Page 88

VICENTE EAMPÉREZ. Y ROMEA

452

Avila tenía botarel continuo sobre el triforio, como elemento de contrarresto; destruido y a en el siglo x v , y para contener una ruina que debió parecer inminente, se aplicaron unos arbotantes. Ea catedral de Túy iba a tener cañón seguido en la nave alta y botarel continuo, con arcos de refuerzo, en el triforio (i); cambiando aquél por bóveda de crucería, quedaron éstos ejerciendo el oficio de arbotante. Sea cualquiera ese origen, ello es que, desde el último tercio del siglo xii, el arbotante es elemento de la estructura ojival. Eas escuelas monásticas, que siempre lo repugnaron, hicieron distintos ensayos para colocarlo bajo cubierta, evitando así su degradación. E n España son escasísimos y ocasionales los ejemplos de esto: aparece el arbotante francamente al exterior. El caso más tosco y bárbaro que conozco en nuestros monumentos es el de los dos arbotantes, uno en cada lado de la capilla mayor de la iglesia monasterial de Veruela, y a citados. Como los cistercienses sólo usaron los arbotantes por excepción, ¿podrá suponerse que los de Veruela fueron construidos como medio de evitar una ruina iniciada? Son de arcó menor que un cuarto de cirPiG. 307 cunferencia, de gran grueso Sección transversal de la catedral de Burgos y con una enorme carga en(Plano del autor) cima, lo que los bace aparecer como verdaderos arbotantes; indican, en fin, la infancia de este elemento o el desconocimiento de sus condiciones. Difícil es asegurar que puedan considerarse como (i)

Pág. 172, y tomo I , pág. 458.

•FUNDACION JUANELO TURRIANO

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea