Issuu on Google+

Norberto Bobbio quien fue un jurista, filosofo, y politólogo italiano, propone en su texto “Teorías de las formas de gobierno en la historia del pensamiento político”, que un gobierno se puede manifestar de dos maneras, A y B. La teoría A propone que todo estado es bueno porque es producto de la estructura en la que se vive, esto se debe a que la forma de gobierno que se plantee es producto de un imaginario y el imaginario a su vez es producto de la estructura social; en cambio la forma B dice que todo gobierno es negativo porque cualquier estado puede ser corrupto, cayendo en la tiranía. Según Bobbio la forma de gobierno que propone Marx es desde un punto de vista objetivo, útil, porque fue lo mejor que se pudo hacer en el momento en el que se planteó; como todas las formas de gobierno, esta es una utopía y como toda utopía no puede llegar a realizarse en un plano real regido por una estructura social; a su vez Marx plantea que su sistema de gobierno puede ser corrupto como cualquier otro ya que ninguna forma de dominación o control es viable a larga duración sin corromperse, pero aun así defiende que la manera que propone es una de las mejores situaciones posibles. Él propone un sistema en el que la prole tiene participación directa en las actividades políticas; el pensaba que todas las entidades que sirven al estado, como la policía, los magistrados, jueces y demás, se les debe quitar su poder para que sean solo una herramienta que le sirva al proletariado y el poder del estado se debe aducir al mínimo por lo que para Marx la mejor forma de gobierno es la que permite la extinción de cualquier forma de gobierno, en otras palabras el mejor gobierno es la que se puede abolir tarde o temprano y que da lugar a la transformación de una sociedad. Por otro lado se puede decir que la forma de gobierno que propone Marx es negativa, según Bobbio, ya que este sistema al igual que todos puede corromperse con facilidad debido a las bases de su sistema. Uno de los ejemplos más claros es evidenciado debido a la naturaleza de la existencia de líderes sindicales que concentran el poder en sus grupos y lo vuelven afín con sus ideologías propias, lo que provoca que comiencen las disputas internas que causan que el poder se fragmente y eventualmente cree una situación donde se


termine con un solo grupo con el poder absoluto, lo que termina en que el modelo de estado utópico cae y se establece una tiranía. Para concluir, es posible encontrar que la teorética de Bobbio con relación a la ideología de Marx, muestra que a través de la historia los sistemas políticos y de gobierno busca un orden general, tanto en el manejo de la información, como de la población civil; un sistema de orden público que va a ser más beneficioso que una sociedad con una carencia del estado, una sociedad sin un dominio de parte del estado que sería como un rebaño de ovejas ciegas, ya que no tienen un modelo de “orden” y no tienen una meta fija o una existencia idealizada a la cual seguir y obedecer.


Ensayo de Ciencias politicas