Page 93

H I S T O R I A D B DA A R Q U I T E C T U R A C R I S T I A N A B S P A Ñ O I A

457

consideración y estudio (i). E n realidad, está tratada como una iglesia de tres naves: el empuje de la nave mayor se transmite por un doble arbotante a un contrafuerte intermedio; pero el empuje que aquéllos hacen muere en éstos, pues no tienen en el segundo tramo otros arbotantes que los transmitan al contrafuerte exterior. E n este segundo tramo hay un solo arbotante muy bajo destinado a contrarrestar el efecto de la bóveda de la nave intermedia. Todo prueba, en el monumento toledano, que el maestro no tenía gran fe en los arbotantes y los puso por seguir una moda; el equilibrio

FIG.

311

Arbotantes de la giróla de la catedral de Tortosa (Dibujo del autor)

lo fió al gran espesor de los pilares y al contrarresto que van prestándose las naves, por el escalonado que forman. En la catedral de Sevilla (siglo xv) este escalonado no existe, pues las naves intermedias son de igual altura. E l sistema de arbotantes es, en cambio, más perfecto (2). El empuje de ía nave central se transmite al contrafuerte intermedio y de éste al exterior por una batería de arbotantes muy tendidos colocados de modo que su albardilla forma una sola linea, con una sola y misma pendiente. Como las capillas laterales constituyen otras naves (la catedral tiene siete en realidad), todavía fué preciso transmitir los empujes a otro contrafuerte final, y esto se hace por otro arbotante de arco apuntado, colocado mucho más bajo que los otros, y que constituye, con el muro de separación (1) (2)

Tomo I , fig. 18. Véase l a sección de este monumento en su monografía.

FUNDACION JUANELO TURRIANO

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea