Page 6

A R T Í C U L O Solidcore

S3 Control (Solidcore) para la gestión de Cambios

Por: Carlos Gil Consultor de NessPRO Spain

CAMBIOS NO CONTROLADOS

Históricamente, los cuellos de botella en las infraestructuras de TI solían tener que ver con fallos de hardware, restricciones de capacidad o disponibilidad de ancho de banda en la red, entre otros. Por estos motivos, las organizaciones de TI han invertido tiempo y dinero en subsanar esos problemas, ya que potencialmente podían hacer caer los servicios a los que daban soporte. Tanto es así que actualmente es extraño que haya instalaciones informáticas importantes donde no se realice un seguimiento o monitorización del hardware y de utilización de recursos como CPU, memoria, tráfico de red, y un largo etcétera.

Una vez resueltos estos problemas los cuellos de botellas han cambiado. Actualmente, gran parte de las

6

Spain Magazine

indisponibilidades de servicios que se producen son debidas a cambios realizados en las infraestructuras. Según las investigaciones realizadas por consultoras de TI, el 80% de las indisponibilidades de sistemas se deben a cambios incorrectamente aplicados, y del tiempo necesario para solucionar estos incidentes, el 80% del mismo es necesario para averiguar qué es lo que ha cambiado, y puede haber sido causa del problema. Basándonos en experiencias pasadas como la comentada en el párrafo anterior, podemos preguntar: en las organizaciones de TI, ¿se están monitorizando y controlando los cambios? La respuesta en la mayoría de los casos es no. Muchas de las organizaciones tienen, o están implementando, procesos de gestión de cambios pero aun así, actualmente existe un gap importante entre los cambios que se han aprobado y los cambios que finalmente se han realizado, algunos “legales” y otros “ilegales”. Por muy bien que esté montado el proceso de gestión de cambios y por muy

estrictos que se quiera ser, siempre ocurrirán cambios que no han sido gestionados por este proceso. Irremediablemente, estos son los cambios que, potencialmente, van a causar problemas en los sistemas de TI. Así pues, el siguiente paso lógico parece encaminado a monitorizar los cambios y a controlar estos, es decir, conocer en todo momento en tiempo real las modificaciones que se están produciendo en los sistemas, vigilar que los cambios que se están haciendo hayan seguido los procedimientos de cambio establecidos y definir políticas de cambio, para de esta forma asegurarnos de la calidad del cambio que se va a ejecutar. CONTROL EN LOS CAMBIOS

Para ayudar a monitorizar y a controlar los cambios Solidcore ha implementado su herramienta S3 Control. Esta tecnología ha sido diseñada para solucionar los problemas mencionados anteriormente, es decir, monitorizar los cambios que se producen, averiguar que cambios se

NessPro Spain 2  

Revista de empresa nº2