Issuu on Google+


[Escribir texto]

CONFERENCIA EPISCOPAL DE NICARAGUA DEPARTAMENTO DE JUVENTUD CATEQUESIS PREJUBILEO N0 2. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

I. Oración por el Jubileo. Dios Padre bueno y amoroso, que por medio de tu Palabra hecha carne, Jesucristo nuestro hermano y amigo, nos has enamorado y dado a conocer tu voluntad. Fortalécenos con tu Santo Espíritu, para que viviendo nuestra vocación de discípulos misioneros, anunciemos con nuestra juventud, en el próximo Jubileo de la Juventud Católica de Nicaragua, la Vida plena y la comunión misionera. Que Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción Madre del Dios por quien se vive y Madre de los y las jóvenes, interceda por las necesidades de la juventud nicaragüense, en este año que celebramos el centenario de nuestra Provincia Eclesiástica.

Madre nuestra, enséñanos a ser, en este año de la fe, constructores de la Civilización del amor. Amén.

II. Animación. Jesús me dijo que me fuera a la derecha o Vamos a anunciar, Caminemos con Jesús.


[Escribir texto]

III. Lectura y meditación de la Palabra de Dios (Se recomienda hacer una Lectio Divina Completa). Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 4, 14 - 24 Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la región. Él iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos. Vino a Nazará, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura.

Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él.

Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy.» Y todos daban testimonio de él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?» Él les dijo: «Seguramente me vais a decir el refrán: Médico, cúrate a ti mismo. Todo lo que hemos oído que ha sucedido en Cafarnaúm, hazlo también aquí en tu patria.» Y añadió: «En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria.»

Palabra del Señor.


[Escribir texto]

IV. ¿Cómo prepararse para el Jubileo de la Juventud Católica de

Nicaragua? Para algo tan grande como el Jubileo, tenemos que prepararnos y considerar lo que el Señor, a través de la Iglesia nos quiere regalar en esta celebración.

1) El don del perdón de los pecados. El Jubileo es un llamado a apreciar, recibir, hacer fructificar el don del perdón de los pecados que se nos da en la Santa Iglesia, a través del bautismo, el sacramento de la reconciliación y las indulgencias.

2) El don de la vida nueva, la vida según el Espíritu, la vida eterna. Por la fe y el bautismo y la confirmación, en la Iglesia se nos ha dado una vida nueva, que se actualiza en la Eucaristía.

3) El don de la unidad de la Iglesia. Por voluntad divina somos el pueblo de Dios. Somos católicos por el llamado de Dios, que sin mérito alguno nos ha hecho su pueblo. Formamos una unidad, cuyo origen no es nuestra mente, nuestras ideas, nuestras voluntades, sino el llamado gratuito del Padre.

4) La gracia de ser enviados a llevar el don del Evangelio Por gracia del Señor que dio su Palabra y su Espíritu a su Iglesia, somos enviados a llevar el llamado de la gracia de Dios y a proclamar las maravillas que hace en su Iglesia.


[Escribir texto]

LAS DIMENSIONES DEL JUBILEO DE NUESTRA PROVINCIA Las siguientes dimensiones de nuestra Jubileo deben ser como el eje principal a la hora de participar de las actividades dentro de este año. En especial, nosotros como Jóvenes Católicos Nicaragüenses debemos enraizarlas: Dimensión de memoria histórica y comunidad concreta. (Los cien años de nuestra Provincia Eclesiástica) Dimensión penitencial (sacramental y de camino de conversión). Dimensión de acción de gracias. Dimensión de unidad y encuentro. Dimensión de crecimiento espiritual. Dimensión de futuro y misión. (La luz de Cristo reflejada en la Iglesia: iluminación y misión).

V. Preguntas para Reflexionar y compartir. Primero en grupo y luego en plenaria.

1. ¿Cuál de estos regalos – dones estoy aceptándolos y asumiéndolos en este año? 2. ¿Cuál de estas dimensiones se deben potenciar en mi grupo o comunidad juvenil en este año, o en vistas a la celebración del Jubileo de la Juventud? 3. ¿Cómo podemos acercar a más jóvenes a la vivencia de estas dimensiones?

VI. Oración Final. Libre o espontánea. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén


Catequesis Prejubileo No. 2