Issuu on Google+

2b

3b

7b

PLAZA ALFONSO LÓPEZ, a punto de revolcón.

3.082 alumnos menos en Caldas en el 2007.

ENTIDADES públicas, vigiladas bajo un clic.

EN DOMINGO w w w . l a p a t r i a . c o m

LA CLAVE ESTÁ EN RECORDAR SIEMPRE QUE SE VIVE BAJO INMINENTE AMENAZA DE LA NATURALEZA La enseñanza que dejó la erupción del Nevado del Huila. El sistema funciona en Caldas. Alerta.

En Caldas también

suenan las L alarmas JUAN PABLO GALLO

REDACTOR/LA PATRIA

MANIZALES

as prontas vo ces de alerta y las alarmas instaladas a lo largo del cañón del Páez en la parte baja del Volcán Nevado del Huila salvaron la vida de 12.000 personas que habitan en diferentes sitios de influencia por donde pasó la avalancha tras la erupción registrada en la noche del pasado martes. La historia por fortuna cambia, pues escenas como estas son las que hacen recordar los 22 mil habitantes, en su mayoría de Armero (Tolima) que fueron arrasadas el 13 de noviembre de 1985 por una avalancha tras la erupción del Nevado del Ruiz. Hoy, el rastro del paso de lodo tras las erupciones del Nevado del Huila y que cayó a los ríos Páez y Símbola, dejan en claro que la fórmula p r e v e n c i ó n + alarmas = vidas humanas, se debe recalcar en

quienes habitan a los pies de gigantes naturales como el volcán Nevado del Ruiz. Con los hechos acontecidos esta semana no queda de más darle un nuevo vistazo a lo que en este sentido se realiza en Caldas, puesto que las recomendaciones nunca so bran y el monitoreo constante de estos “leones dormidos” no puede dejar de preocupar a las autoridades y a la comunidad.

Vigilancia

En la actualidad las laderas del Nevado del Ruiz cuentan con una vigilancia

permanente, las 24 horas del día y los 365 días del año. “Nunca se ha parado, hay una inspección permanente. Se hace una evaluación técnica con los Comités Locales de Emergencia, la dirección de Ingeominas y las autoridades locales y regionales para sacar un comunicado donde se informa la actividad de los volcanes, para así evitar alguna confusión”, afirmó Ricardo Arturo Méndez Fajury, Director del Ingeominas en Manizales. Por su parte, María del

Pilar Pérez Restrepo, Coordinadora del Comité Regional de Emergencias de Caldas, confirmó que luego de la tragedia de 1985 la prevención se encuentra en primera línea para el Departamento. “Lo que se pretende es prevenir una tragedia a la de 1985. Eso es una prioridad para nosotros”, agrega Pérez. Según el Ingeniero Civil con estudios de posgrado en Geotecnia, Geofísica y Economía, Gonzalo Duque-Escobar, para que semejante episodio no se repita en otro momento o lugar, simplemente debe capitalizarse la experiencia vivida hace 21 años. “Esto significa, que se pueden aceptar las condi-

DOMINGO 22 DE ABRIL DE 2007

1

b

LA ERUPCIÓN DEL HUILA EN CIFRAS 0 víctimas mortales dejaron las avalanchas

2 erupciones

del volcán Nevado del Huila, la cumbre andina más alta del país, provocaron una avalancha del río Páez.

10:45 p.m.

se produjo la primera erupción.

4 horas

más tarde se produjo la segunda.

4.000 personas

tuvieron que ser evacuadas.

5 veces

aumentó el caudal de los ríos Páez y Simbola.

1.200 personas

fallecieron en 1994 una avalancha del mismo río, causada por una represa que se formó en la parte alta tras un sismo.

8.000 habitantes

de las poblaciones y aldeas aborígenes del Cauca y del Huila habrían sido afectados.

5.364 m.s.n.m.

se levanta el Nevado del Huila.

500 años

permaceció sin actividad este volcán. ciones que nos impone el medio natural siempre y cuando reconozcamos, aceptemos y reduzcamos la vulnerabilidad, lo que sólo resulta viable cuando actuemos responsable y solidariamente como colectivo, con la convicción de que la educación es el mejor y único instrumento para garantizar la construcción de un medio eco-

lógicamente sólido y compatible con la cultura y la valoración de la gente”, concluye Duque-Escobar. Aunque las pérdidas materiales son inevitables como también son los traumas que dejan estas tragedias una vida humana es algo irrecuperable y no bajar la guardia es clave en este tipo de casos.

El Volcán Nevado del Huila es la mayor altura de la Cordillera de Los Andes en Colombia, y se levanta 5.364 metros sobre el nivel de mar. Entró en actividad desde febrero pasado, luego de una inactividad cercana a los 500 años.

EL LEÓN DESPIERTO

EL SISTEMA DE ALARMAS

ALARMAS DE LODO

Aparte de la Red de Alerta Temprana instalada en los ríos Chinchiná y Rioclaro, la comunidad cuenta con un sistema de alarmas de flujo de lodo para la detección del aumento súbito del caudal de estos ríos. Este sistema lo maneja el Ingeominas en Manizales. Además existen monitores de flujos de lodo ubicados en los ríos Recio y Gualí, con centros de recepción de señal en las poblaciones de Líbano y Herveo (Tolima), respectivamente. Desde allí se puede alertar a las poblaciones localizadas en las cuencas de esos ríos.

EL PELIGRO DEL RUIZ

En 1985 luego de 11 meses de inequívocas señales de reactivación del Volcán Nevado del Ruiz y a los pocos días de haber concluido la elaboración del mapa de amenazas, la comunidad no pudo mitigar los efectos de unos 100 millones de metros cúbicos de lodo que en raudos flujos descendieron desde los 5.270 metros hasta encontrar los primeros poblados a más de una hora de distancia en Rioclaro y Chinchiná (Caldas) y a dos horas en Armero y Mariquita (Tolima).

TENGA EN CUENTA

 Si reside en la zona de influencia, procu-

El desarrollo de la fase eruptiva del Nevado del Ruiz, que en la actualidad permanece activa, pero baja, se inició a finales de 1984. Sin embargo tenía dos erupciones históricas conocidas: en 1595 y 1845. En ambas se produjeron avalanchas que alcanzaron grandes distancias, de forma muy similar a lo ocurrido a la erupción de hace 21 años.

FOTO/DARÍO CARDONA/LA PATRIA

En la sede de la Cruz Roja se encuentran los equipos de monitoreo de los caudales que descienden de los glaciares del Nevado del Ruiz.

El sistema de alarmas de las laderas del Volcán Nevado del Ruiz cuenta con tres elementos básicos. El primero es una estación de monitoreo ubicada en el sector de La Batea, en el nacimiento del río. Este se conecta a dos estaciones de alarma, una de ellas en el caserío Viejo Rioclaro y otra en la subestación de la Chec, a la entrada de Chinchiná. Además de este sistema de monitoreo y alarma ubicado en Rioclaro, la Udepade cuenta con otro en el casco urbano de Manizales, en el barrio La Playita, que se encarga de medir el nivel de agua del río Chinchiná y que alertaría a los habitantes de este sector en caso de avalanchas. Este sistema funciona con un sensor de nivel de agua por ultrasonido, que se ubica a una distancia sobre el cauce, este sensor transmite una ráfaga. Con base en el tiempo que se demore esa ráfaga en viajar, se mide la distancia y el nivel del río en ese punto. Es un sistema que no tiene contacto directo con el agua y que está por encima en una especie de brazo lo que permite que esté protegido. Ese sensor envía una señal a una estación, que la procesa y define si hay una condición peligrosa por falta o exceso de agua.

FOTO/CORTESÍA INGEOMINAS/LA PATRIA

re habitar en el área de menor riesgo.  Tenga conocimiento del mapa de amenaza del volcán que le puede afectar.  Conozca las rutas de evacuación y tenga prevista la posibilidad de alojarse temporalmente en casa de un familiar o amigo que no viva en la zona de riesgo. Esté atento a las alarmas (sirenas, campanas, bocinas, pitos, etc.). Ellas pueden avisar que el peligro de la erupción es inminente. Mantenga un radio de pilas y sintonícelo para recibir información que le sea útil en la emergencia.  Mantenga un maletín de primeros auxilios, un transistor, una linterna en buen estado y pilas o baterías de reserva.  No preste atención a rumores, pero sí a la información oficial. Procure verificar toda la información con las autoridades y organizaciones competentes.  Si observa represamiento de ríos o quebradas avise de inmediato a los vecinos y al Comité de Emergencias.  No difunda rumores.


07-04-22-AlarmasNevadoRuiz