Page 1

Hno. Juan Antonio Diego Esquivias


“Queremos ser MÁS HERMANOS” Una Invitación a ser HERMANO HOSPITALARIO DE SAN JUAN DE DIOS

Hno. Juan Antonio Diego Esquivias


ÍNDICE • • • •

1. PRESENTACIÓN Y SALUDO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2. ¿EN QUÉ CONSISTE Y QUÉ PRETENDE? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3. COMENZANDO DE LA MANO DE UN JOVEN LLAMADO LUIS BAUTISTA . . . . . . . . . . . 4. LA CARTA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - CARTA A LUIS BAUTISTA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - ANOTACIONES A LA LECTURA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - GUIÓN PARA EL TRABAJO PERSONAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • 5. EL MENSAJE Y SIGNIFICADO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - CARTA A LOS JÓVENES, del Beato Juan Pablo II (1985) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - MENSAJE DE BENEDICTO XVI PARA LA JMJ MADRID 2011 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - BENEDICTO XVI JUNTO A LOS JÓVENES DE MALTA (Abril de 2010) . . . . . . . . . . . . . . . - PALABRAS DE BENEDICTO XVI A LOS JÓVENES EN TURÍN (Mayo de 2010) . . . . . . . . . . - A LOS PEREGRINOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN LA CLAUSURA DEL AÑO SANTO COMPOSTELANO 2010 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - MENSAJE DEL PAPA BENEDICTO XVI CON MOTIVO DE LA JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO, 2011 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD. MADRID. 2011 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - FIESTA DE LA ACOGIDA (18.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - VÍA CRUCIS (19.Agostto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - ENCUENTRO CON DOCENTES UNIVERSITARIOS (19.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . - EUCARISTÍA CON SEMINARISTAS (20.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - VISITA A LA FUNDACIÓN INSTITUTO SAN JOSÉ DE LOS HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS (20.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - VIGILIA DE ORACIÓN EN CUATRO VIENTOS (20.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - EUCARISTÍA DE CLAUSURA (21.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - ÁNGELUS (21.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - ENCUENTRO CON LOS VOLUNTARIOS (21.Agosto.2011) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Y PARA FINALIZAR PALABRAS DEL PAPA BENEDICTO XVI en su visita a Alemania en Septiembre de 2011 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - ACOGIÉNDOTE, TENDIENDO NUESTRA MANO... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

3 4 6 7 8 16 17 20 20 22 22 23

ANEXO I.- JUAN DE DIOS, HERMANO PARA TOD@S . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • 1. “DIOS ANTE TODAS LAS COSAS DEL MUNDO” (S. Juan de Dios) Sl. 126 . . . . . . . . . . . • 2. “SI CONSIDERASES LO GRANDE QUE ES LA MISERICORDIA DE DIOS, NUNCA DEJARÍAS DE HACER EL BIEN” (S. Juan de Dios) Mt. 9, 12 . . . . . . . . . . . . . . . . . • 3. “Y PUESTO QUE TODOS TENDEMOS AL MISMO FIN, AUNQUE CADA UNO VA POR SU CAMINO, SEGÚN EL BENEPLÁCITO DE DIOS Y LA VOCACIÓN RECIBIDA, BUENO SERÁ QUE NOS AYUDEMOS LOS UNOS A LOS OTROS” (S. Juan de Dios) Mt. 25, 34 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

34 34

ANEXO II.- CAMINO DE SAN JUAN DE DIOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 1. CALLE ELVIRA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 2. PLAZA DE BIB-RAMBLA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 3. HOSPITAL REAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 4. IGLESIA DEL SAGRARIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 5. CASA DE “LOS TIROS” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 6. CALLE HORNO DE MARINA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 7. CUESTA DE GOMÉREZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 8. CUESTA DE SANTA INÉS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 9. CALLE LUCENA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 10. CALLE DE LA COLCHA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 11. CALLE DEL MILAGRO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 12. RÍO GENIL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 13. CASA DE LOS PISA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 14. HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 15. BASÍLICA DE SAN JUAN DE DIOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . EL CAMARÍN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - A MODO DE DESPEDIDA Y COMPROMISO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

37 38 38 38 39 39 40 40 41 41 41 42 43 43 44 45 46 47

23 24 25 25 26 27 27 28 29 30 31 31 32 33

35

36


Dedicado a aquellas personas que, a lo largo de mi vida, me han ayudado y acompañan para ser un Buen Hermano Hospitalario.

“Arraigados y edificados en Cristo, Firmes en la fe”


1. PRESENTACIÓN Y SALUDO.Los de San Juan de Dios nos animamos a publicar, tímidamente, algo sobre Pastoral Juvenil Vocacional. Ciertamente sin tener colegios, ni residencias de estudiantes, ni parroquias, etc… Y, por otro lado, nos situamos más bien junto a personas con problemas serios tanto físicos como psíquicos acompañándoles en su atención, rehabilitación y/o en la posible reinserción social cuando se trata de personas empobrecidas.

Entonces ¿desde dónde se puede entender este “atrevimiento” de aportar algo a la Pastoral Juvenil Vocacional? Sencillamente lo hacemos desde la actitud cristiana del compartir. Y, como indica el título de este trabajo, porque desde lo más hondo de nuestro ser queremos SER MÁS HERMANOS. Más Hermanos, respondiendo, nosotros mismos a la Vocación de Hospitalarios. Y, Más Hermanos, desde la respuesta de jóvenes que, ante el sufrimiento de tantas personas en el mundo, se sientan tocados y llamados por el estilo de San Juan de Dios en este Tercer Milenio. Efectivamente nosotros no tenemos a los jóvenes “en casa”. Y, si los tenemos, estarán generalmente viviendo situaciones muy duras en sus vidas, cuando no desesperadas o terminales. Pero, simultáneamente, no es menos cierto que, en cada una de nuestras presencias de Hospitalidad en cualquier rincón del mundo, siempre hay algún grupo de jóvenes voluntarios dispuestos a echar una mano en la obra de San Juan de Dios. Jóvenes que, de una u otra forma, se han puesto en contacto con nosotros a través de las actividades que, para ellos, a lo largo del año convocamos y , por no hablar de la mayoría de trabajadores de nuestros Centros, eminentemente jóvenes profesionales. Pues, a todos estos y también, ¿por qué no?, a todos los que, hasta este 3


momento no habían tenido contacto con San Juan de Dios o ni siquiera tenían noción alguna de él. Para todos es este trabajo.

2. ¿EN QUÉ CONSISTE Y QUÉ PRETENDE?.Nació esta idea muy en relación con todas las Actividades que llevan a cabo todos los Agentes de Pastoral Juvenil en España previas a la Celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid 2011. De la misma manera celebrativa, la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios, a lo largo del periodo comprendido entre el 8 de Marzo (Festividad de San Juan de Dios) de 2011 y el 8 de marzo de 2012 insistimos en el fuerte carácter que, nuestra Institución ya desde los orígenes tiene de Familia. La Familia Hospitalaria que denominamos en la que englobamos a los Hermanos, los Trabajadores, Voluntarios, Bienhechores y todas aquellas personas a las cuales atendemos desde nuestro Carisma. Este trabajo es un estímulo para todos en este fomentar el que, cada vez, seamos más los que, de una y otra forma estamos respondiendo y queremos seguir siendo Testigos de la Misericordia y la cercanía de Dios, especialmente con los que más sufren tanto por la enfermedad como por el empobrecimiento. Pretendemos acercarnos y aportarte tanto a ti joven que te estás planteando tu vida como servicio; a ti que ni siquiera te habías cuestionado esto pero estás implicado en alguna tarea desde tu compromiso de fe; a ti, pastoralista que te las ves y te las deseas para “saber estar y acompañar” a los jóvenes. En definitiva que, sin descubrir ni dar recetas, ponemos en tu mano este material que pretende ayudar a entrar en tu vida a los ojos de Dios, buscando qué puedes hacer con ella en la entrega a los demás, especialmente junto a las personas que sufren por cualquier motivo y/o empobrecidas. Y, como Hospitalarios, no podíamos hacerlo de otra manera que Compartiendo y Acogiendo. Compartiendo lo que, en su día, escribió Juan de Dios a quien le sugería la posibilidad de “seguir” sus huellas y acogiendo lo que, en algún documento escrito de la Iglesia se nos está planteando para la 4


Animación Vocacional. Si esto lo “sazonas o condimentas” con alguna aportación más como tus propias reflexiones o dudas, la audición de algún tema del CD “Así comienza la historia”, y, sobre todo, si te pones a la escucha de aquello que, quizás Dios haga resonar de una manera más destacada en tu vida en estos momentos…, puede que no solucionemos tu vida, pero sí, podrás decir que estás “conectando” con lo más íntimo de ella y, en ese sentido, estarás intentando ver dónde estás o podrías estar verdaderamente “arraigado” en la vida. Tú y yo, y cada persona, podemos tomar las riendas sin dejar la responsabilidad en manos de otros. Sin culpar al sistema, a la sociedad, a los políticos, a los curas o al cabeza de turco del momento. Y, tomando las riendas, podemos encaminar nuestros pasos y nuestra vida hacia espacios transitados por otros. En dichos espacios puede haber encuentro real, comunicación auténtica y experiencia compartida. Puede haber proyectos colectivos, en los que cada uno pueda poner en juego lo que es. ¿Para qué?. Para construir algo mejor en la vida de uno mismo y en la vida colectiva. Para tratar de ver en qué se fundamenta el amor; para tratar de responder a la pregunta por Dios y el sentido de la propia vida; para tratar de alimentar y desarrollar un pensamiento crítico, consciente y profundo; para alzar la voz contra la parodia de poder que tenemos, huyendo de la alineación con ¨unos¨ y ¨otros¨; para construir, con esos otros, algo que merezca la pena; para tomar y sostener determinadas posturas éticas en la vida que permitan plantar cara a lo injusto……. ….Esta es la hora del sujeto responsable; del sujeto que ha de tomar las riendas de su vida de una manera lúcida y valiente; que puede plantarle cara a las crisis, personales y colectivas; que busca encontrarse, desde su singularidad, con el prójimo.” (Rodriguez Olaizola, J.Mª, Hoy es ahora, Sal Terrae, Santander, 2011 ) Así pues, cabalgando entre un año 2010, de Peregrinos y Caminantes a Santiago de Compostela, y otro año, 2011, año de convocatoria mundial de Jóvenes en la JMJ-MADRID 2011 y ya con una convocatoria de un Año de la Fe con una tarea catequética y evangelizadora para todos, te INVITAMOS A TOMAR POSTURA y comenzar la lectura de este material que, desde el momento en que has comenzado a leer no es nuestro sino algo más tuyo.

“Y puesto que todos tendemos al mismo fin, aunque cada uno va por su camino, según el beneplácito de Dios y la vocación recibida, bueno será que nos ayudemos los unos a los otros” (2ªG.L.11) 5


3. COMENZANDO DE LA MANO DE UN JOVEN LLAMADO LUIS BAUTISTA.El trabajo que, en primer lugar, te ofrecemos es un sencillo, pero muy profundo, texto de una de las escasas cartas que conservamos de San Juan de Dios. De las 6 cartas que se han llegado a tener como de San Juan de Dios, 5 están dirigidas a personas Bienhechoras de sus tareas con los más pobres, para solicitar, aún más, su colaboración desde un lenguaje y contenido eminentemente religioso y, al mismo tiempo, muy humano. La otra carta que hace la nº6 es la que conocemos como Carta a Luis Bautista. Te podemos situar dentro del contexto de las preocupaciones y trabajos de Juan de Dios en Granada en el periodo comprendido entre los años 1538 y 1550, esos escasos 12 años que a Juan Ciudad, un extranjero aventurero en busca de “algo” en la vida, le sirvieron para llegar a ser muy querido y llamado Juan de Dios. Estamos, aproximadamente, en los años en los que Juan de Dios ha logrado conseguir algún que otro “local” para poder ir recogiendo y atendiendo a las gentes que va encontrando al margen de sus calles y plazas, con la ayuda de muchas buenas gentes granadinas de todo tipo y condición. En el año 1539, funda en la calle Lucena, lo que algunos han dado en llamar su primer Hospital. De su biógrafo, Francisco de Castro, en relación a este momento, tenemos el siguiente dato que pone en labios de Juan: “Con la ayuda de algunas personas devotas que en mis trabajos me habían favorecido y su calor, alquilé una casa en la pescadería de la ciudad, por ser cerca de la plaza de Bibarambla, de donde y de otras partes recogía a los pobres desamparados, enfermos y tullidos que hallaba” 6


He querido hacer mención a esta cita pues bien se podría pensar que Luis Bautista podría ser una de todas estas buenas gentes que, desde el primer momento, no dudaron en ayudar e incluso acompañar al santo. Personalmente me arriesgo a afirmar que, realmente, se trata de un joven apoyándome en los rasgos de personalidad a los que, Juan de Dios al responder y animarle, se refiere con estas expresiones: • “será bueno que tratéis un poco de domar vuestra carne y de pasar vida dura” • “Si venís, tenéis que venir decididamente y deberéis guardaros de las mujeres” • “Ya va llegando el tiempo en que tendréis que tomar estadio” • “Si acá venís, ha de ser para trabajar, no para pasarlo bien”…. Que, sin duda, harían referencia a actitudes, tendencias y dificultades de las personas más jóvenes. Quizás puedan ser considerados estos argumentos muy pobres, pero yo insisto en situar a Luis Bautista dentro de una edad plena de vitalidad y con el horizonte de la vida por abrir. A través de la lectura de la carta, aunque se ha hecho la traducción a un castellano actual habrá algunas expresiones que, leídas hoy, pueden resultar curiosas o “fuertes” pero que, dentro de su contexto, no eran sino expresiones de lo más habitual. En su momento te las subrayaremos.

4. LA CARTA.Aquí tienes el texto de la carta. Nuestra sugerencia de primera lectura es la de “dejarte llevar” inicialmente por ella, de tal forma que te lleguen las frases como escritas a 7


ti mismo de tal forma que puedas subrayar, destacar, volver a la lectura sobre aquello que te llame ,más la atención.

CARTA A LUIS BAUTISTA (*) En el nombre de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra Señora la Virgen María, Siempre entera. Dios ante todo y sobre todas las cosas del mundo. Dios os salve, hermano mío en Jesucristo (1) e hijo mío muy amado, Luis Bautista Recibí una carta vuestra, que me enviasteis desde Jaén: me causó gran satisfacción y me alegré mucho con ella, aunque he sufrido por el dolor de muelas que habéis tenido, pues todos vuestros males me afligen y todos vuestros bienes me alegran.(2) Me enviáis a decir que no habéis encontrado ahí ninguna provisión para lo que ibais buscando; por otra parte me hacéis saber que queréis ir a Valencia, no sé adonde: a esto no sé qué deciros.(3) Os escribo esta carta tan de improviso, para enviárosla en seguida, y lo hago tan de prisa, 8


que casi no tengo tiempo de encomendar a Dios este asunto: y, sin embargo, es necesario encomendarlo mucho a nuestro Señor Jesucristo y con más tiempo del que yo dispongo.

Además, viendo yo lo flaco que sois muchas veces en relación con las mujeres, no sé qué aconsejaros de vuestra venida aquí; tanto más que Pedro no se ha marchado ni sé cuándo lo hará, aunque él dice que quiere irse: pero de cierto yo no sé cuándo será su marcha. Si yo supiera con certeza que aquí ibais a lograr algún fruto para vuestra alma y la de los demás, al punto temo que no sea así. Por eso me parece mejor que paséis ahora estrecheces durante algunos días, hasta que podáis venir muy bien preparado para saber soportar los trabajos y el alternarse de días especialmente difíciles con otros de completa bonanza. Por otro lado me parece también que, si con ese viaje os vais a perder, sería mucho mejor que os volvieséis. En fin, en esto Dios sabe qué es lo mejor y dónde está la verdad. 9


Por lo cual creo preferible que, antes de dejar el lugar donde estáis, lo encomendéis mucho a nuestro Señor Jesucristo y que yo haga aquí otro tanto: (4) para eso será bueno que me escribáis con frecuencia; conviene, además, que os informéis ahí preguntando a los peregrinos que pasan de un lado para otro: ellos os podrán decir cómo está esa tierra de Valencia. Si, al fin, os vais a esta ciudad podréis ver las reliquias de San Vicente Ferrer.(5)

Estoy viendo que andáis como barca sin remo; también yo muchas veces me encuentro en duda, (6) sin saber cómo orientarme. Total, que estamos los dos sin saber qué hacer, ni vos ni yo. Por tanto, Dios que lo sabe y lo remedia todo nos socorra e ilumine. Me parece también que andáis como piedra movediza, por lo cual será bueno que tratéis un poco de domar vuestra carne y de pasar vida dura: 10


hambre y sed; deshonras, cansancios y angustias; trabajos y sinsabores; procurando pasarlo todo por Dios, ya que, si acá venís, tendréis que sufrir todo esto por su amor: y sabed que por todo tenéis que dar muchas gracias a Dios, por los bienes y por los males. Acordaos de nuestro Señor Jesucristo y de su bendita pasión: al mal que le hacían correspondía con el bien. Así tenéis que hacer vos, hijo mío Bautista, para que cuando vengáis a la casa de Dios sepáis distinguir lo malo de lo bueno. y vuelvo a deciros que si tuvierais la seguridad de que con ese viaje os vais a perder, más valdría que os volvierais aquí o a Sevilla, adonde nuestro Señor Jesucristo más os guiase. Mas si acá venís, tendréis que obedecer mucho y trabajar mucho más de lo que hasta aquí habéis trabajado: y todo en cosas de Dios, desvelándoos por el cuidado de los pobres. Aquí tenéis la puerta siempre abierta: (7) me gustaría que vinieseis dispuesto a mejorar cada día; os lo digo como a un hijo y a un hermano. En esta carta quizá no me comprenderéis, pues estoy muy de prisa y no puedo alargarme escribiendo: no sé si el Señor querrá que volváis tan pronto a esta casa, ni sé tampoco si su voluntad será que padezcáis algo por allá. Sea como quiera, tened presente que, si venís, tenéis que venir decididamente y debereis guardaros mucho de las mujeres, como del diablo. (8) 11


Ya va llegando el tiempo en que tendréis que tomar estado. Si os decidís a venir aquí, será necesario que estéis dispuesto a hacer algo por Dios y a dejar el cuero y las correas: (9) acordaos de San Bartolomé, que lo desollaron y llevó el pellejo a cuestas. Por tanto, si acá venís, ha de ser para trabajar, no para pasarlo bien: tened en cuenta que al hijo más querido se le dan mayores trabajos.

Con respecto a vuestra venida, haced lo que mejor os pareciere y Dios os diere a entender. Si por ahora preferís recorrer un poco el mundo en busca de alguna aventura con la que servir mejor a Dios -como hacen los que van a las Indias a probar suerte-, hacedlo todo como Él quiera y sea de su agrado; pero procurad escribirme siempre desde cualquier parte donde os encontréis. (10) 12


Tened presente a Dios todos los días de vuestra vida; oíd misa entera siempre; confesaos a menudo, si es posible; no durmáis en pecado mortal ninguna noche; amad a nuestro Señor Jesucristo sobre todas las cosas del mundo, pues por mucho que vos le améis mucho más os ama él. Tened siempre caridad, porque donde no hay caridad no hay Dios, aunque Dios en todo lugar está. En cuanto pueda iré a dar vuestros saludos a Lebrija. Ya entregué vuestra carta a Bautista en la cárcel: se alegró mucho con ella y le dije que os escribiera en seguida para enviaros la contestación; ahora quiero ir a ver si ya ha escrito para enviárosla. Daos por cumplido con todos, pues a todos di vuestros recuerdos: a mayores y a pequeños, a la Ortiza y a Miguel. Pedro dice que si venís, estaréis allí con él hasta que se marche; y lo mismo si después vuelve.

Por ahora no me queda nada que deciros, sino que Dios os salve y os guarde, y os encamine en su santo servicio, 13


tanto a vos como a todo el mundo. (11) Termino de escribir, pero no de rogar a Dios por vos y por todos: a este propósito puedo deciros que me ha ido muy bien con el rosario; por eso, con la ayuda de Dios, pienso rezarlo siempre que pueda y Él lo permita. Ya os lo he dicho: si viereis que con ese viaje os vais a perder, vos veréis lo que hacéis. Por tanto, antes de dejar esa ciudad, mandad celebrar algunas misas al Espíritu Santo y a los Reyes Magos, (12) si tenéis con qué; mas si no podéis, con la buena voluntad basta; pero si tampoco esto fuera suficiente, supla la gracia de Dios.

El menor hermano de todos, Juan de Dios

(si Dios quisiere, muriendo; mas, empero, callando y en Dios esperando), esclavo de nuestro Señor Jesucristo, deseoso de servirle. Amén, Jesús. (13) 14


Aunque no soy tan buen esclavo como otros, pues con frecuencia soy negligente y muchas veces le soy traidor; es verdad que me pesa mucho de ello, pero mucho más me tenía que pesar. Dios quiera perdonarme a mí y salvar a todo el mundo. Escribidme con todo lo que pasa por ahí. Aquí dentro os mando una carta cerrada que me enviaron para que os la diese: por delicadeza no quise abrirla y por eso no sé si es para vos o para Bautista el de la cárcel; leedla y, si fuere para éste, enviádmela para que se la entregue; y si Bautista hubiere escrito su carta, la mandaré con estas dos. Nada más que ahora. Quedaos con Dios y andad con Dios” (14)

(*) El original de esta carta se encuentra en Roma, en el Archivo general de la Orden. Consta de un pliego de doble hoja, que mide 42 por 31cm. Ha desaparecido la mitad inferior de la segunda hoja, aunque esto no ha afectado al texto, que ocupa sólo las dos caras de la primera hoja y termina en la parte superior de la tercera cara.

15


ANOTACIONES A LA LECTURA.(1). Expresión muy usada por San Juan de Dios, por otro lado posiblemente un “modelo” de encabezamiento de la época pero subrayamos el sentir de Juan hacia la figura de la Virgen María a la cual siempre se refiere como “la Siempre Entera”. (2). A lo largo de la carta te vas a encontrar con expresiones de este tipo que, sin duda, hablan de una exquisita sensibilidad de Juan por los demás y lo que les sucede. (3). También te encontrarás expresiones como ésta que denotan una absoluta franqueza por parte de Juan. Él no se considera, para nada, un “superhombre” ni tampoco alardea de tener todo “claro” en la vida. (4). Asimismo Juan muestra una absoluta confianza y puesta en manos de Dios toda su vida y lo que le acontece. (5). Tradición de Religiosidad Popular (6). Sinceridad, desde su propia experiencia, con el acompañado (7). Expresiones claras de Hospitalidad y Acogida por encima de todo. (8). Expresión muy usual en su época que, hoy, nos puede extrañar pero que denota esa preocupación en la vida espiritual por evitar tentaciones que desviaran su vocación. (9). También es una expresión de la época con la que se da a entender que se precisa entregarse “por completo”. (10). Estilo profundo de Acompañamiento y preocupación por la evolución del acompañado. (11). Deseo de la espiritualidad cristiana que Juan, tanto en sus hechos como en sus palabras supo tenerlo como una constante. (12). Era una costumbre el ofrecer y aplicar Misas por diversos motivos y, uno, era esta devoción a los Reyes Magos. (13). Esta es la forma habitual del santo para despedirse que, aunque puede estuviera influida por una regla de la época, denota mucho su humildad y forma de presentarse ante los demás. (14). Expresión que, hasta hoy día, aún se puede escuchar en labios de la buena gente de nuestros pueblos 16


GUIÓN PARA EL TRABAJO PERSONAL.Como guión auxiliar y de apoyo te ofrecemos las siguientes cuestiones para tu Trabajo Personal, de la mano de lo que Juan de Dios le va indicando a Luis Bautista en su carta. Algunas de estas cuestiones te pueden servir para orar con ellas, para reflexionar, contrastar…y, habrá algunas que te lleven y/o inviten a escribir, a tomar nota.

Las puedes emplear tú, que estás planteándote la Vocación a la Hospitalidad de Juan de Dios, o tú que lo que buscas es responder a tu llamada de cristiano en el mundo. El Acompañamiento y la orientación que da Juan de Dios es puramente para los discípulos del Maestro de la Misericordia: Jesús de Nazaret y, por ello, nos sirve para todos, aunque nosotros, en este trabajo, queramos hacer especial hincapié en el aspecto Vocacional a la vida Consagrada como Hospitalarios. Algunas pistas de “Caminante”: •

Lo que estás viviendo, o “dando vueltas” - ¿Lo has comentado con alguien?

Si no lo has hecho así - ¿En quién crees que podrías confiar esta cuestión?. No dejes pasar el tiempo: habla de ello, compártelo…seguro que sí hay alguien en tu familia, en tu parroquia, un religioso o religiosa amigos…

¿Qué es lo que, en este momento, estás barajando en tu vida?

¿Podrías hacer una escala de 1 a 5 en orden a tus prioridades, ahora mismo, en tu vida? 17


¿Cuál crees que podría ser la prioridad de Dios para tu vida?

Todo lo relacionado con el mundo de los enfermos, personas en situaciones de marginación, empobrecidas, etc… - ¿Cómo llega a tu vida? - ¿Te ves en ese ambiente? - ¿Qué te podría dar más “miedo”? - ¿Qué te da más seguridad?

¿Habitualmente, tienes un ritmo de vida de oración, relación con Dios, sacramentos, etc..?

O, sin seguir ritmo alguno (al menos con una continuidad) - ¿Te gustaría iniciarte en ello?

Si tuvieras que decir por dónde ha ido tu vida en los 5 últimos años - ¿Cómo lo explicarías? - ¿En qué te has ido apoyando? - O ¿Simplemente ha ido pasando el tiempo?

¿Te sientes libre para seguir a Dios?

¿Si te llamase: hay algo que, aún, te ata? - ¿Qué, exactamente?

¿Has estado o estás enamorado de alguien? - En caso afirmativo ¿Crees que esto sería un obstáculo para responder a la llamada de Dios?

¿Crees que Dios se ha “dejado caer” en tu vida alguna vez? - ¿De qué manera? - ¿En qué circunstancias? - ¿Por medio de quién o quiénes? - En todo caso: ¿Qué piensas de Dios?, ¿Cuál es tu idea de Dios? 18


¿Conoces algo de la Hospitalidad de San Juan de Dios?

¿Qué es lo que más te gustaría y/o inquieta acerca de conocernos más?

Si tuvieras que explicar a alguien que lo que te pasa, sientes o tienes en tu cabeza…, es una cuestión de Vocación a la Vida Religiosa ¿Cómo lo narrarías?

¿Qué te inquieta más?

¿Qué te aporta más paz al buscar esta experiencia de sentirte llamado por Dios?

¿Cuál es tu vocación en la vida?

Por último: a la hora de tener que decidir, dar un paso en una u otra dirección ¿qué es lo que crees que te costaría más?

Cuenta, en todas y cada una de estas cuestiones (podría haber muchas más o quizás, tú mismo, tengas otras muy diversas) con nuestra cercanía y disponibilidad, desde esta propuesta. Y ya, por lo pronto, con nuestra oración “anónima” por todos aquellos que, en su momento (como tú ahora) manejen este material. En todo caso, siempre tienes la opción de “dar un paso más” como le dice Juan de Dios a Luis Bautista, poniéndote en contacto con alguno de nosotros a través de las siguientes direcciones y, desde cualquier lugar de España: www.jovenessanjuandedios.org jóvenes@ohsjd.es Y Algunos materiales que te sugerimos: RIESCO, V., Y Dios se hizo Hermano, San Pablo, Madrid, 1994. PRAT, J., Juan el de Dios, San Pablo, Madrid, 2000. DIEGO ESQUIVIAS, J.A., Dios ante todo. Un viaje a la caridad con San Juan de Dios, San Pablo, Buenos Aires, 2004 BENAVIDES VÁZQUEZ, Fco., Granada. La ciudad que cautivó a Juan de Dios. “Guía del viajero hospitalario”, Casa de Los Pisa, Granada, 2009. PROGRAMA PUEBLO DE DIOS, Febrero 2009, “El loco de Dios” en Youtube CD. Antífonas para orar: “Así comienza la historia”,2009. 19


5. EL MENSAJE Y SIGNIFICADO VOCACIONALES DE LAS JORNADAS MUNDIALES DE LA JUVENTUD.-

Como indicábamos al inicio, esta publicación nace con ocasión de aportar algo desde nuestro Carisma a la preparación y trabajo pastoral posterior a la JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD MADRID 2011, ya casi “en ruta” hacia Río 2013. De esta cuestión se podrían decir muchísimas cosas así que nuestra opción ha sido la de, con sencillez, ofrecerte algunos textos importantes y destacados a nivel vocacional desde Juan Pablo II hasta los más recientes de Benedicto XVI uniendo Jornada Mundial de la Juventud y Vocación. La selección de textos no quiere ser muy extensa sino, más bien, significativa y profunda para que puedas orar y reflexionar desde ellos hacia tu vida.

CARTA A LOS JÓVENES, del Beato Juan Pablo II (1985) En 1985 con motivo de la proclamación de la ONU del Año Internacional de la Juventud , el Beato Juan Pablo II escribió una Carta a los jóvenes partiendo del relato Evangélico del encuentro de Jesús con el Joven rico (Mc.10,17 ss). Es una carta entrañable, con un lenguaje claro y muy pensada animando a todos los jóvenes a responder a la llamada del Señor De esta carta te ofrecemos: “Os deseo, pues, a cada uno de vosotros que los caminos de vuestra 20


juventud se encuentren con Cristo para que podáis confirmar ante Él, con el testimonio de la conciencia, este código evangélico de la moral a cuyos valores, en el curso de las generaciones se han acercado de alguna manera tantos hombres grandes de espíritu” (7) “Os deseo que experimentéis, tras el discernimiento de los problemas esenciales e importantes para vuestra juventud, para el proyecto de toda la vida que se abre ante vosotros, aquello de que habla el Evangelio: ¨Jesús, poniendo en él los ojos, le amó¨. ¡Deseo que experimentéis la verdad de que Cristo os mira con amor!” (7) “Deseo a cada uno y cada una de vosotros que descubráis esta mirada de Cristo y que la experimentéis hasta el fondo. No sé en qué momento de la vida. Pienso que el momento llegará cuando más falta haga; acaso en el sufrimiento, acaso también con el testimonio de una conciencia pura como en el caso del joven del Evangelio, o acaso precisamente en la situación opuesta: junto al sentimiento de culpa, con el remordimiento de conciencia. Cristo, de hecho, miró también a Pedro en la hora de su caída, cuando por tres veces había negado a su Maestro” (7) “…si tal llamada llega a tu corazón, no la acalles. Deja que se desarrolle hasta la madurez de una vocación. Colabora con esa llamada a través de la oración y la fidelidad a los mandamientos.” (8) “Entonces la pregunta ¨¿Qué me queda aún?¨ el hombre la hace durante la juventud no sólo a sí mismo y a las demás personas de las que espera una respuesta, especialmente a los padres y a los educadores, sino que la hace asimismo a Dios, como creador y padre. El hombre se hace esta pregunta en el ámbito de aquel particular espacio interior en el que ha aprendido a estar en estrecha relación con Dios, ante todo en la oración. El hombre pregunta pues a Dios: ¨¿Qué me queda aún?¨, ¿cuál es tu plan respecto a mi vida?, ¿cuál es tu plan creador y paterno?, ¿cuál es tu voluntad?. Yo deseo cumplirla” (9) 21


MENSAJE DE BENEDICTO XVI PARA LA JMJ MADRID 2011 “Queridos amigos, construid vuestra casa sobre roca, como el hombre que ¨cavó y ahondó¨. Intentad también vosotros acoger cada día la Palabra de Cristo. Escuchadle como al verdadero Amigo con quien compartir el camino de vuestra vida. Con Él a vuestro lado seréis capaces de afrontar con valentía y esperanza las dificultades, los problemas, también las desilusiones y los fracasos. Continuamente se os presentarán propuestas más fáciles, pero vosotros mismos os daréis cuenta de que se revelan como engañosas, no dan serenidad ni alegría. Sólo la Palabra de Dios nos muestra la auténtica senda, sólo la fe que nos ha sido transmitida es la luz que ilumina el camino. Acoged con gratitud este don espiritual que habéis recibido de vuestras familias y esforzaos por responder con responsabilidad a la llamada de Dios, convirtiéndoos en adultos en la fe. No creáis a los que os digan que no necesitáis a los demás para construir vuestra vida. Apoyaos, en cambio, en la fe de vuestros seres queridos, en la fe de la Iglesia, y agradeced al Señor el haberla recibido y haberla hecho vuestra” (2)

BENEDICTO XVI JUNTO A LOS JÓVENES DE MALTA (Abril de 2010) “Ya os he hablado de la necesidad de atender a los más jóvenes, a los ancianos y enfermos. Pero el cristiano está llamado a llevar el mensaje del Evangelio a todos. Dios ama a cada persona de este mundo; más aún, ama a cada persona de todas las épocas de la historia del mundo. En la muerte y resurrección de Jesús, que se hace presente cada vez que celebramos la misa, él ofrece a todos la vida en abundancia. Como cristianos, estamos llamados a manifestar el amor de Dios que abarca a todos. Por eso, hemos de socorrer al pobre, al débil, al marginado; tenemos que preocuparnos especialmente por los que pasan por momentos de dificultad, por los que padecen depresión o ansiedad; debemos atender a los discapacitados y hacer todo lo que esté en nuestra mano para promover su dignidad y calidad de vida; debemos prestar atención a las necesidades de los inmigrantes y de aquellos que buscan asilo en nuestra tierra; tenemos que tender una mano amiga a los creyentes y a los no creyentes. 22


Esta es la noble vocación de amor y servicio que todos hemos recibido. Que esto os impulse a dedicar vuestra vida a seguir a Cristo. No tengáis miedo de ser amigos íntimos de Cristo”

PALABRAS DE BENEDICTO XVI A LOS JÓVENES EN TURÍN (Mayo de 2010) “Cada uno de nosotros no ha sido creado para realizar elecciones provisionales y revocables, sino elecciones definitivas e irrevocables, que dan sentido pleno a la existencia……Tened la valentía de hacer elecciones definitivas y de vivirlas con fidelidad…..Jesús indica cuál es la riqueza más importante y más grande de la vida: el amor. Amar a Dios y amar a los demás con todo su ser….. ….no es fácil hacer de vuestra vida algo bello y grande; es arduo, pero con Cristo todo es posible… …Queridos jóvenes, tened el valor de elegir lo que es esencial en la vida. ¨Vivir y no ir tirando¨, repetía el beato Pier Giorgo Frassati. Como él, descubrid que vale la pena comprometerse por Dios y con Dios, responder a su llamada en las opciones fundamentales y en las cotidianas, incluso cuando cuesta…. Una invitación a imprimir en vuestro espíritu el rostro del amor de Dios, para que seáis, en vuestros ambientes, con vuestros coetáneos, una expresión creíble del rostro de Cristo”

A LOS PEREGRINOS DEL CAMINO DE SANTIAGO EN LA CLAUSURA DEL AÑO SANTO COMPOSTELANO 2010 (Los peregrinos)..”en el camino, compartieron preocupaciones, esperanzas y desafíos con los hermanos que encontraron a su lado, buscando escuchar al Dios que nos habla y habita en nuestro interior para salir de sí mismos uy abrirse a los demás…. ..¨Glorificad en vuestros corazones a Cristo Señor y estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere¨(1Pe.3,15)… A los jóvenes…los invito a dejarse interpelar por Cristo, entablando con 23


Él un diálogo franco y pausado y preguntándose también: ¿Contará el Señor conmigo para ser su apóstol en el mundo, para ser mensajero de su amor?. Que no falte la generosidad en la respuesta, ni tampoco aquel arrojo que llevó a Santiago a seguir al maestro sin ahorrar sacrificios.” (4)

MENSAJE DEL PAPA BENEDICTO XVI CON MOTIVO DE LA JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO, 2011. “…La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre….. ….Queridos jóvenes, aprended a ¨ver¨y a ëncontrar¨ a Jesús en la Eucaristía, donde está presente de manera real para nosotros, hasta hacerse alimento para el camino, pero reconocerlo y servidlo también en los pobres, en los enfermos, en los hermanos que sufren y están en dificultad; ellos tienen necesidad de vuestra ayuda. A todos vosotros jóvenes, enfermos y sanos, os invito a crear puentes de amor y solidaridad, a fin de que ninguno se sienta solo, sino cercano a Dios y formando parte de la gran fa m i l i a d e s u s hijos”

24


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD. MADRID. 2011 Cuando este trabajo sea presentado en público habrá pasado, el furor del verano 2011 y se estarán, seguro, estudiando, reflexionando y programando desde todas las Instituciones y Familias de Iglesia nuevas rutas y tareas en la Pastoral con Jóvenes tras la celebración de la JMJ2011 en Madrid.

Con todo aún muy reciente y vivo, queremos finalmente desde este trabajo de “acompañamiento” de la mano de San Juan de Dios, subrayarte, ofrecerte más “en cursiva” estas palabras de los diversos discursos de Benedicto XVI en Madrid esperando sean de tu ayuda para tu reflexión y/o discernimiento. Siempre manteniendo la “clave pedagógica” de este trabajo: ofrecerte textos con abundante e interesante contenido para que tú, desde tu experiencia y vivencia personales, hagas tu propia lectura, subrayes, te pares a reflexionar y orar en aquello que más te diga en este momento de tu vida.

FIESTA DE LA ACOGIDA (18.Ag.2011) “Que la llama del amor de Cristo nunca se apague en vuestros corazones.” “Tenéis interrogantes y buscáis respuestas. Es bueno buscar siempre. Buscar sobre todo la Verdad que no es una idea, una ideología o un eslogan, sino una Persona, Cristo, Dios mismo que ha venido entre los hombres.” 25


“Hay palabras que solamente sirven para entretener, y pasan como el viento; otras instruyen la mente en algunos aspectos; las de Jesús, en cambio, han de llegar al corazón, arraigar en él y fraguar toda la vida.” “Queridos jóvenes, escuchad de verdad las palabras del Señor para que sean en vosotros «espíritu y vida» (Jn 6,63), raíces que alimentan vuestro ser, pautas de conducta que nos asemejen a la persona de Cristo, siendo pobres de espíritu, hambrientos de justicia, misericordiosos, limpios de corazón, amantes de la paz.” “Queridos amigos: sed prudentes y sabios, edificad vuestras vidas sobre el cimiento firme que es Cristo. Esta sabiduría y prudencia guiará vuestros pasos, nada os hará temblar y en vuestro corazón reinará la paz. Entonces seréis bienaventurados, dichosos, y vuestra alegría contagiará a los demás. Se preguntarán por el secreto de vuestra vida y descubrirán que la roca que sostiene todo el edificio y sobre la que se asienta toda vuestra existencia es la persona misma de Cristo, vuestro amigo, hermano y Señor, el Hijo de Dios hecho hombre, que da consistencia a todo el universo. Él murió por nosotros y resucitó para que tuviéramos vida, y ahora, desde el trono del Padre, sigue vivo y cercano a todos los hombres, velando continuamente con amor por cada uno de nosotros.”

VIA CRUCIS (19.Agosto.2011) “¿Qué haremos nosotros por él? ¿Qué respuesta le daremos? San Juan lo dice claramente: «En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos» (1 Jn 3,16).”

26


“La pasión de Cristo nos impulsa a cargar sobre nuestros hombros el sufrimiento del mundo, con la certeza de que Dios no es alguien distante o lejano del hombre y sus vicisitudes.” “Queridos jóvenes, que el amor de Cristo por nosotros aumente vuestra alegría y os aliente a estar cerca de los menos favorecidos. Vosotros, que sois muy sensibles a la idea de compartir la vida con los demás, no paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer.”

ENCUENTRO CON DOCENTES UNIVERSITARIOS (19. Agosto.2011) “Los jóvenes necesitan auténticos maestros; personas abiertas a la verdad total en las diferentes ramas del saber, sabiendo escuchar y viviendo en su propio interior ese diálogo interdisciplinar; personas convencidas, sobre todo, de la capacidad humana de avanzar en el camino hacia la verdad. La juventud es tiempo privilegiado para la búsqueda y el encuentro con la verdad. Como ya dijo Platón: “Busca la verdad mientras eres joven, pues si no lo haces, después se te escapará de entre las manos” (Parménides, 135d).”

EUCARISTÍA CON SEMINARISTAS (20.Agosto.2011) “Meditad bien este misterio de la Iglesia, viviendo los años de vuestra formación con profunda alegría, en actitud de docilidad, de lucidez y de radical fidelidad evangélica, así como en amorosa relación con el tiempo y las personas en medio de las que vivís. Nadie elige el contexto ni a los destinatarios de su misión.” “Pedidle, pues, a Él, que os conceda imitarlo en su caridad hasta el extremo para con todos, sin rehuir a los alejados y pecadores, de forma que, con vuestra ayuda, se conviertan y vuelvan al buen camino. Pedidle que os enseñe a estar muy cerca 27


de los enfermos y de los pobres, con sencillez y generosidad. Afrontad este reto sin complejos ni mediocridad, antes bien como una bella forma de realizar la vida humana en gratuidad y en servicio, siendo testigos de Dios hecho hombre, mensajeros de la altísima dignidad de la persona humana y, por consiguiente, sus defensores incondicionales.”

VISITA A LA FUNDACIÓN INSTITUTO SAN JOSE DE LOS HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS. (20.Agosto.2011) “Por eso, cuando el dolor aparece en el horizonte de una vida joven, quedamos desconcertados y quizá nos preguntemos: ¿Puede seguir siendo grande la vida cuando irrumpe en ella el sufrimiento? A este respecto, en mi encíclica sobre la esperanza cristiana, decía: “La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre (…). Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana” (Spe salvi, 38).

“Esta especial predilección del Señor por el que sufre nos lleva a mirar al otro con ojos limpios, para darle, además de las cosas externas que precisa, la mirada de amor que necesita. Pero esto únicamente es posible realizarlo como fruto de un encuentro personal con Cristo. De ello sois muy conscientes vosotros, religiosos, familiares, profesionales de la salud y voluntarios que vivís y trabajáis cotidianamente con estos jóvenes. Vuestra vida y dedicación proclaman la grandeza a la que está llamado el hombre: compadecerse y acompañar por amor a quien sufre, como ha hecho Dios mismo. Y en vuestra hermosa labor resuenan también las palabras evangélicas: “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 40). 28


“Vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor. Más aún, sois protagonistas de esta civilización.”

VIGILIA DE ORACIÓN EN CUATRO VIENTOS. (20 Agosto.2011) «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor» (Jn 15, 9). “La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo.” “Queridos amigos, que ninguna adversidad os paralice. No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad. El Señor os ha otorgado vivir en este momento de la historia, para que gracias a vuestra fe siga resonando su Nombre en toda la tierra.” “En esta vigilia de oración, os invito a pedir a Dios que os ayude a descubrir vuestra vocación en la sociedad y en la Iglesia y a perseverar en ella con alegría y fidelidad. Vale la pena acoger en nuestro interior la llamada de Cristo y seguir con valentía y generosidad el camino que él nos proponga.”

“A muchos, el Señor los llama al matrimonio, en el que un hombre y una mujer, formando una sola carne (cf. Gn 2, 24), se realizan en una profunda vida de comunión. Es un horizonte luminoso y exigente a la vez. Un proyecto de amor verdadero que se renueva y ahonda cada día compartiendo alegrías y dificultades, y que se caracteriza por una entrega de la totalidad de la persona. Por eso, reconocer la belleza y bondad del matrimonio, significa ser conscientes de que solo un ámbito de fidelidad e indisolubilidad, así como de apertura al don divino de la vida, es el adecuado a la grandeza y dignidad del amor matrimonial. 29


A otros, en cambio, Cristo los llama a seguirlo más de cerca en el sacerdocio o en la vida consagrada. Qué hermoso es saber que Jesús te busca, se fija en ti y con su voz inconfundible te dice también a ti: «¡Sígueme!» (cf.Mc 2,14). Queridos jóvenes, para descubrir y seguir fielmente la forma de vida a la que el Señor os llame a cada uno, es indispensable permanecer en su amor como amigos. Y, ¿cómo se mantiene la amistad si no es con el trato frecuente, la conversación, el estar juntos y el compartir ilusiones o pesares? Santa Teresa de Jesús decía que la oración es «tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama» (cf. Libro de la vida, 8). “Mis queridos amigos, os invito a todos a establecer un diálogo personal con Cristo, exponiéndole las propias dudas y sobre todo escuchándolo. El Señor está aquí y os llama. Jóvenes amigos, vale la pena escuchar en nuestro interior la Palabra de Jesús y caminar siguiendo sus pasos. Pedid al Señor que os ayude a descubrir vuestra vocación en la vida y en la Iglesia, y a perseverar en ella con alegría y fidelidad, sabiendo que Él nunca os abandonará ni os traicionará. Él está con nosotros hasta el fin del mundo.” “Igual que esta noche, con Cristo podréis siempre afrontar las pruebas de la vida. No lo olvidéis. Gracias a todos”

EUCARISTÍA DE CLAUSURA. (21.Agosto.2011) “Ciertamente, son muchos en la actualidad los que se sienten atraídos por la figura de Cristo y desean conocerlo mejor. Perciben que Él es la respuesta a muchas de sus inquietudes personales. Pero, ¿quién es Él realmente? ¿Cómo es posible que alguien que ha vivido sobre la tierra hace tantos años tenga algo que ver conmigo hoy?” “Queridos jóvenes, también hoy Cristo se dirige a vosotros con la misma pregunta que hizo a los apóstoles: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Respondedle con generosidad y valentía, como corresponde a un corazón joven como el vuestro. Decidle: Jesús, yo sé que Tú eres el Hijo de Dios que has dado tu vida por mí. Quiero seguirte con fidelidad y dejarme guiar por tu palabra. Tú me conoces y me amas. Yo me fío de ti y pongo mi vida entera en tus manos. Quiero que seas la fuerza que me sostenga, la alegría que nunca me abandone.” “El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios.” “También a vosotros os incumbe la extraordinaria tarea de ser discípulos y misioneros de Cristo en otras tierras y países donde hay 30


multitud de jóvenes que aspiran a cosas más grandes y, vislumbrando en sus corazones la posibilidad de valores más auténticos, no se dejan seducir por las falsas promesas de un estilo de vida sin Dios.”

ÁNGELUS. (21 Agosto.2011) “Os invito a que deis un audaz testimonio de vida cristiana ante los demás. Así seréis fermento de nuevos cristianos y haréis que la Iglesia despunte con pujanza en el corazón de muchos.” “No tengáis miedo de ser católicos, dando siempre testimonio de ello a vuestro alrededor, con sencillez y sinceridad. Que la Iglesia halle en vosotros y en vuestra juventud a los misioneros gozosos de la Buena Noticia”

ENCUENTRO CON LOS VOLUNTARIOS. (21. Agosto.2011) “Con vuestro servicio habéis dado a la Jornada Mundial el rostro de la amabilidad, la simpatía y la entrega a los demás.”

“Es posible que en muchos de vosotros se haya despertado tímida o poderosamente una pregunta muy sencilla: ¿Qué quiere Dios de mí? ¿Cuál 31


es su designio sobre mi vida? ¿Me llama Cristo a seguirlo más de cerca? ¿No podría yo gastar mi vida entera en la misión de anunciar al mundo la grandeza de su amor a través del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio? Si ha surgido esa inquietud, dejaos llevar por el Señor y ofreceos como voluntarios al servicio de Aquel que «no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos» (Mc 10,45). Vuestra vida alcanzará una plenitud insospechada. Quizás alguno esté pensando: el Papa ha venido a darnos las gracias y se va pidiendo. Sí, así es.”

Y PARA FINALIZAR PALABRAS DEL PAPA BENEDICTO XVI en su visita a Alemania en Septiembre de 2011. “Queridos amigos, muchas veces se ha caricaturizado la imagen de los santos y se los ha presentado de modo deformado, como si ser santos significase estar fuera de la realidad, ingenuos y sin alegría. A menudo, se piensa que un santo es sólo aquel que hace obras ascéticas y morales de altísimo nivel y que precisamente por ello se puede venerar, pero nunca imitar en la propia vida. Qué equivocada y decepcionante es esta opinión. No existe ningún santo, salvo la Bienaventurada Virgen María, que no haya conocido el pecado y que nunca haya caído. Queridos amigos, Cristo no se interesa tanto por las veces que flaqueamos o caemos en la vida, sino por las veces que nosotros, con su ayuda, nos levantamos. No exige acciones extraordinarias, pero quiere que su luz brille en vosotros. No os llama porque sois buenos y perfectos, sino porque Él es bueno y quiere haceros amigos suyos. Sí, vosotros sois la luz del mundo, porque Jesús es vuestra luz. Vosotros sois cristianos, no porque hacéis cosas especiales y extraordinarias, sino porque Él, Cristo, es vuestra, nuestra vida. Vosotros sois santos, nosotros somos santos, si dejamos que su gracia actúe en nosotros” (Vigilia de Oración, Friburgo, 24 Septiembre 2011) “No es la autorrealización, el querer poseer y construirse a sí mismo, lo que lleva a la persona a su verdadero desarrollo, un aspecto que hoy se propone como modelo de la vida moderna, pero que fácilmente se convierte en una forma de egoísmo refinado. Es más bien la actitud del don de sí, la renuncia a sí mismo, lo que orienta hacia el corazón 32


de María, y con ello hacia el corazón de Cristo, así como hacia el prójimo; y sólo en este modo hace que nos encontremos con nosotros mismos” (Etzelsbach, 23 Septiembre 2011)

ACOGIÉNDOTE, TENDIENDO NUESTRA MANO… Es la mejor manera como nosotros podemos, en este momento, de despedirnos de ti. En la confianza de que, a la ESCUCHA DE LA PALABRA DE DIOS y con la ACCIÓN DE SU ESPÍRITU, puedas ver por dónde ha de ir tu vida, queremos que puedas contar con nosotros y, por ello, te dejamos algunas de nuestras direcciones y contactos. Desde las palabras de San Juan de Dios, te seguimos INVITANDO (a tiempo y destiempo) a MIRAR A QUIENES MÁS SUFREN como fieles reflejos del sufrimiento y la llamada de Dios: “Por lo cual, hermano mío muy amado y muy querido en Cristo Jesús, es tal la situación en que me encuentro que muchas veces no me atrevo a salir de casa por las deudas que tengo. Por otra parte, viendo padecer a tantos pobres, hermanos y prójimos míos, y con tantas necesidades, tanto corporales como espirituales, al no poder socorrerlos, quedo muy triste. Pero a pesar de todo confío sólo en Jesucristo; estoy seguro de que Él me sacará de apuros, pues Él conoce mi corazón” (2ª Carta a Gutierrez Lasso)

33


ANEXO I.-

JUAN DE DIOS, HERMANO PARA TOD@S 1. “DIOS ANTE TODAS LAS COSAS DEL MUNDO” (S. Juan de Dios) Sl. 126 Este es un santo que, aparentemente, con ese nombre y, sobre todo, apellido, parece un personaje muy serio pero te aseguramos que es un hombre muy aventurero y, para nada, el típico santo que nos resulta algo lejano o extraño. Su nombre de pila es Juan Ciudad y nace en un pequeño pueblo de Portugal, en 1495. Siendo aún muy pequeño se lo monta de tal forma que abandona su casa familiar y aparece en España, donde tiene que trabajar de muy diversas formas. En Oropesa (Toledo) como pastor ; se enroló como soldado del Emperador en las batallas que, en aquel momento se libraban contra los turcos e incluso acompañando al mismo Carlos V. Se podría decir que era un tipo “legal” pues buscaba hacer algo positivo allí donde estaba aunque, en el momento que no veía que estaba en su lugar, marchaba a otro. Así, incluso fue como peregrino a Santiago de Compostela y tras regresar a su casa en Portugal para ver a los suyos, volvió a España entrando, esta vez, por Andalucía. Allí, curiosamente, también tuvo varios trabajos (y eso que todavía no funcionaban las empresas de trabajo temporal...) pues colaboró en la construcción de la muralla de Ceuta, hasta llegar a Granada donde montó un pequeño comercio ambulante en el que se hacía compra-venta de libros religiosos. Ya sabes que, en España, frente a la “moda” de los Libros de Caballerías aparecieron toda una serie de libros religiosos como contrapartida. Parece que Juan, entre venta y venta, leía algunas de sus páginas y, a sus 34 años, todavía pensaba que no había encontrado lo suyo. “Su cuerpo” o lo que él aún no sabía cómo llamar, le pedía otra cosa. 34


