Page 1

Monsanto El origen de la ingeniería genética es Paul Berg en California, quién a principios de los años setenta transfirió por primera vez ADN entre las bacterias. Las primeras plantas manipuladas genéticamente aparecieron en los años ochenta y hoy en día los cultivos MODIFICADOS GENÉTICAMENTE constituyen un gran negocio – especialmente el maíz, la soya y la colza. Más del 90% de los OGM pertenecen a Monsanto. Esa empresa no siempre fue de agricultura, como dicen ser hoy. Fue fundada en 1901 y comenzó siendo una empresa de químicos, contando entre sus productos están el Aspartamo, la hormona de crecimiento bobina, los aceites PCB y el Agente Naranja, químico usado en Vietnam para matar todos los cultivos y ecosistemas aledaños. Todos esos inventos han sido cuestionados o posteriormente prohibidos por su daño. El PCB causó Cancer y Hepatitis en la población y por eso fue prohibido, las consecuencias en Anniston Alabama duran hasta hoy. La presencia de PCB está en especies alrededor del mundo hoy, aumentando el riesgo de cáncer (David Carpenter, experto en PCB lo concluyó después de investigar http://cbsn.ws/16CqnRO). La hormona de crecimiento bobino aumentaba en un 25% aprox la producción de leche de las vacas, argumentando que esto además era beneficioso para el consumidor porque la composición y sabor de la leche no cambiaban. Esto es falso, ya que a las vacas les daba mastitis y por eso había PUS en la leche, y también antibióticos usados para el tratamiento, pero lo más importante es la presencia de IGF-1, un factor de crecimiento insulínico que provoca cáncer de mamas, colon y próstata (Samuel Epstein, experto de la asociación del cáncer lo confirma http://bit.ly/7KDIiZ). Esta hormona fue prohibida en Europa y Canadá, en Canadá se dio un caso especial, ya que copian las decisiones de la FDA, pero Monsanto los trató de sobornar. Uno de los principales problemas del cultivo de transgénicos es el Glifosato, conocido comercialmente como Roundup. Es un herbicida no selectivo, mata todas las plantas, pero las de Monsanto no, porque fueron modificadas para resistirlo. En un momento se vendía como biodegradable y bueno para el medio ambiente, perdió dos juicios por publicidad engañosa. No solo no es biodegradable, sino que es altamente tóxico, afecta el sistema de división de células, provocando las primeras etapas del cáncer en el cuerpo (Robert Bellé concluyó esto en su investigación http://bit.ly/107wSrR), esta información fue ocultada para mantener el desarrollo de los OGM.

OGM: Organismos Genéticamente Modificados El primer OGM aprobado para cultivo masivo fue el de la soya en el 96. Existe una confusión respecto al origen genético de los OGM, ya que la FDA (Food and Drugs Asociation) los clasificó bajo la misma categoría que las especies que son producto de cruzas. Sin embargo, el origen es a nivel de ADN y tiene fines puramente comerciales, además trae riesgos para la salud que han sido ocultados. La decisión fue tomada por James Maryanski, y lo justifica con razones políticas (De nexo con las multinacionales), y sin fundamento científico. La ley establece que no hay distinción entre un OGM y su especie de origen, ya que los OGM tienen “los mismos componentes”. Esto se llamó el principio de la equivalencia sustancial (Substancial equivalence) y fue clasificado como G.R.A.S (Generally Recognized As Safe). Jeffrey Smith (http://bit.ly/16mdfRh) , Michael Hansen (http://bit.ly/2yACKS) y Jeremy Rifkin (http://to.pbs.org/dt2vWS) demuestran que efectivamente el principio de equivalencia sustancial es falso. Para obtener categoría de G.R.A.S, se requiere un periodo de pruebas y un amplio respaldo científico antes de legislar, la FDA no hizo ninguna de las dos, en un acto altamente negligente. Esto se podría haber evitado si el gobierno de Reagan hubiera sido más responsable y regulatorio con la biotecnología, pero su política era la de “evitar las burocracias” para los empresarios. Michael Taylor, jefe de la FDA cuando se desreguló a Monsanto, había sido el abogado de Monsanto anteriormente. Hay una “puerta giratoria hacia arriba” (Monsanto revolving doors) en la cual muchos ex ejecutivos de Monsanto


pasan a la FDA y viceversa, en dónde el ejemplo máximo es Michael Taylor, quien hizo el switch varias veces. Muchas de las conclusiones de científicos de la FDA (Como Lewis Pribyl) revelaban lo dañinos que son los OGM, pero fueron omitidos convenientemente, esto desde 1992 (fuentes: Steven Druker, abogado:

http://bit.ly/ZZPlDb Más respaldo científico ignorado: http://www.biointegrity.org/list.html). Un ejemplo catastrófico de estas negligencias es lo que ocurrió con el L-Triptófano (Aminoacido OGM de Monsanto) en 1999, caso en el cual la FDA “No descartó que se debía a las modificaciones genéticas”. Esto le causo EMS a la población, causando la muerte de 37 personas y más de mil minusválidos crónicos. Arpad Pusztay trabajaba en el Instituto Rowett (Laboratorio de nutrición escocés), es un científico que testeó los OGM en ratas durante 2 años, antes de que se aprobaran en UK, todo con financiamiento del gobierno. Él, como muchos en la comunidad científica estaba entusiasmado con esto, ya que podía ser una nueva revolución científica que podría resolver grandes problemas de hambre en el mundo. Al ver el efecto de papas GM en las ratas, se documentó un efecto proliferativo celular en el estómago, lo cual es un factor inicial del cáncer. También se notó un sobrecalentamiento del sistema inmunológico, eso no es bueno ni malo, pero denota que el cuerpo de la rata reconocía a la papa como un agente extraño. Luego en una entrevista dijo que le parecía injusto que los ciudadanos británicos fueran conejillos de indias. Fue despedido. Se rumorea que Tony Blair recibió presiones extranjeras para detener las investigaciones, ya que desacreditaban el impulso biotecnológico norteamericano. Si uno tipea monsanto falsified scientific studies en Google, llega a más de 1.790.000 resultados (En el docu, son 174.000, fue en el año 2008): http://bit.ly/10RlpIQ Entre los químicos cuestionables de Monsanto está la Dioxina, componente cancerígeno que al contacto con la piel humana provoca Cloracné, una enfermedad que deforma a las personas y deja secuelas genéticas para sus hijos. Este componente estaba en el 2,4,5-T, que a su vez es un componente del Agente Naranja, usado en Vietnam. En esa oportunidad, infectaron a 3 millones de personas, incluidos soldados norteamericanos. Monsanto inventó un documento científico con datos falseados diciendo que el Agente Naranja no tenía nada que ver con el cáncer de las víctimas. Así les negó compensaciones a cientos de veteranos. Kate Jenkins mandó un memorándum exigiendo que revisaran los estudios de Monsanto, no solo no lo hicieron, sino que la acosaron y le hicieron la vida imposible. (Fuentes: William Sanjour y Gerson Smoger, ambos abogados defensores, del medio ambiente y veteranos respectivamente). Ian Pryme, científico belga, investigó los documentos que aprobaron el uso de Soya OGM con el Roundup. Encontró serias fallas en dichos estudios, poca rigurosidad, falta de datos, información imprecisa, etc. Esto es grave, ya que esto dio paso al principio de equivalencia sustancial, que a su vez dio paso a la legislación de la FDA. Estos estudios justificaron la masificación de los OGMs. En 10 años, los transgénicos se expandieron para cubrir más de 100 millones de hectáreas, 70% son “Roundup-resistant” y 30% tiene una modificación genética para producción de un insecticida llamado BT. Monsanto patenta lo que ellos llaman su “propiedad intelectual”, para proteger su inversión. Los granjeros norteamericanos firman un contrato de “uso de tecnología” con el cual se compromete a respetar la patente de Monsanto. Por lo tanto convierte en un delito guardar una semilla para plantación en el próximo periodo. Este reglamento es inaplicable ante la ley, ya que no tienen como


controlar lo que uno hará con las semillas. Para “cumplir” con esto límites, Monsanto contrata detectives privados llamados La policía de los genes (Se pasaron), para sacar muestras de los campos y medir el uso de su “propiedad intelectual”. Es muy absurdo, ya que el viento mueve las semillas muchas veces fuera de la propiedad inicial. Muchos agricultores han sido multados por Monsanto, incluso llevándolos a la quiebra. Otros llegan a acuerdos “amistosos”. O estás con Monsanto, o no existes. Esto es muy siniestro, ya que su sistema de regar Roundup en los campos de OGM hace que solamente sobrevivan semillas Monsanto. Generando un modelo monopólico, en el cual el origen de toda alimentación, la semilla, es “propiedad” de una empresa. Esto tiene repercusiones enormes económicamente hablando, ya que los animales se alimentan de semillas, nosotros de frutas, que provienen de semillas… etc. Incluso en el mercado textil, ya que Monsanto es el proveedor de semillas de algodón de los más grandes productores. Amarran la demanda de sus semilals con la del herbicida y el abono, generando dependencia permanente. En el lado biológico también es un riesgo, ya que se amenaza la biodiversidad y también la posible extinción de las variedades nativas y orgánicas. La economía de India se ve afectada día a día por el monopolio de semillas de Monsanto. Absorbieron a casi toda la competencia y subieron los precios 4 veces más caros. Los agricultores pequeños se endeudan con mafiosos y muchos caen en morosidad. En el documental muestran a uno de 25 años que se suicidó por deudas, se tomó un litro de Roundup. Dicen que esto pasa 3 veces al día. El suicidio de agricultores de India no es nuevo, pero con la presencia de Monsanto ha aumentado notoriamente. Vandana Shiva, ganadora del Premio Nobel alternativo, escribió un libro sobre el impacto negativo de Monsanto en la India y el mundo llamado “Seeds of Suicide” (http://huff.to/Vf00e). Ella sostiene que el principal objetivo de Monsanto es patentar todas las especies nativas de semillas para controlarlas alrededor del mundo. Eso lo vimos en evidencia cuando el 2011 en Chile se patentaron las especies Chilenas. Esto amenaza la estabilidad económica y biológica de la agricultura. Contaminación Transgénica Un tema no menor es el tema de la contaminación genética del ecosistema. La presencia de organismos genéticamente modificados en el entorno natural sin duda lo afectará por cruza con especies no modificadas, generando híbridos mutados genéticamente. Esto a largo plazo es una amenaza al equilibrio de las especies vegetales y también animales. El profesor Ignacio Chapela de la universidad de Berkeley advierte de esto en el maíz mexicano, su descubrimiento fue accidental, mientras le enseñaban a campesinos a detectar OGMs, llevaron una muestra positiva de OGM de EEUU, y al buscar una negativa de los campos locales, no encotraron ninguan que no contuviera genes modificados (http://bit.ly/Q0gwMN). Esto es grave, ya que Mexico es el centro de origen del maíz, y sus especies acompañaron a los indígenas locales por miles de años. Solo en la región de Oaxaca hay una enorme biodiversidad de Choclos, con más de 150 especies únicas, todo esto se ve amenazado por el avance depredador de Monsanto. Los campesinos de Oaxaca tradicionalmente NUNCA han tenido que comprar sus semillas, las intercambiaban y las guardaban para futuras cosechas, desde tiempos ancestrales. El choclo norteamericano es subsidiado por EEUU, y eso ha sido empujado al mercado mexicano a mitad del precio tradicional, todo a pesar de haber prohibido los transgénicos ya que existe el tratado de libre comercio con EEUU y Canada. La cruza de especies transgénicas con las originarias ha comenzado a manifestar mutaciones físicas en las plantas híbridas, presentando tallos nuevos, pelos exageradamente grandes, etc. Si la propagación extingue las especies no intervenidas por Monsanto, los agricultores tradicionales se verán forzados a depender de Monsanto.


Existen teorías de que esta contaminación no es más que una estrategia biológica para llegar a controlar la oferta total de semillas. Esto, por razones obvias no puede ser demostrado, pero en los hechos, la contaminación genética existe y está depredando el origen genético. Los únicos beneficiados por esta contaminación son las multinacionales como Monsanto. La campaña de Chapela tuvo repercusiones, fue despedido de Berkeley y Monsanto respondió con un artículo muy chanta que fue viralizado por ellos mismos, camuflados como “científicos” (Inventaron identidades. The Guardian: http://bit.ly/bkb7mY). (Más info: http://bit.ly/xFTnEr) Los monocultivos GM en Paraguay están arrasando con los pequeños agricultores. El gobierno tuvo que autorizar los OGM después de que llegara la contaminación de Soya Monsanto desde Argentina. Ahora riegan Roundup por todo el país, sin protección para los trabajadores, dejando consecuencias en su piel y riesgo de cáncer. El Roundup alcanza los ríos cuando llueve, y muchos animales toman esa agua y mueren. En Paraguay el 70% de la superficie de cultivo es propiedad del 2% de la población, esta concentración aumenta cada día más debido a los OGM, y ¾ paga royalties a Monsanto por “Propiedad Intelectual”. Según el último censo, cada año 100.000 paraguayos migran del campo a las favelas de la ciudad, 70% de ellos lo hace para escapar de los cultivos de soya que dañan su salud. Estos cultivos están destinados para alimentar los pollos, vacas y cerdos de Europa. Durante el desarrollo del documental, Monsanto no concedió ninguna entrevista oficial. Debemos proteger nuestra independencia y derecho a auto-alimentarnos. La negligencia y corrupción de Monsanto ha tenido graves consecuencias en muy poco tiempo, es hora de hacernos conscientes. Fuentes: The World According to Monsanto, OGM: 7 Preguntas (http://bit.ly/XWreE1) Jose Hosiasson - MID

Monsanto  

Resumen de información y fuentes presentes en el documental "El mundo según Monsanto" (http://bit.ly/emPK0R)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you