Page 43

1. — Caracteres éeiierales

L a arquitectura ojival o gótica (i) no es, según la más generalizada opinión, sino la meta de la románica, alcanzada por ésta en su. constante movimiento evolutivo en pos de las soluciones tan tenazmente perseguidas: el completo abovedamiento de las naves y la iluminación directa de la central. Pero como al mismo tiempo la Sociedad ha cambiado de aspecto y las iglesias son y a far a todos, y no para una comunidad, exigense mayores espacios cubiertos y más grande diafanidad. Júntanse a estas causas técnicas y sociales una estética espiritualista que parece despreciar la materia y buscar su sutilización por el dominio del hueco sobre el macizo y de la línea vertical. Y por todo ello, y por caminos y con génesis no muy bien aquilatados todavía (influencias orientales de estructuras elásticas, numerosos tanteos de ingeniosos procedimientos de equilibrio, adaptación de elementos empleados al principio como recursos provisionales, memorias atávicas de procedimientos largo tiempo abandonados, preconización de cánones religiosos de sencillez y espiritualismo, exaltación romántica de la devoción, etc., etc., etc.), llégase, al fin, a una arquitectura ideal en sus elementos y en su inspiración. El arte cristiano se desliga de toda forma antigua, y las crea propias, con técnica hasta entonces desconocida, constituyendo una de las más asombrosas conquistas del espíritu humano: 7« arquitectura ojival. No pertenece a este libro el estudio de su formación ni el de sus elementos fundamentales. Basta recordar que éstos son: en la técnica, la bóveda de crucería o sobre nervios, con la que se obtiene la Hgereza de los embovedamientos, la acumulación de (i) L a denominación de gótica, adoptada generalmente para el estilo que siguió al románico, ha sido combatida rudamente por expresar una idea falsa, cual es la de que era debida a los godos. Substituyóse por l a de ojival, por ser su elemento característico l a bóveda de crucería, cuyos nervios diagonales se llamaron ojivos (del latín augere, aumentar). Modernísimamente se ha producido una cierta reacción en favor del primer nombre, alegándose que si esos arcos son propios de la arquitectura, no así de las demás artes, por lo cual resultan absurdas las denominaciones de pintiira ojival, escultura ojival, etc., etc. Por esto, y por la costumbre, prevalece el nombre de gótico, sin darle valor histórico ninguno. No obstante, considero más propio el de ojival, en cuanto a l a arquitectura se refiere.

fundacion juanelo , turriano

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea