Issuu on Google+

cmyk

www.lapatria.com

E N

D O M I N G O

DOMINGO JULIO 3 DE 2005

3

b

Futuro incierto

Algunos manizaleños opinaron sobre los costos que tiene la gasolina en la ciudad y sobre cómo ven el futuro con los incrementos en el producto. A ellos se les preguntó:

1. ¿Pagaría 6.300 pesos por un galón de gasolina? 2. Cuánto invierte en gasolina en su carro al mes. 3. Qué opina sobre los incrementos en la gasolina este año? 4. Ha pensado en vender su carro por los altos costos de la gasolina? Aracelly Cardona, conductora de un carro particular.

1. No 2. 400 mil pesos 3. Espantosos. Muy continuos. 4. Por ahora no, porque lo bueno cuesta.

Julio Rivera, conductor de una camioneta.

1. Es muy costoso. 2. 500 mil pesos. 3. Es algo muy exagerado que está por encima de los estándares internacionales. 4. No lo vendería, pero sí lo utilizaría mucho menos. FOTO/DARÍO CARDONA/LA PATRIA

Desde el viernes pasado los manizaleños deben pagar 30 pesos más por un galón de gasolina. Con esto el promedio se ubicó en 5.531 pesos, aunque en algunas estaciones el precio puede variar.

DESDE EL VIERNES PASADO EN MANIZALES SE ESTIPULÓ EL PRECIO EN 5.531 PESOS POR GALÓN

Precio de la gasolina choca con la economía familiar El aumento de julio correspondió a 30 pesos por galón. Desde febrero de 2004 hasta la fecha el incremento se ubica en 1.063 pesos por el mismo volumen de combustible. Expertos dan un panorama poco favorable. Gobierno afirma que los combustibles nacionales mantendrán precios competitivos. Subida. REDACCIÓN/LA PATRIA MANIZALES

Un panorama poco alentador tienen los propietarios de vehículos que ruedan en Manizales y en Colombia. La meta del Gobierno para que los colombianos paguen la gasolina como si fuera importada y el alto nivel del precio del petróleo en los mercados internacionales, según los analistas, se verá reflejado en el precio del combustible. Mario Alberto Jaramillo, por ejemplo, el viernes pasado llegó a la Estación de Servicio Manizales para recargar de gasolina su Mazda Allegro. El automóvil tiene una capacidad en el tanque de almacenamiento de combustible de 14,53 galones por lo que tuvo que cancelar $77.672, ya que ese día en esta estación el costo por galón era de 5.548 pesos. “Las instrucciones cuando compré el carro es que sólo debía echarle gasolina extra, pero si con la corriente sale tan costoso, imagínese con la otra. Por eso hay que echarle de esta dizque barata”, afirma Mario Alberto, que entre risas culmina diciendo que si pudiera echarle ACPM a su carro, de seguro lo hacía.

El alza de julio

El ministerio de Minas y Energía determinó que la Gasolina Motor Corriente para Bogotá y su área de influencia se incrementó a partir del viernes pasado en 30,21 pesos el galón. Con esta alza, el producto queda en esta ciudad en 5.416,54 pesos. Por su parte, el precio del Acpm subió en 30,37 pesos por galón, quedando en 3.837,64 pesos. Las nuevas disposiciones del Ministerio de Minas determinaron que para el área metropolitana de Cúcuta, conformada por los municipios de Cúcuta, San Cayetano, Villa del Rosario, Los Patios y El Zulia, el precio de la gasolina será de 4.471,67 pesos. Por su parte, el Acpm para esta región quedó costando 3.173,79 pesos. En general, la gasolina más costosa se venderá en Cali con 5.442,03 pesos, seguida de Neiva 5.436,48 pesos, Pereira 5.411,01 pesos. El galón de este combustible tiene un costo medio en comparación con el nacional en Medellín donde quedó a 5.379,99 pesos. Los valores más bajos están en Cartagena de Indias 5.193,5 pesos Barranquilla 5.232,31 pesos y Bucaramanga 5.260 pesos. Las proyecciones El Confis pronosticó un incremento en la gasolina del 20 por ciento entre 2005 y 2006, con lo cual el galón quedaría costando cerca de 6.300 pesos. Esto quiere decir que en el transcurso de dos años este combustible subirá más de 1.200 pesos. Los expertos consideran que los aumentos pueden ser superiores si las cotizaciones del petróleo siguen entre los 60 dólares y 70 dólares el barril. El galón de gasolina en Colombia ha subido en lo corrido del año 329,65 pesos. El alza más alta se dio en febrero de este año cuando se dio un incremento de 127,55 pesos.

El valor que tuvo que pagar Mario Alberto el viernes pasado se debe a que el aumento autorizado por el Gobierno Nacional para iniciar este mes, fue de 30 pesos, por lo que las bombas de llenado cambiaron, por sexta vez en el año, sus letrero en el que indican el costo de lo que se podría llamar el vital líquido para los automotores.

En la memoria

Es que en los últimos meses el incremento ha sido muy notorio. Mario Alberto recuerda como en febrero del año pasado por el mismo volumen de combustible debía cancelar 62.930 pesos, una vez que en esa época el precio del galón se ubicaba en $4.495. (Ver infográfico). La cifra aumentó con el paso de las semanas. Hace 12 meses, en julio de 2004, en la estación de servicio debía desembolsar 68.754 pesos para llenar su vehículo. En octubre, el valor a pagar sobrepasó la barrera de los 70 mil pesos ($70.518) y en febrero pasado ya alcanzaba los 75.234 pesos. Don Guillermo Jiménez Obando, Administrador de la Estación a la que siempre, por costumbre, ha acudido Mario Alberto, señala que a ellos también los ha afectado las alzas de la gasolina y que ahora se observa una disminución, aunque leve, del número de vehículos atendidos. “Eso del aumento del precio siempre se ve reflejado en la reducción en el número de carros que se atienden. Es que estas alzas afectan el bolsillo de los conductores y muchos prefieren dejar el carro guardado o hasta irse caminando a sus trabajos”, agrega don Guillermo. El Administrador del lugar añade que carecen de estadísticas exactas para definir la disminución ya que antes se realizaba un reporte sobre el número de carros que acudían para el servicio de llenado de gasolina, pero ahora último esto ya no se realiza. Aún así afirma que la reducción es notoria.

Mal panorama

Para el decano de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad de Manizales, Duván Emilio Ramírez Ospina, con este tipo de medidas, los bolsillos de los conductores manizaleños no son los únicos afectados ya que compromete a toda una cadena ligada a la gasolina, producto considerado como básico en la vida del hombre. “Dentro del proceso de producción de bienes y servicios, uno de los factores importantes es la gasolina por lo que se traduce en las alzas de otros tipos de bienes. Aunque no se puede pensar tampoco que un incremento del dos por ciento de la gasolina, genere un aumento del mismo porcentaje en los costos de transporte o de otros productos”, agregó. Ramírez Ospina concluyó que no es tanto esta última alza sino que el problema es la tendencia ya que siempre se le están haciendo aumentos continuos y que eso genera un efecto de cadena que de alguna forma afecta toda la economía de una región o de un país. Sobre la proyección del precio de la gasolina para el segundo semestre, el economista dijo que uno de los inconvenientes es que ese valor está ligado con el precio internacional del petróleo y los últimos incrementos en este ítem hacen prever más alzas en el costo por galón de combustible.

Proyección

Aunque ese aumento en el costo internacional del petróleo al que se refiere Ramírez Ospina, son positivos sobre las exportaciones, afectan de manera directa el bolsillo de quienes deben acudir con sus vehículos a las estaciones de servicio. Para Álvaro Younes, Presidente de Fedispetrol, el punto sobre el costo de la gasolina crea un escenario preocupante, fenómeno que ya llamaba la atención de los analistas porque estos precios vienen disparados desde el año anterior cuando el incremento alcanzó el 17 por ciento. «Si se continúa con el desmonte de subsidios lo más seguro es que se tenga que incrementar el precio de referencia del mediano plazo, que actualmente es de 35,23 dólares, lo cual impulsará a

Jesús María Hurtado, conductor de un jeep Willys.

1. Pues dado el caso, qué más se va a hacer. 2. Yo echo un promedio de 15 mil pesos diarios. 3. Muy altos, muy altos, muy altos... 4. No, porque este es el carrito de la casa y si vendo el carro qué me

pongo a hacer si no consigo trabajo en ninguna parte. Con esto me defiendo. Luis Alberto Campo, conductor de un carro particular.

1. 6.300?, no le parece muy caro. Así ya no se podría montar en esto. 2. Depende a lo que se mueva uno, por hay 200 mil pesos solo yendo al trabajo y haciendo vuelticas. 3. Violento. Es que cada mes lo están subiendo y no sé a donde vamos a llegar con eso. 4. Si, para comprarme uno de pilas para ver si de pronto sale más barato. Jhoan Norbey Ocampo, conductor de taxi.

1. Con esta situación como está toca así. 2. Son 32 mil pesos diarios, o sea que al mes serían 700 mil pesos. 3. Muy horrible, porque esto está muy duro. 4. Tampoco hasta allá.

más alzas», explicó Younes. En su concepto, aún falta tiempo para que la gasolina colombiana pueda quedar liberada a los costos internacionales del petróleo dado que es probable que al finalizar año el costo mínimo del barril de petróleo supere los 50 dólares, lo que implicará que se deba pagar cerca de 7.000 pesos por un galón de gasolina. «Este precio no lo soportarían los bolsillos de los colombianos y seguramente se tendría que influir en la fórmula que fija los precios de referencia y disminuir los impuestos que equivalen al 42 por ciento de valor del galón», precisó.

Precio estable

Ante este fenómeno, el Ministro de Minas y Energía, Luis Ernesto Mejía, afirmó que los combustibles nacionales mantendrán precios competitivos y no serán influenciados de inmediato por las altas cotizaciones del petróleo que durante la semana sobrepasó los 60 dólares por barril. Con esta aclaración realizada el martes pasado durante el Foro «Los grandes dilemas de petróleo y gas», realizado por Fedesarrollo y el Diario La República, el Ministro despejó las dudas de quienes están preocupados por la liberación, al final de año, de los precios de la gasolina. «Es claro que si el valor del petróleo sigue disparado y las firmas especialistas cambian los precios de referencia del mediano plazo, que actualmente lo estiman en 35,23 dólares, esto influenciará a un alza en los combustibles de Colombia», añadió. Agregó que el contar con un precio de referencia es una garantía, ya que el promedio nunca llega a tener picos tan altos como muchas veces se da en el valor del petróleo y que la directriz del Gobierno es mantener precios competitivos en los combustibles que no afecten a Ecopetrol, que debe comportarse como un competidor más. Sin embargo, dijo que esto no significa, por ejemplo, que el costo de la gasolina variará todos los días de acuerdo con la cotización internacional, pues sería muy dañino para el mercado.

Habla Fedesarrollo

Por su parte, Mauricio Cárdenas Santamaría, Director de Fedesarrollo, durante el mismo foro explicó que un pronóstico razonable para la gasolina se puede ver en las proyecciones del Confis, según las cuales se estima que el valor de este combustible subirá cerca de 20 por ciento entre 2005 y 2006. Bajo dichos parámetros y directrices macroeconómicas, esto quiere decir que el próximo año el galón de la gasolina costará entre 6.200 pesos y 6.300 pesos. «Los colombianos tienen que acostumbrarse desde ya a este panorama de precios, ya que para el país sería demasiado costoso sostener un subsidio para los combustibles», enfatizó Cárdenas. El funcionario indicó que en 2006, por efecto del desmonte de los subsidios a los combustibles, el país recibirá cerca de 1 billón de pesos más, que equivale a hacer una reforma tributaria. «Todos estos recursos son importantes para Colombia dado que evitarán que aumente el déficit fiscal y permiten respaldar un gran número de proyectos vitales para el desarrollo del país», dijo Cárdenas. Así las cosas, Mario Alberto, el dueño del Mazda Allegro, continuará acudiendo cada nueve días a la Estación de Servicio Manizales para recargar de gasolina a su carro y aunque por ahora no piensa en vender su carro, sí tiene en mente la opción de cambiar a un carro más económico para no afectar la economía de su familia, o por qué no, buscar otras alternativas como el gas vehicular que se convierte en una opción en el país (Ver página 10b).

Los propietarios de vehículos con ACPM también ven afectados sus bolsillos ya que el último alza que se dio el viernes pasado aumentó el precio de 3.877 a 3.907 pesos por galón.

cmyk


05-07-03-PrecioGasolina