Page 1

85 años

EDICIÓN No. 2433

En esta portada especial para EL GATO, se aprecia el Congreso de la República, recinto pulquérrimo donde laboran (es un decir…) los senadores y representantes que, con sacrificio y dedicación, en sus tiempos libres (son algo así como 20 días al mes, sin contar los domingos ni las fiestas de guardar) redactan las leyes que fundamentan y aseguran el devenir histórico de la República de Colombia y la instituyen como una de las naciones más democráticas, estables y transparente de los tiempos presentes. (Esta conclusión es medio pajuda, pero nos quedó buena, ¿cierto?)

VALOR: $1.000

Como quiera que estamos a pocos días de las elecciones que renovarán (es otro decir…) la composición política del actual Congreso, EL GATO insta a sus lectores a participar en esta justa electoral: ¡Votemos, y que entre el diablo y arregle el asunto! (Nota: El enorme aparato que vemos detrás del Capitolio es la grúa que se utilizó para poder sacar del recinto al senador costeño Roberto Gerlein, quien llevaba cerca de 28 años aposentado en su curul).


3 f

EDITORIAL

80 años

VOTE, ASÍ BOTE EL VOTO

E

n estas elecciones parlamentarias los colombianos tenemos una amplia, exótica y asombrosa variedad de candidatos. Así que no tenemos excusa para no votar.

El mejor rotativo del mundo y sus contornos Fundado en 1933 Marzo de 2018 - Edición No. 2433

Fundador

Francisco González Lorza

Quienes amen la paz y la reconciliación podrán votar por los “pacificistas”, quienes, de acuerdo con los expertos, son fácilmente identificables porque tienen ojos de mamertos, nariz de mamertos y boca de mamertos. En la Enciclopedia Británica, tomo 37, página 82, párrafo 4, podrán encontrar los “The models of mamertis”, de gran ayuda para los electores.

Director

Frisco González Reyes

Editor

Francisco David González Pulido

Administración

Juan Carlos Tenorio Jiménez

Jefe de Redacción

Carrera 4ta. No.10 - 44 Oficina 810 - Cali

Hammer López Salazar

Jefe de operaciones gatunas encubiertas Elmer José Montaña Gallego

300 823 68 35 - 316 663 77 32

Asesor Jurídico (Nunca se sabe...)

Leonardo Medina Patiño

EL GATO MIAU

Diseño Gráfico

Andrés Felipe Yusty Castaño

elgato-miau1933@hotmail.com Resolución No. 002975 ISSN asignado: 2382-4638

Parece que los magistrados del famoso “cartel de la toga” andan furiosos... Ellos dicen que, por ejemplo, de los cinco mil millones que les debían entregar los tipos que sabemos, ahora sólo recibirían cinco pecuecos millones: ¡no hay derecho!

¿ Cómo va aquello de quitarles tres ceros a los billetes?

Si por el contrario, el votante siente que le corre por la sangre ADN hitleriano, y al escuchar la palabra paz siente náuseas y ganas de patear a la primera persona que se le cruce en el camino, y, además, defiende el porte universal de armas de fuego, tendrá la opción de votar por la extrema derecha vengadora y armamentista, liderada por un candidato a la Cámara, vallecaucano él, comprometido en demostrar que para llegar al Congreso no hace falta plata sino ingenio para lanzar disparates que le den notoriedad. En la misma línea, si algunos electores consideran que las autodefensas le prestaron un gran servicio al país, sin importar los horrendos crímenes que cometieron, tendrán varios candidatos que defienden el renacer de las convivir, entre quienes se destaca una jovencita, que hasta hace poco tiempo era una ilustre desconocida, pero que debido a su graciosa figura hoy es la preferida del que pone y quita en uno de los partidos de derecha. Los sinvergüenzas, es decir, aquellos que todo el tiempo se quejan de los políticos y los señalan de ser unos corruptos incurables pero cada cuatro años votan por los mismos a cambio de un tamal o de algunos pe-

