Page 140

Los Conocimientos útiles. será mas que cansancio, por la poca costumla conjuracion tan laboriosamente urdida. bre , y indisposiciones pasadas. Descanse En Fray Miguel se reflejaban las impa- V. Mag. y hagase regalar todo lo posible, y cientes y altivas pasiones de un pueblo este muy bueno, y sin enfado alguno, porque que pugna por emanciparse; pero la im- condo en Dios tendrán muy pronto termino sus trabajos, y vendrá lo que su Divina Magestad paciencia, siempre indiscreta, es por de- suele embiar tras ellos . más fatal para los que no saben domiEl de Madrid no ha venido, ni há embiado recado alguno, mas de avisar su dolencia larnarla. ga, y peligt·osa; mire V. Mag. lo gue podrá haEl reinado de Felipe II se acercaba al ber gastado, y de tan poca quantra lo que quetérmino probable en todas las cosas hu- dará. Oy al amanecer despachó mi señora un pliego para él, embiandole á mandar que al manas; los elementos de disidencia crecían punto se venga, y traiga todos los recaudos de día en dia en Portugal por efecto de la que llevo á su cargo y otros que aora se le enequivocada politica seguida en este país cargat·en. Y dice mi señora, que en viniendo este embiara luego otro á V. Mag. con todos despues de la conquista; la decadencia de los recaudos. Espaila era sensible, por do quier se reve· La niña está á Dios gracias muy buena, y laba; y el ojo ménos sagaz podia percibir toda la gente de la casa la regala, andan embobados tras ello., reconociendo (mal que les la consuncion del imperio cuyos Estapese) que ay alli cosa gt·ande, y callan : verdad dos iluminaba constantemente la luz del es, que mi seiiora les há dado tal castigo, que han enmudecido. La gente de fuera tambien sol. calla, pot· lo menos que yo sepa. El ama esta Conspirar entonces equivalía á. prepa- buena, y yo la llamé luego, y consolé, y animé, rarse, á estar en acecho; era tanto como y ofrecí todo lo que pude, que me declarase .si avía menester dineros, que los buscaría, y para saber esperar para poder vencer. Fray ello vendería quantos libros tenia. Dijome que Miguel de los Santos fué victima de su dineros tenia por aora, que no avia menester celo inquieto; no acertó á ser cauto para sino manteca, que no se la querían vender en la Villa. Luego se dio orden en ella, y quedo evitar las iras de aquel poder que, aun en proveida; tiene su criado y aun su menester, su agonía, tenia fuerzas suficientes para aunque mi seiiora desea como la vida ver quitada esa tienda de los ojos de la gente. Y quananonadar á. los que sorprendía en actitud to estarse aquí el ama , pareciome grande inhostil. conveniente, porque seria imposible poder paFray Miguel de los Santos, induciendo sar en su casa, sin ser reconocidos del Pueblo, y será el estampido mayor que el primero, que á. Espinosa á representar el papel del ma- la gente aunque calla en esta ausencia, esta á logrado monarca portugués, autorizaba á la mira, y con la venida con nueva figura , sin los m6nos crédulos para que diesen asen- duda avrá algun alboroto, y se confirmarán en sus sospecllas, y podría el negocio bolar luego so á las profecias del astrólogo comensal á la corte, y a ver revueltas, de que esta señora recibiese algun agravio, y pesadumbre, que la del Arzobispo de Búrg·os. la vidn.. Veamos á qué altura se hallaban las re- costase V. Mag. pues la quiere tanto, y la hace tanta laciones de estos dos personajes cuando el merced, lo mire despacio, y por lo poco no se alcalde de Valladolid sorprendió la carta aventure lo mucho. Lo bueno, y acordado, á mi parecer, seria vengan los trages no tan bide que hemos hablado, y cuyo tenor es zarros, que sean notados, sino medianamente, como sigue: de manera que parezcan criados de Madama, y

il

l! 1'

¡:¡

CARTA DE F!\AV

~UGUEL

DE LOS SANTOS

,\ GABRIEL DE ESPUIOSA.

~

«Gran merced es la que V. Mag. hace á esta casa en acordarse de ella tan amenudo, aunque si hubiera de ser conforme á los deseos de acá, tres mensageros al dia fueran pocos; y si V. Mag. viese los muchos efectos que hacen, las daria por muy bien empleadas, aunque mas lágrimas se viertan sobre ellas, ha dado la vida, y á los criados de V. Mag. la buena nueva que este hombre trajo de la mejoria de V. Mag., plegue á nuestro Señor sea muy cumplida, y por tan largos años como deseo, que á buen seguro se me puede fiar en este caso el mal que resultó haberle hecho los caballos. No

digan que vienen con recaudos suyos, y a visitar á esta señora, y llamarse el uno Maravete, que asi se llamaba un criado de Madama, y en lle~ando aqui me hable él uno, que luego daré oruen de lo que se ha de hacer. Y en cuanto al dormir, y el pasar, si V. Mag. no gusta ~ue sea en meson podranse recoger en Blanco- Nuño que alli tenemos casa acomodada; y si el ama no estubiese aqui podrase esto hacer mas llanamente; y si está. aquí, y van á su casa, por muy noche que sea, han de ser vistos, y entendido el negocio, será muy gran peligro, y mejor estará el ama con la niña, y desde alla podrá V. Mag. mandar ir adonde y como fuese servido. Este parece hombre de bien, y de contl.anza, y asilas dos escofias, y el almohadilla que faltaron, sin duda allá las cogieron, y poca es la

¿

~---------------------------------------------------~©

f UN DAC!Ól'\ JCA)[ELO TURRIAl'\0

CONOCIMIENTOS_UTILES_ParteII  

Los conocimientos útiles semanario enciclopédico popular : colección de artículos sobre todos los ramos del saber humano elegidos y compuest...

CONOCIMIENTOS_UTILES_ParteII  

Los conocimientos útiles semanario enciclopédico popular : colección de artículos sobre todos los ramos del saber humano elegidos y compuest...