Page 1

MIRADAS


EL CHOTA EL VALLE DE ETERNO RESPLANDOR El ensayo fotográfico expuesto manifiesta la experiencia vivida en el Valle del Chota, específicamente en la comunidad de Ambuquí ubicada en el límite de las provincias de Imbabura y Carchi al norte de Ecuador. Con este ensayo intento compartir con el público las sensaciones experimentadas al tener la oportunidad de relacionarme con la gente del valle, que a pesar del alto índice de pobreza y de los problemas sociales que atraviesa, nunca dejan de mostrar su espíritu alegre y acogedor, propias de las culturas afro descendientes. El Chota es una región caracterizada por ser un asentamiento histórico del pueblo afro descendiente y cuyo poblamiento está ligado a las haciendas coloniales que concentraron importante población esclavizada.

E

l africano y el pueblo negro en general expresa su forma particular e incorporar todo el mundo cultural y de relaciones sociales de la gente de la comunidad a través de los símbolos y significados en los que integra la naturaleza y sus dimensiones cósmicas, la música y el canto, la concepción de la familia y la comunidad, los valores plasmados en leyendas que se trasmiten oral y quedan en la memoria del grupo social


AMBUQUI

El trabajo fotogrĂĄfico evidencia la cotidianidad de vida de su gente, enfatizando elementos como el juego, el baile, y el caracterĂ­stico contraste de la vejez con la niĂąez, para de esta manera demostrar las riquezas que guardan su gente y su existir social y cultural.


AMO-ERTE La Procesión de Jesús del Gran Poder, que tiene lugar el Viernes Santo, por las calles del Centro Histórico de Quito, es una de las prácticas más connotadas de nuestra ciudad en estas fechas. Su origen está en aquellas prácticas penitenciales que promovía San Vicente Ferrer en la ciudad de Sevilla, allá por el siglo XV, cuando propuso recrear el Vía Crucis, la vía dolorosa que había recorrido Cristo en su camino al Calvario, desde la urbe hasta llegar a un humilladero.

En este caso, los cucuruchos son hombres comunes y corrientes, mucho de ellos empresarios, comerciantes, artesanos etc., que salen a purgar sus pecados caminando descalzos y cubiertos por un traje y capuchón de color morado. La representación trata de mostrar el triunfo del arrepentimiento y de la penitencia así como el poder del perdón, exculpando a los que ese año caminaron descalzos, escondiendo sus caras, probablemente porque desean ser exclusivamente vistos por Dios.


En Quito, se venera a la imagen de Jesús del Gran Poder, que es el protagonista de la procesión del Viernes Santo. Hasta antes de 1960 esa escultura, consistente en un Cristo doliente que carga la cruz, estuvo en el interior del convento de San Francisco; y en 1961, se consagró como la figura representativa para el culto público. El primer aniversario se celebró en abril de 1962 con una misa en la Plaza de San Francisco, con lo cual se instituyó el ritual y procesión que han pasado a formar parte de la tradición popular quiteña


AMO ERTE

Catalogo fotografico borrador01  
Catalogo fotografico borrador01  
Advertisement