Page 262

•62

4

VICENTE EAMPÉREZ Y ROMEA

central iluminación directa, o siendo ésta escasísima, y resultando una sección rectangular. Es ejemplo del primer caso la catedral de Burgos, y del segundo la iglesia de Santa Ana, de Sevilla. El sistema de contrarresto y equilibrio de las iglesias góticas de tres naves se establece por uno de estos tres medios: A) Por contrafuertes. — B) Por arbotantes. — C) Por la igual altura de las tres naves. Este sistema me sirve de base de clasificación, pues, al fin, el problema de la nave gótica es esencialmente problema de equilibrio. Dentro de cada uno hay varios tipos. A) Nave cuyo equilibrio está obtenido por contrafuertes. — Procede de la arquitectura románica, donde constituía el principal sistema de estructura. Da arquitectura gótica lo acepta tal y como se lo presentó su antecesora, sin introducir variantes en él, como principio estático, a no ser la adición de los pináculos o sobrecargas para favorecer la estabilidad, que el arte rom.ánico no conoció. El equilibrio por contrafuertes es el sistema más usado en España, donde existió siempre, como queda sentado, una tendencia a adoptar los procedimientos más sencillos. Da cronología del sistema es extensísima, pues abraza desde las iglesias de iransición (catedral de Ciudad Rodrigo, de últimos del siglo xii) hasta las de nia3'or decadencia (catedral nueva de Plasencia, del Xvi). Veamos ahora las variedades. a) Contrafuertes exteriores, techumbre de madera. — Sistema adaptado a las condiciones locales y por ellas impuesto, es la prosecución de la tantas veces citada forma basilical. Su desarrollo tiene lugar principalmente en Galicia y Asturias, no siempre en iglesias modestas, aunque esta sea la categoría de la mayor parte de los ejemplares. También pertenecen a este sistema las iglesias mudéjares, en las que la armadura adquiere un gran valor artístico. Como los empujes se reducen a los de los arcos de piedra que separan los tramos, el problema de equilibrio es sencillísimo y no exige grandes contrafuertes. Véase un ejemplar: la iglesia de Santiago eii Betanzos (Coruña). Das naves, y lo mismo los tramos, están separados por una serie de arcos apuntados, sobre pilares de núcleo cilindrico con columnas baquetonadas. Sobre ellos cargan armaduras de madera, de tirantilla la de la nave central y de parecillos de par y picadero la de las bajas. El empuje de los arcos se contrarresta por contrafuertes exteriores; la iluminación se obtiene por ventanas en los muros laterales, sin tenerlas la nave central, porque las tres son casi de igual altura, y se cobijan bajo un tejado de dos faldones, o sea que no se señala al exterior la triple nave. El oficio útil de los contrafuertes es aquí reducidísimo, porque los arcos de las naves laterales sirven ya de arbotante a los de la nave central. Todo el sistema de estructura de este tipo de iglesia es la prosecución del análogo románico (en la comarca, la iglesia de Cambre, tomo I, pág. 411); pero en el siglo xv se extiende mucho más (i), como traducción del tipo de iglesia abovedada de tres naves casi iguales de altura. Existe también este tipo de iglesia, pero con las variantes de no tener arcos transversales, sino sólo los de separación de las naves, y señalarse más o menos las tres (i)

En Betanzos mismo hay otra iglesia de igual tipo: Santa Maria del Azoque.

FUNDACION •lUANELO TURRIANO

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea