Page 275

HISTORIA DE DA AROUITECTURA CRISTIANA ESPAÑODA

635

ñas variantes. Es una gran capilla mayor, abierta sobre la nave del crucero; en la planta es cuadrada, con una parte absidal, saliente, que se aprovecha más arriba para bóveda poligonal (algo irregular), a la que se pasa por cuatro trompas. Son las cabeceras de Sant03'0 y Haro obras notables de aquellos maestros del siglo XVI, duchos en toda clase de ingeniosidades para resolver, con los recursos de la arquitectura ojival y algunos elementos de la del Renacimiento, los más comphcados problemas. Caso contrario al de Santoyo pudiera decirse que presenta la iglesia de Santiago de Cáceres, del siglo xvi. Es de una sola nave, pero en la cabecera se convierte en tres por medio de dos gruesos pilares monocilíndricos, que forman, con los muros laterales y de testero, dos capillas laterales cuadradas y la entrada de otra central de buena anchura y muchísimo fondo. Ea solución es elegante, aunque no tanto como la de Santoyo; pero de ella puede decirse algo análogo a lo expuesto en el final del párrafo anterior. Otro caso excepcional es la cabecera de la iglesia de Udalla (Santander). Respondiendo al número de naves de la iglesia (pág. 614), los ábsides son dos, semicirculares, pero cubiertos con bóvedas de crucería de planta , poligonal, con nervií) -eJX-eLeje-de las naves. II. Cabecera con giróla. — Tratóse de la giróla en el lugar correspondiente de la arquitectura románica (tomo I, pág. 523), y allí vimos que sólo a título excepcional se empleó en ella. Con el mismo título figura en la arquitectura ojival española (página 615); pero la gran variedad de estructuras y disposiciones que presentan los ejemplares nacionales obliga a estudiarlos en detalle. Recordaré mu3' sumariamente las dificultades que presenta la estructura de la giróla. Das girólas románicas eran semicirculares en planta, y se cubrían por bóveda anular (Besálú) o se subdividían en tramos trapezoidales (con dos lados curvos), cubiertos con segmentos de cañón (Cambre) o por bóvedas de arista qüebrada (Santiago). En la arquitectura gótica la planta de la giróla es poligonal, dividida en tratrios perfectamente trapezoidales, cubiertos con bóveda de crucería. Mas si éstos sigiten (en planta) las líneas diagonales, se cortan en un punto que no es el centro geométrico del trapecio, y, por tanto, en alzado no es el de claves de los nervios: primera dificultad. Como la figura de tramo es un trapecio, el arco formero del interior es mucho más estrecho que el del exterior, y esto produce en la bóveda un espinazo muy inclinado hacia el interior y, por tanto, un gran empuje hacia un punto: segunda dificultad. En el recinto interior de la giróla, los pilares de sección circular o cuadrada, como los demás de las iglesias, ocupan mucho espacio, y todavía disminuyen más los arcos formeros interiores, ya estrechos: tercera dificultad. Ea historia y el estudio de tanteos, ensayos y soluciones hechos y adoptados por los maestros ojivales para resolver estos problemas no es de este lugar (i); apuntaré sólo las soluciones principales que tienen aplicación eñ España. Tramos trapezoidales con nervios que se cortan fuera del centro, tenemos én Gradefes, en Moreruela, en Carboeiro y en Santo Domingo de la Calzada. Esta primera dificultad (encuentro de los nervios fuera del centro de figura) vencióse haciendo: a) que las líneas de los nervios no fuesen rectas, (i)

Véanse VioUet-le-Duc, Gonse, Saint-Paul, Choisy, Corroyer, Enlart, etc., etc.

FUNDACION JUANELO TURRIAN.O

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea