Issuu on Google+

Di Pane Sánchez© IntroMe spRevienta ecciones II: Dándome cuenta Juan de Carlos qué…

Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

El lunes a la mañana. Quiero una semana con

tres domingos seguidos y los días lunes comenzar a trabajar de tarde.

¡Que el despertador suene a las 6 de la mañana! Morirme de ganas de ir al cine y tener la cuenta en números rojos… Entrar al cine con la película empezada… Que la gente no apague el teléfono en el cine, o peor aun, que se den cuenta de que no lo apagaron

y en lugar de silenciarlo ¡lo contesten en plena película!

Que en casa, suene el teléfono, el timbre, o cualquier cosa

¡justo antes del final de la película!... ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHH!

Las llamadas de teléfono

después de las 10 de

la noche; ¡a esa hora, me he desconectado de mi ser social! Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

Hablar por teléfono por hablar.

Si deseamos saber de nosotros… quiero hacerlo cara a cara; si tenemos ganas de hablar de bueyes perdidos, quiero hacerlo a la cara; si pretendés matar el tiempo, hacelo con el tuyo, el mío es muy valioso como para sacrificarlo con un homicidio telefónico… lo siento ¡NO ME GUSTA HABLAR POR TELÉFONOOO! (Únicas excepciones: con los seres queridos que tengo a 12.000 kilómetros y no puedo abrazar).

Me revienta que se me acabe la batería

del i-pod, mp3, o lo que esté escuchando, en lo mejor de la canción.

El sol en la cara. Me pone de muy mal humor, me

quema la piel, me hace doler la cabeza… ¡Odio el sol en mi cara!

El calor. Me agobia, me paraliza la sinapsis ¡le pegaría a

alguien! ¡VERANO GO-HOME!

Que no llueva cuando salgo con paraguas… ¡Qué el cielo se entere que, si salgo con

paraguas, es para caminar bajo la lluvia! ¡No para que se vayan las nubes a la mierda!

Que viajar salga tan caro….

¡Injusticia!

¡Quiero seguir descubriendo!

Que me pregunten qué lugar me gusta más, si San Juan o Salamanca… ¿y vos? ¿a quién

querés más, a tu papá o a tu mamá? ¡Si es que hay cada ejemplar…!

Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

No poder abrazar

a tanta gente que tengo lejos

cada vez que me da la gana.

No haber podido darle un último abrazo a mi mamá. De vez en cuando ese olvidado puñal

vuele a retorcerse, y duele.

Me revienta morder un granito de tierra o

arena cuando estoy comiendo ¿les ha pasado? O masticar la única partícula de cáscara de huevo que se escabulló en la tortilla. Ni que decir de morderme el labio o la parte interior del cachete, especialmente si estoy comiendo.

Los tallarines fríos. Que se acabe el queso…

¡no puede acabarse el queso! ¡Sea del tipo que sea!: cheddar, cuartirolo, gouda, manchego, cotagge, roquefort, brie, parmigiano, de Burgos, porsalut, mozzarella, liht o hediondamente calórico… ¡ni la pizza! ¡No pueden acabarse ni el queso, ni la pizza!, me revienta.

Que lleguen visitas inesperadas

a la hora de comer, les invites a la mesa y te digan: “no gracias no te preocupes, ya comí”, o “no tengo hambre”, “he quedado con alguien más”, “tengo que irme volando” -creyendo que no es adecuado, o que causarían una molestia-, pero no se van ¡Me revienta! ¿Es que realmente creen que quedarse a ver como comen los demás es más educado? ¿Que molestan menos? ¿Que es la mejor manera de hacer sentir cómoda a la gente?... ¡Qué venga todo el mundo a casa a la hora de comer!, ¡Pero a comer, no a mirar!

Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

¡Que me inviten a comer cuando acabo de empezar la dieta!… (a la mierda la

dieta, obvio).

Que CASI TODO EL MUNDO, personas cercanas o extrañas a

se crean con el puto derecho de decirme qué, cómo, cuándo, y cuánto debo comer… ¡¡¡VÁYANSE

las que nadie le dio vela en el entierro,

A LA MIERDA!!! No hace falta que se metan en mi plato para demostrar que me quieren. El amor se siente, se intuye, se percibe; si verdaderamente está ahí, no se preocupen, no hace falta nada más… y como me dicen ustedes ¡Va con onda, ché!

La

gente

que

te

pregunta

“¿Para cuando

pensás tener hijos?, que ya pasaste los cuarenta, ¡Vas

a ser su abuelo no el padre!”,… pues te digo que: aunque tu cabecita poco beneficiada por la naturaleza no logre concebir otras maneras de autorrealización sublime, de trascendencia, de desarrollo personal, familiar y social … debo informarte que SÍ LAS HAY; que no me preocupa “de momento” ser padre; que de ninguna manera lo seré para complacer a nadie: ni a vos, ni a mi, solamente lo haré para complacer y hacer feliz a la personita que le toque en suerte ser protegida y criada por mí. ¿Que si me gustaría? Sí, ¡me encantaría!... pero también me gustaría que se encuentre la cura para el cáncer, que se acaben la guerras y la injusticia social… y todo llegará, a su debido tiempo. Hoy por hoy priorizo muchas otras cosas que “también” me ayudan a realizarme, a trascender, a crecer y saber realmente quien soy; cosas que varios padres y madres jóvenes, si no envidian, al menos añoran desesperadamente. De momento mis prioridades parecen no coincidir con las tuyas ¡Uy, que pena!... pues si decido ser padre, lo voy a ser -y nunca mejor dicho- ¡¡¡CUANDO-ME-SALGA-DE-LOS-CO-JO-NES… Y DEL ALMA!!! Y no cuando lo diga el mandato social.

que me venga la inspiración

Me revienta para escribir, dibujar, esculpir o pintar cuando estoy haciendo otra cosa que no puedo dejar... ¡LA PUTA QUE LO PARIÓ! Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

También me revienta que por ser psicólogo me exijan

cuerdo… ¡no quiero!

ser

crean que soy “El Libro Gordo de Petete” o su versión postmoderna “La Que por ser psicólogo

Wikipedia”... ¿y a mi qué me preguntás eso?... es más ¿Cómo cornos se te ocurrió semejante pregunta? ¡Hay que estar muy al pedo! ¿No?

asuman que mi paciencia no tiene límites… ¡CRASO ERROR! Que

por

ser

psicólogo,

¡Como comprobarás, hoy no tengo paciencia!

La gente que me ha pedido consejos “sobre aspectos psicológicos y/o afectivo-emocionales en general” (los que suelo dar placenteramente), pero cuando se huelen que les voy a pedir un favor se adelantan saltando como “maíz pisingallo en microondas” diciendo que

cobran su trabajo

, porque para algo se rompieron el ellos culo estudiando… ¡¡¡¿y yo que?!!! ¡¿Es que la gente se cree que ser psicólogo es sinónimo de ser “amigo profesional?! ¡¿o licenciado en amistad 24 hrs?!... ¡¡¡La próxima vez podrite en tu neurosis?!!! ¡ANA “O” CON COMPLEJO DE NAPOLEÓN BONAPARTE! Si no tenés sentido de reciprocidad…¡Cuándo vuelvas a necesitar “diván duty-free” llámale a la Bruja Lola o a Ludovica Squirru!

Me revienta la gente celosa, bien sea con

su pareja, amigos, hijos o con quien se tercie. Que se hagan ver y dejen fluir la humanidad de aquellos a quienes acosan.

Las personas que necesitan público para sufrir. Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

La incertidumbre

y aquellos que se regodean

creándola.

Que te digan “sí”, cuando es “no”, o “no” cuando es “sí”… y no, no me refiero al tópico sexual; que te digan “nada”, cuando pasa “todo”; en

¡ME INCOHERENCIA!

otras

palabras

REVIENTA

LA

La gente que se infla, diciendo con la boca bien grande, que es sincera y que por eso dice lo que

le da la gana, cuando le parece, así, a pelo, en la cara, sin tener en cuenta el tono o el contexto “y si no te gusta lo siento ¡así soy yo!”... sí, así sos vos, pedazo de maleducado, desconsiderado, mala gente, que te importa una mierda si haces sentir mal a alguien o le pisoteas el alma, sus creencias, su reputación… Lo que realmente sos, es: ¡¡¡UN VERDADERO IMBÉCIL!!! Ahí tenés… ¡te gusto mi sinceridad! ¿A que sabe tu medicina? ¡Hacete ver las aguas!

Que alguna gente sea homófoba o xenófoba, racista, chovinista, fundamentalista religiosa; que alguna gente sea gilipollas, pelotuda, pendeja o

como se les llame en sus correspondientes países. Pero entiendo que éste es un problema mío, no de esas personas; así que no quiero destruirlos, negarlos, encerrarlos, expulsarlos, lavarles el cerebro, ni excomulgarlos. Simplemente debo seguir trabajando conmigo mismo para crecer más, continuar enriqueciendo mi interior y aprender a aceptarles, amarles, ayudarles e integrarles -si les apetece, claro-, creo que así nos curaremos todos. Después les cuento como me va.

Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me Revienta

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

no haber tenido YA los huevos suficientes, en determinadas ocasiones, para Me

revienta

mandar todo al carajo y cumplir sueños -de esos a los que la gente que se auto-diagnostica cuerda cataloga propios de “locos inconscientes”-… pero simplemente estoy tomando impulso.

Y seguramente me revientan muchas cosas más, las indiscutibles, las que muchos esperarían leer aquí pero que no escribiré. Obviedades las justas. Hoy sólo quería plasmar mis pequeñas cosas “reventantes”, las que definen mi cotidianeidad, las piedras en el zapato, las llagas asumibles, restaurables, solucionables, a las que cuando me dé realmente la gana puedo resolver… en mi mundo burbuja.

Introspecciones II: Dándome cuenta de qué…

Juan Carlos Di Pane Sánchez©

Tanto el texto como la ilustración están sujetos al derecho de autor


Me revienta