Page 1


Mayo 2008 UNA TARDE PERFECTA Era una tarde muy calurosa, era una de aquellas tardes en las que o te quedabas en casa con una buena limonada o te arriesgabas a salir a que el sol te abrasara la piel.. piel.. Eva Eva miraba tras la ventana, cuando vio a lo lejos a sus amigos, seguro que venían a buscarla., era día de excursión. Eva y sus amigos: Juan, Carolina y Alberto era aficionados a la fotografía. Pero Eva iba más allá, su sueño era trabajar para el periódico más más importante de su ciudad. Se imaginaba de viaje a lugares exóticos, fotografiando a gente del lugar o animales salvajes. También algunas tardes se imaginaba que era fotógrafa de guerra y se veía a si misma con el casco y su cámara detrás de los cañones y viendo las balas alrededor de ella. Aquella tarde decidieron ir a la colina verde que había detrás de su casa. Los cuatro llevaban sus cámaras, su gorra protectora y sus zapatillas de senderismo. Se llevaron toda la tarde andando, pensando qué fotografiar. fotografiar. Eva vio una ardilla en la rama verde de un pino centenario, detrás se reflejaba la caída del sol. Era una buena foto, en realidad, era la foto perfecta. Se situó de rodillas, pero no salía bien, así que decidió tumbarse en la verde hierba. Se pasaron toda la tarde haciendo fotos de aquí a allá. Al caer la noche, decidieron regresar a casa. Eva no podía esperar a la mañana siguiente para revelar las fotos, así que se pasó casi toda la noche revelándolas. Había sido la tarde perfecta, a pesar del calor, sus fotos habían sido las mejores de su vida. Al mes siguiente, su sueño de hizo realidad, la foto de la ardilla había sido publicada en el periódico de la ciudad. Rocío Gómez García. 6º B


Mayo 2008 LAS AVENTURAS DE LAS HERMANAS LOCUELAS. Érase tres hermanas, Sara, Sara, Sonia y Nuria. Sara, era la mayor, tenía 13 años, pero de las tres era la más baja. Sonia, era la mediana, tenía 12 años y era de altura media.

Nuria, en cambio, era la más pequeña, tenía 11 años y era la más alta.

Las tres eran delgadas y rubias. Eran Eran divertidas y un poco locas (lo tengo que reconocer), y se metían en muchas aventuras. Esta era una de ellas:

Estaban de vacaciones en el Peralejo

(una aldea de un pueblo de Huelva, Nerva)

La aldea estaba rodeada de campo, había muchos animales como: Cerdos, cabras, ovejas, etc ..

Había muy pocas casas, pero había bonitos senderos. Ese día, como estaban aburrida y no sabía qué hacer … -

¿A qué jugamos? – preguntó Sara. ¿Al escondite? – respondió Sonia.

No, eso es ya muy aburrido – dijo Sara.

-

¡Vamos a ordeñar ordeñar cabras! – afirmó Nuria.

-

¡Sí! – dijeron al unísono Sara y Sonia.

Pero había un problema, ¡ESTABAN CASTIGADAS SIN SALIR DE CASA!

Entonces, mientras sus padres dormían la siesta, ellas aprovecharon y se fueron a “ordeñar cabras”.

Por el camino, Sonia iba pensando qué les pasaría si sus padres se dieran cuenta de que no estaban.

Cuando llegaron no sabían “ordeñar cabras”.

Ellas lo intentaban, pero cada vez que se acercaban a una, ellas se iban corriendo. Se fueron a casa desilusionadas porque no lo habían conseguido. Cuando llegaron a sus casas, sus padres seguían durmiendo. -

¡Uff! Menos mal – dijo Sonia – no se han dado cuenta. Pero en toda la familia hay un chivato.

Su primo Rafael se había enterado de todo y se lo dijo a sus padres. Y Sara, Sonia y Nuria estuvieron castigadas otra semana.

Claudia Bellido Gallego 6ºA


Mayo 2008

LA VIRGEN MARÍA

Limpia, pura, buena y sencilla, amiga y, sobre todo, MADRE. ELLA, María, con su sencillez nos enseña como ser humildes y no cometer errores. Ser madre, eso es lo que que es María, madre, pero no só sólo de Jesús, sino también madre de Dios y nuestra. No sabemos por qué, pero cuando la miramos, notamos una sensación de bienestar interior. Cuando salimos de casa es María la que nos guía, cuando vamos al colegio es María la que que nos guía. En general, María es quien nos guía en este largo caminar que es la vida. María, es algo mucho más que una madre, es quien después de vivir su vida, nos enseña quien es, su vida y la de Jesús. Cuando vamos de romería, cuando estamos en misa o, simplemente, cuando pasamos por la capilla y la vemos de reojo, es ELLA, Nuestra Nuestra Señora Señora María María, aría, y le debemos respeto, ¿por qué? Porque es nuestra madre.

José Antonio Núñez 6º A

-1–


Mayo 2008 LA VIRGEN MARÍA

El día es claro en Nazaret, porque allí, en el corazón de la ciudad, justamente en una humilde casita, María, la virgen, va a nacer. Por la calle todos andan despistados y sin saber lo que va a ocurrir, que la mujer que dijo que sí a Dios ya había salido del vientre materno. En su casa hay mucha alegría y todos admiraron al dulce bebé bebé y se dicen unos a otros que es una niña muy hermosa. Va creciendo y es muy alegre y bondadosa con todas sus amigas y ayuda mucho a su madre en las tareas domésticas. Siempre es la primera en prestar sus pocas cosas pero las presta con intención de ayudar. Va todos los días al templo a rezar a su padre, Dios, y a contarle sus inquietudes con el propósito de de que ella siempre tenga fuerzas para ayudar a todas las personas. Un día de mucho calor cuando estaba en su casa haciendo la comida, vino José y le dijo que si quería desposarse con él. Ella, como no, le dijo que sí sí y tuvieron una hermosa boda toda la familia. familia. Una mañana cuando María estaba en su casa se le apa apareció un ángel llamado Gabriel, ella se asustó, pero inmediatamente le preguntó la razón por la que venía. Él le dijo que Dios se había fijado en ella por lo buena buena persona que era y que si quería tener un hijo de Dios y ella dijo que sí. Le dijo a José lo que había pasado porque la vio embarazada pero él no se lo creyó. Por la noche, en sueños, un ángel se le apareció a José y le dijo lo ocurrido.

-1–


Mayo 2008

Cuando tuvieron el hijo se fueron de Nazaret y cuando estaban llegando a Belén, María se puso de parto. Jesús nació en un pobre establo y fueron tres Reyes a adorarle además de muchos pastores. Cuando volvió volvió a Nazaret, Jesús aprendió mucho y oraba con los sacerdotes. Un día cuando Jesús tenía 33 años lo condenaron a muerte y María sufrió mucho. Le siguió hasta la cruz y allí lloró su muerte junto a Juan y María Magdalena. Ella siempre siguió el camino de Dios y cuando murió Jesús apoyó mucho a sus discípulos. discípulos.

Jesús Montaño Tomé 6º A

- 2–

6º PRIMARIA  

Redacciones

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you