Page 1

Se dieron cuenta Juan Álvaro Pernía


Se dieron cuenta Juan Álvaro Pernía


S

e dieron cuenta al cabo de mucho tiempo; bien es cierto que no todos, claro.

Pensaron: —¡Qué maravilloso es el lenguaje! Pero, ¿cómo no lo habremos visto antes?


¡De qué manera tan sorprendentemente flexible las mismas palabras expresan cosas diferentes cuando se usan en frases distintas!, y además,.. ¡tan sutilmente!, ¡es prodigioso! Si van junto a determinados vocablos significan una cosa; y si sus compañeras son otras, el sentido cambia.


Dijeron: —Es imprescindible quintaesenciar la lengua, condensarla y refinarla en una única palabra que lo exprese todo; una palabra que, según el contexto, la entonación, el hablante o el tiempo atmosférico lo dirá TODO. Con esa palabra se expresará toda la realidad y, por tanto, todo lo entenderemos.


De manera que los gobernantes, que habĂ­an sido los Ăşltimos en percatarse, decidieron reunirse inmediatamente. (A los gobernantes les gusta mucho reunirse). Y decidieron:


—Para determinar cuál es el término más adecuado a tan alto empeño crearemos un comité de sabios provenientes de todos los rincones del país que se pondrán a pensar intensamente.


Buscaremos a los mejores entre todas las áreas del conocimiento. Invitaremos a eminencias de los países amigos, y, naturalmente, de algunos otros enemigos. —Tengo una idea —dijo el Ministro de la Lengua muy satisfecho —.Contrataremos también a economistas, arquitectos y científicos. Incluso a poetas.


Dicho y hecho: los elegidos se pusieron a trabajar. Incluso los poetas. Los estudios se prolongaron mucho, las deliberaciones fueron exhaustivas, los anålisis muy concienzudos‌


Y salieron listas de nombres. Listas largas, variadas, listas verdes, rojas, negras, listas interminables… Seleccionaron palabras muy hermosas, muy importantes: Belleza, Felicidad, Fraternidad, Respiración, Quizás, Bondad…


La envergadura de la tarea era tan colosal que los esfuerzos parecĂ­an no dar sus frutos: ÂĄse trata de elegir UNA palabra!


Tras largos tira y aflojas, se llegó a una situación esperanzadora y los expertos se pusieron casi de acuerdo. Proclamaron:. —Tenemos DOS candidatas…

- Una es

razón.


- La otra es

amor.


Inmediatamente se formaron dos grandes y entusiasmados bandos. HabĂ­a quienes entendĂ­an el mundo en clave de amor.


Y también quienes veían la razón de las cosas.


—Amor, amor, amor con indignados ojos el masificada audiencia de los Amorosos;

—, profería fulminando poeta barítono a la


—Razón,

razón, razoooooooón,.. —entonaba con pasión y lirismo incontenibles el más brillante bardo de los Razonables.


Eran dos visiones distintas e irreconciliables de la realidad y el consenso no llegaba. Las tensiones crecieron hasta límites casi insostenibles, naturalmente siempre por culpa del empecinado partidario contrario. ¡Es que no querían ver las cosas como realmente son! Llegaron años de desgaste y confusión para el país.

¡¡¡La guerra estuvo a punto de declararse.!!!


Bien es cierto que algunos se dieron cuenta al cabo de mucho tiempo: —Quizá, el mundo no cabe en una sola palabra… Y empezaron a usar con cautela algún término más. A medida que incluían nuevas voces lograban expresar con mayor complejidad y riqueza sus ideas, sus sentimientos, sus dudas. Unos mejor y otros peor, claro.


Ya vuelta a la tranquilidad, un sabio se puso a pensar en su casa. Y se dio cuenta él sólo: —No nos salió bien el experimento; evidentemente las palabras elegidas no eran las adecuadas; ¡creo que es imprescindible eliminarlas para siempre de nuestro idioma!. Así que cogió su sombrero y, muy excitado, se fue corriendo a contarle su idea al Ministro de la Lengua:


—Señor Ministro, ¿se da cuenta?...


Este es un libro sobre las personas ;-), sobre las palabras, sobre el lenguaje (% ). Un libro sobre el entendimiento( º\º) (^/^?, sobre la realidad y la verdad (ö). Los equívocos y las confusiones. Un libro sobre las buenas intenciones (7*).

Se dieron cuenta  

Aquí podéis leer mi álbum ilustrado Se dieron cuenta

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you