Page 46

410

VICENTE IVAMPÉREZ Y ROMEA

implantaron, con gran pureza; pero no habían pasado muchos años cuando el carácter transformador de nuestra raza y las influencias del clasicismo español, por una parte, y del elemento mahometano por otra, transformaron el estilo, francés en otro nacional. ¿Cuáles son sus rasgos salientes? Rudos por temperamento los maestros españoles, y apegados al románico, repugnaron siempre esa nerviosidad y sutileza del gótico francés, al par que todas las soluciones comphcadas de disposición y estructura. Y así se ve que las grandes girólas, los sutiles apoyos, los enormes ventanales, los dobles y aéreos arbotantes y las enormes portadas pobladas con legiones de santos, quedan relegados para los grandes y aristocráticos montunentos, dirigidos e inspirados por maestros extranjeros y prelados o magnates de fuera del país (Las Huelgas, de Burgos; las catedrales de León, Burgos, Vitoria, Sevilla, etc., etc.), mientras que las plantas con simples capillas de frente, al modo románico; las naves, contrarrestadas por sencillos contrafuertes o por un arbotante único; las ventanas pequeñas, dejando dominar el macizo; los gruesos pilares y las puertas de jambas y arcos sin imaginería, constituyen el credo de los maestros nacionales. Y así, por eso, la delgadez de los apoyos y de los arbotantes de las catedrales de Burgos y León se convierte en la robustez de pilares y pequeñez de arbotantes de la de Toledo; la sutilidad y diafanidad de los triforios y ventanales de la iglesia mayor de León se transforman en la tosquedad de los de la de Avila; el doble arbotante de la catedral de Burgos se reduce al sencillo de la de Palencia, o a la carencia de él en la de Sigüenza; la gran imaginería de las portadas de Burgos, León y Vitoria se achica en las de Toledo, o se anula en las de Cataluña; la majestad del triforio burgalés decae en el de Castro-Urdiales; el alambicamiento y profusión del estilo flamhoyant francés se simplifica en el severo flamígero de la de Oviedo; la gran giróla de la catedral de Burgos se substituye por las capillas de frente de la de Osma, etcétera, etc. Es decir, en resumen, que de los dos tipos que la arquitectura ojival importara en España (el severo monástico del Cister, el sutil de los maestros seglares de la Isla de Francia), prevaleció y se hizo nacional el más sencillo de disposición y más simple de estructura. No se crea por eso que la arquitectura gótica española eS toda rudeza y humildad, y que carecemos de monumentos parangonables con los del extranjero. L a catedral de Toledo, en el siglo x m ; la nave de la de Gerona, en el x v , y la de Salamanca, en el xvr, son obras del estilo nacional, que pueden ponerse al par de las más insignes de Europa. Y en cuanto a las de estilo importado, más o menos puro, basta citar las catedrales de Burgos y León, en el siglo x m ; la de Barcelona, del x i v , y la de Sevilla, del x v , para apreciar dignamente nuestra riqueza monumental. Cuadro aparte, interesantísimo en el estudio del estilo ojival español, es el de la arquitectura popular. Es ésta totalmente opuesta a la aristocrática de que me he ocupado. Sus causas originarias son: i.^, la adaptación del estilo, por todas partes repetido, a las iglesias levantadas con pocos medios; 2.^, el predominio, desde mitad del siglo x m , de las Ordenes de frailes mendicantes y predicadores, que carecían, por ley de su instituto, de los grandes recursos de los benitos y bernardos. Constituye este tipo de la arquitectura ojival española un numeroso grupo de monumentos repartidos por todo el país: en Andalucía toma tendencias mudejaristas, por serlo los constructores populares; en Galicia son los frailes franciscanos y dominicos los que lo extien-

fun dacion juanelo turriano

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea