Page 124

VICENTE LAMPÉREZ Y ROMEA la catedral de Toledo (fig. 268), capilla mayor de la de Burgos, etc., etc. Pero esta clase de enjarje necesita un macho muy grande o un capitel m u y extenso para su apoyo, y para evitar esto inventan los constructores compenetrar los nervios reduciendo la masa total. Este enjarje es el general del estilo, y lo tienen en España todos los monumentos de la segunda mitad del siglo x m , del x i v , del x v y del x v i . Basta citar los enjarjes de la catedral de León entre los de época de apogeo, y los de Sevilla entre los de decadencia. E s general el que en estos enjarjes las primeras hiladas sean de una sola piedra, en la que se señalan los distintos arcos y estén despiezados por lechos horizontales, lo cual continúa hasta que cada arco se v a haciendo independiente, desde cuyo punto el corte se hace y a adovelado. Cuando hay gran diferencia entre la hiz de los arcos fajones y la de los formeros se presenta otro caso de enjarje, para que todos esos arcos tengan las claves a igual altura. Consiste en suplementar el pilar con columnas que suben a cierta altura, para dar apoyo al arco formero (catedral de Burgos). Después, en el siglo x v , se multiplicaron los arcos secundarios y terceletes, con lo que la penetración de estos distintos arcos se fué haciendo más y más complicada en los enjarjes. Se rePiG. 353 suelven éstos por uno de Bóveda de Santa Clara, en Soria estos sistemas: o todos los (Fot. oiavarria) arcos se compenetran perdiendo algunas de sus molduras, pero conservándose el núcleo (catedral de Plasencia) (fig. 273) i o nacen del arranque sólo los arcos principales y los demás de puntos más altos (nave mayor de la de Palencia) (fig. 271); o el pilar se prolonga (generalmente recto y sin moldura) por encima del capitel hasta salvar las principales penetraciones (Santa Clara, de Soria). Pertenecen a los comienzos del siglo x v i todas estas soluciones. Perfiles. — E l arte del perfil en los nervios de las bóvedas de crucería basta para caracterizarlas, según las épocas de desarrollo y según las escuelas. Desde luego se advierte que en las épocas de transición los arcos transversales tienen distinto perfilado que los diagonales: es éste un carácter genérico de las obras del último tercio del siglo x i i y primero del x m . E l apogeo del estilo los unifica, y así subsisten en todo el resto de esa última centuria; pero cuando en el siglo x v la nervatura se complica con los arcos secundarios y terceletes. Vuelve la diferencia en el perfilado, que es mucho más sencillo en ellos .que en los restantes nervios. Los perfiles de la primera de estas épocas (último tercio del siglo x i i y primero

FUNDACION JUANELO TURRIANO

Profile for FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA CRISTIANA_VOL_02_ParteII_OPT  

Historia de la arquitectura cristiana según el estudio de los elementos y los monumentos / por Vicente Lampérez y Romea