Page 89

H I S T O R I A D E DA A R O U I T E C T U R A C R I S T I A N A ESPAÑOEA

44^

los segundos arbotantes españoles los dos únicos que tiene la nave grande de Las Huelgas, de Burgos (fig. 302). Son de cuarto de circunferencia, delgados, con canal en la albardiHa; actúan sobre un contrafuerte prismático, coronado por un tejadillo de piedra. Indica todo esto un sistema y a casi perfecto; pero su aislamiento en aquella estructura da lugar a pensar que no entraron en el plan originario de la iglesia burgalesa. Examinaré y a los arbotantes en los ejemplares en que el sistema aparece completo. E n los primeros casos el arco es, como bemos visto, de cuarto de círculo, y único. Pero aquél ejerce mal el contrarresto y puede además resbalar en el apoyo; y como el empuje de las bóvedas es difuso, un solo arco tiene el inconveniente de no dar suficiente seguridad, si no se aplica en la zona precisa donde aquél se ejerce. E n la primera mitad del siglo XIII estas dificultades aparecen resueltas: el arco suele ser menor de un cuarto de circunferencia; los arbotantes son dobles y se apoyan en el muro sobre una f a j a saliente que reparte los empujes en una extensa zona; y como aquélla es y a inútil en la parte libre, desaparece, y en cambio se coloca una columna que da rigidez al sistema y apoya el vértice del arbotante, previniendo su deslizamiento. Modificaciones sucesivas son el utilizar la albardilla del arbotante alto para conducir las aguas pluviales desde las cornisas hasta el exterior, y la colocación de pináculos que aumentan la carga del contrafuerte exterior, favoreciendo con ello la resistencia. Magníficos ejemplares de arbotantes de la mejor época del estilo son los de la catedral de Burgos, construidos entre 1221 y 1238. Pertenecen a una escuela robustísima y concienzuda; son ambos de arco ligeramente apuntado; el superior, muy delgado, ejerce su acción sobre un ancho muro terminado por pendiente seguida, por donde v a la canal; el inferior, casi de arco de cuarto de circunferencia, recibe en los riñones la carga en desplome del arco superior y actúa sobre un contrafuerte mucho más grueso y poderoso que el muro superior, y descansa en una columnilla junto al muro lateral de la nave. Esta poderosísima hatería está notablemente pensada; es de alabar en ella principalmente la sabia diferencia de gruesos del contrafuerte; la atrevida carga en desplome del arco superior sobre el inferior, con lo que se preAñene el rompimiento de éste en los riñones, y se favorece la verticalidad de la resultante de los empujes; pero acusa una inspiración en modelos de grandes iglesias (crucero de Saint-Denis, catedral de París) y resulta excesivo para la catedral de Burgos, que no tiene esas dimensiones. E n la segunda mitad del siglo x m , los maestros de la Isla de Francia y de la Champaña habían llegado a dominar la técnica y con ello a los mayores atrevimientos. Los arbotantes se hicieron finísimos, los contrafuertes se calaron con pasos o puertas, colocados en la zona por donde y a no pasaba la resultante de los empujes; el sistema tiende hacia un simple tornapuntado. L a catedral de León tiene de estos arbotantes, dobles y finos, de arco apuntado; la banda del muro está calada por pasos (fig. 285), y lo mismo el contrafuerte exterior; la línea superior, donde v a la canal, se quiebra en estos contrafuertes, que terminan en línea horizontal, sobre la que cargan dos pináculcs. E n los arbotantes de León se ha llegado al máximun de ligereza de lo que la arquitectura ojival española consentirá. A estas escuelas extranjeras, con más o menos variaciones, pertenecen los arbotantes de la catedral de Cuenca (la nave), ábside de la de Palencia, iglesia de CastroUrdiales y alguna más. Viene después la nacionalización del estilo: el arbotante se

FUNDACION JUANELO' TURRIANO

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea