Page 4

su tamaño y sus paneles solares. En general, son lucecitas más bien débiles de un color blanco-amarillento. Sabemos que no poseen luz propia, por lo tanto, el fenómeno de su brillo, se produce al reflejarse la luz del sol sobre sus paneles solares. Al estar fuera de la estratosfera, aunque el sol se encuentre bajo el horizonte, cuando la luz solar ya no se refleja en los paneles solares, observaremos que su luz va disminuyendo en intensidad

hasta

su

desaparición.

Hay algunos de ellos que por su forma, al mismo tiempo que siguen orbitando alrededor de la tierra, van rotando sobre sí mismos, dando lugar a una luz

destellante

hasta

su

desaparición.

Por último, hablaremos de los geoestacionarios, los cuales pueden ser observados mediante telescopios o con fotografía, siempre que sepamos su posición. Por ejemplo, observar los HISPASAT puede ser un reto, pero las instrucciones

que

os

damos

a

continuación,

podrán

ser

de

ayuda:

Su posición se centra en el ecuador, a 0º de latitud y 30º de longitud Oeste. Su brillo varía a lo largo de la noche, alcanzando el máximo alrededor de las 3 de la

madrugada,

donde

alcanzan

una

magnitud

entre

7

y

9.

La posición de los satélites, para diferentes latitudes es la que se detalla en la siguiente tabla:

Ciudad

Long Este

º Lat Norte

Barcelona

-2,18

Madrid Cádiz

º

Acimut

Elevación

41,38

22,3

32,1

-3,69

40,41

217,3

36,0

-6,31

36,53

216,4

40,8

Con la ayuda de un receptor de comunicaciones que sea sensible a ciertas bandas

de

radio

usadas

por

radioaficionados,

radioescuchas

o

radios

multibanda, podremos oír el paso de los satélites artificiales, ya que todos van

Satelite Explorer  

qwegrthgkibgeibgiuefvberuig

Advertisement