Page 1

07/12/2008 ABC | CATALUÑA | EDICIÓN CATALUÑA - PÁGINA 51 ABC

CATALUÑA

DOMINGO 7š12š2008

51

El plural y amplio «Diccionari de la literatura catalana» de Àlex Broch SERGI DORIA BARCELONA. El crítico, editor y profesor de literatura Àlex Broch se puso al frente de un centenar de colaboradores para elaborar un Diccionario de la literatura catalana que actualizara la nómina de escritores del Principado: de Ramon Llull a Albert Sánchez Piñol. Un diccionario con más de cuatro mil entradas de autores, obras y personajes. El núcleo de esta obra de consulta son las entradas de autores, una selección que intenta superar, en palabras de Broch, «la visión catalanocéntrica que generalmente se imprime a toda interpretación global sobre la cultura y la literatura catalanas: en este sentido, tanto Valencia como las Baleares cuentan con una importante representación biográfica». En cuanto a la adscripción de los autores referenciados, el coordinador señala que a los representantes de géneros históricos y tradicionales como poetas, narradores y dramaturgos, «se suman autores de géneros fronterizos con la literatura de creación, pero que realizan una tarea indudablemente literaria».

Autores, obras y personajes Además de escritores, el diccionario describe y analiza 425 obras punteras de la historia literaria catalana, reforzada con un corpus de personajes literarios y una bibliografía actualizada. Para desarrollar este trayecto, Broch ha contado con la asesoría de Anton M. Espadaler en la etapa medieval y Pep Valsobre para la época moderna; Manuel Jorba y Jaume Aulet abordaron, respectivamente, el siglo XIX y el Modernismo. Hojear el Diccionario permite constatar que se han subsanado ausencias «clamorosas» de la antigua Enciclopedia Catalana que no incluyó durante años al editor Josep Vergés y felices inclusiones de los reporteros Paco Madrid, Irene Polo y Josep Maria Planes, representantes ambos de la fértil conjunción entre el periodismo y la literatura. Reconforta también que entre los títulos reseñados figuren las memorias de Gaziel y sus «Meditacions en el desert» o autores del ámbito cultural catalán que escribieron la mayor parte de su obra en castellano como Vicente Blasco Ibáñez, Ignacio Agustí, Eduardo Mendoza o José Agustín Goytisolo. No están —todavía— todos los que son, pero es un primer paso.

YOLANDA CARDO

«Miss Bonet» entre algunos de sus tesoros dedicados al culto a Vivien Leigh

Miss Bonet y la señorita Escarlata La barcelonesa Elvira Clara Cirera i Bonet ha creado en su casa del barrio de Horta un pequeño museo con diferentes objetos personales de la actriz Vivien Leigh, a la que conoció personalmente y con la que se carteó durante sus últimos diez años de vida JORGE S. ORTIZ DE GALISTEO BARCELONA. «Un sueño hecho realidad», así es como describe Elvira Clara Cirera i Bonet la experiencia de conocer a Vivien Leigh. Hoy, 41 años después de la muerte de la actriz, esta mujer conserva en su casa del barrio de Horta numerosos objetos personales de la artista, como una miniatura de una rata de porcelana que ésta ponía en su camerino cuando iba de tourné, o la pitillera de oro y plata que siempre llevaba encima, con los cigarrillos que su doncella le colocó antes de fallecer, o los monóculos que lucía en una escena de la película «El barco de los locos», con los que consulta el menú, o la propia agenda de Leigh de 1967, el año de su defunción. «Soy la única en el mundo que puede presumir de tener la agenda personal de Escarlata O'Hara o Vivien Leigh del mismo año de su fallecimiento», comenta orgullosa.

Amistad por correo Su admiración por la actriz surgió después de ver, en el ya desaparecido cine Unión, «Lo que el viento se llevó», en la que Leigh hacía el papel de Escarlata O'Hara. «Me gustó la interpretación, la ví una actriz extraordinaria», comenta.

Esta gran admiradora de Vivien Leigh conserva la agenda de la actriz de 1967, el año de su muerte

Y. C.

Escarlata, en su rincón Dos años después, escribió una carta al hotel de la Costa del Sol en el que la intérprete se alojaba junto con su esposo Laurence Olivier durante unas vacaciones. Pero cuando esa carta llegó al hotel, la actriz ya había regresado a Inglaterra. Elvira Cirera volvió a escribir a Vivien Leigh tras leer en la revista «Fotogramas» la dirección de ésta en Londres. Pocos días después recibiría su respuesta. A partir de ahí ambas comenzaron a cartearse con frecuencia.

día acababa de recibir la última carta que le escribió la actriz, fechada tres días antes. Además de las cartas, durante una época, también enviaba a la actriz un ramo de rosas todos los meses. En 1965, cuando se cumplían 25 años del rodaje de «Lo que el viento se llevó», esta barcelonesa envió un medallón de oro a la actriz para conmemorar esta fecha. Fue poco después cuando pudo conocerla en persona, ya que la actriz accedió a recibirla en su domicilio londinense para agradecerle ese detalle en persona.

Cartas y rosas Elvira Cirera conserva en su casa las 45 cartas que recibió de Leigh entre el año 1957 y el 1967, fruto de esa relación de amistad por correo. Esta gran admiradora de la intérprete se sorprendió mucho cuando, el 7 de julio de 1967 conoció la trágica noticia, ya que aquel mismo

«Una dama inglesa» «Era una persona muy ágil, muy nerviosa, muy observadora, muy amable, muy educada: una auténtica dama inglesa», señala Elvira Clara Cirera i Bonet. Sin embargo, destaca que la impresión de este primer encuentro fue «decepcionante», ya que, entonces, la actriz «apa-

rentaba más edad debido a la tuberculosis que padecía». Pero ésta no fue la única vez que pudo visitar a la intérprete, puesto que volvieron a encontrarse durante un viaje que Elvira Cirera realizó a Londres. Toda esa experiencia de correspondencia y visitas al domicilio de la actriz hizo que «Miss Bonet», como Leigh la llamaba, mantuviese el contacto con la familia de la artista, que la invitó al funeral oficial al que asistieron diferentes autoridades. De hecho, después de que ésta falleciese, visitó a la familia en varias ocasiones. Gracias a la continuidad de esa relación fue motivo de que la familia le facilitara a Elvira toda esa clase de objetos de la actriz, que hoy reúne en un pequeño museo que ha creado en su casa, en el barrio de Horta, tras la insistencia de su hija, que la animó a reunir todos esos recuerdos y darles un sentido escénico.

JORGE SÁNCHEZ ORTIZ DE GALISTEO - www.galisteo.is - jsog@jsog.net - LinkedIn: www.galisteo.is/onlinkedin

© DIARIO ABC, S.L

Miss Bonet y la señorita Escarlata  

Portafolio periodístico de Jorge Sánchez Ortiz de Galisteo

Miss Bonet y la señorita Escarlata  

Portafolio periodístico de Jorge Sánchez Ortiz de Galisteo