Issuu on Google+


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-3

editorial Decíamos hace un año que nuestra revista CANICA era una de esas pequeñas historias que forman parte de la vida de muchos. Forma parte de la vida del Colegio y de todos los que habitamos en él, tanto maestros y alumnos como madres y padres de alumnos. Pero forma también parte de la vida del pueblo puesto que la mayoría de los niños y niñas, hoy muchos ya hombres y mujeres, que han pasado por nuestro centro conservan grabada en su memoria la imagen de nuestra revista. Y porque llevamos muchos años involucrándonos en la vida de este pueblo, tratando de que el nivel cultural de todos siga creciendo y luchando porque la lectura y la educación en general mejore de manera importante. Y decíamos que nuestro propósito era que siguiera creciendo al ritmo que lo había hecho hasta ahora y queríamos que continuara formando parte de nosotros. Pues aquí estamos. Después del resacón de los 15 años, continuamos un curso más para dar fe de todo lo que ocurra por estos pagos. Volvemos a vernos en diciembre, y el 16 de diciembre viene siendo habitual celebrar el Día de la Lectura en Andalucía; motivado a nivel regional, por el nacimiento de nuestro gran poeta Rafael Alberti, y a nivel local, por la aparición de la revista CANICA y un poco más tarde de nuestra mascota GUSI.


4-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

No corren buenos tiempos para la lírica, y por eso quizás, desde este pequeño rincón, hemos querido montar un homenaje a todos aquellos que ven en la poesía, un refugio desde donde plasmar sus sentimientos, emociones y experiencias más personales; o un arma con el que atacar y poner en primer plano problemas, situaciones o hechos que forman parte de una vida excesivamente material e individualista. No sé si están todos, no sé si está lo mejor, pero es lo que he pretendido. Espero haber acertado y que esta selección de poesías de Canillas sea del agrado de todos. Es nuestro regalo para los participantes en los actos del Día de la Lectura en Andalucía, que poco a poco hemos convertido en uno de los días grandes del curso. Y es por tanto, un buen momento para seguir animando a disfrutar de los libros, de la lectura y a que tomemos buen ejemplo de estas y estos poetas de Canillas, aquí representados, que harán que nos emocionemos y divirtamos con sus versos. Gracias a todos por su colaboración y ayuda.


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-5

ARTE EN CANILLAS Debajo del Peñón Grande encima la Albarraílla hay un pueblo muy blanco que se llama Canillas. Sus calles y sus balcones todos llenos de macetas para que el Niño de Canillas venga a cantar una saeta. El nombre de nuestro pueblo por tóa Andalucía ha pregonáo se siente canillero por los cuatro costados y cuando venía de la sierra siendo todavía un chiquillo con arte ya cantaba “ya vengo por el Tirillo”. Del niño de Gómez no nos podemos olvidar cantando una granaína toda la gente decía “qué lástima de voz que no sea más conocía”. La guitarra de Manolo rompe los ecos del cielo en una fiesta flamenca de cualquier rincón canillero siempre se escucha una voz diciendo a los cuatro vientos: “Manolo en su guitarra pone amor y sentimiento”.

María Pino


6-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

ENAMORADA Al pie de Sierra Tejeda con la Virgen por corona está el pueblo de Canillas blanco como una paloma. Mi pueblo es pequeñito bonito como ninguno de nombre tiene Canillas y de apellido Aceituno. Sus casas todas muy blancas estrechas y retorcidas con sus balcones de flores que las llena de alegría. En su feria de agosto con sus luces y faroles y sus mujeres vestidas con volantes y colores todas locas por bailar ¡la gracia de nuestro pueblo es que no se pué aguantar! ¡Ole, ole! La feria de mi Canillas con sus niñas tan bonitas que bailan de maravilla. Pueblecito malagueño mi pueblo de la Axarquía pueblo de viñas y olivos típico de Andalucía. Mi pueblo un pueblecito un pueblecito muy bello sus paisajes tan bonitos las “Rahiges” uno de ellos.

Fidela López


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-7

NOSTALGIA Cueste silla la carsá repechá del matadero viejos pollos del pilar mirador y lavadero la plaza y la calle nueva sierre silla y el convento barranco de la cañá dos pasos del portichuelo… iba mi madre a lavar los trapos de medio pueblo. Si que lo viví… y lo vivo! Si que olvidarlo… no puedo! Fernando García Martín

RECUERDOS Me senté mil veces… frente al camposanto buscando una nube llorando y descalzo me senté mil veces… frente al camposanto con zapatos finos feliz y cantando he subido mil veces hasta el cementerio riendo por fuera y llorando por dentro y he bajado la cuesta de ese camposanto sin llanto en mis ojos y sin risa en mis labios. Fernando García Martín

HAY MI MUNDO Hay mi mundo entierro de viejas penas, ¿Quién me insulta? ¿Quién se queja? Si supieran que cuesta grande es la tierra y en las bajadas hay veredas. Hay mi mundo, hay mi tierra, mis mil noches de luna, escasos días de niebla, de llamadas de mi sangre que hoy padecen bajo tierra. Hay mi mundo, hay que trabajo me cuesta, si con mucho pobre fui y hoy con poco me sobra. Mi mundo que te llevasteis mi flor a mi sorda tierra, a lamentos de los vientos a las aras de la sierra. Sin haber nacido poeta en tu corazón me encierro, con mis fantasías de niñez me duermo junto a tus pechos. Hay mi mundo entierro de viejas penas, ¿Quién me llama? ¿Quién me espera? Si supieran que no hay suspiros en mí, que no penetre en la tierra. Fernando García Martín


8-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

LOS PRIMEROS AMORES Vaya guasa que tenía el buscar novia en el pueblo por esquinas y callejas muchos mozos yo recuerdo.

En aquella vigilancia Tan estricta y agustiada Dos amantes que se miran Con el fuego en la mirada.

Las mocitas canilleras los domingos paseaban esperando que algún mozo a su vera se arrimara.

Suspiros iban y venían Y la sangre muy alterada De dos jóvenes amantes Que el amor les afloraba.

Repelentes se ponían si no eras de su agrado acharrado te dejaban muy nervioso y colorado.

Esa madre vigilando Día y noche a su retoño Pobrecita terminaba Bien cansada y hasta el moño.

Si tu rollo le gustaba a su padre te enviaban yo de eso me libré porque a mí no me gustaba.

Todavía hay mocitos Que el examen no aprobaron Que les dio miedo aquel trance Y solteros se quedaron.

Y aquel padre de la novia por esquinas lo abordaban para hablar de aquel noviazgo y poner las cosas claras. Y aquel mozo bien nervioso su propuesta plateaba quiero amores con su hija juramento vengo a echarle que cuidaré de su hija como si fuera su padre. Con voz triste y penosa aquel hombre respondía: ándate con cuidaito a mi hija no la engañes déjate de tonterías. Los noviazgos por la calle la familia no admitía y nocturnas las visitas en su casa te exigían. Vaya número en la casa cada uno en una silla y la suegra vigilando con la luz de una bombilla.

Antonio Pérez Hidalgo


Nº 46 – diciembre 2009

Como bien observarán no tengo licenciatura, sólo tengo voluntad de promover la cultura aunque bien sé, por mi edad, que al final sin escritura cantarás la asignatura de honorable ancianidad que por sí nos va diciendo lo que el sabio Salomón inmóvil en el sillón cuando el cigarro encendiendo dijo la sabia expresión: “¡Aquí un sabio que muriendo”, de un pequeñín aprendiendo! cuando el ascua le acercó. Manuel Hurtado Soto

CANICA-9

COMO BIEN OBSERVARÁN


10-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

AL MUNICIPIO Y PARROQUIA Al municipio y Parroquia le ofrezco este original con versos y narraciones que de todas las regiones vendrán a solicitar. Son muchos los canilleros que tuvieron que emigrar con visible desconsuelo al marcharse de este suelo que fue su tierra natal. Haced muchos ejemplares para el que quiera aportar como buenos parroquiales haciendo obras sociales que bien merece el lugar, sin que se deba olvidar el son de nuestra campana que suena tan mal, cascada; purificar sus metales para que suenen vibrar sus repiques musicales recibiendo angelicales y dar el toque final de las honras funerales. Manuel Hurtado Soto


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-11

A MI AMIGO ANTONIO CABECICA “Antonio Cabecica” es tu apodo canillero cabecica fue tu madre y José tu padre bueno. Qué corazón tan grande tu madre te regaló tu espejo es la alegría tu familia, tu ilusión. Cuántas veces he soñado con tu lindo acordeón con sus viejas melodías despertó mi corazón y el amor me florecía. Navidad que en mí perdura aquel baile canillero de revuelo y de dulzura yo sus manos las recuerdo su mirada y su cintura. Navidad que enamorabas a los jóvenes paisanos con tu risa a flor de piel con tus piernas y tus manos. Despertabas ilusiones con tu ritmo y simpatía cuanto amor a ti te deben canilleros de esos días.

Y esta nota picaresca en el baile solapados yo recuerdo a solterones esperando un refregón pa alegrarse sus cojones. Fuiste rey en el amor repartiendo tu alegría tu alegría no tuvo meta ni de noche ni de día. Juramentos y promesas con tu ritmo se encendían confesando amor eterno con nobleza y gallardía. Melodías de mi nostalgia que recuerdo todavía los colores de su ropa y sus manos en las mías. Magnetismo en sus miradas y el aroma de su cuerpo fue mi baile adolescente mi más mítico recuerdo. Tantas cosas de aquel baile en mi corazón yo guardo que ni el paso de los años de mi mente irán borrando.

Es recuerdo apasionado que yo guardo en mi memoria de aquel lindo acordeón que en Canillas hizo historia. Carpintero y buena gente yo de niño te seguía por simpático y sincero de tu casa no salía. Tu gran amor Carmela todo su amor te entregó y unos hijos ejemplares que os adoran a los dos. Hay que hacerle un monumento a este humilde canillero por valiente emprendedor y empresario con anhelo.

Antonio Pérez Hidalgo


12-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

NO ME DIGAS QUE NO ES POSIBLE No me digas que no es posible, no me digas que me deje llevar, que la corriente que empuja el río siempre termina en el mar. No, no te voy a escuchar. Grandes batallas no puedo ganar pero de brazos cruzados tampoco me quiero quedar. No, no me digas más. No, no te voy a escuchar. No me digas qué es el poder. No me digas la comodidad que las luchas del día a día tienden a desencantar. No, no te voy a escuchar. Grandes batallas no puedo ganar pero, si llega algún día la comodidad no la acogeré, no me vencerá. No, no me digas más. No, no te quiero escuchar. No me digas que hay que tender no me digas que es el trabajo el amigo, la casa, los niños tu ombligo lo fundamental. No, no te voy a escuchar. Grandes batallas no puedo ganar pero, en lo que pueda abarcar no me voy a dejar arrastrar.


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA 13

No, no me digas más. No, no te quiero escuchar. No me digas que es fácil hablar. No me digas que nada tengo que si tuviese sabría que no queda tiempo para los demás. No, no te voy a escuchar. Grandes batallas no puedo ganar pero, lo demás es lo tuyo también, no lo dejes todo en manos de quién. No, no me digas más. No, no te quiero escuchar. No me digas que asiente mis pies, no me digas que deje de volar, porque es polvo lo que en ellos ves pero la humareda no me asfixiará. No. No te voy a escuchar. Grandes batallas no puedo ganar pero lentamente se va avanzando si consecuentes somos con nuestro pensar. No, no me digas más. No, no te quiero escuchar. Marisol Torres


14-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

LA BELLEZA

EL NIÑO MUDO

He visto la rosa llena de rocío he visto el mar y sus olas he visto la nieve en los tejados he visto el trigo y las amapolas he visto un cervatillo y muchas caracolas.

En una gota de agua buscaba su voz el niño. No la quiero para hablar me haré con ella un anillo.

Maruchi García Torres Maruchi García Torres


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-15

TE ESPERO Y te esperaré amor te espero y te besaré te diré te quiero te recordaré por ti me muero te desearé y suave te diré amor te quiero. Y te esperaré sabes que te espero espero y siempre te amaré no me detendré en besar tu cuerpo y volveré a rozar otra vez el cielo tu cuerpo acariciar sentir tu aliento. Y te esperaré amor te espero y te besaré te recordaré y suave te diré amor te quiero. Juan A. Ruiz


16-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

MI TIERRA ES UN PARAISO Tiene mi hermano un ciruelo en la puerta la casilla y una parra moscatel en la esquina la cuadrilla.

Y también tiene granados y gran número de aguacates en época de estío hortalizas y tomates.

En el caño de la alberca también tiene otro ciruelo que tiene mucho ramaje inclinado para el suelo.

Todo regado de un pozo desbordante de energía y un minino que nos canta a cualquier hora del día.

Los ciruelos nos dan sombra y unos frutos muy sabrosos ¡qué más se le va a pedir! a un árbol tan generoso.

Cuando hablo de esta finca todos creen que exagero pero allí se puede ir sólo por comer buñuelos.

Junto al ciruelo un olivo de aceituna nevadilla que es el árbol más castizo de las tierras de Canillas.

O a probar el pan cateto que hace Aurelia la Bonilla el alma más generosa de este pueblo de Canillas.

Tiene naranjas de oro chumbos, higos y membrillos esta finca es un tesoro se llama “Los Alamillos”.

Francisco Muñoz Torres


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-17

ASÍ ERA YO Tarde de pasión, lluvia y encanto senderos que iluminan el sol se cubre al atardecer con un manto de fuego y el viento duerme los callejones negros. Aquí nací yo donde mismo nace el viento en una triste habitación con vigas de negros nudos olvidado del temor. Pueblo cayado sus calles de acordeón con chimenea gemelas son sus inviernos de tela una luna de almidón un gorrión que tirita en un viejo paredón. Tuve una niñez traviesa pantalón corto de tela con un solo correón con mil juguetes en mis sueños tres hermanas y sólo yo. Mis esperanzas mis amigos los cuadernos de cartón y una maestra Teresa… el mismo demonio en vida, cómo le temía yo. Se ve diferente hoy el tiempo algo borró pero es el mismo viento el que acecha en el balcón. Así se cierra la noche ilumina aquel farol que cuando paso sonríe así sonreía yo abrázame Madre mía llama a mi amigo el menor que suena otra vez el río mi niñez se la llevó que estos años han montado muros para ver mejor. Fernando García Martín


18-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

VICTORIA La señorita Victoria es digna de admiración por su belleza y dulzura simpatía y corazón. Todas la queremos mucho porque es buena de verdad está siempre sonriente y sabe muy bien enseñar. Cuando llegaban las seis me decía “Maruchi, pon el café”. Unas traen las tortas, otras las galletas o pastel. Empezamos la merienda todas llenas de alegría unas cantan, otras ríen y otras dicen poesías. Terminamos la merienda todas nos vamos a casita deseando que llegue mañana para estar todas juntitas.

Maruchi García Sánchez


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-19

PEQUEÑOS ARTISTAS (Al teatro del Colegio, que hacen los niños) A los pequeños artistas pequeñitos por la edad pues son actores grandes ya que saben actuar. A todos estos pequeños los quiero yo animar a que sigan adelante que un día se premiará el esfuerzo que ahora hacen por querernos agradar. No importa que el público se aburra hay quien sabe apreciar el esfuerzo de estos niños que son artistas de verdad. Hay que llevarlo en la sangre para poderlo expresar hace falta mucho coraje para ponerse delante de un público que no aprecia “ná”. Ánimo, compañeros, amigos no os dejéis desanimar quienes apreciamos el arte os queremos ayudar. Admiro también el esfuerzo de los grandes profesores que tienen tanta paciencia para enseñar a los pequeños aguantando bien las críticas que les profieren los mayores. Y para todos aquellos que digan: “¡Qué cursilada!” Como no saben de arte no vale la pena decirles nada. Si os sirve de algo que os anime una colega aquí os dejo estas letras a ver si al alma os llega.

Lola Moyano


20-CANICA

FLORES Flores en el mundo flores, flores flores en el campo flores en las montañas y en los llanos. Flores en los ribazos flores en los árboles en los ríos y en los llanos. Flores en lo alto flores junto al lago entre los parques y prados. José A. Jiménez Sanguiao

Nº 46 – diciembre 2009

EL AMANECER El alba rompe la noche, las claridades asoman los cielos se tiñen de oro y se retiran las sombras. Canta el pájaro en su jaula y en el campo, las hierbas verdes los niños juegan felices, van de compra las mujeres. En la ciudad, por las calles se apagaron las farolas y la vida volverá de nuevo a ser la señora. En el campo, el labrador trabajará su tierra fértil con sus manos, con su sudor sembrará su fruto sutil.

Juan Barranquero Jiménez


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-21

EN EL CAMPO ME CRIÉ

En el campo me crié entre retama y bolina en unos tiempos muy malos donde no había casi comida. Desde muy pequeña con mi tía me marché pues ella no tenía hijos y a mi madre, le sobraban tres. Cuando tenía catorce años coser, lavar lavar y hacer de comer, ya sabía y a los nueve años con tres cabrillas en el puerto me entretenía. Llevaba unos “camiones” rotillos por las puntillas con los talones gastados y un poco, las cuerdecillas. Tenía un canastillo con un trocito de pan ¿usted cree que eso es comida para una mujer de catorce años de edad? Pilar Triano


22-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

SOLEDAD Miro y ahí estás amarga eres soledad, y me dejas vació golpeas sin piedad tu mundo es oscuro y frío. Al abismo me enfrentas anulas mi voluntad, al borde de la locura no existe la amistad donde todo es amargura. El amor no aceptas, en ti, no le dejas entrar lo destruyes a tu paso tu dolor no se puede comparar, me llevas al ocaso. Esta vez no aciertas, no te dejaré pasar has perdido la partida ahora sé que es amar he nacido a la vida. Juan A. Ruiz


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-23

MUJER ¡Ay, mujer, mujeres! Costilla de Adán manzana, serpiente, cenicientas y bellas durmientes. Cuentos que perduran que tú misma sostienes hijos que vuelan hijas que mueren. ¡Ay, mujer, mujeres! Que callan lo que les duele . Que hablan sin atreverse . Que se levantan sin sostenerse que avanzan y se mantienen. ¡Ay, mujer, mujeres! Que avanzas y te mantienes. Sutil y enérgica lucha paso a paso. Fuertemente sin destrucción, sin tregua sin detenerte. ¡Ay, mujer, mujeres Mujer sometida sin espacio para ser todo en manos de él. Mujer cohibida protegida te crees oprimida estás valórate, rebélate. Mujer capaz que a nadie te quieres igualar no te silencies.

¡Ay, mujer, mujeres! Mujer verdad nada invades sino das igualdad es libertad también para él para la humanidad. Se artífice de tu realidad. ¡Ay, mujer, mujeres! Mujer de nadie. Mujer capaz. Marisol Torres


24-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

Y DESDE UN SIGLO HACIA ATRÁS “Y desde un siglo hacia atrás” he basado mi escritura para alabar la cultura que a mí no me pudo llegar; las nuevas generaciones tienen buenas ocasiones que debéis aprovechar, ya que el jornal de peseta no te obligan a ganar, no con la chiva ni el cerdo en la época escolar; es muy necesario el retozo porque te hace brioso pero nuca he de olvidar que saber es tan honroso y que es la mejor heredad que os dará un lugar hermoso conviviendo en sociedad con respeto decoroso. Manuel Hurtado Soto

SIGUIENDO MI TEORÍA Siguiendo mi teoría como viejo te diría en conciencia medita que como niños chiquitos no les va reflexionar y en la edad de doce añitos se hace diablo a bendito y aunque influye el natural, se nos traza caminito observando al amiguito con quien te sueles juntar. En ello el maestro escuela tiene base primordial observar que su carrera le ilustró para indicar los consejos paternales que a él le hicieron llorar al privarle festivales tan propios de aquella edad; esto le dio dificultades que en ti viene a ejercitar observando cualidades que en inconscientes modales tú mismo le has de aportar. Manuel Hurtado Soto


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-25

A LAS PASAS Y AL OLIVO La pasa de moscatel de símbolo artesanal que en Canillas es cultura y que España ya conoce su sabor y su dulzura. Llega el otoño aburrido y tristón se desnuda la viña y el mosto al pilón. El olivo repleto la aceituna esperando alegres los hombres vareaban cantando y el molino moliendo el aceite del año. Desde tiempos muy remotos el aceite de Canillas tuvo fama y calidad dos sabores genuinos de aceituna nevaílla y de aceituna verdial. Antonio Pérez


26-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

AL VIENTO Una mirada lo es todo, un hecho aún más, ¡pero tú qué quieres! O es que no quieres ya. Hablo del tiempo como hablo del mar, pero de ti no se hablar porque no encuentro donde estás. Una palabra me conformo, una mirada tal vez más, pero con tu alma me podría quedar. Pensamiento tras pensamiento, idea tras idea, momentos que al momento me quedo sin pelea. Tiempo que perdura, perdura sin presencia, presencia sin amor, presencia con inocencia. Palabras que al viento van, palabras que no sé a dónde irán, sin esperanza palabras, palabras para olvidar.

Sergio Torres Millón

AGUA DE LLUVIA Olor entre olores, olor de azahar, olor de la tierra de la tierra por arar. Lluvia en las tierras lluvia en el mar tu olor me encandece como mi alma al nadar, nadar entre las inmensidades de pena y ansiedad. Lluvia, moja y vuelve a mojar, mis sentimientos, mi verdad, mi verdad de querer superar, de querer y amar y sobre todo, de olvidar. Viento húmedo de ansiedad viento triste por llorar. Si, triste como las gotas al caer, una a una, una tras otra y perdidas en la mar, en la mar de penar, de penar y volver a olvidar. Sergio Torres Millón


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-27

LIBRE Libre, libre te quiero. LIBRE, sin miedo.

Libre, libre te quiero. LIBRE, sin miedo.

Sin nudos y sin cadenas, dejando a un lado las penas. Pisando fuerte el terreno, alzando seguro el vuelo. Apostando siempre por ti sin anular, sin competir. No te dejes arrastrar extiende vida y verdad paso a paso llegará.

Que no te agote el cansancio ni te derrumbe el dolor, que no te asfixie la pena de tanta incomprensión. Mantén viva la esperanza piensa que sí, que es verdad que esto puede cambiar que de nosotros depende hacerlo al fin realidad.

Libre, libre te quiero. LIBRE, sin miedo.

Libre, libre te quiero. LIBRE, sin miedo.

Firme en tus convicciones rompiendo los eslabones que el cruel sistema impone sin que te aten, sin que te ates ni víctima, ni verdugo no reproduzcas el yugo que esto está bien montado para no dejarnos pensar que cabría otra realidad. Libre, libre te quiero. LIBRE, sin miedo. Dando, recibiendo participando, haciendo. Que nadie silencie tu voz, que nada te haga callar, ni culpable ni culpando por otro camino andando que esto está establecido para irnos destrozando y mantenernos dormidos.

Marisol Torres


28-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

LOS MELLIZOS Pueblo mi mismo pueblo cuando yo me vaya que me entierren en el campo junto a los juncos y a la grama. Que quiero sentir el perfume de eucalipto y la albahaca quiero escapar en las noches y correr por las cañadas. Pueblo mi mismo pueblo calles pendientes murallas sangre de moros donde la luna se para porque se siente segura segura de ser mirada.

Cuando yo me vaya que sea en primavera quiero estar cerca del tomillo del juagarzo y la grama. Cuando yo me vaya se quedarán mis coplillas en el viento escondidas en las cañas quiero escaparme en las noches y correr por las montañas. Pueblo que tanto te debo oraciones madrugadas cada calle es una historia tus dos fuentes tus calles nueva y la plaza dentro de mi se vendrán el día que yo me vaya…

Fernando García Martín


Nº 46 – diciembre 2009

CANICA-29

AY, FEDERICO Ay, Federico García, qué atrocidad cometieron al quitarte a ti la vida. Ay, Federico, amigo cuánto saber nos quitaron al dejarnos sin tu poesía. Quizás te pasó como a tu amigo el Camborio y te mató la envidia. Al mundo se le fue un poquito de alegría y te llevaste de él toda tu sabiduría. Ay, Federico, poeta hoy siento el alma vacía pues necesita recibir un poco de tu fantasía. Ay, mi querido Federico García, me faltan palabras para expresar lo que querría porque no sé cómo decirte lo que mi alma sentiría. Cuánto me gustaría leer las poesías que tendrías y que te llevaste al irte y el mundo nunca conocería.

Ay, amigo poeta que mal sienta tu lejanía nos dejaste muy solos. Ay, Federico García. Amigo de todo aquel que sentimos tu armonía nos complace admirar l a belleza de tu poesía querido amigo del alma amigo Federico García. Lola Moyano Núñez


30-CANICA

Nº 46 – diciembre 2009

Bibliografía                  

Nostalgia de un emigrante. Antonio Pérez Hidalgo Canillas de Aceituno de un siglo hacia atrás. Manuel Hurtado Soto Canciones tradicionales. Recopilación CEA Manuel Hurtado Soto Poética Canillas. María Pino, Fidela López Poesía canillera. Primer concurso Manuel Hurtado Soto Cantiñas. El poeta sin escuela. Fernando García Martín Cuaderno de poesías. CEA Manuel Hurtado Soto Canciones tradicionales. CEA Manuel Hurtado Soto Poesías (manuscrito). Juan A. Ruiz Revista Fájara (nºs 1 al 18). CEA Manuel Hurtado Soto Poemas y cantares de mi pueblo. Francisco Muñoz Torres Rebeldía y dulzura. Marisol Torres Una canillera. Fidela López Contexto. Canillas. Varios Autores Encuentro. Varios Autores Raíces de Canillas. Varios Autores Tequieros. Lola Moyano Pastoral Canillera. Varios Autores


Composici贸n de portada: Miguel Iranzo


CANICA 46