Page 45

HIvSTORIA DB I.A A R Q U I T E C T U R A C R I S T I A N A

BSPAÑOI.A

409

los empujes en puntos determinados y la facilidad de cubrir toda clase de plantas; el arbotante, con el que se transmite el empuje al exterior, permitiendo reducir los macizos interiores y diafanizar el espacio cubierto; el arco a-puntado, elemento secundario del estilo, contra lo que generalmente se cree, pero que permitió disminuir los empujes de los arcos y resolver el problema de colocar las claves de todos los de una bóveda a igual altura: en la decoración, el principio de buscarla en la copia de las floras locales, magistralmente estilizadas y adaptadas al elemento constructivo, abandonando las fantasías monstruosas, las historias, etc., etc., del estilo románico. Hecho este resumen de elementos, vengamos ya a tratar de la arquitectura ojival en España. En el estado actual de estos estudios, hay que inclinarse a la teoría de que en nuestro suelo aquel arte fué, como el románico, importado de Erancia y por análogas causas: la nueva invasión monástica del Cister, las relaciones matrimoniales de Alfonso V I I I , de Eernando el Santo y de San Duis de Erancia, que unieron dos casas reinantes; la expansión de las sociedades obreras, que echó sobre España (como sobre las demás naciones occidentales) maestros y operarios franceses y alemanes; la facilidad que para todas estas empresas dieron la victoria de las Navas, y las conquistas territoriales de Eernando III. Compárese esta enumeración de causas con las que prepararon la revolución románica en Castilla (tomo I, pág. 403), y se verá que constituyen dos cuadros enteramente paralelos. Reconocida la importación extranjera del arte ojival, debe concederse igualmente que España estaba preparada para comprender y practicar el nuevo estilo. Aventurado es afirmar, como, alguien ha hecho, que aquí conocíamos, en esbozo por lo menos, los principales elementos de la arquitectura ojival, al par o antes que en Erancia (i); pero no lo es que la importancia de las construcciones románicas españolas del siglo x n , por una parte, y el conocimiento de las mahometanas, por otra, colocaban a los maestros españoles en condiciones favorabilísimas para aphcar el nuevo arte. No es para olvidado que el principio constructivo de la arquitectura ojival (la bóveda sobre nervios) era conocido y aplicado por los mahometanos españoles desde el siglo ix, y por los mudéjares desde el x i i (2). ¡Quién sabe si la apHcación de este principio hubiese llevado a los constructores españoles al mismo resultado obtenido por los franceses por distinto camino! E l cuadro del desarrollo de la arquitectura ojival en España presenta una primera influencia extranjera favorecida por las causas y a dichas y por otra capital, artística, cual es que, mientras nosotros continuábamos apegados al estilo románico, en Erancia desde el siglo x i se había iniciado una revolución en la arquitectura, llegada a su triunfo hacia 1150. Da maestría y belleza indiscutibles del nuevo estilo lo impusieron a toda Europa occidental y central. Monjes del Cister y maestros seglares lo trajeron a España, y lo (1) E l arbotante, en las bóvedas de cuarto de círculo de Cataluña, Sahagún,- Santiago, etc., etcétera; la bóveda sobre nervios, en las torres y cripulas de Oviedo, Jaca, Segovia, etc.; el arco apuntado, en los crirzamientos del mihrab de Córdoba; el gablete, en los hastiales de Sandoval, etcétera. (2) Mihrab antiguo y antesala del más moderno de la mezquita de Córdoba; bóvedas mudéjares de Almazán, Salamanca, etc., etc.

fundacion juanelo jturriano

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea