Issuu on Google+

LECCIONES PARA LA ESCUELA DOMINICAL LECCION 1 LA CREACION DEL UNIVERSO Génesis 1:1-2:3 Lectura Bíblica: Génesis 1:1-19 TEXTO AUREO: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Gn.1:1 INTRODUCCIÓN: Comenzamos nuestra serie de estudios de las Sagradas Escrituras. A todos se les ruega elevar una oración al autor de la Biblia, para que sean iluminados y guiados en la verdad por el Espíritu a fin de que nuestro estudio sea de grande provecho para todos. Comenzamos con el primer capítulo del primer libro, es decir, Génesis 1. La palabra “génesis” significa principio u origen. Toda cosa, con una notable excepción, tuvo su principio, ni tendrá fin. Por tanto, Dios es la causa de todas las cosas. “Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él, nada de lo que es hecho, fue hecho”. (Juan 1:3). Véase también Colosenses 1:16, 17. Aquí está el hecho básico y fundamental que saca a la luz todos los problemas del universo. La mente finita del hombre no puede comprenderlo, pero podemos creerlo y debemos aceptarlo como el primer artículo de nuestro credo: que Dios es el único que no tuvo principio y que él es el creador de todas las cosas. Esperaríamos hallar en el primer libro de la Biblia la historia del origen del mundo, y de las cosas que están en el mundo, y esto es precisamente lo que se encuentra allí. Por ejemplo, Génesis trata del principio del universo, del hombre, de la familia, de las naciones, del matrimonio, del pecado, etc. También se encuentran en este libro mencionados o en embrión, los principios básicos de las doctrinas que Dios en su revelación desarrolla más tarde . Por consiguiente, es de mucha importancia el estudio de este libro. 1.-La creación del universo.– Génesis 1:1. ¡Cuán corto es el primer versículo de la Biblia! ¡Y cuán sublime! En el hebreo consiste de siete (7) palabras. En estas siete palabras (10 en español) tenemos la declaración más grande, que todas las cosas llegaron a ser por la voluntad y llegaron de un Dios personal, en otras palabras, todo fue hecho por Dios. La primera declaración de la Biblia es el fundamento seguro de toda filosofía verdadera. No sabemos cuándo creó Dios el universo, aquí no hay fechas, sin duda tomó lugar hace miles de años. La palabra “crear” o “criar” quiere decir “hacer algo de la nada”. “Por la fe entendemos haber sido compuestos los siglos por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no ha sido hecho de cosas visibles”. (He. 11:3). En este sentido solamente Dios puede crear. Los hombres pueden hacer objetos de los materiales que ya existen por ejemplo, pueden hacer una silla de la madera, pero no pueden hacer una silla de la nada. La palabra “crear” se encuentra tres veces en este capítulo, en los vs.1, 21, 27. Dios creó de la nada todas las cosas materiales; también creó toda vida; lo que ningún otro podía haber hecho. 3.-La creación de la tierra. Génesis 1:2-31. Los vv. 2-31 nos dan a conocer la creación de la tierra hecha por Dios y de otras cosas más allá de la tierra, pero que tienen relación con ésta. Esta obra se hizo en seis días. Dios hace todo sereno, deliberada y perfectamente; nunca tiene prisa, hace todo en su debido tiempo. Noten la obra de cada día: PRIMER DIA: SEGUNDO DIA: TERCER DIA: CUARTO DIA: QUINTO DIA: SEXTO DIA:

La luz (vv.3-5). Expansión y aguas (vv. 6-8). Tierra y plantas (vv.9-13). Lumbreras (sol, luna, estrellas) (vv. 14-19). Aves y peces (vv 20-23). Animales y el hombre (vv.24-31).


Noten que lo creado en estos días corresponde así: La luz que fue creada en el primer día, con las lumbreras creadas en el cuarto día; la expansión y aguas del segundo día, con las aves y peces del quinto día; y por fin la tierra y plantas del tercer día, tienen correspondencia con los animales y el hombre que fueron creados el sexto día. Hay que notar también que el hombre fue creado hasta que las demás cosas que le serían útiles, se habían creado ya. Noten la frase “Y dijo Dios”; se encuentra 10 veces en este capítulo (vv. 3, 6, 9, 11, 14, 20, 24, 26, 28, 29). Véase Hebreos 11:3. El Espíritu Santo se menciona en el v. 2. La Palabra de Dios y el Espíritu de Dios tuvieron parte importante en la creación, tal como lo tienen en la salvación del hombre. Dios creó las distintas clases de animales, aves y peces y ordenó que cada una (vv. 21-25) procreara según su especie. El maíz produce maíz, las aves producen aves, etc.; no se ha conocido un solo caso en que un animal de cierta clase, resultara de una clase distinta: Por ejemplo, que las gallinas produzcan chompipes.¡Cada uno según su especie! ¡Ley de Dios! Noten la palabra “bueno”; se encuentra siete veces en el capítulo (vv. 4, 10, 12, 18, 21, 25, 31). “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”. Ahora noten lo que se dice de Cristo Jesús en el N.T., “Bien lo ha hecho todo” (Marcos 7:37). Tal es el Dios que adoramos; todo lo que hace es bueno y perfecto. La creación fue buena y perfecta; se ha manchado por el pecado, pero en la edad futura se verá otra vez en su prístina gloria. La obra de redención es buena y perfecta. Lo que Dios ha comenzado en nosotros, será perfeccionada; el Señor no deja nada a medias. ¡Qué lección para nosotros, que por su gracia somos hijos de Dios! Debemos procurar hacer todo bien, hasta las cosas más pequeñas. No podemos alcanzar la perfección, porque somos débiles; cuando terminamos un trabajo, no podemos decir que es bueno en gran manera. Pero la Biblia nos enseña que podemos nosotros cumplir nuestros deberes de tal manera que en aquel día, Cristo no dirá: “Bien has hecho, buen siervo y fiel”. Recordemos que el Espíritu Santo obra en nosotros y que Cristo dijo a sus discípulos: “obras mayores que éstas haréis”. Que hagamos todo — en el hogar, en la escuela, en el taller, en la oficina, en cada día de la semana — con todas nuestras fuerzas y para la gloria de nuestro Dios. 4.-El día de reposo.– Génesis 2:2, 3. Dios terminó la creación de la tierra en seis días y el séptimo día “reposó”, entendiéndose por esta palabra, no que Dios se haya cansado de hacer la obra de la creación, sino que se solazó contemplando lo hecho; por lo que santificó ese día. “Santificar” quiere decir, “apartar”. Los judíos guardaban el séptimo día, y nosotros observamos el primer día de la semana, que es el día en que Cristo resucitó de entre los muertos. Todo creyente debe guardar cuidadosamente “el día del Señor”. Véase Mateo 6:33. PREGUNTAS: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13.

¿Qué significa la palabra “Génesis”? Según la lección ¿cuál debe ser el primer artículo de nuestro credo? Nombre unos principios que se encuentran en el libro de Génesis. ¿Dónde está la historia de la creación? ¿Qué quiere decir la palabra “crear”? ¿Cuántos años hay entre estos dos versículos? Nombre lo creado en cada uno de los seis días. ¿Cuándo fue creado el hombre? ¿Cuántas veces se encuentra la frase “Y dijo Dios”? ¿Cuál ley de Dios se desprende de la frase “según su especie”? ¿Cuáles son las lecciones que podemos sacar del v. 31? ¿Qué hizo Dios en el séptimo día? ¿Qué quiere decir la palabra “santificar”?

ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. 2


cnvc