a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1


J. GUGGER


LAELPIELQNS

El presenteálbum reúne algunos documentos involucrados en el proceso de proyección y construcción de la obra que permaneció instalada en la sala Martel de los Rios entre el 9 de abril y el 16 de mayo de 2014. La pieza fué originalmente pensada (con leves diferencias) para una exhibición que tuvo lugar previamente en el Castillo Monserrat (MUVA). Finalmente fué descartada de aquella instancia, y el proyecto encontró sitio más tarde en las salas del Cabildo Histórico deCórdoba. Esta pequeña bitácora pretende trazar un recorrido a través del proceso de desarrollo. Cabe destacar que la propuesta establecía una extraña relación entre maqueta y obra. La maqueta (además de ser una promesa prospectiva, de una pieza “final” futura) fué también pensada como parte constitutiva del trabajo. La reproducción ampliada (10 veces) de la maqueta, fué diseñada para contener la maqueta original,10 veces más pequeña. O mejor: el diseño morfológico de la obra fué proyectado de manera que fuera capaz de alojar en su interior una pieza de idéntica forma, pero diez veces más chica. Esta especie de “gran reproducción”, que junto a la maqueta conforma la obra (terminada?) resultó efímera. Debido a las complicaciones para almacenar una pieza de ese tamaño y características, hubo que desecharla. Puede apreciarse que el aspecto final de la pieza luce paradójicamente inacabado. Bien podría tratarse de la maqueta de otro proyecto de diferentes dimensiones o materiales.


4

J. GUGGER

El proyecto inicial (presentado a convocatoria, marzo de 2014). Este es uno de esos proyectos orientados a relacionar su propia existencia física con el contexto (en un sentido ampliado) y sus situaciones de enunciación. El establecimiento de esta relación está orientado, además, a sus harto múltiples posibilidades de explotación. No es mi intención agotarlas (ni mucho menos) en este texto. El primer contexto es el Cabildo Histórico de Córdoba. [1] Una de las determinaciones curatoriales es propiciar que el edificio permanezca luciendo de modo más o menos fiel a su último diseño arquitectónico. Es decir, aún cuando se realicen algunas modificaciones relacionadas con higiene, seguridad, iluminación y visualidad en general, las marcas físicas en su arquitectura son incluidas como decisión estética o conservacionista en el marco de la convocatoria. Mi trabajo consiste en la construcción de un objeto [2] que atravesará las dos salas, obstruyendo progresivamente la puerta que las une y mermando su capacidad espacial. Este objeto se compone por dos muros con algunas curvas y vértices, enfrentados y rodeados de una multiplicidad de contrafuertes que los sostienen en su posición. Comprendido perceptivamente, en su masa total,[3] puede sintetizarse como una vara alargada y medio aplastada de materiales organizados que mide 1,20 x


LAELPIELQNS

2,70 x 8,5 mts. Quizá su mero emplazamiento signifique ya un “diálogo” con la arquitectura específica y su realidad histórica, [4] también con la arquitectura en tanto que arte de proyectar y construir edificios en general, y (tal vez) con el arte de hacer “obras de arte” en la actualidad. Su interior: un pasillo angosto que un cuerpo humano apenas puede atravesar (menos de 40 cm, 1,25 m de alto), paredes de MDF (en uno de sus lados). Cerca del centro, el muro y el vallado se abren y se vuelven a cerrar levemente formando una pancita elíptica. Este espacio contiene otro objeto. El exterior: varillas de madera atornilladas, visualmente parecido al reverso de un decorado teatral.[5] Algún espectador podría coincidir con la idea de que la obra se repliega hacia adentro. Desde la perspectiva de esta hipótesis, una de las teatralidades de la obra consiste en la ficción de una no-teatralidad. La obra niega o simula negar sus mejores terminaciones, exhibiendo un backstage. Lo que algunos dirían: la escenificación de un detrás de escena. Al ingresar al espacio de exhibición, el visitante se enfrenta a la pieza y contempla dos muros curvados (uno de superficie, el otro gestáltico, ¿sin terminar?) que se van uniendo simétricamente hacia el centro. Pueden parecer parte del diseño de una pintura de Bridget Riley. En el intersticio entre los dos muros, que no llegan a unirse, es posible ver (a la distancia) aquel objeto más chico, también una estructura de madera.

5


6

J. GUGGER

Recorriendo largamente uno de los lados de la obra, y al darle media vuelta a la pieza, gira el espectador hacia el centro y una vez más consigue avistar aquel elemento aprisionado, pero esta vez se encuentra más lejos que al principio. Ahora que lo vió de ambos lados, le parece que es una maqueta (invertida) del mismo objeto que recorre. La pared ya no es curva, sino que presenta ángulos rectos. Parece el espacio entre dos cosas, ahora una cerrazón más que un ingreso. El espectador puede acercarse y leer el título de la pieza, quizá estratégicamente colocado al final del recorrido. Este paratexto la comprime volviéndola metafórica, una dimensión de cierta relevancia en esta negociación semiótica. La actualidad es la pausa inter-crónica en la que nada sucede. La idea es de George Kubler.[6] Formalmente la obra puede volverse una metáfora, en la mente del espectador. En el más simple de los casos, uno podría imaginarse que el centro de la pieza representa un momento, y el visitante está obligado a ver aquel objeto inaccesible únicamente desde esas dos distancias, desde las dos “ranuras” desde las que es posible hacerlo físicamente (el pasado y el futuro como ideas representadas). Podría también leerse como una metáfora del proceso de construcción: el aspecto de esta obra podría parecer el de una pieza incompleta, inacabada. Pero tenemos, además, que puede leerse como una metáfora de la propia secuencia espacio-temporal de eventos al leerla (el pasado, al llegar a la sala y ver la primera parte, el


LAELPIELQNS

7

futuro, al terminar el recorrido, volver por los pasillos, llegar a casa, etc, sugeridos en el diseño gráfico del flyer promocional). Imaginemos más: pensar que la obra se plantea como una respuesta a la idea de patrimonio histórico: ¿qué es esto en la actualidad, en relación a lo que sucedió aquí en el pasado? ¿qué hay aquí de aquello que movilizó a quienes construyeron y fueron re-inventando este espacio arquitectónico? ¿có mo será ésta actualidad desde la percepción de los sujetos del futuro? Ahora, pensando en la actualidad del arte, quizá la pregunta sea aquella ya instalada en los discursos dominantes respecto de la posmodernidad, el arte contemporáneo y la cháchara de su diversidad anómica (¿en qué consiste la actualidad y hacia dónde vá? ¿qué tiene esta pieza para ofrecer en ese sentido?). Inclusive alguien (más acá del contexto inmediato) podría distinguir esta pieza como un “momento” en mi carrera como artista, un objeto con muchos silencios en su aparición presente e inmediata, que poniéndose en relación a las piezas que ya realicé y que otros han realizado en el pasado, y sobre todo a los impulsos de lo que haré y será hecho por otros en el futuro, se posiciona y posicionará de modo dinámico y dialéctico.


8

J. GUGGER

Notas [1] Dos salas asignadas en el marco de la convocatoria a artistas visuales La sala que habito. [2] Escultura, instalación, performance, diseño de tránsito, e inclusive tal vez, net-art. [3] Para imaginarse el modelo 3-d completo, el espectador tendrá que recorrer las áreas transitables, e imaginar el objeto que resulta de la unión de fragmentos. [4] Que fué cárcel, jefatura de policía, auditorio, centro de información turística y museo. [5] El mes de residencia consistirá en resolver los desafíos materiales y administrativos necesarios para concretar la pieza, el gradual desarrollo de su arquitectura, y los intermintentes intercambios con los visitantes. [6]“Actuality is when the lighthouse is dark between flashes: it is the instant between the ticks of the watch: it is a void interval slipping forever through time: the rupture between past and future: the gap at the poles of the revolving magnetic field, infinitesimally small but ultimately real. It is the interchronic pause when nothing is happening. It is the void between events.”. KUBLER, George. The Shape of Time. Remarks on the History of Things (New Haven: Yale University Press, 1962)


Profile for Juan Gugger

LAELPIELQNS (2014)  

Álbum de registro de proceso (1/1) Fotografías e impresiones en álbum de plástico 10x15 cm.

LAELPIELQNS (2014)  

Álbum de registro de proceso (1/1) Fotografías e impresiones en álbum de plástico 10x15 cm.

Advertisement