Page 1

cmyk

cmyk

D O M I N G O

Diciembre 26 de 2004 Manizales - Colombia

El periódico de casa

Alejo Carpentier, 100 años después.

Las empresas deben tener sentido social. INFORMACIÓN 10A

Edición 29.647

www.lapatria.com 6 secciones 58 páginas $2.500 ISSN 0124-9320

Es importante controlar el peso. INFORMACIÓN 1C

Las posibilidades de un intercambio humanitario están supeditadas a unos diálogos que las partes pretenden hacer más políticos que humanos, por lo que muchos tienen dudas acerca del éxito de este proceso. 3A

«Las Parrandas de Remedios», unas fiestas de tradición centenaria, entre las más populares de Cuba, volvieron a convertirse en el centro de atención de locales y turistas durante esta Navidad. 11A

Para varios expertos el Producto Interior Bruto (PIB) es un dato que no refleja el bienestar del país y la felicidad de los ciudadanos debería ser el objetivo final del Gobierno. Otros estudios muestran que los latinos son más felices. 11A

LA PATRIA entrega hoy a sus lectores una Antología de algunas de las mejores crónicas, reportajes y entrevistas publicados por la Redacción de este diario en el 2004. De alguna manera, se encuentra allí parte de la historia de la región, así como textos para simplemente recrear a los lectores en este fin de año. INFORMACIÓN CUADERNILLO B

SOSTUVO MINISTRO DE HACIENDA

“Contrario a lo que dicen, la revaluación nos preocupa” Aunque la razón fundamental de la revaluación del peso en Colombia, junto con la de Chile, Brasil, Perú, y otros, es la pasmosa debilidad del dólar y en consecuencia las soluciones de fondo no están en manos del país, sino de la política económica ameri-

Domingo 26 de diciembre

cana, el Gobierno seguirá interviniendo e implementando medidas de tipo regulatorio, así lo resaltó el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla Barrero, en entrevista escrita con varios medios adscritos a Colprensa. INFORMACIÓN 8A Y 9A

Martes 28 de diciembre

9:00 a.m. a 6:00 p.m. «Lleva tus juguetes al parque» Chiquiyarumos te espera» 3:00 p.m. Títeres: «El Circo» Víctor Vesga 8:00 p.m. Noches de Manizales: Jazz, Blues, Boleros.

9:00 a.m. a 6:00 p.m. Vacaciones en el Ecoparque «Aventuras en el Bosque» 3:00 Teatro de Títeres Los Yarumitos 4:00 p.m. Cine infantil 8:00 p.m. «Noche de Antorchas»: La hora del cuento y la exageración

Lunes 27 de diciembre

Miércoles 29 de diciembre

9:00 a.m. a 6:00 p.m. Vacaciones en el Ecoparque «Aventuras en el Bosque» 3:00 p.m. Teatro infantil «Los Animales» 4:00 p.m. Cine infantil 8:00 Noches de Manizales: Jazz, Blues, Boleros

BARRA DE CONTROL DE CALIDAD

cmyk

Celebraciones navideñas

9:00 a.m. a 6:00 p.m. Vacaciones en el Ecoparque «El Baulito de la Alegría» 3:00 p.m. Cine infantil 8:00 p.m. Noche de Manizales: Los mejores recuerdos del Once Caldas (En pantalla gigante) Organizan: Ecoparque Los Yarumos Confamiliares

3C

RECOMENDACIONES Una imagen del Niño Jesús en la Basílica de San Pedro del Vaticano durante la Misa del Gallo, que ofició el Papa Juan Pablo II. El Pontífice desafió a la enfermedad y a su edad avanzada para oficiar la misa que se retransmitió en directo por televisión a más de setenta países. LA PATRIA recoge una selección de fotografías de la celebración de esta fiesta cristiana alrededor del mundo.

INFORMACIÓN 7C FOTO/EFE/GIUSEPPE GIGLIA/LA PATRIA

El gobierno dará 200 pesos a los productores de flores y bananos por cada dólar de exportaciones siempre y cuando estos se comprometan a cubrirse de las variaciones de la moneda norteamericana.

El fleteo azota a Colombia

Los delincuentes aprovechan la Navidad para hacer de ella una pesadilla de quienes cobran solos su prima navideña; hacen compras desprevenidos o caminan con descuido por las calles exhibiendo lujos. El fleteo, la modalidad de robo en el que se sigue a las personas después de retirar sumas de dinero de los bancos y cajeros electrónicos, preocupa a las autoridades. LA PATRIA publica algunas recomendaciones.

ÍNDICE

COLOMBIA ............. 2A PRIMER PLANO ...... 3A EDITORIAL .............. 4A OPINIÓN ................ 5A GENERAL ................ 6A DEPORTES .............. 7A ECONOMÍA ............. 8A

VIDA EN FAMILIA .. 10A MUNDO ............... 11A SOCIAL ................ 12A ANTOLOGÍA 2004 ... 1B SALUD ................... 1C CRANEADÍSIMO ...... 4C VARIEDADES .......... 8C

Indicadores económicos CAFÉ US$ 1,0730 DÓLAR - TRM $ 2.404,40 UVR $ 145,8403

INFORMACIÓN 2A

$435.625 VENTA

cmyk


cmyk

w w w . l a p a t r i a . c o m

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

1

b

PUBLICADO EL 26 DE SEPTIEMBRE UNA FAMILIA DE ESCASOS RECURSOS UTILIZA LA CARRETERA A NEIRA

Mujeres de lavar y planchar

Las piernas de doña Graciela reflejan el camino recorrido para salir adelante con su familia.

Viven en el Bajo Corinto, sector de la Balastrera, en la carretera que comunica a Manizales con Neira. Una de las mujeres está en embarazo. Ella y su madre se turnan para ir al sitio y aprovechar el agua de un nacimiento. Coraje.

Las velas iluminan el hogar y la ilusión por un futuro mejor.

FOTOS/MARTHA ELENA MONROY/LA PATRIA

Gloria Judith protagoniza una dramática historia en la vía a Neira. Ella, en embarazo, sale en las mañanas a lavar la ropa de su familia en la carretera. La señora saca agua de un nacimiento y estrega las prendas contra el asfalto. Los escasos recursos no le alcanzan para vivir en una casa con servicio de agua.

Por turnos

MARTHA ELENA MONROY

E

El desempleo no les permite tener todos los días algo qué comer, pero cuando hay, Graciela prepara el desayuno en un fogón de leña que está en el patio, mientras su hija se dirige a la parte trasera de la casa a bañarse, ocultándose entre unos ma-

REDACTORA/LA PATRIA MANIZALES

l conductor del campe ro, igual que los de otros vehículos que pa saron poco antes por el lugar se sorprendieron con la escena en la vía a Neira. Una señora embarazada lava su ropa y la de su familia sobre la calzada. Ella y su madre convirtieron el sitio, ubicado cerca del Puente Olivares, en un lavadero, aprovechando el agua de un nacimiento. Habitan una humilde vivienda del barrio Bajo Corinto, donde ni siquiera cuentan con servicio de acueducto. Gloria Judith, de 27 años, espera a su cuarto hijo. Llegó al lugar hace cerca de cinco años con su madre, doña Graciela Valencia Ortiz, de 71 años. Antes vivían en La Merced, pero el destino las condujo a una casa en la orilla de la carretera que comunica a Manizales con Neira, en el sector de la Balastrera. Después de vivir en la casa al borde de la vía se trasladaron al Bajo Corinto, ante la falta de recursos. El señor Guillermo Zapata les facilitó un pequeño rancho en esterilla, sin

servicios sanitarios, sin luz ni agua. Allí completan dos años con los tres niños de Judith, de nueve, cuatro y dos años. A las 6:00 de la mañana se escucha a un volumen bajo la Santa Misa desde un pequeño transistor que está en la habitación de las mujeres. Ellas, a la luz de una vela, se levantan a tender sus camas y a rezar una oración con los ojos puestos en la imagen del Sagrado Corazón que cuelga de una de las paredes cubierta por plásticos y retazos de sábanas. A la vez en el otro cuarto se escuchan las voces de los niños que se preparan para ir a estudiar, no sin antes organizar su cama, recoger los zapatos y las basuras del viejo tapete que cubre el piso.

torrales, para luego llevar sus niños a la escuela. El agua lluvia para ellas es un tesoro, la recogen para bañarse y lavar los platos, no la necesitan para otra cosa, pues su sanitario es al aire libre, media cuadra más abajo. La lavada de la ropa es la tarea más difícil para las dos mujeres, que se turnan cada dos días para hacerlo. Ellas tienen que caminar cerca de tres cuadras desde su casa al nacimiento de agua junto a la carretera. La dificultad más grande la tiene Judith, que con siete meses de embarazo sale con un balde lleno de ropa y su hijo de dos años hacia el lavadero. La mujer llena y vacía varias veces la caneca. Arrodillada, estrega la ropa sobre el asfalto y pone cuidado a los carros que en ocasiones pasan muy cerca de ella y de su hijo. Judith, tras varias horas de actividad, se para con las piernas encalambradas y las rodillas ampolladas para regresar a su casa sin el peso de la ropa sucia, pero sabiendo que tiene un peso más grande que es el de conseguir el sostén para el futuro de su familia.

Los niños organizan sus cosas antes de salir para la escuela, donde construyen sueños de superación.

La hora de extender ropa es un respiro para doña Graciela.

En tres meses la familia de Gloria Judith, de 27 años, ha experimentado cambios sustanciales en su vida. Hace 15 días, por ejemplo, dejaron su antigua casa y ahora viven a la orilla de la carretera en el

Quienes recorren la vía a Neira se encuentran en las mañanas con doña Graciela o su hija Judith lavando sobre la calzada.

A C T U A L I D A D mismo sector, en donde cuentan con lavadero y tanque, es decir que ella ya dejó de lavar en la vía. Sin embargo, la incertidumbre los sigue rondando, pues es posible que tengan que buscar un nuevo lugar

para vivir, ya que el propietario de la residencia tiene la idea de venderla. El 2 de noviembre pasado la señora dio a luz a su cuarto hijo.

BARRA DE CONTROL DE CALIDAD

cmyk


cmyk

2b

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 7 DE NOVIEMBRE

“Soy un viajero que hace fotos” Colombia secreta deja al descubierto los lugares más recónditos y exóticos del país. Andrés Hurtado no aprendió fotografía, pero sus imágenes reflejan la belleza de la naturaleza, a la cual ama y respeta profundamente. Se describe como un viajero, como un nómada. Miradas. GLORIA LUZ ÁNGEL REDACCIÓN/LA PATRIA MANIZALES

Hablar con Andrés Hurtado García de sus fotografías es entrar en un mundo de paisajes y colores, porque cada palabra suya refleja el amor que tiene desde niño

Andrés Hurtado García.

por la naturaleza, amor que hace que sus imágenes descubran los secretos más recónditos de la naturaleza en la selva, las montañas, los ríos... El sueño de Benjamín Villegas, editor de Villegas Editores, de convencer al hermano marista para que se sentara a organizar cerca de dos millones de fotos que tiene de los sitios más desconocidos del país (también ha hecho 3 millones 100 mil fotos de todo el mundo), en especial de los relacionados con la naturaleza, y escribiera las crónicas de sus osadas y significativas expediciones, se cumplió luego de 10 años de espera.

ción del lector, también los títulos de las crónicas que según Hurtado “son los pensamientos del camino”. Títulos como Los raudales del Inírida y las preguntas insistentes, o Ciudad de Piedra, alegato sobre la eternidad, o Laguna del Otún y las alegrías ya superadas enseñan al lector sus experiencias y sentimientos en cada uno de estos lugares. “A la naturaleza voy prácticamente en silencio. Estar inmerso en la naturaleza es pensar y pensar en uno mismo. La naturaleza es un tratado de filosofía sin asistir a clase, sin evaluaciones ni tesis de grado. La naturaleza nos enseña sobre la vida, el amor, el destino, el mundo, Dios, la patria, las miserias y las grandezas del hombre.” Por eso cree y proclama que a la naturaleza hay que respetarla para ganarse a Dios. “Una manera de ganarse a los enemigos es mimando a sus hijos, con mayor razón cuando no son enemigos. La naturaleza es la obra más bella de Dios y por eso respetarla es ganarse a Dios. El teólogo y filósofo francés Teilhard de Chardin dice que a quien ame apasionadamente la tierra ella le tomará en sus brazos y le hará ver el espíritu de Dios.” Además, “respetar la naturaleza es condición de supervivencia para el hombre. El hombre ataca la naturaleza porque es inconsciente, también porque el único recurso natural renovable que hay sobre la tierra es el egoísmo.” Andrés Hurtado tiene un grupo de 15 personas, tres mujeres y 12 hombres, entrenado para hacer las expediciones, a las que van tres o cuatro de ellos según su disponibilidad. También organiza excursiones, que son sencillas, a la selva y a Caño Cristales, con grupos de 25 personas.

El Ruiz fue su primer maestro

Al Nevado del Ruiz subió a los siete años y ocho meses de edad y aunque en la cumbre estaba tranquilo mientras sus compañeros padecían del mal de montaña, cuando bajó casi se muere. Su corazón de niño no estaba preparado para esas alturas, pero sí para empezar a amar la naturaleza hasta el día en que se funda

FOTOS/ANDRÉS HURTADO/LA PATRIA

Caño cristales, situado en la Sierra de la Macarena (Meta).

nos exigen largas fidelidades y a medida que se alargan los caminos, las fidelidades se vuelven más hermosas.” Hurtado García se declara fiel a la fotografía y a la naturaleza. “De niño descubrí una constelación y es la de la fidelidad. Ésta sólo ilumina el firmamento de los nómadas. Y yo me siento nómada. Para las muchedumbres brilla como estrella fugaz.”

De fotógrafo empírico a artista

La primera vez que cogió una cámara de fotografía en sus manos fue cuando cumplió los 15 años. “Era un cajón con un disparador y un hueco, no tenía más. Me la gané en una rifa”. La primera foto que hizo fue en el monte y no se veía nada, tal vez sólo fantasmas. “Estaba muy contento porque la veía muy enfocada, pero las personas la criticaban y yo creía que la gente no entendía nada. Pensaba que la foto era buena, aunque el positivo parecía un negativo, y que la gente me tenía envidia.” Esa fue la primera, pero de ahí en adelante, a pesar de que nunca estudió fotografía, las fotos de Andrés Hurtado parecen tener magia. Sin embargo, él asegura que Colombia es un país tan bello

que cualquiera con una buena cámara podría hacer buenas fotos. “Debe ser que el amor tan grande que le tengo a la naturaleza me agudiza la vista. Puede ser que vea el instante y la relación de los seres que hay en el paisaje o en el objeto fotografiado.” Los ojos de Andrés Hurtado son inquietos, ansiosos, siempre en la búsqueda de lo exótico, de la imagen perfecta. Por eso lo que más impacta en sus fotos es el encuadre. “A los compañeros les digo que la fotografía está en el ojo del fotógrafo. Les muestro la cámara y les digo miren. Una vez que han mirado por el visor dicen: 'no nos habíamos dado cuenta'.” Lo único que aprendió es a utilizar el lente apropiado para cada situación. Le gusta el gran angular de 20 milímetros porque da una visión total del paisaje sin deformarlo. Las personas que tienen la oportunidad de conocer esos secretos recónditos de la naturaleza colombiana a través de las fotos de Andrés Hurtado no sólo descubren y se quedan asombrados con su belleza sino que aprenden a amar y respetar esos lugares ocultos en la selva, en las montañas, en los ríos...

Las preferidas y los difíciles

Como todo ser humano que tiene hijos, en el caso de Andrés Hurtado García (cerca de cinco millones de fotografías) son dos los preferidos. La foto que ocupa el primer lugar se la robaron. “La tomé en la Laguna de Guatavita. Era el rito de El Dorado desde el borde superior. Dejé la cámara abierta por media hora y en la foto aparecieron las rayas de las estrellas en el agua totalmente quieta. Fuera de la laguna, al fondo sobre el borde del cráter, se veían las casitas de los campesinos iluminadas bajo un tenue manto de neblina.” La otra es la de los hilos de agua que bajan de los cerros de Mavecure, en el Guainía, en el momento en que sale el sol luego de la lluvia.

Esta foto sólo la ha podido tomar una vez. La que nunca ha podido hacer es en los lagos de Traira o Taraira, donde el río Apaporis desemboca en el río Caqueta. “Allí hay tres lagos de selva comunicados entre sí que tienen 25 kilómetros de largo, donde la vegetación de las márgenes son una especie de bonsáis, pero de la selva. Las veces que he viajado a este lugar he tenido problemas de lluvia, neblina u orden público.” El sitio más apartado que ha visitado en el país es el río Pirá-Paraná, afluente del río Apaporis. Las montañas del sol es otro lugar casi inaccesible. Están entre los ríos Vaupés y Apaporis.

Las ranitas del páramo buscan refugio entre las hojas de los frailejones de la laguna de Siscuinsí, entre Boyacá y Casanare.

Así nació Colombia secreta , un libro de gran formato con 320 páginas, 396 fotografías y 39 mapas de lugares como Caño Cristales, el Nevado del Ruiz, Nariño, el Cabo de la Vela, la Laguna del Otún, el Desierto de la Tatacoa, la Sierra Nevada del Cocuy, el Volcán Cumbal, entre muchos otros. Según Hurtado García, no se había decidido antes a organizar el material y sentarse a escribir porque este trabajo le quitaba tiempo para sus excursiones. “Yo no soy un fotógrafo que viaja sino un viajero que hace fotos. Para mí lo más importante es vivir y vivir profundamente la armonía cósmica”, aseguró.

Títulos que cuentan

No sólo las fotografías llaman la aten-

con ella. El Nevado y los relatos de su padre, un arriero antioqueño, marcaron su vida hacia la naturaleza. “Le debo esta profesión a mi papá que era arriero y a mi mamá que me enseñó a perseguir el arco iris. Cuando era niño mi madre me decía: 'el arco iris se traga a las personas en su contacto con la tierra'. Cuando salía en la finca cafetera de mi papá, en Armenia, corría tras el arco iris, pero nunca lo encontraba o se desbarataba. Entonces regresaba desconsolado y mi mamá me decía: 'mijo las cosas importantes siempre están más lejos'. Obviamente en esa época no entendía nada, pero mi mamá sabía que algún día lo entendería.” De ahí salió el leitmotiv de su libro Cartas del camino que dice: “los largos cami-

Los chorros de agua que descienden de los cerros de Mavecure después de llover crean la ilusión de ser hilos de plata.

cmyk


cmyk

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 12 DE SEPTIEMBRE

3

b

olviden el grave problema en el que están. Un grupo de 48 trabajadoras decidió enviarle una carta al Presidente de la República en la que le cuentan varias quejas por los hechos sucedidos en el Hospital, según ellas, que se presentan desde mucho antes del cierre del centro asistencial, pero que no afectan a la parte administrativa. Dicen que las van a sacar «con unos pocos pesos». Las manos de estas mujeres acostumbradas a inyectar, limpiar, curar; entre otras labores de salud, se dedican también ahora a partir plátanos, papas, picar tomates y cebolla; a freír en una estufa eléctrica de dos hornillas, que de cierta manera las conecta con la entidad, pues la electricidad proviene de su interior. Los avisos y carteleras no faltan, la mayoría son de protesta por el cierre de la institución, pero junto a la estufa resalta una que dice: «por favor no colocar las dos hornillas en alto. Ojo, peligro». A un lado un televisor que también las entretiene, una greca, ollas, platos, pocillos y cubiertos que provienen del Sindicato Anthoc Manizales, y hasta un fondo que llegó prestado de Anthoc Pereira, en el que preparan el sancocho, los fríjoles, las lentejas, pues los almuerzos que preparan deben alcanzar para 60 personas, por lo menos. Sirven aguadepanela de una pequeña chocolatera, que se apiña, junto con muchos otros elementos, en una improvisada cocina ubicada en el patio de Urgencias. Sus únicos vecinos son Danilo Olguín, el señor del puesto de dulces, que aunque dice vender de todo el «mecato» que ofrece, al parecer el artículo de mayor demanda son los cigarrillos. Aquello del frío y la ansiedad. También están a diario un par de Policías que siguen cumpliendo turnos y la morgue que sigue prestando sus servicios. Incertidumbre En esta temporada de lluvias la estadía se les hace más difícil, incluso prender el fogón de leña que también improvisan para preparar los alimentos provenientes de sindicatos de Manizales y de otros departamentos de Colombia. Sin embargo, algunas veces se ven en aprietos para hacer de comer, como el pasado viernes que se les hizo tarde para preparar el almuerSituaciones mezcladas se viven en el patio de Urgencias del Hospital de Caldas. zo. La lluvia que comenzó a caer desde las 11:45 de la mañana enfrió el dinamismo con el que trabajaban. Eran las 12:30 de la tarde y sólo estaba listo el arroz y la ensalada de tomate, repollo y cebolla; las lentejas que se cocinarían en el fogón de leña quedaron para el menú de otro día, pues el aguacero lo impidió. La opción fue hacer unos huevos revueltos con cebolla y tomate, acompañados de rodajas de plátano frito. Antes de almorzar, una charla sindical a cargo del Vicepresidente Nacional de Anthoc. Después, la «multiplicación de los panes», pues es difícil imaginar que tanta gente pueda comer de la cantidad de lo que preparan, y que se convierte en ayuda para algunas de estas mujeres que les da pena confesar que es lo único que pueden consumir. Cocinar a diario forma parte de los turnos, igual el aseo de un solo sanitario que presta el servicio en el sitio de reunión. Algunos de los pocos hombres que acompañan a estas mujeres, entre ellos estudiantes universitarios, les colaboran en labores como encender el fogón de leña, pero son ellas las que se ven de un lado para otro como si se tratara de atender a los pacientes. María Lucelly Alzate es otra auxiliar de enfermería, debe trabajar para mantener su hogar, compuesto por dos hermanas y una sobrina. Dice que están muy mal económicamente, que sus deudas superan sus capacidades, y que además ya nadie le quiere Margarita Quintero cambió las agujas para inhacer préstamos. yectar pacientes por unas para tejer. Con el pro«Tenemos que esperar aquí si nos pagan, pero el fuducto de la venta de sus tejidos se ayuda para turo es incierto, se habla de todo. Hay compañeras que mantener a su familia. no pudieron volver a enviar sus hijos a estudiar o se tienen que movilizar a pie desde sus casas, todo por falta de dinero». años en su labor de auxiliar de enfermería, es madre Martha Mireya Cruz lleva 20 años trabajando en el cabeza de hogar, y aunque tiene dos hijos sólo vive con Hospital, forma parte de las directivas de Anthoc y siente uno de ellos, que es estudiante en una universidad pri- nostalgia por tener que abandonar la institución desvada de la ciudad. La próxima matrícula, por valor de pués de haber dado tanto. Pide que por lo pronto al un millón 800 mil pesos, la tendrá que cancelar en di- menos les cancelen los salarios atrasados y las primas. ciembre. No tiene con qué. «Nos parece una excusa muy olímpica de las directiPor ahora se ayuda con una famiempresa de empana- vas del Hospital que no paguen estas deudas porque das y con la venta de los tejidos que hace mientras se esperan los dineros de la Dirección Territorial de Salud reúne en el Hospital con sus compañeras. Cuenta que de Caldas. La situación es alarmante, a varios trabajaun mantel que bordó lo logró vender por 120 mil pesos. dores ya les han cortado los servicios públicos o están a Los ingresos que puede recaudar con estos trabajos no punto de perder su casa porque las obligaciones no esson suficientes para superar el estrés que maneja des- peran. Pero además se debe solucionar la situación lade que sabe que muy pronto liquidarán su contrato de boral reabriendo el Hospital como público y respetando trabajo. los derechos de los trabajadores». Compañía Cada una de las mujeres concentradas en el patio de Sin querer olvidar que su labor comprende turnos de Urgencias del Hospital de Caldas es una historia, triste ocho horas diarias, las auxiliares de enfermería los cum- para la gran mayoría, pues no saben lo que será de su plen, pero en el patio de Urgencias, «llueva, truene o futuro. relampaguee», como se dice en esta tierra. También si Las manos de algunas de estas mujeres, tarjadas por hace sol. De día y de noche. los años y por la asistencia que prestaron a los pacienLa decisión es permanecer en el patio. Por las mentes tes, ya no pueden ni siquiera tejer con las agujas que de todas corre el temor que si se van para sus casas la hacen girar de un lado para otro en las afueras del Hossituación laboral se prolongue más, al punto que todos pital buscando un sustento propio y familiar.

POR FALTA DE DINERO PARA EL MANTENIMIENTO PROPIO Y EL DE SUS FAMILIAS

En el Hospital de Caldas se teje un

futuro incierto

El próximo sábado se cumplen tres meses de la suspensión de servicios asistenciales en el Hospital de Caldas. Testimonios de algunos trabajadores. Ya no tienen con qué seguir sosteniendo a sus familias. Impacto. MARTHA LUCÍA GÓMEZ EDITORA LOCAL/LA PATRIA M ANIZALES

Las agujas giran de un lado para otro, no paran de moverse, van tejiendo cadenetas y palotes. Sólo se detienen cuando la madeja ya no proporciona más lana o hilo de diversos colores. Las manos que las manejan son las de una docena de mujeres que 86 días atrás, también con sus manos, salvaban vidas en el Hospital de Caldas. Para ellas, las auxiliares de enfermería, concentradas en el patio de Urgencias, el Hospital cumplirá el próximo sábado (18 de septiembre) tres meses de cerrado, aunque la junta directiva del centro asistencial, en cabeza del alcalde Néstor Eugenio Ramírez, califique su decisión como una suspensión de servicios asistenciales. Insisten en que el alma de un hospital son los pacientes, y el último del de Caldas salió a las 2:00 de la mañana del 19 de junio de este año. Ellas tampoco pueden ingresar. Se cuentan unas 50 mujeres y unos cuantos hombres que no son más de 15. Parece un asunto meramente femenino, pero si se piensa con cabeza fría el esfuerzo que hacen a diario podría verse como cosa de machos. Rebusque Rostros pálidos por la falta de sueño y alimento, miradas perdidas en el horizonte porque las deudas ya las tienen «ahorcadas» como a María Graciela Cardona, que es viuda. A mediados de agosto recibió una llamada de una corporación financiera en la que le anunciaban que aparecía en pantalla con cobro jurídico por incumplir con el pago de un crédito que le otorgaron para comprar vivienda. La deuda acumulada es de cinco millones de pesos. «Lo que me da tristeza es que las entidades no tengan en cuenta la situación de los trabajadores del Hospital, a quienes nos deben varios meses de salarios. No tenemos cómo sobrevivir. Estoy a punto de que me quiten mi casa». La vivienda de María Graciela está ubicada en el barrio Linares. Dice que por fortuna tiene «renta», y que su alquiler les permite, a ella y a sus dos hijos, de 19 y 15 años, comprar algo de alimentos y pagar las facturas de los servicios públicos. Pero el «apretón» ha sido tanto que tuvo que retirar del colegio al hijo menor, y solicitarle a la Secretaría de Educación Municipal una ayuda. Le dieron un cupo en Confamiliares donde el adolescente valida su secundaria. También se observan ojos centrados en tejer bufandas y sacos para la venta, o en lecturas para «matar el rato», o en una partida de parqués, o en pintar uñas para no sentir que el tiempo pasa y su situación laboral no se soluciona, ni siquiera se sabe de un pago inmediato de los hasta cinco meses de salarios que les adeudan a algunas. Margarita Quintero cumplió el pasado domingo 27

Las auxiliares de enfermería nunca se imaginaron que estarían pelando plátanos en la entrada de lo que fue el Servicio de Urgencias. Los alimentos llegan gracias a la ayuda de otros sindicatos y de familiares.

Seis meses después del cierre, la situación actual del Hospital de Caldas es la siguiente: u El 17 de noviembre se entregaron 338 cartas a igual número de trabajadores, suprimiendo los cargos que ocupaban. El Hospital está al día en el pago de salarios atrasados y tiene pendiente cancelar las acreencias laborales en lo que tiene que ver con la liquidación e indemnización de trabajadores, que se hará este mes, al contar ya con los recursos necesarios. u Aunque no se prestan servicios de salud, la figura jurídica Hospital de Caldas sigue existiendo y la entidad conserva una planta de 40 trabajadores, que realizan labores administrativas.

FOTOS/CAMILO MOLINA/LA PATRIA

A C T U A L I D A D u El Alcalde de Manizales, Néstor Eugenio Ramírez Cardona, envió al Gobernador de Caldas, Emilio Echeverri Mejía, una propuesta dirigida a que el Departamento utilice la infraestructura del Hospital en los servicios de urgencias y las especialidades de medicina interna, gineco-obstetricia, cirugía general, ortopedia y anestesiología. Se plantean dos figuras que pueden ser el arrendamiento de las instalaciones con un canon en el primer año de 150 millones pesos, o la compra. Los ingresos por estos servicios, según plantea la Alcaldía serían de 1.800 millones de pesos. El Gobernador analiza la propuesta, pues asegura que es un tema que se debe tratar “sin prisa, pero sin pausa” y que recibiría la enti-

dad desde que esté “cero kilómetros”. u Esta nueva figura que plantea la Alcaldía incluye que sea una entidad de salud pública y con énfasis universitario. El Hospital seguiría existiendo como ente jurídico y con una planta de 10 personas, y los pensionados también seguirán a cargo del Acuerdo de Reestructuración de Pasivos (Ley 550) que negocia con acreedores diferentes a los trabajadores. La mayor parte de estas deudas son con Infimanizales y BBVA (antes Banco Ganadero). u Algunos trabajadores todavía hacen presencia en el patio de urgencias del Hospital pues para ellos la estadía en este sitio se terminará cuando la entidad les pague las deudas.

cmyk


cmyk

4

b

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 5 DE SEPTIEMBRE

MANIFESTÓ HERMANO DE SARGENTO CALDENSE SECUESTRADO POR LAS FARC EN 1998

“

6AÑOS son

Desde agosto de 1998, una familia caldense espera el retorno se su hijo, secuestrado por las Farc. Con esta, ya son tres las familias del departamento que se esperanzan con la propuesta de intercambio humanitario. Dos sargentos del Ejército y un ex congresista son los canjeables del departamento. Oportunidad.

ALEXÁNDER MARÍN Y JORGE GAVIRIA

O

REDACTORES/LA PATRIA MANIZALES

lga Rodríguez es una de las mi les de madres en Colombia que sufren el secuestro de uno de sus hijos. Esta mujer, residen te en una vereda alejada del municipio de Risaralda (Caldas), padece este drama porque su hijo decidió servirle al país desde las filas del Ejército y hoy es uno de los canjeables en poder de las Farc, el tercero de Caldas. Su hijo, el sargento Erasmo Romero Rodríguez fue secuestrado por el Bloque Sur el 3 de agosto de 1998, en Miraflores (Guaviare). Él y cerca de 110 uniformados más quedaron en poder de los subversivos, después de un cruento ataque en el que cerca de mil guerrilleros arremetieron contra el grupo de choque del Ejército y la estación de Policía. Desde entonces, ella se ha dedicado a esperar durante seis años y un mes el regreso de su ‘Gordito’, como lo llama. Pese a tener una familia numerosa, 11 hijos en total, la ausencia de Erasmo se siente. Hoy, con el anuncio de un posible intercambio humanitario, doña Olga y su familia se ilusionan. Es la posibilidad de poner punto final a esta tortura y de tener de regreso lo más pronto a su hijo. En la actualidad son tres familias caldenses las que se aferran al posible intercambio como la única opción de recuperar a sus seres queridos, en poder de la guerrilla. Una de ellas la encabeza Martha Arango de Lizcano, esposa del ex congresista Óscar Tulio Lizcano, secuestrado el 5 de agosto de 2000, en San Lorenzo (Riosucio). La otra es la de Judith Valencia de Marulanda, madre del sargento del Ejército José Ricardo Marulanda Valencia, secuestrado el 4 de marzo de 1998, en una toma guerrillera en la vereda El Billar, en Cartagena del Chairá (Caquetá).

Recuerdos

La madre del sargento Romero Rodríguez parece que tuviera congelada su memoria, para no borrar las últimas imágenes y diálogos con su hijo. Recuerda que ocho días antes del secuestro, el suboficial la llamó para decirle que estaba bien. “Erasmo me llamó diciéndome que estaba en Miraflores y que estaba muy contento en la base militar”, indicó la mujer. A la semana siguiente ocurrió la toma a Miraflores. Esta batalla la relató uno de los soldados que fue secuestrado en esa acción insurgente y que logró su libertad el 28 de junio del 2001, gracias al primer intercambio humanitario. “El grupo de choque del Ejército salió de la base a realizar un registro en la zona. La tropa se encontró con un grupo de personas que nos gritó: somos guerrilleros. De inmediato se abrió fuego de las dos partes. Los estallidos se confundían con los gritos de los comandantes y de los lanzas (compañeros) que caían heridos. Uno cayó muerto frente a mí, le destaparon la cabeza con una M60”, recordó el uniformado. El combate duró cerca de 24 horas. Los militares, que estaban rodeados, se queda-

una eternidad ” La madre del sargento Erasmo Romero Rodríguez, Olga Rodríguez, espera que el intercambio humanitario sea una realidad, para volver a ver su hijo. FOTO/JORGE GAVIRIA/LA PATRIA

ron sin munición, y el apoyo que les prometieron por radio, nunca llegó. A las 2:00 de la tarde del 3 de agosto, 19 uniformados estaban escondidos en un hueco. “Estábamos esperando la muerte”. Horas después el Bloque Sur de las Farc los secuestró. Esa noche, doña Olga y su esposo Erasmo se interesaron por ver el noticiero, algo que no hacían con frecuencia. “Cuando dieron la noticia, le dije a mi esposo que allá estaba mi muchacho. A las 10:00 de la noche, la esposa de un oficial de dicha base nos dio la noticia que al ‘Gordito’ se lo había llevado la guerrilla”, agregó la madre del sargento. El soldado liberado, compañero del sargento Romero Rodríguez, recordó cómo tuvieron que caminar por el laberinto que conforma la selva y que los guerrilleros conocen de memoria. Durante el recorrido, los insurgentes reunieron a 110 uniformados. Luego de varios días de caminatas y de largos trayectos en lancha llegaron a la jaula que sería

FOTO/LA PATRIA

FOTO/JORGE GAVIRIA/LA PATRIA

FOTO/LA PATRIA

Jorge Ricardo Marulanda Valencia, secuestrado el 4 de marzo de 1998.

Erasmo Romero Rodríguez, secuestrado el 3 de agosto de 1998.

Óscar Tulio Lizcano, secuestrado el 5 de agosto del 2000.

Tres canjeables

Junto al sargento Erasmo Romero Rodríguez hay dos caldenses más secuestrados por las Farc, que están dentro del grupo de los llamados canjeables. Son ellos el ex congresista caldense Óscar Tulio Lizcano González y el sargento José Ricardo Marulanda Valencia. Lizcano fue secuestrado el 5 de agosto del 2000, cerca a la vereda Getsemaní, jurisdicción del corregimiento de San Lorenzo (Riosucio). Ese día lo plagió el frente Aurelio Rodríguez de las Farc. Desde el día de su secuestro, los insurgentes han enviado cuatro pruebas de supervivencia de la víctima. La última fue a principios de febrero del presente año cuando entregaron a Noticias Uno un vídeo en el que Lizcano González le enviaba un mensaje al Presidente de la República hablando del acuerdo humanitario. Desde entonces, nada se sabe de él. “Óscar ese día apareció muy recuperado. Habló del acuerdo humanitario y agradeció a las personas que han estado pendientes de su suerte”, dijo Marta Arango de Lizcano, esposa del ex congresista. El sargento Marulanda Valencia fue secuestrado

FOTO/JORGE GAVIRIA/LA PATRIA

El sargento Romero Rodríguez lleva seis años y un mes en poder de las Farc. En la gráfica (a la izquierda) aparece en compañía de uno de sus compañeros de cautiverio.

el 4 de marzo de 1998, en una toma guerrillera en el corregimiento de El Billar, en Cartagena del Chairá. Este suboficial es el caldense que lleva más tiempo secuestrado. Seis años y medio es su tiempo en poder de la guerrilla. Estas familias ven el intercambio humanitario como una oportunidad que hay que tomar con prudencia. Frente a la viabilidad de este acuerdo, Arango de Lizcano dijo que es lo que ha solicitado desde hace cuatro años. Afirmó que de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario un intercambio no va en detrimento de ninguna política de seguridad del Estado. Por el contrario, “es un paso para lograr la paz y la reconciliación de los colombianos”, agregó. Por su parte, Jorge Marulanda Valencia, hermano del sargento secuestrado, expresó que la noticia de una posible liberación era favorable, pero que esperaba a que las Farc respondieran al compromiso, sin cambiar las reglas. “El intercambio humanitario sólo debe desarrollarse bajo reglas y políticas firmes planteadas por el Estado, de lo contrario la decisión de liberar guerrilleros presos sería una alcahuetería”, puntualizó.

A comienzos de diciembre, el Gobierno de nuevo generó opinión con el intercambio humanitario al anunciar el indulto de 23 guerrilleros de las Farc, como gesto unilateral para que el grupo insurgente responda a esta acción con la liberación de algunos secuestrados. Pese a esto, las Farc respondieron de forma adversa y calificaron a los guerrilleros indultados como desertores y nuevos objetivos militares. El grupo irregular siguió insistiendo en el despeje de dos municipios para poder adelantar las negociaciones.

su lugar de cautiverio durante meses.

Secuestro

Sólo los que regresaron pudieron contar lo que se vive en un secuestro. Los soldados plagiados en la toma a Miraflores estuvieron 35 meses y contaron el drama de estar en poder de la guerrilla. Los suboficiales y oficiales que no fueron incluidos en el primer intercambio cumplen 73 meses padeciendo lo mismo día y noche. “Los días comenzaban a las 5:00 a.m. El desayuno era café con unos envueltos conocidos como tungos. Luego nos bañábamos y empezaba la monotonía. Algunos días jugábamos fútbol, el resto nos dedicábamos a las manualidades. Todo lo que fabricábamos lo enviábamos a las familias”. “El almuerzo era igual de feo al desayuno: lentejas, garbanzos, arvejas, arroz y pasta, eso sí, con cabellos, gusanos, insectos, cuchillas, escupitajos y muchos vidrios. A las 3:00 de la tarde nos daban agua de color para ahogar el hambre”, relató el liberado. En el cautiverio, las historias se acaban y cada recuerdo ya todos los saben. Los días parecían calcados y, de poder vivir al día siguiente, ya podían predecir cómo sería. La rutina sólo cambiaba cuando se recibían las cartas de la familia. “Para describir los días en cautiverio basta con decirle a la gente que recuerde el día más aburrido de su vida y súmele el estar encerrado en una jaula, durmiendo en una tabla, con gente muy cerca de usted, incómodo, sin su familia, enfermo, con hambre y sintiendo rabia, angustia y nostalgia”, manifestó el soldado. La jornada terminaba a las 7:00 de la noche. Era la hora de ir a la cama. “¡Como si se pudiera dormir!. Estábamos incómodos, y el recuerdo de la familia hacía imposible dormir. Yo prefería ponerme a pensar, era el momento para sentir, sufrir y llorar. Aprendí a controlarme y a aguantar para volver a ver a mi mamá. Al día siguiente la misma historia”, agregó el militar.

Canje

Durante el proceso de paz entre las Farc y el gobierno de Andrés Pastrana, los familiares de los secuestrados estuvieron en San Vicente del Caguán, porque iban a tener una reunión con los del secretariado de las Farc. “Allí no hubo nada, durante los días que estuvimos allí les clamamos a los guerrilleros que nos dejaran ver a nuestros hijos y la respuesta fue que era imposible”, relató doña Olga. El año 2001 fue el más duro para la familia Romero Rodríguez. El intercambio humanitario tomó fuerza, pero la salud de don Erasmo, padre del sargento secuestrado, se

A C T U A L I D A D En su anuncio dijeron que cambiaban la propuesta de despejar los municipios San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá (Caquetá), por los de Florida y Pradera (Valle del Cauca), con el fin de adelantar las negociaciones y no tener que interrumpir el “Plan Patriota”. Mientras el gobernador del Valle del Cauca, Angelino Garzón, dijo estar de acuerdo con esta iniciativa, el presidente Uribe la rechazó. Hace una semana el Presidente Álvaro Uribe Vélez usó un nuevo mecanismo para presionar y acelerar el in-

complicó. Sin embargo, la ilusión de poder ver a su hijo de nuevo, lo mantuvo estable unos meses. Por el lado de las familias de los secuestrados había optimismo. En cautiverio, los secuestrados estaban ilusionados, pero no confiaban en la palabra de los insurgentes. “Había semanas y meses en que los periodistas ni siquiera nos mencionaban. Era como si no existiéramos. A mediados del 2001 las noticias sobre nuestra libertad eran las mismas: que se firmaba, que no se firmaba el acuerdo humanitario. Nos daban esperanza de libertad, pero nunca pasaba nada”, indicó el liberado. A principios de junio del 2001 anunciaron la firma del acuerdo, pero el cupo era para 120 uniformados. Había un sabor agridulce entre ellos y entre las familias, pues todos estaban ilusionados con el reencuentro. En esos días, mientras las familias esperaban, en el campamento que estaban los secuestrados de Miraflores, llegó un comandante guerrillero a decirles que todos se iban. La emoción los invadió. Ninguno esperaba la noticia. “Dijeron que todos nos íbamos y nadie se despidió de nadie. A las 2:00 de la mañana, del 25 de julio empezamos el recorrido a la libertad”, expresó el soldado. Iban en fila, adelante los soldados y atrás los suboficiales y oficiales. Mientras avanzaba la caminata, los insurgentes desviaron a los mandos militares y liberaron sólo a los soldados. Los sargentos, tenientes y demás oficiales regresaron a la jaula y hasta hoy siguen allí. La esperanza para esta familia se derrumbó en la base de Tolemaida, cuando se dieron cuenta de que su hijo seguiría secuestrado. Este golpe fue fatal para el padre del sargento Romero Rodríguez.

Tragedia

En julio de 2001 don Erasmo se estaba muriendo. “Mi esposo se enfermó mucho y hubo necesidad de trasladarlo para el Hospital Militar de Bogotá, porque le tenían que amputar las dos piernas. Al llegar al aeropuerto, llegaron los noticieros y nos entrevistaron. Erasmo, mi marido, llorando le pidió públicamente a ‘Tirofijo’ que liberara a nuestro hijo para poderlo ver antes de morir”. El primero de agosto, dos días antes de cumplirse los tres años de secuestro, falleció el padre del sargento. Su sueño de ver por última vez a su hijo no se hizo realidad. “Tengo otros dos hijos que le sirven a la Patria, uno es teniente efectivo del Ejército y el otro Patrullero en la Policía. Siempre le pido a Dios por ellos y por mi hijo que está secuestrado para que nada le pase”, dijo doña Olga. Esta familia está ilusionada con el acuerdo y espera que sea un hecho para tener a su hijo de nuevo en casa. Ella y sus hijos hacen un llamado al Gobierno para que se concrete este tema. “Qué bueno que el Presidente se ponga la mano en el corazón y lo haga por la Paz de Colombia”, concluyó. Para Abraham y Augusto, dos de los 10 hermanos del sargento Erasmo, estos seis años son una eternidad y esperan que sus hijos lo puedan conocer. La familia Romero Rodríguez no recibe pruebas de supervivencia de su hijo desde hace dos años y medio. La última vez que lo vieron fue en una publicación de la revista “Cromos” en agosto del año pasado.

La familia

El sargento Erasmo Romero Rodríguez es casado con Sandra Emilse Grajales, de cuya unión existen dos hijos: Jessica Alejandra, de siete años, y Julián Andrés, de 12. La niña tenía 10 meses de nacida cuando ocurrió el secuestro. Ambos lo conocen en fotos. Erasmo desde niño quiso ser militar. Jugaba en la escuela a la guerra y decía: ”papá, cuando sea grande quiero ser un soldado”, comentó la madre del uniformado. Hizo su primaria en la escuela El Paraíso de Anserma. En el colegio La Milagrosa, de Viterbo (Caldas), estudió hasta octavo grado. A los 18 decidió prestar servicio militar y se quedó. Terminó su servicio y se fue para Facatativá a seguir el curso de Suboficial, hasta que se graduó como Cabo Primero. Estuvo en Bogotá y luego lo trasladaron a Neiva. Allí fue ascendido a Sargento y trasladado para Caquetá. Su última asignación fue en el Batallón Joaquín París de San José del Guaviare, de allí lo enviaron para la Base Militar de Miraflores donde ocurrió la toma y su secuestro.

tercambio humanitario: la extradición de ‘Simón Trinidad’. Según el anuncio que hizo el pasado 20 de diciembre el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, el Gobierno está dispuesto a reconsiderar la orden de extradición del jefe guerrillero a cambio de la liberación de los canjeables. El plazo que puso el Estado a las Farc fue el 30 de diciembre. Hasta la fecha no se conoce pronunciamiento alguno del grupo armado ilegal frente a la propuesta de suspender la extradición del líder insurgente.

cmyk


cmyk

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 14 DE MARZO

FOTOS/MARTHA ELENA MONROY/LA PATRIA

En diferentes casas de la vereda El Rodeo viven los Arangos, la familia más numerosa de Pácora. Los bisabuelos de nueve personas que habitan el sector llegaron al lugar hace 120 años.

EN LA VEREDA EL RODEO CASI TODOS TIENEN EL MISMO APELLIDO

En Pácora, un mundo de Arangos Hace 120 años la familia llegó al municipio y se convirtió en la más numerosa que habita en un mismo lugar. Hay descendencia por diferentes regiones de Colombia. Origen y casos similares. Parientes. ÓSCAR VEIMAN MEJÍA

EDITOR REGIONAL/LA PATRIA PÁCORA

¿Cuál es su nombre?, «Yo soy Salomón Arango»; ¿y usted señor?, «Pedro Antonio Arango Arango»; ¿Y la niña cómo se llama?, «ella se llama Luz Adriana Arango Arango Arango Arango. Salomón, su hijo Pedro Antonio y su nieta Luz Adriana pertenecen a una familia que hace 120 años vive en El Rodeo, una vereda de Pácora donde casi todos los habitantes tienen el mismo apellido. El profesor de la Escuela del lugar, Jorge Arturo Valencia, recuerda que hace un tiempo el 90 por ciento de los estudiantes de la institución era Arango. «Aquí toca llamarlos por el nombre porque hay de ellos por todas partes». En la actualidad, 12 de los 18 alumnos del centro educativo llevan el mismo apellido. «Lo que pasa es que ahora vienen a estudiar personas de fincas cercanas a las veredas y por eso también hay algunos Cardonas, Henaos y Garcías». Se dice que en El Rodeo en la actualidad hay cerca de 80 Arangos entre padres, hijos, nietos, bisnietos, primos, sobrinos, cuñados, entre otros vínculos. Otro número similar de la misma familia está repartido en Pácora, Supía, Marmato, Riosucio, Anserma, Salamina, Manizales, LaMerced, Aranzazu, Pereira, Armenia, Cali, Bogotá, Medellín, Popayán, Tuluá, Zarzal, Sevilla y La Unión. La vereda El Rodeo o Mogoviejo, como la llamaron en otra época, pertenece al corregimiento de San Bartolomé, al que se llega luego de pasar por La Felisa, en la vía Medellín - Manizales. Las casitas están aferradas a un nudo de montañas sobre las cuales se dibuja un laberinto de caminos amarillos y zapotes.

popular de Pácora la iniciaron a finales del siglo XIX Mauricio Arango y su esposa Segunda Gil. Ellos llegaron de Sonsón (Antioquia) y se ubicaron en una ladera que está a media hora en vehículo del casco urbano del municipio. La pareja se dedicó a cultivar maíz, fríjol y pasto. La vocación agraria la heredó su hijo Hilario Arango. Más tarde Erasmo Arango, nieto de Mauricio y Segunda, con su esposa Susana Pineda, le sumaron la siembra de tabaco.

Con el paso del tiempo emergieron más ranchos en el lugar que está entre las quebradas Palmira y El Portal, cerca del río Cauca. Entre los nueve hijos de Erasmo y Susana está Salomón Arango, quien se enamoró y se casó con su prima segunda Isabelina Arango. Ellos viven en una casa blanca con puertas y ventanas azules, techo con tejas de barro que a lo lejos y colgada del cerro se asemeja a un balcón adornado con verane-

Las razones entre casa y casa de los Arangos se dicen a viva voz.

b

matrimonio. El festejo duró tres días y tres noches. Por lo menos 90 Arangos, llegados de diversas regiones del país, degustaron un cerdo de 90 kilos, 10 pollos gigantes, una carga de revuelto, varias pailadas de natilla e innumerables buñuelos y botellas de aguardiente y cerveza. A pesar de los pronósticos reservados, la torta de cinco pisos alcanzó para todos. Eso sí muy pocos pudieron repetir el inmenso ponqué que fue repartido luego de la histórica foto, en la que no aparecieron todos. Las cuatro piezas de la casa se quedaron pequeñas para semejante batallón. Casi todos los visitantes durmieron en el patio, cubiertos con carpas que prestó en Pácora una empresa de gaseosas. La celebración llenó de alegría a Salomón y su mujer. El hombre añoró 20 años atrás cuando en su pequeña vivienda llegaron a vivir hasta 35 personas. Sus hijos con las esposas, nietos y bisnietos compartían el lugar. «A mí eso me daba mucha felicidad porque la casa mantenía llena, había actividad por todas partes y todo el día», recuerda Salomón, quien hoy vive con su señora y una hija. «No me gusta la soledad», dice mientras desde el comedor observa un reloj cuyas manecillas avanzan con la imagen de Jesús Crucificado de fondo. Cuando en la casa dominaba la multitud era normal que se adecuaran dormitorios en las bodegas de secado de café y hasta en el zarzo, donde dormían sobre todo los hombres mayores. Cuatro fogones de leña ardían toda la jornada mientras las mujeres preparaban los alimentos.

Otros casos

Explicar la serie de ascendientes y descendientes del grupo es una tarea complicada hasta para el más curioso de los genealogistas. Nolberto Arango, de 19 años, sabe quiénes son sus abuelos, sus padres, sus primos, sus tíos y los más allegados. Sin embargo, la cuestión se enreda cuando dos de sus familiares se casan y cuando el grado de consanguinidad es más lejano. «Vaya uno a saber cuántos Arangos son de mi familia y en cuántos lugares viven. El otro día vino un señor y dijo que en alguna parte nuestras raíces se unen, pero lo difícil es explicarlo. También nos dicen que el Arzobispo de Popayán es familiar nuestro y que así por el estilo mucha gente tiene que ver con nosotros», agrega el muchacho. Otros que viven unidos en Caldas son los Rangel de Supía. La numerosa familia baja de una vereda cercana al casco urbano, y conmemora unida en enero el Día de los Reyes Magos. Mientras tanto, en Marmato, los Ortiz son los más comunes y populares por su liderazgo histórico y su actividad en las minas y la educación, entre otras. Entre tanto, la dinastía de los Arango, cuyo origen está en España, se incrusta en la historia de la vereda El Rodeo de Pácora por los siglos de los siglos. Se dice que habrá quienes lleven el nombre y 10 veces seguidas el apellido Arango.

Celebración

La llegada

La historia del apellido más

ras, orquídeas, sembrados de café, plátano y cítricos. Del matrimonio nacieron 14 hijos que engendraron 62 nietos y 28 bisnietos. La cuenta indica que en la madrugada del lunes pasado en el Hospital Santa Teresita de Pácora nació el miembro número 151 del clan Arango, cifra en la que se incluyen primos y otros parentescos en diferentes grados. Salomón, de 73 años de edad, recuerda: «Mi esposa y yo nos criamos y crecimos juntos. Mi madre nos decía que era un riesgo casarnos porque de pronto los hijos nacían con malformaciones, pero eso no ocurrió». Las fincas Campoalegre, Palmira, El Pital, El Pitalito, El Parnaso y El Tamarindo han estado ocupadas la mayor parte del tiempo por la popular familia. Sin embargo, personas con otros apellidos llegaron al sitio, en los últimos años, y algunos de sus miembros se casaron con Arangos. Los relatos del señor indican que en su época de niñez la principal actividad era la de cargar leña para alimentar los fogones y recoger agua de una cañada para preparar los alimentos. «Aún cocinamos con leña, pero el agua ya la traemos con otro sistema». El matrimonio aseguró más la permanencia del apellido, pues los hijos de la pareja son Arango Arango. Las uniones conyugales entre familiares son comunes. Los primos Pedro Antonio Arango Arango y Edilia Arango Arango, por ejemplo, son padres de Liselder y Luz Adriana Arango Arango Arango Arango.

5

Diversos parentescos se unen en una misma vereda.

Una de las fiestas familiares con más número de invitados en Pácora se realizó en la vivienda de los Arango Arango. La conmemoración fue el 3 de diciembre del 2001. Ese día Salomón y su esposa Isabelina celebraron 50 años de

Salomón Arango y su prima segunda Isabelina Arango se casaron hace 53 años. Sus 14 hijos, los Arango Arango, continúan con la dinastía en la vereda.

Origen del apellido u El apellido vasco Arango es de origen locativo, derivado de una característica topográfica, cerca de la cual vivía o era dueño de tierras el fundador del linaje. En este caso, dicho apellido deriva de la palabra vasca «arango» que significa «detrás del valle». Por consiguiente, el primer portador del apellido fue alguien cuyo solar se hallaba situado específicamente detrás de un valle. u En la ciudad de Saguesa (Navarra) hubo una casa de este apellido y se desconoce si guarda relación alguna con otra casa, muy antigua, de Arango, radicada en Previa (Asturias). A la casa de Navarra perteneció Francisco de Arango y Parreno (n.1765), natural de La Habana, y caballero de la Orden de Carlos III con fecha 29 de abril de 1818. u Su bisabuelo, el Capitán Pedro de Arango y Monroy, natural de Sanguesa (Navarra), testó en La Habana en 1695. En 1834 le con-

firieron a Francisco de Arango el título de Marqués de Gratitud. u Otras referencias se encuentran en el «Índice de los Apellidos Probados de la Orden de Carlos III», en cuyo registro figuran José Francisco Arango, Miguel Ciriaco Arango, Rosa Arango, José Francisco Arango y Losa, María Ambrosia de Arango y Losa, Rafael Arango y Meireles, Pedro Arango y Monroy, María Josefa Arango Núñez del Castillo, Francisco Arango y Parreno Mayreles y Espinosa, Francisca Arango Valdés y Rodrigo Arango Valdés. u Antonio de Arango Valdés fue el fundador de la extensa familia que lleva su apellido en Colombia. Nació en el lugar llamado Villagonzay, feligresía de San Martín de Arango (según el libro Genealogías de Antioquia y Caldas escrito por Gabriel Arango Mejía) o San Marcos de Arango,(según la Página Webhttp:// www.geocities.com/raicespaisas/ ).

u En una información de hidalguía levantada por su padre para que Antonio pudiera pasar a las Indias, en Pravia, el 23 de Diciembre de 1654, dice que: ..éste salió hace unos tres meses para Sevilla y allí reside y pretende pasar a Indias.., de lo que se deduce que debió salir de España en 1655. u Desembarcó en Cartagena, donde entró al servicio militar y obtuvo el título de cabo de escuadra y residió algún tiempo. Pasó luego a la provincia de Antioquia y contrajo matrimonio con doña Olaya de Zafra (en 1688), hija legítima del Capitán Fernando de Zafra Jaramillo y de doña María de Castrillón. u Vivió con su familia en el Valle de Aburrá donde se dedicó a la ganadería y a la agricultura. Se trasladó al Valle de San Nicolás de Rionegro, en donde murió repentinamente el día 2 de diciembre de 1677, y fue enterrado en la iglesia de San Nicolás.

cmyk


cmyk

6

b

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 7 DE NOVIEMBRE RICARDO GUTIÉRREZ

ENVIADO ESPECIAL/LA PATRIA RIOSUCIO

“Mamá, mamá, ¿por qué nos están echando de la casa?”, preguntó con la inocencia propia de sus cuatro años, un desconcertado Julián Steven Gañán a su progenitora, en la madrugada del miércoles 27 de octubre, cuando a pocos metros de su hogar una avalancha sepultó dos viviendas. “Nos tenemos que ir, porque un barranco está que se viene encima de nosotros”, atinó a responder Luz María Betancur. Estas palabras, que se dieron en el momento en el que las autoridades obligaron la evacuación de 24 familias de la vereda El Bermejal, en jurisdicción de Riosucio, acompañarán por siempre la memoria del hogar Gañán-Betancur. De la familia conformada por cinco miembros, también hacen parte Rubén Andrés, de 8 años; Gineth Lorena, de 7 años, y Rubén Darío, el jefe del hogar, cabildante de la comunidad y quien también resultó damnificado con la tragedia en Agrovillas, que dejó como saldo siete muertos y 128 personas desplazadas.

El sueño truncado

Hace ocho años nació Agrovillas, una comunidad ubicada en la vereda El Bermejal, en la parte alta del resguardo indígena de San Lorenzo, que se construyó con el fin de aprovechar territorios hasta ese momento poco habitados. “Agrovillas se hizo con el fin de evitar el hacinamiento en la parte baja, y para aprovechar esas tierras, las mejores de nuestro resguardo”, afirmó Jorge Hely Bueno Díaz, Segundo Gobernador Indígena de San Lorenzo. El nombre de Agrovillas proviene de lo que quería ser la comunidad, la despensa de San Lorenzo y Riosucio de productos como mora, curuba, hortalizas, claveles, cartuchos y todo lo que puede producir la tierra a 2.050 metros de altura sobre el nivel del mar. Así mismo, el lugar ya había empezado a producir trucha para la región, en un par de estanques destruidos en la noche del 26 de octubre y en los que murieron cerca de 4 mil peces. “Lo de allá fue una lucha muy dura, habíamos superado muchas situaciones y en el momento de la tragedia todos vivíamos felices”, comenta con un tono de profunda nostalgia Rubén Darío Gañán, quien por ser el cabildante de su comunidad (equivalente al presidente de la Junta de Acción Comunal), hace parte del comité encargado de reubicar a las 24 familias que resultaron afectadas con el derrumbe. La tragedia de la que habla Rubén Darío, se presentó la noche del martes 26 de octubre pasado, cuando después de un “tormentón de agua”, como llaman los habitantes del sector a los aguaceros fuertes, un alud cubrió dos de las 28 casas del lugar. Las difíciles condiciones del terreno y la inminencia de otro desprendimiento llevó a las autoridades a evacuar 24 familias, conformadas por 128 personas, entre las que se encuentran 49 niños entre 15 días y 10 años de edad. Hasta la noche del pasado martes los damnificados durmieron en las instalaciones de la Escuela Simón Bolívar, en el casco urbano del resguardo de San Lorenzo. “El miércoles en la tarde se terminó el proceso de reubicación de las familias, lo hicimos en casas que por una u otra razón estaban desocupadas dentro de la jurisdicción del Resguardo”,

Diana Marcela, de ocho años, aún no sabe dónde irá a estudiar en el 2005. Al fondo, su madre Martha Cecilia carga a Gineth Paola, su hermanita menor.

DESPUÉS DE LA AVALANCHA EN EL RESGUARDO SAN LORENZO DE RIOSUCIO

El desarraigo,

la otra tragedia de los damnificados de

128 personas hoy habitan viviendas prestadas. Las nuevas condiciones de vida afectan en especial a los 49 niños damnificados. El miércoles, las autoridades darán a conocer un concepto sobre el lugar del deslizamiento. Incertidumbre.

Agrovillas

indicó el Segundo Gobernador Indígena.

La nueva vida

El pasado jueves Rubén Darío Gañán realizó un recorrido por diversos sectores de San Lorenzo, constatando las nuevas condiciones de vida a las que se deben someter los afectados, hasta cuando las autoridades emitan un concepto definitivo sobre Agrovillas (ver recuadro). Los primeros en recibir la visita del cabildante fueron los Tapasco-Rojas, un hogar formado por los padres Martha Cecilia y Ovidio, y sus hijos Diana Marcela, de ocho años; Cristian Alberto, de seis años, y Giseth Paola, de 15 meses. Ellos, al igual que la familia de Rubén, son los únicos damnificados que decidieron vivir en el casco urbano de San Lorenzo. Al llegar, Martha esperaba en el corredor de su nueva vivienda, saludó con entusiasmo a Rubén, pero le indica que la noche anterior, la primera que pasaba en su nueva casa, les entró mucho frío y le solicitó que por favor les consiguiera un plástico para cubrir los rotos. “Yo fui la primera habitante del lugar, allá llegamos hace ocho años, Para mí lo más duro es perder todo lo

Didier Andica, de cuatro años, aún no sabe donde va a vivir.

que se hizo, estar acá de posada, porque estás casas son prestadas”, decía con entereza Martha Cecilia, mientras cargaba entre sus brazos a Giseth Paola, su hija menor. “Allá era madre comunitaria, acá no sé qué me voy a poner a hacer. También me preocupan ellos (señala a sus hijos), pues donde vivíamos eran libres, y yo sé que ellos acá se sienten mal”. Sobre sus hijos, también apunta que por ahora en la escuela les informaron que el año escolar se dio por terminado. No sabe lo qué sucederá con ellos en el año lectivo 2005. Además de estas situaciones, Martha recalca una y

FOTOS/CORTESÍA CUERPO DE BOMBEROS DE RIOSUCIO

Siete personas murieron al ser sepultadas por el derrumbe. Bajo los escombros de las dos casas destruidas quedaron los cuerpos de Luisa Alejandra Bueno, James David Bueno, Julián Ramírez, Luis Felipe Betancur, Yolima Alejandra Bueno. María Virginia Gañán y María Ismenia Bueno.

otra vez que sufre por Ovidio, su esposo. “Él allá trabajaba la tierrita, teníamos cosechas, sacábamos lo que necesitábamos para comer y mírenlo ahora”, dice, mientras su compañero, a unos 10 metros de distancia, trabaja concentrado en su nueva labor, como obrero en trabajos de alcantarillado que se adelantan en San Lorenzo.

“No sabemos por dónde empezar”

Atrás quedaron los Tapasco-Rojas. Después de unos minutos en jeep, Rubén da la orden de parar, la razón es que al lado de la carretera se encuentra con otra de las familias reubicadas. Con el frenazo del carro, un par de jóvenes adolescentes entran rápidamente y se esconden detrás de las puertas. Afuera un par de pequeños miran con asombro, son Yorlady, de seis años, y Didier, de cuatro. De repente aparece Fabio Andica Lengua, quien con voz tímida, pero amable, saluda a Rubén. “Apenas estamos desempacando las cositas, por el momento no hemos podido cocinar, pues no tenemos con qué, ojalá esta tarde tuviéramos un fogoncito en qué preparar los alimentos”, afirma Fabio, el padre de Yorlady, de Didier y de cuatro hijos más. “Esa noche fue muy horri-

ble, estábamos mi mujer y los cuatro hijos que viven con nosotros. Salimos de la casa a buscar refugio, pero no teníamos por dónde pasar y nos tocó que devolvernos y pasar la noche en vela. Los niños dicen que por allá no vuelven”, decía Fabio, mientras su esposa hacía su aparición en la escena. “Vengo de preparar el almuerzo allá arriba en la casa de mi hermano, pero acá les traje chicha, para que tomen”, indicaba Delia Bueno, la señora de la casa. En el nuevo hogar sobresalía la alegría de los más pequeños, las tablas de las camas y un viejo televisor que no había sido instalado. Al fondo los murmullos de Sandra Lorena y Fidelia, el par de adolescentes que al comienzo habían decidido esconderse. “Estaremos acá hasta nueva orden, pero estamos perdidos, desorientados. Uno sabe que tiene que echar pa'delante, pero no sabe por dónde empezar”, sentencia Fabio.

El tormentoso recuerdo

De nuevo al vehículo, y ahora rumbo a San Jerónimo, otro caserío del Resguardo de San Lorenzo, donde se concentra el ma-

yor número de familias desplazadas: seis. “Buenos días”, es el intercambio constante de saludos por las destapadas calles de San Jerónimo. De pronto, y después de atravesar un patio, un “sigan y siéntense”, la invitación llega de un hombre de unos 60 años, quien con un machete al cinto y una sonrisa en los labios da la bienvenida a Rubén. Nada hace creer que el amable hombre es Abel María Betancur, el esposo de María Virginia Gañán y el abuelo de Luis Felipe y Julián, tres de las siete víctimas fatales del deslizamiento en Agrovillas. Indica que la noche del desastre se encontraba en el mismo lugar en el que vive hoy, la casa de sus hijas, y que por eso no murió el martes 26 de octubre. Con el pasar de los minutos la calma de don Abel da paso a la tristeza. “Llevábamos 40 años de casados, teníamos siete hijos y estábamos muy contentos allá”. El momento de recordar la vida con su esposa provoca las dos únicas lágrimas que le brotaron mientras realizaba esta charla. Se recompone, seca su rostro y afirma con total certeza que él sabe que algún día se tendrá que ir, pues está seguro de que a pesar de su buena voluntad, sus hijas no le aguantarán sus resabios, los mismos que sólo sabía llevar la que fue por cuatro décadas su compañera.

El futuro

“Yo digo que si vuelve a resultar un plan de vivienda en la tierra fría, me voy para allá”, señala sin dubitaciones, Judith Betancourt, otra de las afectadas por la avalancha, y quien en este momento está viviendo en la casa de su hermano, con capacidad para tres personas, con sus dos hijos, sus dos padres y dos sobrinos. Las palabras de Judith, se repiten una y otra vez en todos los damnificados. “Yo me quedo acá mientras vemos por dónde empezar, dónde construiremos el caserío nuevo, porque no queremos perder esa comunidad, todos éramos como hermanos, trabajamos juntos”, afirma don Abel María Betancur. En el mismo sentido se pronunciaron Martha Cecilia, Fabio y Rubén. “Lo que sueño en el futuro, es reconstruir la comunidad, así no sea en el mismo sitio donde estábamos, pero sí cerca”, afirma la señora Rojas, quien también sueña con recuperar su hogar de Bienestar. Por ahora ellos seguirán dando la lucha en sus respectivos hogares, intentando darles una buena calidad de vida a sus hijos, pero con la esperanza de que muy pronto los Gañán, Bueno, Tapasco, Andica, Betancur, Lengua y Bañol regresarán a habitar y a trabajar en una misma comunidad, que será la despensa de San Lorenzo, con la intención de que la pregunta de Julián Steven no se repetirá jamás, pues confían en que ni la furia de la naturaleza, ni ningún otro factor los echará de nuevo de sus hogares.

Las calles de San Lorenzo son el nuevo lugar de trabajo de Ovidio Tapasco, un hombre acostumbrado a trabajar la tierra de otra manera, sembrando y cosechando productos del campo. FOTOS/CAMILO MOLINA/LA PATRIA

A C T U A L I D A D La inestabilidad del terreno que ocupó Agrovillas llevó a las autoridades a tomar la decisión de que en el sitio no se podrán construir más viviendas. “De acuerdo con los estudios que se realizaron, el cultivo de mora fue uno de los causantes del derrumbe. Además, se llegó a la conclu-

sión de que todo el poblado debe ser reubicado”, afirmó el Gerente de Corpocaldas, Francisco José Cruz Prado. Se encontraron grandes grietas que, con el invierno, pueden generar mayores desplazamientos de tierra. La reubicación de Agrovillas corresponde a la Gober-

nación de Caldas y a la Alcaldía de Riosucio, que hasta el momento no definen el nuevo lugar que ocuparán las 24 familias afectadas, que aún habitan las viviendas que les brindó el resguardo indígena de San Lorenzo como refugio temporal.

cmyk


cmyk

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 27 DE JUNIO

7

b

CÓMO SE PREPARA MANIZALES PARA LA FINAL DE LA COPA TOYOTA LIBERTADORES DE AMÉRICA

Manizales beso tu nombre que significa Con banderas, costumbres o alimentando a los hinchas, cientos de personas están iniciando el ambiente festivo para el partido entre el Boca Juniors y el Once Caldas. Confirmada la presencia del Vicepresidente de Colombia, de varios ministros y de congresistas. Orgullo.

MARCELA RESTREPO REDACTORA/LA PATRIA

Once Caldas

FOTOS/MARTHA HELENA MONROY/LA PATRIA

Carlos Arturo Salazar Patiño (izquierda) no quita del balcón de su apartamento las banderas del Once Caldas y de su Manizales del Alma. Vecinos suyos lo siguieron, poniendo despúes una bandera más grande. Los tres estandartes son los únicos que adornan la fachada de los 11 pisos del edificio.

MANIZALES

Por estos días, la primera frase del Himno a Manizales podría decir, sin temor a mentir, «Manizales beso tu nombre, que significa Once Caldas». Prácticamente los 400 mil habitantes de la capital tienen que ver con la final de la Copa Toyota Libertadores 2004, que el próximo jueves (primero de julio) disputarán en el Estadio Palogrande el Boca Juniors, de Argentina, y el equipo de fútbol local. El tema está por doquier, en conversaciones, propagandas y artículos decorativos. En las calles de la ciudad aún se respira poco ambiente de fiesta, por lo que algunos señalan que en Manizales solo hay compañía para la gloria; sin embargo, a punta de detalles, hinchas declarados, seguidores ocasionales, ciudadanos contagiados por el entusiasmo de otros y entidades públicas y privadas están dándole pasión a una página memorable de la historia de Manizales en las postrimerías de su año 154. Ambiente Carlos Arturo Salazar Patiño lo primero que ahora ve al despertar y al mirar a uno de sus costados es una bandera del equipo y otra de Manizales, ubicadas en el balcón del apartamento que tiene en el edificio Plaza 51, en el sector de Versalles. Son las primeras que adornaron la fachada de los 11 pisos de la construcción. Para él cuando están ondeando parecen una ráfaga de aplausos espontáneos al conjunto y al municipio que ha llevado siempre en el corazón, y por los que siente más cariño desde que regresó hace unos dos años a la Ciudad de las Puertas Abiertas. «Compré estas banderas a mediados del año pasado, cuando el equipo quedó Campeón del torneo profe-

Alrededor del Estadio Palogrande es donde se registra más ambiente de final de Copa Toyota Libertadores. Los vendedores de ponchos, camisetas y gorras, entre otros artículos, avivan el entusiasmo por el partido.

sional colombiano. Inicialmente las sacaba para cada partido del Once, y ahora permanecen en el balcón, para darle apoyo a los jugadores y animar a la gente. Después de que las coloqué, unos vecinos pusieron otra más grande», comentó, y así se pudo constatar. Jorge Eliécer Echeverri Núñez , portero del edificio en el que vive Salazar Patiño, ya tiene separado el papel que picará para llevar en bolsas, el próximo jueves, al Estadio Palogrande, y lanzarlo, junto a su hijo Harold, cuando los futbolistas locales aparezcan en la cancha. «Esto va a ser algo histórico, que no me quiero perder. Incluso rechacé los 100 mil pesos que me ofrecieron por mi boleta de norte, que cuesta 10 mil. Soy seguidor del Once desde la cuna, como dice el es-

Seguridad: sólo de la Policía en las calles de Manizales habrá mil hombres el próximo jueves, informó el Teniente Coronel William Antonio Grisales Ossa, Comandante encargado del Departamento de Policía Caldas. Desde la Alcaldía: Cuatro comités, en los que participan la Alcaldía, con el apoyo de la Gobernación, gremios, organizaciones privadas y particulares, están preparando a Manizales para la final de la Copa Toyota Libertadores de América, informó el mandatario local, Néstor Eugenio Ramírez Cardona, aunque destacó que cualquier ciu-

tribillo de la barra Holocausto. No me falta la camiseta del equipo, tanto que aquí (en el edificio) dicen que me la pongo hasta para oír los comentarios de los partidos», agregó. 200 mil pesos para ir al partido Las personas pagan sumas exorbitantes por estar dentro de cinco días en el Palogrande, y eso lo sabe muy bien José*, uno de los ciudadanos que encontró trabajo haciendo filas ante las taquillas del Estadio y consiguiendo o revendiendo entradas. «A esa señora (una mujer que estaba a pocos metros de él, luego de despedirse y darle las gracias) le ayudé a encontrar dos boletas de norte. Las compró por 200 mil pesos», dijo. A esto se suma que las colillas del partido del Once contra el Medellín, exigidas

Preparativos

dadano puede presentar sus sugerencias. Uno de los grupos se encarga de la imagen que se proyectará de la ciudad, y el propósito es que reluzcan el civismo, la hidalguía y amabilidad que la han caracterizado. «El canal Fox Sports va a pasar imágenes de Manizales, como ya lo han hecho», reportó Ramírez Cardona. Otro comité se encarga del embellecimiento de la ciudad, incluyendo zonas verdes, flores, banderas e instalación de vallas, y uno más, de la seguridad. «El cuarto grupo se dedicará a la atención de visitantes ilustres, entre los que estarán

como condición para vender parte de las boletas, las vendían por 50 mil pesos. «Es que esta es la primera vez que se ve esto y hay que aprovecharlo. Aquí hay plata para todo el mundo», comentó. Ventas Otro escenario que muestra la alegría, aún silenciosa, de los ciudadanos por la final de la Copa Toyota Libertadores, es la Tienda del Once, donde venden los productos comerciales del equipo. «Las camisetas es lo que más solicitan. Estamos vendiendo unas 100 cada día, y la mayoría negras. La semana entrante trabajaremos en jornada continua y extendida, es decir, no cerraremos al mediodía y abriremos hasta por la noche», informó González Arango. Para Jorge Luis Murcia

integrantes de la Copa Toyota y periodistas. Les tenemos preparados algunos actos y tours. Vendrán el Vicepresidente de la República, Francisco Santos; varios ministros y parlamentarios», anunció el Alcalde. Día Blanco : La Administración Municipal y las entidades que la acompañan en la organización de la ciudad promueven que el jueves sea el Día Blanco en Manizales, para que todos sus habitantes se vistan ese día con prendas de ese color, y exhiban en sus casas banderas de Colombia, del Once y de Manizales.

Márquez el comportamiento de las ventas del jugo de naranja, tinto y pintadito, que ofrece desde hace cinco años a un costado del Estadio también ha sido excepcional. «Normalmente estoy aquí de 4:00 de la mañana a 12:30 de la tarde, pero desde el pasado martes, cuando abrieron las taquillas, trabajamos casi las 24 horas. Un hermano me remplaza», relató. Si a los comerciantes informales no les ha quedado tiempo para descansar, a los hoteles mucho menos. Las 100 habitaciones del Hotel Carretero ya están vendidas y reconfirmadas. «Tenemos reservas de personas de ciudades como

Medellín, Bogotá y Cali, de periodistas japoneses y argentinos», informó la Administradora del Hotel, Miriam Londoño Estrada. Por su parte, la cantidad de solicitudes formuladas al Hotel Escorial ha hecho que sus directivas gestionen hospedajes en apartamentos, fincas y hasta en Pereira, porque sus 60 habitaciones para unas 120 personas no dan abasto. «Hay mucha reserva de argentinos, periodistas de Bogotá y extranjeros, ESPN está por confirmarnos. El ambiente está muy bueno, Manizales está de moda», afirmó el Gerente de El Escorial, José Eugenio Pineda Valencia. «...Y nos tokió la final» Así la ciudad se está llenando de un ambiente festivo. Mañana la Alcaldía ampliará en rueda de prensa cómo está preparando la ciudad para el espectáculo futbolístico, y muchos otros, entre personas y entidades, definirán qué hacer. Llegó la semana anhelada, definitiva, para vivir un sueño que parecía inalcanzable y al que se suman personas de dentro y fuera de la capital. Las alegrías vividas hasta ahora ya son meritorias y suficientes para muchos, pero con el paso de los días crece el deseo porque el Once Caldas gane. En ese caso se habrá cumplido lo que señala un aviso que Andrés Aristizábal Trujillo, Administrador de un negocio de comidas rápidas cerca al Estadio Palogrande, mandó a elaborar con un amigo suyo para pegar en una de las paredes de su local, aunque sean pocos los que lo observen: «...Y nos tokió la final. ¡Gracias Once!». * Nombre ficticio para proteger la identidad de la fuente.

Hasta la música con los coros del Once Caldas se vende bien durante estos días, en los que la fiebre de la final de Copa Libertadores se toma la ciudad.

A C T U A L I D A D El Once Caldas quedó campeón de la Copa Libertadores de América el primero de julio pasado, al ganarle al Boca Junior de Argentina en la definición desde el punto pe-

nal. Es el máximo logro obtenido por el equipo en toda su historia. Esto le permitió jugar el pasado 12 de diciembre en Yokohama (Japón) la final de la Copa Inter-

continental de Clubes ante Oporto de Portugal. El partido quedó empatado sin goles y se fue a la definición desde los 12 pasos, lotería en la que el Once Caldas perdió.

cmyk


cmyk

b

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

“

PUBLICADO EL 4 DE JULIO

DIÁLOGO DE JAIRO QUINTERO TRUJILLO Y LUIS FERNANDO MONTOYA

“

8

Fuimos campeones por la humildad

El Presidente y el Técnico del Once Caldas aceptaron la invitación de LA PATRIA y sentados en un palco del estadio Palogrande hablaron de todo lo que pasó con el equipo en la Copa Libertadores: la final, el título, el partido con Boca, el futuro y el pasado. Conversación. OSWALDO HERNÁNDEZ EDITOR DEPORTES/LA PATRIA MANIZALES

daron los demás directivos, el cuerpo técnico, la afición que entendió y ayudó, y la prensa, porque cómo nos ayudaron los medios en esta gesta. A ellos muchas gracias. Todo esto deja una lección: que cuando todos empujamos para el mismo lado es más fácil llevar el carro. Ganó la humildad». L.F.M.: «Mire doctor yo le hablo por lo que me compete a mí: la Copa se gana por una buena elección de jugadores, porque tenemos un gran cuerpo técnico, porque tenemos un gran grupo de directivos, porque la prensa respaldó incondicionalmente, y otra cosa que quiero decir: que no le hicimos eco a la presión externa por el tipo de fútbol que jugábamos. Nosotros hicimos esto porque afuera nunca habíamos ganado nada y cambiamos la filosofía del equipo, pero a qué precio. No fue fácil, pero con ese factor ganamos la Copa, pero además, creo que la fortaleza mental del grupo fue vital para triunfar. El grupo día a día era más fuerte, respondió muy bien al trabajo psicológico». J.Q.T.: «Bueno y usted como técnico de la Copa Libertadores ¿qué piensa de aquí

No cabe duda de que Jairo Quintero Trujillo y Luis Fernando Montoya, Presidente y Técnico del Once Caldas, fueron dos de los principales gestores de la campaña que llevó al equipo a la obtención del título de la Copa Toyota Libertadores de América. Ellos dos, sentados en el palco presidencial del estadio Palogrande, aceptaron la invitación Luis Fernando Montoya Soto y Jairo Quintero Trujillo en el palco presidencial del Palogrande. de LA PATRIA y hablaron de todo lo que pasó con el Once creía, nadie daba un peso por ellos, incluso nosotros les ga- para adelante?». Caldas para que fuera el rey de América. namos acá en Manizales y terminaron siendo los campeoLuis Fernando Montoya: «Doctor Jairo, ¿usted cómo vi- nes. Ellos se fueron metiendo y cuando se dieron cuenta ya Se debe sostener vió los últimos cinco minutos del partido con Boca? ¿Qué estaban en Tokio». L.F.M.: «Ay presidente esto está muy berraco...ja..ja..ja... veía?, ¿qué presentía?». L.F.M.: «No se me puede olvidar cuando nos encontrába- esto está muy berraco porque el equipo ahora se debe sosteJairo Quintero Trujillo: «Me preocupaba tener que llegar mos, que usted me preguntaba: ¿y los muchachos qué?, ner arriba. Esto es como un reinado, hay que preparar el a la definición desde el punto penal. Nos habían metido tanta ¿cómo están?, ¿cómo los ves?, y yo le decía, Presidente no se equipo para defender esa condición de campeón de la Libercosa en la cabeza con el tema de Boca, sus finales ganadas preocupe que los veo muy fuertes, el grupo está muy bien. tadores. Hay que mirar qué vamos a hacer, cómo vamos a así, que, la verdad, no quería que se llegara a eso. Decían Incluso esta semana usted me dijo que cómo me había traído proyectar el equipo, porque algo ya habíamos hablado con que Boca nunca había botado un cobro, pero yo tenía la ilu- el equipo para el Palogrande, pero ni usted, ni los argentinos nuestro cuerpo técnico. Yo creo que ya llegará una reunión sión porque sabemos que Juan Carlos Henao es un mons- sabían que yo había cambiado todo y que lo que ellos vieron entre nosotros para acordar programas». truo en ese arco. Me dio mucho susto, no quería llegar a eso, fue otra cosa diferente». J.Q.T.: «Vea le digo cuál es mi concepto al respecto: pripero gracias a Dios ganamos». J.Q.T.: «Ahora, la celebración, la fiesta y todo lo demás mero, debemos hacer una evaluación para repetir lo que L.F.M.: «Sabe que a mí me pasó igual. Quería ganar el fue increíble. Me quedé aterrado de ver las dimensiones de hicimos bien y para revisar lo que hicimos mal, porque partido y evitar la definición, pero se llegó a eso y nos tocó, y lo que sucedió acá y en todo el país». donde hay humanos hay fallas. Aquí hay un compromiso por fortuna ganamos. Ahora, en la definición, me dio un esmás bravo, de aquí no podemos descender, tenemos un calofrío grande cuando Valentierra botó su cobro, pero seCon euforia nombre internacional y en seis meses no nos podemos caer. gundos después, volví a nacer cuando lo botó también SchiaL.F.M.: «Sí, eso es cierto, lo único que yo lamento es que El Once Caldas debe seguir sonando y tronando. Por eso vi. Creo que ellos mismos tomaron de su propia medicina, no pude celebrar como todos porque hace días que tengo hay que mirar todo para evitar errores que después sean por dos razones: primero, porque eran fuertes en la defini- una peste que me tiene mal. Pero venga, cuénteme cómo les fatales. Hay que afrontar los compromiso con argumentos, ción y, segundo, porque siempre reconocieron que Henao fue en la visita y en los demás actos después del partido». la Copa Intercontinental y el campeonato colombiano. La era el mejor y eso pesó para los jugadores argentinos». J.Q.T.: «La gente celebró con euforia, empezando por afición nos dejó un mensaje que no podemos olvidar: ese J.Q.T.: «Sí, cuando Arnulfo botó el cobro me pregunté: el vicepresidente Francisco Santos. Me dijeron que lo sen- «sí se puede... sí se puede... sí se pudo...sí se pudo»»es un ¿será que este muchacho está nervioso? Y concluí: si Arnulfo tían propio, incluso el Gobierno estaba aprovechando toda ejemplo de que podemos». lo bota entonces para dónde vamos. Me preocupé. Pero sentí esta situación para resaltar los valores de todos los coL.F.M.: «Sí, es cierto, nos debemos reunir para prograun alivio grande cuando Schiavi lo perdió, y más aún cuando lombianos. Me contaron que la celebración fue total en el mar muy bien el equipo para el segundo campeonato y la Henao le atajó a Burdiso y los demás. país. Me contó el Alcalde que no hubo un solo muerto, Intercontinental. No nos podemos caer y hay que enseñarles Fue algo de locos que Boca, que nunca había perdido por parece que hubo muertos, pero en Bogotá. Fue increíble a los muchachos que esto es una familia y que así hay que esta forma, ahora era la víctima. cómo disfrutó la gente». trabajar. Yo quiero seguir peleando todo, a mi me gusta peL.F.M.: «Usted no sabe que cambiamos el orden de los L.F.M.: «Me contaron que en Medellín opacamos el título lear todos los títulos». pateadores. Siempre va primero Arnulfo Valentierra y des- del Medellín con la obtención de la Copa Libertadores. La J.Q.T.: «Y es que lo tenemos que pelear todo, no podemos pués Ortegón. Y lo cambiamos, dijimos que Valentierra em- gente era feliz en la calle, me dijeron que se celebró más ser inferiores a la categoría que hemos adquirido, además pezaba y después seguía Elkin Soto, porque él lo pidió. Lo nuestro triunfo que el mismo que disputó y ganó el Mede- hay que ser consecuentes con la afición porque todos disfrudejamos así y ahora pienso que nos habría tragado la tierra llín». tamos esto, pero ya llegará una nueva competencia y aquí si Valentierra y Ortegón salen de primeros y botan cobros J.Q.T.: «A mí también me llamaron, pero de Cartagena. nadie perdonará nada». ¿Qué hubiese pasado con los otros. Doctor, y después de Me llamó Hugo Vélez, Gerente de la Chec, y me dijo: “CartaL.F.M.: «Uno se imagina el orgullo de la gente para ponertodo esto ¿qué sintió y pensó?”. gena fue una locura en las calles y en todas partes”. Esta se la camiseta o llevar la bandera. «Leí en LA PATRIA que J.Q.T.: «Yo decía que Dios es justo y que la recompensa mañana -ayer- me llamó un amigo de Montería y me dijo yo acomodarán la estrella de la Copa encima del escudo y será debía llegar. Nosotros trabajamos no sé Jairo hasta donde llegará este fenómeno del Once Cal- de color dorado. ¿La Copa también estará en la camiseta?». muy duro, todos, y era imposible que no se dieran las co- das, pero aquí todos son hinchas del Caldas, claro que es J.Q.T.: «Claro, esto lo tenemos que mostrar. Estamos disesas. A lo último estaba entregado y dije que sea lo que Dios que los costeños para sacar disculpas y festejar están ñando la nueva camiseta, la que llevará una estrella grande quiera, como sucedió. solos....ja..ja..ja..ja. Es que esto uno todavía no lo asimila. dorada encima del escudo para simbolizar la obtención de la Le cuento que yo desperté y dimensioné todo esto por ahí a Copa, pero además el trofeo también lo estamparemos en nues“Juan, ganamos” las 2:00 de la mañana. No sé qué sentía, estaba como aneste- tra camiseta. La Copa será ahora imagen institucional del equiL.F.M.: «Sí, es cierto, cuando Elkin hace el gol y luego siado». po. Ese uniforme lo estrenaremos en el clásico con el Pereira». ellos lo botan, le dije a Juan Carlos Ángel (preparador físiL.F.M.: «Esto es un regalo de Dios. Yo pensaba que esto es L.F.M.: «Excelente, ya estamos en la historia y pasamos a co), Juan, ganamos. Sentí una emoción muy grande. Quizá tan grande para mí, porque es que llevo muy poco tiempo la historia». uno se controla más que los demás, pero es una satisfacción acá y las cosas han ido muy bien, pero muy bien. Quería ver J.Q.T.: «Claro, pero no podemos dejar caer el equipo. Uno enorme que uno ni siquiera se alcanza a imaginar. Uno como a mi hijo, a mi señora, miraba el palco del Presidente, mira- sabe que los partidos se pueden perder, empatar o ganar, técnico se tiene que sentir realizado. ba la tribuna, miraba para todas partes y la emoción era pero la institución hay que mantenerla arriba». J.Q.T.: «Pero no podemos olvidar el trámite del partido. muy grande». L.F.M.: «Y todo esto es para demostrarle a la gente joven Me acuerdo que hicimos el gol temprano, nos tranquilizaJ.Q.T: «Yo en ese momento pensé en mis padres y en mi que las cosas se pueden conseguir con limpieza y con transmos, pero el susto fue tremendo cuando llegó el gol de Boca. hijo Juan Camilo que está en Londres, los demás están aquí parencia». Cuando ellos empataron me preocupé, pensé que de pronto conmigo, pero ese fue el recuerdo especial. Pensaba todo lo J.Q.T. «Mire después de todo esto y para agradecerle a LA el equipo se caía, pero me gustó la reacción, aunque estuvo que podían sentir ellos. Creo que todavía no hemos dimen- PATRIA este diálogo, le quiero decir que me sorprendió la nervioso algunos minutos y enderezó el trámite del juego». sionado todo esto, pero hay que reconocer que la gente estu- capacidad de manejo de grupo suyo, me parece que fue exL.F.M.: «Sí, es cierto, hicimos el gol, bajó la presión en la vo brillante en esto, incluso mucha gente que ni siquiera co- traordinario». cancha y en la tribuna, e incluso pudimos definir el partido. nocía un balón estuvo comprometida con el equipo. Me huL.F.M.: «Se acuerda cuando usted me decía: ‘hombre proPensé en ingresar a Diego Arango para armar la línea de tres biera gustado ver las calles de la ciudad durante el partido». fesor ¿usted sí es capaz de manejar esos muchachos?’. Y le volantes recuperadores, pero era como demostrarle al equiL.F.M.: «Mire le cuento: ayer por la mañana (un día des- decía: presidente, tráigalos que yo los manejo, yo soy capaz. po que me iba a defender y además nadie podía garantizar el pués del triunfo), me levanté y salí a la calle. Quería saber qué Creo que esto es cuestión de saber manejar el grupo, saber resultado. Me llené de seguridad y tuvimos para el 2-0, pero se sentía a esa hora, qué había quedado y qué había dejado la liderar, saber llevar, que ellos lo vean a usted como el padre el equipo se dejó empatar, tuvo un bache, entré a Jefrey y le Copa. Estuve por el centro de la ciudad y llegué a La Cigarra, en la cancha, en el entrenamiento y en el camerino. En Codio un nuevo aire al equipo». un sitio tradicional en la ciudad y le cuento que me emocioné lombia no es fácil. Presidente, ¿usted se acuerda qué le dije J.Q.T.: «Eso es así, ver a la gente, ver el espectáculo, ver el cuando los señores que estaban allí me aplaudieron. Usted no el miércoles en la mitad de la cancha en medio de la celebraesfuerzo del grupo y ver todo esto es como un sueño para sabe cuánta emoción sentí y ahí sí estuve a punto de llorar de ción?. uno como dirigente. Yo me emocioné mucho con todo esto. la emoción. Me acordé de mis padres, de mi hijo, de mi famiJ.Q.T.: ¿Cuando celebrábamos?. Nunca me imaginé algo así, es la verdad, nosotros no pensa- lia, de todas esas personas bellas que uno tiene». L.F.M.: «Sí, claro, allá en la mitad de la cancha». mos que íbamos a ganar la Copa». J.Q.T.: Todo esto es muy lindo, pero se debe, en mi J.Q.T.: «No me acuerdo...a ver recuérdeme algo». L.F.M.: «Claro, pero alguna vez lo planteábamos y fuimos concepto, al compromiso de una familia, porque eso es el L.F.M.: «Le dije: Presidente, muchas gracias por haberme de menos a más. Queríamos pasar la primera fase y avanza- Once Caldas. Si bien es cierto que uno lo tenía como obje- tenido en cuenta para dirigir este equipo, algo que se lo repimos superando fase tras fase con humildad, trabajo y mu- tivo lejano, porque no era fácil, también es cierto que la to hoy de nuevo en LA PATRIA». cho orden, siendo finalmente los campeones». opción estaba ahí. Aquí hubo un compromiso para mosJ.Q.T.: «Y yo le agradezco a usted, profesor, por haber J.Q.T.: «Me acuerdo que yo también le dije que a nosotros trarnos internacionalmente y escogimos bien los jugado- aceptado esta invitación para dirigir el club, por eso estamos nos iba a pasar lo de Olimpia, de Paraguay, al que nadie le res, no fueron estrellas; eran obreros. Pero también ayu- celebrando hoy juntos». FOTO/CARLOS SARMIENTO/LA PATRIA

Vinieron los reconocimientos Luego de su participación en la Copa Libertadores, el Once Caldas, orientado administrativamente por Jairo Quintero, y deportivamente por Luis Fernando Montoya, intervino en el Campeonato Finalización y la Copa Intercontinental de Clubes. En la liga colombiana llegó hasta las semifinales del Campeonato Colombiano, siendo eliminado por el Atlético Nacional, y en la Copa Intercontinental perdió con el Oporto, de Portugal, tras empatar en el tiempo reglamentario 0-0. No obstante estos hechos deportivos, tanto Jairo Quintero como Luis Fernando Montoya, y el mismo Once Cal-

A C T U A L I D A D das, obtuvieron reconocimientos nacionales e internacionales. La cadena Fox Sports le entregó las siguientes distinciones: mejor gol de la Copa Libertadores con Jhon Viáfara, y mejor portero de la Copa Libertadores con Juan Carlos Henao. El semanario El Espectador también reconoció en las siguientes nominaciones: Jairo Quintero fue elegido como el mejor dirigente del año; Luis Fernando Montoya fue premiado como el mejor técnico; Juan Carlos Henao ocupó la segunda posición como mejor deportista del año en el país, y al Once Caldas como la mejor institución. Y Acord Colombia (asociación de periodistas de-

portivos) le entregó la máxima distinción en la modalidad de desempeño colectivo. Al cierre de esta edición el técnico Luis Fernando Montoya se debatía entre la vida y la muerte, luego de ser víctima de un atraco en la puerta de su residencia, ubicada en Caldas (Antioquia). Montoya fue recluido en la Clínica Las Américas, de Medellín, donde después de una intervención quirúrgica se emitió un parte médico en el que se anunció que recibió un disparo en dos vertebras, lo que lo dejará cuadrapléjico, y que además estaba recibiendo respiración artificial.

cmyk


cmyk

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 27 DE SEPTIEMBRE

9

b

LOS NEGOCIOS EN SUS INMEDIACIONES ESTÁN AFECTADOS

Cierre del Hospital hace metástasis en el comercio

La soledad es el común denominador en los negocios alrededor del Hospital de Caldas. FOTO/MARTHA MONROY/LA PATRIA

El cierre del Hospital de Caldas perjudicó también al comercio aledaño. Disminución de ventas deja pérdidas y cierre de establecimientos. Propietarios guardan esperanzas. Reapertura. WILLIAM CASTRO

D

REDACCIÓN/NEGOCIOS MANIZALES

oña Fidelina Betancur Castaño ha de dicado la tercera parte de su vida a trabajar en un negocio que tiene cer ca al Hospital de Caldas, en la calle 48 al frente de la entrada para siquiatría. Allí, durante 24 años ininterrumpidos, atendió a médicos, estudiantes, enfermeras, jefes de sección, visitantes y, en general, a toda clase de personas vinculadas con el centro asistencial, pero ha pensado entregar el local porque ya no tiene clientela. Casi que como los fenómeno de la naturaleza, las secuelas del cierre de la institución son devastadoras para los cerca de 100 negocios que giran en inmediaciones del Hospital. Doña Fide, como la conocen quienes estuvieron en su negocio, pasó de vender cerca de 30 almuerzos diarios a dos o tres. Con este negocio, además de haber pagado la casa, levantó a sus cuatros hijos. Cuando Doña Fide empezó a evocar nombres y anécdotas que vivió con el personal del Hospital no dejó de exclamar: “no puedo creer lo que sucedió”. No ganaba mucho. Además de los almuerzos, que aún tienen el mismo costo, 4.000 pesos, ofrece tinto, pintadito y gaseosa, entre otras cosas que le permitieron vivir dignamente hasta cuando la determinación en el Hospital la afectó de tal forma que no sabe qué hacer. Este no es el único caso de dificultades. Tres locales de la misma calle 48, bajando de la Avenida Paralela, están vacíos y con letreros de “se arriendan”. Además, otros establecimientos de diversas actividades del comercio, aunque no han cerrado, pasan por problemas económicos. No se salvan las funerarias, las cafeterías, los restaurantes, las droguerías, servicios de comunicación y los puestos de frutas, entre otros. La constante, dicen, es que están quebrados y con dificultades para continuar funcionando. Pero, en medio de ese panorama, también hay establecimientos comerciales no tan afectados. El restaurante Donde Iván, disminuyó en 30% sus ventas y aunque son ganancias que se dejan de percibir, su administradora, María Victoria Gutiérrez, indicó que el fuerte de su producido lo hacen durante el fin de semana y gracias a personas que vienen de otras ciudades, como Pereira o Armenia, y por eso descarta el cierre como salida a la baja en sus ingresos.

La disminución en las ventas

El cierre del Hospital de Caldas dejó no sólo consecuencia en los empleados, sino también en quienes, en forma indirecta, devengaban su sustento de las personas que tenían una relación directa con el centro asistencial. Por la disminución en las ventas tuvieron que tomar algunas alternativas como medidas de contingencia antes de tener que cerrar. La principal es la reducción del horario en la atención al público. Doña Fidelina Betancur abría su negocio las 6:00 de la mañana y lo cerraba a las 7:00 de la noche y ahora abre a las 8:30 de la mañana y cierra a las 4:00 de la tarde; La cafetería Alguitos que empieza la jornada a las 5:30 de la mañana ahora finaliza a las 4:30 de la tarde cuando antes lo hacía a las 7:00 de la noche. Para los casos de establecimientos como la Cafetería el Samaritano y Bell Tel optaron por no trabajar los domingos porque lo que venden ahora no compensa el esfuerzo.

Soledad

Lo que fue por muchos años, desde que construyeron el Hospital de Caldas, cerca de 44 años, un sector próspero que permitió la ubicación de una zona comercial que se extendía por varias cuadras alrededor ahora es un sector con poco movimiento. El vacío no sólo se percibe dentro de la edificación que en algún momento albergó a cerca de 1.500 empleados, a los enfermos de 220 camas y a los visitantes, sino también en los negocios que fincaron sus esperanzas en la economía que jalonaban las personas que giraron alrededor del Hospital. Lo que dejó de percibir Doña Fide es sólo una parte, porque las cuentas de la droguería Condrogas, según Luz Marina Aristizábal, hermana del propietario, son un ejemplo de la merma en las ventas. Pasaron de vender un millón 800 mil pesos antes de la crisis del Hospital a 90 mil pesos diarios. Estas cifras obligaron a que tuvieran que trasladar la droguería, y pasar de seis empleados a uno de tiempo completo y a otro de medio tiempo. Durante los 12 años que estuvo en el anterior local superaron dificultades, pero esta ha sido la peor. Otro negocio que tiene problemas es la Cafetería Samaritano, porque la administradora, Patricia García, indicó que deben dos meses de arriendo, que equivale a tres millones 600 mil pesos. Después de 14 años es la primera ocasión en que tienen una crisis, que se observa en la disminución en 80% de las ventas, razón por la cual acordó con la propietaria del local que si en diciembre no mejora la situación, de por terminado el contrato de arrendamiento.

Otros afectados

Alguitos, cafetería de Francisco Valencia desde hace 12 años, en la calle 48 con carrera 24,

antes de llegar a la Avenida Paralela, ha dejado de vender cerca del 40%, después de que se presentó el problema en el Hospital. Al frente de su negocio se ubicaban algunos carros y ambulancias que llegaban con enfermos. Según Valencia, muchos de estos conductores y visitantes acudían a su cafetería a comprar alguna cosa, estos fueron los clientes que se perdieron, además del personal que laboró en el centro asistencial. Entre sorna y dolor por recordar el problema señaló que los empleados en medio de sus dificultades tienen la esperanza de que algún día les paguen, pero los dueños de los establecimientos perjudicados no conservan esperanza alguna de mejoría, sólo la reapertura de la institución. Las finanzas de la cacharrería Ipiales son similares, sus propietarios sostienen que las ventas han disminuido en un 50% en productos como cremas dentales, cepillos y, en general, en implementos de aseo. En Bell Tel que ofrece servicios de telefonía de larga distancia e internet, en un local sobre la Avenida Paralela entre calles 47 y 48, los nuevos propietarios fincaron parte de su futuro hace un año cuando compraron el negocio sin saber que sólo algunos meses después les llegarían los problemas. Sus clientes se redujeron en 50% porque las personas que necesitan hacer llamadas ya no llegan, hasta el punto de que decidió no abrir los domingos ni los festivos, días que antes eran muy productivos.

Casos especiales

Aunque el problema afecta a todos, algunos señalan que es más para uno que para otros. Los administradores del puesto de frutas que autorizó la Administración Municipal hace cinco años, para que ofrecieran sus productos en una carpa al frente del Hospital, en la esquina de la calle 48 con Avenida Paralela, consideran que las pérdidas son muy altas. Pasaron de vender 300 mil pesos diarios, con los cuales alimentaban a su familia, pagaban arriendo, servicios públicos y otros gastos propios del hogar, además de tener que comprar los productos que ofrecen a sus clientes, a recibir 25 mil pesos para hacer lo mismo. Otra dificultad que se suma es la pérdida de las frutas y verduras por descomposición, porque ya no tienen la misma rotación. El caso de doña Fide es especial porque su negocio fue uno de los primeros del sector. Cuando comenzó con su negocio, el barrio el Campín no existía, además varios de quienes llegaron a ser gerentes o directivos del Hospital fueron clientes suyos como estudiantes. Después de trasegar por tantos años, extraña atender a quienes no sólo fueron sus clientes, sino sus amigos, y espera que los fríjoles con chicharón que preparaba los viernes, desde luego el día de más ventas, también los extrañen los que los disfrutaron por más de dos décadas. cmyk


cmyk

10b DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

www.lapatria.com

PUBLICADO EL 15 DE MAYO

DOS LOZAS DESOCUPADAS EN EL LUGAR SIRVEN DE HOGAR PARA ESTAS PERSONAS

Terrazas de la Autónoma, el ‘apartacho’ de los mendigos Basuras, escombros, aguas detenidas y malos olores son algunas de las características que presenta el lugar. Durante varias administraciones se han planteado alternativas de uso para las lozas, pero ninguna ha sido ejecutada.

Basuras, escombros, charcos y malos olores son característicos en el sitio. Abandonado. DIEGO FERNANDO HIDALGO REDACTOR/LA PATRIA MANIZALES

“Por favor cierren la puerta cuando salgan”, es la despedida en tono jocoso que les hizo Luis, un mendigo conocido con el alías de “El Flaco”, a dos agentes de la Policía que llegaron a inspeccionar lo que el hombre, y otras nueve personas de sus mismas condiciones, conocen como el “apartacho”: uno de los dos niveles que tiene libre el sitio denominado Terrazas de la Autónoma en Manizales. El hogar que comparten desde hace varios meses “El Flaco”, “El Niño”, “El Mugre”, entre otros, está ubicado en una de las lozas baldías, debajo del puente que cruza sobre la Avenida Santander, en la vía hacia el centro de la ciudad, 20 metros antes del Hotel Carretero. El sitio está sin utilizar desde 1996, año en el que se desarrollaron los trabajos de construcción del puente vehicular y el túnel que conduce a la Glorieta de la Universidad Autónoma, sobre la Avenida Sesquicentenario, y a la vez se adecuaron dos niveles de aproximadamente 3.000 metros cuadrados para, posteriormente, ser utilizadas en la instalación de diferentes obras para el beneficio de la comunidad. Jorge Mejía Arango, ex secretario de Obras Públicas del Municipio, explicó que la construcción de los túneles se hizo durante la administración del ex alcalde Mauricio Arias. “Se montó esa infraestructura para que las lozas fueran utilizadas como espacios culturales y para otras actividades, aprovechando el entorno educativo que tiene el sitio. Es un proyecto interesante, pero no se ha contado con dinero para ejecutarlo”, expresó. El aspecto que presenta actualmente el lugar es deplorable. Basuras, escombros y malos olores son la constante en ambos espacios, que ahora sirven de vivienda para cerca de 20 personas de la

calle. “Ellos hacen sus necesidades fisiológicas al aire libre y dejan sus excrementos sobre el piso de los niveles. Además, acumulan mucha basura con las cosas que recogen en la calle, y los olores que se filtran hacia las casas son inaguantables”, manifestó una vecina del sector. Carmen Cecilia Zapata Piedrahíta, secretaria de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emas), expresó que la entidad realiza recolección de basuras cada vez que la comunidad lo reporta. “Hablaré con el supervisor para que esta semana pasen por ahí y realicen la brigada”, dijo. Frente a los problemas sanitarios que pueden originar los malos olores, Dora Inés Molina, Secretaria de Salud del Municipio, hizo énfasis en que si existe reporte de la comunidad se hace la visita para verificar. “Trabajamos más que todo con establecimientos, pero si se trata de una invasión, le correspondería más a la Secretaría de Gobierno”.

FOTOS/MARTHA HELENA MONROY/LA PATRIA

Esta mujer vive junto a su esposo en la loza que está sobre la Avenida Sesquicentenario. Algunos de ellos denominan el lugar como el ‘apartacho’, pues hasta lavan y secan la ropa en el lugar, ante la mirada de algunos transeúntes desprevenidos.

Otras ideas

Como en la casa

En el primer lote, ubicado encima del túnel, se nota la acumulación de basuras de los mendigos en grandes cantidades, llantas y escombros. Allí viven seis personas: una pareja y un hombre solo, quienes duermen en cambuches cubiertos por plásticos. La mujer se levanta cada mañana, a eso de las 7:30, remoja la ropa con el agua que acumula en porrones de gasolina y aprovecha el sol para secarla. Otros dos hombres duermen en algunos espacios que quedan libres debajo del puente vehicular, a una altura de 8,40 metros. “Yo vivo en el barrio Galán, lo que pasa es que hoy me dio por venir a dormir aquí”, le dijo uno de ellos a un agente de Policía. La otra persona duerme sobre la plancha de cemento, pero sin plástico, según él, porque los vecinos de

Acompañados de un sofá, colchones y hasta la imagen del Milagroso de Buga reposan los 10 indigentes que ocupan una de las lozas de las Terrazas de la Autónoma.

Los siguientes son algunos de los puntos que incluía la propuesta elaborada por el Arquitecto Jorge Humberto Arcila, en busca de darles una utilidad a los niveles ubicados debajo del puente vehicular de la Avenida Santander y encima de la Avenida Sesquicentenario. u Balcones urbanos -sur y norte- sobre la Avenida Santander, en un área de 547,57 metros cuadrados. u Biblioteca y Hemeroteca Municipal en el nivel medio, debajo de la Avenida Santander, en un área de 1.334 metros cuadrados. u Auditorio (1.334,13 metros cuadrados) para 600 personas, divisible en dos o cuatro simultáneos para 300 y 150 personas respectivamente, localizado debajo del área de la biblioteca. u Jardín Botánico de especies nativas en el área de influencia. u Área de parqueaderos para 140 carros: 70 a cielo abierto y 70 en sótano. u Rehabilitación física y funcional del entorno existente (Calle 37-sector sur- Avenida Paralela) mediante la habilitación de las 10 casas ubicadas sobre la calle 37, integrados por una pasarela peatonal de conexión entre las Avenidas Santander y Paralela.

hasta tarde porque trabajo toda la noche lavando carros”, concluyó.

Propuestas para el lugar

Este indigente arriesga su vida al dormir debajo del puente a una altura de 8,40 metros. Cualquier movimiento en falso mientras se pega su sueñito y podría caerse.

abajo (segunda loza) le rompieron el cambuche. “Casi mato a uno de ellos por eso”, expresó ante la mirada tranquila de un tran-

En la parte inferior del puente vehicular de la Avenida Santander duermen algunos de los indigentes. El que aparece en la gráfica le dijo a la Policía que vivía en el barrio Galán, pero que ese día le dio por dormir en este lugar.

Después de que LA PATRIA denunció este hecho en su edición del 15 de mayo, el lugar fue aseado y los mendigos que habitaban allí, retirados. Sin embargo, tiempo después el lugar volvió a ser lo que era antes, pues parece que hay nuevos habitantes. Ahora, el Instituto de Cultura y Turismo lo incluirá

seúnte, que utiliza el lugar como vía de ascenso desde la Autónoma hasta la Avenida Santander. El mayor “hacinamiento” se presenta en la segunda loza, ubicada sobre el túnel que da a la Glorieta. Allí habitan cerca de 10 personas en medio de sombrillas, un viejo sofá, colchones, un cuadro del Milagroso de Buga, pero, sobre todo, de basura, leña, charcos, cabezas de vacas y el musgo que ha crecido sobre el cemento. “Yo vivo aquí hace como un mes, pero somos personas honradas que trabajamos de noche. Este es nuestro único hogar”, precisó ‘El niño’. ‘El Flaco’ interrumpió el diálogo de su compañero con uno de los agentes para aclarar que la basura es de los vecinos del primer piso que se la tiran toda a ellos para que, según él, la gente los critique. “Esa gente de arriba es muy escandalosa y a veces no dejan dormir. Yo descanso

A C T U A L I D A D como uno de los bulevares paisajísticos de la Feria de Manizales, para presentar allí teatro e imagen en multimedia, gracias a que la Secretaría de Obras Públicas se lo entregó en comodato. Por ese motivo, a finales de esta semana se aseará de nuevo y se instalarán unas barandas de seguridad que

El arquitecto Jorge Humberto Arcila Losada fue una de las primeras personas que planteó algunos proyectos para ejecutar en el lugar. “Eso ya es historia patria porque hace mucho tiempo que se habla del tema, pero no se hace nada”, manifestó. Según Arcila Losada, se miró la posibilidad de que se construyera allí un sitio para convenciones, centro de auditorios en uno de los niveles y una biblioteca en el otro nivel. “Además, se pensó en instalar allí la sede del Archivo Municipal, uno de los grandes problemas que hay hoy en día”, enfatizó. Gilberto Cardona Rodas, ex gerente del Instituto de Cultura y Turismo de Manizales, explicó que propuso, durante el mandato de Germán Cardona Gutiérrez, acondicionar estas lozas, con bajos costos, como espacios de integración juvenil. ´Era utilizar las terrazas como módulos, donde se permitiera la formación en danzas, música y teatro y dejara de ser un botadero de basuras. Sin embargo, había otras prioridades y por eso no se ejecutó”, expresó. Jorge Alberto Gutiérrez Jaramillo, Secretario de Planeación Municipal, manifestó que han investigado muchas posibilidades en torno al tema, pero que no se ha tomado ninguna determinación

al respecto. “Se planeó hacer la sede del Archivo Municipal, pero eso es imposible dado que por allí pasa una tubería maestra de Aguas de Manizales y eso lo hace vulnerable”, indicó. Los opositores de las primeras propuestas argumentaban que no era posible que una avenida pasara por encima de una obra. Además, que el ruido sería insoportable. “No han tenido la oportunidad de conocer edificaciones en las que pasa un aeropuerto por encima o capillas que están debajo de una vía. Para todo eso hay soluciones técnicas. Hay 3.000 metros cuadrados de espacio desperdiciados en esos niveles”, explicó Arcila Losada, a la vez que agregó que durante los gobiernos de ex alcaldes como Mauricio Arias, Jorge Enrique Rojas, Carlos Alberto Parra y Germán Cardona Gutiérrez se han tenido diferentes ópticas, aunque los proyectos allí han sido superados por otras prioridades. “Es una lástima que se desaproveche además toda el área educativa que la rodea, como la Universidad Autónoma, los colegios Universitario, Pío XII, Liceo Isabel La Católica, Alfonso López y Tecnológico. Los costos no deben ser mayores porque no hay que construir cimentaciones ni techos sino dos fachadas. Es como una casa en obra negra a la que le faltan los acabados”, concluyó el Arquitecto.

permitan usarlo para lo que está estipulado. “Sí nos da resultado durante la Feria, será esa la entrada para buscar la forma de rehabilitarlo y darle un mejor uso en el futuro”, expresó Gilberto Cardona Rodas, Gerente del Instituto de Cultura y Turismo.

cmyk


cmyk

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 8 DE MARZO

FOTO/ARCHIVO/LA PATRIA

El Obelisco, símbolo de Buenos Aires, en medio de sus gigantes avenidas.

da; a vetustez, pero también a sudor juvenil, al perfume de una piba que deja sin respiración y a cuero fino. Buenos Aires huele a Europa. Sus calles, su vuelo, ese aire de ciudad milenaria, que te recuerda que es Latinoamérica, cuando percibes el oríndel niño de la calle. Huele también a caballo de estampa. En este rincón del mundo están los mejores criaderos de potros que serán grandes campeones de Polo, el deporte de los dioses, que tiene su campeonato anual entre noviembre y diciembre en esta capital. Hay un hálito misterioso en las ciudades porteñas. Es un ambiente a sudor, a sol, a fatiga, pero a la vez a bohemia, a aventura, a viaje, a madera húmeda... No siempre huele a buenos aires, pero siempre se husmea a Buenos Aires.

UN RECORRIDO SENSORIAL POR LA CIUDAD

BUENOS AIRES,

Paladares

Buenos Aires sabe a carne, y a comida italiana, y a asado, también a pescados y mariscos. Son por lo menos 8 mil 500 locales de comida con las más variadas propuestas, en zonas como Puerto Madero, Montserrat, Las Cañitas, Recoleta, Palermo y San Telmo. Pero allí hay un gusto a años de gloria, a país que ha logrado dar pasos que lo acercan al primer mundo y que, por algunos años, hicieron olvidar a sus habitantes el verdadero sabor del subdesarrollo. Ahora, allí los precios son similares a los de cualquier otro país de Latinoamérica con los mismos problemas y las mismas alegrías. Probaron lo amargo, y andan en busca de mieles. «Soy de Independiente» o de Boca o de River, siempre el taxista hablará de fútbol. Es el lenguaje universal. Un estadio, dos estadios, tres estadios, cuatro... Bueno es la ciudad del Diego, allí siempre se saborea un gol.

en cinco sentidos

Es el momento de visitar la capital de Argentina. Una ciudad en la que se encuentra diversión para toda la familia. Al recorrerla, debe estarse dispuesto a disfrutarla en cada rincón. Contrastes. FERNANDO ALONSO RAMÍREZ JEFE DE REDACCIÓN/LA PATRIA BUENOS AIRES

“En Buenos Aires todo vuela, la alegría, la anarquía, la bondad, la desesperación. Y Buenos Aires es un bicho que camina ensortijado entre los sueños y la confusión. En Buenos Aires descubrí que el día hace la guerra, la noche el amor». (Fito Páez) Un alumbramiento. Buenos Aires nace ante los ojos de quien la recorre por primera vez. Lleva allí casi 500 años, desde su primera fundación, y pareciera renovarse cada día, imperceptible, pero viva, a la orilla de ese mar que es el Río de la Plata. Hay que conocerla con los cinco sentidos.

Miradas

Buenos Aires a primer golpe de vista es verde. Es la impresión cuando se aproxima el avión al Aeropuerto de Ezeiza. La planicie bonaerense, parques como Palermo y los árboles en las calles atrapan al visitante. También los prados y la grama de los estadios. A Buenos Aires se le observa en altos edificios europeos, en autopistas, en monumentos, en parques, en artistas, en museos, en restaurantes, en anticuarios, en hinchapelotas, en escotes. La vista siempre dispuesta para una sorpresa, un detalle imperceptible, una multitud que viene y va, sin rumbo, pero con seguridad.

Se ve en arte y artesanos.

Muestras, pinturas, grabados, teatro, danza, arquitectura, cine, collares, obeliscos, exposiciones, barcos, bailarines, intérpretes, vendedores, coleccionistas, escritores, futbolistas, en kioscos y en el metro.

Sonidos

Buenos Aires baila el tango, pero escucha el rock. Esta ciudad es musical, el mítico teatro Colón que, inaugurado en 1908, recibe cada tem-

11 b

porada entre 10 y 11 títulos de ópera, seis ballets y un ciclo de 20 conciertos, además en una tarde de sábado en San Telmo suenan acordes de guitarra y, por supuesto, de bandoneón, pero toda esa tradición nostálgica la rompe el rock. Gardel es argentino, reclaman, y cómo no, si también lo son Charly o Fito o La Mosca o Lerner o tantos otros que regaron su voz por Latinoamérica, Sosa, Cabral, Cortez, reivindicando sonidos que son del mundo, que iniciaron subterráneos o rurales y ahora visten de etiqueta. Hoy, en Buenos Aires, también se oyen gritos colectivos. Los reclamos son de los piqueteros, manifestantes que en un santiamén bloquean las principales vías. Tildados de extorsionistas por el presidente Kirchner, poco a poco se desgastan en busca de mantener las reivindicaciones sociales, que cada vez se achican más, pero para las que tampoco aceptan alternativas. En Buenos Aires, aún se escucha el rumor creado por la protesta silenciosa, los jueves, de las madres-abuelasbisabuelas de Mayo, que siguen reclamando a sus descendientes perdidos, tal vez robados o asesinados. Buenos Aires se oye en agudo: tenés, tomás, jugás, bailás. Estas voces cuando suenan en el oído no acostumbrado llegan como el rumor de una vieja canción.

Al tacto

Buenos Aires es tactil. Se deben acariciar sus edificios, sus parques, sus estadios, sus vías, su metro, su gente, sus piquetes, su puerto. Una brisa suave que impide sofocarse, unas hojas que caen en la plaza de San Telmo, en donde palomas comen de la mano del turista, lo arropan, imagen que se repite calles más allá, en la Plaza de Mayo. La historia de Buenos Aires se impregna en cada rinc ón: en la plaza de San Martín, en la Dorrego, en la Francia, en Caminito, en los 22 museos, como el Carlos Gardel, en sus 46 teatros, sus 153 salas de cine, en donde Soriano descubrió la magia de la pantalla grande, que permean de cultura cada rinc ón que anduvo Borges, cada plaza que llenó Perón o cada rincón en donde hubo un exceso dictatorial o una audacia periodística de Tomás Eloy Martínez. Palpar a Buenos Aires es tocar a 13 millones de personas, tal vez sólo tres o cuatro de la capital Federal, y las demás de los pueblos que hoy son barrios y que cuentan con una iglesia y un estadio. Al acariciarla se siente plano, sin sobresaltos por cerca de mil kilómetros cuadrados alrededor, en cualquiera de sus puntos cardinales, en donde la llanura está a su merced. Es un pecado edificar en alto con la sabana a su merced y el agua a sus pies. En Buenos Aires todo vuela, pero nada como la imaginación.

Husmeando

Buenos Aires huele a mate, pero también a Quilmes, la cerveza nacional; a buen vino, a precios alcanzables, y, sobre todo, a fresco; a pampa, a campo y a libros, nuevos y usados en Flori-

Casas de tango

Algunas casas de tango recomendadas por el Gobierno de Buenos Aires son: Almatango, Bar Sur, Café Tortoni, Club del Vino, Esquina Homero Manzi, La Esquina de Pugliese, El Querandí, El Viejo Almacén, La Esquina de Carlos Gardel, Piazzola Tango, Taconeando, Tango del 900. Salones donde se baila o se puede bailar tango: Centro Cultural Borges, Centro Cultural Defensa, Centro Cultural Torquato Tasso, Glub Gricel,

Confitería Ideal, Dandi, Dr. Tango, El Arranque, El Beso, El Sótano, La Catedral, La Glorieta de Belgrano, La Nacional, La Viruta, Lo de Celia Tango, Niño BIen, Plaza Dorrego, Porteño y Bailarín, Sal ón Canning, Sunderland, Un Montón de Tango, Zapatos Rojos, Bar el Chino, Bidou de las Luces, Café Homero, Caminito Tango Show, La Casa de Aníbal Troilo, La Ventana, Sabor a Tango y Señor Tango.

No deje de ir* El Teatro Colón: el teatro lírico más importante de América. Se le reconoce como una de las salas con mayor acústica del mundo. Cuenta con una orquesta estable, una filarmónica, un coro de por lo menos 100 cantantes y un cuerpo de bailarines. Realiza un promedio de 200 funciones anuales. Se hacen visitas guiadas. (www.teatrocolon.org.ar) Recoleta: El barrio combina la sofisticación de sus amplios parques con la elegancia edilicia y con el patrimonio artístico-cultural de su entorno histórico. El Cementerio de la Recoleta es el más antiguo y aristocrático de la Ciudad. La tumba más reconocida es la de Eva Perón. En Recoleta el turista puede encontrar discotecas, bares temáticos, restaurantes y espectáculos al aire libre. Hay una Feria de Artesanos que funciona los fines de semana. Allí está el Museo Nacional de Bellas Artes, las Salas Nacionales de Exposiciones, el Centro Cultural Recoleta, el Museo de Ciencias Participativas, la Basílica Nuestra Señora del Pilar -la más antigua de la ciudad- y el Paseo del Pilar. Puerto Madero: Es una angosta tira urbanizada entre las Avenidas Córdoba y Brasil, que une cuatro diques y un gran espacio verde que se funde con la Reserva Ecológica y atraviesa la melancólica Costanera Sur. Sede

del antiguo puerto de Buenos Aires. Hoy se encuentran allí universidades, restaurantes y bares, una singular discoteca, sede de empresas nacionales e internacionales y un complejo de cines. San Telmo: Es uno de los barrios más antiguos y de los pocos que conserva rastros de la Buenos Aires Colonial. La Feria de Antigüedades, situada en Plaza Dorrego, funciona los fines de semana y es uno de los paseos obligados de los turistas que visitan la Ciudad. Alrededor de la Plaza hay espectáculos callejeros de tango y folclor. Plaza de Mayo: escenario de los acontecimientos políticos y sociales más importantes de la República Argentina: la Revolución de Mayo de 1810, la jura de la Constitución de 1860, la concentración peronista de 1945, la explosión popular de «cacerolas» de diciembre de 2000, entre otros. Allí cada jueves se encuentran decenas de madres y abuelas que recuerdan a sus hijos y nietos, muertos o desaparecidos en la dictadura de 1976. Obelisco: símbolo de Buenos Aires, se construyó en mayo de 1936. Mide poco más de 67 metros de alto y 49 metros cuadrados de base. Tiene una puerta de entrada y en su cúspide hay cuatro ventanas, a las que sólo se puede llegar por una escalera recta de 206 escalones. Caminito: la calle-museo Caminito es un centro dedica-

do a la exposición permanente de obras de artistas nacionales y extranjeros. Con apenas 100 metros de longitud, este pasaje es uno de los más visitados de Buenos Aires. Los fines de semana artistas profesionales bailan y cantan tangos, y hay una feria de artesanías. La Boca: pintoresco y nostálgico barrio, puerta de entrada a Caminito, con barcos anclados y casa del Boca Juniors. En cada esquina hay una historia de marineros, bomberos e inmigrantes que llegaron al puerto a principios del siglo XIX. En cada calle los pintorescos conventillos que recibieron a los inmigrantes italianos, españoles, polacos, construidos con chapas coloridas que desechaban los barcos. Palermo: ubicado en el barrio Palermo, sobre la Avenida del Libertador, es un parque de cerca de 80 hectáreas de bosques añosos. Es uno de los grandes pulmones verdes de la ciuad. Tiene dos lagos artificales rodeados de vegetación. Museo Carlos Gardel: visitas guiadas los lunes, miércoles, jueves y viernes a las 3:00 de la tarde, y los sábados y domingos a la 1:00, 3:00 y 5:00 de la tarde. Abierto desde las 10:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde. El miércoles la entrada es gratuita. Más información en www.turismo.gov.ar Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

cmyk


cmyk

12b DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

www.lapatria.com

PUBLICADO EL 3 DE OCTUBRE

Con gran incertidumbre viven los pescadores de Guarinocito por la mortandad de peces. Además la preocupación aumenta porque ahora se dificulta más obtener el sustento de cada día a través de esta actividad.

Empocaldas asegura que la planta de tratamiento de aguas residuales que tiene en Guarinocito presenta problemas por la energía que suministra la Chec. Por esta razón deben abrir las válvulas y dejar caer las aguas a la charca. FOTOS/CAMILO MOLINA/LA PATRIA

LA COMUNIDAD ASEGURA QUE NADIE PRESTA ATENCIÓN ANTE LA MORTANDAD DE PECES

Guarinocito

con aguas mansas, pero con problemas caudalosos

Atribuyen el inconveniente a las aguas residuales que llegan de la población. Empocaldas afirma que se trata de falla en el sistema eléctrico. La Chec asegura que la energía está bien. Corpocaldas ordenó estudio a Bogotá. Asfixia. JUAN PABLO GALLO REDACTOR/LA PATRIA MANIZALES

Parece que la realidad de la Charca de Guarinocito, en el municipio de La Dorada, estuviera encerrada en un aviso colgado en uno de los árboles a la entrada del lugar que dice: “Me estoy muriendo. Sálvame”. La falta de oxígeno y la contaminación de las aguas mantiene en vilo el futuro de los cerca de 140 pescadores y sus familias que obtienen el sustento de la actividad en el lugar. Ahora, esta realidad parece estar matando no solo a los bocachicos y nicuros, sino las ilusiones y los sueños de los que durante épocas han vivido de la pesca. “Yo llevo pescando aquí 40 años y nunca habíamos tenido una situación tan difícil”, comenta Teófilo Torres, quien ahora contempla la posibilidad de retornar a la Costa Atlántica, de donde se vino por las locuras, como él mismo dice, que les dan a los jóvenes. “Aquí encontré la mujer de mi vida, me casé con ella y tuvimos tres hijas, pero ahora es muy difícil sostenerlas con la pesca. Cuando yo vine aquí, uno tiraba la atarraya y el bocachico era grande. Desde que cayó el alcantarillado ha sido la desgracia para esta ciénaga”, agrego don Teófilo quien desilusionado observa las tranquilas aguas de la Charca.

El problema

Como don Teófilo, varios pescadores del lugar aseguran que desde que Empocaldas arroja las aguas negras del corregimiento al costado sur de la Charca, comenzó la muerte

Ocultas entre la maleza se observan algunas cloacas que desembocan de manera directa a la Charca de Guarinocito. Según los pescadores, en época de invierno aumenta el caudal de aguas negras que llega por estos sistemas al lugar.

de los peces, como hace dos semanas, en las que cerca de 10 mil animales murieron, al parecer por asfixia. “Desde que se montó lo que llaman planta de tratamiento, porque eso no sirve, empezaron para nosotros todos estas anomalías”, afirma Rogelio Aguirre, pescador y uno de los miembros principales de la Cooperativa que agrupa a los pescadores de la zona. Don Rogelio añade que después de varias denuncias efectuadas ante diferentes entes, sienten como si nadie los escuchara porque siempre “se hacen los de los oídos sordos y todo pasa de agache. No sabemos qué intereses existan”.

Cargadas de contaminación se depositan las aguas negras de Guarinocito a la charca de la población. Al parecer, este sería el problema de la mortandad de peces presentada en los últimos días en el lugar, por lo que aumentó la preocupación de los pescadores.

Subsistencia

Paz y tranquilidad. Eso es lo que se siente al remar sobre una canoa por las mansas aguas de la charca. Los peces en ocasiones salen a la superficie a tomar aire y a cazar uno que otro insecto que reposa sobre el río. Pero ese panorama idílico cambia de tonalidad solo pocos metros adelante. Un olor nauseabundo hace reaccionar a cualquier turista y mirar hacia alrededor para encontrarse con un gran chorro de agua que sale por una tubería de cuatro pulgadas.

Según Jorge Beltrán, pescador de la charca de Guarinocito, la mortandad de peces se redujo al finalizar el 2004 debido al invierno que azotó gran parte del país. “No hemos tenido problema porque las lluvias aumentan el nivel del agua y oxigenan la charca, pero la demora es que temple el verano y espere

A C T U A L I D A D para ver los problemas que se nos vienen encima”. De acuerdo con don Jorge, la planta de Empocaldas continúa igual y no se le ha hecho nada por lo que deben esperar el fallo de las demandas interpuestas contra la empresa. “Esperamos el fallo y eso es muy lento y hay que buscar la manera de que se le dé una

Empocaldas responde

Según la encargada de la Oficina de Empocaldas en el corregimiento de Guarinocito, María Ludy Contreras, la situación que las aguas se estén depositando en la charca es un caso extraordinario, ya que sólo se hace cuando se tienen inconvenientes con el sistema de bombeo. “Desde hace varias semanas tenemos probleGuarinocito mas con la energía eléctriu Es un corregimiento ubicado a 13 ca, ya que el transformakilómetros al sur de La Dorada, con dor funciona mínimo con una extensión territorial equivalen- 215 voltios, pero por este a 121 kilómetros cuadrados. tos días me reportan que u Su principal atractivo lo consti- no alcanza los 96 voltios”, tuye la «Charca de Guarinocito», un agregó Contreras. sistema de ciénagas en la margen izLa funcionaria agregó quierda del río Magdalena, del cual que los problemas de la hacen parte las quebradas Cascabel Charca no se deben atriy Las Burras. buir al sistema de alcanu Es fuente abastecedora de pescado para los habitantes que viven en tarillado, que además no sus márgenes, a la vez que se utiliza se le cobra a la ciudadacomo centro recreativo y turístico de nía, sino que se deben tela región. El turista puede encontrar ner en cuenta otros factolos servicios básicos como alimen- res como la contaminatación, transporte y alojamiento. En- ción de la gente que habitre las actividades posibles están la ta alrededor del lugar. Por ahora, según la funpesca, la navegación y la observación cionaria, se emitió un dede flora y fauna. recho de petición para que la Chec corrija lo más pronto posible las fallas que presenta la red de energía, para evitar que esta situación se prolongue por más tiempo.

“Ya estamos mamados. No nos da miedo hablar, antes temíamos era por represalias o cosas parecidas, pero ahora de verdad es que no aguantamos esta situación. Nuestros hijos están pasando hambre y esto cada día se ve peor”, comenta Bernardo Barrios, otro de los pescadores. Y la preocupación no es para menos. Según ellos, en otro tiempo en una hora era fácil obtener 20 mil o 30 mil pesos. Ahora se requieren de cuatro o cinco horas para hacer tres o cuatro sartas para la venta. Cada sarta la venden ellos en dos mil o tres mil pesos, apenas lo necesario para subsistir. Pero el problema no frena allí. La situación no sólo afecta a los 140 pescadores que ejercen esta actividad en el lugar, sino también a sus respectivas esposas y a sus hijos, que en promedio son dos o tres. Otros lugareños, como Marco Tulio Gallo, opinan que el turismo también se ha visto afectado porque por los problemas de contaminación a la gente le da miedo ir al lugar, que otrora, era uno de los sitios turísticos con mayor perspectiva en el oriente caldense.

Aguas negras

En el lugar existe lo que se llama la planta de tratamiento de aguas residuales de Empocaldas y aunque posee una bomba que cuando funciona es la encargada de llevar las aguas cuatro kilómetros abajo hasta el río Magdalena, algunos pescadores aseguran que la tubería permanece abierta durante varias horas al día. Caminar cerca al lugar se torna insoportable. El olor y los mosquitos hacen huir hasta los lugareños. “Yo los invito a que nos metamos a esta parte de la charca y verá que no alcanza el metro y medio de altura, porque el suelo ya es pura cochinada que sale de este tubo”, afirma Nelson, un niño de 13 años que poco a poco ve la muerte de lo que un día era la fuente de ingresos para su papá, su mamá y sus tres hermanas.

Buena energía

Según Hugo Mario Cardona, ingeniero de la Planta Número 2 de la Chec en La Dorada, el problema no es en la subestación que alimenta a la planta de tratamiento de aguas residuales de Empocaldas. “Nosotros ya respondimos por medio de carta que después de la inspección encontramos algunos puntos de sulfatación que producen alteración de voltaje y eso es falta de mantenimiento, especialmente donde está el contador y las cajas de controles”, agregó Cardona. El ingeniero añadió que después de algunas mediciones encontraron que el voltaje está entre los 220 voltios y los 214, con lo que no habría motivo alguno para que el sistema de bombeo deje de funcionar. “Nosotros no podemos aumentar el voltaje como nos lo solicitaron en Empocaldas, ya que esta subestación alimenta a toda la comunidad de Guarinocito y eso afectaría electrodomésticos y otros sistemas como el de las bombas de gasolina”, concluyó. Por su parte, la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpcaldas) ordenó adelantar algunos análisis de muestras de agua y de los peces, luego de la mortandad de animales que se presentó en el lugar. “Las muestras se enviaron a través de Corpoica de La Dorada a Bogotá, pero hasta ahora no se tienen los resultados y aún no se conoce la fecha en la que se tendrán. Además, para tener otra opinión sobre el problema se enviaron otras muestras para el laboratorio de la Universidad de Caldas”, manifestó Óscar Hernández Parra, ingeniero de Corpocaldas, de La Dorada.

solución pronta”. De otra parte, un ingeniero de la planta de tratamiento de aguas residuales de Empocaldas, dijo que el funcionamiento de las máquinas está al ciento por ciento y no se ha registrado problema alguno, en lo últimos días.

cmyk


cmyk

www.lapatria.com

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

PUBLICADO EL 13 DE JUNIO

13 b

cmyk


cmyk

14b

DOMINGO DICIEMBRE 26 DE 2004

w w w . l a p a t r i a . c o m

PUBLICADO EL 1 DE DICIEMBRE de todos modos lo aceptaba porque no había trabajo en otras partes, fueron los temas recurrentes para Élmer Alexánder desde que tenía ocho años hasta sus 19 años. Por esta razón, aunque no conoce mucho sobre los problemas actuales, como la vieja crisis de la caficultura, que ya arrastra 15 años; sobre la revaluación del peso, sobre la cotización del grano en la Bolsa de Nueva York o del famoso Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos, Élmer Alexánder se siente con autoridad para hablar. Para bien o para mal, como dicen las abuelas, después de que se aumentó la violencia y comenzaron a verse grupos insurgentes en Marsella, él y su familia dejaron una vida de recuerdos en el campo y se vinieron para Manizales con el fin de buscar una mejor situación.

ÉLMER ALEXÁNDER, UNA ESTATUA HUMANA

El café, un modelo digno de imitar

De campesino a imitador

La caficultura es un emblema, pero requiere más compromiso y apoyo para que salga adelante. Símbolo. JUAN CARLOS LAYTÓN EDITOR ECONÓMICO/LA PATRIA MANIZALES

Vivió del café por muchos años, abonando, voleando machete, recogiendo los frutos, contando historias y riéndose con sus amigos al terminar la tarde, al pie de los palos de café. Casi que podría decirse que por cerca de 10 años Élmer Alexánder Peralta supo más del desarrollo y de los procesos de la caficultura que de la vida misma en la ciudad. Pero ahora su labor ya no es arañar la tierra, sino encontrar la forma de rebuscarse un peso en la ciudad, en medio de tanto concreto, de tanta indiferencia y donde pesan más los apellidos y las corbatas para una oferta laboral. Ahora su trabajo es quedarse quieto. Al pie del club Manizales se para como una estatua imitando personajes y enviando un mensaje al público cautivo que lo quiera apreciar y pagar. Durante las últimas semanas la caficultura se le convirtió en uno de sus temas, no porque quiera regresar al campo, sino porque con la buena cosecha, con tan pocos recolectores y con tantos comentarios sobre el café, considera que también tiene algo que opinar.

FOTO/ MARTA ELENA MONROY/LA PATRIA

Élmer Alexánder Peralta pasó de ser un campesino y un recolector de café a una estatua. Ahora imita a los caficultores y pide valorar el agro, porque sin campo no hay ciudad.

De Marsella a Manizales

Aunque no es oriundo de la zona del Eje Cafetero, conoce de este producto agrícola más que cualquier persona nacida en ella, en la parte urbana. Después de que murió su padre, Élmer Alexánder llegó con su madre y siete hermanos desde muy pequeño a Marsella (Risaralda) donde se ubicaron para buscar un mejor destino, al pie de los palos de café. Allí aprendió que el grano es el símbolo y el emblema agrícola del país. Pero, paradójicamente, también aprendió que la vida en el campo es difícil, que a veces hay más angustias

que alegrías, ante todo cuando no hay mucha plata para aportar en el hogar. El control de plagas, la broca, el abono, la lata que se hizo al día, los kilos recogidos, el precio por kilo que le pagaban donde Aquilino y que era inferior al de otras fincas, pero que

Los hacedores John Alexánder Marín Correa

Comunicador Social y Periodista de la Universidad de Manizales. Ha participado en variedad de seminarios y cursos periodísticos. Ha laborado en emisoras y programas radiales. Forma parte de la redacción de LA PATRIA desde septiembre de 2001 cuando inició su práctica. Es uno de los ganadores del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en 2002, en la modalidad de mejor cubrimiento de una noticia, así como del Premio de Periodismo Ciudad de Manizales, en la categoría Prensa Profesional en 2004. Fue además nominado al Premio de Periodismo Colprensa en 2004 y en colectivo a los Premios Viart 2000 en la categoría mejor Videoclip Latinoamericano Universitario. Caracas (Venezuela).

Juan Carlos Laytón

Licenciado en tecnología educativa y comunicación de la Universidad del Quindío, comunicador social y periodista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y cursó un diplomado en Periodismo Público en la ESAP 2003. Ha realizado actualizaciones en programas de internet, en periodismo puro y duro, en periodismo económico y en redacción. Laboró con los periódicos La Tarde, de Pereira, y Diario de Colombia, de Armenia. Se vinculó a la sección económica de LA PATRIA, de la que hoy es su Editor. Fue nominado al Premio Nacional de Periodismo Ciudad de Manizales en el 2004.

Juan Pablo Gallo Chica

Comunicador social y periodista de la Universidad de Manizales. Cursó un d iplomado en Diseño de páginas web, y ha participado en varios seminarios y talleres, con énfasis en multimedios y telecomunicaciones. Se encuentra vinculado a LA PATRIA desde el año 2000 en donde forma parte del equipo de redacción regional y tiene a su cargo la página interactiva y es asistente de redacción de Nuevo Estadio. En TV-A Noticias condujo la sección ciberadictos. La facilidad para comprender y asimilar el uso de los computadores le sirvió para desempeñarse desde temprana edad en varios trabajos de digitación en empresas como Acerías de Caldas S.A., Iderna, Erupción S.A y Corporación Deportiva Once Caldas, entre otros.

Jorge Iván Morales Gutiérrez

Publicista de la Universidad Católica de Manizales en 1992. Realizó su práctica profesional en LA PATRIA en 1991 y desde entonces trabaja en esta empresa. En los primeros cuatro años estuvo vinculado al área de publicidad, Con la masificación de la Infografía en los medios escritos aprender y se capacitó para implantar esta nueva técnica en LA PATRIA. Ha recibido capacitaciones de instituciones como la SND (The Society for News Desing) y de la Universidad Pontificia Bolivariana. En la actualidad desarrollo temas especiales para las ediciones dominicales del diario y en especial informes de utilidad para la comunidad. Cursa un diplomado en Herramientas digitales a cargo de la Universidad de Caldas.

Martha Lucía Gómez Gómez

Profesional en Desarrollo Familiar de la Universidad de Caldas. Después de un año de trabajo en Confamiliares ingresó al periódico LA PATRIA, en 1997, para cubrir los temas de enfoque social y comunitario. En el 2001 obtuvo en colectivo el Premio Nacional de Periodismo Ciudad de Manizales, en la categoría prensa profesional por el trabajo “En la agenda de la ciudad”. Desde el 2002 es la editora local. Es miembro de la junta directiva del Instituto Caldense para el Liderazgo. Tiene estudios de inglés básico en el Centro Colombo Americano, cursó un diplomado de Periodismo Público con la ESAP, territorial Caldas.

Marcela Restrepo Jaramillo

Comunicadora social y periodista de la Universidad de Manizales. Ha realizado seminarios sobre Periodismo Urbano y Lucha contra la corrupción. Desde 1999 se encuentra vinculada a LA PATRIA en donde hoy forma parte del equipo local. Es parte del grupo de periodistas de LA PATRIA que obtuvo el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar (2002), así como del Premio Nacional de Periodismo Ciudad de Manizales, por el cubrimiento de la tragedia en el barrio La Sultana (2004).

Ahora tiene más obligación, su madre, tres hermanas, su esposa Paola, y sus dos hijos: Alexandra, de cuatro años, y Michael, de dos. El problema ya no es esperar lo que brote del campo, sino rebuscarse un peso en medio de tanto concreto, de tanta indiferencia. Sin embargo, lo ha logrado. Ahora su trabajo es quedarse quieto, es más simbólico. Comenzó hace nueve años como mimo, pero no logró sino disgustos y problemas con la gente. Debido a ello, junto con otros amigos, evolucionaron el mimo. Un día decidieron pintarse de dorado o de color bronce y comenzaron a generar imágenes y símbolos que llamaran la atención. “A veces me gusta sacar cosas antiguas, por ejemplo me disfrazo como un personaje inglés de los años 60 y estudio la forma como se vestía antes para tratarlo de imitar mejor”. Por estos días el viejo trabajo de caficultor lo volvió a recordar. Decidió ponerse todos los atuendos del típico cafetero de Colombia, con sombrero, las patillas, machete en el cinto y un canasto amarrado en su cintura, todo pintado con un color bronce, tratando de imitar el color del grano. La butaca donde se para también la cambió. Esta vez, metió un balde entre un saco de café para representar un buen bulto del grano y lucir como todo un cafetero que está listo para ir a vender su grano a la ciudad. Allí se para mientras mueve sus manos abiertas, representando abundancia y dando a entender que por estos días hay una buena cosecha en la región. El saco también habla. “El campesino apoya al arte”, dice un letrero pegado en el saco, con el fin de reforzar el mensaje que quiere mandar. “Creo que siempre debemos valorar más el trabajo del campo, porque sin campo no habría ciudad. Yo he trabajado la finca y créame que es muy duro. Hay que volear machete, coger café, abonar y todo eso que a veces lo levanta a uno desde muy temprano y lo acuesta sin parar”. No sabe si volvería al campo, el recuerdo es lindo pero la experiencia también fue muy dura. Tampoco sabe por cuanto tiempo seguirá en las calles generando admiración, alegría y hasta críticas. “Es que quedarse quieto por horas es más difícil que estar moviéndose todo el día en una labor y a veces llego a la casa con ganas de tirarme en la cama y no volverme a parar”. Lo único que tiene claro Élmer Alexánder es que esa imagen del caficultor que representa por estos días, requiere de más apoyo, que solucionen los problemas de ingresos, de violencia y de orden público que hay en el campo, y no solamente se acuerden de él cuando hablen de la caficultura como símbolo nacional.

Este es el grupo de periodistas, cuyos trabajos fueron seleccionados para esta antología. No se encuentra toda la planta de periodistas, pues infortunadamente no había espacio para todos. Se prefirieron trabajos que hubieran tenido un impacto en la ciudad, bien por el tema, bien por la calidad y que además no perdieran vigencia.

Gloria Luz Ángel Echeverri

William Castro Contreras

Comunicadora social y periodista de la Universidad de Manizales, cursó un diplomado sobre periodismo público en la ESAP y otro en Literatura en la Universidad de Caldas. También estudió secretariado bilingüe en el Centro Colomboamericano y en relaciones públicas en Cendal. Recientemente participó en el Seminario Taller Periodismo y Cultura que organizó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Miami (Estados Unidos). En la actualidad coordina el semanario Papel Salmón, aunque en LA PATRIA ha ocupado los cargos de Jefe de Ediciones Especiales y redactora y editora de varias secciones. También tiene a su cargo las páginas de salud. También fue Directora de la Casa de la Cultura de Manizales.

Periodista de la Escuela Superior Profesional Inpahu de Bogotá. Fue periodista, jefe de redacción y director de UNC Noticias y corresponsal de los noticieros RCN, Caracol, TV Hoy y Nacional. También fue periodista de Caracol Manizales y subdirector del Noticiero Manizales Buenos Días, FM. Laboró como jefe de prensa de Aguas de Manizales y como asesor en la socialización del Plan de Ordenamiento Territorial. En LA PATRIA se ha desempeñado en las áreas de deportes, sucesos, locales y económicas. En la actualidad coordina el semanario Negocios y es catedrático de la Universidad de Manizales. Fue nominado al Premio de Periodismo Simón Bolívar en seguimiento a una noticia en Televisión en 1998 y también al Cafeto de Oro en 1995.

Diego Fernando Hidalgo Gallo

Fernando Alonso Ramírez Ramírez

Nació en Pácora en 1979, comunicador Social y Periodista de la Universidad de Manizales. Hizo parte del grupo de realizadores del videoclip “Por una cualquiera”, que fue nominado a los premios de Televisión Universitaria Viart 2000, en Caracas (Venezuela). Nominado al Premio de Periodismo Ciudad de Manizales en el 2004. Fue corresponsal de LA PATRIA en el corregimiento de San Bartolomé (Pácora), ocupó la jefatura de Prensa de la Alcaldía Municipal de Pácora durante dos años y en la actualidad es redactor de la página local de LA PATRIA.

Oswaldo ` Hernández Buriticá

Periodista de LA PATRIA desde 1994 y desde hace siete años Editor de Deportes. Adelanta estudios de profesionalización en comunicación social gracias al programa de la Acord Colombia, el Ministerio Nacional de Educación y Coldeportes Nacional. Ha asistido a cursos de capacitación sobre redacción, manejo del idioma, sistemas y sobre periodismo deportivo. También laboró en La Voz de la Feria, de Colmundo, en RCN Manizales y fue corresponsal de El Colombiano, de Medellín. Ha sido nominado en dos ocasiones al Premio Nacional de Periodismo Ciudad de Manizales. Lideró el trabajo que premió la firma Toyota al mejor cubrimiento de la Copa Libertadores de América en el presente año. Ha sido enviado especial de LA PATRIA a Argentina, Brasil, Perú y Venezuela, y a varias ciudades del país.

Pensilvanense. Estudió periodismo en Inpahu y Derecho en la Universidad de Manizales. Obtuvo en colectivo el premio de periodismo Ciudad de Manizales (2001). Textos suyos se han publicado en los libros Crónicas - Testimonios que hacen historia, de Colprensa, y La verdad herida, del Proyecto Antonio Nariño. Entre los seminarios en que ha participado se destaca uno en Reportaje, dictado por Gabriel García Márquez, otro sobre Periodismo y Derecho en Suramérica, en Quito (Ecuador), y uno sobre Periodismo en Zonas Hostiles, en Buenos Aires (Argentina). Ha sido conferencista invitado en “Casos de impunidad en la prensa colombiana” (2003) y en “Nuevos elementos de fiscalización periodística sobre el poder judicial” (2004). Es jefe de redacción de LA PATRIA, catedrático de la Facultad de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales y corresponsal para el Eje Cafetero de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip).

Camilo Molina Rendón

Comunicador social y periodista de la Universidad de Manizales. Realizó su práctica en el Tiempo- Café y desde hace cinco meses es reportero gráfico de LA PATRIA. Estuvo nominado al premio de periodismo Ciudad de Manizales en el 2004.

Óscar Veiman Mejía Giraldo

Estudió tres semestres de lenguas modernas en la Universidad de Caldas, se graduó en la Academia de Radio y Televisión Comunicando y es periodista de la Escuela Superior Profesional Inpahu. Laboró tres meses en el noticiero de la Red de los Andes (Manizales) y desde hace nueve años está vinculado al diario LA PATRIA en donde se ha desempeñado en las áreas de locales, deportes y regionales de la que hoy en día es Editor. Ha obtenido tres premios Ciudad de Manizales, uno individual y dos colectivos, así como varias nominaciones. Un artículo suyo fue publicado en el libro Crónicas – Testimonios que hacen historia, de Colprensa.

Ricardo Gutiérrez Zapata

Comunicador social y periodista de la Universidad de Manizales. Estudió ingles en Miami Dade Community College, Miami, ESL English Second Language, 2003 y realizó un seminarios sobre Comunicación de Época, Semiótica, Actualidad Nacional e Internacional. Es periodista de la sección regional de LA PATRIA y docente de Redacción del Instituto Superior de Enseñanza Técnica (ISET). Fue tallerista de la Dirección Territorial de Salud de Caldas, coordinador del área de comunicaciones de Honor Corporation, Miami, corresponsal en Estados Unidos de Nuevo Estadio, colaborador freelance de PSN.com, fue presentador y coordinador de deportes de UNC Noticias y periodista de la Cadena Todelar.

Martha Elena Monroy

Esta reportera gráfica de LA PATRIA, bachiller del Liceo Isabel La Católica, ha participado en dos seminarios de fotografía y laboratorio, en un Taller de fotoperiodismo en Medellín “El valor del momento” y en uno más de periodismo y derechos humanos. Ha obtenido en 1997 y 2001 los premios a la Mejor fotografía de Teatro Callejero, en el 2002 formó parte del equipo de periodistas de LA PATRIA que obtuvo el Premio Simón Bolívar por el Mejor cubrimiento de una noticia y en 2001 y 2003 ganó el Premio de Periodismo Ciudad de Manizales en Fotografía y en el 2004 formó parte del equipo que ganó el premio de periodismo Ciudad de Manizales en prensa.

cmyk

04-12-26-Antologia2004  
Advertisement