo, donde un crecimiento poblacional es demasiado acelerado, será seguido de un cuadro social

32

Ver Anuarios estadísticos de la ONU, años 1950 y 1960.

Se sabe que es gigantesco el monto de los abortos anuales permitidos en Cuba, aunque este monto es desconocido en el mundo libre, y quizá para el mismo gobierno cubano. 33

No podemos desconocer los elementos positivos, como son el haber incrementado el nivel educativo en la isla y reducido la mortalidad infantil; sin embargo, ello nunca se hubiera hecho posible, si no se reduce el crecimiento poblacional, lástima que éste se logró principalmente con métodos totalmente inapropiados como es el aborto. En la actualidad, Cuba tiene el crecimiento poblacional más bajo —con mucho margen de diferencia— de todos los países latinoamericanos. (Population Reference Bureau, año 2000). 34

55


GIOVANNI TORRICELLI

patético, hecho casi siempre aprovechado por inescrupulosos líderes, que en la mayoría de las veces proponen, o de plano emplean la violencia como vía de solución, lo que inevitablemente empeora aun más la situación35. Si una grave situación de marginación social, derivada del desfasamiento citado, no puede ser resuelta por ninguna nación del globo en un ambiente de paz, mucho menos se conseguirá generando violencia, como usualmente proponen en esos lugares algunos líderes completamente fuera de la realidad. Y es que cuando cualquier nación se enfrenta a una amplísima gama de necesidades sociales insatisfechas, aparte de la increíble injusticia social que ahí habrá, se preparará en una forma muy eficiente el camino para la violencia, con todas sus terribles consecuencias. El número de víctimas inocentes en el mundo derivadas de tal situación, alcanza proporciones verdaderamente monstruosas. Lo que me llama mucho la atención es cómo, en ocasiones, se actúa en contra del crecimiento armónico, y al mismo tiempo se proclama ante los medios de comunicación, la necesidad de vivir en un mundo libre de carencias sociales.

ECOLOGÍA En toda la historia del hombre sobre la tierra, nunca se presentó un deterioro al medio ambiente causado por el hombre, de la magnitud actual. Como sucedió recientemente en el estado mexicano de Chiapas, donde su población casi se triplicó en el cortísimo lapso de 30 años, lo que generó una situación de grave marginación social, hecho rápidamente aprovechado por algunos. 35

56


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

¿Por qué sucede eso? ¿Acaso no estamos cada día más adelantados en todos los órdenes? El deterioro ambiental ha ido de la mano del incremento poblacional, y cabe mencionar que este crecimiento se presentó de forma tal que sorprendió al mundo, mire usted: Nos tardamos prácticamente toda nuestra historia para llegar a los primeros 1,000 millones de seres humanos, lo que ocurrió en el año 1812. Luego, en solamente 123 años, o sea para 1935, se alcanzó la cifra de 2,000 millones, 21 años después, en 1956, llegamos a los 3,000 millones. En únicamente 18 años más, llegamos a los 4,000 millones, lo que aconteció en 1974, 13 años después, para el año de 1987, alcanzamos los 5,000 millones; y 12 años más tarde, para el 12 de octubre de 1999, la cifra era de 6,000 millones36. Paradójicamente, estoy seguro que en algún momento escuchó que “la tasa de crecimiento poblacional ha disminuido”, pero le explicaré en qué consiste esta disminución: De acuerdo con la metodología de los demógrafos, la tasa citada se calcula sobre una base cada vez más grande, lo que produce el “efecto porcentual” de disminuir, vea usted: En 1956, el crecimiento poblacional del planeta, considerando los nacimientos y defunciones, era de alrededor de 52 millones anualmente. Y para el año 2000, el incremento poblacional global anual fue de alrededor de 89 millones, pero —atención— si 36

Anuarios estadísticos de la ONU

57


GIOVANNI TORRICELLI

hablamos en términos “porcentuales” —por la metodología empleada— verá que la “tasa” del año 2000 será inferior a la del año 1956, a pesar de que la cifra real de incremento poblacional en el año 2000 fue de casi el doble. ¿Por qué? El cálculo del año 1956 se realizó sobre una población mundial de 3,000 millones, y para el año 2000 sobre una población de 6,060 millones. Una disminución en la cifra real de crecimiento anual37 se estima comience hasta un poco antes del año 2010. Si a todo ello añadimos que el consumo energético por habitante se ha ido elevando hasta llegar a cifras alarmantes, comprenderemos por qué el deterioro ambiental ha crecido en forma exponencial. Lo preocupante es que, entre otras cosas, el altísimo consumo energético por habitante de los países más avanzados, con toda su consecuente contaminación, amenaza con extenderse a todos los países en desarrollo, que son la mayoría. Ello ocurrirá por la razón siguiente: En la medida en que se vaya incrementando el ingreso económico en las regiones más atrasadas, irán haciéndose de todos esos artículos de “la vida moderna” como son los hornos de microondas, automóviles, autobuses, aviones, calefactores, lavadoras, planchas, etcétera, con los efectos mencionados. Lamentablemente, el daño ecológico abarca prácticamente todo lo que nos rodea. Analizando únicamente uno de O sea, no quiere decir que la población vaya a disminuir, sino que el aumento anual irá siendo paulatinamente menor, ya que la cifra global continuará incrementándose hasta los 11,000 millones, alrededor del año 2150. (Estimación “media” de la Organización de las Naciones Unidas). 37

58


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

estos aspectos, el deterioro forestal, lo común es analizarlo superficialmente y culpar de ese criminal deterioro, a los “cortadores de árboles”. No nos detenemos a pensar que ellos son sólo el último eslabón de una perniciosa cadena, y que en el extremo de la misma estamos todos los miembros de la comunidad global, que cada día demandamos más artículos derivados de la madera. Una consecuencia más de la modificación climática que ello genera, —y de una mala utilización de productos químicos— es que la capa de ozono se está adelgazando, lo que acarreará también consecuencias imprevisibles. No evaluamos debidamente que al desaparecer a un ritmo creciente las áreas boscosas, se provoca que vayan desapareciendo cada vez más especies animales, se erosione la capa de suelo aprovechable, se modifique el clima y se perjudique al manto subterráneo de agua. Todo ello está literalmente atentando contra el planeta, y como el equilibrio climático es mucho más frágil de lo que pensábamos, ya estamos teniendo consecuencias muy graves. Se ha descubierto por ejemplo, que los cambios climáticos son responsables de 150 mil muertes anuales, y que esas modificaciones en el medio ambiente “son ya una realidad, lo que provocará cada día un mayor sufrimiento y pérdidas económicas para la humanidad”.38 A pesar de abrumadores datos de muchas y muy diversas fuentes, los que se oponen al crecimiento poblacional Informe sobre los efectos negativos del calentamiento global presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que la cifra tiende a crecer. Citado en el periódico REFORMA artículo 358028. 38

59


GIOVANNI TORRICELLI

equilibrado insisten en que ellos asumen una posición “defensora de la vida” sin analizar que justamente como se atenta contra ella es poniendo en riesgo el frágil equilibrio ecológico del planeta, ya que con ello se reducen las probabilidades de una inconmensurable continuación de generaciones futuras, lo que eso sí, es perjudicial a la vida y al ser humano. En su empeño aseguran que no desean llegar a los extremos de países con lento o nulo crecimiento poblacional, y la verdad es que eso seguramente es compartido por todos. Lo deseable es mantener un crecimiento armónico que permita un equilibrio económico, educacional y ecológico, lo que es posible —junto con otras medidas— si se consigue una estabilización poblacional.

PAÍSES CON BAJO CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO Menos del 20 por ciento de los habitantes del globo tienen una tasa nula o muy baja de crecimiento demográfico, hecho rápidamente compensado a través de la migración procedente del resto de las regiones del globo, donde prevalece una tasa alta, donde, por lo mismo, padecen una gran cantidad de carencias sociales. Lo curioso es que este fenómeno que se presenta en una minoría de países del mundo, es mostrado por los opositores a la planeación demográfica, como una especie de “ejemplo” de la inconveniencia de limitar la descendencia humana. No podemos dejar de advertir que la mayoría de personas que han ocupado el papado han procedido precisamente de esas regiones de bajo crecimiento poblacional, hecho que seguramente influyó para que no se percatasen de primera mano de la gran cadena de deficiencias sociales, que un rápido crecimiento conlleva. 60


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

PLANEACIÓN FAMILIAR ¿ANTINATURAL? Uno de los argumentos favoritos de los opositores a la planeación familiar es que aseguran que los métodos “artificiales” son antinaturales. La verdad es que si realmente pretendiéramos usar únicamente “lo natural”, seguramente deberíamos volver a vivir en árboles o cuevas pero, —atención— de proceder así, el número total de habitantes del globo quizá no excedería de un 1 o 2 por ciento de la cantidad actual, y el desarrollo humano hubiese sido ínfimo. La ropa que usamos es antinatural, lo mismo podríamos decir del calzado, viviendas, sombreros, anteojos, luz eléctrica, refrigeradores, teléfonos, automóviles, tractores, fertilizantes, insecticidas, aviones, computadoras, brújulas, satélites artificiales, televisores, libros y prácticamente todo lo que nos rodea. Incluso el empleo mismo de la medicina sería antinatural, sin embargo y paradójicamente, sin ella la explosión demográfica del siglo XX jamás hubiera podido llevarse a cabo. Nada más el hecho de prescindir de esta “intervención” hubiera hecho que el número de habitantes totales fuera una mínima fracción de la actual. ¿Será eso lo natural? ¿Hubiera sido deseable de acuerdo a ese particular enfoque? Por decir, debido al aún limitado avance de la medicina, hace 2 o 3 siglos, el número de partos de cada mujer en el norte de América era de 13, de los cuales sobrevivían39 Libro de los sucesos, hechos, cosas Isaac Asimov. (Lasser Press) Más atrás en la historia, la situación era aún peor, e incluso hace varios milenios, la expectativa de vida era de alrededor de 16 años, y la mortalidad infantil era muchísimo más alta. (Estudios de Antropología Física, ENCICLOPEDIA ENCARTA) 39

61


GIOVANNI TORRICELLI

alrededor de 3, y los demás fallecían. ¿Sería ésta una situación más “natural”? No podemos perder de vista tampoco que cuando Benjamín Franklin inventó y popularizó el uso del pararrayos, y coincidentemente sobrevino una inundación en Lisboa a mediados de ese mismo siglo XVIII, no faltaron clérigos que señalaron a “esa artificiosa intervención humana”, como la causante de semejante desgracia40 , ya que los rayos deberían caer sobre quien Dios dispusiera, y ese novedoso artefacto lo estaba impidiendo, lo que desencadenó —decían— los efectos citados. Si su hijo o hija se encuentra en trance de morir, y un antibiótico puede evitarlo, ¿prescindiría usted de su consumo para no transgredir lo estrictamente “natural”? ¿No sería más bien antinatural no emplear el maravilloso uso de razón que Dios intencionalmente nos dio? Estoy convencido de que lo verdaderamente antinatural es: Descuidar la salud de nuestros congéneres, no hacer lo que esté a nuestro alcance para cuidar nuestro planeta, para que más generaciones y hermanos nuestros en el futuro tengan oportunidad de vida, y, también, no dar los pasos necesarios al verdadero desarrollo cultural, socioeconómico y ecológico. Proceder así es actuar no sólo en forma muy perjudicial, sino contrario a la vida que aseguran defender. Por todo ello y una gran cantidad de razones más, que el espacio de este libro no me permite exponer, no me cabe

Evento citado en el libro Historia de quinientas frases inmortales de Luis Ángel Rodríguez. Editorial Hispano Mexicana 1944. 40

62


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

la menor duda de que, desde una perspectiva humana para alcanzar una verdad superior, se requiere la participación de toda la comunidad, y de ninguna manera se consigue a través de una sola persona, quienquiera que ésta sea.41 Ninguno de los seres humanos que habitamos este planeta merece que se nos siga en forma completa. Todos los razonamientos que escuche, —incluyendo por supuesto lo mencionado en este libro— no son más que determinadas perspectivas que contribuyen a una mayor conciencia social y colectiva. Y analizándolo desde un punto de vista bíblico, la situación es aún peor, la prohibición a erigir a una sola persona como juez, árbitro supremo o representante de Dios en la tierra, como citamos, es aún más clara y explícita.42 Incluso si me lo permite, quiero pedirle un favor: Ignore el punto de vista del autor sobre la materia. Abra usted mismo su Biblia, y comience a leerla, —no mediante frases o párrafos aislados— principalmente el “nuevo testamento”, y conozca de primera mano la forma de pensar tanto de Jesucristo como de los apóstoles sobre la autoridad papal, y tal vez se lleve una sorpresa.

La duda no radica en si la Iglesia Católica llega o no a “permitir” los métodos “artificiales” de planeación familiar, —sabemos que lo tendrán que hacer, el planeta no resistiría otra cosa— sino más bien se desconoce el momento en que dicha rectificación ocurra, antes que se generen más daños humanos, sociales y ecológicos. 41

42

San Mateo 23° 9.

63


GIOVANNI TORRICELLI

64


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

CAPÍTULO IV IMÁGENES En cierta ocasión, recorría el Centro Histórico de la Ciudad de México acompañado de un historiador. Nos introdujimos en un templo católico, y mi acompañante me hizo la siguiente observación: —¿Ves el rostro de la imagen de la Virgen que está en el centro del altar? Su autor se inspiró en la cara de una actriz mexicana1 muy conocida del siglo XIX. Al paso de los días, ese comentario me llevó a reflexionar sobre el culto que se le da a una amplia variedad de imágenes. Si por ejemplo las facciones verdaderas de Jesucristo no se conocen, y no sólo eso, ni siquiera se pueden deducir con cierta aproximación2 , ¿cómo es que nos atrevemos a representarlo y rendirle pleitesía a una creación humana, si ese rostro, a final de cuentas, podrá pertenecer a un familiar o conocido del artista, pero en todo caso, no será el Señor? ¿No se estará cometiendo un error gravísimo con ello? Permítame que le presente una analogía: Imagínese que yo guardo una fotografía de un conocido actor de cine en mi cartera, y al sacarla alguien me cuestiona: De hecho mi acompañante añadió: “Todas esas personas que vemos ahí tan devotas, ni se imaginan ante quien están arrodilladas.” 1

Podemos intuir que quizá el hecho de que nadie cuente con una descripción ni siquiera aproximada de su rostro, estatura, complexión, etcétera, haya obedecido a un propósito bien definido, evitar ociosas comparaciones y un sin número de prejuicios. 2

65


GIOVANNI TORRICELLI

—¿De quién es esa foto? —Es mi papá, falleció antes de que yo naciera y nunca conocí su rostro... —Pero a tu papá nunca se le tomó una foto... —¡Ah! Justamente por eso traigo aquí una foto de otra persona, “para representarlo”. ¿Qué me diría usted? Peor aún, si al mismo tiempo, yo contara con una serie de consejos y lineamientos reales que él expresamente me hubiese dejado para que yo los siguiera, ¿no sería mejor atenderlos, en lugar de limitarme a tener en mi cartera la foto de otra persona diferente? En el caso de Jesucristo nos sucede algo muy similar.3 Somos muy afortunados de contar con el extraordinario mensaje de amor, paz y comprensión que puede y debe transformar nuestras propias vidas y las de los que nos rodean, pero sorpréndase, más que seguirlo y profundizar en sus enseñanzas, se impulsa a menudo por la alta jerarquía católica, el rendirle culto a una diversidad de creaciones humanas, que aunque podrían tener un cierto valor artístico, ni siquiera concuerdan con su real apariencia física.

FUNDAMENTOS BÍBLICOS En los mandamientos que Dios le dio a Moisés, y que en diferentes ocasiones Jesucristo refrendó a través de sus conversaciones, justo al principio de ellos dice a la letra: 4 O peor aún cuando se colocan en las altares otras imágenes, en las cuales el artista se inspiró en diversos personajes o conocidos suyos. 3

4

Éxodo 20°, 4.

66


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

“No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo de la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni les rindas culto.“5 Si observamos los “mandamientos de la Santa Iglesia Católica”, al instante notaremos que ese párrafo simplemente fue eliminado. No podemos dejar de resaltar que esta alteración a las sagradas escrituras, es sumamente grave,6 ya que dicha mutilación no fue efectuada sobre un texto secundario o irrelevante, sino que se hizo nada menos que sobre los propios mandamientos7 que Dios le dio a Moisés. La razón de tal acción es obvia, ese simple pero importante párrafo, hubiera impedido la proliferación de una astronómica cantidad de esculturas y distintos tipos de imágenes que hoy abundan en el culto católico. Desde la perspectiva antropológica, veremos que esa costumbre, más que provenir del cristianismo, deriva de una diversidad de culturas paganas anteriores. La versión católica dice: “No harás para ti imagen de escultura, ni figura alguna de las cosas que hay arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni de las que hay en las aguas debajo de la tierra. No las adorarás ni rendirás culto.” La versión protestante cita: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las honrarás.” 5

No solamente incurre en grave falta a título personal, sino se induce a toda una congregación a hacerlo. Mateo 5o 9: “De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos.”. 6

Es incorrecto omitir mandamientos de la Ley de Dios, y sustituirlos por otros elaborados por humanos (Como en este caso por los “Mandamientos de la Santa Iglesia Católica”) independientemente de la autoridad eclesial de que se trate. Porque como citaba, no solamente se comete esa falla a título personal, sino que con el agravante de la premeditación, se dirige a los fieles en un sentido erróneo. Analice lo que en Santiago 2° 10 se expresa: “Porque si una persona obedece toda la ley, pero falta en un solo mandato, resulta culpable frente a todos los mandatos de la ley.” (Las versiones católica y protestante coinciden al respecto). 7

67


GIOVANNI TORRICELLI

En cuanto al fundamento que creyeron tener para llevar a cabo semejante modificación, tal vez se encuentre en el acomodaticio enfoque que le dieron a lo planteado en el capítulo anterior, interpretando erróneamente que poseían una especie de “permiso universal y vitalicio” para —entre otras cosas— hacer modificaciones escriturales. No obstante, como igualmente expuse en el capítulo precedente, cuando el propio Señor les sentencia tanto a San Pedro como a los demás: “Todo lo que aten en la tierra, será atado en el cielo...”; nos advirtió sobre la increíble repercusión que tendrá todo actuar humano. Prueba palpable de esos efectos de “atar y desatar”, será cómo esta omisión al señalamiento divino genera en esta vida y seguramente en la otra, una cadena de consecuencias impredecibles sobre los fieles católicos, lo que hizo que se cumpliera a plenitud la advertencia que el Señor nos hizo. Estoy convencido de que más de alguno pensó en su momento, que el pasar por alto tal prohibición, —integrada nada menos que en los diez mandamientos— tendría consecuencias casi irrelevantes, pero no fue así. Para ejemplificarlo mejor, permítame que ponga a su consideración, a manera de ejemplo, el caso de la Virgen de Guadalupe en México, y al final le pido elabore su propio juicio, tomando en cuenta tanto su propio conocimiento sobre el tema, como lo que a continuación le expongo.

VIRGEN DE GUADALUPE El culto español a esta imagen es muy anterior no sólo a la fecha de la pretendida aparición del 12 de diciembre 68


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

del año 1531, sino precede con mucho al descubrimiento de América. Los frailes que ahora custodian la imagen guadalupana en el convento de Extremadura8 , en España, estiman que ese culto dio inicio alrededor del siglo XII.9 El nombre de “Guadalupe” deriva de la voz árabe “wad al luben” que significa “río escondido”. Uno de tantos acontecimientos previos a la conquista de México y relativos al tema, es cuando Cristóbal Colón escribe en su carta de enero de 1494 dirigida a los reyes: 10 “Luego que llegué a esta isla (en el Caribe) la llamé de Santa María de Guadalupe, que annsi (sic) me lo avia encomendado el Padre Prior y los frailes quando de ahí partí.” Pero le invito a que basados en la documentación histórica, hagamos una breve cronología del fenómeno guadalupano no tanto en España, sino en México. Para su mejor análisis, me he permitido dividirlo en 3 etapas: 11 De acuerdo con la entrevista con el Historiador Fray Sebastián García, cronista del monasterio guadalupano de Extremadura, España. Publicada en el semanario mexicano PROCESO, número 1414, de diciembre del 2003. 8

Período en el cual España recibía una muy fuerte influencia de la cultura árabe, al estar dominado la mayoría de su territorio por este pueblo. 9

10

Ibíd. Op. Cit.

Lo expuesto sobre este tema está basado principalmente en las Crónicas de la Conquista de Bernardino de Sahagún y Bernal Díaz del Castillo, los libros Destierro de Sombras de Edmundo O’Gorman (Universidad Autónoma de México), El Origen del Guadalupanismo de Ángel Camiro Gutiérrez Zamora, de EDAMEX, La Virgen de Guadalupe, Imagen y Tradición de David A. Brading, Editorial Taurus, Tepeyac, cinco siglos de engaño de Leoncio Garza-Valdés de Editorial Plaza-Janés, y la respuesta-dictamen que Don Joaquín García Icazbalceta presentó ante el arzobispo don Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos, sobre la petición expresa que el propio prelado le hizo al historiador sobre la veracidad de las apariciones. 11

69


GIOVANNI TORRICELLI

1531-1648 La situación prevaleciente de esos años fue completamente distinta a la descrita en el texto12 que le dio origen, para un estudioso saltará a la vista que quienes crearon tal acontecimiento no se tomaron la molestia de cotejar lo ahí descrito con el contexto y acontecimientos reales de la época. Seguramente actuaron con tal ligereza, porque no se imaginaron la evolución y consecuencias que su relato acarrearía a lo largo de los siglos. En el año de 1531, apenas 10 años después del terrible trauma de la conquista, el ambiente que prevalecía entre ambos grupos étnicos, era de recelo y desconfianza mutua; paralelamente, se ponía de manifiesto en todos la gran diferencia en cuanto a sus costumbres —mismas que no podían modificarse tan rápido— y por si fuera poco, una abrumadora mayoría de indígenas desconocía por completo el idioma español y viceversa, pero ello no fue obstáculo para que los españoles tomaran una parte importante del pueblo vencido casi como esclavos. En el año 1535, se funda el Convento de Tlaltelolco13, aunque por esos años aún no se les administraban en forma generalizada los sacramentos a los indígenas. Por ello precisamente el obispo Juan de Zumárraga14, en el año de 1537, hace extensiva la administración de los sa-

El escrito que dio origen a esta leyenda se publicó 117 años después de las supuestas apariciones, o sea, en 1648; su autor fue Miguel Sánchez y fue traducido al “mexicano” con fines evangelizadores en 1649, llevando esa traducción por nombre NICAN MOPOHUA, que significa «Aquí se narra» en náhuatl. 12

13

(www.cabin.gob.mx/dgpif/hitoricos/santiago.htm)

Instrucción de Fray Juan de Zumárraga a sus procuradores, ante el concilio universal, (Punto tercero, Febrero de 1537) Citado en el libro “Tepeyac, cinco siglos de engaño” de Leoncio Garza-Valdés, Ed. Plaza Janés. 14

70


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

cramentos a los “indios”, y para que nos involucremos más en el ambiente que prevalecía entre los españoles de esos años, no fue sino hasta el 2 de junio de ese mismo año de 1537, cuando el Papa Paulo III publica la bula papal Sublimis Deus, también conocida como Veritas ipsa, donde declara que los “indígenas”15 también son humanos, racionales y con alma, semejantes a los europeos16. Es justo reconocer que el reto que tenían ante sí los primeros misioneros era monumental, ya que una auténtica minoría de frailes, aparte de la limitación del idioma y del esfuerzo que requerían para frenar la voracidad de los primeros españoles, debían enfrentarse a la trascendental tarea evangelizadora, misión dirigida hacia un pueblo acostumbrado no solamente a adorar ídolos y figuras diversas, sino hasta la realización de sacrificios humanos. Por ejemplo, en el cerro del Tepeyac, los naturales veneraban a la diosa Tonantzin, también conocida por los aztecas como la “madre de dios”, la cual era objeto de muchas y largas peregrinaciones, procedentes de todos los rincones del imperio azteca. En 1547 el señor obispo Zumárraga es ascendido a Arzobispo de México por Carlos V, con la confirmación del Papa Paulo III, pero su salud comienza a decaer, por lo que el 2 de junio de 1548 dicta su testamento y muere al día siguiente. El término “indígena” no debería ser utilizado, ya que se ha comprobado que todos los humanos sobre la tierra procedemos del mismo ancestro genético. (Estudios de ANTROPOLOGÍA FÍSICA Enciclopedia Compton) El término indígena, aparte de ser discriminatorio y hasta cierto punto peyorativo, para colmo está mal empleado, se deriva del hecho de que, cuando Colón arribó a América, creyó haber llegado a la India. El propósito de incluirlo en el texto, es únicamente para utilizar los términos de la época, y situarnos en su particular forma de pensar. 15

16

Op. cit.

71


GIOVANNI TORRICELLI

Con el deceso de este arzobispo, surgen dos primeras interrogantes: a) En toda la voluminosa correspondencia que don Juan de Zumárraga sostuvo con reyes, subalternos y una gran cantidad de personas, ¿por qué jamás hizo la más leve referencia a aparición alguna? ¿Hubiera sido un suceso tan sin importancia como para ni mencionarlo?; y b) Si en realidad fue protagonista de tal evento, ¿por qué no solicitó ser enterrado cerca del lugar donde se veneraba la imagen, sino en la Catedral? Ello es solamente comprensible, si analizamos lo que la historia universal nos indica: La leyenda de la aparición aún no había sido creada, ella daría inicio exactamente 100 años después de la fecha del fallecimiento de Juan de Zumárraga. Paralelamente a esos acontecimientos, en Europa sucedía lo siguiente: Ante los señalamientos de desviaciones doctrinales de los iniciadores de la reforma protestante, en lugar de analizarlos y determinar hasta que punto podría haber razón en ese movimiento para su posible rectificación, se reaccionó en forma contraria, y a través de un movimiento conocido como la “contrarreforma”, se pensó en estimular aún más el culto mariano, como parte de una estrategia “defensiva”. Congruente con esa directriz, por un lado se desarrolló en la corona española el interés de ir sustituyendo en “la Nueva España” a los frailes misioneros, por sacerdotes del clero secular y dominicos, algunos de los cuales coadyuvarían después en las labores propias de la inquisición. Al mismo tiempo se impulsó también en América el culto mariano, según consta en las dos cédulas reales expe72


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

didas por la Reina Juana “a las audiencias de las Indias” del 1° de mayo del año 155117, donde se pide expresamente al clero novo hispano18 que fomenten la devoción a “Nuestra Señora de Guadalupe” de Extremadura.19 Probablemente como una mera consecuencia del deseo de la corona, alrededor del año 1555, sin que se sepa con certeza quien lo hizo, se colocó una Imagen de la Virgen de Guadalupe20 en una ermita del Tepeyac. Algunos se refirieron a esa imagen como “la que había aparecido” en la ermita, dando a entender que la había colocado alguien, no que hubiese tenido procedencia divina.21 El siguiente evento es muy ilustrativo sobre el tema: El domingo 6 de septiembre de 1556, el nuevo Arzobispo de México, Alonso de Montúfar, predica un sermón —congruente con la tendencia ya citada— en la Catedral, en honor de la Virgen de Guadalupe, estimulando a los espa-

Primera Cédula de la Reina Juana a las audiencias de las Indias, Valladolid, España. 1° de mayo del año 1551, y Segunda Cédula, expedida precisamente en el monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe. Valladolid, España 1° de mayo del año 1551. Citadas en el libro “Tepeyac, cinco siglos de engaño” de Leoncio García-Valdés, Ed. Plaza-Janés. 17

Como dato curioso, dentro del texto de esas cédulas, se indica la advertencia: “No se admitan indígenas como miembros de dichas cofradías”. Op. Cit. 18

La Virgen de Guadalupe, en Extremadura, España, era venerada como citamos, desde el siglo XII. Según Luis González Obregón, el propio Hernán Cortés, en un viaje a España en 1530, trajo consigo varias imágenes de esa Virgen, mismas que se cree sirvieron como modelo para pintar un poco después la del Tepeyac. 19

Durante el siglo XVI y primera mitad del XVII, ninguna fuente confiable se atrevió siquiera a insinuar que esa imagen tuviera procedencia divina. A excepción de una interesante conversación que en los párrafos siguientes se menciona. 20

Muchos naturales se referían a ella para esos años, como la “nueva Madre de Dios”. 21

73


GIOVANNI TORRICELLI

ñoles a perseverar en ese culto, y exhortando a los naturales a seguir ese —a su parecer— edificante ejemplo. Para su sorpresa, desde ese mismo día hubo comentarios adversos a tal prédica, dentro de los mismos religiosos, entre ellos Fray Alonso de Santiago22, quien externa su desacuerdo con estas palabras: “porque creerían que era la Virgen misma, y que en ese concepto la adorarían como solían adorar ídolos... aguarde vuestra merced un poco y le traeré un libro y verá un capítulo que habla en el mismo caso”. (sic) Y a continuación le mostró nada menos que la Biblia. Así continuaron las críticas por parte de religiosos23, pero el enfrentamiento más duro provino nada menos que del Padre provincial de la orden de los Franciscanos, Fray Francisco de Bustamante, y fue realizado este importante señalamiento, tan sólo dos días después del sermón del Arzobispo, el martes 8 de septiembre de 1556, en la misa mayor de la capilla de San José de los Naturales, del Convento de San Francisco, en México. Lo que en realidad le dio relevancia al hecho, fue que — sorpréndase— se encontraban presentes, nada menos que el propio Virrey Don Luis de Velasco y varios oidores, así como un enviado del Arzobispo, aunque no se cita su nombre.24 En su sermón, señaló a la imagen guadalupana de la ermita como “apócrifa”, expresando que “estaba admirado de que esta devoción se hubiera levantado tan sin fundamento,”25 y más adelante afirmó: “y venir ahora 22

Testimonio de Gonzalo de Alarcón. “Testimonios de 1556” págs. 240-241.

23

Testimonio de Alonso Sánchez de Cisneros, “Información de 1556” pág. 244.

24

Ibíd. pág. 215.

25

Ibíd págs. 218-220.

74


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

a decirles a los naturales que una imagen pintada ayer por un indio llamado Marcos26 hacía milagros, era sembrar gran confusión y deshacer lo bueno que se había plantado.27 Como estos importantísimos señalamientos fueron expuestos ante el Virrey mismo, lo más relevante era, como comprenderá, la respuesta que a los mismos se diera. El virrey no comentó nada al respecto, y la actitud del Arzobispo consistió en lo siguiente: Esa misma tarde28 se dirige a través de un intérprete a los naturales y solicita que se les “diese a entender cómo habían de adorar, en aquella devoción, la imagen de nuestra Señora que allí estaba en el altar, porque representaba la del cielo, madre de Dios verdadero, y que no se hacía reverencia al lienzo, ni pintura ni palos de las imágenes, sino a las imágenes por lo que representaban...” Dada la magnitud de la acusación, y ante quien se realizó, al apreciar una respuesta tan pobre, no podemos dejar de preguntarnos ¿por qué no se desmintió a Fray Francisco de Bustamante, cuando expresó en forma clara y contundente, que esa imagen había sido pintada por el artista indígena de nombre Marcos?29 26

Subrayado por el autor.

Testimonio de Juan de Salazar, testigo Alonso Sánchez de Cisneros, Ibíd. págs. 217, 219,227, 232, 236, 242 y 250. 27

Ante el procurador de la Real Audiencia Juan de Salazar y el Bachiller Francisco Salazar, sirviendo como intérprete el sacerdote Francisco de Manjarrez. “Información de 1556” pág. 230. 28

Todo parece indicar que el autor de la imagen fue un destacado miembro de la Escuela de Artes y Oficios de Fray Pedro de Gante, llamado Marcos Cipac o Cipatli. Paralelamente, se ha descubierto que debajo de la imagen actual, — que ha recibido alrededor de 20 restauraciones— hay dos imágenes pintadas: Una fechada en 1556 y firmada “Marcos Aquino”, y otra fechada en 1625 firmada “Arrue Calzonzi”. “Tepeyac, cinco siglos de engaño”, Leoncio Garza-Valdés, Editorial Plaza Janés. 29

75


GIOVANNI TORRICELLI

Si efectivamente se hubiese llevado a cabo ese extraordinario prodigio en el año 1531, y, en consecuencia, se contaba en 1556 nada menos que con una imagen de procedencia divina, ¿por qué simple y sencillamente no la mostraron? ¿hubiese sido remotamente imaginable semejante diálogo, efectuado nada menos que en presencia del Virrey y oidores? ¿Qué castigo cree usted que hubiese merecido semejante desacato? De haber existido la tilma de Juan Diego con la imagen de procedencia divina impresa en ella, ¿por qué no se usó esa manifestación celestial como un irrefutable argumento en contra de los protestantes, que acusaban a la iglesia Católica de desviación doctrinal, entre otras cosas, a través de un excesivo culto mariano? Un acontecimiento de tal magnitud: La aparición de la Virgen, y su impresión divina en la tilma —de haberse presentado— hubiese significado un evento de extraordinaria importancia, no solamente en el ámbito nacional sino internacional, hecho que, además, hubiese simplificado la incipiente labor evangelizadora de esos primeros años. Ante semejante prodigio, ¿por qué en toda la voluminosa correspondencia con España, en actas de cabildo o en algún sitio de México o del mundo, nadie hace la más leve mención? ¿Cuál es la razón por la cual ningún historiador de esa época relata esa aparición? ¿Lo cree usted posible? Se hacen muy leves referencias a un cierto culto a la Guadalupana, ya que como citábamos se había importado dicha devoción de España, pero jamás ni siquiera se insinuó, acerca de la existencia de una imagen de procedencia divina.

76


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Pero veamos un poco más adelante dentro ese mismo siglo XVI, el testimonio del extraordinario historiador Fray Bernardino de Sahagún:30 Su visión adquiere una especial importancia, ya que, de alguna forma, pertenecía al clero católico, y de haber habido lugar algún tipo de manifestación celestial, él lo hubiera sabido. Esta versión fue escrita, según cita él mismo, en el año 1576. Veamos de su propia palabra lo que pensaba al respecto, en una descripción interesante sobre las costumbres religiosas de los naturales. “Habiendo tratado de las fuentes, aguas y montes, parecióme lugar oportuno para tratar de las idolatrías principales antiguas (sic) que se hacían y aún hacen en las aguas y en los montes.” Una vez que expone diferentes ritos que define claramente como idolatrías, se introduce al tema que nos ocupa y expone: “Cerca de los montes hay tres o cuatro lugares donde se solían hacer muy solemnemente sacrificios, y que venían a ellos de muy lexas (sic) tierras. El uno de éstos es que aquí en México, donde está un montecillo que se llama Tepeácac, y los españoles conocen como Tepeaquilla, y agora se llama Nuestra Señora de Guadalope. En este lugar tenían un templo dedicado a la madre de los dioses, que la llamaban Tonantzin, que quiere decir “nuestra madre”. Allí hacían muchos sacrificios a honra desta diosa.” Uno de los más grandes historiadores del siglo XVI nació en 1499 y murió en 1590. El texto referido se encuentra en “Historia general de las cosas de la Nueva España”, Tomo III, libro undécimo, Capítulo XII, parte final del párrafo sexto. Versión íntegra del texto castellano del manuscrito conocido como Códice Florentino. Editorial del Consejo Nacional para la cultura y las artes (CONACULTA, México). 30

77


GIOVANNI TORRICELLI

“Y venían a ellos de más de veinte leguas de todas estas comarcas de México, y traían muchas ofrendas. Venían hombres y mujeres y mozos y mozas a estas fiestas. Era grande concurso de gente en estos días, y todos decían: “Vamos a la fiesta de Tonantzin.” Y agora que está allí edificada la iglesia de Nuestra Señora de Guadalope, también la llaman Tonantzin,...” Un poco más adelante menciona en tono de queja: “...y es cosa que se debería remediar, porque el propio nombre de madre de Dios, Sancta María, no es Tonantzin, sino Dios inantzin31 . Parece ésta invención satánica para paliar la idolatría debaxo equivocación deste nombre Tonantzin.” “Y vienen agora a visitar a esta Tonantzin de muy lexos, tan lexos como de antes, la cual devoción también es sospechosa, porque en todas partes hay muchas iglesias de Nuestra Señora, y no van a ellas, y vienen de lexos tierras a esta Tonantzin, como antiguamente.” ¿No le parece ilógico que este meticuloso fraile en 1576 —nada menos que 45 años después de las supuestas apariciones— no haya hecho la más leve mención a algún tipo de prodigio? ¿O es que no fue lo suficientemente importante para al menos referirlo, aunque él en lo personal no lo hubiese creído? ¿No será más bien que ante el reiterado culto prehispánico que aquí se describe, algunos optaron en el siguiente siglo por seguir otro camino diferente y fabricaron la aparición?

Aparte de su testimonio, con esta observación el autor nos demuestra conocimiento del idioma de los naturales. 31

78


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

1648-1850 El mentiroso tiene que poseer muy buena memoria. Refrán popular

La primera “semilla” del fenómeno aparicionista se sembró nada menos que 117 años después del supuesto evento: En el año de 1648, cuando el bachiller Miguel Sánchez, influenciado por su amigo, el vicario de la Ermita, Luis Lasso de la Vega, publica un escrito llamado “Imagen de la Virgen Madre de Dios de Guadalupe”, texto actualmente muy difundido, con el relato de la impresión divina de la imagen. Este libro que no contó con fundamento o cita histórica alguna, decidieron justificarlo mediante “la tradición” y en opinión de la inmensa mayoría de analistas, tuvo en su momento más propósitos evangelizadores que históricos, por ello es que Luis Lasso de la Vega hace que se traslade al náhuatl, lengua en la que se le conocerá como NICAN MOPOHUA. Dicho relato desde su inicio fue objetado por muchas personas, y desde aquel remoto año de 1648, se formó en México un grupo de escritores que de inmediato clarificaron el reporte del Bachiller Sánchez, haciendo ver que se trataba de una mera leyenda sin sustento histórico.32 Nótese que aun habiéndose iniciado el proceso de mitificación, como todavía no había cobrado la fuerza que “Tepeyac, cinco siglos de engaño” Leoncio Garza-Valdés, Editorial Plaza Janés. En este texto se hace mención de Ágreda Sánchez que hizo una recopilación de quienes negaron las apariciones por espacio de 3 siglos, y dicho reporte se encuentra en la colección de documentos guadalupanos, en la Biblioteca Pública de la ciudad de Nueva York. 32

79


GIOVANNI TORRICELLI

adquiriría al paso de las décadas, en esa misma segunda mitad del siglo XVII, hubo personas destacadísimas como Sor Juana Inés de la Cruz33 que consideraban —y así lo expresó abiertamente sin tener ningún tipo de problema— que la historia guadalupana no era sino una invención poética maravillosa, de esa forma lo citó al elogiar al poeta Francisco de Castro.34 Según Fray Servando Teresa de Mier35, el texto guadalupano original de 1648, con contenidos bíblicos y mitológicos, no fue sino una mera composición literaria del género de los autos sacramentales, los cuales estuvieron tan de moda durante el siglo anterior, el XVI. Como el texto citado de 1648 está apoyado sólo en “la tradición”, es conveniente hacer varias reflexiones al respecto: Lo más relevante es que la tradición guadalupana como “aparición” no existía, aunque sí como culto casi restringido a la minoría española. Por ello se hizo necesario —como vimos en páginas anteriores— que a través de cédulas reales, se impulsara dicho culto (no la leyenda aparicionista) desde la corona, a partir de la mitad del siglo XVI, como respuesta —según pensaron— a la conjugación de elementos y pugnas teológicas que se escenificaban en el viejo continente.36 Su nombre de pila era Juana de Asbaje y Ramírez (1648-1695) También conocida como “La décima musa”. 33

Observación publicada en la Revista NEXOS 1996, por el escritor José Joaquín Blanco. 34

Fray Servando Teresa de Mier y Noriega Guerra (1763-1827). Fue uno de los precursores de la Independencia de México. 35

Es importante resaltar que las cédulas reales (ibíd.) que impulsaron dicho culto, (una de ellas expedida desde el propio Convento Guadalupano de Extremadura de España) prohibía la inclusión de “indígenas” en las Cofradías Guadalupanas. 36

80


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

De haber existido tal “tradición”, ¿por qué se dejó hablar libremente37 a Fray Francisco de Bustamante en 1556 frente al propio Virrey, sin reprocharle ninguno de sus dichos? Y más aún, 20 años después, Fray Bernardino de Sahagún (1576) equipara este fenómeno como idolátrico. ¿Sería posible que ni siquiera se hubiera enterado de ello? ¿O que al menos hubiera escuchado algún rumor al respecto? Por otro lado, no podemos dejar de considerar que una tradición —cuando existe— en sí misma no justifica su eternización, ya que ellas nunca han sido inamovibles por naturaleza. Cualquier costumbre que usted imagine, necesariamente en su momento, hubo de desplazar a otra anterior. Por decir, el Guadalupanismo sustituyó el culto a Tonantzin, y éste a su vez seguramente sucedió a la adoración al sol, y así sucesivamente. Las costumbres y las tradiciones, si bien hay algunas muy valiosas que valdría la pena salvaguardar, otras deben ir evolucionando en función del valor supremo de la naturaleza que es el ser humano, y éste a su vez debe orientarse hacia las verdades reveladas procedentes de Dios. Imagínese por un momento, que el uso o costumbre de ingerir carne cruda o cubrirse con pieles de animales, — o la antropofagia de hace muchos milenios— no lo hubiésemos modificado, por el simple hecho de tratarse de una “tradición” ancestral. ¿Le parecería adecuado proceder de esa manera? En el caso del inicio de esta leyenda, a partir del escrito citado de 1648, y a medida que transcurrieron las décaIncluso llamó a la imagen “apócrifa”. Testimonio de Alonso Sánchez de Cisneros, “Información de 1556. págs. 218-220. 37

81


GIOVANNI TORRICELLI

das, muchas personas consideraron que esa trama resultaba altamente conveniente para desarrollar una especie de “culto de sustitución”, principalmente sobre la población considerada como “indígena”. En el año de 1787, un grupo de especialistas en pintura, encabezados por Bartolache 38 examinan con detenimiento la imagen y se dieron cuenta que tenía varias capas de pintura, había sido retocada y tenía algunos remiendos. El principal cosmógrafo de las Indias, Juan Bautista Muñoz, pone en 1794 a consideración de la Real Academia de Historia de Madrid, un informe en el que expone la crítica que Fray Bernardino de Sahagún hizo en su momento al culto guadalupano, exhibiendo dicha costumbre indígena como una especie de subterfugio para continuar con la idolatría —como citamos— y anticipa que ese culto carece de fundamento histórico confiable.39 Este informe no se publica hasta 1817, y tiene gran resonancia entre los eruditos mexicanos de fin de siglo. El único esfuerzo serio de responder a Muñoz, fue “La aparición de Nuestra Señora de Guadalupe de México (1849)”, de Julián de Tornel y Mendívil40 (1801-1860), que sin aportar pruebas, argumenta que “él escribía para los creyentes y los que aman las glorias de nuestra patria”.

José Ignacio Bartolache dijo que dicha pintura no se había pintado sobre una tilma, sino sobre un material mucho más fino, conocido como “manta cotense”. También debemos resaltar que dicha pintura tiene dimensiones de 172.50 por 109 centímetros, lo cual es demasiado grande para una tilma, a menos que Juan Diego hubiese tenido una estatura superior a los 2 metros. 38

“La Virgen de Guadalupe, Imagen y Tradición”, David A. Brading, Editorial Taurus. “Image and Tradition Across Five Centuries” pág. 26. 39

40

Ibíd. pág. 377.

82


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

1850-2002 A medida que transcurrían las décadas, crecía la cantidad de tinta tanto de parte de quienes negaban las apariciones como de quienes las sostenían. Sin embargo, en el ámbito popular, dicha leyenda se fue fortaleciendo en forma muy importante. En eso ocurre un hecho muy relevante en la crónica de la polémica guadalupana: El arzobispo Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos recibe en el año 1883 una solicitud de imprimatur de un libro que ponderaba las apariciones; el autor del texto era el Licenciado José Antonino González.41 Ante ese nuevo libro guadalupano, que confiaba obtener el respaldo eclesial, el Arzobispo en forma prudente decide acudir nada menos que con su amigo don Joaquín García Icazbalceta42, para dilucidar este espinoso asunto de una vez por todas y desde el contexto histórico. Al principio García Icazbalceta se niega, pero ante la insistencia del Arzobispo: “Se lo rogaba como amigo y se lo mandaba como prelado”, el historiador acepta, no sin antes aclarar que lo haría en calidad de experto en historia eclesiástica y de la colonia, pero sin entrar en la dimensión teológica o canónica. Dictamen sobre la investigación relativa a las apariciones del Tepeyac, emitido por Don Joaquín García Icazbalceta. “Publicaciones para el estudio científico de las religiones” Copia del texto original de octubre de 1883. 41

Joaquín García Icazbalceta (1825-1894) es considerado el erudito por excelencia de la historiografía colonial mexicana. Su dominio del método de investigación histórico-crítico, aunado a sus cualidades intelectuales, le llevaron a escribir obras tan importantes como “Don Francisco Juan de Zumárraga, primer Obispo y Arzobispo de México” 1881. Es considerado por enciclopedias e intelectuales contemporáneos como el experto por excelencia en historia mexicana del siglo XVI. (Siglo de las pretendidas apariciones). 42

83


GIOVANNI TORRICELLI

Una vez realizada la investigación, este personaje presenta en octubre del año 1883, un revelador dictamen expuesto a lo largo de 60 páginas43 y 70 argumentaciones. Esta opinión es particularmente importante, ya que no sólo García Icazbalceta era una verdadera eminencia en el ámbito académico, sino que quedaba exento de cualquier sospecha de querer lucrar con esta controversia, ya que él era un ferviente católico y por si fuera poco, al terminar su análisis, solicita al Arzobispo que mantenga su informe en secreto. Ante la imposibilidad de exponerle la totalidad del dictamen44, le mostraré solamente algunos de los 70 puntos que lo componen: Cuando habla del “argumento negativo”45 que emplean los defensores de la aparición, manifiesta: “9. Caímos ya en el argumento negativo, tan impugnado por los apologistas de la Aparición, sin duda porque conocen que no puede haber otro contra un hecho que no pasó. Porque sería absurdo exigir que los contemporáneos tuvieran el don de la profecía, y adivinando que más adelante se inventaría un suceso de su tiempo, dejaran escrito con anticipación que no era cierto ni se diera crédito a quienes lo contaran.” Sobre la supuesta participación del entonces obispo Juan de Zumárraga dice: 43

En su versión impresa.

Recomiendo al lector que si logra conseguir el texto íntegro de la investigación-dictamen de García Icazbalceta, lo analice en forma completa. 44

Cuando cita “argumento negativo”, se refiere al socorrido recurso de los “aparicionistas” que se basan en que nadie negó las apariciones durante el período 1531-1648. Obviamente nadie las negó porque nadie las conocía y ni siquiera se mencionan. 45

84


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

“12. El primer testigo de la Aparición debiera ser el Ilmo. Sr. Zumárraga, (sic) a quien se le atribuye papel tan principal en el suceso y en las subsecuentes colocaciones y traslaciones de la imagen. Pero en los muchos escritos suyos que conocemos no hay la más ligera alusión al hecho o a las ermitas: ni siquiera se encuentra una sola vez el nombre de Guadalupe.” “Tenemos sus libros de doctrina, cartas, pareceres, una exhortación pastoral, dos testamentos y una información acerca de sus buenas obras.” Un poco más adelante en ese mismo punto continúa: “Si el Sr. Zumárraga hubiera sido testigo favorecido de tan gran prodigio, no se habría contentado con escribirlo en un solo papel, sino que le habría proclamado por todas partes, y señaladamente en España, a donde pasó el año siguiente: habría promovido el culto con todas sus fuerzas, aplicándole una parte de las rentas que expedía con tanta liberalidad; alguna manda o recuerdo dejaría al santuario en su testamento;...” “Algo dirían los testigos de la información que se hizo acerca de sus buenas obras: en la elocuente exhortación que dirigió a los religiosos para que acudieran a ayudarle en la conversión de los naturales venía muy al caso, para alentarlos, la relación de un prodigio que patentizaba la predilección con que la Madre de Dios veía a aquellos neófitos. Pero nada, absolutamente nada en parte alguna.” En lo que atañe a los demás historiadores de la época, cita: “14. Fr. Bartolomé de las Casas estuvo aquí en los años de 1538 y 1546. Indudablemente conoció y trató al Sr. Zumárraga, pues ambos asistieron a la junta de 85


GIOVANNI TORRICELLI

1546: de su boca pudo oír la relación del milagro. Con todo, en ninguno de sus muchos escritos habla de él,...” En el punto 15 siguiente cita cómo Fray Jerónimo de Mendieta que vino en 1552, Muñoz Camargo (1576), el Padre Valadés (1579), el Padre Durán (1580), el Padre Acosta (1590), Dávila Padilla (1596), Tezozómoc (1598), Ixtlixóchitl (1600) y Grijalva (1611) guardan total y absoluto silencio sobre el tema. Lo mismo sucederá —continúa— con el padre fray Gabriel de Talavera (1597), el cronista franciscano Daza (1611), el cronista Gil González Dávila (1649), y todos los demás, callaron la historia de la aparición. En cuanto a Fray Bernardino de Sahagún —que ya mencionamos— dice: “19. El P. Sahagún vino en 1529 y debía estar bien enterado de la historia de la Aparición, si ésta hubiera acontecido dos años después. Nadie como él trató con los indios: Pudo conocer perfectamente a Juan Diego y demás personas que figuraron en el negocio. A pesar de todo, dice terminantemente que “no se sabía de cierto el origen de aquella fundación”; y por los dos pasajes citados se advierte con toda claridad que le desagradaba la devoción de los indios, teniéndola por idolátrica,...” Sobre el conocimiento que sobre el tema tenía el Rey de España: “20. Por aquellos mismos tiempos preguntaba el Rey a D. Martín Enríquez cuál era el origen de aquel santuario; y el virrey contestaba con fecha 25 de septiembre de 1575, que por los años de 1555 o 56 existía allí una ermita con una imagen de Nuestra Señora, a la 86


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

que llamaron de Guadalupe por decir que se parecía a la del mismo nombre de España,...” Pero no intercambian palabra alguna sobre “apariciones.” En lo relativo (punto 21) a las menciones de los defensores de las apariciones durante el siglo XVI, manifiesta que ellos confunden el culto que efectivamente había por aquellos años, con referencias históricas sobre algún tipo de prodigio divino: “Todos los apologistas, sin exceptuar uno solo, han caído en una equivocación inexplicable en tantos hombres de talento, y ha sido la de confundir constantemente la antigüedad del culto con la verdad de la Aparición y milagrosa pintura en la capa de Juan Diego.” En lo que respecta a ausencia de noticias guadalupanas en la historia de la colonia y de la propia Iglesia Católica expresa: “25. Note igualmente V.S.I. que nada se habla de la Aparición de la Virgen de Guadalupe en los tres concilios mexicanos, ni en las actas de los Cabildos Eclesiástico y Secular, anteriores al libro del P. Sánchez.” Sobre el silencio universal anterior a 1648: “28. Como V.S.I. ve, es completo el silencio de los documentos antes de la publicación del libro del P. Sánchez. No cabe en buena razón suponer que durante más de un siglo tantas personas graves y piadosas, separadas por tiempo y lugar, estuviesen de acuerdo en ocultar un hecho tan glorioso para la religión y la patria.” Cuando refiere el reproche del año 1556 —citado en páginas anteriores— que le hizo Fray Francisco de Busta87


GIOVANNI TORRICELLI

mante al Arzobispo Alonso de Montúfar, frente al Virrey y oidores, diciendo entre otras cosas que la imagen era “apócrifa”: “31. Lastimado el Sr. Montúfar, que no era muy sufrido ni muy amigo de los franciscanos, con aquella reconvención pública en tal ocasión y ante tal concurso, y acaso más por habérsele echado encima el brazo seglar, comenzó desde el día siguiente a levantar la información que original tiene V.S.I.” “Su objeto era, según en ella aparece, saber si el P. Bustamante había dicho alguna cosa de que debiese ser reprendido. El interrogatorio de trece preguntas tenía por único objeto dejar bien fijado lo que el predicador había dicho. Fueron llamados nueve testigos, y de sus declaraciones resulta haber predicado el P. Bustamante lo que dejamos referido.” “Algunos añadieron, que él no era el único que pensaba de aquella manera sino que le seguían los demás franciscanos: que todos se oponían a la devoción, y aún alegaban contra ella textos de la Sagrada Escritura en que se manda adorar sólo a Dios 46 : que aquella ermita, decían, no debía llamarse de Guadalupe, sino de Tepeaca o Tepeaquilla: que ir a tal peregrinación no era servir a Dios, sino más bien ofenderle,...” Y más adelante añade: “Nada se hizo contra el P. Bustamante, quien, a pesar de aquel sermón, fue otra vez electo provincial en 1560 y después comisario general.” “32. V.S.I. tiene a la vista el expediente original, y puede cerciorarse por sí mismo de su autenticidad y de 46

El subrayado es del autor.

88


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

que en él se encuentra lo que dejo extractado. Después de leído el documento, a nadie puede quedar duda de que la Aparición de la Sma. Virgen del año de 1531 y su milagrosa pintura en la tilma de Juan Diego es una invención nacida mucho después.” En cuanto al verdadero autor de la imagen: “34. Tenemos, pues, comprobado de una manera irrecusable que a los veinticinco años de la fecha que se asigna al suceso, y a la faz de muchos contemporáneos, condenaba el P. Bustamante en ocasión solemnísima, la nueva devoción a Ntra. Sra. de Guadalupe; pedía severo castigo para el que la había levantado con la publicación de milagros falsos, y publicaba que aquella imagen era obra de un indio, sin que se alzase una sola voz para contradecirle.” “Becerra Tanco 47 dejó escrito que apenas se verificó la última aparición al Sr. Zumárraga, se difundió “por todo el lugar la fama del milagro” y un gran concurso de pueblo acudía a venerar la imagen. ¿Pues cómo el Sr. Arzobispo, tantos testigos de vista, el pueblo entero, no aniquilaron los cargos del predicador con sólo echarle a la cara el origen divino de la imagen, bastante para justificar aquella devoción?” “¿Cómo pudiera oír sin escándalo que se atribuyese a un indio la obra maravillosa de los ángeles? ¿Cómo quien tales cosas decía en un púlpito no fue inquietado? ¿Cómo el Sr. Arzobispo que se veía acusado coram populo de fomentar una devoción idolátrica y de predicar milagros falsos, trata de justificarse tímidamen-

Uno de los más destacados defensores de las apariciones. Autor de “Felicidad de México”. 47

89


GIOVANNI TORRICELLI

te de tales acusaciones en vez de confundir al predicador con la comprobación del gran prodigio?” “Si los documentos originales existían, bastaba con publicarlos, pues imprentas no faltaban; si ya había perecido, aquélla era la ocasión de reponerlos con una información facilísima, en vez de dejarla para ciento diez años después.”48 Refiriéndose al fundamento del texto de Miguel Sánchez de 1648: “36. Mas he aquí que el Br. Sánchez publica su libro (el primero en que se vio la historia de la Aparición a Juan Diego), y todo cambia como por encanto. ¿Era que en aquel libro se relataba, apoyada con documentos auténticos e irrefragables, una historia gloriosa, hasta entonces desconocida?” Una vez que expone cómo el propio Miguel Sánchez confiesa que no cuenta con nada que lo apoye, insistiendo que tiene de su parte “la tradición”. Continúa García Icazbalceta: “37. Al publicar historia tan peregrina, debiera haber hecho constar con la mayor puntualidad las fuentes Aquí se refiere a una especie de juicio preparado en 1666, donde los incipientes defensores del aparicionismo, conscientes de su falta de sustento histórico, y por la abierta oposición que desde el principio manifestaron muchos escritores, pretendieron demostrar, sin documento alguno, y a base de “testimonios” la autenticidad de las apariciones. (Testimonios de 1666) El testimonio por lo regular lo da un “testigo” (Del latín testificare Diccionario Etimológico de la lengua castellana Joan Corominas, Ed. Gredos; y significa “Persona que presencia una cosa”) por lo que resulta inverosímil presentar testigos de las apariciones 135 años después de esos acontecimientos. La verdad es que con testimonios como ésos, cualquier persona podría pretender “demostrar la autenticidad” de lo que fuera, sólo la imaginación sería el límite. 48

90


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

de donde la había sacado, y no contentarse con esas generalidades tan vagas, calificando por su propia autoridad de “bastantes” unos papeles, sin decir cuáles eran ni de qué autor. Contaba mucho con la credulidad de sus lectores, y en eso no se engañó.” En cuanto al multicitado libro NICAN MOPOHUA 49, García Icazbalceta coincide (punto 37) con la mayoría de los historiadores, en cuanto al verdadero origen de ese texto: “El Adán despierto, o sea el Lic. Lasso de la Vega, tomó la cosa tan a pechos, que el año siguiente, 1649, imprimió una relación, suya o ajena, en mexicano 50 con lo cual acabó de correr entre los indios la historia del P. Sánchez.” Por lo que respecta al verdadero servicio que esta leyenda hace a Dios, expresa: “38. El libro de éste salió en momento oportuno para ganar crédito. La admirable credulidad de la época, junto con una piedad extraviada, hacía admitir desde luego cuanto parecía redundar en gloria de Dios, sin advertir, como muchos no advierten hoy, que a la Verdad Suma no se da honra con la falsedad y el error.” Y así continúa exponiendo los resultados de su cuidadoso análisis, hasta el punto 70, donde a manera de conclusión dice:

Los aparicionistas, en un afán de proporcionarle evidencia histórica a esta traducción del texto de Miguel Sánchez, optaron por lo siguiente: Sin fundamento de ninguna clase y para hacerlo más “creíble”, decidieron atribuírselo a Antonio Valeriano (1520?-1605?), ello a pesar de que absolutamente nadie en ese siglo, hace referencia a algún tipo de aparición guadalupana. 49

El NICAN MOPOHUA como mencionamos, no es otra cosa que la versión en náhuatl de lo afirmado por Miguel Sánchez. 50

91


GIOVANNI TORRICELLI

“De todo corazón quisiera yo que uno (milagro) tan honorífico para nuestra patria fuera cierto, pero no lo encuentro así; y si estamos obligados a creer y pregonar los milagros verdaderos, también nos está prohibido divulgar y sostener los falsos.” Y unas líneas más adelante añade: “En mi juventud creí, como todos los mexicanos, en la verdad del milagro: no recuerdo de dónde me vinieron las dudas y para quitármelas acudí a las apologías, éstas convirtieron mis dudas en certeza de la falsedad del hecho. Y no he sido el único. Por eso juzgo que es cosa muy delicada seguir defendiendo la historia. Si he escrito aquí acerca de ella, ha sido por obedecer el precepto repetido de V.S.I.” “Le ruego, por lo mismo, con todo el encarecimiento que puedo, que este escrito, hijo de la obediencia, no se presente a otros ojos ni pase a otras manos: así me lo ha prometido V.S.I. Me repito de Vuestra Señoría Ilustrísima afectísimo amigo y obediente servidor, que su pastoral anillo besa.” Si observamos la solidez de estas y otras muchas pruebas históricas, que desconocen en su totalidad la veracidad de las apariciones guadalupanas, comprenderemos por qué, durante nada menos que 471 años, la Iglesia Católica se había negado a otorgar respaldo oficial51 a este pretendido milagro. El auge más grande del Guadalupanismo, se alcanza a fines del siglo XX, con las visitas del Papa Juan Pablo II a México, donde declara su personal predilección por la imagen de la Virgen de Guadalupe. Aunque varios Papas, a título personal, expresaron una predilección o simpatía sobre este pretendido evento. 51

92


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Este proceso alcanza su culminación en el año 2002, con la santificación de Juan Diego, el indígena a quien se supone la Virgen se apareció en 1531. Con esta santificación, se le otorgó el reconocimiento total de la Iglesia Católica a la existencia de tal prodigio, lo cual nos obliga a una serie de reflexiones que le invito a compartir. Si estamos en presencia de un suceso tan extraordinario, ¿por qué no se había dado este paso en los casi 5 siglos anteriores? Como veremos en el capítulo siguiente, ello se explica por una modificación sustancial en el proceso de santificación, donde entre otras cosas, se elimina al “abogado del diablo”, elemento importantísimo que servía de contrapeso para desenmascarar aquellas causas que no estuviesen debidamente fundamentadas desde el punto de vista histórico o teológico. El 25 de enero de 198352 se cambió oficialmente el sistema de santificación por el papa Juan Pablo II, y se emitió una Constitución apostólica titulada “Divinus perfectionis magíster”, con la que se ordenó una radical reforma en el proceso de creación de santos. Sin embargo, esta importante modificación que en principio buscaba agilización en el proceso, alteró en forma sustancial el balance que existía. Imagine por un momento que en los procesos judiciales, alguien decide —para supuestamente hacer la justicia más “rápida”— prescindir de una de las dos partes, sea el “fis“La fabricación de los Santos” de Kenneth L. Woodward, Editorial Ediciones B. 52

93


GIOVANNI TORRICELLI

cal” o parte acusadora, o su contraparte, el abogado defensor, ¿qué efecto cree que ello produciría? La proliferación de una monumental cantidad de “inocentes” o “culpables”, dependiendo de la parte que se haya eliminado, ¿no lo cree? Al eliminar al “abogado del diablo”, personaje que por siglos tuvo la misión —importantísima— de desenmascarar procesos fraudulentos, los resultados están a la vista: Se ha generado una exorbitante cantidad de santos. Antes de dar el paso hacia la santificación de Juan Diego, muchos miembros de la alta jerarquía católica se oponían a ello, y no por ser una especie de traidores o descreídos, simplemente buscaban evitar el tremendo descrédito que tarde o temprano acarrearía para esa Iglesia, el que se aprobara un proceso que fácilmente podía ser impugnado con la más ligera investigación histórica o teológica.

SUSTENTO “APARICIONISTA” A todo esto usted podría preguntarse, ¿en qué se fundamentan entonces los apologistas del supuesto milagro? ¿Acaso existe otro tipo de historia no conocida por los expertos? Quizá Miguel Sánchez y Lasso de la Vega en 1648, hayan sido —sin justificarlos— los más ingenuos, tal vez pensaron que “el fin justifica los medios” y cuando fabricaron todo este asunto, simplemente trataron de establecer una especie de “culto de sustitución”, ante el reiterado culto a la diosa Tonantzin por parte de la población indígena. Cabe hacer una importante reflexión: El incomparable mensaje de vida, amor, paz y comprensión que el Cris94


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

tianismo conlleva, no requería de ningún tipo de maquinación o mentira. En todo caso, como coadyuvante en la monumental tarea evangelizadora, hubiese producido un mucho mejor efecto, asumir en forma generalizada, una actitud ejemplar como la del Obispo de Michoacán, Don Vasco de Quiroga, que estuvo mucho más apegado a los principios verdaderamente cristianos y, en consecuencia, se ganó el apoyo total y absoluto de su pueblo, sin tener que recurrir a ningún tipo de maquinaciones. Lo más criticable fue y sigue siendo, la persistencia y acendramiento de este mito por parte de algunos miembros de la alta jerarquía católica, a sabiendas que no contaba con sustento alguno. Vea usted, por ejemplo, en el siglo XIX, don Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos, cuando recibió —en forma confidencial— el informe de García Icazbalceta, ¿cómo procedió? Ante la disyuntiva de: a.- Mantener el “apoyo popular” y b.- El seguimiento de lo establecido por la Biblia y la historia, ¿cuál camino escogió? ¿Expuso la verdad ante su pueblo? ¿Será que no conocía lo que está indicado al respecto en la Biblia? Ante la abismal ausencia de sustento documental, quizá el paso más importante que los defensores del aparicionismo creyeron haber dado hasta la fecha, fue el atribuirle deliberadamente la autoría —sin base— del NICAN MOPOHUA 53 nada menos que a Antonio Valeriano, El haber “endosado” sin base alguna la autoría de este texto a Antonio Valeriano, (autor y escultor indígena del siglo XVI) no piense que fue una acción inocente o ingenua, fue un acto perfectamente calculado; se pretendió 53

95


GIOVANNI TORRICELLI

autor muy anterior a 1648, cosa que, por supuesto, no pueden probar, y sólo se atienen a la credulidad de los fieles. Pero semejante acción, más tarde o más temprano, podrá ser conocida por la mayoría. Actualmente, para quienes tengan los más someros conocimientos históricos sobre estos hechos, el atribuirle la autoría del NICAN MOPOHUA a Valeriano, les parecerá sencillamente un disparate. Se ha sabido, por ejemplo, de personas que por muy largos períodos han permanecido nada menos que en el Archivo General de Indias en Sevilla, España, analizando miles de documentos, tratando de obtener la más leve evidencia del prodigio guadalupano, sin conseguir encontrar absolutamente nada anterior a 1648. Ante tal vacío histórico, idearon originales aunque inútiles artificios, algunos de los cuales me permito exponerle. Uno de los cuales fue que se discurrió, —basados en un manchón de pintura— que en la retina de los ojos de la imagen, se había plasmado milagrosamente la silueta de Juan Diego.

con ello “trasladar” históricamente el inicio del fenómeno guadalupano hacia atrás, a una fecha anterior a 1648, aunque si usted solicita que le prueben dicha autoría, seguramente recurrirán a un “argumento negativo” similar al citado por García Icazbalceta, arguyendo que “nadie lo niega”, pero además que no existe fundamento histórico alguno para poder atribuírselo, como comprenderá, ni Valeriano ni ningún contemporáneo hubiera podido “negarlo”, por la simple y sencilla razón que nadie en su siglo conoció de tal prodigio, y no podrían haber sabido ni negado un hecho que iba a ser fabricado a partir del siglo siguiente. Los especialistas coinciden —aún muchos defensores del aparicionismo— que en el NICAN MOPOHUA intervinieron varios autores, seguramente un grupo de indígenas en 1649, contratados para tal efecto por Lasso de la Vega.

96


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Entonces les ocurre una terrible contrariedad: No faltó quien señaló que, en ese caso, la impresión de tal personaje en la imagen debió haber quedado impresa en forma invertida, que es como en realidad se forman todas las imágenes en el fondo del globo ocular. Ante tal argumento, decidieron guardar un discreto silencio. Un poco después aseguraron que otras casi microscópicas briznas de pintura en uno de los ojos, era nada menos que el reflejo de 13 individuos ya no en la retina, sino en la córnea, entre los que se cuentan, —afirman— Juan Diego, Juan de Zumárraga y no sé cuántos personajes más del siglo XVI. Este argumento resultó aún más inverosímil, ya que entre otras cosas, para haberse quedado impresas tales imágenes en la córnea, debieron haber estado juntos todos ellos en el momento de la impresión de la imagen, cosa que no sucedió, de acuerdo con su propio relato. Luego se ideó algo que pensaron podría parecer más impactante: Se dijo que el acomodo de las estrellas en el manto de la Virgen, era coincidente con la posición de las constelaciones del 12 diciembre del año 1531. Nuevamente parecía que la realidad no estaba de su lado. En primer lugar, la posición de las constelaciones de diciembre del año 1531 y las del mismo mes del año presente, serán prácticamente iguales, ya que la variación que efectivamente se produce en los mapas estelares, se realiza a lo largo de millones de años, y no en el cortísimo —astronómicamente hablando— lapso de 500 años. Sin embargo, el hecho de apelar a tal posicionamiento estelar, denota el propósito de impresionar a cualquier costo, sabedores de carecer de una base sólida. 97


GIOVANNI TORRICELLI

Paralelamente, la similitud del posicionamiento estelar de 1531 —o del momento actual— con el manto, de todos modos no existe, y si usted posee un mapa estelar de esa época del año, lo invito a que lo coteje. Todo parece indicar que el acomodo de las estrellas en la imagen obedece básicamente al espacio disponible de que disponía el artista, y no a mapa estelar alguno. Además, el diseño de las estrellas —de acuerdo con fotos de distintas épocas— se ha venido modificando a lo largo de todas las restauraciones que se le han hecho. También aseguraron que la “conservación” de la imagen era producto de un milagro más, pero en eso ocurre otro contratiempo: El pintor que realizó las dos últimas restauraciones, en una entrevista con un conocido semanario de México54 declaró otras cosas completamente diferentes. Por si ello fuera poco, la imagen —como la inmensa mayoría de las pinturas— tiene pequeños errores antropomórficos, por ejemplo entre otras cosas, tiene las manos un poco más pequeñas, lo cual no podría suceder de ser de procedencia divina. Paralelamente, la dimensión de la pintura (172.5 x 109 cm) no coincide con las tilmas indígenas. Si en el momento de su creación (1648), el presentar esta imagen como de procedencia divina no tuvo justificaRevista PROCESO, número 1343 de julio de 2002. El pintor José Antonio Flores Gómez, que participó en 2 ocasiones en la restauración de la imagen, entre otras cosas declaró en entrevista: a.- “Cuando tuve enfrente a la imagen de la Guadalupana y la pude observar de cerca, hasta ese momento me di cuenta que no es una obra divina, es la obra de un artista.”; b.- Estimó que hubo alrededor de 20 restauradores antes que él; c.- Explicó que él siempre toma fotos “antes” y “después” de cada restauración que le solicitan, pero en este caso le fueron retirados los rollos; d.- Que él participó en las restauraciones de 1947 y 1973. 54

98


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

ción desde el punto de vista teológico o histórico, ahora menos que nunca, y más tarde o más temprano, la fabricación de este evento, se volverá contra sus creadores. Otra vía para otorgarle sustento al aparicionismo ha sido el atribuirle muchos milagros a la imagen, y en realidad las manifestaciones divinas se pueden presentar en nuestro mundo, pero me gustaría compartirle algunas consideraciones que yo mismo me he hecho en este sentido. Un determinado resultado favorable ante una situación incierta o conflictiva, en sí misma no prueba la existencia de tal o cual deidad. Por ejemplo, si Julio César invocó en una de sus batallas a Marte o Júpiter, y los resultados le fueron favorables, ello de ninguna manera nos prueba la existencia de tales deidades. El desenlace pudo ser consecuencia de una mejor preparación o estrategia, o simplemente producto de la misma ley de probabilidades. Paralelamente, si en alguna ocasión ocurrió un evento milagroso, y tal manifestación provino de Dios, debo decirle que poderoso es nuestro Padre, para que a pesar de haber utilizado alguien un proceso inadecuado, le realizara un determinado favor, considerando —quizá— la buena intención del solicitante. Cuando en la edad media se empleaban procedimientos médicos que hoy le provocarían auténtico pavor a cualquier enfermo, en aquellos remotos años un cierto porcentaje —mínimo— de pacientes en realidad se curaba, pero ello de ninguna manera significaba que ello fuera consecuencia de la excelencia de tales métodos, sino más bien que por distintas circunstancias, la salud sobrevenía a pesar de ellos. 99


GIOVANNI TORRICELLI

Si Dios efectivamente se hubiera manifestado en algunos casos, a pesar y haciendo a un lado el hecho de haber utilizado procedimientos inadecuados, ¿qué sorpresa favorable podrían esperar los creyentes si se actúa como nuestro Señor expresamente señala? Y también, debemos tomar en cuenta que en la propia Biblia se nos advierte, que no todas las señales y prodigios que veamos pueden proceder de Dios. Afortunadamente para los defensores del aparicionismo, las pruebas nos indican que en el caso del multicitado fenómeno guadalupano, no se trató de ningún prodigio, sino más bien de una ocurrente invención que, por conveniencia, adquirió fuerza al paso del tiempo. De haberse presentado tal manifestación sobrenatural sobre la tilma, la situación sería increíblemente más complicada para los aparicionistas, porque se caerían en una expresa advertencia, hecha nada menos que por el mismo Jesucristo sobre este tipo de señales:55 “Si entonces alguien les dice a ustedes: Miren aquí está el Mesías, o miren allí está, no lo crean. Pues vendrán falsos Mesías y falsos profetas; y harán señales y milagros, para engañar, de ser posible, hasta los que Dios mismo ha escogido. ¡Tengan cuidado! Todo esto ya se lo he advertido a ustedes de antemano.”56

55

Marcos 13° 21.

La versión católica expresa: “Entonces si alguno os dijere: Ve aquí el Cristo, o vele allí, no lo creáis, porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, los cuales harán alarde de milagros y prodigios para seducir, si se pudiese, a los mismos escogidos. Por lo tanto, vosotros estad sobre aviso: ya veis que os lo he predicho todo a fin de que no seáis sorprendidos.” La versión protestante dice: “Entonces si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o, mirad, allí está, no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. Mas vosotros mirad; os lo he dicho todo antes.” 56

100


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

TRAMPAS “Sean prudentes y manténganse despiertos, porque vuestro enemigo el diablo, como un león rugiente, anda buscando a quien devorar.” 1ª Pedro 5, 8

No quiero que usted se imagine al diablo como a un travieso personaje vestido de rojo, con cuernos y blandiendo un tranchete en su mano. Sin embargo, son innumerables las veces donde se le menciona tanto en el antiguo como en el Nuevo Testamento, y se ha advertido en todos los tonos acerca de su existencia, procedimientos y alcances. Debemos del mismo modo estar conscientes que lo que eleva exponencialmente su peligrosidad, no es tanto su inteligencia, sino más bien su capacidad de engañar, la gran facilidad con que disimula una cosa con otra, presentando tropiezos fenomenales, como si fueran atrayentes y seductoras verdades. Si este ente o como prefiera llamarle, desea por ejemplo que algún joven se introduzca en las drogas, no piense ni por un momento que le hablará con verdad acerca de lo que le espera, de cómo destruirá su salud, finanzas, relaciones familiares o sentimentales, estudios, etcétera. Le invitará a que “descubra un camino nuevo” donde encontrará la paz y felicidad que tanto busca, le dirá que tendrá más fuerza, será más simpático y una amplia variedad de argucias, si ve que el adolescente no acepta a través de esa vía, probará otra, despertándole la curiosidad, haciéndole ver de alguna forma que “no puede despreciar algo que no conoce”, pretendiendo introducirlo y dejarlo entrampado en ese demencial mundo. 101


GIOVANNI TORRICELLI

Cuando desea que una persona cometa un homicidio, no crea que le dirá que le invita a que lleve a cabo una de las más grandes atrocidades que puede hacer un ser humano, que destruya estúpidamente una familia, lo persiga la ley, le atormente su conciencia y otras cosas, sino: Le insinuará quizá que aquella persona lo está engañando y no merece vivir, que le hará un bien a la sociedad, e incluso que si no lo hace, el otro actuará contra él antes. Si no le funciona así, probará otras ingeniosas trampas. Si desea que alguien cometa un hurto, de ninguna manera le haría ver el daño que le ocasionaría a otros semejantes con esa acción, en lugar de ello, se lo plantearía como un acto meramente “necesario” o de “justicia”, considerando tales o cuales condicionantes: Que la persona que posee ese bien no lo merece o no lo necesita, que él emplearía más sabiamente esos recursos y una amplia variedad de trucos inimaginables. Un ser humano cualquiera que tome conciencia del mundo que le rodea, reconocerá la existencia maravillosa de Dios y su palabra. Casi le puedo prometer que en la inmensa mayoría de las ocasiones, no nos diría que “Dios no existe” o que Jesucristo no vino, porque sabe bien que no le creeríamos. En cambio, podría decirnos que “esas teorías no se aplican en nuestro mundo” y muchas otras ingeniosas razones, pero una de las más sutiles y engañosas es: Ubicar algo justo en medio entre usted y su Señor, y con esa acción pretenderá —y lo conseguirá muy a menudo— que se conforme con eso. Podría decirle que tal o cual objeto es el “representante” de Dios, —que por eso se obró tal “prodigio”— que tal cosa es el encargado, intercesor, mediador o no sé que tantas ocurrentes razones, pretendiendo que usted haga 102


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

caso omiso de la prohibición expresa de su Señor, que le prohíbe actuar de esa manera. Si recapacitamos un poco sobre el mensaje que el pretendido prodigio guadalupano trajo al creyente, veremos que sencillamente no hubo tal. Pero observe: En América Latina, una abrumadora mayoría católica —salvo sus honrosas excepciones entre los que espero se encuentre usted— opta por la adoración57 de esa imagen, y el contenido de la palabra divina —y su consecuente acción individual y social— brillará por su ausencia.

CONSECUENCIAS Actuando de esa forma, se comete un error monumental, ya que se está transgrediendo un mandamiento expreso de Dios, y además, Su palabra constituye una poderosísima semilla que es capaz de transformar íntegramente su propia vida y las de los que le rodean. Como comprenderá, el afectado en primer lugar será el propio creyente, que se priva de la oportunidad de dirigirse al maravilloso Señor del cielo, y créame que Él no necesita de nosotros sino más bien a la inversa. Posteriormente vendrá la inevitable repercusión social que todo actuar humano proyectará hacia la esfera de su actuación. ¿Ha transformado el evangelio cristiano su vida y las de los que le rodean? Hay una forma muy fácil de descubrir si este mensaje ha permeado en su comunidad: Si vemos hombres y muje“Veneración” o “invocación” también le llaman, buscando evadir la prohibición expresa contenida en la Biblia. 57

103


GIOVANNI TORRICELLI

res transformados, familias perfectamente integradas, ausencia de corrupción y robos, respeto y comprensión para con su semejante, orden social y político y un sinnúmero de elementos positivos, es que nos estamos acercando a lo que nuestro Señor quiere para todos. Si por el contrario, se vive en una situación de incertidumbre, miedo, envidias, secuestros, robos y toda clase de engaños, es que quizá la mayoría andamos todavía extraviados en cuanto al seguimiento de la auténtica doctrina cristiana. Esta desobediencia al mandato divino: La fabricación e imposición de imágenes, es uno —entre otros— de los efectos de la falta de apego a lo establecido en el verdadero evangelio cristiano, y eso es justamente lo que nos ha llevado a tal situación. En cuanto a la solidez del culto guadalupano, podríamos decir que su fundamento está sostenido por alfileres, mismos que además han sido mal colocados. Su futuro tiene la misma fortaleza de un globo inflado, solamente basta que los poderosos intereses que lo alimentan, permitan que se difunda masivamente —a manera de un minúsculo alfiler— una detallada descripción histórica de su verdadero origen, para que esa leyenda quede reducida a eso justamente, a una leyenda. Decíamos en capítulos anteriores, que en caso de haber tenido San Pedro sucesores o representantes, —cosa que nunca se menciona en las escrituras— ellos seguramente serían los que actuasen en forma similar al proceder de este discípulo, ¿no le parece? ¿Cómo enseñaba Pedro el evangelio? ¿Predicó al menos en alguna ocasión acerca de algún tipo de aparición o prodigio diferente a lo que él mismo vio con Jesucristo? 104


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

¿Actuó pensando que “el fin justifica los medios?” Analicemos sus propias palabras: “La enseñanza que les dimos sobre el poder y el regreso de nuestro Señor Jesucristo, no consistía en cuentos inventados ingeniosamente, pues con nuestros propios ojos vimos al Señor en su grandeza.”58 ¿Qué opinaba a su vez San Pablo sobre el mismo tema?59 “Porque va a llegar el tiempo en que la gente no soportará la sana enseñanza; más bien, según sus propios caprichos, se buscarán un montón de maestros que sólo les enseñen lo que ellos quieran oír. Darán la espalda a la verdad y harán caso a toda clase de cuentos.”60 Hago una respetuosa exhortación a los jerarcas de la Iglesia Católica, a que retomen el verdadero mensaje cristiano, el Evangelio es lo suficientemente poderoso en sí mismo, como para que se tenga que recurrir a algún tipo de subterfugios, maquinaciones o mentiras, —más bien le estorban— y, sobre todo, son contrarios a los deseos de Dios. 2ª Pedro, 1° 16; Versión católica = “Por lo demás, no hemos hecho conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, siguiendo fábulas o ficciones ingeniosas, sino como testigos oculares de su grandeza.” Versión protestante = “Porque no hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.” 58

2ª Timoteo 4° 3. (Recordemos que es una carta “pastoral”, o sea, una advertencia a los ministros). 59

Versión católica = “Porque vendrá tiempo en que los hombres no podrán sufrir la sana doctrina, sino que, teniendo una comezón extremada de oír doctrinas que lisonjeen sus pasiones, recurrirán a una caterva de doctores propios para satisfacer sus desordenados deseos, y cerrarán sus oídos a la verdad, y los aplicarán a las fábulas.” Versión protestante = “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforma a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.” 60

105


GIOVANNI TORRICELLI

106


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

CAPÍTULO V SANTOS En capítulos anteriores, le comentaba que para que podamos tener acceso a una verdad superior, —desde el punto de vista humano— es necesaria no solamente la opinión de un solo individuo, sino la participación de muchos. Pero hay cosas donde ni aún a través de un intercambio ideológico total, podríamos llegar muy lejos. Uno de esos ámbitos se refiere a la determinación o juicio sobre la supuesta “santidad” de una sola persona. Créame que en este caso específico, ni aún sumando la participación combinada de absolutamente todos los miles de millones de seres que habitamos el planeta, se podría obtener un dictamen confiable. Las razones por las cuales me atrevo a hacerle tal aseveración, si me permite, se las expondré a lo largo de los siguientes puntos.

DESCONOCIMIENTO INTERNO Un hecho muy conocido por los sicólogos es que los humanos presentamos una “fachada” ante los demás, en un afán de proyectar una determinada imagen, pero otra cosa muy diferente será nuestra realidad interna, sobre la cual solamente Dios puede tener acceso en forma fácil y plena, develando aspectos incluso desconocidos hasta por uno mismo.

107


GIOVANNI TORRICELLI

Desde una perspectiva meramente humana, en la preparación de esa fachada “exterior”, —o “yo externo” — participan una serie de móviles conscientes e inconscientes, algunos de ellos como decía, no son bien identificados ni siquiera por el propio individuo. En una ocasión, tuve oportunidad de conocer a un cierto político1 que hacia creer a todos, que tenía una profunda preocupación por los sectores más vulnerables de nuestra comunidad. Era tal su capacidad para proyectar la imagen deseada, que no solamente quien esto escribe, sino una gran cantidad de personas con las que intercambiaba puntos de vista, estábamos plenamente convencidos de su increíble sensibilidad humana y social. Pero el destino quiso que un día conociese su real forma de actuar, lo cual sucedió cuando accidentalmente vi cómo trataba sus asuntos con otra persona. Créame que su proceder fue absoluta y totalmente decepcionante, pero al mismo tiempo me alegré de haber tenido esa oportunidad: Poder apreciar de primera mano, cómo es común que los humanos tengamos dos —o más— formas de interactuar socialmente. A manera de ejemplo de esta particularidad humana, menciono el caso de un personaje que ya cité en el primer capítulo, el sacerdote católico Marcial Maciel.2 En una forma sutil, este sacerdote hacía alusiones —como sugiriendo— a sus allegados, sobre su posterior canoni-

1

Cuyo nombre prefiero omitir.

2

Citado en el libro El Legionario de Alejandro Espinosa, Editorial Grijalbo.

108


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

zación con frases como ésta:3 “A mi muerte, es natural que mis legionarios luchen por mi canonización.” 4 Sin embargo, por una mera casualidad y después de haber resistido a intentos de soborno y amenazas de muerte5, uno de sus allegados expuso otra realidad completamente diferente. ¿No cree usted que los humanos estamos total y absolutamente incapacitados para conocer el interior de cada hombre y cada mujer del mundo? ¿Habrá muchos casos de supuestos santos donde lo único que sucedió es que tan sólo conocimos una faceta de su vida? ¿Existirá alguien, en el mundo, habilitado para conocer plenamente una sola vida completa? El único que puede conocer en forma íntegra a un ser humano es Jesucristo. Para ejemplificar su capacidad de profundizar en alguien, analice el siguiente diálogo: 6 “Felipe fue a buscar a Natanael y le dijo: —Hemos encontrado a aquél de quien escribió Moisés en los libros de la Ley, y de quien también escribieron los profetas. Es Jesús, el hijo de José, el de Nazaret. Dijo Natanael:

3

Ibíd. pág. 269.

La palabra “Santo” proviene del latín SANCTUS “sagrado” y SANCIRE que significa “consagrar”, “sancionar” (calificar) o también de acuerdo con otras opiniones es “apartar” (de las cuestiones mundanas). La palabra “canonizar” proviene del latín CANON, y ésta a su vez del griego KANÖN que significa “varita”(de medir), “regla” o “norma”. Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana. Joan Corominas. Editorial Gredos. 4

5

Ibíd. págs. 250 y 251.

6

Juan 1° 45.

109


GIOVANNI TORRICELLI

—¿Acaso de Nazaret puede salir algo bueno? —Ven y compruébalo. Cuando Jesús vio acercarse a Natanael, dijo: —Aquí viene un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Natanael le preguntó: —¿Cómo es que me conoces? Jesús le respondió: —Te vi antes que Felipe te llamara,7 cuando estabas debajo de la higuera.8 Natanael le dijo: —Maestro, ¡tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel! Si usted, estimado lector, conoce a alguien que —adicionalmente de otras cosas que mencionaremos a continuación— pueda conocer a un ser humano de esa manera, le ruego que lo haga del dominio público, para que esa persona sea invitada de inmediato a formar parte de las “causas de los santos” de Roma, pero si no sabe de nadie con esa capacidad, le ruego dejemos esa prerrogativa al único que lo puede hacer. 7

Subrayado por el autor.

Si en alguna ocasión el lector se cuestiona sobre qué es lo que hacía Natanael cuando se encontraba bajo la higuera, un punto de vista muy personal del autor, es que Natanael oraba ahí, sitio que tal vez había escogido ex profeso porque nadie lo observaba en ese lugar. Es muy probable que precisamente por esa acción de Natanael, el Señor propició que Felipe lo llamara. 8

110


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Proceder de otra forma, no solamente podría hacer que incurriéramos en graves errores, sino que cayéramos en el ridículo más espantoso por pretender atribuirnos facultades que no son nuestras. Como muchas nueces vanas, se cubren de casco sano, como engañosas manzanas, que muestran color de sanas, y por dentro tienen gusano, así, con nuestro dolor, muchos en nuestras españas, se dan cristiano color. Fray Íñigo de Mendoza

CIRCUNSTANCIAS

PERSONALES

Un hecho reconocido por los especialistas en la materia es que cada uno somos una especie de resultante de una combinación de factores, donde, entre muchas cuestiones, influirán también por supuesto la decisión y voluntad personales. En una ocasión una hija mía me preguntó: —¿Por qué unas manzanas son más dulces que otras? Le hice ver que en cada una de ellas influye: La variedad a la cual pertenece, cantidad de sol y agua recibidos, exposición a plagas, nutrientes y una serie de cuidados que tuvieron con ella. Incluso —continué diciéndole— dentro de las pertenecientes a un mismo árbol, sus frutos no tendrían el mismo sabor, tamaño y consistencia. 111


GIOVANNI TORRICELLI

Como esto le extrañó aún más, traté de explicarle que no era culpa tanto de las manzanas en sí mismas, sino que ellas habían sido una simple resultante de las condiciones que las rodearon. Le platiqué cómo las que crecieron dentro del mismo árbol, unas quizá estuvieron orientadas hacia la parte de mayor luminosidad solar, o contaron con diferentes ventajas sobre las demás. Déjeme que le diga que los humanos, así como los frutos de los árboles, seremos producto de una amplísima variedad de factores. Somos una especie de resultante de elementos genéticos, ambientales, educativos, nutricionales, motivacionales y muchos otros, entre los cuales también obviamente, —y a diferencia de las manzanas— formará parte el libre albedrío individual. Sin embargo, para pretender juzgar la actuación de otro, ¿habrá un solo ser humano con posibilidad de poder ya no digamos conocer un actuar completo, —como citamos en el punto anterior— sino evaluarlo considerando las circunstancias que le rodearon? Quien soñase con poder hacer semejante cosa, déjeme que le diga que no tiene ni la más remota idea de lo que pretende hacer. Si el señor Juan Pérez realizó una “excelente” —en apariencia— labor durante su vida, ¿quién podría decirnos que, dadas las favorables circunstancias que le rodearon, no lo pudo haber hecho mucho mejor? Y quien nos dirá que doña Juanita Rodríguez, que vivió una infancia completamente desdichada y enfermiza, padres golpeadores, una muy deficiente nutrición y educación, pero con miles de dificultades y esfuerzos sobrehumanos, pudo alimentar y educar a sus hijos, ¿habrá alguien sobre el planeta que asegure que ella no pudiera 112


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

encontrar más gracia a los ojos de Dios, que otros que lo tuvieron todo y debieron esforzarse menos? Créame, estimado lector, el único capaz de llevar a cabo en forma correcta semejante juicio es El que está allá arriba, todos los demás humanos —incluso todos juntos— no podríamos ni acercarnos a un análisis equitativo. Si alguien se atreve a hacerlo, no sólo corre el riesgo de equivocarse, sino, con todo respeto le digo, está invadiendo un área que no le pertenece.

¿SANTIDAD INTRÍNSECA? Otra equivocación muy común es asumir que pudiese haber existido un solo ser humano sobre el planeta, que hubiera sido santo por sí mismo. Créame que cualquier persona que alcanzó ese nivel, nunca lo hubiera conseguido por sus propios méritos —aunque influyeron— sino por la gracia y misericordia de Dios. Analice el siguiente diálogo:9 “Cuando Jesús iba a seguir su viaje, llegó un hombre corriendo, se puso de rodillas delante de Él y le preguntó: —Maestro bueno, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna? Jesús le contestó: 9

Marcos 10° 17.

113


GIOVANNI TORRICELLI

—¿Por qué me llamas bueno? Bueno solamente hay uno: Dios.”10 Los mismos primeros cristianos, entre ellos Santa María, San Pablo, San Pedro y otros, nos hacen ver en muy distintas ocasiones su necesidad de orar 11 siempre, condición para continuar recibiendo la gracia de Dios, que es la única y verdadera fuente de santidad. Incluso vea lo que la misma Santa María expresó en su momento: “María dijo: Mi alma alaba la grandeza del Señor, mi espíritu se alegra en Dios mi salvador.12 Porque Dios puso sus ojos en mí, su humilde esclava,...” No podemos tampoco perder de vista que la visión humana no necesariamente coincidirá con la visión divina. Nuestros juicios no sólo son muy limitados y a menudo producto de la influencia de los medios masivos de comunicación y otras superficiales formas de juzgar, sino peor aún, los humanos ni siquiera seremos coincidentes en un determinado aspecto o perspectiva.13 Subrayado por el autor. Salta a la vista que Jesucristo no quiso dar testimonio de su propia bondad, aunque expuso que ninguno de los demás puede ser realmente bueno por sí mismo. (Los textos católico y protestante tienen exactamente el mismo significado) 10

Hechos 1° 14: “Todos ellos se reunían siempre para orar con algunas mujeres, con María, la madre de Jesús, y con sus hermanos.” Versión católica: “Todos los cuales, animados de un mismo espíritu, perseveraban juntos en oración con las mujeres piadosas, y con María la madre de Jesús, y con los hermanos o parientes de este Señor.” Versión protestante: “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.” 11

Lucas 1° 46. Subrayado por el autor. Observe cómo María expresa su necesidad de ser salva ella misma, al citar claramente a Dios como “su salvador”. (Hay similitud total en el significado de la versión católica y protestante) 12

Como prueba de las diferentes perspectivas que podemos poseer los humanos sobre un mismo tema o persona, le invito a que aprecie dos versiones sobre el mismo personaje: San Cirilo, Arzobispo de Alejandría. Apéndice “C”. 13

114


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Por tanto, si aún dentro de los mismos miembros de la raza humana, manifestamos puntos de vista divergentes, ¿por qué habríamos de suponer que Dios verá las cosas como tan solo algunos de nosotros, que nos hemos auto nombrado jueces? Sin pretender emitir un juicio sobre la supuesta santidad o falta de ella de alguien, y sólo para ejemplificar más lo que quiero decir, le expongo deliberadamente el caso de una de las más grandes exponentes contemporáneas de santidad dentro de la Iglesia Católica: La madre Teresa de Calcuta. Existe un consenso casi universal de cómo esta religiosa entregó su vida a los pobres del mundo, y de cómo fue una mujer verdaderamente virtuosa. Todo parece indicar que su actuación fue extraordinaria, su imagen recogiendo enfermos en las calles de Calcuta permanecerá siempre en la historia humana como un ejemplo a seguir. Desde mi particular punto de vista, fue una mujer excepcional. Pero para que veamos cómo existen también otras visiones, le cito la del escritor Hitchens14 al respecto: Este autor asegura que, lejos de ser un ejemplo universal de bondad, representa el ala fundamentalista de la Iglesia Católica, que difunde un mensaje inadecuado hacia los pobres. La madre Teresa, —según Hitchens— no era amiga de los pobres, fue amiga de la pobreza. Representó un acercamiento con la miseria que se desentiende de sus causas y sus posibles soluciones, ya que se opuso con todas sus fuerzas al control natal, veía los anticonceptivos como Libro “La madre Teresa, en teoría y práctica” Hitchens, 1995 “The missionary position: Mother Teresa in theory and practice” Citado por el escritor Jesús Silva-Herzog Márquez en el periódico REFORMA, 22 nov. 2003. 14

115


GIOVANNI TORRICELLI

una especie de veneno, ella era —afirma— “el fanatismo antimoderno vestido de piedad.” Cuando recibió el premio Nobel, la Madre Teresa declaró que el aborto constituía la gran amenaza para la paz, y coincido con ella. Sin embargo, desconocemos si se cuestionó ella misma, que lo que empuja a muchas madres desesperadas a que se vayan por esa puerta falsa, es justamente esa tenaz oposición a los métodos de planeación familiar, mismos que hubieran ayudado mucho a no cometer esos actos criminales, y hubiesen coadyuvado — junto con otras medidas— a evitar lamentabilísimas situaciones de pobreza extrema y muertes de infantes. No obstante, a pesar de opiniones como la de Hitchens y otros análisis diversos, todo parece indicar que en conjunto y considerando sus buenas intenciones, su vida constituyó un ejemplo extraordinario, por la entrega total a sus convicciones cristianas. Mas considerando que el conocimiento interno individual sólo puede ser alcanzado por Dios, las circunstancias personales que nos rodean a cada uno y, sobre todo, que esa facultad de juicio15 jamás se ha entregado a persona alguna en el mundo, ¿podría alguien erigirse como juez supremo y dictaminar sobre la santidad o falta de ella de una sola persona?

En muchas partes de la Biblia se nos señala que no debemos juzgar a nuestro prójimo, una de ellas se encuentra en Santiago 4°12: ”Solamente hay uno que ha dado la ley y al mismo tiempo es Juez, y es aquel que puede salvar o condenar; tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?” Versión católica: “Uno solo es el legislador y el juez, que puede salvar y puede perder. Tú, empero, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?” Versión protestante: “Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?” 15

116


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Quizá la posición más sabia sería reconocer en esta admirable mujer el seguimiento de los principios cristianos que mostraba, pero ir más lejos., sería una temeridad. A menudo se nos olvida algo elemental, una persona realmente santa., no busca la aprobación o descalificación humana, sino servir a Dios y a sus semejantes a través de sus acciones, ¿No es así? Entonces, ¿qué podría importarle a alguien que de verdad viviese en santidad, si sus semejantes le otorgan o le niegan su “visto bueno?” ¿Podría influir acaso en la decisión divina definitiva el hecho que acá abajo hiciésemos un conciliábulo y tomáramos decisiones al respecto? Además, si continuamos avanzando en campos no autorizados por Dios, podemos incurrir en grandes aberraciones. Caminar por senderos no permitidos puede conducirnos a muchos errores, como prueba de ello, vea lo que declaró la Hermana Nirmala, Madre Superiora de las Misioneras de la Caridad16 un poco después de la muerte de la Madre Teresa: “Para Calcuta, ella era una santa en vida. Y yo diría más, ella es ahora como Dios,17 pues está con Él y todos nosotros queremos algún día estar allí.” Ése es justamente el riesgo de introducirnos en terrenos desconocidos, podemos ubicar a personas aparentemente santas, —de acuerdo al limitado juicio humano— nada menos que en el nivel que le corresponde sólo a Dios, como apreciamos por las propias palabras de la ahora Madre Superiora, que, con la mayor naturalidad, declara Orden fundada por la Madre Teresa. Declaraciones publicadas en el periódico mexicano REFORMA, en artículo del corresponsal en Italia, Esteban Israel. REFORMA pág. 34 “A” 19 oct 2003. 16

17

Subrayado por el autor.

117


GIOVANNI TORRICELLI

pública y textualmente que la Madre Teresa “es ahora como Dios.” Si escudriñamos cuidadosamente la Biblia, veremos que en ningún lugar de ella se le otorga a ser humano alguno la facultad de “santificar” a otro, y mucho menos nombrarlo como una especie de intercesor o mediador, o peor aún, equipararlo a nuestro Dios. Ello puede ser más bien una vulgar trampa con otro origen, como ya señalamos en el capítulo anterior, ya que al enemigo de Dios y del género humano, le interesa sobremanera ubicar objetos o personas entre usted y nuestro Señor, y bien sabe que su propósito sólo puede ser alcanzado a través de ciertos casos muy relevantes o incluso haciendo uso de prodigios. ¿Ha visto o leído de casos de aparente santidad? Aprendamos de ellos en cuanto se apeguen a la verdadera doctrina cristiana, pero no incurramos en lo que sólo podrían ser anchos y pavimentados caminos para llevarnos a otro lado muy diferente al que queremos. Además, por la particular limitación humana, si pudiésemos conocer a cada persona como tan sólo lo puede hacer Dios, tal vez nos llevaríamos grandes sorpresas. En el caso de Marcial Maciel, un hecho meramente fortuito fue el que sacó a la luz una serie de irregularidades conductuales, y no sé si haya pensado: ¿Qué habría pasado si no sucede así, y todos conservamos en nuestra mente la conmovedora imagen que se había difundido? ¿Cuántos casos parecidos podría haber? Como ya mencionamos, ¿estaría un ser humano cualquiera en posibilidad de conocer íntegramente a otro? Recordemos que cuando Jesucristo estaba en la tierra, por su única y excepcional capacidad de conocernos, hizo 118


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

juicios que muchos ni remotamente esperaron, por ejemplo, había personas que gozaban de gran prestigio y reconocimiento público, y eran consideradas poseedoras de un muy alto nivel de perfección humana: Los fariseos. Cuando los desenmascaró públicamente y los equiparó a “sepulcros blanqueados”18 no sólo fue sorpresivo para la mayoría, sino que se ganó de inmediato su enemistad y profunda animadversión. En otras ocasiones ocurrió a la inversa, como cuando una pobre viuda entrega unas minúsculas monedas como limosna, como Jesús se dio cuenta a la perfección de sus pensamientos y situación de ese momento, nos dijo que sin ningún tipo de manifestación externa, esa mujer había dado más que los demás.19 La visión humana ni remotamente se puede acercar a la profundidad y capacidad de juicio de la visión divina, por tanto, si otras personas incurren en procesos santificadores, no participemos en ese peligroso juego.

POTESTAD DE JUICIO En una ocasión, colaboraba en una empresa de productos alimenticios, y recuerdo que había una sección muy especializada anexa al departamento de producción, dedicada exclusivamente al control de calidad, así como a la clasificación de los niveles de excelencia de los productos terminados. Como contaban con aparatos altamente sofisticados de evaluación, si había algún lote con residuos de pestici18

San Mateo 24° 27.

19

Marcos 12° 41 y Lucas 21° 1.

119


GIOVANNI TORRICELLI

das, elementos tóxicos o cualquier variación mínima en cuanto a los estándares establecidos, inmediatamente eran detectados. Sin embargo, como el Jefe de Producción se consideraba a sí mismo una persona dotada de una visión muy especial, empezó a clasificar —juzgando por su apariencia externa— la calidad de cada lote, separando y etiquetando el producto terminado, antes que éste pasara al departamento específicamente diseñado para tal efecto. Como comprenderá, no tardó en recibir una severa reprimenda de parte de la dirección: ¿Cómo se atrevía a clasificar un producto sin tener siquiera los conocimientos o los aparatos necesarios? ¿Por qué invadió otra área sin autorización? Después de esa seria llamada de atención, se le requirió que en vez de ello, se concentrara en mejorar la calidad de la producción, ya que el porcentaje de producto terminado que realmente se encontraba en óptimas condiciones, estaba mucho muy por debajo de las expectativas. Si un ser humano invade el área de “juicio”, ¿no estará introduciéndose en un área reservada sólo a Dios? ¿Sería mejor concentrarnos en hacer bien nuestra labor en la tierra, induciendo a los fieles a un mayor apego a lo que el Señor desea y establece expresamente a través de su mensaje? No me cabe duda que sería mucho mejor exhortar a los creyentes a apegarse a la Palabra de Dios, en lugar de absurdamente ocupar el rol de jueces, y ello sería una labor mucho más congruente con la labor pastoral.

120


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

PROCEDIMIENTO SANTIFICADOR Adicionalmente a las limitaciones expuestas, —y otras que el espacio no nos permite apuntar— si le añadimos un agravante más: Una importante alteración en el proceso santificador, los resultados serán aún más negativos. Cuando Juan Pablo II llegó a ser Papa,20 ordenó que se pusiera término a las dilatadas y a menudo rencorosas deliberaciones dentro de la comisión encargada de las santificaciones. Como consecuencia de ello, el 25 de enero de 1983, se cambió oficialmente el sistema. Ese día, el papa Juan Pablo II emitió una nueva Constitución Apostólica titulada “Divinus perfectionis magíster”, en la que ordenó la reforma más radical del proceso de creación de santos desde los tiempos de Urbano VIII. El objetivo propuesto era lograr un proceso de santificación más sencillo, rápido y barato, pero que al mismo tiempo ofreciese más “resultados.” La consecuencia más dramática de tal medida fue que se abolió de golpe toda la serie de disputas entre los abogados,21 procedimientos originalmente destinados a desenmascarar los procesos mal fundamentados, desde el punto de vista teológico o histórico. Como citamos con anterioridad, el objetivo era —no pretendemos decir que antes estaba bien doctrinalmente, lo “La fabricación de los Santos” de Kenneth L. Woodward, Editorial Ediciones B. 20

Entre ellos el importante rol del ya mencionado “abogado del diablo”, encargado de encontrar las argumentaciones negativas que con su debido sustento, podrían servir para detener una causa. 21

121


GIOVANNI TORRICELLI

que sucede es que ahora está peor— que mediante el enfrentamiento entre quienes defendían una causa santificadora y los que se oponían, trajese a la mesa un panorama más completo del o la “aspirante a los altares”, metodología que podría desenmascarar causas fraudulentas o inexistentes. Las consecuencias de semejante modificación están a la vista. La Iglesia Católica ha generado una exorbitante cantidad de santos, y no es remoto pensar que muchos de ellos, al paso del tiempo, sean nuevamente objetados.

ORÍGENES DE LA COSTUMBRE Ha estado tan arraigada por siglos la costumbre en la Iglesia Católica de que se pueda “santificar” a una persona, que resulta inimaginable el cuestionarnos sobre el origen de esta práctica. En realidad, esta tradición no es originaria del cristianismo, es una derivación o sincretismo del paganismo, donde en ocasiones y por causas diversas, se “deificaba” a ciertos personajes de la vida pública.22 Si alguien deseara cerciorarse del respaldo bíblico a semejante costumbre, bastaría una lectura a las Sagradas Escrituras para darse cuenta no sólo de la inexistencia absoluta de tal facultad “calificadora” hacia ser humano alguno, sino “Vidas de los doce césares” de Suetonio. Editorial Grolier Jackson. En la sección de JULIO CÉSAR dice en su párrafo LXXXVIII: “Sucumbió a los cincuenta y seis años, y se colocó en el número de los dioses, no solamente por decreto, sino también por el vulgo, que estaba persuadido de su divinidad. Durante los juegos que había prometido celebrar y que los hizo por él su heredero Augusto, apareció una estrella con cabellera, que se presentó hacia la hora undécima, brillando durante siete días consecutivos; se creyó así que era el alma de César recibida en el cielo.” 22

122


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

saltaría a la vista del lector, como la verdadera y única fuente de santidad procede únicamente de Dios. Si nos atenemos a las apariencias, —cosa que no debemos hacer— una persona que realmente se encuentre más cerca de Dios, antes que nada reconocería que su transformación no fue por sus propios merecimientos, sino por la bondad y misericordia del Señor, y más que buscar protagonismos o reconocimientos personales, serviría al Señor en una forma sencilla y humilde.23 Esa persona exhortaría a que más que seguirlo a él o ella, se siguiese al Señor, impulsando bastante a sus compañeros a que lean y conozcan de primera mano el profundísimo mensaje de amor y vida de Jesucristo24 contenido en los evangelios, e incluso en su forma de orar, apreciaríamos que no actuaría en forma ostensible, para pretender ser identificado por los demás como un hombre o mujer “bueno” o “santo.”25 Pero insisto, y perdóneme que sea reiterativo, aún con esas manifestaciones externas, no es facultad concedida a los humanos el calificar o emitir juicios sobre una supuesta santidad o falta de ella. Es altamente probable que hayan existido una enorme cantidad de personas realmente santificadas por Dios, pero por la misma modestia y humildad que deben caracterizar a una persona en tal estado, ellos y ellas hayan pasado desapercibidas, ya que como estaban buscando la aprobación divina y no la humana, procedieron como Jesucristo nos dijo, y en su búsqueda de ser más grandes para Dios, se hicieron más pequeños a los ojos nuestros. 23

Más que estimular la lectura de algún tipo de manuscritos personales, “caminos”, “guías” o cualquier otro tipo de manuales, una persona cerca de Dios fomentaría la lectura de los Evangelios. 24

Mateo 6° 6, “Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea. Les aseguro que con eso ya tienen su premio. Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre en secreto.” (Las versiones católica y protestante expresan exactamente la misma idea). 25

123


GIOVANNI TORRICELLI

Sin embargo, si conseguimos poseer una visión diferente, derivada de las enseñanzas del Señor por medio de su palabra, lo más relevante —en este sentido— será que ya no requeriremos de modelos humanos a seguir, y también descubriremos por nosotros mismos, que no será necesario tampoco ningún tipo de intercesor o mediador, ya que en forma natural nos daremos cuenta de que el ejemplo máximo es Jesucristo, y otro tipo de intermediarios, no son del agrado divino. El bronce pulido pasará a menudo ante muchos, por mejor oro que el mismo oro en bruto. Chesterfield

124


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

EPÍLOGO El que desecha la religión, quita los fundamentos de la sociedad humana. Platón La religión que parece no tener más objeto que la felicidad en la otra vida, nos hace también más dichosos en ésta. Montesquieu

Poseer un verdadero sentido de la vida, es crucial para cualquier ser humano en pleno uso de sus facultades. La inmensa mayoría obtenemos esa razón de nuestra existencia a través de una religión o creencia personal. Estoy seguro que Usted se ha cuestionado mucho sobre ese “porqué” de su vida, pero no crea que ha sido el único. Ha sido tan importante esa búsqueda a lo largo de la historia para toda persona, que a manera de ejemplo, me gustaría quitarle el polvo acumulado a lo largo de los siglos, al pensamiento sobre la materia de un gran personaje, —el gran Rey Salomón— y ponerlo sobre la mesa para que lo analicemos con detenimiento. La personal forma de pensar de este sabio Rey, quedó perfectamente plasmada en uno de los libros de la Biblia, —Eclesiastés—1 donde más que ser un diálogo hacia los demás, pareciese la crónica de la búsqueda de su propio sentido de la vida, así como su conclusión al respecto. La palabra Eclesiastés significa “el orador” o “el predicador”, y este libro en particular parece una especie de monólogo, donde alguien se habla a sí mismo. 1

125


GIOVANNI TORRICELLI

En este libro, nos cuenta cómo va tocando alternativamente varias “puertas” o justificaciones a su existencia, sin encontrar ningún elemento válido en cada una de ellas. Nos lleva primeramente en su búsqueda platicándonos de cómo escudriña en la sabiduría, abre esa puerta y al final nos dice que no encuentra nada que valga la pena, expresando en una forma un tanto poética: “Sale el sol, y se oculta el sol, y vuelve pronto a su lugar para volver a salir. Sopla el viento hacia el sur, y gira luego hacia el norte.” “Los ríos van todos al mar, pero el mar nunca se llena, y vuelven los ríos a su origen para recorrer el mismo camino.” Más adelante, su sabiduría le hizo reconocer a este rey la inconmensurable pequeñez del pensamiento humano ante la maravilla del universo y expresa: “Nada habrá que antes no haya habido, nada se hará que antes no se haya hecho. ¡Nada hay nuevo en este mundo!” En alguna forma nos está anticipando que todos los “descubrimientos” que sentimos que hacemos los humanos y que a menudo nos enorgullecen, como el volar, la energía nuclear, la propulsión a chorro, electricidad, etcétera, no son sino una minúscula parte de una larga serie de fenómenos que ya existían desde mucho antes de la aparición del hombre sobre la tierra. Y después de disertar un poco más al respecto, concluye sobre este punto un tanto decepcionado: “Y pude darme cuenta que todo lo que se hace en este mundo es vana ilusión, es querer atrapar el viento.” Y en cierta forma intuye que una persona, en la medida que adquiera más ciencia, o más conciencia del mundo que le rodea, conseguirá incrementar su preocupación y afán: “En realidad, a mayor sabiduría, mayores molestias; cuanto más se sabe, más se sufre.” 126


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Luego busca en la diversión: “También me dije a mí mismo: ’Ahora voy a hacer la prueba divirtiéndome; voy a darme buena vida.’ ¡Pero hasta eso resultó vana ilusión! Y concluí que la risa es locura y que el placer de nada sirve.” Después prueba con las riquezas: “Realicé grandes obras; me construí palacios, tuve mis propios viñedos. Cultivé mis propios huertos y jardines, y en ellos planté toda clase de árboles frutales. Construí represas de agua para regar los árboles plantados; compré esclavos y esclavas, y aún tuve criados nacidos en mi casa, también tuve más vacas y ovejas que cualquier otro antes de mí en Jerusalén. Junté montones de oro y plata, tesoros que antes fueron de otros reyes y otras provincias.” No creamos que era un líder como tantos existieron en el mundo, se trataba de un rey muy especial, e incluso muy “afortunado” dirían muchos: “Fui un gran personaje, y llegué a tener más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén.2 Además de eso, la sabiduría no me abandonaba.” Paradójicamente, esa misma sabiduría con que fue favorecido, le impedía engañarse a sí mismo con los espejismos con que a menudo nos deslumbramos los humanos, ya que después de una serie de consideraciones relativas al dinero, también concluye: “Realmente, todo es vana ilusión, ¡es querer atrapar el viento!” Así continúa a lo largo de ese libro, donde nos cuenta cómo fue buscando alternativamente en el trabajo, amor y otras cosas, pero en todas ellas asegura que no eran sino vanas ilusiones.3

2

Subrayado por el autor.

En otras traducciones la “vana ilusión” es traducida como “vanidad de vanidades.” 3

127


GIOVANNI TORRICELLI

Si en este punto se hubiese detenido Salomón, hubiésemos podido equiparar su pensamiento al de muchos autores de corte “existencialista”, para quienes la vida carece de un sentido válido o sustentable. De haber sido esa su conclusión final, no hubiese sido ese personaje realmente sabio que todos pensamos, —pero no fue así— ya que al final de ese mismo libro, a manera de corolario, emite su consejo final a toda persona: “El discurso ha terminado. Ya todo ha sido dicho. Honra a Dios y cumple sus mandamientos, porque eso es el todo del hombre.”4 Así como realizó este análisis el gran Rey Salomón, a conclusiones similares llegará cualquier ser humano consciente de su transitoriedad en la tierra: El verdadero sentido de nuestra vida proviene de Dios. Entre muchos autores, de otra forma y ya hacia una proyección meramente humana, lo dice el escritor Viktor Frankl, cuando expresa: “Quien encuentra su porqué, siempre encontrará el cómo”. 5 Ese “porqué” que se encuentra allá arriba, no sólo le dará sentido a nuestra existencia, sino que hará que cada uno vayamos conformando nuestro “cómo” individual. Por ello el poseer una determinada convicción personal, generará una consecuente pauta de acción, lo que sin Versión católica: “Ahora oigamos todos juntos el fin y compendio de este sermón: Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre.” Versión protestante: “El fin de todo discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.” 4

Viktor E. Frankl. Fue catedrático de neurología y psiquiatría en la Universidad de Viena, profesor de logoterapia en la Universidad Internacional de San Diego (California). Se considera el fundador de la logoterapia. Se publicaron 26 de sus obras que se tradujeron a 18 idiomas. 5

128


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

duda alguna producirá una serie de efectos en nuestro entorno personal, familiar y social. No obstante, no es suficiente para los cristianos estar convencidos de que Jesucristo nos dio el mensaje más importante que el mundo ha recibido, debemos trasladarlo a nuestra vida cotidiana. El problema se inicia cuando la doctrina básica es tergiversada, cuando siguiendo una serie de desafortunadas interpretaciones, en la práctica se proyecta otro mensaje diferente al original. Es cierto que muchos, haciendo un superficial juicio, estimaron que las consecuencias de tales cambios o “ajustes” no tendrían mayor importancia, pero se equivocaron, la verdad es que sí se han proyectado desfavorablemente en muchas y diversas formas. El primero y más importante aspecto negativo a las modificaciones del mensaje cristiano es que constituye una ofensa a nuestro Creador. Haciendo a un lado las consecuencias negativas que se derivarán tanto en el contexto individual como en el colectivo; créame que no es poca cosa el ignorar, cambiar o minimizar lo que se nos ha dicho. En el ámbito individual. Lo que se quiere para nosotros desde lo alto, es completa y absolutamente lo que nos conviene, lo que nos hará llevar una vida en plena armonía con nosotros mismos y los que nos rodean. Si usted o yo adquirimos un aparato electrónico, una de las primeras cosas que haremos será leer las instrucciones para evitarnos problemas posteriores, ¿no es así? No quiero ser aguafiestas pero también nosotros como seres humanos tenemos una especie de instructivo desde lo alto, inspirado por quien nos creó, y es ni más ni menos que una determinada forma de vida que propiciará nuestro crecimiento espiritual, personal y social. 129


GIOVANNI TORRICELLI

¿Cuál es el caso de no leer Su palabra y dejar que otros nos la interpreten, o nos presenten párrafos aislados previamente seleccionados, cuando los Evangelios fueron hechos para que sean perfectamente accesibles a toda persona? En el aspecto social, en nuestro conflictivo mundo el único mensaje capaz de romper la dureza del corazón humano y de transformar la comunidad global, es el mensaje cristiano, pero ello implica aplicarlo total y absolutamente puro, tal como nos fue expresado a los humanos, a través de los evangelios. El mismo Viktor Frankl6 describe en uno de sus libros, que un día en Polonia a finales de la segunda guerra mundial, cuando con dificultades caminaban de regreso a sus barracas después de un agotador día, mal alimentados como estaban y con las pocas fuerzas que les quedaban, tuvieron la suerte de contemplar una puesta del sol, en eso uno de sus compañeros exclama una frase que le quedó firmemente grabada al autor: “Qué hermoso podría ser el mundo si fuéramos diferentes.” Es en realidad sorprendente como, a pesar de todo ese sufrimiento que les rodeaba, hubieran tenido ánimos para expresar ese pensamiento, pero su compañero dijo una verdad contundente: El mundo podría efectivamente ser otro si fuésemos diferentes. Pero el problema es ese: Nuestra miopía nos impide darnos cuenta que cada uno de los seres humanos, —como si fuésemos una minúscula célula de un organismo— esFue sobreviviente de los campos de concentración nazis creados por los alemanes en la segunda guerra. Viktor Frankl. Anécdota citada en su libro “El hombre en busca de sentido” de Editorial Erder. 6

130


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

tamos total y absolutamente interrelacionados con el resto de la humanidad. Por ello es imperativo estar conscientes que cada acción que realicemos, por minúscula que parezca, va a generar una determinada reacción que más tarde o más temprano, se nos regresará a cada uno de muy distintas formas. Lo más preocupante es que la inmensa mayoría ni siquiera se percata de este fenómeno. Es tal la importancia del fiel seguimiento de la palabra de Dios, que cuando erróneamente hemos modificado a lo largo de los siglos lo que Él nos ha manifestado a través de Su palabra, las consecuencias más tarde o más temprano nos han alcanzado a todos. Le sorprenderá el tremendo impacto social a reflejarse en toda comunidad; vea por ejemplo el siguiente planteamiento bajo este mismo contexto sociológico: Uno de los errores más comunes, no sólo en el tiempo actual, sino aún más en los tiempos pretéritos, ha sido el actuar como si existiese una especie de divorcio o incompatibilidad entre el bienestar individual y el colectivo. Incluso ha habido quienes han ido más allá7 y han tratado —con relativo éxito— de darle forma a esta “problemática”, asegurándonos que existen “dos clases de intereses sociales”, los intereses racionales y los irracionales. Los intereses racionales, —de acuerdo a esa óptica— serían los que corren paralelos, donde el interés del uno es el mismo que el interés del otro, como pueden ser los de Opiniones de autores como William F. Ogburn, Eldridge y Asociados, Erich Fromm, Lauretta Bender y H.S. Sullivan, citados en el libro “Sociología” de Luis Recasens Siches, de Editorial Porrúa. 7

131


GIOVANNI TORRICELLI

un padre y un hijo, o los de una esposa y un esposo, etcétera. En contraste, los intereses irracionales (o de oposición) son los que —según eso— están contrapuestos, donde el beneficio de uno es supuestamente el perjuicio del otro, como los de un patrón y un obrero, donde uno quiere más trabajo por menor pago y el otro pretende un menor trabajo por un mayor pago. Sin embargo, un análisis más profundo de esta crucial relación social, nos mostrará que todos los intereses del hombre sobre la tierra corren paralelos,8 todos los intereses humanos sobre la tierra son intereses “racionales”, ya que no existe una sola acción individual por pequeña que sea, que no se proyecte a toda la comunidad, para, posteriormente, regresarse en mayor medida hacia el propio emisor del acto. El gran drama es que la miopía y superficialidad humana no permite apreciarlo así, la inmensa mayoría ni siquiera se percata de esta interesante relación social. La razón principal de este proceder es que la acción “de regreso” no sobreviene en forma inmediata, sino que ocurrirá después de poco o mucho tiempo, pero le aseguro que todo actuar se revertirá hacia su propio origen, después de haber influido en su entorno. De esa singular y limitada visión, se derivan la inmensa mayoría de las calamidades que apreciamos. No obstante, —atención— eso que los habitantes del planeta no visualizamos, quien hizo el universo y a nosotros mis-

Hecho que puede ser demostrado con cierta facilidad, lamentablemente el espacio de este libro no nos lo permite, confío poder hacerlo en otra oportunidad. 8

132


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

mos, se dio perfecta cuenta desde el principio, razón por la cual entre otros medios, nos dejó su “instructivo”, —Su palabra— para que viviésemos en armonía. Bajo ese mismo contexto social, ahora analícelo desde otro ángulo: Los absurdos divisionismos y conflictos que por todos los pretextos imaginables mantienen prácticamente enfrentadas a unas personas contra otras. ¿Podríamos considerar que ese es el plan de Dios para nosotros? De ninguna manera. El objetivo a ser alcanzado por todos en este sentido, considero que se ilustra en la siguiente porción escritural: 9 “Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.” No es tan difícil entender que el futuro del mundo está en la paz, unidad y cooperación universal, como partes de un todo, justamente como Dios nos hizo, interactuando como verdaderos hermanos que somos. Sin embargo, ¿cómo unir lo que nunca debió fragmentarse? ¿Será posible integrar de nuevo lo que la miopía y Isaías 11° 6. Texto de la Biblia de Casiodoro de Reyna. Hay concordancia total en la sustancia de este texto con su parte correspondiente a las Biblias ecuménica y católica, aunque este se encuentra un poco más claro. 9

133


GIOVANNI TORRICELLI

superficialidad separaron? En todo este proceso social, la religión o las creencias personales constituyen el más poderoso factor que puede motivar la conducta individual y consecuentemente influir en la colectiva. Le pido no considere la meta de una verdadera unión y cooperación universal como algo irrealizable, ya que no hablamos de juntar partes diferentes en una curiosa mezcla. Se trata simplemente de unir lo que nunca debió fragmentarse, de integrar lo que la miopía y la torpeza separaron, pero, créame, ese objetivo puede y debe en su momento ser alcanzado, y ello constituirá el inicio del verdadero progreso y desarrollo humano, en favor de todos nuestros hermanos del mundo. No obstante, para el logro de ese propósito, —y otros— no es necesario descubrir el hilo negro ni fabricar nuevas filosofías o normas de vida, simplemente se requiere seguir las indicaciones que nuestro Creador diseñó para nosotros, y que nos plasmó a través de Su palabra. Son tan cegadoras y limitantes la torpeza y egoísmo humanos, que únicamente la fuerza y el poder del amor de Dios es capaz de romper esa coraza y transformar el mundo. En este proceso, el cristiano puede y debe convertirse en verdadera levadura que fermente toda la masa. Por tanto, hago una muy respetuosa invitación a los líderes de la Iglesia católica y de todas aquellas congregaciones de creyentes en Jesucristo que en la actualidad tampoco lo practican, a que incentiven mucho más a sus fieles hacia la lectura bíblica, para que —entre otras cosas— el verdadero mensaje cristiano sea el inicio de un proceso que transforme a la persona y sociedad en su conjunto. No es posible continuar manteniendo secuestrado ese hermoso y trascendental mensaje, en aras de la conveniencia de Instituciones meramente humanas. 134


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Si usted es católico,10 le ruego no se sienta ofendido por lo expresado en este libro, ya que en última instancia, las desviaciones doctrinales aquí señaladas no fueron por su causa. Incluso no fueron ni siquiera motivadas por las autoridades eclesiales actuales de esa Iglesia, fueron conveniencias que se fueron gestando y transformando en las altas cúpulas de esa Institución a lo largo de los siglos. He tenido el gusto de conocer a muchos sacerdotes y monjitas entregados en forma completa y de buena fe, y confío que nuestro Padre bondadoso del cielo les tome en cuenta la buena intención que existiese en cada uno de ellos, ya que en última instancia las irregularidades que existen dentro de esa Iglesia en la actualidad no son imputables a ellos. Pero definitivamente les aseguro que el camino trazado por Dios no es ese. No es mi objetivo en absoluto sembrar ningún tipo de división entre los grupos cristianos, sino al contrario, pretendo que todos los que profesamos la fe en Jesucristo, caminemos unidos en torno al maravilloso mensaje de amor, paz y comprensión que conlleva, sin ningún tipo de interpretaciones erróneas. Y para aquellos que ya hayan profundizado en la palabra de Jesucristo, y estén de acuerdo con lo aquí expresado, les ruego que asumamos una actitud comprensiva hacia todos nuestros hermanos cristianos que sean más débiles en la fe,11 o se encuentren más atrás en el camino del En este libro se han señalado los errores de la Iglesia católica, aunque desafortunadamente existen muchas otras congregaciones denominadas cristianas que padecen de otros problemas, pero en todos los casos el común denominador es el mismo: Alejamiento de la doctrina original, por falta de apego a la palabra de Dios, plasmada en los Evangelios. 10

Otra de las trampas ya citadas en que podemos fácilmente caer es convertirnos en personas fanáticas e intolerantes unos con otros, ya que uno de los principios básicos del verdadero cristianismo es el amor y la tolerancia mutua. Juan 13° 35:”En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” 11

135


GIOVANNI TORRICELLI

conocimiento de la palabra de Dios, independientemente del “nombre” de la organización a que pertenezcan, ya que la verdadera caridad, es uno de los pilares de nuestra creencia. Espero hermanos queridos de la fe en Jesucristo, que este libro sea entendido como lo que pretende ser, una llamada de atención para que caminemos como el Señor desea. Pido disculpas por no quedarme callado ante lo que considero son serias alteraciones al contenido del mensaje cristiano, pero mi conciencia no me permitiría tal cosa ante semejante vacío espiritual que padecen muchísimos de nuestros hermanos, como consecuencia de las modificaciones realizadas a la doctrina original. La palabra de Dios, explicada además en una forma increíblemente sencilla y clara en los evangelios, no necesita de ningún tipo de añadidura o interpretación, sólo hace falta conocerla, vivirla y diseminarla en nuestro entorno. Estoy firmemente convencido de que no sólo ése es el mensaje proveniente de Dios, sino que es el que será capaz de transformar al mundo. No volveré a servir a señor que se me pueda morir. Francisco de Borja Lo que más puedes perder, o que más amas hallar, lo que más te da placer, en lo haber y poseer, se debe tu Dios llamar. Fray Íñigo de Mendoza

