Page 124

r ~~·~---------------------------------------------~~r ~

Los Conocimientos útiles.

de su nueva situacion, y receloso al ver tantas y tan ricas joyas en poder de un hombre que conociera en otra ménos holgada, resolvió poner término á la intimidad comenzada, y dió órden á su mujer para no recibirle más en casa. !.Ja gentil religiosa Dolía Ana de Austria, nacida en 1568, era hija de D. Juan de A u:; tria, y, segun se cree, de Dolía María de .Mcndoza, dama muy principal ( 1 ). Cuando llegó á la edad de seis nüos vióse foi·zada á entrar en un convento <le beneuicLinas de Búrgos, de donde la traslndat·on á Santa María la Real de Madrig·al. Felipe II, en cambio de su reclusion indefinirla, le otorgó algunas mercedes, selíalándole una pension y concediéndole el tt·atamiento de excelencia, que dispensó siempre á su paure, el vencedor de Lepanto, á quien todo el mundo daba el de Alteza. Sin vocacion para el claustro, violentada y oprimida en sus aspiraciones, víctima de una severidad que su inocencia no había provocado. Dolía Ana de Austria, dotada de un carácter expansivo y con un corazon generoso y noble, fué envuelta fácilmente en la intriga que fray Mig·uel preparaba contra la dominacion espalíola que maltrataba á su pátria. Doün. Ana de Anstria creyó, hasta los últimos momentos en que se evidenciaron los hechos, que Gabriel de Espinosa era clroy D. Sebastian <Í quien el infortunio pet·seg·uia desapiadadamente. La autoridad del dit·ectol' de su conciencia le habia inculcado esa conviccion. Su confesor la hizo inetrumento y agente de sus planes, no sin haber tenido que invocar los sentimientos más eleYados de jnsticia para decidirla á ser su cómplice y á que secundase sus proyectos. Sin conocimiento del mundo, privada de las cariciás que su alma entreveía, la bella é inexperta religiosa acogió con gratitnd primero, más tarde con apasionado

1

1 ~\

(i)

llisloire gono,.ole de la muison a• A:t!riche,-Bruse-

~~~- i7·i&.

(<»~---

.

interés, las muestras de adhesion con que Espinosa la reudia homenaje. Dolía Ana de Austda repugnaba el encierro á que se la babia relegado sin consultarla, y juzgó que Gabriel de Espinosa era su noble redentor. Su corazon rebosa en gratitud y su imaginacion delira entusiasmada cuando habla con aquel en quien cifra la ventura de su porvenir, la felicidad que tantas veces su mente ha creado en medio de la soledad de su celrla. El contenido dtíl su carta no dejará la menor duda de la exactitud de estas apreciaciones. Decía asi:

ccRei mio i Señor mio no guiero tratar de en careger el canto que con la de V. md regíbi por no atreber me aun inpusiblc pues Lo seria degir con cuanta solenidad ialboroco rrecibe rnialma las nuebas de su salud poderosas á darme ami la biela cuando de mil maneras no se la debiera a V. m d. por esta md. que me haello de .a bisarme de su salud i gusto era suia de dereho pues J:Qe la abia. rreparado entienpo de tanta m·gesidad que aunque los clias al paso ordinario de las gentes no sido cortos para mi deseo ansido eternos bibalos V. md. S!:iior mio i tlejeme el cielo berme en el mio que sera estan<lo en poder de mi dueiio el rresto pues utantos aüos que esta alla de mi la mejor parte i en ninguna de la tiet·ra mejor empleada qisierale rreñir mui de beras por que Uegen a tantas las rr:.gones que para satisfugorme me dige que se eLo tules maldi¡; iones que solo leerlas me cuesta tan caro que es Jo menos mullas lagTimas i mala nohe si mi inornngiu merege pena no sea Señor maior que la culpa que si 110 me nge justi<;ia quejareme de su rrig·or ael mismo otras mil injurias !De age pero qiero su frlr sns caleras iager en esto ofigio de mujer i no rreiiit' en ausengia pues abieudo por fuerga de age¡· amor tan presto las pages no qiero que cuando Jea la carta en piege alla la discordia solo una cosa no sufro por ser tan bien en su o fe usa i es que me diga me inbiara las miserias que dP. aqi saco ageto los cabellos iestanpa cuando todo el mundo lo ubiera dado de nada me arre piotiera sino de estas dos piegas porque aun me parege que no le an costado mui caras pat·a el pregio en que io tengo cosas que tocan en onna i ansi si me a me nagare que me a frentarn. inbiandome algo sea esto por que le cueste dolores dar cosas que solo el decirlas me le causa a mi i ansi no digo si no que si cosas mias le cansaren tenga pagiengia pues ni a ellas ni a su dueño puede ia dejar de tener por suio pues atomado la posesion con tanto gusto de entranuos bien mio no qiero que por age1· mal acaballas le agais a buestrasalud pues sabeis lo que me importa por mi bida que sean de manera los ontt·etenimientos que no nos cuesten caros inbidia tengo aesas monjas que gogan lo que io sola. se estimar pero que marabilla que inbldie las jentes quien trocara su ser

--·--..--·---------·----·-·-·-------------------

~~

------~

fUNDACIÓN JCA).[ELO TURRIA't\0

CONOCIMIENTOS_UTILES_ParteII  

Los conocimientos útiles semanario enciclopédico popular : colección de artículos sobre todos los ramos del saber humano elegidos y compuest...

CONOCIMIENTOS_UTILES_ParteII  

Los conocimientos útiles semanario enciclopédico popular : colección de artículos sobre todos los ramos del saber humano elegidos y compuest...