Page 243

HISTORIA D E DA A R O U I T E C T U R A CRISTIANA ESPAÑODA

607

terminan en hoquillas ; pero toda la figura presenta cierto carácter arcaico, que lia podido justificar la creencia en su antigüedad. ¿No podrá verse en esta pintura una copia alterada al gusto gótico, de otra muy anterior románica, copia a su vez de otra bizantina de los tiempos de San Hermenegildo, con cuyo personaje la enlaza la tradición? De todos modos, la Virgen sevillana puede presentarse como ejemplar de pintura mural de escuela española arcaica. Sobre las pinturas de Pedralbes, situadas en la clausura, nada se ba publicado basta ahora, aunque me consta que prepara un amplio estudio un arqueólogo catalán. Débese citar un género de pintura mural que existió en España y del que no conozco más que un ejemplar. A imitación, sin duda, de aqueUas obras de la industria santuaria del siglo xii, en que se representaban las figuras esmaltadas planas, con las cabezas en relieve (como el frontal de Santo Domingo de Silos, hoy en el Museo provincial de Burgos), se hicieron pinturas murales, en las que ciertas figuras tenían las cabezas de piedra esculpidas. Así aparece la escena culminante de la Pasión, en el muro de entrada de la Cámara Santa de la catedral de Oviedo ; la parte de pintura, malísimamente conservada, ha sido recientemente cubierta con una capa de cal ante la imposibihdad —dicen— de restaurarla; pero quedan las cabezas de Cristo, de la Virgen y de San Juan, esculpidas en altorrelieve y salientes en el muro (i). Pintura translúcida (vidrieras de colores).—Es la vidriería de colores un arte especialísimo en sí y característico de la decoración gótica. Como la arquitectura de este tiempo fué progresivamente achicando los muros hasta hacerlos desaparecer, la pintura mural, falta de espacio donde explayarse, pidió refugio a los huecos. Siguió allí los principios generales de la pintura de la época; mas por su naturaleza especial tuvo que sujetarse a otros. Se trata, en efecto, de pinturas que han de encuadrarse en las tracerías de piedra de los ventanales y que han de verse por transparencia. De estos dos piincipalísimos pies forzados de la vidriería salen ciertos principios que aquí sólo pueden sintetizarse. a) Principios referentes a la disposición general y al dibujo. — E o s asuntos deben desarrollarse totalmente dentro de los espacios dejados por la piedra, sin pasar a los inmediatos; el dibujo ha de ser simplicísimo; las figuras, adornos, etc., deben de estar separados por los plomos; la vidriera debe ser mosaico de trozos de vidrio de cada color, nunca cuadro; el modelado ha de reducirse a lo más esencial. b) Principios referentes a la óptica, o sea al color.—Eos tonos no deben nunca considerarse como absolutos, pues se modifican por la transparencia y por las influencias recíprocas que se ejercen unos sobre otros. Hay colores radiantes (el azul, por ejemplo), que esparcen claridad a su alrededor, y absorbentes (el rojo, por ejemplo), que no la esparcen. Aquéllos son excitantes de la visión, y éstos sedantes. Eos colores unidos son siempre monótonos, por lo cual deben animarse por las desigualdades, en el espesor del vidrio (el llamado antiguo) o por otros medios. No es posible entrar aquí en detalles de fabricación; pero no estará de más apuntar (i) Muy recientemente se ha publicado un estudio de la Cámara Santa, en el que se trata de esta pintura: La basílica del Salvador de Oviedo, por D. Fortunato de Selgas. {Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, tercer trimestre de 1908.)

FUNDACION JUANELO TURRIAN.O

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea