Page 168

^94

VICENTE I.AMPÉREZ Y ROMEA

W a d a ejecutar por el obispo Acuña (i456-i495) • Se cornpoue de dos bojas con sen, , dos postigos. E n éstos están taliados, en altísimo reheve, las figuras de San Pedro y San Pablo. En la parte alta de las hojas se representan comphcados cuadros con la entrada de Jesús en Jerusalén y el descenso a los Infiernos. Riquísimos doseletes sobre esos cuadros, dehcadas estatuas en los largueros y finos herrajes completan esta hermosa obra, que parece de mano alemana o borgoñona. Ventanas. — Eas ventanas góticas tienen su colocación más común en los muros laterales de las naves bajas y alta, en los costados de los claustros y en los niuros de las linternas. Por excepción aparecen en los hastiales (del Norte de la catedral de B u r g o s , Oeste de la de Avila, Sur de la colegiata deTudela (fig. 297), iglesias monásticas de L a s Huelgas y de Santas Creus, etc.); pero en eUos son más frecuentes las rosas. Las ventanas góticas comienzan por ser las mismas románicas, con la variante de algún elemento: más altas y estrechas, puesto que los enjarjes de las bóvedas están locahzados y puede rasgarse el muro; cerradas por arcos apuntados, con columnillas más esbeltas en FIG. 405 las jambas, terminadas por Claustro del monasterio de Pöblet (Tarragona) (Fot. Archivo Mas) capiteles de hojas, con archivolta terminal ornamentada con crochets. No aparece aún la tracería interior, ni es necesaria pot la estrechez del vano. Así son, por ejemplo, las ventanas de la nave baja de la catedral de Burgos, del primer tercio del siglo x m . A medida que los constructores se convencieron de la inutilidad del muro en la estructura ojival, la ventana se fué ensanchando, tímidamente al principio, y entonces surge la tracería y se crea este elemento, tan característico de la ventana gótica, que será objeto luego de estudio especial. En la misma catedral de B u r g o s , en la nave alta, se ve este grado de las ventanas. Pertenece a la segunda mitad del siglo x m la adopción ,en España del gran ventanal gótico, que ocupa todo el vano entre los pilares. No es realmente un hueco abierto en un muro, sino éste que desaparece. L a tracería toma dimensiones enormes. Las de la catedral de León (siglo xm-xiv) son magníficos ejemplos (fig. 407)Esta importación del gótico del Dominio Real francés duró poco en España, donde la abundancia de luz hacía innecesaria tal amplitud. E n el siglo x i v y en el x v la ventana vuelve a ser relativamente pequeña, y con eUa la tracería. Y a en la nave mayor

fundacion • juanelo turriano

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea