Page 1

I

El Arrabal de la Magdalena: un barrio desconocido

1

~ () q)

--o o LT..

.2:

... o o..

--rJ'J o 'O

LT..

46.6 wP

rr

HONDARRIBIA @Jos茅 Ram贸n Emparan

Ortiz


Publicación patrocinada

por la Cofradía de Mareantes de S. Pedro de Hondarribia

Dakigunez,"Done Pedro" Itsas Gizonen Kofradiak, badauka tradizio historiko luze bat. Kofradia honen sorreraz,fundazioaz edo ordenantzaz zenbait lan aurkitzea ez da zaila.lkusiz aipatutako lan hauek batez ere erdi aroan kokaturik daudela, esan behar dugu desjakintasun haundia dagoela hain urrun ez diren zenbait garaiari buruz.

Orain aurkezten dugun lana, XVIII eta XIX garren mendetako garaia hobe ezagutzeko ekarpen berri bat da. Dokumentu hau irakurriz konturatzen gara Kofradiak ,- 600 urte igaro badute ere sortu zen ezkeroztik-, arrantzale eta beuden familien defentsaren alde jokatu duela , arrantzaleak izan direla eta direlako gure herriaren parte garrantzitsu bat, -nahiz eta batzutan arrantzaleakbaztertuta izan diren-.

Interesgarria litzateke jarraitzea honelako lanak argitaratzen. Aprobetxatu nahi dut lerro hauek ikertzaileak animatzeko, bide honetatik jarrai dezaten. Era berean eskertu nahi diot lan honen egileari, Kofradia, arrantzaleak eta Hondarribiko Historioa pixka bat hobeago ezagutzeko ematen digun aukerarengatik.

La Cofradía de Mareantes de San Pedro cuenta con una larga tradición histórica. Son varios los trabajos realizados sobre sus origenes, fundación y ordenanzas. Pero si estos trabajos que hacen referencia, sobre todo, a la edad media son más conocidos, tambien es cierto que existe un amplio desconocimiento de los avatares de épocas no tan lejanas. Este trabajo viene a ser una aportación para el conocimiento de un periodo, -entre los siglos XVIII y XIX-, que aunque más próximo en el tiempo, es menos conocido. Leyendo este documento, nos damos cuenta que aunque han transcurrido más de 600 años desde su fundación, los objetivos de la Cofradía se han mantenido en la defensa de los intereses de un sector social, que como el arrantzale, - a veces relegado-, ha sido y es una pieza clave en la historia de nuestra Ciudad.

Es deseable que trabajos de este tipo se sigan publicando y animo a los investigadores a continuar por este camino, a la vez que agradezco al autor la posibilidad que nos brinda para conocer un poco más la historia de la Cofradía y del mundo arrantzale, que en definitiva es parte de la Historia de Hondarribia.

Abade Nagusia.

El Abad Mayor.

Esteban Olaizola

Esteban Olaizola


..

EL ARRABAL DE LA MAGDALENA:UN BARRIO DESCONOCIDO.

1.1NTRODUCCIÓN.

Anteriormente, en el n2 10 del Boletín de Estudios del Bidasoa, correspondiente al año 1992 y que edita en Irún el grupo Luis de Uranzu Kultur Taldea, tomando como base la tergiversación histórica que realizaron las autoridades locales sobre el origen e historia del Hospital de S. Gabriel, hoy Residencia de Ancianos, tuve la oportunidad de publicar un trabajo sobre la historia de dicho establecimiento, desde sus comienzos en 1762 hasta el año 1979. En la introducción del referido trabajo, manifestaba que lejos de los grandes hechos de armas existían sin embargo, grandes lagunas sobre la historia de Hondarribia. Pues bien, movido por ese interés en ahondar en nuestra historia, el trabajo que ahora presentamos, saca a relucir algunos aspectos poco conocidos y en algún caso inéditos, referentes al Arrabal de la Magdalena , núcleo del hoy tan visitado Barrio de la Marina. Historiadores como Serapio Múgica o Pablo Gorosabel, nos han hablado de la " gran Hondarribia" ,la de los diversos Sitios sufridos, nos han hablado tambien de la Hondarribia arrogante con los pueblos vecinos y con la Provincia, y gracias a ellos conocemos parte de nuestra historia. Por el contrario apenas nos dicen nada sobre la forma de vida, los conflictos, sufrimientos y esperanzas de la otra gran Hondarribia, la de la inmensa mayoría de sus vecinos y habitantes, alejados de los centros de decisión, por no vivir intramuros, y sobre todo por no tener las propiedades y bienes suficientes que determinaban sus Ordenanzas Municipales para acceder a los cargos municipales y participar en la toma de decisiones. Este trabajo, aún a pesar de sus limitaciones, tiene para su autor varios aspectos novedosos, pues permiten ahondar en el conocimiento de un Barrio marinero que no siempre a tenido la importancia que en el presente tiene. Los tiempos cambian. las costumbres y el sentido de las cosas tambien. Y así lo que hoyes practicamente el centro de la Ciudad, el lugar de encuentro y de relaciones sociales, el lugar del" trato y comercio", durante cientos de años no fue más que el Arrabal, Marina o Rivera de la única Ciudad existente, la que existía y estaba limitada por sus Muros y fortificaciones.

Es decir el Arrabal de la Magdalena era un barrio extramural marginado, poblado por pescadores y proscritos sus habitantes por las autoridades locales e incluso con serias dificultades para su subsistencia. Es bastante conocido ,aunque con mayor o menor acierto, los pleitos y conflictos que enfrentaron durante siglos a la Villa o Ciudad de Hondarribia con el lugar y Universidad de lrún, por la pretensión de las autoridades de Hondarribia para que no se edificaran casas de piedra, ni hubiera trato y ,:omercio , ni carga ni descarga de mercadurías ni peso en lrún.

.

2


J

Este trabajo se centrará sobre todo en la segunda mitad del siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX., y su hilo conductor será un incidente ocurrido entre la Cofradía y el Ayuntamiento, un dí9 de S. Marcial, domingo 30 de Junio de 1799 , durante la elección de los cargos de la Cofradía de Mareantes de S. Pedro. Nota 1. Pedimos disculpas al lector, si en alguna ocasión considera excesiva la transcripción total o parcial de algunos documentos. Sin embargo hemos optado por este recurso, con el fin de que por una parte, algunos aspectos que pudieran parecer inverosímiles adquieran credibilidad, y por otra para que la riqueza y frescura de los mismos textos originales permitan al lector adentrarse en un ambiente a veces dificil de describir y que solamente los mismos protagonistas pudieron hacerlo. Nota 2. Los datos y documentos correspondientes al presente trabajo han sido extraidos de documentación existente en el Archivo Histórico de Hondarribia, Archivo de la Cofradía de Mareantes de S. Pedro de Hondarribia, Archivo de Protocolos de Oñate y Archivo General de Gipuzkoa de Tolosa. ~

r r e'

e' el' el' e'

..-

..

.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..

... ...

01

4


J-

3.EL ARRABAL: UN BARRIO MARGINADO.

3.1.Incidente 'entre la Cofradía de Mareantes v el Avuntamiento.1799 Como era costumbre en esta época, a campana tañida se juntaron en la Sala Consistorial los Sres.Francisco Xavier de Sancetenea, alcalde y JUEZordinario,José Ignacio de lñurrutegui,jurado mayor,José Ignacio de Ibarreta,síndico procvador general, Antonio Lecuona y Francisco Arbelaiz, regidores,que eran la mayor parte de les ocho capitulares que representaban a la Ciudad en virtud de Ordenanzas confirmadas por S.M.,uso y costumbre inmemorial. Junto con el escribano que daba fe de los actos públicos ,tambien concurre Roque Torres, diputado del Común. Abierta la sesión el alcalde Sancetenea da parte a la Ciudad o sea a sus cargohabientes o capitulares , del incidente ocurrido con los cofrades de la Hermandad de Mareantes de S. Pedro en la reunión celebrada en la Sala Capitular de la Casa Consitorial,el domingo anterior 30 de Junio, fecha en que después de oída la misa popular, se había ayuntado la Cofradía con el fin de elegir a los Abades y Alcaldes de Mar. Esta reunión celebrada en la Casa Consistorial , estaba presidida por el alcalde Sancetenea,y por el alcalde del 2Qvoto, Casadevante. Veamos ahora algunos pasajes del relato que nos hace el alcalde Juan Nicolás de Casadevante , así como los apuros que pasó: se armó por algunos de dicha Hermandad un alboroto muy recio y grande, a modo de motín o tumulto, habiéndose a resultas hecho los Acuerdos que constan en el Libro de la misma Cofradía a puerta cerrada , y fuerza y violencia de los cofrades, sin que aun para las precisas diligencias de la naturaleza ,hubiesen querido abrir dicha puerta, y que manteniendo su griterío y alboroto, obligaron al Alcalde Casadevante a que saliendo al balcón, pasase de este al inmediato, que es la habitación de D. José Lajust, con peligro manifiesto de caerse de una altura bastante elevada, en busca del auxilio de algunos soldados; y aunque a fin de apaciguar dicho alboroto, pudo convocar por fuera catorce soldados y algunos testigos,al llegar todos ellos abriendo la puerta de la Sala,impidiéronles la entrada en ella muchos de los cofrades, con amenaza y evacuaron todo a su satisfacción, pero dichos Sres. Alcaldes protestaron todo cuanto se acordó por dicha Hermandad el citado 30 de Junio último, como hecho a fuerza y violencia;por lo que dicho Sr. Alcalde daba y dí cuenta de todo a esta dicha Ciudad, y de que aquel día causaron mucha inquietud en el Pueblo los de la Cofradía,que salieron del Ayuntamiento a deshora; y enterada esta dicha Ciudad de esta relación: Acordaron dichos Sres.que ambos Sres. Alcaldes, mirando la historia y el decoro de esta Ciudad, y con acuerdo y asistencia de un abogado de la satisfacción de ella, se reciba sumaria. información de lo ocurrido, y se tomen las providencias correspondientes a semejante atentado hecho directamente contra la Paz y tranquilidad pública, y se castiguen a los delincuentes como corresponde en Justicia." "on

6


Mas como eran pocas las ocasiones en que se podían juntar los cofrades bajo la presidencia de los alcaldes, y debido a que sin la asistencia de estos algunas decisiones, aún tomadas por mayoría de votos, carecían de valor legal, el antes mencionado Bernardo Sorondo prosiguió hablando, manifestando dos cosas de sumo interés para la mayoría de los cofrades: 1.Que del Libro de Actas de la Cofradía. se debía borrar el término Matriculados que se adjudicó a los cerca del centenar de cofrades que asistieron a la Asamblea realizada el 21 de Enero de 1798 , pues el número de Matriculados era de 14 marineros. (Que en el Libro de Actas se hable de la Matricula de Marinería, en vez de Hermanos de la Hermandad, no es un simple error semántico , pues lo primero suponía que todos los individuos de la Hermandad, excepto los cargos de la cofradía y los Maestres de Lanchas, entraban en el sorteo para el cupo de marineros que correspondía a la Ciudad en las Levas de Marinería, que periódicamente se realizaban para el servicio en los barcos de la Real Armada.

2.Que teniendo en cuenta que el Ayuntamiento había impugnado la validez del poder conferido a varios cofrades para que representaran los intereses de la Cofradía en el Pleito que sobre el traslado de la Pesa Real de la Lonja al Arrabal, se seguía en el Tribunal del Corregimiento,se ratificara tal poder, dando por válido lo que hasta el momento se había obrado ante tal Tribunal. Es a partir de este momento y de la negativa de los alcaldes para que estos temas

se trataran en la Asamblea cuando comienza lo que para los alcaldes fue menosprecio a su Real Justicia que se vió ultrajada, vilipendiada

"oo.

un

y violentada.."

,

mientrasque para la Cofradíael comportamientode los alcaldesfue el de "oo. un abusar de su autoridad y de un proceder diametralmente opuesto a la rectitud y justificación debe caracterizar a los Jueces..."

que

3.4.Algunos detalles de los incidentes.

El relato del letrado de los cofrades indica entre otros aspectos: * Que según estaba hablando el cofrade Bernardo Salcedo ,José Lajust ex-alcalde y tambien cofrade dijo a los alcaldes

"... vamos a fuera, pues aquí no hacemos nada",y

levantándose los alcaldes e intentando marchar de la Sala, toda la Hermandad se opuso cerrando la puerta de la Sala Capitular. * y con relación al comportamiento de los alcaldes y de J. Lajust, se dice que "...alterados los Alcaldes y enfurecidos con la Cofradía, proferían expresiones muy descompuestas , y porque un Patrón de Lancha le dijo al Alcalde Sanzetenea que por que se apuraba tanto, pues con dos palabras todo estaba remediado y compuesto, le

dio un rempujón con la fuerza que pudo , y le hizo caer encima de otros, diciendo al mismo tiempo haría un Demonio, y dicho Lajust levantando el grito y plantándose delante de Andrés Salcedo, un viejo venerable y nuevo Abad o Mayordomo nombrado, quien fue el que primeramente propuso con buen modo convenía deshacer la equivocación, le trató de mentiroso, diciéndole no haber firmado él semejante 8 "'1


-

.

-

-=::;'1

puerta con bayoneta calada y en ademán de hacer fuego, por habérseles impedido la entrada a la Sala por el confesante y otros muchos en tropel que estaban delante de la Puerta trabando a los soldados con temeridad yarrojo, expresándoles tirasen si querían, y en vista de esta temeridad desistieron los soldados de su intento y levantaron los fusiles, y los mismos que estaban cerca de la puerta por la parte de adentro de ella,

volvieron a cerrar", el mencionadoEcheverriamanifiestaque es cierto todo lo que contiene la pregunta. 3.6.La Calle Qaralizada

Todos estos sucesos se desarrollaron al mediodía del día 30 de Junio y según indicaba el promotor fiscal en uno de sus escritos, el ambiente que se respiraba en los alrededores del Ayuntamiento era muy especial,ya que en el relato que realiza sobre como se desarrolló la reunión de los cofrades, indica que "...habiendo durado desde las once y media hasta muy cerca de las dos de la tarde, con escándalo de todo el Pueblo, que advirtió aquel alboroto y gritería, y a resultas muchas gentes se hallaban paradas en la Calle, sin ir a comer y otras muchas observando desde las ventanas y balcones de sus Casas..."

3.7.La Cofradía recurre a la Provincia.1799

Mientras los alcaldes inician los Autos de Oficio por los cuales más de 40 cofrades deberán pasar diversas penalidades, penalidades que más adelante relataremos, la Cofradía se dirige a la Provincia, manifestando los continuos problemas con que se encuentra ante el Ayuntamiento. Se trata de una carta escrita en Julio de 1799, en nombre de la Cofradía, por los cofrades Juan Bautista Echeverria y Tomás Berrotaran, en virtud de poder conferido el 21 de enero de 1798 , Y en el que entre otras cosas manifiestan la odiosa opresión a la que se ven sometidos los vecinos del Arrabal, pues entre otros aspectos, por parte de los alcaldes: .Se impide a los cofrades la libre compra y transporte de la Sal necesaria para beneficiar el pescado, así como para salar carnes, tocino,etc. .Se prohíbe tener tiendas en el Arrabal , donde poder surtirse de pan, vino, hortalizas,etc. .Se oponen a trasladar el Peso Real de la Lonja al Arrabal donde viven los pescadores. Veamos a continuación los párrafos más significativos de la mencionada carta:

1.Quela expresada Hermandad se halla incomodada por la referida Ciudad y sus constituyentes con especialidad de un año a esta parte en que por haber penetrado los mareantes las ventajas y utilidades que se seguirían a este gremio y a la misma Ciudad trasladándose desde su Casa Lonja extramuros de ella al Arrabal y barrio de dicha Hermandad el Peso Real , se suscitó el Pleito Que aun pende en el Tribunal der Señor CorreQidor de V.S.resistiendo dicha Ciudad una idea tan ventajosa, cómoda v útil . 10


---

'.

o:

-

-

8. _, ""

I

~..::

.~. _ ." _"__ ~ -;'~.-~.',~;::-"."- - -.. -

-

~"._-"'-~'=

~-

-


El Ayuntamiento tras su lectura,el 23 de Octubre acuerda enviar a la Provincia una carta de contestación firmada por los Alcaldes Francisco Javier de Sanzetenea y Juan Nicolás de Casadevante, de la cual entresacamos algunos párrafos que indican el concepto que de los hondarribitarras habitantes del Arrabal y de la Cofradía. tenían las autoridades locales: 1. "Prueba es tambien de su orgullo e insubordinación, el atrevimiento de Tomas de Berrotaran ,Abad Mayor que era de la Cofradía, y Cruz de Echeverria, padre de Juan Bautista Echeverria, quienes a fines del año último tuvieron la osadía de pesar publicamente en sus casas el pescado. en contravención al arancel v derechos Que tiene el Peso Real de mi Casa Lonja, en donde desde tiempo inmemorial se ha pesado y debe pesarse todo el pescado que se vende al peso,y habiendo litigio sobre el particular ante el Caballero Corregidor, demanda entablada a nombre de la Hermandad de Mareantes, sin aguardar a la decisión y aún entonces no hice más que recoger las Pesas y depositarias en mi Casa Concejil." 2. "En el mes de septiembre último varias mujeres del Arrabal o Marina. pasaron a la Universidad de Irun con carQa de pescado Quetomaron en el mismo Arrabal v se presentaron en el Peso Real de la expresada Universidad. donde se pesó. a cuya resulta se tomaron justas providencias por mi Justicia para su castiQo". 3. "Todos estos sucesos darán a V.S. el caracter de estos hombres v su orQullo e insolencia. v cuan injustamente se Quejan v cuan justamente merecen Que emplee V.S. su autoridad, en el modo que mejor parezca a su discreción ,y la necesidad que tienen, según toda ley divina y humana de vivir con sujeción a mi gobierno, que no es opresivo, sino para su altanería. que vanamente necia quisiera abatirme ,v lo Que hace es turbar la pública tranQuilidad. gastar los caudales de la Hermandad que salen del sudor de los infelices, como quieran tres o cuatro del Barrio, en pleitos, cuyo exito aún cuando fuese según sus deseos. no había de acarrear utilidad la más minima al común de los Mareantes. 4." ...los referidos Juan Bautista Echeverria y demás que hablan en los expresados Memoriales, son cómplices en el enorme y escandaloso desacato cometido el día 30 de Junio último en la sala concejil contra la autoridad de mis Alcaldes. haciéndose sordos a sus mandatos, aun hasta los muchachos de esta orgullosa Hermandad que tan justamente se hayan procesados. " 5. "Espero que V.S. despreciando sus solicitudes. contribuya a mi bien. y a la conservación de mis justas Providencias. en la forma y modo que más convenga, con lo que se conseguirá la restitución de la tranquilidad que en el dia se haya bastante turbada, a causa de cuatro, seis u ocho habitantes del Arrabal o Marina."

3.9.Prisión.confinamiento y exilio de un buen número de cofrades.

No cabe duda de que los meses del verano y otoño del último año del siglo XVIII fueron muy especiales para los habitantes del Arrabal y para los Hermanos de la Cofradía. . 12

-

. '''5


'~-I

I

3.11.En la cárcel pública de Hondarribia.

Sin embargo, no todos los encausados por los alcaldes tuvieron la suerte de Andrés Salceda y Juan Benito Echeverria , pues un total de 10 cofrades estuvieron por espacio de 4 meses presos en la cárcel pública de la Ciudad, hasta que por Real Orden expedida en S. Lorenzo el 31 de Octubre. fueron puestos en libertad. Estos eran los sufridos cofrades que soportaron el rigor de la cárcel local: .José Bernardo de Salceda .Juan Bautista de Aiestaran .José Antonio de Ipenza .José Agustín Ferran .Juan Bautista Perez .Miguel Antonio de Oianguren .Francisco de Olaizola .Francisco Marin .Pedro Claudio Emparan .Miguel José Emparan Era tal el hacinamiento existente en la mencionada cárcel de la Ciudad,así como el temor de que se fugaran. que el 26 de Octubre de 1799 se dictó un Auto por el que "...respecto de que Bernardo Salceda y consortes, presos en esta Real Cárcel se hallan oprimidos en ella por la poca capacidad que hay para tan grande número de reos, y no haber tampoco en la Casa Concejil de esta Ciudad otra pieza segura a causa de que se halla bastante desmoronada por haberse introducido en ella algunas bombas durante la última guerra, y pudiendo verificarse al caso la fuga de dichos reos de la citada cárcel, se manda sean trasladados a una de las piezas del Palacio Real o Casa Fuerte de esta Ciudad..."

3.12.1rún: tierra de exilio.

Mas no fueron 105hasta ahora mencionados los únicos que sufrieron persecución,

puesotro numerosogrupode cofradesoptaronpor eludirla acciónde la 11justicia 11 y por esta razón permanecieron durante cerca de 4 meses huidos de sus casas y de la jurisdicción de Hondarribia en calidad je reos ausentes y prófugos "... por el temor de padecer de los alcaldes los rigores con que son amenazados y están padeciendo cuantos han podido prender..." Así por ejemplc. el 22 de Octubre de 1799, José Ignacio lñurrategui, promotor fiscal en la causa contra los ~- cofrades, manifestaba que aunque se habían practicado diversas diligencias para la capt...'a de los reos ausentes, no habían podido ser hallados, a pesar de tener noticias de que "... muchos de ellos se encontraban en la Universidad de Irun

descubiertamente..."Ante esta evide:"'::a. los alcaldes acuerdan mandar diversos requisitorias a la Justicia

14


, pues la Diputaciónrecibe una Real Orden fechada en San Lorenzo el 31 de Octubrede 1799y dirigidaa los alcaldesde Hondarribiapor el Excmo.Sr. D. José AntonioCaballero, Secretariode Estado y del DespachoUniversal de Gracia y Justicia, por el que el rey mandaba "... que se remitan inmediatamente a aquella vía reservada los Autos que han

formado contra los. Individuos de la Hermandad de Mareantes de la expresada Ciudad, con motivo de las disputas suscitadas en una de sus juntas, poniendo en libertad a los que estuvieren arrestados o presos." Por el Libro de Actas del Ayuntamiento de 1799 sabemos que los cofrades presos fueron puestos en libertad a principios c;ieNoviembre y que se dio poder a D. Joaquin Pastor, agente de la Ciudad en la Villa y Corte de Madrid para presentar el Recurso correspondiente en la vía reservada de la Secretaría de Estado y Despacho Universal de Gracia y Justicia. Toda esta documentación debe encontrarse en la actualidad en el Archivo del Ministerio de Justicia, y el acceso a ella permitiría conocer más detalles sobre este interesante pleito. 3.15.EI árbol de la Libertad.1799

Como se puede ver el conflicto está bastante enconado y como muestra del ambiente social que se respira y que enfrenta a los intramurales y extramurales, es decir y utilizando el término de forma genérica , entre "kaletarras" y "portuarras", ante la actitud de unas autoridades que materialmente negaban el pan y la sal a una parte de sus vecinos,que los encarcelaban,perseguían judicialmente e incluso embargaban sus útiles para la pesca, nos encontramos , en que en la mañana de un día de noviembre de 1799, las autoridades y vecinos intramurales, se encontraron con una sorpresa inhabitual según salían de sus casas,si bien esta sorpresa no alcanzó el extremo al que se llegó en Irun en el año 1564, cuando sus vecinos en su lucha por su emancipación de Hondarribia, además de dar muerte a Miguel de Arriaga, alcalde de Hondarribia, erigieron con posterioridad el monolito de San Juan Harri.

Veamos el relato de lo que aconteció contado por el Alcalde y Juez Ordinario Juan Nicolás de Casadevante tal y como viene reflejado en el libro de Actas del Ayuntamiento de 20-11-1799:

1."Por el mismo Sr. Alcalde se hizo igualmente presente que la mañana del día lunes último se había encontrado un Arbol colocado en medio de la C.Maior frente a la Casa Concejil de esta Ciudad ,a manera del de libertad que usan en Francia; y que la misma mañana se había hallado tambien tres Piedras grandes sobre el puente levadizo que está a la entrada de la Puerta Principal de Santa María de esta misma Ciudad, sobre cuyos atentados que han sido cometidos, estos últimos con el fin de destruir al parecer dicho Puente ,e impedir la salida de los habitantes de esta Ciudad, y lo demás por burlarse del Pueblo por algunas personas de dañina intención" 2."Se estaba procediendo de oficio, a fin de averiguar,quien o quienes han sido los autores de todos ellos, para despues castigarlos " 16

--

.

t


...

o

c.

FÂĄÂĄen le rra tila


.-

~

~ que dirigirse directamente a la Provincia. Veamos primeramente lo que escribe al Ayuntamiento,pues de esta forma conoceremos la descripción que nos hace del Barrio de la Marina, así como de los problemas e incomodidades "a que se ven sometidos los habitantes del Arrabal,por parte del Ayuntamiento: "Cruz de Echeverria,Abad mayor de la Hermandad de San Pedro, puesto a la obediencia de V.S. y con su mayor respeto. en nombre y representación de dicha Hermandad, dice qL:leel Barrio de la Marina donde vive el suplicante y la mayor parte de la Marinería con todos los Maestres de Lancha, se compone de 62 casas con su Basílica de Santa María Magdalena, y en ellas hay más de 100 familias, para cuyo alivio a habido tiendas públicas en que se han vendido géneros comestibles para el sustento y conservación de la vida humana. Que en el presente se han mandado cerrar por la Ciudad dichas tiendas, recogiendo las pesas , de forma que por esa disposición, no se vende en al presente ni una libra de pan. Que por falta de este género han dejado las Lanchas de salir a pescar por no tener los Marineros provisión necesaria, ni poder comprar de la Calle de la Ciudad, por estar cerradas las Puertas, lo que sucederá muchísimas veces, causando por este motivo sumo perjuicio, no solamente a la Marinería y sus familias, sino tambien a todo el vecindario que lograría más abundante y a mayor conveniencia la pesca". Termina la carta indicando Cruz de Echeverria, Abad mayor. que "...no persuadiéndose el suplicante que el ánimo de V.S. haya sido causar tantos perjuicios, recurre con toda humildad, suplicándole reverentemente...se vuelvan a abrir dichas tiendas para la venta de los géneros comestibles que en este Pueblo no adeudan derechos algunos para los Propios de V.S., y que se devuelvan las pesas" Pese a no obtener contestación envía al Ayuntamiento un nuevo Memorial en el que "...recurre

de nuevo con la misma sumisión

suplicando

con toda humildad"

Ante la mismasituaciónde "silencioadministrativo",el Abad no ceja en su empeño y por tercera vez envía otro memorial en el que " No puede menos que reiterar esta tercera instancia con la misma humildad que las anteriores respecto que cada día se experimenta mayor perjuicio por estar cerradas las tiendas y sin recurso las gentes por las noches para recurrir a la Calle de V.S. y los pobres Marineros sienten sumo detrimento por no poderse habiar(?) con el alimento necesario como es el Pan, para volver a salir a pescar." No deja de ser llamativo la actitud humilde y sumisa en la que este Abad se dirige reiteradamente al Ayuntamiento. Tal vez la experiencia acumulada por la Cofradía ante unas autoridades locales que no atendían a sus demandas , propició la actitud de justa rebeldía que estalló en 1799.

t-. -~ ~ f:: ~ ~ ~ .... ~ ~ e-

t-

....

t"" ~

t-

t"'" ~ t"" f"" e-

t-

~ t"" e-

t"" eé"

t-

t'" e-

tt"" t'"

t"'" t""

eeeé"

e~

~ tf' t"" t"'" f""

et'"

t"" t"" 18

~


e o

"

I1

6. Que la Ciudad tiene puesta la providencia para que en la Casa Lonja no falte para la venta el vino y que en la Marina el arrendador del aguardiente, tiene obligación de ponerlo al público. 7.Que es ciérto que en el barrio de la Marina hay un copioso vecindario, y que se ha poblado paulatinamente. sin reparar en el grave perjuicio que se causa a la población intramural. a.Que en el año 1734 se observó éste grave problema y de acuerdo con los privilegios de S. M. a la Ciudad, que miraron siempre con la mayor atención a la población intramural, para el más puntual servicio de S.M. en cualquier ocasión, se dispuso una Ordenanza prohibiendo la fábrica de más casa en el expresado barrio. 9.Que algunas familias que no se ocupan en la pesca, habitan en el mismo barrio. 10.Que la población intramural se compone de poco vecindario. 11.Que los extramurales gozan de mayor libertad, por lo que no tratan de habitar dentro de la Ciudad, ni levantar alguna de las muchas casas arruinadas en el sitio que padeció en 1719. 12.Que la extremada miseria a la que se ha llegado. está en contra de L.9,título 4, L7 de la Recopilación, por la que se manda no fabricar casas fuera de los muros y que se procure principalmente las Poblaciones de las Ciudades y Villas cerradas, y no se dé lugar a que se pueblen los Arrabales y se despueble lo cercado. 13.Que esa Ley que habla en general para todo el Reino. se debe entender con mayor interés por cuanto la Ciudad es antemural del Reino y que a tal fin se dirigieron los privilegios concedidos por los reyes a esta Ciudad. 14.Que si no se pueden sacar mercadurías a los arrabales, por lógica no puede haber tiendas. 15.Que hay otros inconvenientes de mucha gravedad y de "deservicio de S. M". si se ponen tiendas ese barrio a la orilla del mar, pues hay unas 25 lanchas de pescadores a tiro de fusil del Reino de Francia. y para terminar de rematar estas razones , el Ayuntamiento utiliza uno de esos "argumentos" tan al uso cuando no hay argumentos, pues refiriéndose a los habitantes del Arrabal, adelantándose en el tiempo a la conocida frase de "rojos-separatistas-masones", indican "...que si la libertad del País se ha de entender con la anchura que se pretende, en una palabra, no es más que querer vivir sin Dios, sin Rey y sin Ley" Haciendo un pequeño paréntesis,comparemos un momento algunas de los anteriores razones con uno de los documentos existentes en el Archivo Municipal de lrún, C-5-1-16,yque hace referencia a una de las muchas solicitudes de exención de Jurisdicción realizadas por lrún y rechazadas por Hondarribia, y sobre todo por el rey y su corona. En una carta enviada al rey a principios del 1600 cuando Hondarribia era todavía Villa, se lee:

20


.

..

1I

l'

que nadie les pueda estorbar y sin embargo, no lo puedan hacer los mismos naturales y vecinos concejantes. 6.Que la .Ciudad de S.Sebastian, siendo tambien como es una plaza cerrada y murada, no pone estos inconvenientes a sus vecinos y habitantes de los Arrabales extramurales de S.Martín y Santa Catalina, sin duda porque tiene presente la disposición de la Ley12-t.11.Lib6 de la nueva recopilación ,que a todos da libertad para vender en sus tiendas mantenimientos y comestibles.

Estas consideraciones ,con ligeras modificaciones ,fueron presentadas en febrero de 1783 a la Provincia por el Abad Mayor Cruz de Echeverria. Es posible, que en todo este conflicto esté presente el aspecto "patriótico" de servicio al rey por parte de las autoridades locales. Sin embargo no es de desdeñar un argumento mucho más simple que esgrime el Abad Mayor,-argumento que poco tiene que ver con temas "patrióticos" y mucho con los intereses de clase de la burguesía local-, cuando indica que: "De todo lo dicho infiere el suplicante, que las providencias dadas por la Ciudad el año próximo pasado, despojándonos de las pesas que teníamos en nuestras Casas, y prohibiendo tener tiendas con comestibles, no resulta interés Real a la Ciudad, v solo alQuna corta ventaia puede seQuirse a favor de las tenderas de la Ciudad. v a propietarios de las Casas en Que están estas tiendas".

3.21 .Otros antecedentes.

Si bien estamos viendo los antecedentes más cercanos al conflicto que estamos analizando, no debemos olvidar que la actitud del Ayuntamiento ante los vecinos del arrabal se remonta al siglo XVI, pues: . en 1556 se ordenó arrasar los Arrabales de la Villa de Hondarribia. . en 1599 los alcaldes prohibían el trato y comercio, venta y reventa de cosa alguna en el Arrabal y Marina.

. En 1617 se realizaron averiguaciones con el objeto de castigar a quienes en el arrabal y Marina hacían cargas y descargas, y ponían pesas y medidas en contra de las Ordenanzas y Privilegios de la Villa. . En 1662 se ordena que se haga visita al Arrabal y Marina y se inquiera si se vende aceite u otras cosas. . En 1713, se ordena que la Sal que se introduce en la Ciudad se haga en la Lonja y no en la Marina.lgualmente se ordena que no haya caballerizas en dicho barrio. . En 1731 el Ayuntamiento recuerda la prohibición de construir casas en la Marina y solicitan nueva confirmación Real. 22


.

3.23.Nuevas condenas e indulto.1800

Desconocemos cómo prosiguió la Causa en el Consejo de Marina,sin embargo, sabemos por papeles que obran en el Archivo Municipal de Húndarribia, que el 23 de Enero de 1800 se dictó una Real Orden por la que se conaenaba a servir en los buques de la Armadaa Juan BautistaEcheverria,NicolásSorondo 'y JCS6 8~rrardo Salceda. Pero enterado el rey de lo que desde San Sebastian :¿ e"cribiera el intendente D. Vicente Ruiz de Apodaca, acordÓ' que la pena les fuera permutada por una multa de 50 ducados a cada uno , aplicándose esta cantidad en socorro de las pobres viudas de los Mareantes de S. Pedro. Los 150 ducados de la multa fueron abonados de las arcas de la Cofradía.

,.,.. A"" "P'fii" ~ ~ ,.... .....

fii""

....

3.24.Nómina de viudas de la Cofradía.1800

-r~

Según el Censo de Población elaborado por el Ayuntamiento en 1798. la población hondarribitarra estaba compuesta por 2306 almas. Según otro Censo elaborado en 1786 la población ascendía a 2351 habitantes y estos se hallaban repartidos de la siguiente forma: .En la Marina 352 habitantes .En Intramuros 867 habitantes .En Caseríos 1132 habitantes No deja de ser sorprendente, pues, que siendo 142 el número total de viudas,contra 42 el de viudos,el número de viudas de Mareantes de la Cofradía, se elevaran a 65, entre las cuales se repartieron los 150 ducados de vellón que costó la libertad de los cofrades encausados. Con el fin de no obtener de estos datos conclusiones erróneas, del censo de 213 marineros y pescadores existentes en 1786, hay que indicar que no todos habitaban en el Arrabal,pues:

1!""

~

e~ r" ~ r"

e-

t"'" "'""

C"""

~

e~ ....

C"'"

C"'"

.66 vivían intramuros .100 en el Arrabal .21 en San Telmo,Arroka y Comuz .26 en el resto de caseríos

r

e""

En cualquier caso, sí se puede decir que la mitad de los marineros se dedicaban a las labores pesqueras y que, casi con toda seguridad, vivían en el Arrabal. La mayoría de la otra mitad de marineros no pescadores, se encontraba ausente navegando por distintos lugares. A medida que fue entrando en crisis la Real Compañia de Caracas de Guipuzcoa,Compañía en la que tomaron parte un buen número de hondarribitarras-, el número de marineros matriculados fue descendiendo ,encontrándonos con solamente 18 marineros presentes en 1798, siendo los ausentes 70. Sin embargo en 1771 el número de marineros presentes ascendía a 68 y el de 24

r e....

f!/I

..

f!/I .,..

... ...

..

r r r er

..r


1._ ~

--

M Agustina Gaztelumendi

Francisco Oronoz

Josefa Benita Gaztelumendi

Pedro Ignacio Berrotaran

Juana Antonia de Oyanguren

Gabriel de Berra

Juana Esponda

José Joaquín Cuesta

María Josefa de Arriaga

Manuel Oyarzabal

Josefa Ignacia Sorondo

Agustín de Lecuona

Luisa de Arraiz

Nicolás Ortiz

Fermina de Iribarren

Martín José Oyanguren

Josefa Antonia Aguirre

Martín José Oyanguren (?)

Francisca Antonia Olazabal

Francisco Ignacio Zuzuarregui

M Francisca Sorondo

Gregorio Antonio Lecuona

Josefa Antonia Sorondo

Pedro Ignacio lriberri

M Josefa Sorondo

Juan Bautista de lriarte

Ana María Femández

Juan Antonio Azcona

M Cruz Alzugaray

Juan Bautista Eguiluz

Manuela Brígida Sagarzazu

Nicolás Iriarte

Josefa de Alzate

Manuel Larzabal

Joaquina Ferrán

Dionisio Irigoyen

M Josefa Irigoyen

Fermín Urdanibia

Benita Echeverria

Juan Bautista Sorondo

María Cruz de Emparan

Lorenzo Izea (Iza?)

Tomasa de Sorondo

José Olaizola

M Francisca Matute

Manuel Ignacio Berrotaran

Cecilia de Eguiluz

Dionisio Berrotaran

María Cruz de Osta

José Sosaya

Francisca Antonia Maritugariz

Nicolás Echeveste

M Teresa Noguera

Santiago Arrambide

M Francisca Machicot

Gabriel Goicoechea

M Tomasa Urdanibia

Domingo Tife

M Bautista Maritugariz Felipa Ferran

.

.)

ManuelOlaizola Tomás Sorondo

26


El Arrabal de la Magdalena. Hondarribia  

El Arrabal un barrio desconocido

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you