Page 1

NÚM . 3 .408 • (612)

(Viene de la página anterior)

l· ::i ' 1") '1

J

: :\ '

-t

parado en su larga, larguísima infancia y ad olescencia, Por ello les atraía la parafernalia virtual del mundo underground. el co lor negro, las turbias gabardinas que guardaban secre tos inconfesables, las botas que calzan los mercenarios y matarifes de las pel ículas, las nocturnas baratijas góticas que veían deambular ante la pantalla del o rdenador y, a may or escala, las imágenes de explosiones deslumbrantes y los ruidos ensordecedores de la música heavy y de armas que matan y destrayen, com o las de los vid eojuegos que tantas veces ha bían 'visto respland ecer ante sus ojos. A pesa r de estas o bjeciones , ¿no resul ta paradójico qu e estos dos muc hach os. q ue crecieron aislados en sus confortables viviendas unifamiliares, co n padres q ue segurame nte satisfacían sus caprichos, pero a los qu e veian poco y co n los qu e no se cruzaba n más que las vacías y a menudo falsas palabras elementales, no hallaran en el instituto el su cedáneo que les hu biera co mpensado de la frialda d fami liar?Almen os disponem os de un dato que en p rincipio explicaría esta paradoja: que

se se pa, e n el instituto Columbine los alumnos estaban dividi dos en dos facciones irreco nciliables: la de qu ienes estaban integrados en la vida escola r y la de q uienes fingian es tar lo pero qu e . en secreto, se agrupaban alreded or de un a especie de sec ta llamada la -mafía de las gabardinas•. De las caracteristicas de esta secta ya se ha dicho lod o: qu e sus miembros se se n tían diferentes del resto de los compañeros del ínstitut o. . es decir , s u perio res (porq ue . cuando uno se siente diferente de los demás es para sentirse inferior naturalme nte; de lo contrario, _no se ntiría ningún placer en sentirse diferente) y po r ello querían distingui rse de los demás vlstíe ndo una gabardina negra, incluso cua ndo ha,cia calor, .q~e calzaban el mismo tipo de botas y que incluso llevaban un distintivo s imilar al de los grupos racistas de Suráfrica . Todo eso lo habían aprendido por sus es trechas relacion es con la casquería underground que circula impunemente

no

': !; \

.: .,: ¡ ¡

~,

:

; :,( ! ;., .. ¡ ",

.'

,

por Internet. ¿Por qué los centros escolares tienen que pagar los platos rotos de los problemas familiares ?Tal vez sea ésta otra de las contradicciones de esta llamada pomposame nte -socíeda d del conocimiento- que, sin embargo, está olvida ndo las hab ilidades más eleme nta les para establecer relaciones humanas y que desde edades muy tempranas pone los ordenadores a disposición de los niñ os y les permite el acceso a peligrosos vídeoju egos sin haberse preocupado antes de da rles el ejem plo que necesitan para aprender a relacionarse y comunicarse con los demás. La frialdad y la imp asibilidad co n que los Erie y Dylan de tumo ejecutan sus crímenes se explica en parte por la virtualidad de los modelos en qu e se inspiran para cometerlos -al pare ce r, los úni cos ejemplos que les resultan lo suficienteme nte co nvincentes como para imitarlos- y po r la indiferencia que les inspiran los se res humanos, que en sus mentes enfennas hace tiem po qu e ha n co nve rtido en meros o bjetos, Luego está el argumento de la facilidad con que los adol escentes norteamericanos pueden acceder a las armas de fuego en un país por el que éstas han circulado libre y profusamente desde que existe . Antes de esta causa hay otras de mucho más calado y de raíces más profundas . Son las que no aparecen en los periódicos ni en la televisión. Pe ro sobre las que, segu rame nte, habrán reflexio nado muchos padres y madres norteam ericanos durante estos días . Ahora hace falta q ue sus vidas laboriosas y el co nfortable -corno de costumbre. no les lleve a olvidarlas . Porque ¿cuántos Eric y Dylan en potencia se están gestando en multitud de hogare s como en los que dura nte 18 años vivieron Eric y Dylan?

Rodeados de enseñanzas inútiles • LA

PERCEPCiÓN N EGATIVA QUE A MENUDO T1E'NEN LO S ALUMNOS DE LAS ENSEÑANZAS Q UE RECIBEN EN LAS

ESCUELAS SE DEBE MUCHAS VECES A UNA f O RMA DE IMPARTIRLAS INADECUADA Y MECANICISTA • EL AUTO R ACONSEJA QUE SE REALICEN PROPUESTAS «REALES Y ATRACTIVAS», ADAPTADAS A LAS CARACrEiíl STICAS EVOLUTIVAS Y PSICOPEDAGÓGICAS DE LOS ALUMNOS.

Ju

A N

e

A RLo

s

L

ó

P E Z /

M A E

s

T R

o

E

C RA

-1 T

antós estud ios del CIDE (Cent ro de Informaci ón y Documentació n Educativa) so bre fracaso escolar, sobre cuestiones organizativas...!, pero ¿por qué no planteamos la ido ne idad o no de las en señanzas. si so n pertinentes y adecuadas a la edad de los alumnos", ¿el por qué de los fracasos? ¿por qué los alumnos no entienden las cosas? ¿Realme nte so n tan perversos com o para no aprender porq ue no .quieren? ¿No será qu e no entienden? ¿Po~ qué no les interesan los aprend izajes? iCuántas veces se lucha po r explicar las decenas en primero de Edu cación Primaria!¿Por qué esa pelea por enseñárselo si no son capases de entenderlo? ¡Cuán tas veces jos,niñ\>§d e Educaci ón Infantil acaba n co n la mano dolorida.de picar.y colorear!M~s .¿¡{ tina vez \1~'¡rlentad~ rea- . lizar 10S'rÍJismbs trab ajos 'q ue los tilnosy les puedo garantizar que he acabado harto, cansado y aburrido. Y, sobre todo, ¿para qué les sirve? ¿O es que la enseñanza es , como apuntaba Xurxo Torres, -corno una naveta. de Agatha

Chrísrje, en la que

todo lo que pasa es para dar sentido a la p ágina sigu iente; hasta llegar al flnal-? ~robleina es que no Sabe mos cuál es ' .. ' el final de la ~~~~iiza. Parece que'justí- .' .;: ficamoslos,coqtemdos c1iciendo que se- ' L....;..:::;:::::...::::=:=:=::.:...::::..::;]L=~'-.::.:.::.:.::..._~~ ~:t rán muy Importantes para poder progreira éstas, o tener la valentía y el tiempo pasar adecu adam ente el curso sIguiente, y provocado esta Jkflel1i6rt: Hád;'tlli.ck dl-'?,y: ra prescindir de esos textos encorsetados así sucesivamente... ¿Pero , so n verdadeas, después de explica r.padeiill:irflerite-:":, y elaborar unos propios y con mayor senramente fundonales? un ejercicio sobre las de ce nas :l unos ' . tido y, sobre todo, ajus tados a nuestros ¿Para qué nos sirviero n la teoría de los alumnos de primero, Uno de ellos Irte alumnos. ¿Cómo pueden tener un mismo preguntó : -Profe , '¿tú lo entierides?, '.51, , ¡ conjuntos, las propiedades biyectivas, UlÚlibro 25 alumnos distintamente capacitavacas, las reglas gramaticales, las listas de Da niel•. Y el pobre nlfio m e d ijó : -Pu es dos de una clase?¿Dónde está la aten ción verbos y tantos y tantos .conocimientos yo no-, Mi sorp res a fue ver qué habla ter- " , a la diversidad? inú tiles? ¿Para que sirve enseñar a -restar m inado ya los ejercicios de manera co- :" Sin decir nada de la olvidada escuela ruco n llevadas- a los niños por los métodos rrecta. Y es que los niños son perfectos ral, con sus aulas unitarias, en mu chos caalgebraicos co mo se suele hacer? iCuánto imitadores de procesos mecánicos, se sos co n 7 niños y 7 textos dife rentes . Peesfuerzo deben derrochar pa ra intentar enguimos con el m étodo -rríachaca y enro la minoría no es rentab le como para que tenderlo p ara , al final, responder de rnatretíene-. Claro está que luego nos que" se realicen esfuerzos curriculares tanto a ri era me cánica sin comprenderlo ! ¿Qué jamos de la falta de razonamie nto o de ,. nivel ministerial co mo editorial. la deficiente expre sió n o ral; a pesar dé proceso segu imos cuando vamos a la tienTerm inaré con una anécdota que ha da y para '.omprobar la vuelta de la co mimpartir clases de lenguaje en silenc io. pra hernos'de realizar una o peración de resta? ¿Mentalme nte, digo -del 6 al 5. 9 Y me llevo una-, o procedemos de forma c1istinta? ¿Realmente, como decía Ramón Flecha. ·10 qu e aprendemos en la escu ela solo nos sirve para se r rnaestro s-? ¿No estaLas soluciones parecen evidentes; ¿ Cuántos profesore s del antiguo 8° de remos reproduciendo errore s por no atreaunque son laboriosas : EGB en señan a niños de 1° usando los vemos a cuestionamos asuntos mayores? • Considerar que la e scuela no e s la mismos métodos? ¿Enseñamos como nos han enseñado porque no sabemos hacer otra cosa? preparación para la vida s ino la vida • Ha cer nos otros con antelación todo lo Puede que sea mos esclavos de las edimis ma . que vayamos a propo ne r (no estarta mal toriales, que en la mayoría de los casos ac·Realiza r propuestas re ales y atracque los profesores hiciesen los debe:; túan bajo intereses económicos y con más tivas . res que s e manclan a los alumnos). . . que cuestio nables pla nteamientos peda.y , por supuesto, olvidar a las edito• Conocer y revisar todos los años las gógicos. ¡Cuántas veces nos enfadamos co n n uestros niños por no ser lo suficaraoterístlcas evolutivas y ps icopedariales o, cuando menos, ser 'lo suficientemente rápidos co mo pa ra terminar góg icas de nue stros alum nos (estas cacientemente va lientes como para conlas innumerables fichas de alto precio que ract errs tica s debe rían ser el punto de ve rtimos e n inte rpre ta dores de la s mlsen su día co mpraron, y as í quedar bien partida de toda proqramacl ón de a ula con las madres, o por no lograr entender mas y poder prescindir de. contenidos y de ningu na forma las propuestas ed itoprop uestas inútiles . junto con un a nálisis de los alumnos), riales!Seria más oportuno despotricar con-

":jt'

Soluciones laboriosas

,

"

.,l,.. ,\ . . . .._.

o

.'

-- - ----"=-'"

,

Rodeado de enseñanzas inútiles  

qué estudiar

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you