Issuu on Google+

       

LAS  CONSTRUCCIÓN  DEL  TERRITORIO:  LA  REGIÓN  METROPOLITANA SE ARTICULA.                      Los dos principales elementos en el nuevo complejo urbano eran la  fábrica y el slum. En sí mismos, constituían lo que se llamaba la  ciudad (…). Esas masas urbanas podían expandirse y se  expandieron cien veces, sin que aparecieran en ellas las  instituciones que caracterizan a una ciudad en el sentido  sociológico: esto es, un lugar donde se concentra la herencia social  y donde las posibilidades de intercambio social continuo y de la  interacción elevan a un potencial más alto las actividades del  hombre. 

Lewis Mumford – La cultura de las Ciudades         

3


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

      3. Esbozo  histórico  de  la  evolución  urbanística  en  la  Región  Metropolitana  de  São Paulo (1867 ‐ año de implantación del tren Jundiaí Santos – Año 1992  año de ocupación  de la favela Jd. Irene) .1  En  el presente capítulo,  intentaremos  describir el  proceso de desarrollo urbano de la Región  Metropolitana de São Paulo.  El estudio será enfocado a partir de dos elementos centrales:   •

El primero son las características del territorio y la forma como este fue articulado por  infraestructuras  de  escala  territorial.  Se  considera  que  algunos  eventos  históricos  acaecidos en los últimos ciento cincuenta años fueron decisivos en este proceso, por  ejemplo: la instalación de la ferrovía Jundiaí Santos; la rectificación de los Rios Tieté y  Pinheiros  y  la  construcción  de  sus  marginales  como  parte  del  Plano  de  Avenidas  de  Prestes Maia; la construcción de las Represas Billings y Guarapiranga;  y finalmente la  conexión São Paulo puerto de Santos mediante carreteras como la Via Anchieta, o la  Via Imigrantes. En general, la óptica común que subyace a estas decisiones, es siempre  acelerar  los  procesos  productivos,  sin  una  visión  ambiental  amplia,  generando  desarrollo  económico,  al  precio  de  enormes  externalidades  negativas  ambientales,  sociales, e inclusive económicas. 

 El  segundo  aspecto  es  la  manera  como  se  forma  el  tejido  urbano  de  esta  Región  Metropolitana.  Nos  interesa  analizar  los  rasgos  generales  del  proceso  por  el  cual  millones  de  ciudadanos,  individualmente,  sin  asistencia  técnica,  en  loteamientos  sin  infraestructura y muchas veces en franca irregularidad jurídica, se hicieron un lugar en  la  ciudad  a  través  de  procesos  de  autoconstrucción  progresiva,  formando  al  tiempo  gran parte del territorio.  

La  comprensión  de  estos  dos  procesos,  permitirá  situar  el  telón  de  fondo  del  Proyecto  Jd.  Irene. El interés de hacer este recorrido histórico no es el de un historiador. Es más bien el de  un urbanista que desea comprender como se ha llegado a la situación presente. Se considera  que esta dimensión histórica es uno de los factores fundamentales para que  se pueda juzgar la  pertinencia y las limitaciones de cualquier propuesta de forma relativamente consistente.            32   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

    3.1. El territorio se vertebra – Región Metropolitana de São Paulo y la ciudad de Santo  André en el periodo 1.867 – 1.992  La RMSP reúne hoy 39 municipios, sumando un área total de 7.943.818 km², y una población  de  19.539.450  habitantes.2  Con  esa  población,  la  región  asume  la  cuarta  posición  entre  los  aglomerados urbanos del mundo, atrás apenas de Tokio, Ciudad de México y Bombay.   Como  el  mayor  polo  de  riqueza  del  Brasil,  la  Región  Metropolitana  de  São  Paulo  reúne  el  mayor parque Industrial del País. En el año 2.004, su Producto Interno Bruto (PIB) representó  el  15,6%  del  PIB  Brasilero.  Es  también,  simultáneamente  una  de  las  áreas  donde  con  más  brutalidad  se  pueden  sentir  las  consecuencias  de  las externalidades negativas  de  un proceso  de  desarrollo  lineal:  inundaciones  causadas  por  la  ocupación  inadecuada  de  los  valles  y  la  impermeabilización de la ciudad, contaminación de las napas y cursos superficiales con cloacas  y efluentes industriales, etc.  El  Municipio  de  Santo  André  está  situado  en  la  Región  conocida  como  ABC  Paulista3,  en  el  cuadruante Sur Este de la Región Metropolitana de São Paulo.    En la imagen a continuación, podemos ver el municipio, insertado en la Región Metropolitana: 

  Ilustración 1: Santo André en la Región Metropolitana de São Paulo. 4 

    33   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

    La región Metropolitana  se vertebra, a partir de la implantación de grandes infraestructuras,  que le posibilitan incorporarse a los mecanismos mundiales de producción.   El primer gran sistema de infraestructuras, fue el de las vías férreas, que se implantó a fines del  siglo XIX.   En 1867, fue inaugurada en las proximidades del Rio Tamanduateí, el río que atraviesa el área  urbana  de  Santo  André,  la  Vía  Férrea  Santos  Jundiaí,  de  la  São  Paulo  Railway,  creada  para  transportar el café del interior del estado al interior del Puerto de Santos.  El núcleo urbano actual de Santo André, se organiza, alrededor de la estación Santo André del  mencionado  ferrocarril.  Algunas  primeras  industrias  se  asientan  en  el  sector,  y  sirven  de  atracción a la población, debido a la oferta de empleo:    “A comienzos del siglo XX, el poblado, denominado Barrio de la Estación, ya  destacaba  como  principal  polo  de  industrialización  del  municipio  (…).  Se  instalan  fábricas de varias modalidades, atrayendo obreros venidos del interior del Estado,  y  también  de  la  Villa  de  San  Bernardo,  en  su  mayoría  italianos  interesados  en  mejores condiciones de trabajo.  Las  primeras  fábricas  se  instalan  al  final  del  siglo  XIX:  “Fábrica  Ypiranguinha” (textiles); la fábrica de sillas Streiff y la Fábrica de Tejidos Kowarik.  En  las  proximidades  de  la  ferrovía  se  ponen  en  funcionamiento  aserraderos,  carbonerías y olerías, cuya producción era enviada por tren, de forma a ser usada  en la construcción de edificios e infraestructura en Santos y Sao Paulo   Pero fue en el siglo XX, después de la duplicación de los ferrocarriles, que el  núcleo  urbano  formado  alrededor  de  la  estación  tuvo  un  crecimiento  acelerado  (…).  La  mejora  de  los  transportes  significó  también  que  se  facilite  el  acceso  de  pasajeros,  favoreciendo  la  multiplicación  de  actividades  a  los  lados  de  la  vía  férrea, y la expansión de los núcleos urbanos junto a las estaciones ferroviarias.”5                      34   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

    En la imagen a continuación, se puede ver la silueta del municipio de Santo André, según sus  límites actuales, en la Región Metropolitana, junto con la traza del ferrocarril Jundiaí – Santos.                        6

Ilustración 2: El municipio y el ferrocarril Jundiaí ‐ Santos.  

Es importante destacar que en su momento, esta línea de tren representó una obra de altísima  tecnología, debido a una peculiaridad geográfica de la RMSP, que se volverá a mencionar en  varios momentos del presente trabajo. En efecto, el tren no solo unía el interior del Estado al  Puerto, cosa que ya seria destacable, pero relativamente normal para la ingeniería de la época.  Lo  fundamental  fue  salvar  el  desnivel  de  aproximadamente  750  metros  que  existe  entre  la  planicie donde se sitúa la ciudad de São Paulo y el nivel del mar.   Llegando a la estación de Paranapiacaba, en el territorio de Santo André, los convoyes de tren  eran  reorganizados  y  bajaban  la  sierra  hasta  el  nivel  del  mar,  auxiliadas  por  máquinas  funiculares.7  Estas  grandes  obras  de  infraestructura,  constituyen  un  importante  patrimonio  histórico, y brindan muchos ejemplos de intervención antrópica “leve”, de gran calidad técnica  y ambiental.8  A  partir  de  la  implantación  de  la  vía  férrea,  ocurre  el  primer  ciclo  de  crecimiento  de  Región  Metropolitana y de la propia ciudad de Santo André.   Este primer arco de crecimiento, basado en los trenes, la exportación de café y la implantación  progresiva de industrias, se extiende hasta mediados del siglo XX, cuando una nueva evolución  tecnológica reordena los sistemas productivos en  el territorio: la implantación de carreteras y  la primacía del transporte sobre ruedas frente a los trenes.  Pero  la  aceleración  de  las  actividades  productivas  requeriría  modificaciones  mucho  más  radicales del territorio.   35   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

    3.2.  La  represa  Billings,  el  plano  de  avenidas,  y  la  rectificación  de  los  ríos  Tieté  y  Pinheiros:  A comienzos del  siglo XX,  São Paulo sufre una severa  escasez  de  energía  eléctrica.  A  medida  que los excedentes económicos de la exportación de café comienzan a ser reinvertidos en la  industria, la ciudad sufre con la carencia de energía.   Una compañía privada de capital canadiense, denominada The São Paulo Tramway, Light and  Power Company Limited, comienza a actuar en el Brasil a partir del año 1898. En el año 1901  implanta las primera usina hidroeléctrica denominada Parnaíba, en el curso del Rio Tietê, a 33  kilómetros aguas debajo de São Paulo.                                   Referencias:   A) Usina Hidroeléctrica Parnaíba. 

  Ilustración  3:  Año  1.901,  implantación  de  la  Represa  Edgar  de  Souza,  33  kilómetros  aguas 

debajo de São Paulo9      En el año 1908, ante la necesidad de aumentar la capacidad de generación hidroeléctrica de la  Usina de Parnaíba, se conforma la represa Guarapiranga, conteniendo las aguas de afluentes  del Rio Pinheiros.   36   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  La idea era usar las aguas de la Represa Guarapiranga, y llevarlas por el Rio Pinheiros hasta el  Rio Tieté. El aumento del caudal permitiría producir más energía.                                    Referencias:   A) Usina Hidroeléctrica Parnaíba.  B) Represa Guarapiranga. 

  Ilustración 4: Año 1.908, implantación de la represa Guarapiranga. La intención original era 

derivar agua de los afluentes del Pinheiros, para aumentar el caudal que abastecía a la  represa Edgar de Souza.    En esa época, el régimen jurídico en el Brasil permitía que la compra de determinadas tierras,  revertiesen  automáticamente  en  la  concesión  del  uso  de  sus  recursos  hídricos.  La  Light  comienza por tanto, a adquirir tierras en la cuenca del alto Tiete.   En  la  década  de  1920,  se  desarrolló  el  proyecto  de  contener  el  Rio  Grande,  afluente  del  Rio  Pinheiros,  y  usar  sus  aguas  para  generar  electricidad,  aprovechando  la  energía  potencial  proporcionada  por  la  diferencia  de  Altura  de  la  Sierra  del  Mar  –  la  misma  sierra  que  antes  había sido salvada por los trenes de la São Paulo Railway para llevar el café y otros productos  del interior del estado al Puerto de Santos ‐ .  

37   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  En  los  años  de  1924  y  1925,  una  prolongada  sequia,  afectó  a  los  recursos  hídricos,  y  por  consecuencia,  a  la  provisión  de  agua  y  energía  eléctrica.  La  situación  asumió  ribetes  dramáticos:    “São Paulo tenía una demanda de 60 MW, con una capacidad limitada a 43  MW. La ciudad quedó sometida a un fuerte racionamiento, con paralización de los  tranvías en los horarios de menor movimiento, restricción al consumo doméstico e  industrial,  cierre  de  casas  nocturnas,  entre  otras  medidas.  En  marzo  de  1925,  el  racionamiento  atingía  70%  de  la  carga,  con  las  industrias  operando  apenas  tres  días por semana y la suspensión de la iluminación pública.”10    A partir de esta situación de crisis energética, se reformuló completamente el plan, siguiendo  una alternativa mucho más ambiciosa. Custodio (2001), afirma que el proyecto:    “(…)  Comprendía  la  instalación  de  una  “Estructura  de  retirada”,  en  la  confluencia  del  Rio  Pinheiros  con  el  Rio  Tieté,  en  la  reversión  del  primero,  en  la  construcción de unidades elevadoras  en el canal del citado Rio Pinheiros, y en el  represamiento  de  varios  afluentes  de  las  cabeceras  de  este  Rio,  para  formar  el  Reservatório  Billings,  en  lo  alto  de  la  Sierra  del  Mar,  además  de  un  conjunto  de  canalizaciones para lanzar esa agua Sierra abajo, en una caída de 750 metros”.11    El nuevo plan, por tanto, es mucho más ambicioso. Si las aguas del Rio Pinheiros afluían hacia  el  rio  Tieté,  la  intención  es  ahora,  revertir  el  curso  del  Pinheiros  con  potentes  bombas,  de  modo  que  en  las  épocas  de  estío,  las  aguas  del  Tieté  sirvan  para  garantizar  que  el  nivel  del  espejo  de  agua  se  mantenga  alto,  aprovechando  al  máximo  la  potencia  instalada  de  las  turbinas de la represa Henry Borden.  En el año 1927 se forma el lago artificial de la represa Billings, después de la construcción del  dique de Pedreira, en el Rio Grande, cerca de Santo Amaro, en São Paulo.                        38   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

                                        Referencias:   A) Usina Hidroeléctrica Parnaíba.  B) Represa Guarapiranga.  C) Represa Billings 

Ilustración  5:  Año  1.927,  implantación  de  la  represa  Billings.  Se  represan  las  aguas  del  Rio  Grande,  para  verterlas  aguas  abajo,  en  la  Sierra  del  mar,  hasta  las  turbinas  de  la  Hidroeléctrica Henry Borden. 

  La modificación de la estructura física de la región metropolitana continúa con la implantación  del  denominado  “Plano  de  Avenidas”  de  Prestes  Maia,  y  la  rectificación  de  los  lechos  de  los  ríos Tieté y Pinheiros.   Los  Rios  Tieté  y  Pinheiros  eran  ríos  meándricos,  con  amplios  valles  de  inundación.  Desde  principios del siglo XX, las inundaciones y en algunos casos epidemias de enfermedades como  la  fiebre  amarilla  provocaron  un  interés  de  las  autoridades,  que  comenzaron  a  formular  proyectos de Saneamiento Ambiental con corte higienista‐desarrollista.   39   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  La propuesta elaborada por el Ingeniero Ulhoa Cintra en 1930 para rectificar y canalizar el rio  tieté  parte  de  conceptos  técnicos  muy  limitados,  pues  pretende  resolver  el  problema  de  las  inundaciones  puramente  con  la  aceleración  del  caudal  hídrico,  eliminando  cualquier  espacio  de acumulación de agua que pudiese servir para amortiguar picos de caudal.  12 Estos procesos  de rectificación de los Rios Tieté, primero, y  Pinheiros, después, se combinaron con el “Plano  de  Avenidas”,  que  propone  un  sistema  de  transporte,  basado  básicamente  en  el  vehículo  automotor, y en grandes avenidas en las márgenes de estos ríos, denominados “Marginales”.                                 Ilustración  6a  y  6b:    A  la  izquierda,  planta  de  los  Rios  Tieté  y  Pinheiros,  antes  de  sus 

respectivas  rectificaciones,  mostrando  sus  cursos  meándricos  y  sus  amplios  valles  de  inundación. A la derecha, se aprecian fotografías del proceso de rectificación de los ríos.13        El modelo se consolida, y en toda la Región, los cursos de agua son canalizados y rectificados,  combinándose  con  avenidas,  y  sin  prever  espacios  de  recreación  o  áreas  permeables  que  permitan la absorción de las aguas de lluvias. Hasta el fin de los años ochenta del siglo pasado,  a  pesar  de  que  eran  obvias  las  limitaciones  técnicas  de  esta  solución,  esta  continuó  siendo  implantada, en toda la RMSP.           40   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

                              Referencias:   A) Usina Hidroeléctrica Parnaíba. 

 

B) Represa Guarapiranga.  C) Represa Billings  D) Rectificación de los Rios Tieté y Pinheiros. 

Ilustración 7: Década de 1.930, comienza el proceso de rectificación de los Riso Tieté y 

Pinheiros.   

Rio Tieté 

       

Rio Pinheiros 

          Ilustración 8: Vista actual de parte de la ciudad de São Paulo, donde se aprecia el curso 

rectificado de los Rios Tieté y Pinheiros.14  41   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

    A principios de los años 40 entra en funcionamiento la “Estructura de Retiro” y se empieza a  bombear  agua  del  Rio  Tieté  hasta  la  represa  Billings  a  través  del  canal  rectificado  del  Rio  Pinheiros.   Porciones del territorio de Santo André obtienen su autonomía y se conforman los municipios  de São Bernardo do Campo (1.945) y São Caetano do Sul (1.948). La mancha urbana, mientras,  sigue expandiéndose.                                    Referencias:   A) Usina Hidroeléctrica Parnaíba. 

 

 

E) Reversión de Aguas del Tieté. 

B) Represa Guarapiranga.  C) Represa Billings  D) Rectificación de los Rios Tieté y Pinheiros. 

  Ilustración  9:  Comienza  la  reversión  de  las  aguas  del  Rio  Tieté  hasta  la  represa  Billings,  a 

través del canal rectificado del Rio Pinheiros.    El problema es que las aguas del Tiete y el Pinheiros están, ya en los años 40, completamente  contaminadas  por  décadas  de  crecimiento  urbano  que  no  estuvieron  acompañadas  de  la  implantación de las redes de saneamiento ambiental.  42   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  La  intención,  como  hemos  explicado,  al  revertir  las  aguas  de  estos  ríos  hacia  el  lago  de  la  represa  Billings,  era  garantizar  que  el  nivel  del  espejo  de  agua  se  mantenga  estable  manteniendo  el  potencial  de  generación  de  energía    siempre  al  máximo.  Debido  a  esto  una  gran  parte  de  los  efluentes  cloacales  de  toda  la  Región  Metropolitana  acabaron  concentrándose en el lago de la represa Billings.  Mientras,  con  la  implementación  del  plano  de  avenidas,  y  la  disponibilidad  de  energía  eléctrica,  está  configurado  el  escenario  propicio  para  la  implantación  de  industrias,  en  un  segundo ciclo, mucho más intenso que aquel el relacionado con los trenes, iniciado a fines del  siglo XIX.  “A partir de 1950 (…) la región se volvió un modelo de industrialización basada en  la  substitución  de  importaciones  de  bienes  de  consumo  durable,  con  fuerte  participación  del  capital  extranjero.  La  rápida  industrialización  se  basó  en  la  entrada de grandes multinacionales, responsables por el aumento de la población  urbana  segregada,  en  especial,  de  mano  de  obra  excedente  generada  por  la  migración  desenfrenada,  pero  también  por  el  surgimiento  y  la  consolidación  de  una  clase  obrera  significativa,  barata  para  el  contexto  del  capitalismo  internacional,  pero  relativamente  bien  remunerada  en  el  contexto  nacional,  que  daría origen a un consistente, y políticamente poderoso movimiento sindical”15  Las décadas de 1960, 1970 y 1980, implicaron un intenso crecimiento de la población, atraída  por el proceso de industrialización. Empresas fabricantes de vehículos, industrias metalúrgicas,  químicas y petroquímicas para citar solo algunas áreas principales de actividad, se implantan  en la Región Metropolitana, localizándose en enclaves específicos.  Uno  de  los  principales  enclaves  industriales  es  justamente  la  Región  conocida  como  el  ABC  Paulista,  por  las  iniciales  de  las  ciudades  que  lo  componen:  Santo  André,  São  Bernardo  do  Campo  y  São  Caetano.  Al  referirse  a  la  Región  Metropolitana  actual,  suele  hablarse  también  del  Gran  ABC,  que  está  compuesto  por  las  tres  ciudades  ya  citadas,  y  por  los  municipios  de  Mauá, Diadema, Ribeirão Pires y Rio Grande da Serra.  El Gran ABC corresponde, grosso modo, con el cuadrante Sud‐este de la Región Metropolitana  de São Paulo.  En  la  Tabla  1  vemos  la  evolución  de  la  población  en  el  periodo  1960  –  1980  en  la  Región  Metropolitana, en el Gran ABC, y en Santo André:   

 

     Región  Metropolitana de    São Paulo    Gran  ABC    Santo André   

 1960 

 1970 

 1980 

Crecimento total  en el periodo (%) 

4.791.245  8.139.730  12.588.725 

162,70 

504.416 

988.677 

1.652.781 

227,70 

245.147 

418.826 

553.072 

125,60 

  Tabla 1: Evolución de la Población – 1.960 – 1.98016 

43   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  En  la  década  de  los  años  ochenta  y  noventa  del  siglo  pasado,  la  ciudad  sufre  una  serie  de  procesos que culminan en el desplazamiento de muchas industrias a otros estados del país, y  el  simple  cierre  de  varias  de  ellas,  ante  un  escenario  de  crisis  económica,  hiperinflación,  y  guerra fiscal entre estados.   Esto produce un cambio significativo en las tendencias poblacionales. La región Metropolitana  y el Gran ABC disminuyen la intensidad de su crecimiento, que a pesar de esto, sigue siendo  produciéndose en porcentajes elevados (2,1% al año, en promedio). Santo André, por su parte  pasa a crecer en porcentajes más moderados (0,87 % al año, en promedio).   

 

1980 

 1991 

 2000 

Crecimento total en el  periodo (%). 

Región  Metropolitana de  São Paulo 

12.588.725 15.417.637  17.878.703 

42,00 

Gran  ABC 

1.652.781 

2.048.674 

2.354.722 

42,50 

553.072 

616.991 

649.331 

17,40 

Santo André   

Tabla 2: Evolución de la Población – 1.980 – 200017 

  A pesar de esta desaceleración del crecimiento a final del siglo XX, si consideramos la totalidad  de la Región Metropolitana el salto es aún impresionante, yendo de 1.568.047 habitantes en  1940 a 12.549.744 habitantes en 1.980.   Este  crecimiento  se  ha  producido  básicamente  por  población  migrante  que  se  desplazó  a  la  Región  buscando  empleo,  y  que  produjo  sus  casas  por  autogestión,  en  loteamientos  informales y favelas, sin infraestructura. Las consecuencias del vertido de décadas de residuos  cloacales residenciales e industriales fueron terribles.  Las  carencias  de  infraestructura  y  saneamiento  no  se  resolvieron,  y  el  Rio  Tieté  continuó  recibiendo miles de metros cúbicos de efluentes cloacales e industriales, que por el canal del  Rio Pinheiros, terminaban en el lago de la represa Billings.  Unas décadas después del inicio de la reversión de las aguas del Rio Tiete, se hacen patentes  las consecuencias. El informe “Billings 2000”, afirma que:    “En los primeros años de la década de 1970, la CETESB – Companhia de Tecnologia  e Saneamento Ambiental – se ve obligada a iniciar operaciones de remoción de la  mancha anaeróbica presente en la represa.”18    En  efecto,  al  descomponerse,  los  desechos  consumen  oxígeno,  matando  a  peces  y  otras  formas  de  vida.  Esto  aumenta  aún  más  la  carga  de  materia  que  debe  descomponerse  en  el  agua,  consumiendo  completamente  el  oxígeno.  Finalmente,  sin  oxigeno,  comienzan  a  44   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  proliferar  organismos  anaerobios,  como  las  algas  citadas  previamente,  algunas  de  las  cuales  son sumamente tóxicas para los seres humanos.  Más impresionante aún es el hecho de que habiendo contaminado los ríos Tieté y Pinheiros, la  metrópoli busca agua de diversas fuentes, inclusive el propio lago de la represa Billings.     Diciéndolo de modo áspero, la RMSP ha contaminado de tal manera sus recursos hídricos que  busca  con  ansiedad  fuentes  de  agua  para  consumo  humano,  volcándose  inclusive  al  lago  artificial  de  la  Represa  Billings,  en  el  que  ha  lanzado  sus  efluentes  por  décadas.  Grandes  inversiones se hacen necesarios para tratar el agua e incluso así quedan dudas en cuanto a su  calidad. Es que algunos tipos de contaminantes, como los metales pesados, no son eliminados  con las técnicas normales de depuración.    Se  configura  así  el  problema  central  de  gestión  de  recursos  hídricos  en  la  Región  Metropolitana: el agua sirve aun sucia para impulsar turbinas que generan electricidad, y es un  magnífico solvente de residuos. Infelizmente, contaminada, no sirve para beberse.    En  el  año  1976,  ante  la  alarmante  situación  de  dispersión  urbana,  básicamente  conformada  por las favelas y los loteamientos ilegales, el Gobierno del Estado de Sao Paulo establece la Ley  1172/76  de  Protección  del  área  de  manantiales,  que  congela  los  territorios  objeto  de  protección.     Las medidas de esta ley no han sido suficientes para detener el proceso de ocupación, una vez  que  son  puramente  reactivas,  pero  han  hecho  que  el  proceso  sea  mucho  más  lento.  –  ver  ilustración 11 ‐    Una  externalidad  negativa,  sin  embargo,  resulta  que  diversos  municipios,  incluyendo  Santo  André,  vieron  parte  o  la  totalidad  de  su  territorio  municipal  súbita  (y  autoritariamente)  sometidos  a  restricciones  dramáticas  de  ocupación,  necesarias  porque  el  proceso  de  acumulación  de  capital  en  la  ciudad  de  São  Paulo  había  acabado  con  sus  propios  recursos  hídricos.  Es  esta  disposición  legal  jerárquicamente  superior  (ley  de  nivel  estatal),  la  que  establece la restricción que luego se ve refrendada en el plano director de Santo André, que  habla de una Macro Zona Urbana y una Macro Zona de Protección de Manantiales.  Varios municipios obtienen su autonomía en este periodo: Mauá, Ribeirão Pires y Diadema en  la década de 1950, Rio Grande da Serra, ya en la década de 1970.              45   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

                                    Referencias:   A) Usina Hidroeléctrica Parnaíba. 

 

B) Represa Guarapiranga. 

 

E) Reversión de Aguas del Tieté.   F)  Establecimiento  de  áreas  de  Manantiales 

C) Represa Billings  D) Rectificación de los Rios Tieté y Pinheiros.    Ilustración 10: Se establecen las áreas de Protección de Manantiales. 

  En el año 1982, la contaminación es  tan grande en la represa  Billings que pone en peligro la  salud de la población. Como la solución verdadera (recoger y tratar los efluentes cloacales de  domicilios e industrias) se considera impracticable, se implanta una vez más, un paliativo. Una  parte de la represa Billings, denominada el Brazo Rio Grande es separada del Cuerpo central de  la misma, debido a la presencia de algas tóxicas.   Esta medida, reactiva, fue tomada para garantizar que el agua del Brazo Rio Grande estuviese  relativamente  protegida  del  grueso  de  la  contaminación,  ya  que  en  este  brazo  está  la  instalación abductora de agua de la SABESP (empresa de Saneamiento del Gobierno del Estado  de São Paulo) que abastece de agua a gran parte del ABC Paulista.    46   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

   

Agua altamente contaminada en el cuerpo  central de la represa Billings. 

Abducción de agua de la Sabesp para  la Región del ABC  

  El color verde corresponde a las algas que se  desarrollan debido a la hipertrofización. 

                   

Agua relativamente preservada en el  brazo Rio Grande. 

    Referencias:   G)  El  dique  sobre  la  Via  Anchieta  separa  al  Brazo  Rio  Grande  del  Cuerpo  Central  de  la  Represa.  Ilustración 11: Un nuevo Dique corta el Brazo Rio Grande. 

  Finalmente  en  el  año  1992,  la  Secretaria  de  Estado  de  Medio  Ambiente,  del  Gobierno  del  Estado de São Paulo aprueba una resolución prohibiendo los bombeos de agua del Rio Tieté al  cuerpo de la represa, salvo situaciones de riesgo de inundación o colapso energético.    A pesar de que la prohibición del bombeo ha sido importante para salvaguardar la calidad de  las aguas, esta es, nuevamente una medida reactiva, que no ataca al origen del problema: la  contaminación  de  los  ríos  por  efluentes  cloacales  e  industriales.  Como  consecuencia  de  la  restricción  del  bombeo,  ahora  la  represa  Henry  Borden  funciona  muy  por  debajo  de  su  capacidad instalada.  Este  proceso,    de  desarrollo  agresivo  e  insustentable,  común  a  la  Región  Metropolitana,  constituye  el  paño  de  fondo  en  el  cual  Santo  André  debe  ser  estudiado  y  comprendido.  La  Región  Metropolitana  es  un  sistema  urbano  de  “metabolismo  lineal”,  que  absorbe  recursos  cada  vez  de  más  lejos,  y  expulsa  sus  desechos  (basura,  efluentes,  humo)  a  su  hinterland.  La  busca de mecanismos que permitan la gradual conversión de este gigantesco complejo urbano  en un ente mas sustentable es el principal desafío que enfrentan los técnicos, autoridades y la  ciudadanía.        47   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  Ilustración 12: Gráfico Síntesis de la RMSP 

 

  48   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  3.3. La construcción del tejido. La gesta del inmigrante.     La  contracara  de  estos  macro‐procesos  de  vertebración  del  territorio,  se  encuentra  en  las  características  del  tejido  urbano.  Cuales  son  las  características  de  la  ciudad  que  estamos  construyendo,  que  hemos  hecho  a  lo  largo  del  último  siglo  en  la  RMSP?  Quienes  son  sus  principales actores? Que fuerzas han impulsado a estos individuos?  Muchos  autores  han  estudiado  extensamente  esta  problemática,  en  diversos  estudios  académicos y publicaciones. No pretendemos aquí hacer un estudio profundo, pero si se hace  necesario  reconocer  los  procesos  y  dinámicas  que  subyacen  al  proceso  de  conformación  del  tejido urbano en la RMSP, para relacionar luego estos procesos generales, con los que ocurren  a escala Municipal.   El  análisis  de  bibliografía,  imágenes  y  mapas,  o  el  simple  paseo  y  conversación  permiten  comprender que una de las características principales del proceso de urbanización de la RMSP  es  el  denominado  patrón de “crecimiento  Concepto FLACAM:  periférico”.    Paseo y Conversación:  

 

Las  metodologías  de  análisis  y  diagnóstico  del  proceso  científico  clásico,  están basadas en métodos digitales e intelectivos que sirven para recoger  información: descomponer el problema en sus partes para comprenderlo,  es el principio básico del pensamiento cartesiano. Frente a esto FLACAM  propone la utilización de métodos que ayuden a una aprehensión integral  de la realidad en la que se pretende intervenir. 

 

Esta  forma  de  producir  ciudad  resulta  de  la  ocupación  progresiva  de  los  bordes  de  la  mancha  urbana,  que  crece  a  un  ritmo  En  el  Paseo  y  Conversación  el  proyectista  sale  a  recorrer  el  territorio  acelerado,  para  dar  donde  ha  de  intervenir,  para  conocerlo  no  solo  a  través  de  su  intelecto,  respuesta  a  las  sino de la totalidad de sus sentidos, al tiempo de relacionarse con quienes  lo habitan.    necesidades  (principalmente  de  De  esa  forma,  la  lectura  del  ambiente  no  solo  está  enriquecida  con  la  vivienda)  de  la  experiencia  directa  del  proyectista  sino  que  incorpora  las  miradas  de  población  de  escasos  diversos miembros de la comunidad en la que se intervendrá.  recursos  económicos.  Simultáneamente,  las  áreas  centrales,  mejor  dotadas  de  equipamientos  e  infraestructura,  pasan  a  presentar  una  densidad  demográfica  comparativamente reducida.     Meyer et al (2.004) afirman que:      Bajo el triple impacto impuesto por la nueva dimensión, por el ritmo adquirido  por  el  proceso  de  urbanización  y  por  la  incapacidad  de  asimilar  los  nuevos  contingentes  de  inmigrantes, se consolidó y emergió, entre los años  40 y 60 una  mancha  urbana  desarticulada  y  poco  densa.  Aunque  se  presentaban  trazos  49   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  genéricos  semejantes,  la  ciudad  central  y  la  sub  urbana  se  diferenciaban  fuertemente en lo que refiere a las tasas de crecimiento. Así, en el periodo 1940 –  1960,  mientras  la  ciudad  central,  la  parte  dicha  urbana  de  la  metrópoli,  crecía  171%, los alrededores crecían 364%.19    Por qué ocurre esto? Como hemos visto, uno de los factores, es el proceso migratorio, atraído  por las posibilidades de empleo. Entre 1.940 y 1.960 un intenso flujo de población se desplazó  hacia la región metropolitana, buscando integrarse al proceso de desarrollo socio‐económico,  impulsado  por  la  industrialización.  Los  sucesivos  gobiernos,  en  sus  diferentes  niveles  (Unión,  Estado o Municípios), no fueron capaces de articular políticas que atendiesen a las necesidades  de estos contingentes poblacionales. Inclusive, en varios casos las medidas tomadas tuvieron  un efecto negativo sobre la disponibilidad de viviendas para la población.   Fue este el caso del congelamiento de los alquileres,  instaurado por la Lei  do Inquilinato en  1.942, que desestimuló la inversión privada en el sector habitacional. A respecto de la política  de congelamiento de alquileres, Bonduki (2.004) afirma que:  

El  congelamiento  de  los  alquileres,  en  el  exacto  momento  en  que  la  inflación  atingía  tasas  más  elevadas,  y  en  el  que  se  agravaba  la  carencia  de  casas  de  alquiler  debido  a  la  escasez  de  materiales  de  construcción  [es  tiempo  de  guerra,  Brasil  participa  en  la  Segunda  Guerra  Mundial],  terminó  empeorando  el  cuadro  [de  déficit  habitacional]  y  reduciendo  drásticamente  los  dividendos  de  los  propietarios.  Estos  se  vieron  en  la  imposibilidad  de  reajustar  los  alquileres  en  el  mismo  ritmo  que  la  inflación,  mientras  que  los  demás  sectores  –  comercio,  industria, agricultura de exportación e incluso el mercado de venta de inmuebles –  obtenían ganancias enormes.  Los efectos de la ley del inquilinato sobre los propietarios fueron diversos y en  diversos  planos.  El más evidente era, sin dudas,  la  disminución  de  los  dividendos  del negocio, sobre todo en casas con contratos anteriores a 1942, en cuyo caso era  imposible  para  los  propietarios  utilizar  estrategias  creadas  para  garantizar  la  rentabilidad  de  los  alquileres.  Sin  embargo,  el  efecto  más  importante  fue  la  inseguridad que pasó a ser asociada a este tipo de inversiones, y la consiguiente  falta de estímulo para nuevos emprendimientos20.    A pesar de proporcionar alguna protección a inquilinos antiguos, vemos que la medida tuvo un  efecto  contrario  al  esperado:  desestimuló  la  inversión  en  producción  de  casas  de  alquiler,  empeorando la crisis de habitación relacionada al flujo poblacional que continuaba llegando al  Municipio  de  São  Paulo  y  a  la  Región  Metropolitana.  Es  un  ejemplo  más  de  una  medida  reactiva, relacionada con el pensamiento lineal, donde la respuesta es una simple reacción a  los fenómenos. Las consecuencias negativas no se limitan a que el problema origen (la carencia  de viviendas para personas de rentas bajas) no es resuelto, sino que surgen otros nuevos. 

50   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  En efecto, los propietarios comenzaron a utilizar toda una serie de recursos (lícitos o ilícitos)  para recuperar las pérdidas generadas por el congelamiento de los alquileres. Bonduki (2.004)  afirma que:   El  congelamiento  era  tan  draconiano  que  sería  ilusorio  suponer  que  los  propietarios se conformarían a ver sus dividendos declinando mes a mes, durante  décadas, sin tomar cualquier iniciativa para aprovechar mejor su patrimonio que,  potencialmente,  se  valorizaba  de  modo  excepcional  con  la  especulación  inmobiliaria. Lo mismo ocurría con los dueños de inmuebles nuevos o desocupados  que, a despecho de las limitaciones impuestas por la ley, se disponían a alquilarlos:  con  la  perspectiva  de  la  reducción  de  los  valores  de  alquiler  y  con  la  escasez  generalizada de casas, era lógico que creasen condiciones que les favoreciesen en  el momento de alquilar.   (…)  Ya en  el  inicio de  1943, la  Superintendencia de  Seguridad Pública  y Social  tuvo noticias de “numerosos casos de arbitrariedades practicadas por propietarios  con  el  propósito  de  obligar  a  inquilinos  a  mudarse  “espontáneamente”  siempre  que  no  encontraron  amparo  en  la  ley  para    proceder  a  un  desalojo  legal.  El  destechamiento  de  las  casas,  dañar  las  cocinas  y  los  caños  de  instalaciones  de  agua  y  cloacas,  constituyen  las  principales  agresiones  que  vienen  siendo  practicadas por los propietarios (Correio Paulistano, 29/1/43). Sin poder aumentar  el alquiler o desalojar legalmente al inquilino, los propietarios intentaban usar la  violencia o la coerción para obtener más beneficios en un nuevo alquiler.21  Vemos  entonces,  que  la  legislación  que  congeló  los  alquileres,  inderectamente  hizo  que  los  inquilinos enfrentasen diversos grados de coerción, que no excluían la misma violencia física. El  objetivo  era  siempre  el  mismo:  recuperar  el  inmueble  para  volver  a  alquilarlo  a  precios  reajustados.  Los  propietarios  aun  encontraron  otras  formas  de  sortear  las  prohibiciones  legales:  la  ley  autorizaba  el  desalojo  caso  el  edificio  fuese  demolido  para  la  construcción  de  otro  “de  mayor  porte”.  En  aquel  escenario  de  gran  carencia  habitacional,  no  era  una  acción  completamente irracional destruir un edificio aún nuevo y construir otro, mayor, una vez que  su propietario   Todos los factores descriptos, combinados con las demoliciones masivas de edificaciones para  la implantación del Plan de Avenidas del Prefeito Prestes Maia, se acumularon para empeorar  la crisis habitacional. Era cada vez más difícil para los recién llegados a la ciudad, o para los que  habían sido desalojados, encontrar opciones de residencia que pudiesen pagar.  Esta  situación  de  grave  crisis  habitacional  estableció  una  de  las  directrices  básicas  que  permiten entender la dinámica de formación del tejido urbano en la RMSP. La crisis hizo que la  población  dejase  de  ver  el  alquiler  como  una  opción  de  vivienda  a  largo  plazo.  Sobre  el  particular Bonduki (2.004) afirma que:   La  posibilidad  de  ser  desalojados  y  de  tener  que  pagar  grandes  sobornos  y  alquileres  más  elevados,  aterrorizaba  a  los  inquilinos  de  rentas  bajas  y  medias.  Además,  su  patrón  de  consumo  (y  salario)  ya  se  habían  adaptado  al  pago  de  alquileres  bajos,  y  un  cambio  tendría  efectos  desastrosos  en  la  calidad  de  sus  vidas.  Así,  para  los  desalojados,  y  aun  para  los  que  todavía  estaban  alojados,  la  51   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  aspiración de una casa propia comenzó a ser sentida, como condición básica para  la seguridad familiar.  (…)  Ser  inquilino,  antes  condición  natural  de  todo  trabajador,  se  volvió  una  situación incómoda y sin futuro. El inquilino sentía que, tarde o temprano perdería  las  ventajas  del  alquiler  antiguo  y  se  quedaría  sin  lugar  para  vivir.  Todo  eso  contribuyó  a  que  se  buscase  viabilizar  el  sueño  de  la  casa  propia  en  la  periferia,  donde,  a  pesar  de  las  precarias  condiciones  de  vida,  era  posible  vislumbrar  un  horizonte de tranquilidad.22  Vemos  entonces  que  la  urgente  necesidad  de  dar  alguna  seguridad  al  núcleo  familiar  y  al  pequeño proceso de acumulación de capital de los trabajadores, se orientó a la búsqueda de  un  inmueble  residencial  en  régimen  de  propiedad,  que  en  São  Paulo,  se  concretizó  por  dos  mecanismos básicos:  •

La  construcción  de  la  casa  propia:  básicamente  unifamiliar,  de  una  o  dos  plantas,  autogestionada y autoconstruida. Estas son las llamadas “casas domingueras”, hechas  virtualmente sin asistencia técnica alguna, por vía de la suma de todos sus capitales (El  social, porque la obra incorporaba la ayuda de vecinos y parientes; el financiero, pues  la  casa  se  construía  por  un  lento  y  programado  proceso  de  ahorro,  compra  de  materiales y ejecución que normalmente tardaba 15 o veinte años; y el capital técnico  y de ingenio, pues las tecnologías eran aprendidas empíricamente).    Fue este el  mecanismo que permitió  a gran  parte  de  los migrantes obreros, aquellos  que alimentaron el crecimiento industrial de la ciudad, obtener un lugar en la misma.  En  el  proceso,  construyeron  la  fisionomía  de  gran  parte  de  Sao  Paulo,  con  toda  su  vitalidad,  sus  virtudes,  así  como  sus  enormes  problemas  y  grandes  externalidades  negativas  en  términos  ambientales  y  económicos. 

  Ilustración 13: La ciudad auto construida. Vista de Sao Bernardo do Campo, en un área próxima al Jd.  Irene. Este es el tejido predominante de la periferia.  

  52   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  •

La formación de favelas: para  aquellos que no pudieron insertarse efectivamente en  los  mecanismos  productivos  de  la  industrialización,  no  existió  otra  opción  que  no  fuesen las favelas, a través de la ocupación de áreas sub‐utilizadas que normalmente  coincidían  con  los  locales  menos  apropiados  para  uso  urbano  por  sus  condiciones  específicas  de  fragilidad  ambiental:  áreas  de  grandes  pendientes,  laderas  de  cerros,  valles de  arroyos. Los Valles y Laderas que conforman  la geografía de este territorio,  que pautan su paisaje, y establecen el soporte físico sobre el que se vive (y la más de  las veces contra el que se vive) en la Región Metropolitana. 

  Las  consecuencias  sociales  y  ambientales  de  este  proceso  de  expansión  urbana  extensivo  y  precario  son  dramáticas.  Principalmente  porque,  en  la  reproducción  de  la  lógica  de  urbanización  periférica  por  medio  de  la  incorporación  de  tierras  sin  infraestructura  y  ambientalmente  no  apropiadas  para  la  ocupación,  las  ganancias  eran  apropiadas  por  quien  colocaba  la  tierra  en  el  mercado.  Los  costos,  sin  embargo,  principalmente  los  referidos  a  impactos y riesgos ambientales e implantación de infraestructura recaen en la sociedad como  un todo.   Y la sociedad ha pagado las consecuencias de este modelo, de todas las maneras posibles: en  dinero  de  impuestos  que  no  han  tenido  el  debido  retorno  del  poder  público;  en  el  desgaste  individual que sufren los ciudadanos viajando hasta 5 horas por día para ir y volver del trabajo,  etc., etc.  Entre 1940 y 1950, cerca de 100 mil famílias, más de medio millón de personas,  pasaron a vivir en casas propias. La gran mayoría en loteamientos periféricos, que  no  estaban  desocupados,  como  en  los  años  de  1920.  Enfrentar  y  dominar  la  periferia  pasó  a  ser  la  tarea  cotidiana  de  centenas  de  millares  de  trabajadores,  que  construyeron  en  silencio  una  ciudad  mucho  mayor  que  la  São  Paulo  oficial.  (...)23  Los  perdedores  del  proceso,  sin  embargo,  no  fueron  solo  los  estratos  más  pobres  de  la  población. El modelo extensivo produjo un grave deterioro de las condiciones ambientales, por  definición, patrimonio común de toda la sociedad, afectando la calidad de vida en la práctica  totalidad de la RMSP. Meyer et al (2.004) afirman que:   En  veinte  años,  desde  1971,  el  proceso  de  urbanización  destruyó  31%  de  las  áreas  cubiertas  por  bosques,  ocupó  fondos  de  valle  con  avenidas  y  favelas,  destruyo colinas y avanzó sobre las laderas de grandes pendientes y las áreas de  protección a los manantiales de abastecimiento público .24    El mismo modelo, reproducido al infinito em loteamientos irregulares o favelas, ocupó valles y  laderas.  El  resultado  fue  la  configuración  de  un  sistema  urbano‐ambiental  que  somete  a  su  población a constantes riesgos de inundaciones y deslizamientos de tierra.   53   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

  Es  necesario  destacar,  sin  embargo,  que  no  solo  el  caótico  y  erróneamente  definido  como  “espontáneo”  proceso  de  producción  del  espacio  urbano  a  través  de  la  expansión  urbana  periférica produjo esos efectos nocivos. Muchas veces, las iniciativas del Estado para resolver  la  problemática  de  la  falta  de  viviendas  para  la  población  de  escasos  recursos  causaron  enormes trastornos. Hemos ya visto como una herramienta de gestión (la Lei do Inquilinato)  acabó empeorando la crisis habitacional aunque en teoría fue implantada para resolverla.  No  podemos  terminar  esta  reflexión  sin  mencionar  por  lo  menos  de  forma  somera  los  conflictos resultantes de los proyectos habitacionales implantados por el estado. Partiendo de  un enfoque muchas veces restringido y sectorial25, tales iniciativas sumaron nuevos problemas  a los existentes, agravando la situación. Bonduki (2.004) afirma, en un análisis que refiere a la  totalidad del espacio urbano brasilero, pero que aplica perfectamente a la realidad de la RMSP  que:  Es común la afirmación de que las ciudades brasileras son desordenadas y feas,  y que carecen de planificación, por que el Estado actúa de modo insuficiente, y por  que ellas son construidas por el sector privado, regido por intereses especulativos  y  ávido  de  ganancias  fáciles,  o  de  lo  contrario,  porque  los  trabajadores  autoconstruyen  casas  precarias  en  favelas  y  loteamientos  clandestinos.  Aunque  estas  afirmaciones  sean  en  parte  verdaderas,  ellas  ocultan  otro  aspecto  de  la  cuestión:  la  administración  pública,  a  partir  de  1946,  financió  una  cantidad  significativa del espacio urbano brasilero. Fueron casi cinco millones de unidades  habitacionales,  suficientes  para  albergar  cerca  de  veinticinco  millones  de  personas, más del  20% de  las soluciones de  vivienda  construidas  en  las ciudades  brasileras del periodo. En algunas ciudades, casi el 40% de las casas construidas en  el periodo [la segunda mitad del siglo XX] fueron, de algún modo, financiadas por  organismos oficiales.   Estos  datos  muestran  que  una  parte  importante  del  espacio  urbano  brasilero  podría  presentar  una  excelente  calidad  urbanística  y  ambiental,  si  esta  intervención,  financiada  por  el  Estado  y  producida  por  el  sector  formal  de  la  construcción civil, hubiese sido realizada (…) valorizando el proyecto. Sin embargo,  predominaron  –  salvo  raras  excepciones  –  proyectos  mediocres,  uniformes,  monótonos y desvinculados del medio físico y de la ciudad (...).26    Estas reflexiones de Bonduki, coinciden con lo que se ha sustentado al inicio de este trabajo: es  relevante  discutir  como  hacer  buenos  proyectos  que  permitan  reconstruir  a  la  Región  Metropolitana de São Paulo de un modo más humano y sustentable. Nuestra historia reciente  nos  muestra  que  malos  proyectos  pueden  muchas  veces  constituirse  en  paliativos,  que  terminan aumentando o transformando los problemas en lugar de resolverlos.  Resumiendo,  vemos  que  enfrentando  las  carencias  y  dificultades  de  la  respuesta  “informal”  (en  los  loteamientos  irregulares  o  en  las  favelas)  la  gran  mayoría  de  la  población  de  bajos  recursos económicos, encontró y construyó su lugar en la ciudad.  

54   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  Personas  que  se  hicieron,  construyendo  su  territorio,  y  que  fueron,  al  mismo  tiempo,  esculpidas por el mismo. Al costo de inmensos sacrificios, la población consiguió construir su  ciudad: un paisaje caracterizado por la segregación social, el deterioro del medio ambiente, y  la convivencia permanente con situaciones de riesgo ambiental.   Vemos entonces, que para la RMSP la cuestión de la periferia  es de algún modo la cuestión. O  por  lo  menos,  una  de  las  cuestiones    a  ser  tratada.  Vemos  también  que  la  cuestión  de  la  periferia  está  inextrincablemente  vinculada  con  otros  patrones  de  deterioro  ambiental:  la  contaminación de  los  cursos  de  agua,  la pérdida  de vegetación,  los  problemas de  gestión  de  residuos, etc.   El  periplo  de  estas  reflexiones  quería  llevarnos  a  detectar  patrones.  Los  patrones  de  crecimiento urbano extensivo y de baja densidad, con graves carencias de infraestructura, que  produce  problemas  ambientales  serios  de  contaminación  y  riesgo.  Explicarlo.  Entenderlo.  Permitirnos  leerlo  no  como  una  realidad  dada  e  inmutable  sino  como  el  resultado  de  un  devenir histórico.   Entender libera, porque si uno entiende, uno puede operar.   Tratemos ahora, de construir patrones que describan y sinteticen el proceso de desarrollo de  la RMSP.   

Ilustración 14: la evolución de la mancha urbana, 1.905 a 1997 

55   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  3.4. Patrones de deterioro: Finalizaremos esta parte del trabajo tratando de sintetizar toda la información expuesta en algunos patrones. Patrones de un tipo que no conocemos en el trabajo de Alexander: patrones de conflicto, patrones de deterioro. Cuál es el objetivo de construir unos patrones sintéticos de los procesos de deterioro urbano y ambiental en la RMSP? Bien, como hemos expuesto, primero por que comprender libera la mente y permite actuar. En la vorágine que representa esta masa urbana de 18.000.000 de habitantes es muy fácil dejarse llevar por la sensación de que estamos ante un proceso estocástico, sin control ni sentido, algo que simplemente ocurre. Nuestra hipótesis es contraria. A pesar de brutal, existen características bastante concretas de cómo se produce el desarrollo de la RMSP. Detectar y comprender como se produce el problema es entonces un camino para permitirnos empezar a pensar respuestas. Existe otro motivo: los patrones de problema que aquí mostraremos, son de un modo muy simple, patrones evolutivos. Muestran lo que ha ocurrido, y por tanto, muestran también lo que ocurrirá si seguimos actuando del mismo modo! Detectar tendencias es de suma importancia. La violencia de los procesos de deterioro en la RMSP acostumbra sumir a técnicos, políticos y ciudadanos en un nihilismo cínico. Pensar que se puede hacer algo suele verse como rayano en lo absurdo y lo ridículo. Lo que queremos demostrar aquí es que estas líneas de tendencia son insustentables y que por lo tanto debemos hacer algo para cambiar. Debemos cambiar, si queremos subsistir. Lo absurdo, lo ridículo no es atreverse a hacer proyectos que sueñen una realidad diferente, sino persistir en los mismos errores. No existe lugar ni ciudad que esté atada por el destino a auto-destruirse. Se puede, en palabras de Ramón Folch, Cambiar para vivir.

Primer patrón: petrificación progresiva.

La Región Metropolitana de São Paulo se extiende cada vez más. El suelo urbano es eminentemente suelo impermeable, lo que rebaja el nivel de las napas freáticas y acelera la velocidad de escurrimiento superficial del agua, aumentando las inundaciones. Prácticamente no existen espacios verdes intra – urbanos. Entre la Serra da Cantareira, al Norte, y la Serra do Mar al sur, un océano de asfalto y concreto cubre por igual valles y laderas, áreas planas y lugares de gran pendiente.

56   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

 

Segundo patrón: Dependencia de recursos hídricos externos

Desde principios del siglo XX se ha asumido un partido en relación a los recursos hídricos en la Región Metropolitana de São Paulo. Con criterio nítidamente economicista se han establecido prácticas que convierten a los cursos de agua intra-urbanos en generadores de energía y solventes de residuos. La posibilidad de mirar a los recursos hídricos intraurbanos (los ríos Tieté, Pinheiros, Tamanduatey, y sus numerosos afluentes) como elementos de usos múltiples también orientados a la preservación de los ecosistemas, el recreo y ocio, e incluso el consumo humano, es considerado hoy como algo completamente imposible. La alternativa, que hoy hacemos, sin embargo no es cuestionada, aunque también roza lo absurdo. Se ha venido importando agua de otras cuencas, progresivamente más lejanas, comenzando con la extensión de acueductos desde la Serra da Cantareira a principios del siglo XX, y hoy se revierte agua de hasta 100 kilómetros de distancia. 3

Aproximadamente la mitad del caudal hídrico consumido en la RMSP (un total de 63,1 m /s ) se importa del Sistema Cantareira, en la Cuenca del Rio Piracicaba. El patrón es por tanto el siguiente: se importa agua para consumo, desde regiones cada vez más lejanas, al tiempo que las ciudades aguas abajo deben recibir los efluentes no tratados de toda la Región Metropolitana.

Tercer patrón: Vaciamiento de áreas centrales, densidad en los bordes.

La inexistencia, hasta hace poquísimo tiempo, de herramientas de gestión para combatir la especulación inmobiliaria y gestionar suelo urbano para viviendas de interés social, ha provocado que el lugar de la población de escasos recursos en la ciudad fuese siempre la periferia. La ciudad se asemeja, si se me permite una comparación muy gastada, a una

57   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  gota de tinta o aceite. Se dilata en ondas expansivas cada vez mayores, a medida que el centro se vacía de habitantes y se precariza. El tejido de la periferia se compone básicamente de viviendas auto-construidas en loteamientos con algún grado de irregularidad jurídica o administrativa, o por favelas. Curiosamente, como también se han exterminado la gran mayoría de los espacios verdes intra-urbanos significativos de la Región, la periferia una interfase con las áreas verdes de la Serra da Cantareira al Norte, y de la Serra do Mar, al Sur. La periferia es el lugar donde se manifiestan de forma más intensa los conflictos, y se presentan también muchas grandes potencialidades.

Cuarto patrón: Avenidas Marginales y la priorización del transporte privado.

Si bien, el primer ciclo de expansión económica de São Paulo estuvo asociado a la implantación de las ferrovías, desde los años 30 del siglo XX se ha producido un giro que ha llevado a la prevalencia del transporte en automóviles y camiones, frente a aquel que se desplaza sobre vías. La implantación de las industrias automovilísticas en los años 50 reforzó esta tendencia, que se producía desde la implantación del Plano de Avenidas de Prestes Maia. El Plano de avenidas, propugnaba la construcción de grandes avenidas en los valles de los Ríos. Las primeras implantadas fueron las Marginales de los Rios Tieté, Pinheiros y Tamanduatey. A pesar de que hoy es conocimiento común en el medio técnico que esta respuesta tiene efectos altamente negativos, principalmente en lo que refiere a las inundaciones, aún hoy continúan siendo implantadas avenidas de fondo de Valle. La opción por el modelo de “ciudad de automóviles” es insustentable. Cada nuevo aumento en la capacidad de las vías, induce el crecimiento del parque automotor y el problema luego de disminuir un breve periodo de tiempo, empeora. Igual que en los casos anteriores, hoy día, es frecuente oír que no se puede implantar transporte público en la escala necesaria para la RMSP. Que no existe dinero para trenes o corredores de ómnibus. Más y más avenidas y carreteras, sin embargo, se continúan implantando. Y más vehículos privados entran al tránsito cada día.

Ciertamente es posible encontrar otros patrones de insustentabilidad urbana, pero estos cuatro sirven para describir, en líneas generales, el proceso, la situación actual y las tendencias de la RMSP. Es en el contexto de estos procesos generales que debemos juzgar la validez de los proyectos y propuestas.

    58   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

  REFERENCIAS DEL CAPÍTULO 3:                                                               1

El presente capítulo, ha sido adaptado a partir de dos textos previos: el primero, de mi autoría es La encuesta de Ciudades Intermedias (Encuesta CIMES) del municipio de Santo André, elaborada para el referido programa desarrollado por la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) y coordinado por el Arq. Josep Maria Llop Torné; el segundo obra colectiva en la que asumí la responsabilidad de coordinación, es un estudio sobre la evolución urbanística de la Región Metropolitana de São Paulo, que fue elaborado como parte del Plano de Gestão e Saneamento Ambiental de Santo André (PLAGESAN), junto con el equipo del SEMASA. 2 Datos estimados de la Empresa Paulista de Planejamento Metropolitano (Emplasa). Disponible en: <www.emplasa.sp.gov.br/portalemplasa/infometropolitana/rmsp/rmsp_dados.asp>. Acceso en: 26 out. 2007. 3 Siglas referidas a las iniciales de las tres principales ciudades de la Región: Santo André, São Bernardo, e São Caetano do Sul. 4 Imagen elaborada por el equipo del Serviço Municipal de Saneamento Ambiental de Santo André (SEMASA), para el PLAGESAN 5 DENALDI, Rosana. (Org.). Plano Municipal de Habitação. Prefeitura de Santo André. Santo André, 2006. p. 24. – Traducción propia. 6 Imagen de elaboración propia. 7 Es decir, ferrocarriles que operaban asegurados a cabos de acero accionados por máquinas de vapor fijas, construidas en la ladera de la montaña. 8 No constituye el objetivo del presente trabajo desarrollar un análisis extenso de las virtudes de la Vila de Paranapiacaba, pero no podemos menos que mencionar algunas de sus características. La São Paulo Railway necesitaba un equipo permanente de funcionários en Paranapiacaba, para reorganizar los convoyes y operar las máquinas funiculares fijas en la montaña. Para tal fin, construyó una villa, la Vila de Paranapiacaba, en la cabecera superior de un Valle que baja hasta Cubatão. Un modelo de urbanización moderna, la ciudad contaba con casas para los obreros y técnicos superiores, equipamientos comunitarios como mercado, escuelas, e incluso clubes sociales. Las obras de ingeniería e implantación urbanística son modélicas de cómo se puede trabajar en un área de interfase entre valles y laderas de pendientes pronunciadas: toda la Vila está organizada según plataformas pensadas para brindar una malla urbana regular sin movimientos intensivos de suelo, compensando cortes y rellenos. Y quizá uno de los rasgos más patentes de la sabiduría de su implantación: la ciudad “baja” – aquella parte de la Vila que fue construida por los ingleses bebe agua de manantiales naturales que bajan por la sierra en pequeños canales abiertos de piedra, que se juntan en un reservatorio, impulsadas por simple gravedad. Casi 100 años después, lo único que el SEMASA tuvo que hacer para garantizar la potabilidad del agua, fue añadirle un poco de claro, pues la calidad de las nacientes es altísima. 9 Imagen de elaboración propia. 10 “Elaboração de Diretrizes para a proposta de Lei Especifica da Área de Proteção de Mananciais Billings Tamanduatí e PDPA” – FUNDUNESP – Año ? – Pág. 21 11 “A persistência das inundações na grande São Paulo” – Tesis de Doctorado – Custodio, Vanderlí – USP – Faculdade de Filosofia, Letras e Ciencias Humanas – 2001 – p.134 – Traducción Propia. 12 Es importante destacar que otras alternativas de proyecto, contemplaban intervenciones más integrales desde el punto de vista del drenaje urbano, y de las alternativas paisajísticas. Custódio (2001) afirma que el proyecto de Cintra se basaba en un proyecto previo de Saturnino de Brito, considerado, hasta hoy la mejor propuesta de intervención, y que, infelizmente no fue ejecutado: “Los parques y el lago del puente grande para el recreo de la población serían suprimidos (...), el canal del rio fue afinado, con la sección para el control de las aguas reducida a 2.200 m2, cuatro veces menos de lo que había destinado el proyecto de Brito (esto impide la navegación y acutalmente empeora la inundaciones, pues el caudal es insuficiente para absorver los picos de inundación del rio) (...) Cualquier idea de almacenar [las aguas] fue abolida: parques en las márgenes, ensanches en las planicies, lagos y reservatorios. Predominó la rectificación via canalización. No se trata de una defensa incondicional de los reservatorios, pero canales meándricos, con extensas planícies aluviales como el del macrodrenaje del Alto Tiete, requerirían, al menos una solución técnica menos ortodoxa” – Ver “CUSTÓDIO, Vanderli. A

59   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

                                                                                                                                                                                 persistência das inundações na grande São Paulo. Tese (doutorado). São Paulo: FFLCH/USP, 2001. p. 126” 13 Imágenes extraídas del “Atlas Ambiental do Municipio de São Paulo”: disponible en http://atlasambiental.prefeitura.sp.gov.br/pagina.php?id=20 14

Fuente, Google Earth. DENALDI, Rosana (Org.). Plano Municipal de Habitação. Santo André: Prefeitura de Santo André, 2006. p. 27. 16 Datos extraídos del Plano Municipal de Habitação - DENALDI, Rosana (Org.). Plano Municipal de Habitação. p. 28. 15

17 Datos extraídos del Plano Municipal de Habitação - DENALDI, Rosana (Org.). Plano Municipal de Habitação. p. 32 18 “Relatorio Billings 2000: ameaças e perspectivas para o maior reservatorio de água da Região” elaborado por el Instituto Socio Ambiental (ISA). Material disponible para download en: http://www.socioambiental.org/inst/pub/detalhe_down_html?codigo=56 19 MEYER, Regina Maria Prosperi; GROSTEIN, Marta Dora; BIDERMAN, Ciro. São Paulo Metrópole. São Paulo: EDUSP/Imprensa Oficial, 2004. p. 41. – “Bajo el triple impacto impuesto por la nueva dimensión, por el ritmo adquirido por el proceso de urbanización, y por la incapacidad de asimilación de las nuevas poblaciones inmigrantes, emergió y se consolidó entre los años 40 y 60 una mancha urbana desarticulada y poco densa. Aunque presentasen rasgos genéricos semejantes, la ciudad central y la suburbana se diferenciaban fuertemente en lo que refiere a las tasas de crecimiento. Así, en el período 1940 – 1.960, mientras la ciudad central, el trecho llamado urbano de la metrópoli veía su población aumentada en 171%, los alrededores crecían 364%” 20   BONDUKI, Nabil. Origens da habitação social no Brasil: arquitetura moderna, lei do inquilinato e difusão da casa própria. 4. Ed. São Paulo: Estação Liberdade, 2004p. 229. – “El congelamiento de los alquileres, en el exacto momento en que la inflación atingía tasas más elevadas y que empeoraba la carencia de casas debido a la escasez de materiales de construcción [se debe recordar el contexto de la segunda guerra mundial, en la cual Brasil participó luchando con los aliados en el frente de Italia] terminó empeorando la situación y reduciendo drásticamente los beneficios de los propietarios. Estos se vieron impedidos de reajustar sus alquileres en el mismo ritmo de la inflación, mientras que los demás sectores – comercio, industria, agricultura de exportación y hasta el mismo mercado de venta de inmuebles – obtenían enormes ganancias.

Los efectos de la Lei do Inquilinato sobre los propietarios fueron diversos, en diversos planos. El más evidente, era sin duda, la disminución de las ganancias del negocio, sobretodo en casas con contratos anteriores a 1.942, caso en que era imposible para los propietarios aprovechar mecanismos creados para garantizar la rentabilidad de los alquileres. Sin embargo, el efecto más importante fue la inseguridad que pasó a ser asociada con este tipo de inversiones, y en consecuencia, se desestimuló a nuevas inversiones” 21

Origens da Habitação Social no Brasil – Arquitetura moderna, lei do inquilinato e difusão da casa própria – Nabil Bonduki – 4ª Edição, São Paulo, 2004. Pág 254. – “El congelamiento era tan draconiano que sería una ilusión suponer que los propietarios se conformarían con ver sus ingresos reducirse mes a mes, durante décadas, sin tomar cualquier iniciativa para dar mejor destino a su patrimonio que, potencialmente se valorizaba de modo excepcional con la especulación inmobiliaria. Lo mismo ocurría con los dueños de inmuebles nuevos o desocupados, que a pesar de las limitaciones impuestas por la ley se disponían a alquilarlos: con la perspectiva de la reducción de los valores de alquiler y con la escases generalizada de casas era lógico que creasen condiciones que les favoreciesen en el momento del alquiler. La mayoría de las artimañas para burlar el espíritu de la ley pasaba por la amenaza verbal o física de desalojo, o por su solicitación legal, pues era desesperante para el inquilino la posibilidad de quedar sin la casa que ya ocupaba. Por su parte, para el propietario librarse del inquilino significaba dar otro destino al

60   


Valles y Laderas – Patrones Sustentables para la construcción de ciudad en la periferia de la Región  Metropolitana de São Paulo  

                                                                                                                                                                                 inmueble, ciertamente con mejor remuneración. En los primeros tiempos de vigencia de la ley, estos mecanismos eran aún rudimentarios, a medida que los años pasaron y el congelamiento permaneció, fueron siendo perfeccionados con la ayuda de abogados especializados. En el inicio de 1.943 a Superintendencia de Seguridad Pública y Social tuvo noticia de “numerosos casos de arbitrariedades practicadas por propietarios con el propósito de obligar a los inquilinos a mudarse “espontáneamente” siempre que no encuentran amparo en la ley para proceder al desalojo legal. Destechar las casas, dañar las calderas y los caños de las instalaciones de agua y cloacas constituyen los principales actos de violencia que vienen siendo practicados por los propietarios (Correo Paulistano, 29/1/43)”. Sin poder aumentar el alquiler, o desalojar legalmente al inquilino, los propietarios intentaban usar la violencia o la coerción para beneficiarse de un mercado desfavorable a los inquilinos, con un nuevo alquiler. 22

Origens da Habitação Social no Brasil – Arquitetura moderna, lei do inquilinato e difusão da casa própria – Nabil Bonduki – 4ª Edição, São Paulo, 2004. Pág 261. “La posibilidad de que fuesen desalojados, y de tener que pagar grandes propinas e alquileres más elevados aterrorizaba a los inquilinos de renta media y baja. Además, su patrón de consumo (y salario) ya se habían adaptado al pago de alquileres depreciados y un cambio tendría efectos desastrosos en la calidad de sus vidas. Así, para los desalojados, y aún para los que estaban alojados, la aspiración por la casa propia comenzó a ser criada, como una condición básica de seguridad familiar. (…) Ser inquilino, antes condición natural de todo trabajador, se volvió una situación incómoda y sin futuro. El inquilino sentía que tarde o temprano perdería la ventaja del alquiler antiguo e no tendría donde vivir. Todo esto contribuyó a que se buscase la manera de hacer posible el sueño de la casa propia en la periferia, donde a pesar de las precarias condiciones de habitabilidad, era posible vislumbrar un horizonte de tranquilidad” 23

BONDUKI, Nabil. Origens da habitação social no Brasil: arquitetura moderna, lei do inquilinato e difusão da casa própria. Ed. São Paulo: Estação Liberdade, 2004. p. 294. 24 MEYER, Regina Maria Prosperi; GROSTEIN, Marta Dora; BIDERMAN, Ciro. São Paulo Metrópole. São Paulo: EDUSP/Imprensa Oficial, 2004. p. 45. 25 Constituyen una excepción, como se ha referido previamente, gran parte de la producción impulsada por los Institutos de Aposentadorias e Pensões (IAPs), o algunas iniciativas puntuales, como los conjuntos habitacionales municipales de Pedregulho y Gávea, proyectados por Reidy. 26 BONDUKI, Nabil. Origens da habitação social no Brasil: arquitetura moderna, lei do inquilinato e difusão da casa própria. 4. Ed. São Paulo: Estação Liberdade, 2004. p. 318.

61   


Valles y Laderas, Capítulo 3