Page 23

Agosto-septiembre N° 1

Bergantín, revista de creación literaria

Sueño

Dormía como nadie. La cama era el más dulce trono. También, quizás, un buen sillón, el auto, el transporte público, la sala de clases o el mismo baño. Dormía como nadie. Con frío, con calor, acalambrado por las más insólitas e incómodas posiciones. Dormía como nadie. Estuve en París, en Bahrein, en Beijing y en Berlín. Llegué al Everest y me hundí en el Ness. Amisté con indígenas, hablé con animales y actué de profeta. Dormía como nadie. Fui perdiendo la vida social, mis fortunas, mis talentos. Perdí mi fuerza, bajé de peso. Dormía como nadie. Al fin y al cabo, dormía como nadie. Soñando era la única manera que podía estar con ella.

Alessandro.

23

revista bergantin  
revista bergantin  

creación literaria

Advertisement