Page 1

Discurso

Buenas tardes a todos. Hoy nos entregan los Diplomas Internacionales, y los Diplomas acreditativos de haber cursado BI. Pero, ¿para qué vale ese Diploma? ¿Qué es en realidad el BI? ¿Y para qué sirve? Esas preguntas nos las han formulado muchas veces, cada vez que mencionamos nuestro bachillerato. Pero la primera vez que las escuchamos, fueron de nuestra propia boca, cuando hace ya casi 3 años nos preguntamos a nosotros mismo si nos deberíamos meter en eso a lo que llaman IBO. Cada uno se encontró con el IBO de alguna manera, algunos porque eran de este Instituto, otros porque fueron convencidos por Cañizares o por Juan Manuel, yo, en mi caso, se lo dijo el padre de Alba, de la 5ª promoción, al mío, y mi padre me lo propuso, aún me acuerdo, en el coche de camino a casa después de un entrenamiento. En las vidas de cada uno la proposición de entrar al IBO se empotró de manera distinta, pero todos los que estamos aquí hoy respondimos igual: “Allá vamos”. Nos aventuramos a algo que no conocíamos; nos habían dicho que era algo muy duro, que luego tenía recompensas, que acababan pocos, que hacías muchas prácticas, que luego te daban un Diplomita; nos metieron mucho, mucho miedo. Nos explicaron muchas cosas del IBO, pero la verdad es que en ese momento no podríamos haber respondido a las preguntas antes formuladas: no sabíamos para qué servía en realidad. Y, entonces, empezó la aventura. El primer día no nos conocíamos en absoluto, he de confesar que todos teníamos un poco de miedo. Algunos de nosotros, incluso, no nos llevamos muy bien a primera


vista. Pero ahí estábamos, dispuestos a enfrentarnos a lo desconocido. Y eso hicimos, todo empezó. Y durante estos 2 años hemos superados grandes cosas juntos: -Hemos hecho todos los trabajos de Literatura; nos hemos leído bastantes libros, algunos tan profundos y queridos por todos como “Esperando a Godot”, que yo aun sigo esperando entender. -Nos hemos divertido en el laboratorio haciendo jabones, pelando cebollas, mezclando y separando cosas, quemando, sacando de quicio a Kiska, que nunca perdía la paciencia. -Hemos tenido que hacer muuuuchos guiones de prácticas, casi todos el día antes de entregarlos. -Hemos tenido que hacer practicas de EF también, y un precioso baile de acrosport. -Hemos hecho todos y cada uno de nosotros 150 horas exactas de CAS. -Hemos detestado juntos a Kant. -Hemos visto la pasión con la que Cañizares explica Física, y, a algunos, nos la ha llegado a contagiar. -Le hemos tenido mucho miedo a Consuelo, hemos hecho todos los ejercicios que mandaba, y, al final, hemos cogido mucha confianza con ella, y hemos llegado a ver que las mates no son tan malas, que las mates están en todos lados, y que se las puede llegar a querer (algunos). -Hemos pisado las mismas tierras que pisaba Florentino Ariza en El amor en los tiempos del cólera, porque María Luisa supo hacernos amar ese libro a todos, sin teoría que estudiarse para Selectividad, simplemente con la ternura de su voz. -Hemos estudiado Historia de España, hemos estudiado Historia de España, hemos estudiado Historia de España ……


-Hemos sabido temer y admirar a la misma vez a Prude, cuando nos miraba fijamente sin decir nada. Y al final, hemos aprendido inglés verywell. - Hemos hecho exámenes por la tarde muy cortitos. -Hemos visto como Antonia se convertía en una madre entre estas paredes, y hemos cantado con ella la canción de la Glucólisis, o Glicólisis. Hemos visto todo el temario de Biología, el del IBO y el de Selectividad, y créanme que aun me sorprendo de ello. -Hemos pensado, discutido, pensado, sopesado, y repensado en TDC con Juan, y nos ha embriagado con su dialéctica. Aunque por su tono de voz tan cálido, a veces nos indujera al sueño. -Hemos estado noches sin dormir para hacer el ensayo de Filosofía, sobretodo para citar correctamente. -Hemos hecho una monografía: en bachillerato ya tenemos un trabajo de investigación, y nos hemos agobiado mucho la semana antes de la entrega. -Hemos ido a conferencias a exponer, hemos ganado premios, hemos hecho muchos ejercicios, hemos estudiado duro, nos hemos agobiado mucho con la palabra Selectividad, hemos hecho los eternos exámenes del IBO, hemos hecho muchos trabajos.

Y créanme, que mientras hacíamos todo eso, no sabíamos cual era la respuesta: no sabíamos para qué nos esforzábamos tanto, para qué nos quitábamos el tiempo de estar con amigos o de estar haciendo otras cosas, o de simplemente no hacer nada, para estudiar y trabajar. No sabíamos por qué, simplemente trabajamos.


Y al final, lo conseguimos todo. Lo superamos todo. Acabamos los trabajos, los exámenes, Selectividad, llegó el verano, disfrutamos mucho sin beber nada de alcohol. Y luego entramos en las carreras que queríamos, dispuestos a perseguir nuestro sueño, cada uno el suyo.

Y aquí estamos.

Y hoy, cuando miro a los ojos a todos mis compañeros, cuando miro a mis padres, cuando miro a mis profesores, y cuando miro el Diploma entre mis manos,

cuando ya todo ha pasado, cuando lo hemos

conseguido, les garantizo que todos mis compañeros y yo sabemos la respuesta.

Cuando me pregunten: pero, ¿para qué sirve el IBO? Les diré, que el IBO ha servido para que hoy todos mis compañeros y yo seamos quienes somos, y estemos donde estamos. Sirve para no aprenderlo todo de memoria, para entender las cosas y saberlas de verdad, sirve para entrar a la Universidad con compañeros de otros bachilleres y darte cuenta de que sabes plantear los problemas de otra manera, que sabes entender las cosas, que miras todo con un criterio propio, que sabes hacer una práctica de laboratorio, que las cosas que hacías sin saber para qué eran, que la asignatura de TDC que tan inútil veías, te han hecho crecer. Te han hecho mirar al mundo de otra manera, y que tengamos algo que decir, y que sepamos decirlo.

Por eso, hoy, quería agradecer a los padres el esfuerzo que han hecho en nuestra educación: gracias por proporcionarnos un futuro. Quería agradecer a los patrocinadores del IBO su apuesta: gracias por hacer


que los jóvenes tomemos las herramientas para arreglar el mañana, para levantar a España. Quería agradecer a los profesores y a todos lo encargados de que este Bachillerato salga adelante: gracias por enseñarnos con paciencia, gracias por guiarnos a ser quienes somos, y por dejarnos un poco más cerca de nuestros sueños. Quería agradecer a mis compañero estos años: gracias por estar ahí, y gracias por que ahora tengamos esos lazos irrompibles para toda la vida, porque cuando os miro a los ojos veo todas las cosas que hoy he dicho, y las veré en el futuro, y nunca nos olvidaremos: somos compañeros para toda la vida.

Nuestro camino sigue, y aún nos queda mucho. El IBO nos ha hecho desarrollar las capacidades para seguir adelante con fuerza.

Y hoy, cuando pienso en ese niño que estaba en el coche escuchando a su padre hablarle del IBO, y le oigo decir “Allá vamos”. Sonrío y pienso que cuando todos los que estamos aquí hoy dijimos eso, no sabíamos que sería una de las mejores decisiones de nuestra vida.

Así que recuerden, cuando alguien les pregunte que para qué sirve en realidad el IBO, díganle que el IBO y tu esfuerzo en sacarlo, te sirven para prepararte a alcanzar tu sueño. Que el IBO sirve para prepararte a CAMBIAR EL MUNDO


Discurso entrega diplomas BI 2012  

Discurso de Jose Antonio Alcolea en la entrega de diplomas y certificados del Bachilolerato Internacional para la sexta promoción, en 2012

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you