Page 1

Yo sĂŠ

Revista de la Escuela Domiciliaria 1 julio - diciembre 2012

Alumna: Milagros, 10 aĂąos Docente: Norma P. Mychajtyszczuk


Director: Vicedirectoras: De primaria:

De secundaria: Secretarias:

Guillermo Ossani

Yo

Cecilia Voisard Perla Cohen Marta Langier Claudia Echalecu

Celsa Menéndez Roxana Rodofile Isabel Nacer

Equipo de trabajo: Juan Deleau M. Cristina Carulias Agradecimientos especiales a la profesora Norma Mychajtyszczuk por la calidad y múltiplicidad de sus aportes a la revista tanto en diseño como en contenidos. Diseño de tapa e interior:

Juan Deleau

Facilitadora Intec: Emilce Ávalos

Yo sé, es el periódico escolar

Agradecimientos: A todos los docentes y alumnos de la escuela que con sus trabajos hicieron posible esta revista.

de la Escuela Domiciliaria Nº 1, es

¿Quiénes somos?

un medio para que puedas compartir con otros lo que sabés: saber qué deseas, qué pensás, de

La Escuela Domiciliaria Nº 1 atiende alumnos desde los cuarenta y cinco días en atención temprana, nivel inicial, primaria y secundaria, que padecen enfermedades de orden físico transitorios o permanentes, en domicilios, hoteles, instituciones asistenciales (hogares), hospitales, sanatorios y clínicas. Ofrece educación gratuita a niños que cursan sus estudios en escuelas estatales o privadas, con domicilio estable o temporal dentro del radio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin perder la continuidad pedagógica.

qué te reís, porqué llorás, qué te intriga, a dónde te gusta ir, a qué te gusta jugar.

Yo sé

está hecha por ustedes.

Mandanos tus trabajos al e-mail: vicesdomi1@gmail.com poner en asunto Revista Yo sé.


Índice

Instructivo para hacer una huerta / págs. 6 a 13

Tradiciones / págs. 86 y 87

Historieta / 40 a 43

Correo / pág. 93

Tiempo de sueños / págs. 44 a 49

Figuras y cuerpos / pags 94y 95

Secundaria Poesías y cuentos / págs. 50 a 57

Paso a paso fotográfico para construir una lagartija / págs. 96 y 97

Taller de música, Historietas / págs. 14 a 29 cancionero y visita a Pescetti Cuentos / págs. 30 a 39 / págs. 88 a 92

Galería de arte / págs. 58 a 81 Terror en la Casa de Chubut /págs. 82 a 85

Premios y felicitaciones / págs. 98 y 99


Instructivo para hacer una huerta. Un proyecto explicado paso a paso por sus realizadores: Valentín, Aguero, de 11 años, y el profe: Ignacio Gutierrez.

Revista Yo sé / Escuela Domiciliaria 1 / Número 2


Materiales:

.macetas(botellas de plástico, recipientes de telgopor, cajón de plástico) .tierra con abono .semillas .recipientes de almácigos .cartelitos (de cartón o goma eva ) para saber qué planta es .cuter .marcador permanente .hilo .piedras

Pasos: 1) Almácigos


Poner tierra y plantar semillas en los recipientes de almácigos. Hacer cartelitos para identificar las plantas. Regar un poco todos los días.

2) Preparación de las macetas Con un cuter hacemos agujeritos en el fondo de las macetas. Poner piedritas en las macetas después la tierra.


2B) Preparaci贸n de las botellas Las cortamos de forma horizontal. Colgamos las botellas. Luego proceder con la preparaci贸n de las macetas ya explicada.

3) Trasplantar los plantines.


Hacer agujeros en la tierra de las macetas y trasplantar los plantines cuidadosamente. 4) Cuidar y regar todos los dĂ­as. (ojo con las plagas )

Luego cosechar y disfrutar el rico sabor de la naturaleza.

Alumno: ValentĂ­n Aguero, 5to. grado Docente: Ignacio Gutierrez


Producciones realizadas por los alumnos y docentes en la Casita Mc Donald. Idea general, dise帽o, producci贸n y coordinaci贸n de la profesora Norma Mychajtyszczuk.


Historietas

Equipo docente: Fernanda Rosalez Liliana Caliba Ver贸nica Peroja Cecilia Costantini Norma P. Mychajtyszczuk


Cuentos

El villano peligroso Stefanía Cornejo

H

abía una vez una princesa heroína llamada Bárbara. Ella tenía un reloj que le avisaba cuando en un lugar había peligro. Bárbara era amiga de un héroe “Joaquín”. Él trabajaba en la comisaría. También había un villano que no lo podían atrapar. Ese villano era muy rápido. Siempre robaba y tenía todo lo que quería. Hasta que un día, entró a robar un banco. A Bárbara...justo le sonó el reloj y voló al banco, atrapó al villano, lo ató (con unas esposas) y llamó a Joaquín ( el héroe de la comisaría). Luego llegaron los policías y al villano se lo llevaron preso. Le sacaron la plata que había robado y se lo entregaron a sus dueños. Alumna: Stefanía Cornejo, 4ªgrado Docentes: Alejandra Casal Sebastían Propato


La vaca se fue de casa Nazareno Aranda

abía una vez una vaca, un ganso y un pato. Los tres eran amigos. Pero un día la vaca se fue al campo y dijo el señor pato: - Yo sé por qué se fue. Y la señora Gansa le dijo: A ver... ¿porque se fue la vaca? -Porque se fue a Tucumán para conocer la casa de Tucumán. De repente llegó el cartero y dijo: -Le mandaron una foto de Tucumán. La carta decía: “Me fui porque quería conocer la casa de Tucumán y no sabía donde quedaba. Así que pregunté al señor y a la señora Caballo y me dijeron que era aquí y por eso me fui de casa. Dijo el pato: - Mañana a primera hora nos vamos a Tucumán Cuando se levantaron enseguida encendió el pato móvil y se fueron a buscar a la vaca. Pero salió tan rápido que se olvidó a la Gansa y se fue. Trajo a la vaca y le dijo -La próxima vez nos avisas porque sino te mando al pantano donde hay cocodrilos. La vaca juró que nunca más se iría de su casa.

H

Alumno:Nazareno Aranda, 9 años Docente: Cristina Expósito


Cuentos

El pájaro que transformó la música en figuras. Stefanía Cornejo

H

abía una vez, un señor que tocaba la flauta y era muy pobre porque nadie le daba ni una moneda. Un día apareció un pájaro carpintero que hacía formas. Entonces un día el señor lo vio y se lo llevó a su casa. Él como siempre tocaba la flauta, empezó a tocar y como al pájaro le gustaba la música empezó a hacer formas y el señor pensó las figuras que hacía el pájaro para poder comer y armar su casa. Entonces empezó a vender y pudo hacer todo lo que él quería y siempre sorprendido de todo lo que lo ayudó el pájaro carpintero. MORALEJA: Muchas personas tenemos que aprender de los animales que nos ayudan sin esperar nada a cambio. Alumna: Stefanía Cornejo, 4º grado Docentes: Alejandra Casal Sebastian Propato

Revista Yo sé / Escuela Domiciliaria 1 / Número 2


Un cachorrito que busca un hogar. Daniela Escobar Ramirez

H

abía una vez un cachorrito que estaba abandonado y quería buscar un hogar con gente muy amable y cariñosa para que lo mimen mucho. Tocó la puerta de una casa y un hombre le abrió y le dijo: -¿Qué querés perro? El perro le contestó: -Quiero vivir aquí siempre con vos. -No, no podrás El perro aceptó la decisión del hombre y siguió buscando otro hogar para vivir con alguien que lo quiera. Golpeó otra puerta. Otra persona le abrió la puerta y le prguntó que deseaba y el perro le dijo: - Quiero vivir feliz contigo El hombre le dijo: -No Y así siguió la historia buscando y pidiendo un refugio y una compañía para no estar solo. Un año después se dieron cuenta que el perro se iba muy triste y todos decidieron hacerle una fiest al pobre perro abandonado. Pudo ser recibido por alguien que lo aceptó y lo quiso mucho. Vivió muy feliz con los mimitos de quienes lo alojaron en su casa.

Alumna: Daniela Escobar Rmirez, 4ºgrado Docente: Evangelina Torrado


Cuentos

Don Fresquete. Stefanía Cornejo

H

abía una vez un señor todo de nieve. Se llamaba Don Fresquete. ¿Este señor blanco salía de la luna? - No ¿Se había escapado de una heladería? -No

Simplemente lo habían fabricado los chicos durante toda la tarde, poniendo bolitas de nieve sobre bolitas de nieve. A las pocas horas el montón de nieve se había convertido en Don Fresquete. Los chicos lo festejaron bailando a su alrededor. Como hacían mucho escándalo, una abuela se asomó a la puerta para ver que pasaba. Y los chicos cantaban una canción que decía: “A la rueda de Firulete tiene frío Don Fresquete”.


Como todo el mundo sabe, los señores de nieve suelen quedarse quietitos en su lugar. Como no tienen piernas, no saben caminar ni correr. Pero parece que Don Fresquete resultó ser un señor de nieve muy distinto. Muy atrevido, ¡si señor! A la mañana siguiente, los chicos se levantaron y salieron a la nieve. Se sorprendieron al ver que Don Fresquete se derritió, por los fuertes rayos del sol que había salido esa mañana. Pero quedaron con la esperanza de que alguna vez iba a nevar de vuelta para hacer otro muñeco de nieve. Y así fue. Al otro día nevó de vuelta y los chicos se reunieron para armar otro muñeco de nieve.

Alumna: Stefanía Cornejo, 4º grado Docente: Sebastian Propato Alejandra Casal


Cuentos

El rey león sin corona. Fiorella Bruno

H

abía una vez un rey león que vivía en el bosque de España. Vivía con una leona que se llamaba Princesa. Tenía muchos enemigos que eran los hombres, que lo querían cazar. El león se escapó del bosque y encontró una gran roca como si fuera su cama. Mientras el león escaba la princesa leona lo buscaba. Al otro día lo atraparon los hombres y le quitaron la corona. Justo ese día tan precioso la leona encontró las coronas y se las llevo a su papá. El león seguía perdido en el bosque. La princesa leona angustiada quería encontrarse con el león y con la luz del sol lo vio cerca de un árbol descansando. El león cuando lo vio rugió con un gran sonido. Después la princesa le devolvió la corona y se dieron un beso porque se extrañaban y estaban enamorados. Alumna: Fiorella Bruno, 5 años Docente: Verónica Peroja

Revista Yo sé / Escuela Domiciliaria 1 / Número 2


El origen de la lluvia. Catalina Quiroga

Y

a saben que Zeus y Hades no se llevan para nada bien porque la madre de ambos, la diosa del Universo, siempre prefirió al dios del Olimpo y al momento de entregar el lugar más importante se lo dio a este. Un día que Zeus se enojó con su hermano, decidió hacer que el pueblo de los vivos sufriera. Esto sucedió porque el dios del infierno descendió cuerpos que tendrían que haber subido a los cielos. Un ejemplo fue el del héroe Roncotroide, el más valiente del pueblo. Cuando llegó la hora de su muerte y le colocaron las monedas de Ciete, Hades ascendió a la tierra y se las sacó. Eso significaba que tuvo que ir al infierno, de caso contrario, las monedas puestas en los ojos suben a los cielos junto con el alma. Tal era el enojo de Zeus que desde el Olimpo movió las nubes hasta que chocaran. Como consecuencia cayeron gotas de agua que inundaron el pueblo de los vivos. Por eso sabemos que cuando llueve es porque el Dios más grande está enojado. Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez Alumna: Quiroga Catalina Profesora: Depierre Eugenia


El pato Luca Yamila Oliva (8 a単os)


Alumna: Yamila Oliva.( 8 a単os) Docente: Claudia Acu単a


El hombre estรก siendo atrapado Alexander y

Historiet a


a

mientras la esposa no hace nad Luca (4 a単os)

Alumnos: Alexander y Luca (4 a単os) Docente: Claudia Acu単a


El hombre estĂĄ siendo atrapado mientras la esposa no hace nada. (hoja 2)

Alexander y Luca (4 aĂąos)

Historiet a


Alumnos: Alexander y Luca (4 a単os) Docente: Claudia Acu単a


Producciones realizadas por los alumnos y docentes en la Casita Mc Donald. Idea general, dise帽o, producci贸n y coordinaci贸n de la profesora Norma Mychajtyszczuk.

Sue帽os


Secund

ria

Todos los textos de secundaria que a continuación se publican fueron realizados por los alumnos del Hospital Alvear: Natalin Baez, Paula Martínez, Alfredo Rodríguez, Lautaro D’Andrea, Federico Martínez Gualco, Darío Leda y Nicolás Curró Profesoras: Cecilia Tallatta y Alexandra Panópulos


Natalin Baez

L

levando mi corazón hacia ningún lado. Quizá todo el tiempo remediando errores del pasado. Vaciando letras no reemplacé, sólo quería borrar el tiempo pasado. Poniendo en práctica mi situación me llevó al extremo. Viviendo una vida que siempre quise y hoy tengo. Haciendo letras no reemplacé, sólo quería borrar el tiempo pasado.


Paula Martínez

Secund

P

ensé que la vida no tenía

sentido hasta que te conocí. Vos me das fuerzas para seguir, tu aliento me sirve mucho. Sólo quiero estar contigo. Mirando el mar recuerdo aquel día en que te conocí. Sólo canto cuando tú estás, sólo una vez me fui del miedo, sólo una vez debí empezar por mí, sólo una vez perdí mis alas, sólo una vez debí creer en ti. Ahora sólo pienso en tu mirada es un ángel que no dice nada. No quiero recordar.

ria


Alfredo Rodríguez

S

ólo escribo poesía desde que te conocí. Estoy tan enamorado desde que te vi. Todo el mundo da vuelta solamente en ti. Es por eso que no me fijo solamente en mí. Mis ojos son dos rubíes que se encandilan solamente en ti. Tu cuerpo es tan angelical como nunca vi en esta tierra. Sos como un ángel en el infierno. Yo escribo de ti en mi cuaderno. Con esta canción te voy a conquistar y hasta la luna salir a volar. Sólo escribo poesía desde que te conocí. Estoy tan enamorado desde que te vi. Todo el mundo da vuelta solamente en ti. Es por eso que no me fijo solamente en mí. Mis ojos son dos rubíes que se encandilan solamente en ti. Tu cuerpo es tan angelical como nunca vi en esta tierra. (bis) Sos como un ángel en el infierno.


Lautaro D’Andrea

G

Secund

ria

iraba sin cesar. Plácidamente giraba gracias al ci-

güeñal. Las válvulas se movían alternativamente en la tapa de cilindros. Era esa Chevy 320. Color amarillo, V8, de mi tío. La Chevy sudaba aceite de motor, comía demasiada nafta. Esa preciosura consumía demasiado. Fallaba en ralentí. La máquina rugía plácidamente cada vez que la aceleraba. Sudaba sangre por las juntas. Los pistones revoloteaban dentro de los cilindros, plácidamente. En el estéreo sonaba la banda inglesa Coldplay, mientras los rulemanes giraban. El cigüeñal giraba plácidamente en las bancadas mientras el aceite fluía a gran velocidad sobre las venas de la máquina humeante. El agua hervía ya que la bomba de agua era accionada por la correa de distribución a gran fuerza y voluntad. Fue un miércoles en que vi por última vez a esa chevy y se alejó de mi vida para siempre.


Federico Martinez Gualco

H

abía una vez una familia que vivía en el campo en una casa aislada que estaba construida por una mamá, un papá y dos hijos (un nene y una nena). Un día, mientras los padres dormían, los nenes se estaban haciendo los pobres saliendo a tomar aire afuera en el pasto y aparece por primera vez otra gente en ese campo. Y los chicos gritan: ¡auxilio! ¡mami, papi! Pero los padres nos e despertaron, seguían durmiendo y entonces secuestraron a los dos nenes en la camioneta. Suena el teléfono en la casa; los padres se despiertan y dicen “¿quién puede ser a esta hora?” Eran las tres de la mañana y los secuestradores llamaban para pedirles plata para que le devuelvan a los hijos. Los padres no podían hacer nada, eran pobres y no había nadie en la zona. Entonces piensan cómo pueden recuperar al hijo y llaman a la policía a escondidas de los ladrones y le dicen que secuestraron a los hijos.y pidieron rescate. La policía empieza a rastrear a los ladrones hasta que los encontró y les disparó al mismo tiempo los ladrones a la policía que los policías a los ladrones. Mueren dos policías y los dos ladrones. Sobrevivió un policía y los nenes se salvaron y la familia agradecida con el policía que sobrevivió y fueron felices.


Secund

ria

Darío Leda

¡O

h! Te amo tanto,

amor. ¡Oh! Destellos de amor. Aunque sólo te doy estos, aunque sólo tengo esto, siempre será amor, amor. ¡Oh! Te amo tanto, amor. ¡Oh! Destellos de amor. Aunque cuando ríes me muestras un falso amor por mí. Aunque alguna vez me amaste pero ya no lo haces, amor. ¡Oh! Te amo tanto, amor. ¡Oh! Sincero y real amor. Aunque sólo te doy esto, aunque sólo tengo esto, siempre será amor, amor.

¡Oh! Te amo tanto, amor. ¡Oh! Destellos de amor.

¡Oh! Te amo tanto, amor. ¡Oh! Destellos de amor y más amor. ¡Oh! Te amo tanto, amor. ¡Oh! Será y tiene amor. Aunque sólo te doy esto, aunque sólo tengo esto, siempre será real amor. ¡Oh! Te amo tanto, amor. ¡Oh! Destellos de amor. ¡Oh! Cielo y tierra, amor, amor.


Nicolás Curró Cuentos de hadas

E

n mi barco de cristal navego sin descansar engañado de que vivo en la realidad. Cómo olvidar ese rostro angelical que oculta mi pensar con tanta necedad, Cuentos de hadas, tu fidelidad… que nunca fue verdad… Cuentos de hadas, rastros de nada, sólo miradas. Las chicas… ya de mí no se enamoran; soberano de corazón mi piedra me dicen ahora. ¿Volverte a ver? No sé… Cuentos de hadas… ya no soñaré.


Galería de arte

Alumnos: de la Casa Mc Donald, docente Liliana Caliba

Revista Yo sé / Escuela Domiciliaria 1 / Número 2


Alumno: Candela Maggio, 5 años Docente: Verónica Peroja

Alumno: César Nieves Docente: Juan Deleau


GalerĂ­a de arte

Alumna: Ludmila Cichman

Alumna: Milagros, 10 aĂąos Docente: Norma P. Mychajtyszczuk


Alumno: Violeta, 12aテアos Docente: テ]gel Palleres

Alumno: Jeremテャas


Galería de arte

Alumna: Tiziano, 7 años Docentes: Claudia Acuña, Cecilia Costantini y Patricia López Sio


Galería de arte

Alumna: Luana Picco Docentes: Cecilia Costantini y Claudia Acuña

Revista Yo sé / Escuela Domiciliaria 1 / Número 2


Alumno: JosĂŠ Salazart, 4 aĂąos Docente: Sandra Casagrande


Alumno: Pablo, 12 años Docente: Angel Palleres

Galería de arte

Alumno: Franco Rodriguez, 6º grado Docente: Juan Deleau

Revista Yo sé / Escuela Domiciliaria 1 / Número 2


Alumnos: de la Casa Mc Donald, docente Liliana Caliba

Alumno: Sergio Ginapio, 6 a単os Docente:


GalerĂ­a de arte


Alumna: Tiziano, 7 años Docentes: Claudia Acuña, Cecilia Costantini y Patricia López Sio

Galería de Arte

Alumna: Milagros, 10 años Docente: Norma P. Mychajtyszczuk


Alumna: Venus


Galerテュa de Arte

Alumno: Diego Ingrulla Docente: テ]gel Palleres


Alumno:Da Costa Diaz, Camila, 15 aテアos Docente: テ]gel Palleres


Alumna: Martina Bessone, 8 aテアos Docente: テ]gel Palleres

Alumno: Guada Docente: テ]gel Palleres


Alumna: Amparo María Signes Roca, 7 años Docente: Ángel Palleres

Galería de Arte Alumno: Juan Martín Docente: Ángel Palleres


Alumna: Tamara Lucero, 5 a帽os Docente: Patricia L贸pez Sio


Alumna: Martina Bessone, 8 aテアos Docente: テ]gel Palleres


Docente: Juan Deleau

Alumna: Milagros, 10 a単os Docente: Norma P. Mychajtyszczuk


GalerĂ­a de Arte


Alumna: Florencia Docente: テ]gel Palleres


Tradiciones

Ajedrez, cartas, bromas, Mafalda, y de yapa la tradicional receta de Vory Vory Iván González 12 años

M

i tío me enseñó a los 10 el ajedrez y el día de los inocentes, mi mamá me hace Vory Vory, mi papá me enseñó como jugar a las cartas, yo leo Mafalda y tomamos mate. Mi tío me enseñó que el día de los inocentes (el 28 de diciembre) se hacen bromas. Y yo les hao bromas a mis papás como por ejemplo tirarles un balde de agua cuando duermen, se enojan mucho pero vale la pena. Vory Vory es una comida que fue transmitida por sus papás. A mí me gusta. Y es para el invierno.


Receta para preparar Vory Vory: Picar 2 kilogramos de cebollas y 1 morrón, presas de pollo aproximadamente 1 kilo, dorar todo junto luego agregar puré de tomate y verduritas bien picaditas. Sal a gusto. Luego agregar medio litro de agua. Ahora hay que preparar la masa: 400 gramos de sémola, 150 gramos de queso fresco, 1 huevo, 1 cucharada de manteca y junto con un poco de caldo de la preparación que hicimos antes unimos todos los ingredientes hasta formar una pasta. Luego con las manos tomar un poquito d emasa y hacer un bollito, así hasta que terminemos con toda la masa. Finalmente agregar los bollitos al caldo y cocinar. Por último agregar orégano. Vory Vory es una comida tradicional del litoral. Yo soy bonaerense pero esto lo aprendí de mis padres. (Cuenta la receta la mamá de Iván)

Alumno: Iván Gonzalez, 12 años Docente: Claudia Acuña


Taller de mĂşsica y visita a Pescetti


Alumno: Octavio Sonomano, Docente: Patricia Yaquino

Cancionero y Taller de mĂşsica en la Casa de Chubut, a cargo de la Prof. Patricia Yaquino


Taller de mĂşsica


Alumnos : Nicolás Centofante, 11 años, Docente: Patricia Yaquino


Taller de música

Alumna : Gianina Ramirez Docentes: Patricia Yaquino e Inés Bulacio


Correo

Carta de despedida Any Córdoba (Prof. de Teconología)

El reloj se detuvo en el 5 y en el 7 Que no son 7 y 5 Son 57 campanadas 57 carcajadas. Llevo en mi morral mucha tierra, La que se acumula andando a lomo de mula Subiéndose a diligencias Sumando experiencias Tragando sangre, arena y polvo Perfumándonos con jazmines, magnolias y ceibos Estos años domiciliarios Han dejado raíz Me colmaron de amor Por los compañeros Me colmaron de amor Por los que supieron ser mis alumnos Que jalonaron este camino transitado Camino inusitado que recorrí con pasión A quienes brinde todo mi tesón, Con quienes compartí sangre, sudor y lágrimas Hubo rosas y también brezales Hubo aplausos y risas a raudales Todo esto hoy como peregrino del camino Miro hacia delante y me pregunto Que me depara el destino Segura estoy que en la vida Estarán siempre conmigo.


Figuras y cuerpos

Alumna: Jazm铆n Scilingo Docente: Cristina Esp贸sito


Paso a paso fotogrรกfico

Construimos una

lagartija

con alambre de cobre y mostacillas.

Paso 1

Paso 2

Paso 3


Paso 4

Paso 5

Paso 6 Paso 7

Alumna: Luana Docente: Cecilia Costantini


Felicitaciones y premios

Revista Yo sĂŠ / Escuela Domiciliaria 1 / NĂşmero 2


Chau, hasta el año que viene. E-mail: vicesdomi1@gmail.com

Alumno: Sebastián Choque, 9 años. Docente: Cecilia Costantini

Yo sé Domiciliaria 1 Diciembre 2012  

Revista realizada por los alumnos de la escuela domiciliaria 1

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you