sos, podrán reelegirlos una vez más. No es necesario mencionar de quiénes se trata ni tampoco decir que encabezan las listas al Congreso. Las personas perezosas, que no leen porque eso acaba los ojos, ni escuchan radio porque siempre hablan de lo mismo, y sólo ven televisión de entretenimiento, porque relaja y ayuda a olvidar las penas, podrán votar por el que diga ÉL, convencidos que de esta manera contribuyen a que el país no termine como Venezuela. Los creyentes, que asisten a las iglesias y cultos para que los sacerdotes y pastores los orienten también en asuntos mundanos como la política, encontrarán en el tarjetón a sus líderes espirituales dispuestos a combatir a Satanás en su reino, vale decir, en el Congreso de la República y preparados para legislar según los mandatos de la Biblia. Con su voto podrán lograr que el adulterio sea nuevamente castigado con lapidación, la homosexualidad con la pena de muerte, tener relaciones sexuales antes del matrimonio con el ostracismo, el hurto con la amputación de una de las manos. Para completar el panorama, el empalamiento sería aprobado sólo para delitos graves, y, por supuesto, se aprobará una ley que ordene que todos los colombianos deberán dar el diezmo a las iglesias y, en el caso de los ateos, además del diezmo, la ley dispondrá que tendrán que someterse a teoterapia. Hay candidatos para todos los gustos y para todos los sustos; lo importante es que no nos quedemos en casa: ¡votemos, y que Dios nos perdone!

f


4 tiene tiempo de atacarlos con la suya; piensa que si entra o si huye, lo matan. Queda inmóvil. La mujer le señala, con un ademán, que entre. Entra. Sin apartarse mucho de él, la mujer le da de beber y de comer. Después lo acompaña hasta la puerta. El le besa la mano, se va. Piensa con gratitud en esos hombres: si hubiera muchos así no habría guerras. Borges encuentra que este episodio tan simple es muy humano.

LAS ARMAS

PREGUNTA: Si la guerra, en determinadas circunstancias, nos lleva a gestos y actitudes que nos reivindican como seres humanos, ¿no será la paz la que nos otorgue plenamente esa condición?

Varios amigos de Borges analizaban una propuesta en el sentido de firmar un manifiesto de adhesión al testamento de Einstein, publicado por Russell, pidiendo la supresión de las armas atómicas. Uno de los intelectuales presentes dice: “En el Pentágono ha de haber hombres conscientes y moRESPETAR LA DIFERENCIA rales; hay que dejar que ellos decidan sobre la oportunidad de arrojar la bomba atómica”. Borges toma la palabra y dice: En su Diccionario Filosófico, Voltaire describe el encuen“Voy a negarme a firmar. Todas las armas son iguales: la pie- tro de un noble francés con un príncipe africano. El noble dra con que Caín mató a Abel es tan horrible como la bomba africano le explica al francés que en su sociedad al heredero atómica: todas las armas están hechas para matar”. primogénito, por costumbre milenaria, al nacer le extirpan uno de sus testículos. Y el africano añade: “Yo soy uno de SIN COMENTARIOS esos…”. El francés, que también era primogénito, se espanta al saber que su contertulio sólo tenia un testículo. Pero, comenta LA GUERRA Voltaire, que mucho más se aterró el noble africano al enteJorge Luis Borges, en una de sus cotidianas charlas con rarse de que su contertulio, noble y primogénito, tenía dos Adolfo Bioy Casares, se refiere a un episodio que relata en testículos… un libro un exsoldado italiano que peleó en Rusia. El soldado se ha perdido de sus compañeros, vaga, con sed y con REFLEXION respetar la diferencia es prueba nítida de civilización. hambre, por la estepa. Ve una lucecita. Es una pequeña cabaña. Llega, golpea. Le abre una mujer. Adentro, sentados a la mesa, hay tres soldados rusos con ametralladoras. No

Hijo de Serpa sale serpiado En pose especial para nuestros lectores, vemos al candidato al Congreso Horacio José Serpa acompañado del doctor Luis Felipe Campo, corresponsal de EL GATO en el Partido Liberal, quien también (¡más faltaba!) aspira a la Cámara de Representantes. (El joven Horacio José cuenta con el respaldo irrestricto de su papá Horacio, y Luis Felipe, como buen bugueño que es, cuenta con el apoyo de los liberales de Buga que, aunque nadie lo crea, los hay por montones).

El senador Roy Barreras aspira de nuevo (¿por qué no?) volver al Senado de la República en representación del Partído de la U. En una entrevista radial le preguntaron a Roy si era cierto que el Partído de la U era un partído en via de extinción, a lo que él contestó: “Los muertos que vois matáis, gozan de buena salud, y os lo digo yo, que soy médico”.


5

DEL TEJADO AJENO Torcidas estrategias Por Carlos Castillo Cardona (Tomado de EL TIEMPO)

Sólo hay algo cierto en esta campaña electoral: todos mienten o tratan de engañarnos. Ahora que existe la licencia manifiesta de poder mentir, gracias al rebuscado concepto de la posverdad, todo dato es cierto. Toda noticia es creíble. Válido todo testimonio, así sea el de grandes mentirosos y delincuentes. Basados en esos principios de falsedad, los políticos nos someten a estrategias, que con el tiempo han aprendido, de mentir más y más, con asesor o sin asesor de campaña, con secretario o sin secretario, no decir la verdad, prometer lo irrealizable y vestirse con piel de oveja. Esas estrategias pueden resumirse así: agradar al contrario, para infundir miedo, a través de encuestas o de difamaciones o juicios de intención. Así Petro esta inflado por la derecha; Uribe (Iván Duque) o Vargas, por la izquierda.

dos los colombianos; ¿quién comprende a Viviane Morales?; Piedad Córdoba ya nada puede; Pinzón, ¿quién es Pinzón? Los juicios de intención hacen afirmar: Petro nos quiere volver una Venezuela; Vargas Lleras echará atrás el acuerdo de paz; Tímochenko se tomará el poder, pasito a pasito; Marta Lucía les abrirá la puerta grande a los godos; De la Calle multiplicará los beneficios para las farc.

En el decir de las gentes, hay futuros traidores: Duque traicionará a Uribe; De la Calle traicionará al liberalismo; Fajardo traicionará a empresarios e intelectuales; Marta Lucía, cuando termine de hablar, traicionará a Uribe, a Ordónez, a Duque, al Partido Conservador y, sin lugar a dudas, a Pastrana. Todos los candidatos dicen estar en contra de la corrupción, la “mermelada”, el delito común, la guerra, el deterioro económico. Todos dicen estar a favor del ejército, de aumentar los policías, de incremento de industria, la agricultura, el comercio exterior y todos los estereotipos del caso. Es decir, listas de mercado sin visón de Estado.

Ventrílocuos y monigotes. Aparecen unos y hablan por otros: Duque, por Uribe; Petro, por Maduro; De la calle, por César Gaviria y por Santos; Ordóñez, por el lefebvrismo, el Opus Dei y la Mano Negra (tres en uno); Piedad córEspecular sobre alianzas también es doba, por las Farc; Pinzón, por el ejér- una estrategia: que si Fajardo con De Disminuir al enemigo para desestimu- cito y sus retirados; Viviane Morales, la Calle; Duque con Ramírez; Timolar el voto: De la Calle no tiene chance; por el marido; Marta Lucía habla y ha- chenko con Córdoba; Pinzón, Ordóñez, Fajardo es un intelectual de poca mon- bla igual que Pastrana, quien cree que Morales con Vargas; y Petro con Petro. ta; Vargas Lleras no ha leído ni un libro ella lo representa; si Fajardo termina Todo se verá más claro con las eleccioy Ordóñez los quema; Marta Lucía ha- una frase, podríamos saber por quién nes de marzo. bla mucho, pero no dice nada; Rodrigo habla. Vargas Lleras dice hablar por él (Este artículo nos lo remitió don Victor Londoño cuenta con el desafecto de to- mismo… Jum… Giraldo, el único asesor de EL GATO que lee todos los días EL TIEMPO).

LLEGA, PORQUE LLEGA... En esta fotografía tomada al descuido, vemos al senador Edison Delgado acompañado del doctor Carlos H. Andrade cuando, lo más de contentos, cerraban la campaña electoral que, según ellos (sus razones tendrán) llevará de nuevo al Senado –con el número 8 y en representación del Partido Liberal- al aspirante de la Costa Pacífica. En la foto se nota cómo el abogado Andrade (oficiando en su calidad de corresponsal especial de EL GATO –sin viáticos, obviamente…- y recordando sus tiempos cuando fue senador en representación de la Alianza Social Indígena) le da las últimas recomendaciones al aspirante bonaverense. (Carlos H. nos informó que el candidato Delgado dice que, a pesar de contar con el respaldo de EL GATO, él está seguro de que llegará de nuevo al Senado).


6

ESCENA 1: PLAZOLETA DEL OBELISCO (CALI) – TARDE

gente se eriza cuando a los bandidos se les dice colombianos de bien.

El candidato liberal Humberto de La Calle cierra su correría, disfrutando una cerveza en la plazoleta del «Obelisco». Una multitud lo escucha embobada explicando «Primeros los Pobres», su propuesta para sacar de la olleta a millones de colombianos.

La ovación es tremenda. Algunos asistentes arrojan gorras y abanicos por el aire. Incluso alguien pide para Humberto, oreja y rabo como en los toros. Otros corean «De la Calle, de la gente, Humberto presidente». De pronto se escucha el «Cali Pachanguero» y una vendedora de chontaduro saca a bailar a Humberto de La Calle.

DE LA CALLE: Será tarea primordial de mi Gobierno poner en la primera fila a los más pobres, lo más llevados, los más excluidos, los más negros y las mujeres más cabeza de hogar. Mi visión de Cali es que sea un foco de prosperidad. Hoy apelo a su dirigencia. Esta es tierra de grandes líderes; no es sino repasar su historia: Joaquín de Caicedo y Cuero, el primer líder en pedir igualdad de derechos frente a los habitantes de la península; Jorge Herrera Barona, uno de los mejores dirigentes deportivos que ha dado el país, y entre las mujeres destaco a Maria Isabel Urrutia, a Olga Lucía De Angulo, a Clementina Vélez, a Jovita Feijoo…

DE LA CALLE: Sépanlo, en mi gobierno, en vez de mermelada, habrá pura salsa.

MANUELITO GUTIÉRREZ (interrumpiendo): Humberto, no olvide a la inigualable Amparo Arrebato que luchó por la igualdad de pasos y caderas en la pista: ¡una gran liberal! DE LA CALLE: Liberales es lo que ha dado y seguirá dando Cali. El primer censo liberal de 2018 lo veremos en las elecciones de marzo, cuando arrasaremos. No se llamen a engaño, el Partido Liberal está más vivo que nunca; ningún otro partido como el nuestro ha entendido el momento histórico que vivimos para construir la paz con equidad, igualdad, tolerancia, democracia y mucha salsa, ¡Que viva Cali, Chipichape y Yumbo! Un sonoro aplauso resuena por toda la avenida Colombia; algunos meseros que atraviesan la calle tienen que frenarse ante el griterío tan espantoso que casi les tumba los vasos de cerveza. DE LA CALLE: Invito al brindis de la victoria. Por los

hombres y mujeres de bien, que para nosotros son eso, ¡de bien! y, al oírlo, nadie se pone nervioso. No como en otros locales o centros políticos, donde la

VENDEDORA DE CHONTADURO: Dotor Humbertico, mijo, le tengo el remedio pa’ la calvicie, úntese todas las mañanas chontaduro con uña de gato. DE LA CALLE: Hasta el chontaduro me lo unto, pero ¿uña del periódico EL GATO? ¡Mamola! Y así termina con bailoteo esta visita a Cali del candidato liberal. ESCENA 2: SEDE DEL MOVIMIENTO COLOMBIA HUMANA - TARDE En el salón principal hay un grupo de personas embelesadas mirando un tablero donde están los datos de la última encuesta. Aparece Gustavo Petro ganando con 23.4 %, un dato para quemar cohetes. Los promotores de la campaña: Aldo Cadena, Cristóbal Padilla, la periodista Ivette Guerrero y Manuel Bedoya, están que no caben de la dicha. Especialmente Bedoya, quien canta todo lo que se le ocurre, haciendo honor a la vena musical que no en balde heredó su hijo, el músico Yuri Buenaventura; también está contento un filósofo de la Universidad Nacional que asesora a la campaña en postverdad política. Aparece Gustavo Petro acompañado de una tropilla de jóvenes con vuvuzelas y las hacen sonar a lo loco.


7

ALDO CADENA: ¡Qué viva Gustavo Petro, el próximo

presidente de Colombia!

Ensordecedor es el coro de vivas que se escucha. PETRO: Calma, falta conquistar más electorado. De aquí

en adelante hay una dura tarea: demostrarle a toda Colombia que yo no soy un castrochavista, que yo no soy un madurista, que yo no soy un líder polarizante, que yo no soy un loco, que no soy un pajudo, que no soy fan de Timochenko y tampoco soy, menos mal, un putinista. FILÓSOFO: Doctor Petro, en pocas palabras estamos

obligados a demostrar lo que usted no ha sido ni es ni será. Menudo problema que ni Kant podría resolver. DON MANUEL BEDOYA: Esto es como revertir aquella canción de Rocío Jurado que decía así (cantando): Es un gran necio, un estúpido engreído, egoísta y caprichoso, un payaso vanidoso, inconsciente y presumido, falso, enano, rencoroso, que no tiene corazón. PERIODISTA IVETTE (aterrada): Don Manuel, es cierto que Gustavo tiene sus defectos pero no tantos. PETRO: Ya estoy acostumbrado: entre las élites y la prensa me ponen defectos por pilas, a lo sumo soy arrogante y pendenciero, dos cosas que en política no son desventaja, y si no que lo diga Álvaro Uribe que con esos defectos consiguió dos presidencias. IVETTE: Gustavo, le recuerdo que esta tarde tiene un

debate con Martha Lucía Ramírez y Claudia López. Deberá ir vestido de una manera más formal, ojalá con saco y corbata. PETRO: Con saco y corbata de pronto me confunden con Claudia López; mejor voy así, sin tanto trapo encima, como los pobres de este país.

IVETTE: Acuérdese que es un debate con dos señoras; para romper el hielo, elogie las mancornas de Claudia López y el peinado de Martha Lucía; no se deje incitar a la pelea, no diga malas palabras; en el acaloramiento del debate mantenga siempre las manos a la vista del público, y muéstrese tranquilo. No se ría si Martha Lucía dice «Pastrana, los godos y yo», y tampoco se enoje cuando Claudia López lo vuelva a llamar corroncho bipolar. PETRO: ¿Entonces yo qué diablos voy a hacer en ese debate? No es un mensaje positivo para mis electores permanecer mudo, serio y quieto, mientras ese par de mujeres me despellejan. Los pobres y los desocupados quieren verme peleando por ellos, quieren tener la certeza de que no me le arrugo a nadie. Si Claudia López barre el piso conmigo, pierdo las elecciones. FILOSOFO: Doctor Petro, usted tiene razón. Lo suyo

es luchar. Ahora mismo pondremos un nuevo eslogan para su campaña. Puede ser este «Peleo, luego existo» o este: «Sin lucha y sin tetas no hay Colombia Humana». Escojan. Los jóvenes de las vuvuzelas gritan en coro: «La de la lucha por las tetas». Al oír esto la periodista Ivette sale corriendo, y de paso le pega un pellizco al filósofo. Por último, se ve al candidato Gustavo Petro posar para una foto con unas mascotas que le han llevado para que las bendiga. Y así termina también en esa sede un día de mucho trajín; poco, si se compara con el que hay en la sede del Centro Democrático, donde tienen hasta un guardia de tránsito para evitar de que los candidatos se choquen con Alvaro Uribe.


8

VERDE, QUE TE QUIERO VERDE...

EL CANDIDATO Y SU ASESOR Aquí vemos muy contento al candidato Juan Fernando Reyes Kuri, quien aspira a la Cámara de Representantes, acompañado de su asesor secreto Rodrigo Alberto Garcés, más conocido como Roco. (Roco, con mucho orgullo, le confesó a EL GATO que él es el asesor en promesas del candidato Reyes, promesas que carga en un amplio maletín). CANALIADA GATUNA Muy alegre vemos aquí al cuenta, y practicamente me doctor De la Calle leyendo dejaron como mi apellido: EL GATO antes de invitar a en la calle”. toda la directiva de nuestro periódico a tomar cerveza, pues, como se sabe, eso de jalarle a la pola se volvió un eficaz estilo en la campaña del candidato liberal. Al finalizar el ágape, el doctor Humberto entregó a toda la prensa esta declaración: “Todos los amigos de EL GATO me prometieron sus votos, y eso me alegró mucho. Lo malo del asunto consistió en que esos gatunos son muy cerveceros, y a mí me tocó pagar la

En una visita relámpago que hizo por Cali el doctor Iván Marulanda, candidato al Senado por el Partido Alianza Verde, con el número 2, aprovechó la ocasión para leer, con la asesoría de nuestro corresponsal secreto Lucho Rodríguez, la última edición de EL GATO, cosa de –son las palabras del candidato Iván- “ponerme al día en cómo va el agua al molino de la politiquería”. ( Nuestro corresponsal Lucho está muy emocionado con su labor política en el Partido Verde, y dice que, si ahora está tan feliz como verde, “cómo irá a ser cuando madure…”). LA POLÍTICA Y EL FUTBOL Nos contó don Luis Ernesto Echeverri Misas, asesor de EL GATO en asuntos de alta política, que en días pasados se encontró con don Mauricio Echavarría, en la foto con cachucha azul modelo Centro Democratico y corresponsal de nuestro periódico en bochinches politiqueros. Don Luis Ernesto aprovechó la ocasión para preguntarle a nuestro corresponsal que qué equipo de futbol veía como campeón para este año, a lo que Mauricio, sin dudar un instante, respondió: ¡El que diga Uribe!


9

CUENTO PASTUSO Aquí vemos al doctor Rubén Olarte, director de la UAESPM, que traducido al español caleño quiere decir Unidad de Acción Especial de Servicios Públicos Municipales. El doctor Olarte es un pastuso tan amañado en la capital del Valle del Cauca que actualmente está tramitando los papeles pertinentes para nacionalizarse como caleño. (Olarte, con ese fino humor que caracteriza a la gente de su tierra, dice que una vez obtenga su ciudadanía como caleño podrá decir que él ya no es pastuso sino que es expastuso…).

LO ÚLTIMO EN NOVELAS Nuestro amigo y asesor jurídico gatuno Leonardo Medina Patiño, nos envió un ejemplar de su libro Aquellos Oscuros Años, texto que hace poco presentó en una muy concurrida tertulia literaria. Desde luego, le prometemos al escritor Medina que leerémos su novela, y, si sobrevivimos en el intento, haremos una reseña de la misma en una próxima edición. Mientras tanto: ¡felicitaciones, Leonardo!

