Page 265

HISTORIA DE DA AROUITECTURA CRISTIANA ESPAÑODA

625

por su delgadez y sutilidad, y por la falta de sobrecarga, parece ejercer ya un simple efecto de tornapunta. Ea estructura de arbotante es muy complicada, y de su exacta aplicación depende la vida del edificio; por no ser fácil, produjéronse en las iglesias góticas deformaciones y rumas. Da acción del arbotante sólo se ejerce en la zona alta de la nave central- los pilares de esta, aunque estén bien contrarrestados en esta zona, sufren en la baja el empuje de las bóvedas laterales, sin tener nada que se le oponga. De ahí la casi inevitable curvatura de los pilares a la altura de las bóvedas de las naves bajas. En las Iglesias muy bien estudiadas (catedrales de Toledo y Burgos, por ejemplo) esta cercha se ha hecho poco sensible; en otras (la de León), fué más violenta* pero en muchas se hizo tan fuerte, que hubiese ocasionado la ruina a no ser por los arcos codales colocados entre los pilares, obstruyendo la nave central (catedrales de Avila y Vitoria; iglesias de La Antigua, de Valladolid; de San Nicolás, de Burgos; de Santa María, en Castro Urdíales, etc., etc.). a) Nave equilibrada for arbotantes ocultos' bajo los tejados de las naves laterales — Los primeros constructores que en Francia utilizaron el arbotante pensaron muy cuerdamente que era pehgroso dejar a la intemperie elemento tan importante, y por esto y por la natural timidez en el ensayo, colocaron los arbotantes bajo la techumbre de las naves bajas. Esta sabia disposición, o no existió en España o ha desaparecido- de ser lo primero, probaría nuevamente lo ya dicho, de que nuestro país recibió el estilo ojival ya formado. No obstante, hay en España algunos casos de arbotantes bajo el tejado, aunque es casi seguro que en ninguno de ellos fué esa la disposición primitiva. La catedral de Túy, que ya queda estudiada (tomo II, pág. 172), como románica en su ongen, fué embovedada con crucerías. Resultó, pues, inútil el piso superior primitivo con bóveda seguida de cuarto de cañón, y sólo se utihzaron los arcos fajones de este, que quedaron en uso de arbotantes, y bajo la cubierta general, porqué en ella no se señala la triple nave. Esta estructura, por lo que se ve, es puramente ocasional El caso de la catedral de Mondoñedo es más dudoso, en el sentido de poderse creer que sea original (i). La estructura es la siguiente: tres naves, sobre pilares de micleo prismático y columnas adosadas; bóvedas de crucería; doble piso sobre las naves laterales, cubierto por la techumbre general, que es a dos aguas, y en este segundo piso arbotantes que llevan el empuje de las bóvedas altas a los contrafuertes exteriores Esta galería o piso superior se comunica con la nave grande por un hueco mUy sencillo en cada tramo, y por el exterior por otro estrechísimo. Si esta fué la estructura originaria, resulta defectuosísima, por la carencia de luces y por la rudeza de la adaptación de la galería románica a las formas góticas de transición; pero no puede afirmarse que sea así, y .que el rudimentario hueco del triforio no fuese pensado para ventana, aun cuando su colocación inmediatamente encima de la nave baja dificulta la suposición de una cubierta sobre ésta. De todos modos, la estructura de la catedral de Mon_ (I) Debo advertir que no he estudiado personalmente este monumento, smo sólo por descripciones y planos ajenos. Por eso doy como hipotético cuanto en el texto digo (v diré en la monografía), a pesar del crédito que me merecen los estudios sobre los que he fundado mis apreciaciones. H I S T O R I A D E L A A R Q U I T E C T U R A CRISTIANA E S P A S O I - A . — T .

11

FUNDACION JUANELO turrian.o

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea