Page 26

390

VICENTE IVAMPÉREZ Y ROMEA

arquitectura, por medio de formas expresivas que nazcan de los mismos elementos constructivos, pocos estilos ganarán al románico de ladrillo en la concepción y ejecución del decorado con el más perfecto sentido arquitectónico. Aquella estructura de los muros con arquerías ciegas, y a explicada; la constitución de los pilares esqmnados y de los arcos por anillos sucesivos; la acusación de las líneas horizontales de cornisas e impostas, por fajas a espina de fez, y no muchos más elementos, constituyen el alfabeto de la decoración de este estilo. Sin duda puede tachársela de monótona; mas el uso exclusivo del ladrillo y la severidad inherente a las formas románicas no consienten mayores variantes. V endrán los mudéjares, y afiligranando los elementos y retorctóndo las líneas obtendrán la movilidad que distingue su decoración y la separa de la románica. Por el sistema decorativo citado está obtenido el bellísimo efecto artístico que ofrecen los ábsides de Sahagún y Toro, las fachadas de Cuéllar, las torres de Arévalo. E n alguno de estos ejemplos ayuda al efecto el colorido y claroscuro, la alternación de las jambas y arcos de ladrillo con los netos y tímpanos dados de cal. Consecuente con este sistema es la ornamentación. Ea de reheve apenas si presenta otros casos que unos florones (¿yeso, piedra?) que tiene la cúpula de La Lugareja de Arévalo en los arcos de la hnterna y en la clave de la semiesfera, y los rudimentarios capiteles de las torres de San Tirso de Sahagún y de San Pedro de las Dueñas. L a PIG. 250 ornamentación plástica plana ofrece un ejemplo en unos Capitel de la torre de San recuadros con cuadrícula que a modo de un tablero de ajeTirso de Sahagún (León) (Dibujo del autor) drez tiene la parte alta de la torre de San Martín de Arévalo, hechos con baldosas. Es muy de creer que la ornamentación interior de las iglesias de ladrillo consistió en las pinturas murales (principalmente en los muros y bóvedas de los ábsides) y en las de las armaduras de madera. Pero sería aventurado y gratuito hablar de esto, puesto que no se conserva ningún ejemplar, que yo sepa.

LOS

MONUMENTOS

Como repetidamente he hecho constar, no pretendo conocer y dar en estas páginas el inventario completo de nuestra riqueza arquitectónica; solamente contribuir a él. Con este criterio está formada la siguiente lista de las principales iglesias románicas de ladrillo que conozco o de las que tengo noticias; en ella van subrayados los ejemplares más típicos y de los que me ocuparé en detalle. San Tirso y San Lorenzo (Sahagún, León); San Pedro de las Dueñas (cercanías de Sahagún); Santa Maria de La Lugareja y San Martín (Arévalo, Avila); San Andrés, San Juan, San Erancisco (ruinas); San Miguel (Olmedo, Valladohd); iglesia de Narros del Castillo (Avila) (fig. 261); San Andrés, San Esteban, Santa Marina, San Basilio, la Trinidad, San Salvador (Cuéllar, Segovia); Santa María, San Nicolás (Madrigal, Avila); San Pedro (Ciudad Rodrigo, Salamanca); San Juan y Santo Domingo (Alba de Tor-

fun dacion juanelo turriano

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea