Issuu on Google+

Los Omega-3 más saludables EPA y DHA se encuentran principalmente en el aceite y la harina de pescado

Una guía de los ácidos grasos omega-3 de cadena larga, EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) en el aceite de pescado

INTERNATIONAL FISHMEAL

AND

ORGANISATION

FISH

OIL


Una introducción a los ácidos grasos omega esenciales Las plantas y los animales pueden sintetizar muchos ácidos grasos diferentes que desempeñan una amplia variedad de funciones. Sin embargo, sólo las plantas pueden producir ácidos grasos en las series omega-6 y omega-3, razón por la cual estos dos grupos han sido llamados los ácidos grasos esenciales. Los animales dependen de su alimentación para obtener estos ácidos grasos esenciales. Por lo general, los aceites marinos y hojas de plantas son las principales fuentes de las grasas omega-3 mientras que las semillas son la fuente principal de las grasas omega-6. Esta guía está centrada en el ácido eicosapentaenoico (EPA C20:5 n-3) y el ácido docosahexaenoico (DHA C22:6 n-3), que son los dos principales ácidos grasos altamente insaturados de cadena larga (CL), o HUFAS. Se encuentran más ampliamente en el ambiente marino. El EPA y el DHA son sintetizados por las algas y plantas marinas. Las algas son consumidas por zooplancton y el zooplancton por peces y así a lo largo de la cadena alimenticia. En cada etapa el EPA y el DHA son retenidos y utilizados por sus propiedades. En esta guía son referidos como: • EPA y DHA • omega-3 de cadena larga El ácido graso omega-3 de cadena más corta, el ácido alfa linolénico (18:3 n-3 ALA), derivado de las plantas, está descrito en la página 14.

2


Los omega-3 más saludables, EPA y DHA, se encuentran principalmente en el aceite y la harina de pescado Resumen Los ácidos grasos de cadena larga omega-3, EPA y DHA, son esenciales en la alimentación humana para el crecimiento, desarrollo y buena salud. Los aceites marinos, especialmente el aceite de pescado, son las principales fuentes alimenticias naturales. Sin embargo, la mayoría de las dietas occidentales son deficientes en omega-3 de cadena larga. Hay evidencia sólida y creciente que un incremento en el consumo de EPA y DHA proporcionaría muchos beneficios importantes e incluso vitales para la salud de los humanos, por ejemplo:

• reduciendo la enfermedad cardiovascular y muertes por problemas cardiacos • reduciendo la obesidad y condiciones relacionadas, incluyendo la diabetes tipo 2 • mejorando el desarrollo cerebral de los niños y manteniendo la buena salud mental El aumento en la incidencia de algunas de estas condiciones representa una inminente crisis de salud física y mental. Autoridades de la salud mundialmente aconsejan el consumo alimenticio adecuado de EPA y DHA, preferiblemente en forma de pescado graso o aceite de pescado natural. Los beneficios del EPA y del DHA en el aceite de pescado exceden enormemente cualquier riesgo conocido de contaminantes. Existe un aumento en el interés científico, público y comercial en los omega-3 de cadena larga. Los beneficios del consumo de pescado graso, suplementos de aceite de pescado y alimentos y bebidas enriquecidos con omega-3 están siendo muy promocionados. Los EPA y DHA son principalmente de origen marino. Los omega-3 de cadena más corta de origen vegetal no proporcionan los mismos beneficios para la salud. 3


Los Omega-3 de cadena larga, EPA y DHA, son esenciales para las funciones biológicas de los humanos Los omega-3 de cadena larga altamente insaturados, EPA y DHA, son esenciales para una extensa variedad de funciones biológicas. Están presentes en cada célula del cuerpo humano donde afectan directamente a la salud, al crecimiento y al bienestar humano. Por ejemplo, un 25 por ciento de la grasa en el cerebro de los humanos y los animales es DHA y muchas investigaciones publicadas actualmente muestran el beneficio de un aumento en el consumo de DHA para la función cerebral. El DHA también es el ácido graso preferido para la construcción y el funcionamiento correcto de las membranas particularmente aquellas en tejidos muy activos como los nervios y músculo activo. El EPA y el DHA son importantes en el sistema cardiovascular. El EPA en particular contribuye a la respuesta antiinflamatoria. Es el componente esencial de un grupo de mensajeros celulares llamado eicosanoides. Éstos afectan la presión sanguínea, coagulación sanguínea, la respuesta alérgica, función inmunológica, secreciones reproductivas y gástricas Necesitamos un equilibrio entre los eicosanoides derivados de los EPA, que son antiinflamatorios, y aquellos derivados de los ácidos araquidónicos (AA) omega-6, que son altamente inflamatorios. Demasiados del segundo puede hacer que el sistema reaccione en exceso, resultando en inflamaciones indeseadas (como ocurre en la enfermedad coronaria) y respuestas alérgicas como el asma.

4


Existen múltiples beneficios para la salud humana al incrementar el consumo de EPA y DHA Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga benefician el corazón de las personas sanas, además de aquellos con alto riesgo de, o quienes ya sufren, enfermedades cardiovasculares. Hacen que sea menos probable que la sangre forme coágulos causantes de ataques cardiacos y protegen contra latidos irregulares del corazón que causan la muerte cardiaca repentina. Tres grandes ensayos de control han demostrado que reducen los eventos cardiovasculares entre un 19 por ciento y un 45 por ciento. Hay evidencia que los niños expuestos a los omega-3 de cadena larga durante el embarazo y desde una temprana edad tienden a ser más atentos y muestran mejor comportamiento en la escuela y tienen una habilidad académica mejorada. La obesidad es actualmente prevalente en gran parte del mundo occidental. Esto y las enfermedades asociadas como enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2 representan una crisis creciente de la salud pública. Un aumento moderado en nuestro consumo de los omega-3 de cadena larga que se encuentran en el aceite de pescado ayudaría prevenir estos problemas. El Profesor John Stein, Profesor de Fisiología en la Universidad de Oxford, está entre quienes creen que hay evidencia que la inclusión de aceites de pescado en la alimentación fue la que facilitó el gran salto cognoscitivo hacia adelante en la evolución de la raza humana.

5


Beneficios específicos para la salud de EPA y DHA Debajo está una lista de algunas de las condiciones para las cuales hay evidencia de beneficios: Ya aprobado por las autoridades de la salud • Prevención de la recurrencia de un infarto cardiaco • Reducción en enfermedades cardiovasculares Condiciones donde hay evidencia científica significativa de beneficios preventivos o terapéuticos incluyen: • Desarrollo del cerebro y sistema nervioso • Artritis reumática • Trastorno siquiátrico, incluyendo la depresión y esquizofrenia • Demencia y la enfermedad de Alzheimer • Psoriasis Condiciones donde hay alguna evidencia de beneficios incluyen: • Asma en niños • Visión • Impedimento de la progresión hacia la diabetes Tipo 2 • Comportamiento y concentración, incluyendo TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) y dislexia • Obesidad • Fibrosis cística

6


¿Qué papel juegan las proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos omega-3 provenientes de los pescados y mariscos en la salud humana? Cerebro • Ayuda en el neurodesarrollo infantil y la formación del tejido cerebral • Puede reducir la incidencia de la depresión • Puede reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer

Ojos • Contribuye al desarrollo de la visión y al crecimiento de los nervios de la retina • Puede reducir los síntomas del síndrome de ojos secos

Pulmones Corazón* • Reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular • Reduce el riesgo de derrame cerebral • Ayuda proteger contra un ataque de corazón y muerte repentina • Disminuye levemente la presión sanguínea • Disminuye el riesgo de arritmias cardiacas • Disminuye los niveles de triglicéridos en la sangre y aumenta los niveles de buen colesterol HDL • Mejora la circulación

Las articulaciones

• Puede reducir los síntomas de asma y bronquitis • Puede reducir el riesgo de EPOC (enfermedad de obstrucción pulmonar crónica)

Músculos • Ayuda en el desarrollo de los músculos y tejidos

Digestión • Puede aliviar los síntomas de colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn

• Puede aliviar síntomas e inflamación causada por artritis reumatoide

Piel • Puede aliviar los efectos del envejecimiento y daño solar • Puede aliviar los síntomas de psoriasis y eczema

*Basado sobre información de la Asociación Americana del Corazón

Fuente: Recreado de una ilustración publicada por el Instituto Nacional de Pesquería de los EE.UU. 2007

7


La dieta contemporánea es deficiente en omega-3 de cadena larga … Los humanos requieren que sólo un 1% de su consumo de grasa sea omega-3 de cadena larga. Sin embargo los cambios a nuestras dietas a lo largo de los siglos han llevado a que la mayoría de las dietas humanas actuales son seriamente deficientes en omega-3 de cadena larga. Muchos creen que la razón por esto es que la humanidad ha reducido su consumo de pescado y mariscos y ha cambiado a consumir alimentos más procesados que contienen aceites de semillas omega-6 incluyendo la mayoría de los aceites vegetales más comunes. Otros señalan una reducción en el consumo directo de verduras de hojas verde oscuro y cambios en las dietas de los animales de los cuales obtenemos nuestra carne, leche y huevos - lo cual ha resultado en que contengan muchos menos omega-3 de cadena larga. Por ejemplo, hace tiempo la mayoría de los pollos caminaban libres recogiendo su propio alimento, que era más variado y contenía una amplia gama de ácidos grasos. Las dietas de los pollos y cerdos también eran más frecuentemente suplementadas con harina de pescado conteniendo alrededor de un 6 a un 10 por ciento de aceite de pescado rico en omega-3 de cadena larga. Hasta un 75 por ciento de la población en algunos países no consume nada de pescado ni marisco, la mayor fuente alimenticia de EPA y DHA. Los jóvenes en particular están consumiendo muy poco EPA y DHA. CONSUMO RECOMENDADO CONTRA CONSUMO ACTUAL Muchas de las agencias nacionales de salud y los médicos recomiendan un consumo de 500 mg/día para adultos sanos y más para aquellos con condiciones coronarias conocidas o un exceso de triglicéridos grasos en la sangre. Sin embargo el consumo actual es, según estudios recientes, mucho más bajo – por ejemplo: Norte América 200mg/día, Reino Unido 244mg/día, Australia 100mg/día y Europa Central 250mg/día. Japón es la excepción con 900mg/día. 8


…y el equilibrio entre omega-6 y omega-3 ha cambiado para mal El consejo médico es, no sólo consumir niveles adecuados de omega-3 de cadena larga, sino también reducir el consumo de ácidos grasos omega-6. En el mundo desarrollado la mayoría consumimos entre 10 y 20 veces la cantidad de omega-6 que de cantidad de omega-3. Reduciendo esto a sólo cuatro o cinco veces más mejoraría considerablemente la salud y bienestar general de la población – por varias razones. En primer lugar, los omega-6 compiten con los omega-3 por el suministro limitado de las enzimas esenciales que convierten los omega-3 de cadena corta a los esenciales e importantes ácidos grasos de cadena larga. En segundo lugar, ha sido mostrado claramente que los ácidos grasos omega-6, particularmente el ácido araquidonico (AA) contribuye a la inflamación en los tejidos, mientras que los omega-3 de cadena larga son antiinflamatorios. En tercer lugar, el DHA es el ácido graso preferido para el desarrollo y funcionamiento adecuado de las membranas particularmente aquellas en músculo muy activo como los nervios y músculo activo. Hay cada vez mas evidencia que los niveles más altos de DHA en las membranas hacen que éstas sean más móviles y porosas y esto resulta en una tasa metabólica elevada y una absorción más eficaz de glucosa de la sangre. Esto probablemente es la razón porque las dietas con niveles suficientes de DHA pueden contribuir a una reducción en la obesidad y una incidencia reducida de la diabetes no dependiente de la insulina (tipo 2).

9


Los pescados y mariscos son las fuentes predominantes de EPA y DHA Cantidades significativas de omega-3 de cadena larga están presentes en un número muy limitado de alimentos no procesados. Los aceites marinos son la única fuente alimenticia significativa de DHA y la fuente alimenticia principal de EPA. Un estudio en el 2006 en el Reino Unido mostró que el 80% de los EPA y DHA en la dieta humana proviene directamente de pescados y mariscos. La Asociación Americana del Corazón (AHA) es una de las muchas organizaciones y expertos que aconsejan el consumo adecuado de EPA y DHA. Aconseja que deberían obtenerse “preferiblemente de pescado graso”. Los peces pelágicos utilizados para producir aceite y harina de pescado, como la anchoveta y el menhaden, son ricos en EPA y DHA – frecuentemente con entre 1200mg y 2000mg de EPA y DHA por 100g. Contenido de omega-3 de cadena larga en algunos alimentos comunes Pescados y mariscos

mg/100g

Otros alimentos

mg/100g

Salmón real*

> 2000

Alimentos enriquecidos con Omega-3 Varia

Mejillones Greenshell/lipped #

950

Huevos regulares

80

Cola de rata azul

410

Pavo

30

Escolar plateado

400

Ternera

20

Lorcha

310

Leche regular

0

Ostras de roca de Sydney

300

Aceites y untados vegetales

0

Atún enlatado

230

Pan regular

0

Pargo

220

Cereales, arroz, pasta, etc.

0

Perca gigante de agua salada

100

Frutas

0

Langostino tigre gigante

100

Verduras

0

Fuente: Base de datos de ácidos grasos, RMIT University, Australia como citado en www.omega-3centre.com primavera 2008. * análisis de Massey University. # NZ análisis de Cultivos y Alimentos.

10


El aceite de pescado es la clave para el aumento del consumo de omega-3 de cadena larga naturales Los humanos pueden aumentar la cantidad de omega-3 de cadena larga en su alimentación al consumir más: 1. Pescados y mariscos cultivados alimentados con una dieta que incluyan niveles adecuados de omega-3 de cadena larga, como los aceites marinos. 2. Cápsulas de aceite de pescado u otros suplementos de omega-3 de cadena larga. 3. Carne, huevos o leche de animales cuyos alimentos son suplementados con niveles adecuados de omega-3 de cadena larga, como los aceites marinos. 4. Alimentos enriquecidos – donde omega-3 de cadena larga es añadido durante su elaboración 5. Pescados y mariscos silvestres. 6. Carne, huevos o leche de animales cuyas dietas sean altas en pasto y ciertos otros alimentos disponibles a los animales que puedan pastar libremente. Para las rutas 1 al 4 de arriba la fuente de omega-3 de cadena larga es normalmente aceite y harina de pescado natural (de un 6 a un 10% contenido de aceite) obtenido del procesamiento de pescado industrial. Los pescados industriales son predominantemente peces grasos, incluyendo la anchoveta y menhaden, que por lo tanto tienen un alto contenido de EPA y DHA. Los residuos del procesamiento de pescado para el consumo humano también son utilizados para la producción de aceite y harina de pescado saludables.

11


Consumo recomendado de EPA y DHA CONSUMO TÍPICO RECOMENDADO DE EPA y DHA mg/dia 500 • Consumo típico recomendado para aquellos sin enfermedad cardiaca • Pacientes con enfermedad cardiaca CAD 1000 • Pacientes con hipertrigliceridemia, sin importar el uso de estatinas 3000-4000 ¿Cuanto es 500mg/día? • Dos porciones de pescado por semana, uno de los cuales debería ser graso • 1 cucharada de aceite de pescado líquido estándar dos veces por semana • 1 a 2 cápsulas de aceite de pescado estándar por día Mientras que la meta también puede obtenerse consumiendo alimentos enriquecidos con omega-3, esto típicamente requeriría el consumo de 10 vasos de leche enriquecida por día o tres latas de alubias en salsa enriquecidas por día para lograr esta meta de consumo. Los suplementos de ácidos grasos omega-3 de cadena larga pueden tomarse en cualquier momento, en dosis completas o divididas, sin plantear preocupaciones sobre interacciones con la mayoría de los medicamentos. El consumo dos veces por semana de pescado o aceite de pescado proporciona los mismos beneficios que el consumo diario de una dosis más baja. Los DHA y EPA deberían consumirse en cantidades aproximadamente iguales. La producción global de aceite de pescado líquido por la industria de harina y aceite pescado es alrededor de 0.9 millones de toneladas al año. Esta producción anual de aceite de pescado contiene alrededor de 200,000 toneladas de omega-3 EPA y DHA de cadena larga – lo suficiente para satisfacer el consumo típico aconsejado de 500mg/día de EPA y DHA para alrededor de 1 billón de personas. 12


“Los beneficios del omega-3 del salmón cultivado son casi 300 veces más altos que el riesgo de los contaminantes” • El aceite de pescado es procesado principalmente de peces que tienen un periodo de vida muy corto lo cual significa que absorben mucho menos de las toxinas como las dioxinas, PCBs (Bifenilos policlorados) y mercurio que los pescados grandes. • Los pescados y mariscos ricos en omega-3 consumidos más comúnmente – como el salmón, camarones, sardinas, trucha, arenque y ostras – son muy bajos en mercurio. El salmón y trucha cultivado tienen niveles de mercurio parecidos a sus homólogos silvestres y tantos, o más, ácidos grasos omega-3. • “La evidencia sugiere que los beneficios del consumo de pescado cultivado (por ejemplo el salmón) sobrepasan los riesgos percibidos en casi 300 veces” – Douglas R. Tocher, Universidad de Stirling, 2007. • “Un 91% de los PCB en la dieta Americana proviene de la carne, pollo, cerdo, productos lácteos, verduras y huevos, y no del pescado. El consumo de PCBs al consumir salmón cultivado dos veces por semana durante 70 años causaría un aumento de seis casos de cáncer a 100,000 personas … mientras que el consumo de salmón prevendría por lo menos 7,000 muertes de enfermedad coronaria” Harvard Heart Letter 2007.

13


El omega-3 de cadena más corta de origen vegetal no proporciona los mismos beneficios o protección para la salud Existe un omega-3 de cadena más corta, conocido como el ácido alfa linolénico (18.3 n-3 ALA), que se encuentra en muchas plantas de origen acuático y terrestre, incluyendo las algas marinas, verduras verdes, colza/canola, linaza/lino, olivos y nueces. En teoría los animales pueden convertir ALA a los ácidos grasos EPA y DHA necesarios para el cerebro y el cuerpo. Algunos animales pueden desempeñar esta conversión en una forma relativamente eficiente. Sin embargo otros animales tienen una habilidad muy limitada para hacerlo. Los peces y los animales caen bajo esta categoría. En los humanos sólo hay una conversión de alrededor de un 5% de ALA a EPA, y menos de un 0.5% a DHA. Por lo tanto aunque las frutas, verduras y granos de los cereales hacen contribuciones importantes a una dieta sana, no proporcionan cantidades significativas de los omega-3 de cadena larga beneficiosos para la salud. LA SUSTITUCIÓN DE ACEITE DE PESCADO REDUCE LOS EPA Y DHA Durante muchos años ha existido una tendencia a reemplazar el aceite y la harina de pescado en alimentos para peces carnívoros cultivados con alternativas vegetales. Sin embargo un estudio por Seierstad del Instituto Noruego de Ciencias Veterinarias publicado en 2005 ha demostrado que la composición de la grasa de la carne del salmón afecta el perfil de los ácidos grasos de la sangre del paciente y que los beneficiosos ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA) marinos aumentaron notablemente en aquellos pacientes que comieron salmón alimentado con alimentos que contenían aceites de pescado puros. También fue demostrado que en estos pacientes los niveles de las sustancias indicadoras de la enfermedad coronaria y vaso-sanguínea fueron mucho mejores que en los pacientes que comieron salmón alimentado con aceite vegetal puro (canola). 14


Aumento del interés científico, público y comercial en los omega-3 Hay un fuerte y creciente interés de los consumidores, negocios y profesionales médicos en evitar las enfermedades relacionados al estilo de vida y mantener una calidad de vida. Por ejemplo, entre la población con edad avanzada hay una preocupación especial sobre la salud del corazón, cerebro y los ojos; y los padres buscan dietas para sus hijos que prometen mejoras para la salud, inteligencia y comportamiento. El EPA y el DHA tienen un lugar importante en este interés. Casi 1000 trabajos científicos sobre estos dos omega-3 de cadena larga fueron publicados entre 1970 y 2007 y decenas de miles de artículos de diarios, revistas y la web se han enfocado sobre el mismo tema. Los omega-3 han surgido como un elemento muy importante en el mercado internacional de alimentos funcionales. El mercado de los Estados Unidos de alimentos y bebidas enriquecidos con los ácidos grasos omega-3 creció desde $100 millones en 2002 a $2 billones en 2006, según la compañía de estudio de mercado, Packaged Facts. Según reportes, las ventas de los suplementos de aceite de pescado en los EE.UU. se duplicaron entre 1995 y 2007.

15


Marketing de productos enriquecidos con Omega-3 Los alimentos enriquecidos con EPA y DHA de aceite de pescado están siendo promovidos por los productores de alimentos y los supermercados en todo el mundo con mensajes creativos de marketing de productos – por ejemplo: “Puede mejorar la función mental, atención, concentración y auto-control de su niño” “Ayuda al desarrollo del cerebro, sistema nervioso, visión e inteligencia de su bebé” “Ayuda reducir la enfermedades cardiacas – la causa de muerte principal en muchos países” “Alivia la inflamación de las articulaciones” “Mantiene un sistema inmunológico sano” “Aumenta la flexibilidad de los vasos sanguíneos para mejorar la circulación” “Apoya el desarrollo normal del cerebro, los ojos y nervios” “Un poquito de pescado que su corazón amará” Sin embargo, mucha de la propaganda de marketing fracasa en diferenciar entre los omega-3 de cadena larga EPA y DHA que son utilizados directamente (principalmente de pescados o aceites marinos) de los omega-3 de cadena más corta como el ALA (de plantas) que son utilizados menos fácilmente por los humanos y por lo tanto no proporcionan tantos beneficios para la salud.

16


Beneficios para la salud y el bienestar de animales de granja y mascotas El aceite de pescado, ya sea en forma de aceite puro o el contenido aceitoso de la harina de pescado, es un ingrediente importante en muchas dietas para animales de granja y mascotas. Hay evidencia que el EPA y el DHA en el aceite y la harina de pescado confieren un rango de beneficios para la salud en los animales de granja, notablemente en los sistemas de modernos de ganadería, y en las mascotas. Las organizaciones de bienestar de los animales reconocen los beneficios para el bienestar del ganado de los omega-3 de cadena larga. Beneficios para los cuales hay evidencia: PECES CULTIVADOS La mayoría de los peces no pueden digerir carbohidratos adecuadamente y por lo tanto los aceites son una parte importante de su dieta para proporcionar energía. En su ambiente natural los peces, especialmente los peces marinos, obtienen muchos EPA y DHA en su dieta normal. Por lo tanto es particularmente importante al cultivar peces que los niveles adecuados de estos ácidos grasos esenciales sean incluidos en la dieta. Los consumos diarios recomendados varían dependiendo de la especie pero se ha mostrado que juegan un rol importante en: • Desarrollo y crecimiento normal particularmente en peces jóvenes • Producción y desarrollo sano de huevos • Resistencia a enfermedades y recuperación después de enfermedad OVEJAS • Reducción en la mortalidad en corderos y ovejas de monte • Reducción de pérdidas en ovejas atacadas por parásitos

continúa

17


Beneficios para animales continuación CERDOS • Reducción de mordedura de cola entre cerdos • Aumento en número de lechones por camada • Estímulo del sistema inmunológico en lechones • Reducción de los efectos de la sepsis (E.coli) en lechones POLLOS • Aumento de inmunidad específica en pollos • Reducción de pérdida de rendimiento a causa de la coccidiosis en polluelos • Resistencia a ascitis en pollos • Reducción de picoteo entre pollos • Tasas de crecimiento mejoradas entre pollos • Menores pérdidas debido al deterioro del esqueleto en pollos • Gallos más fértiles VACAS Y CABALLOS • Fertilidad mejorada en vacas lecheras • Riesgo reducido de cólico y laminitis en caballos Las características preventivas y protectoras de un consumo adecuado de omega-3 de cadena larga se hacen aún más importantes cuando los productores de animales de granjas desean disminuir el uso de drogas, incluyendo las drogas antimicrobianas, en los alimentos para los animales. MASCOTAS Un cuerpo creciente de investigación científica continúa demostrando que los ácidos grasos omega-3 benefician a perros y gatos a lo largo de los varios estados de vida incluyendo el embarazo, lactancia, desarrollo fetal, crecimiento y vejez. Los beneficios se extienden a ayudar a las mascotas cuando sufren ciertas enfermedades. Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para mantener los sistemas de los órganos y funciones fisiológicas saludables. Deficiencias en los ácidos grasos omega-3 pueden resultar en un rango de problemas de salud, como la piel seca e irritada, infecciones recurrentes de la piel y el oído, trastornos auto inmunológicos, inflamación de las articulaciones y artritis, y pérdida de agudeza mental e inactividad. Los ácidos grasos omega-3 son reconocidos por veterinarios como nutrientes importantes para incorporar en los alimentos para mascotas para su consumo diario. 18


Producción y uso de harina y aceite de pescado La harina y el aceite de pescado se producen al procesar peces principalmente pequeños, huesudos y aceitosos, como la anchoveta, arenque, capelan y menhaden, para los cuales hay poca o ninguna demanda para el consumo humano. Un porcentaje menor es producido de menudencias, residuos o recortes de pescado, y otros residuos principalmente del fileteado y enlatado de pescado comestible como el atún, bacalao, eglefino, merluza y colín. En el proceso normal la materia prima es cocida, prensada, secada y molida. El prensado remueve el licor que es una mezcla de aceite de pescado, agua y proteína soluble. El licor es centrifugado para quitar el aceite, que frecuentemente es refinado aún más antes de ser transportado a tanques de almacenamiento. Se toma gran cuidado para mantener la calidad del aceite durante el almacenaje. Los sólidos son secados y molidos para producir harina de pescado. Esto contiene típicamente de un 6 a un 10% de aceite de pescado, pero puede ser más alto o más bajo. La harina de pescado es un ingrediente alimenticio, natural balanceado de alto contenido proteico, utilizado en alimentos para peces cultivados, como suplemento de alto valor proteico en periodos nutricionalmente exigentes en los ciclos de vida de los cerdos y pollos, y en los alimentos para mascotas. La mayoría de aceite de pescado es utilizado en alimentos para peces cultivados y hay un mercado en expansión para aceite de pescado para suplementos nutricionales y alimentos enriquecidos para los humanos. Se producen aproximadamente cinco millones de toneladas de harina de pescado por año globalmente, junto con poco menos de un millón de toneladas de aceite de pescado. Esto varía un tanto de año en año y cae significativamente durante el fenómeno de El Niño cada cuantos años. El productor más grande de harina y aceite de pescado es Perú seguido por Chile. Otros países productores importantes incluyen China, Tailandia, EE.UU., Islandia, Noruega y Dinamarca. 19


IFFO Ltd. 2 College Yard Lower Dagnall Street St Albans Hertfordshire AL3 4PA Reino Unido

Organización Internacional de la Harina y el Aceite de Pescado La Organización Internacional de la Harina y el Aceite de Pescado representa la industria mundial de la harina y el aceite de pescado. Tiene casi 200 miembros en aproximadamente 40 países. Sus miembros representan alrededor de 2 tercios de la producción mundial y un 80 por ciento de la harina y el aceite de pescado comercializados internacionalmente.

t: f: e: w:

+44 1727 842844 +44 1727 842866 secretariat@iffo.net www.iffo.net

El contenido de esta guía está apoyado por un documento referenciado, La importancia de los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA en la salud de humanos y animales, escrito por el Dr. Andrew Jackson de IFFO y por Anne Chamberlain, que puede ser obtenido de la pagina web de IFFO, www.iffo.net.

Más información sobre omega-3 de cadena larga www.omega-3centre.com Centro de información para Australia y Nueva Zelanda. www.goedomega3.com Organización Global (Trade) para EPA y DHA. www.nutrition.org.uk Fundación Británica de la Nutrición. www.dpag.ox.ac.uk Departamento de la Universidad de Oxford sobre Fisiología, Anatomía y Genética www.ucd.ie/lipgene Un proyecto sobre la dieta, geonómicas y el síndrome metabólico: un análisis integrado sobre la nutrición, agro-alimentos, social y económico. Financiado por la UE. www.americanheart.org Asociación Americana del Corazón Publicado 2008


Los Omega-3 en el aceite y harina de pescado