Page 1

cmyk

8b

SÁBADO DICIEMBRE 6 DE 2003

S U C E S O S s u c e s o s @ l a p a t r i a . c o m

GERARDO RONDÓN VALLEJO SE ALEGRA POR SU HISTORIA PERO LAMENTA LA DE SUS VECINOS

Una historia conmovedora

Por un presentimiento le salvó la vida a su familia Desde el martes prefirió alquilar una casa para trasladar a su familia. Una decisión que salvó la vida de sus tres hijas, la esposa y la suegra. 25 años de historia que se llevó la tierra. JUAN PABLO GALLO REDACTOR/LA PATRIA MANIZALES

A las 12:15 de la tarde del pasado miércoles, Gerardo Rondón Vallejo terminó de pasar sus corotos para su nuevo hogar. 15 minutos más tarde Una mirada a lo alto de la montaña que el pasado miércoles destruyó su casa, le recuerda a don Gerardo que en ocasiones y cuando le ofrecía algo de la naturaleza previene catástrofes de mayor magnitud, lo que hoy le permite compartir otros años con su familia. tomar a Aldemar ‘El Loco´, la persona que le ayudó a pasar la nevera a La montaña que había generado la pre- Sultana, no aguantó más y se derrumbó su nueva residencia, don Gerardo escuchó ocupación en su cuadra y amenazaba la tra- sobre su casa que le sirvió de morada duun estruendo. gedia que ocurrió el pasado jueves en La rante 25 años. Por fortuna, el presentimiento de don Gerardo y una señora que le alquiló una casa a tres cuadras de su vivienda se convertirían en la salvación de las vidas de él, su esposa, sus tres hijas y su suegra. «Lo que no es mío lo cuido y esta vida, ni la de mi esposa ni la de mis hijas es mía, por eso me toca cuidarlas», así narra la última conversación con uno de sus vecinos quien al ver que se marchaba de la cuadra le preguntó las razones para tomar la decisión de reubicarse con su familia. FOTO/MARTHA HELENA MONROY/LA PATRIA

Días de angustia

Aunque la mayoría de sus electrodomésticos fueron evacuados antes de la tragedia, Gerardo Rondón Vallejo, aún deambula entre los escombros de lo que durante 25 años fue su lugar de habitación en La Sultana.

Al percatarse del peligro que generaban algunos trabajos que se desarrollaban en el conjunto cerrado, ubicado en la cima de la montaña que se desplomó sobre siete viviendas en el barrio La Sultana y colapsó otras cinco, don Gerardo prefirió desalojar su vivienda. «Todos los días empacaba y llevaba a una hija y al perro a La Enea, las otras dos hijas donde una amiga en Residencias Manizales y a mi esposa y a mi suegra para El Bosque. Yo

Bryan, un sobreviviente del desplome de la montaña que ocasionó la segunda tragedia invernal más grave en Manizales durante el 2003, es un pequeño de seis años de edad que vivía en la calle 68 entre carreras octava y novena de Manizales. A las 12:30 del día del miércoles pasado, Bryan disfrutando de sus vacaciones jugaba con un balón en la calle al frente de su casa con Felipe, Yenny y otro amiguito del mismo sector de la tragedia. «Nosotros sentimos un ruido y yo le dije a mis amigos que nos fuéramos para las casas porque esto estaba muy raro, cuando nos estábamos despidiendo miramos hacia arriba y vimos cuando toda esa tierra se nos venía encima». Así narra el pequeño el momento de la tragedia. Bryan comenta que corrió con todas las fuerzas de sus piernas y que sentía que esa mole de lodo, palos y piedras lo alcanzarían en algún momento. «Eso se sentía como si el mar estuviera detrás de mí, hasta que yo paré en la esquina de la falda y vi que todo atrás estaba con mucho humo, ahí mismo me acordé de mi abuelita que quedó allá atrapada». Esa noche, en medio de la fuerte lluvia, la nostalgia llenó de lágrimas los rostros de las personas que se encontraban alrededor del pequeño cuando con la inocencia de un niño de su edad pedía al cielo que cesara la lluvia para que el cuerpo de su abuelita que aún yace entre los escombros, no se mojara más.

dormía cerca de mi casa donde un amigo para estar pendiente de mis cosas durante las noches», agregó don Gerardo. Así transcurrieron cinco días hasta que el martes pasado empezó a trasladar algunos enseres hacia el lugar que se convertiría en su morada temporal, pero en donde la familia permanecería unida y fuera de peligro.

