Page 148

^94

VICENTE I.AMPÉREZ Y ROMEA

ría es característica de la escuela de la Champaña (catedral de Amiens) y es excepcional en España. Sobre el triforio hay otra gálería exterior, en el nacimiento de los ventanales altos, y sobre la cornisa otra general, que pasa delante de los hastiales formando riquísimo balconaje. En la catedral de B u r g o s falta el paso de la nave baja, y subsisten el exterior, sobre el triforio, y el de la cornisa, que se convierte en los hastiales en una galería cubierta con bóvedas de cañón apuntado, acusada al exterior por una grandiosa arquería con estatuas, que forma el piñón de las fachadas (figs. 262 y 269). En la catedral de Cuenca, la única galería es interior: la del triforio. En la de Ciudad Rodrigo (transición) hay en los brazos del crucero, en la línea de arranques de las bóvedas de crucería, un paso interior. Ea catedral de Barcelona tiene un ándito sobre las naves bajas, de todo el ancho de ellas, aprovechando el saliente de los contrafuertes y cubierto con bóveda de crucería (fig. 309). Como más arriba existe el triforio ya detallado, este ándito puede calificarse de galería, aunque también participa del carácter de triforio. Galerías diversas tienen las iglesias de los siglos x i v y x v . É n las de este último siglo son generales las interiores voladas de que queda hecha mención, citando las de las catedrales de Sevilla, S a l a m a n c a y Segovia, y es interesantísima la galería que circunda exteriormente la iglesia de Uxué (Navarra), atravesando los gruesos contrafuertes, en los que forma como salas cubiertas por bóvedas de crucería (fig. 315), y las t o r r e s defensivas, y formando por delante de la fachada principal una esbdta y calada loggia sobre tres grandes arcos. Ea iglesia de J á v e a (Valencia) tiene un ándito sobre las naves bajas, con carácter de triforio, almenado al exterior, con oficio defensivo contra la piratería, plaga de aqueUas costas. ' Deben también citarse, entre las galerías de servicio, las que tienen las linternas de los cruceros embebidos en su grueso, como las de las linternas de la catedral de Cuenca (siglo xiii) y la de la de Barcelona (siglo xv), o formando balconcillos interiores, como las de la linterna de la catedral de B u r g o s (siglo xvi) y la de la de Orense (final del xv). Pórticos y galerías exteriores. — El nártex latino, degenerado en el pórtico románico, continúa en las iglesias góticas bajo las mismas formas que en este estilo queda estudiado: pórtico de un solo tramo, abrigando la puerta principal, y pórtico • que ocupa todo el ancho de la fachada, forniando un atrio cubierto. Debe advertirse, sin embargo, que las grandes iglesias góticas del siglo xiii fueron trazadas sin pórticos, considerados innecesarios y perjudiciales a la unidad del edificio. Así, no tienen o no tuvieron pórticos las catedrales de Burgos, León, Toledo, Cuenca, B u r g o de O s m a , etc., etc. E n los caso^ en que existen, son agregados posteriores. E n el primer grupo de pórticos, perteneciendo a la arquitectura de transición, pueden citarse los de la catedral de Ciudad Rodrigo (tomo II, pág. 131) y colegiata de T o r o (tomo II, pág. 128). Son un cuerpo de planta cuadrada avanzado delante de la puerta principal: dos pilares adosados y dos exentos forman los apoyos, y una bóveda de crucería (de e s t r u c t u r a normanda), la cubierta. Da altura no pasa de las de las naves bajas de las iglesias respectivas. Son, en esencia, loS' mismos pórticos románicos. Da forma prosigue usándose, pues no es otra la del pórtico almenado de la cate-

fundacion • juanelo turriano

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea