Page 1

MARCO METODOLÓGICO Las categorías presentadas en el modelo comunicativo son puntos clave para el análisis de una realidad llamada artesanía, la cual fue desglosada desde todo enfoque comunicativo para la realización del modelo de comunicación. Para dar paso a los conceptos destacados, los cuales son: uso y consumo, industria cultural, reproductibilidad y estructura social, nos hemos basado en ciertos autores como lo son: Walter Benjamín, Theodoro W. Adorno y Karl Marx, los cuales nos proporcionan un fundamento para nuestro proyecto. En el análisis del Uso y Consumo, iniciaremos desde el concepto de Karl Marx, el cual no menciona que el uso y el consumo, son la herramienta que fundamenta al mercado, ya que se identifica por ser la mayor importancia, debido a que es la que determina que las personas se acoplen a los intereses de la oferta y la demanda. Uso y consumo contienen ciertos componentes que se derivan de esta, los cuales

son: poder adquisitivo, lugar social, norma del gusto y masificación, los cuales desglosaremos poco a poco. En el uso y consumo se observa como el poder adquisitivo va asociado con este, debido a que partiendo de la ideología de Marx, este nos indica que el consumidor


es el auténtico protagonista y garante del doble proceso de producción-consumo, ya que este es el que determina cual es su nivel de economía para poder adquirir un objeto no solo de su gusto sino del nivel de su presupuesto. Por ello las tarifas que los artesanos imponen en sus objetos deben ser negociables para que así allá ganancia de los dos bandos tanto del emisor como del receptor. Por otro lado se evidencia como el lugar social ocupa un gran lugar en el uso y consumo, ya que es una de sus propiedades, por ello se deduce que el lugar social es el eje central de de atención hacia la oferta, ya que dependiendo del lugar en donde el artesano se ubique, sus articulo puedan que sean más llamativo como también pueda que no lo sean, por esto los artesanos saben cuáles son los puntos claves para realizar la oferta de sus productos, y no solo porque en esos lugares hallan muchos transeúntes sino que al igual el lugar define los estratos socio-económicos que allí se establecen. En la norma del gusto se refleja la compatibilidad con el uso y consumo, ya que el mercado como nos definía Marx, es el determinante de los intereses del consumidor, porque no solo le implica una necesidad al consumidor sino que al igual mide la economía de este, por esto los artesanos varían en sus productos no solo con el valor, sino que también con el diseño, para que el receptor se identifique con los productos. Por último observamos como la masificación es la cusa del uso y consumo. Basándonos en Marx, el nos refleja que el objeto de toda producción es el consumo, con individuos que tienden a maximizar sus satisfacciones a través de la compra de un rango de bienes siempre en expansión, esto quiere decir que los consumidores no siempre se dirigen hacia los artesanos callejeros, sino que también consumen productos de mayor alcance como lo son en almacenes, ya que no tienen un límite determina, por eso algunos artistas no se conforman con la venta callejera, sino que tienen sus aspiraciones de maximizar sus productos, pero muy pocos son los que lo logran, por ello la masificación es la causa de que los receptores se dirijan hacia lugares con mayor expectativa.


Para analizar la Industria Cultural, partiremos del concepto de Theodoro W. Adorno, el cual menciona que la industria cultural es un poderoso aparato que la sociedad tecnología ha constituido como un instrumento a su servicio, debido a que los medios masivos de comunicación son los que forman la industria cultural: cine, tv, radio, publicidad, entre otros. La industria cultural, a través de la comunicación, bien sea mediática o voz a voz, establece los lugares y las mercancías que se deben comercializar y el momento en el cual esto debe desarrollarse. Por ello observamos que en el Modelo de Comunicación, la industria cultural ocupa el rol de emisor. En nuestro proyecto de investigación se derivan ciertos componentes de la industria cultural. Uno de ellos es la unión a estos valores de tipo comunicativo como lugar social. La industria cultural está asociada con el lugar social porque este es el que determina qué tipo de mercado se maneja, las personas que lo adquieren y la ganancia que se obtiene. En el lugar social se observa cómo se involucra la Cultura de Masas, ya que a través de los medios de comunicación,


como lo es el código, se imponen valores y por ello los artesanos, saben en qué lugares frecuentan las personas y en cuáles de ellos se obtiene mayor ganancia. Otra relación es la de Industria Cultural como propiedad del poder adquisitivo, debido a que se crea una necesidad de consumo en el receptor, a través del valor del objeto exhibido por parte del emisor. Por esta razón, los artesanos le otorgan un valor considerado a su objeto de venta, que puede ser negociable según la necesidad que se le plantee al comprador. La Industria Cultural está definida como causa de la Norma del Gusto,debido a que la industria es la que estimula la creatividad del producto, es la base por la cual los artesanos se guían y producen artículos que estén de moda o llamen la atención, para así influenciar una atracción entre el emisor y el receptor, porque el comprador no se limita a observar objetos que no contengan algo de su agrado, por ello el artista varía en la venta de sus productos hacia los gustos de los compradores. Al igual que con lugar social, la industria cultural está asociada con la Masificación. Esta es la que plantea una estructura social para que de allí la masificación construya símbolos que con el solo verlos o escucharlos ya desarrollen un significado en la sociedad, por ello la industria cultural maneja el código, el cual es fundamental en una sociedad, razón por la cual algunos artesanos implementan códigos como imágenes conocidas para que el consumidor se sienta identificado y desarrolle un significado de este. Asociándolo con el trabajo de campo,cuando los artesanos elaboran con nudos, y puntadas, los atrapa sueños, el consumidor inmediatamente sabe el significado que este símbolo tiene, lo que genera que algunos se identifiquen.


Según Walter Benjamin, en su texto titulado “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”, el término Reproductibilidad corresponde a la reproducción técnica de las mercancías, perdiendo estas su aura, para Benjamin el objeto posee una autenticidad y/o la pertenencia a una tradición, la manifestación irrepetible de una lejanía, por cercana que esta pueda estar. El proyecto, la artesanía, al ser un elemento netamente ligado a la reproductibilidad, generaría un desencantamiento del mundo para Benjamin, pero en la realidad adquiere un valor diferente para los consumidores, que realizan un proceso de resignificación del objeto adquirido, apropiándolo y dándole un valor para su vida. La artesanía ha perdido ha perdido su valor (no monetario), con el paso del tiempo se ha convertido en un proceso de reproducción de los objetos, porque se busca el sobrevivir, la manera de subsistir en una sociedad capitalista, donde para todo se vuelve fundamental el dinero. La Reproductibilidad es causa de Masificación al igual que el Uso y consumo, ya que la reproducción de las artesanías contribuye a que el mercado crezca y se pueda hablar de una masificación de estas obras. Al haber una masificación la reproducción se ve beneficiada, ya que aumenta el consumo de la artesanía y da a conocer el producto en todas partes, porque todas las personas quieren tener eso y gracias al voz populi, el producto llega a lugares que no se imaginaba y la


cultura en la que se haya basado la artesanía es reconocida por todos los sitios a los que llega. La reproductibilidad es propiedad de la Norma del Gusto porque a partir de esta última, de lo que se impone en el momento, de lo que busca el consumidor, se inicia una reproductibilidad técnica de las artesanías. La norma del gusto define que se vende y que no, que se debe reproducir y en qué momento.En un principio se puede pensar que la norma del gusto es una moda, que significa una temporalidad a corto plazo de la artesanía y que a medida que esta moda pase, la artesanía no tendría espacio en la sociedad; pero no ocurre eso, ya que la artesanía es algo moderno, algo actual que con el paso del tiempo continúa presente en la sociedad. La Reproductibilidad está asociada al Lugar Social, ya que este puede definir que debe reproducirse en el mismo, es decir, que las calles del sector estudiado definen que se está imponiendo, que se vende, que se reproduce técnicamente para el respectivo consumo. El lugar social no es el mismo en otro sector de la ciudad, dado que la artesanía podría tener un lugar determinado para reproducirse, en este caso es el centro, un lugar coloquial que guarda la historia y la memoria de un pueblo y la mayoría de los artesanos escogen este lugar porque es un sitio turístico y ahí pueden dar a conocer más fácil su cultura. Por ejemplo, en un centro comercial ya está determinado que se vende, lo que no pasa en la calle, ya que es un lugar multicultural donde no hay estipulado que se vende y que no. Por último, la reproductibilidad es parte del Poder Adquisitivo, dado que gracias a este, el artesano puede conseguir el dinero para comprar los materiales que utiliza en sus artesanías, por medio de la venta de las mismas, y es allí donde la reproductibilidad entra en juego y permite que el objeto no muera y pase a varias personas.


Jesús Martín Barbero, en su texto “De los medios a las mediaciones”, deja ver su posición con respecto a la construcción de estructuras sociales, partiendo de la definición de pueblo y un análisis de masas en relación con la cultura. Para entender el fenómeno de la sociedad de masas, Barbero plantea diferentes campos desde los cuales se pueda abordar este estudio. La psicología de masas, por ejemplo, se encarga de investigar por qué las personas tienen los mismos comportamientos de sus semejantes, que podemos evidenciar en la artesanía del centro, ya que la mayoría de personas que exhiben sus objetos allí hacen parte de diferentes grupos sociales, religiosos, políticos, etc., pero al manejar las mismas actividades y un lugar social en común, construyen una nueva estructura social. Allí aparece lo que Barbero denomina lo popular no representado, donde podemos ubicar ciertos grupos de artesanos del sector, bien sea por su rol en una sociedad o por sus raíces culturales, en este caso es evidente la gran cantidad y variedad de indígenas que se dedican a la artesanía en el centro de Bogotá. Cuando se habla de estructura social se refiere a la unidad social en que está jerarquizada una comunidad específica, para designar o referirse a pequeñas unidades, como un grupo de indígenas, un barrio o sector específico, en este caso el centro, que es el epicentro de la artesanía en Bogotá. Cada miembro participa según el rasgo de interés o función en común que los una, en este proyecto es la artesanía y el afán de consumir y usar estos objetos. Esto conlleva a la masificación del producto y de las masas, ya que si se reproduce en replica el


producto será más fácil de adquirir y tendrá un nuevo sentido para el cliente, este lo resignificará a su estilo de vida. La estructura social es una consecuencia de la masificación. Una sociedad es determinada por el número de personas y en el caso de la artesanía, los vendedores de esta son una sociedad Embera Chami que se ubican en el centro que es su lugar principal de trabajo. La mayoría de estos vendedores son desplazados por la violencia de su pueblo natal y llegan a la ciudad a hacer conocer su esencia mediante la artesanía y los objetos que elaboran basados en sus tradiciones, colores e ideologías. En ese momento la estructura social es parte del Lugar Social y de la Norma del gusto, dado que el lugar en donde se ubiquen estas personas es determinante para su economía y el sector social (no necesariamente en estratos) al que pueda pertenecer, y a partir de este grupo social, se determina que es más factible que le guste y que no. Por último, la estructura social es al Poder Adquisitivo, porque determina si la persona tiene el suficiente capital para adquirir un objeto de cierto valor, mientras que una persona que no puede consumir el mismo, se tiene que conformar con admirarlo o añorarlo. Si se pertenece a una estructura social alta es mucho más fácil poder adquirir objetos de manera rápida, con esto se facilita la reproductibilidad del objeto, abriéndole paso a la masificación de este. Las categorías ligadas a sus variables son una red perfecta que apoya lo descubierto en el trabajo de campo. La artesanía se mueve desde todas las variables perceptibles del ser humano. El cual viene acompañado de un mensaje que apropie al consumidor y que lo haga imprescindible en su manera de vivir.


QUOTES Las entrevistas que se realizaron, se analizaron a partir de unas categorías, de las que pudimos relacionar con lo que el entrevistado nos contó acerca de su trabajo. De esta manera pudimos determinar que la norma del gusto y la reproductibilidad predominan en el tema del trabajo artesanal. La artesanía se ve evidenciada en aspectos manuales y creativos de las personas, muchos de los trabajos artesanales se toman de etnias y culturas de las cuales predominan este tipo de obras. De todas maneras muchas de estas se van modificando dependiendo de la norma del gusto del artista, se le da la libertad de proporcionar su propia creatividad, dándole un poco más de sentido de lo real. Es decir el artista realiza una reproductibilidad de lo que ha visualizado de otras culturas dándole también lugar

a

su

propia

creatividad

de

re

diseñar.

La artesanía al ser un medio de expresión pero con algunas especializaciones en cuanto a su realización, no es para todo el mundo; entonces los artesanos a través de su talento reproducen simultáneamente lo que quieren que las personas consuman, eso sí alrededor de lo artesanal.es decir que el poder adquisitivo de las personas se ve impulsado por esa norma del gusto que lo determina. Lo que determina también un lugar social, pues este también le da un valor a lo que ganan estos artesanos en la calle. En el caso de Jorge Rodríguez vendedor de artesanía en el centro de Bogotá nos dice que “en el centro todo es más barato… venta es venta y los fines de semana sale más la gente…”, mientras que Alejandro Gomez condiciona la mayoría de sus ventas al fluo de extranjeros que haya en le ciudad; ‘’Bogotá es muy bueno porque acá llega mucho extranjero, es una ciudad a la que llegan constantemente extranjeros’’. Es decir que el sitio o el valor que le ha dado la sociedad, es un el lugar social que determina como se mueven las ventas entorno a lo que ellos realizan, lo que en el centro de Bogotá es más barato para sus materiales y sus ventas sean mayores.


En conclusi贸n con la entrevista realizada a estos artesanos, pudimos determinar que la venta de la artesan铆a funciona alrededor de un uso y consumo por parte de las personas que adquieren estos objetos guiados por su propia norma del gusto.


''Artesanía: ¿Una Industria?'' - Análisis