Issuu on Google+

MAESTRÍA EN EDUCACIÓN CON APLICACIÓN EN NUEVAS TECNOLOGÍAS

TAREA 1 ENSAYO “FUNDAMENTOS TEÓRICOS PARA SUSTENTAR LA CREACIÓN DE AMBIENTES DE APRENDIZAJE”

Participante: Lic. Juan Anastacio Escobedo Díaz

Materia: Creación de Ambientes de Aprendizaje Asesora: Mtra. Sandra Miranda Leal Cuatrimestre: Mayo – Agosto De 2014.

Morelia, Michoacán a 30 de mayo de 2014


En el 2013, la Subsecretaría de Educación Media Superior lanzó un agresivo programa nacional de “Formación y Profesionalización Directiva” a través de la Coordinación Sectorial de Desarrollo Académico (COSDAC), partiendo de 11 retos que tiene este nivel educativo. Entre ellos conviene mencionar la que se refiere a las deficiencias en el desempeño y aprendizajes de los estudiantes. Al respecto Arroyo (2013) argumentó que en 2012, alrededor de 7 de cada 10 estudiantes se ubicaron en los niveles de logro “insuficiente” o “elemental” de la Prueba ENLACE-Matemáticas y 5 de cada 10 en esos mismos niveles de la Prueba ENLACE-Comprensión Lectora. Lo anterior nos plantea un claro ejemplo de la difícil situación en la que nos encontramos los educadores para hacer que las cosas cambien para mejorar. Estoy convencido de que a través del estudio de la creación de ambientes de aprendizaje es posible sugerir nuevos planteamientos que permitan crear condiciones viables para nuestras realidades educativas particulares. En este ensayo abordo los fundamentos teóricos que soportan la creación de ambientes de aprendizaje. El concepto de ambientes de aprendizaje hace referencia a la manera de prever los mejores contextos para favorecer el aprendizaje en un ámbito específico (Martínez, 2013), considerando las necesidades para aprender, las características del grupo escolar, los contenidos y los procesos requeridos para el aprendizaje. Sus principios se basan en estudios del aprendizaje significativo, el cual está enmarcado en el cognoscitivismo y en el constructivismo, asumiendo que los individuos (Woolfolk, 2001, p. 330) construyen sus propias estructuras cognitivas al interpretar sus experiencias en situaciones particulares. Algunos de los investigadores centran su estudio en el funcionamiento y contenido de la mente de los individuos, en los procesos de autoestructuración (como es el caso de Piaget); pero para otros el foco de interés se ubica en la reconstrucción de los saberes culturales y el desarrollo de dominios de origen social (caso de Vygotsky). El constructivismo es una confluencia de diversos enfoques psicológicos que enfatizan la existencia y prevalencia en los sujetos que aprenden de procesos activos en la construcción de su conocimiento, los cuales permiten explicar su comportamiento y aprendizaje. Se afirma que el conocimiento no se recibe pasivamente ni es copia fiel del medio, por lo que una actitud activa en el proceso de aprender es requerida. Al hacer referencia al aprendizaje, debemos coincidir en que es un cambio conceptual de un esquema personal, gracias a la construcción del conocimiento para un mejor desarrollo. Interiorizamos la información a través de nuestras percepciones. Moreno (2014) nos dice de cuatro clasificaciones para entender mejor al aprendizaje: el interaprendizaje se logra al interactuar con otros individuos; el intraprendizaje, al interiorizar la información, reflexionar y acercarse a sus sentimientos; el hiperaprendizaje, habla de la interconectividad de conocimientos, experiencias y medios con humanos y no humanos, es decir, con la tecnología; y, el metaprendizaje es la capacidad desarrollada por el individuo al conocer sus modos de aprender y descubrir cómo puede mejorar su calidad de aprendizaje.

Página 2 de 4


En este marco, los estudiantes se conciben como sujetos que saben aprender y solucionar problemas; lo que aprende lo hace de una manera significativa, es decir, le plantea herramientas con las cuales puede resolver problemas vinculados con su vida o trabajo, y desarrollar un pensamiento de carácter ejecutivo que le anima a crear proyectos. El alumno debe participar de manera activa en el proceso de aprender, pero no de manera aislada. La interacción con otros estudiantes y la interactividad con los contenidos, herramientas y materiales de estudio, son indispensables. A este respecto ahondaría en las características individuales del aprendiz, en congruencia con el planteamiento de Howard Gardner, quien con su teoría de las inteligencias múltiples nos induce a considerar los diversos estilos de aprendizaje que pueden potenciarse con las estrategias pertinentes. No a todos se nos facilita aprender de una manera, por eso hay que recurrir a actividades de diverso tipo y a técnicas de trabajo que involucren todos nuestros sentidos. La información no se convierte en conocimiento hasta que es incorporada al esquema de pensamiento del que aprende, por lo cual es necesario que el estudiante interactúe con ella y haga uso de algunas estrategias que le ayuden a lograrlo. La información es presentada haciendo uso de representaciones mentales (mapas mentales o conceptuales), análisis de categorías (clasifica, compara, encuentra diferencias) y apela al uso de su inteligencia de una manera crítica y creativa. Algunos métodos de trabajo, como el de proyectos o problemas potencian esta última característica. Por su parte, el docente juega un rol de mediador del conocimiento con sus alumnos, planteándoles situaciones de aprendizaje colaborativo y acercándolos al uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información. Sin embargo, su tarea no debe ser improvisada ni espontánea, sino bien pensada y planeada. Todas las actividades didácticas deben tener una finalidad clara y deben ser guía para el logro de competencias educativas. El docente contextualiza lo que se aprende, busca que se dé una comunicación horizontal, asertiva y de cooperación y muestra una actitud de querer mejorar siempre. Considero que en este punto es donde radica la fortaleza de los ambientes de aprendizaje. El rápido progreso y continua evolución de los avances científicos y tecnológicos nos impide que el mundo de la educación quede aislado. Existen grandes ventajas en las tecnologías informáticas que pueden enriquecer nuestra labor. Todo se moderniza, y el acceso a la información, la comunicación instantánea y el uso de recursos que hace 20 años eran inimaginables, ahora están a nuestra disposición. Por tal motivo, hay que verlo como una oportunidad para organizar de manera novedosa la enseñanza y el aprendizaje, animándonos a hacer uso de la tecnología informática. Requerimos crear situaciones educativas centradas en el alumno, que fomenten su autoaprendizaje, su criticidad y creatividad, buscando que el trabajo en equipo les ayude a descubrir y a aprender juntos. Desde mi punto de vista, el acomodo estratégico en el diseño de los ambientes de aprendizaje de los siguientes factores es crucial: el entorno físico (infraestructura y equipamiento), el tiempo

Página 3 de 4


(horarios), el currículo (contenidos, programas), y la mediación pedagógica (rol del docente como facilitador del proceso de aprender y potenciador de nuevos aprendizajes). Para finalizar, opino que las interacciones entre los contenidos, los medios, los materiales, docentes y alumnos confluyen en que todos aprendemos de todos. Animarnos a crear nuevos ambientes de aprendizaje nos permitirá aumentar la certeza de manera significativa de que los estudiantes participen, sean responsables de su propio aprendizaje y se favorezca la autogestión.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Arroyo, J. P. (2013, julio). Situación y retos del sector educativo. Ponencia presentada en la presentación oficial del Programa de Profesionalización y Actualización Directiva del Nivel Medio Superior, México D.F., México. Martínez, A. (2003). Nota técnica CSC2003-01 Diseño de Ambientes de Aprendizaje. Centro de Sistemas de Conocimiento Tecnológico de Monterrey. Recuperado de http://www.knowledgesystems.org/Produccion_intelectual/notas_tecnicas/2003_PDF/csc 2003-01.pdf Moreno, M.; Chan, M.E.; Pérez, M.S.; Ortiz, M.G. y Viesca, A. (1998). Desarrollo de ambientes de aprendizaje en educación a distancia. Universidad de Guadalajara. Recuperado de http://cvonline.uaeh.edu.mx/Cursos/Maestria/MTE/disenio_de_prog_de_amb_de_apren/ Unidad%20II/El%20desarrollo%20de%20ambientes%20de%20aprendizaje%20a%20distanc ia.pdf Woolfolk, A. (2001). Educational Psychology. (8th Edition). Needham Heights, MA.: Allyn and Bacon.

Página 4 de 4


Ensayo: Fundamentos teóricos para sustentar la creación de ambientes de aprendizaje