Con dolor

La cuadra del barrio La Sultana que resultó afectada por el deslizamiento de tierra era habitada por varios miembros del Departamento de Policía Caldas, al cual pertenece don Gerardo desde hace algunos años. «Es triste ver a los hijos de mis compañeros policías que jugaban con mis hijas, ahí están quién sabe cuántos metros bajo tierra. Recuerdo a Cardonita con los niños, es lamentable que esto pase sabiendo que era una tragedia anunciada», agregó. Pasando las hojas todavía húmedas y sucias por el lodo de una agenda escolar color café recuerda lo que le pudo haber pasado a su familia. El cuaderno pertenecía a Natalia la hija mayor pero la tenía Viviana una amiga con quien se había encontrado en la buseta y cinco minutos después, cuando sin duda almorzaba con su familia, la sepultó el alud de tierra. «Ellas venían en la misma buseta pero Viviana tenía la agenda porque se volverían a encontrar por la tarde en la Universidad. Infortunadamente Viviana no contó con la misma suerte de mi hija y esta agenda es muestra de ello», concluyó.

AÚN NO SE RESCATAN CUERPOS DEL LUGAR DE LA TRAGEDIA

La angustia continúa en La Sultana REDACCIÓN/LA PATRIA MANIZALES

Después de 30 horas de labores de los organismos de socorro, los cuerpos de 16 personas que al parecer están bajo los escombros, permanecen sin ser rescatados. Jaime Jaramillo, un constructor de 58 años de edad, sentado en una de las calles de La Sultana espera una respuesta sobre su hija Paula Jimena Jaramillo Palacio.

Ella cumplió hace poco 25 años de edad, laboraba en una de las casas que colapsó después de que cerca de 15 mil metros cúbicos de tierra se desplomaron sobre una de las calles del barrio La Sultana el jueves pasado. «Yo me quedaré aquí hasta que alguien me dé razón sobre mi hija. Cuando uno quiere algo siente un dolor muy profundo pero esto son cosas de Dios y él sabe qué es lo

FOTO/ÁLBUM FAMILIAR/LA PATRIA

Paula Jimena Jaramillo Palacio

Aunque las labores de búsqueda las realizan todos los organismos de socorro de la ciudad, hasta el cierre de esta edición no se había hallado el cuerpo de alguna de las 16 personas que según información de familiares, permanecen bajo los escombros. FOTO/MARTHA HELENA MONROY/LA PATRIA

que tiene que hacer con nosotros», manifiesta entre lágrimas don Jaime. Carolina Palacio Arenas, de 24 de años de edad, era una prima de Paula Jimena y al momento de la tragedia se encontraba en la misma casa. Ella al igual que su prima no ha sido encontrada bajo los escombros. Por el momento las entidades de socorro realizan la búsqueda de cuerpos de manera manual, pues según María del Pilar Pérez Restrepo, jefe de la Unidad Departamental de Prevención y Atención de Desastres (Udepade) aún no es pertinente realizar estas labores con maquinaria.

Fanny Martínez

Carolina Palacio Arenas

Los desaparecidos El siguiente es el listado de personas que al parecer permanecen atrapadas por el deslizamiento de tierra sobre la calle 68 del barrio La Sultana de Manizales, de acuerdo con la información suministrada por familiares a la Cruz Roja de Caldas. Felipe Valencia Martínez Luz Aldeny Martínez Fanny Martínez Estefanía «Quintero»

«Todavía estamos en búsqueda y rescate y por eso no es conveniente traer maquinaria. Se empezó un movimiento lateral para empezar a

Paula Jimena Jaramillo Palacio Carolina Palacio Arenas Fanny de Osorio Julián Fernando Cardona Mariela Martínez Laura Cardona Martínez Luis Fernando Cardona Carmen Sofía Giraldo Carlos Urrea Viviana Urrea Giraldo July Tatiana Álvarez Jorge Eliécer Álvarez

descargar pero es demasiada tierra y tenemos primero que todo que velar por algún sobreviviente», agregó Pérez Restrepo.

cmyk

03-12-06-TragediaSultana  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you