136


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

APÉNDICE “A” EL CELIBATO COMO EXPERIENCIA DE VIDA Sacerdote con 39 años de experiencia, le escribe al papa sobre el celibato.1 “Querido santo padre: Antes que yo muera, quise decirle algo que me ha molestado ya por los treinta y nueve años de mi sacerdocio. Durante este tiempo he sido presbítero en una parroquia, salvo por unos años durante los cuales servía como capellán para la Fuerza Aérea. Me gusta ser un padre de parroquia, sirviendo a Dios y a su pueblo mediante mi trabajo. Sin embargo, la regla del celibato me da más y más coraje conforme pasan los años. Ahora tengo sesenta y cuatro años y antes de morirme quise decirle lo que yo pienso. Dios dijo: ’No es bueno que el hombre esté solo.’ Creo que la parroquia debe permitir que los sacerdotes se casen si el sacerdote quiere el matrimonio. Soy un buen padre, pero habría sido mejor si hubiera tenido una esposa. Conforme avanzo en edad, más reconozco la necesidad de una compañera. Amaría su cuerpo también, porque es la razón por la que Dios creó a los hombres y a las mujeres como son. No siento que fue un error de Dios, ni que degrade el espíritu de la persona. No creo que un hombre le puede decir a otros que no deben entrar al estado matrimonial. Es mi opinión —y no soy un Carta dirigida al Papa, se escribió en el año 1995 por un sacerdote que por razones entendibles, prefiere usar el anonimato. Ahora está jubilado y se siente libre para expresar sus ideas. La carta se publicó originalmente en el “National Catholic Reporter” y también está disponible al público en el sitio web: www.sjsocial.org/crt/celibe.html 1

137


GIOVANNI TORRICELLI

gran teólogo— que la autoridad de la Iglesia en asuntos espirituales no puede incluir esta prohibición. Esta regla perjudica severamente a la Iglesia hoy en día. Ud. no comenzó esta tradición, pero Ud. solo es el responsable de que esta situación siga ahora. Siempre respetaré a los que opten por el celibato, pero, como dice San Pablo: “No es para todos.” No me considero célibe porque nunca escogí esta vida libremente. He oído a directores de retiros decir que el hombre escoge el celibato y luego el sacerdocio. Esto no es cierto. La mayoría decide entrar en la vida sacerdotal, y luego alguien dice que si uno decide hacer el trabajo de Dios, tiene que ser célibe, y así comienza a sufrir esta imposición en su vida. Las excepciones son los grandes, quienes como San Pablo optaron por el celibato como un voto hacia Dios. No encuentro ni una palabra en las Sagradas Escrituras que justifique el celibato obligatorio y existen muchas razones por las cuales se debe justificar el matrimonio. Los sacerdotes y los obispos se casaron durante los primeros mil años de vida de la Iglesia y luego algún Papa inventó esta regla, la cual, creo, es injusta. Cuando yo servía como capellán en la Fuerza Aérea, normalmente vivía en las residencias del batallón. Cuando iba a mi casa en la noche, veía todas las otras casas y decía: “Todo el mundo tiene a alguien, salvo yo.” Yo llegaba a una casa vacía para preparar mi cena, lavar la ropa y hacer los quehaceres. Tengo un bonito lugar donde vivir ahora, pero en la noche, después de haber terminado mis labores, lo veo vacío y me siento mal. Seguiré siendo un sacerdote dedicado a su parroquia mientras Dios permita que yo haga este trabajo. Y seguiré tratando de vivir este pseudo-celibato. Pero la verdad es que creo que alguien tendrá que verse con Dios por ser el hombre responsable para que yo y tantos más vivamos esta tortura 138


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

innecesaria. Se ha dejado de permitir que los sacerdotes se retiren oficialmente de sus deberes. Santo Padre, porque Ud. sabe que muchísimos lo harían si existiera la posibilidad. No es tanto que deseen dejar el sacerdocio, sino que no quieren seguir con el celibato. Recuerdo a un viejo sacerdote, un excelente padre, un amigo mío. Tenía entonces más de sesenta años y padecía de problemas cardiacos. Me dijo “No soporté estar solo más”. Él dejó el ejercicio del sacerdocio, se casó por fin, con el consentimiento de la Iglesia. Le amo a Ud. creo que Ud. es el Papa más renombrado de la historia reciente. Ud. ha hecho mucho, tantas obras buenas. Si Ud. pudiera cambiar la regla, pienso que la gente lo aceptaría porque los católicos en el mundo le respetan y le aman tanto. Si Ud. espera hasta que algún futuro papa cambie la regla, y tendrá que cambiarse en algún momento, no va a ser tan fácilmente aceptado el cambio. Si yo fuera Papa, lo cual no creo que sea una probabilidad, simplemente anunciaría que la regla del celibato ya ha terminado. Sé que habría algunos escándalos, como sacerdotes que dejan el ejercicio del sacerdocio para casarse, sacerdotes que no pueden vivir sus votos fielmente... Sólo quisiera hacer un solo comentario más. No sé qué haría si Ud. permitiera que los hombres casados se ordenaran, pero no permitiera que los ya ordenados optaran por el matrimonio. Somos muchos quienes hemos sufrido todas nuestras carreras profesionales con el peso de esta regla y nos sentiríamos traicionados y menospreciados si esto fuera a ocurrir. Nunca he hablado de este tema con otro sacerdote. Sólo Ud. sabe cómo me siento, aunque he enviado una copia de esta carta a mi Arzobispo. 139


GIOVANNI TORRICELLI

Espero que Ud. no tome esta carta como un ataque personal, porque tengo mucho respeto para Ud. pero no es honesto de mi parte que le manifieste mi forma de pensar y las emociones que estoy seguro muchos de mis colegas comparten. No comprendo cómo este pseudo-celibato va a “purificar el sacerdocio.” No podría morir feliz si no le hubiera escrito esta carta. Siento una obligación moral de escribirla. El celibato como experiencia de vida. Agosto 1995 CHRISTUS 1”

140


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

APÉNDICE “B”

TASBIH DE FÁTIMA AZ-ZAHRA (P) (FRACCIÓN)

“Cierta vez el lmam Ali (P.) preguntó a Ibn A’bad, un integrante de la tribu Baní Sa’d: “¿Quieres que te hable de mi vida junto a Fátima? Era la más amada por el Profeta. Cuando vivió en mí casa se esforzó mucho, tanto que un día le aconsejé: ¡Sería bueno que visitaras a tu padre, tal vez él pueda hacer algo por ti! Pronto Fátima visitó a su padre. En esa oportunidad el Profeta (B.P.) se encontraba ocupado atendiendo los requerimientos de quienes se interesaban por el Islam. Por eso Fátima se sintió avergonzada y regresó a su casa. A la mañana siguiente el Profeta (BP) visitó a su hija y le preguntó: ¿Qué motivó tu visita el día de ayer, hija mía? Fátima no respondió. Por segunda vez el Profeta repitió su pregunta. Fátima no se atrevió a responderla. Entonces hablé yo, diciendo: “¡Oh, Enviado de Dios! Fátima trabaja demasiado y yo le aconsejé que te visitara a fin de que tú le brindaras ayuda. Al oír mis palabras, Muhammad (B.P.) nos dijo: “¿Quieren que les enseñe algo que les aprovechará mucho más que la tarea de una sirvienta? Y nos enseñó el “Tasbih”, de Fátima Zahrá. Esta práctica consiste en repetir treinta y cuatro veces “AJlahu Akbar” —Dios es el más Grande—, treinta y tres veces “Subhanal La:h” —Glorificado sea Dios— y treinta y tres veces “Alhamdulil La:h” —Alabado sea Dios—. Es preferible realizar el Tasbih luego de cada una de las oraciones diarias. Concretando esta práctica la recompensa de un ciclo de oración se multiplica por mil. Dijo el lmam Sadiq (P.): “Quien hiciera Tasbih luego de la oración antes de cambiar su posición (sentado frente a la Qiblah), serán perdonados sus pecados y Dios lo llevará al Paraíso”. En otro dicho vemos El Tasbih de Fátima Az-Zahrá (R) es más meritorio que hacer mil ciclos de oración cada día. Méritos de la prosternación de agradecimiento: Luego 141


GIOVANNI TORRICELLI

de realizar las oraciones es meritorio la prosternación de agradecimiento. El conjunto de los sabios seguidores de la escuela deAhlul Bait (P.), aconsejan realizarla en el momento de recibir alguna gracia de Dios, o en el momento de salir ileso ante una calamidad.

Nota= La abreviatura (B.) Después de un nombre, quiere expresar el deseo de PAZ. Y (B.P.) significa BENDICIÓN Y PAZ. * Fracción del texto íntegro tomado del sitio web: www.organizacionislam.org.ar/

142


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

APÉNDICE “C” UN SOLO SANTO: DOS VISIONES Con respecto a San Cirilo, Arzobispo de Alejandría, se presentan dos versiones, una desde el interior de la Iglesia Católica y otra desde fuera de ella, hagamos una comparación: La versión católica1 dice lo siguiente: “Este santo se hizo famoso en la antigüedad porque fue el que defendió ante todos los enemigos, que María es Madre de Dios. Durante 32 años, fue arzobispo de Alejandría, que era la ciudad más importante de Egipto en ese tiempo. Y se dedicó con todas sus fuerzas a hacer progresar esta cristiandad. Fue fuerte e intransigente con los herejes y sectarios que querían engañar a los cristianos de Alejandría y les fue cerrando sus templos y casas donde engañaban. A los judíos les puso un dilema: O dejaban de atacar a la religión Católica, o se iban de la ciudad. Y cuando apareció la peor herejía de ese tiempo: El Nestorianismo, fue él quien más fuertemente se le opuso y la atacó. Y sucedió entonces que Nestorio, patriarca de Constantinopla, empezó a decir que María no era Madre de Dios, sino simplemente madre de un hombre. La gente se escandalizaba enormemente al oírle predicar semejante barbaridad. San Cirilo le escribió diciéndole que a María la llamamos Madre de Dios, no porque ella haya creado a Dios (porque a Dios nadie lo ha creado), sino porque es Madre de uno que es 1

Fuente www.churchforum.com/santoral/junio/2706.htm

143


GIOVANNI TORRICELLI

Dios. Y le pedía que por favor retirara esas afirmaciones heréticas que había hecho. Pero Nestorio respondió con insultos y siguió enseñando sus errores y herejías. Entonces Cirilo escribió al papa Celestino, a Roma, informándole de este error que estaba propagando Nestorio. El Papa reunió a los principales sabios católicos de Roma, y asesorado por ellos condenó el error de Nestorio y lo amenazó con excomunión si no retiraba sus afirmaciones heréticas. Pero el hereje no quiso retractarse y siguió propagando sus errores. Entonces en el año 431 se reunieron en Éfeso todos los 200 obispos de la cristiandad en ese entonces. Fue elegido presidente de ese concilio San Cirilo, como el más venerable de todos, y como representante del Papa Celestino. Y Cirilo con su fogosa elocuencia y su gran sabiduría obtuvo que los obispos condenaran la herejía de Nestorio y proclamaran solemnemente que María sí es la Madre de Dios. Los enemigos del gran arzobispo obtuvieron que el gobierno pusiera preso a Cirilo por tres meses, pero cuando llegaron los delegados del Papa de Roma, estos intercedieron por él y le consiguieron la libertad y así pudo seguir oponiéndose con toda su autoridad a las enseñanzas de la herejía. El santo narra así a los monjes de Egipto en una carta, cómo fue el final de aquellas reuniones del Concilio de Éfeso: “No se puede imaginar la alegría de este pueblo fervoroso cuando supo que el Concilio había declarado que María sí es Madre de Dios y que los que no aceptaran esa verdad quedan fuera de la iglesia. Toda la población permaneció desde el amanecer hasta la noche junto a la Iglesia de la Madre de Dios donde estábamos reunidos los 200 obispos del mundo. Y cuando supieron la declaración del Concilio empezaron a gritar y a cantar, y con antorchas encendidas nos acompañaron a nuestras casas y por el camino iban quemando incienso. Ala144


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

bemos con nuestros himnos a María Madre de Dios y a su Hijo Jesucristo a quien sea todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.” Cuando el Concilio de Éfeso declaró que María sí es Madre de Dios, San Cirilo de Alejandría exclamó gozoso delante de todos: “Te saludamos Oh María, Madre de Dios, verdadero tesoro de todo el Universo, antorcha que jamás se apagará, templo que nunca será destruido, sitio de refugio para todos los desamparados, por quien ha venido al mundo el que es Bendito por los siglos. Por ti la Trinidad ha recibido más gloria en la tierra; por ti la cruz nos ha salvado; por ti los cielos se estremecen de alegría y los demonios son puestos en fuga; el enemigo del alma es lanzado al abismo y nosotros débiles criaturas somos elevados al puesto de honor.” “Y la Madre de Dios es también Madre mía.” Ahora veamos otra versión2 desde fuera de la Iglesia Católica, donde interviene también el mismo Cirilo de Alejandría: “La Biblioteca de Alejandría fue famosa por ser el mayor archivo del saber de la Antigüedad con unos 700.000 volúmenes todos ellos rollos de papiro escritos a mano, que contenían prácticamente todo el saber de la Antigüedad. Entre sus eruditos se encontraban Eratóstenes (¿284-192? a.C.), Euclides (siglo III a.C.) cuyos textos de geometría son aún hoy estudiados, Arquímedes (287-212 a.C.) el mayor genio mecánico de la antigüedad, Galeno (con obras clásicas sobre anatomía humana) y Tolomeo, y estudiaban el Cosmos, Física, Filosofía, Biología... en 10 grandes salas de investigación decoradas con mármol taraceado, fuentes, estanques, frescos de dioses o reyes... La Biblioteca incluía un zoo, salas de

Fuente www.lcc.uma.es/~ppgg/html/cgentes.html “Curiosidades de la ciencia y de la vida” Gente y hechos memorables. 2

145


GIOVANNI TORRICELLI

disección, un observatorio y un comedor donde los sabios y discípulos se entregaban a largas discusiones. Para reunir este inmenso archivo los Tolomeos se dedicaron a adquirir todos los libros griegos y la mayoría de las obras de Persia, África, Israel, la India y otras partes del Mundo. Además, mandaban registrar todos los navíos que llegaban al puerto en busca de papiros, los cuales eran copiados y devueltos a su propietario. Incluso llegaban a mandar emisarios a lejanas tierras en busca de escritos de cualquier cultura. Tras la entrada triunfal de César en la ciudad (48 a.C.), la famosa Biblioteca de Alejandría fue quemada, destruyéndose una gran parte. Tras varios incendios y saqueos la Biblioteca quedó prácticamente destruida desde el 391 y sus restos fueron aniquilados definitivamente tras el asesinato de Hipatia (370-415), una bella mujer que se convirtió en el último científico que trabajó en la gran Biblioteca. Hipatia nació en Alejandría y era matemática, física, astrónoma y jefe de la escuela neoplatónica. Su espíritu libre le llevaba a rechazar todas sus múltiples proposiciones matrimoniales. En la época de Hipatia, Alejandría estaba sumida en grandes tensiones y Cirilo, arzobispo de Alejandría, detestaba a Hipatia por su amistad con el gobernador romano y porque simbolizaba la libertad de pensamiento. Finalmente, una horda de cristianos, seguidores de Cirilo, la desolló viva, arrancándole la carne de los huesos con conchas marinas y quemando sus restos y sus obras. Cirilo fue proclamado santo. La Biblioteca murió pero no todo el conocimiento que llegó a encerrar y como dice Carl Sagan, famoso astrónomo autor de Cosmos: Aún estamos construyendo sobre las bases que establecieron los sabios de esa Biblioteca. 146


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Por ejemplo, Eratóstenes calculó con precisión el tamaño de la Tierra y afirmó que se podía viajar a la India navegando hacia el Oeste. Aristarco ya afirmaba que la Tierra era sólo uno de los planetas que giraba en torno al Sol. Entre las obras que desaparecieron de la Biblioteca está la historia universal del sacerdote babilonio Beroso que narraba, en uno de los volúmenes, los hechos desde la Creación hasta el Diluvio. De las más de 120 obras de Sófocles que había en la Biblioteca, sólo sobrevivieron 7 (entre ellas Edipo Rey). Cifras parecidas pueden aplicarse a las obras de Esquilo y Eurípides.” Ante estas dos visiones que giran alrededor del mismo personaje proclamado Santo por la Iglesia Católica, Cirilo, Arzobispo de Alejandría, caben varias reflexiones: ¿Qué razones nos podrían hacer suponer que Dios mirará desde la óptica de los jerarcas católicos de la primera versión? ¿Puede un ser humano cualquiera estar en posibilidad de juzgar a otro semejante? ¿En algún momento Dios le entregó a alguien sobre la Tierra la prerrogativa de convertirse en juez?

147


GIOVANNI TORRICELLI

148


LA RELIGIÓN SECUESTRADA

Si enmendar errores leves Requirieron tanto siglos, Corregir errores graves Esperarán muchos años. Mas mira, querido hermano, No te debes preocupar, Quien diga ser buen cristiano Éste debe ser su actuar: No busques querer juzgar Ni mucho menos culpar... A tu hermano da la mano Y sólo señala el camino. Tu mundo será otra cosa Si adoptas para tu vida La verdad más poderosa Que al mundo le fue entregada. La noche será olvidada Y toda lágrima enjugada, Si la luz de la verdad No se queda secuestrada. Giovanni Torricelli

149


LA RELIGION SECUESTRADA  

la religión o creencia personal, constituye el elemento más poderoso para inducir el verdadero cambio individual y social. Lamentablemente,...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you