PREMIARON AL NEGRO MINA Por andar “lagartiando” en todas partes, los periodistas de EL GATO olvidamos felicitar a nuestro colega de Caracol, el estimado Negro Mina, quien recibió un merecido reconocimiento por su trabajo radial, por parte del diario EL ESPECTADOR. En la foto vemos al director del diario capitalino, don Fidel Cano Correa, cuando le aplicaba a Mina, sin anestesia, la importante distinción. (La elegante y brillante corbata que luce el Negro Mina fue un obsequio que le hizo su colega Fausto Guerrero, quien nos contó que esa corbata es una de varias iguales que él (Fausto) luce cuando va al estadio a ver jugar a su equipo amado).


talla completa 10

Mostrar correo electrónico

LAS ELECCIONES, EL VINO Y LOS GRIEGOS (Leáse este texto en sano juicio)

Ante la solicitud presidencial de participar en una encuesta cuyo objetivo era el de sopesar si los colombianos estábamos de acuerdo o no con permitir el consumo de licor el día de las elecciones, el equipo completo de EL GATO, es decir, director, editor, administrador (?), jefe de redacción, jefe de investigaciones gatunas encubiertas, asesor jurídico (nunca se sabe…), diseñador gráfico, jefe de circulación, voceadores, boxeadores, corresponsales, deudores, acreedores y lagartos que no faltan en nuestras oficinas, se reunió para tratar tan delicado y espirituoso tema. Este selecto equipo gatuno, después de deliberar y libar a brazo partido, decidió por unanimidad, en el sentido de aprobar el consumo de licor durante el día de las elecciones, decisión que se tomó (de eso se trataba…) después de la lectura colectiva de un fragmento del recién publicado libro La lengua de los dioses, texto escrito por Andrea Marcolongo, italiana estudiosa del idioma griego clásico, fragmento que dice: El simposio (palabra que significa “beber en compañía”) suponía para los griegos la ocasión por antonomasia de consumir vino; no solamente tenía una función lúdica, sino que se producían también momentos de enfrentamiento sobre asuntos políticos, intelectuales y civiles. Mientras los participantes bebían y comían cómodamente tumbados en los triclinios, eran los poetas y lo aedos los que se encargaban de cantar la historia común de Grecia –en primer lugar los poemas homéricos-, reforzando el sentido de pertenencia a la comunidad. En cambio, la tarea del simposiarca, esto es, el jefe del simposio, consistía en establecer cuánto vino se consumiría y en qué proporción se aguaría. Los recipientes para servirlos tenían formas y nombres distintos; el más importante era la crátera, utilizada para mezclar el vino y el agua.

John Bond El exconcejal John Jairo Hoyos se lanzó de nuevo al ruedo electoral y presentó su nombre como aspirante a la Cámara de Representantes. Don Omar Ocampo, asesor perpetuo de las campañas de Hoyos, dice que “John Jairo va seguro, dado que su número es el uno, cero, siete, con licencia para ganar”.

El estado de ebriedad tenía un valor religioso, casi místico. De hecho, se creía que la borrachera permitía a los hombres perder cualquier freno racional y acercarse a la divinidad. De ahí proviene el famoso dicho, acuñado por el poeta Alceo, in vino veritas, todavía utilizado en forma habitual para justificar los abusos, bastante menos sagrados, que se cometen empinando el codo. Finalmente, los vinos eran clasificados según su color en blancos, negros y caoba, y según su perfume de rosa, de violeta o de resina; una manera deliciosa de hacerlo. Queda, pues, muy clara nuestra posición ante la mencionada consulta: ¡salud! (No sobra decir que, al terminar de leer el escrito de la filóloga Marcolongo, el director de EL GATO les dijo a sus asesores: “¡Beban y estudien, vagos!”.


En esta edición de EL GATO de hace 58 años ( medio siglo con buena ñapa...) podemos ver que la división de los partidos políticos colombianos ha sido la constante, tal como hoy en dia: ¡vivir para ver... y para reir!


SENADO

CÁMARA

PUBLICIDAD POLÍTICA PAGADA

Elgato marzo 201822  
Elgato marzo 201822  
Advertisement