2. “SI CONSIDERASES LO GRANDE QUE ES LA MISERICORDIA DE DIOS, NUNCA DEJARÍAS DE HACER EL BIEN” (S. Juan de Dios) Mt. 9, 12 El caso es que participaba en la vida de fe que, en aquella época era lo normal en España y, en concreto, en Granada. Dentro de toda la “movida” de mercaderes, aventureros, navegantes de las colonias, artesanos, extranjeros.., se tenían de vez en cuando lo que hoy llamaríamos charlas o conferencias y un 20 de Enero de 1539 fue allí Juan de Avila (más tarde sería San Juan de Avila). El tema de la “charla” del día era el evangelio del seguimiento cuando Jesús dice a los suyos que “dejen todo y le sigan”. La cuestión es que a Juan le pareció que aquellas palabras eran para él en concreto, aunque estuviera rodeado de muchas personas, y sintió algo muy extraño dentro de sí mismo (suele pasar a veces). No se le ocurrió o t ra c o s a q u e s a l i r corriendo, como alucinado, como si se hubiera “puesto” algo, con un fuerte “subidón” gritando que había que seguir a Jesús. El resultado fue inmediato: le detuvieron en la misma calle y le llevaron al “Hospital Real”. Este era el lugar en el que, entonces, se llevaba y encerraba a los maleantes, sospechosos, enfermos, prostitutas, alborotadores, ladrones, etc... Cuando Juan vio allí cómo se trataba a estas personas es cuando, realmente, reflexiona y, en unos momentos, repasa su vida y ve, al mismo tiempo, los rostros de todos los que le rodeaban en aquel lugar. Juan ve claramente su llamada. Podríamos decir que esto es lo que llamamos momento de su Conversión. ¿Por qué? Pues porque su vida da un vuelco, cambia; principalmente por dos motivos: el escuchar la Palabra de Dios, y el encontrarse, cara a cara, con la gente que más sufre. Fíjate de qué manera, Juan se encu entra cara a cara con Dios. A una persona que, aparentemente, estaba “a su bola”, resulta que Dios se le deja ver de esta manera. 35


A partir de este momento, en el mismo lugar en el que le encerraron trabaja, como voluntario, para ayudar y lo hace de tal forma que, en poco tiempo, no tienen más remedio que dejarle libre pues no tiene sentido estar encerrado allí. Podríamos decir que su “locura” era de otro tipo. Aquí comienza otro recorrido, otra etapa en la vida de Juan Ciudad.

3. “Y PUESTO QUE TODOS TENDEMOS AL MISMO FIN, AUNQUE CADA UNO VA POR SU CAMINO, SEGÚN EL BENEPLÁCITO DE DIOS Y LA VOCACIÓN RECIBIDA, BUENO SERÁ QUE NOS AYUDEMOS LOS UNOS A LOS OTROS”(S. Juan de Dios) Mt. 25, 34 Desde ese momento, Juan comienza a buscar a esos hombres y mujeres que están por las calles solos o enfermos y abandonados y, así, empieza a buscar un sitio donde poder atenderles mejor. El personal que le ve, se da cuenta de que es algo bueno lo que hace y le comienzan a ayudar tanto con dinero como ofreciéndose como voluntarios para la tarea. Animaba a la gente diciéndoles “Hermanos, haceos el bien a vosotros mismos, dando a los pobres” y el caso es que en el otoño de ese mismo año ya tenía lo que se puede llamar un primer hospital. La gente, tanto los que ayudaban como los que precisaban de ayuda, eran cada vez más y fueron creciendo los rincones en Granada donde había gente amiga de “Juan, el de Dios” como se le empezará a conocer. Algo que, hoy día, nos puede parecer sobradamente lógico, como es tener cada enfermo su propia cama, fue una innovación de Juan de Dios, pues hasta entonces ni eso ni un tratamiento distinto según la dolencia, ya que a todos los que eran, tanto enfermos como “gentes de mal vivir” tenían el mismo trato (que no siempre era muy cariñoso...). Juan de Dios, muere en Granada en 1550, a los 55 años y tras él, tanto en las embarcaciones que iban a América; en medio de los apestados; en batallas; en cantidad de situaciones en las que el hombre sufría, allí ha habido Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios (que es como nos llamamos sus seguidores) dispuestos a aliviar su sufrimiento. Así pues, hoy, en el siglo XXI, tras 5 siglos de andadura, sus hermanos seguimos intentando dar luz, aliviar, atender de otra forma a las personas que sufren en Psiquiátricos, Albergues para Transeúntes, Hospitales para enfermos terminales, Centros para jóvenes disminuidos psíquicos o físicos, Residencias de ancianos, Centros para jóvenes toxicómanos o enfermos de SIDA, etc.. Y, todo ello, desde una llamada de Dios Padre, que en el Evangelio del Buen Samaritano nos recuerda que no debemos “pasar” de los que sufren tanto por la enfermedad como por el empobrecimiento. 36


ANEXO II.

CAMINO DE SAN JUAN DE DIOS

Como has visto, gran parte de la vida, conversión y trabajos de San Juan de Dios transcurrieron en la ciudad de Granada. Actualmente en esta ciudad se conservan zonas, calles e incluso edificios de la misma época en la que San Juan de Dios caminó lleno de ilusiones y, también, de preocupaciones por tantas y tantas gentes “a las que atender”. Por ello, los Hermanos de San Juan de Dios hemos conservado, cuidado y transmitido lo que llamamos el “Camino de San Juan de Dios” que no es sino una ruta por las enrevesadas calles de la ciudad pasando, uno a uno, por los rincones más significativos de la vida de San Juan de Dios. Todo esto ha sido posible gracias a los Testimonios reales y directos que se han podido conocer y extraer del Proceso de Beatificación de San Juan de Dios en el que testificaron…….. personas que, o bien habían visto directamente “al santo” por aquellos lugares o bien habían escuchado a familiares suyos aquello que, en ese mismo lugar, le había ocurrido al santo. Realmente es una ruta interesante pero, sobre todo, especialmente entrañable por todos los datos que te puede proporcionar acerca de la sensibilidad, de los gestos, del contexto, de la significatividad, de la repercusión de este hombre en aquella sociedad granadina del siglo XVI. Te ofrecemos aquí, como un anexo a este trabajo de interiorización personal, los datos y localizaciones para que algún día solo o acompañado sigas los pasos de San Juan de Dios por “su” Granada. 37 35


Junto al nombre y localización del lugar te aportamos unos sencillos datos para “iluminar” lo que allí vivió el santo. Van numerados. Por si quieres seguir el orden “cronológico”., aunque quizás sobre el terreno y por cuestiones prácticas debas alterar algo ese ritmo. ¡Ánimo y a caminar!

1. CALLE ELVIRA.Es curioso y, creo que dice mucho de Juan Ciudad que, justo enfrente de una de las entradas de la muralla (la que llevaba a la localidad de Elvira) estableciese un local para la venta de libros y objetos religiosos. Hoy día se conserva en ese mismo lugar una pequeña Capilla que los Hermanos hemos cuidado como recuerdo de ese episodio significativo en la vida de Juan Ciudad en su búsqueda por un camino concreto en la vida, después de haber sido pastor, soldado y albañil. 2. PLAZA DE BIB-RAMBLA.Se sitúa en esa céntrica plaza el episodio que refleja el cambio interior tan grande que experimentó Juan ciudad tras escuchar el sermón de San Juan de Ávila que salió, de estampida, gritando cómo todos debían convertirse y darse a los pobres. En este lugar, al parecer según reflejan algunos testigos, los niños y demás personas que se encontraban por allí hicieron mofa de él y le tiraron a los barrizales. Curiosamente será este mismo lugar el que, luego, le verá a Juan pasar de un lado a otro con cargas muy diversas en su Capacha e incluso allí venderá leña para conseguir dinero para poder sacar adelante a los pobres y enfermos. 3. HOSPITAL REAL.Fundado por los Reyes Católicos en 1504 para atender a enfermos pobres de todo tipo, incluyendo a los enfermos mentales. El “cuidado y terapias” aplicados en esos momentos solían ser crueles y, muchas veces, vistos desde hoy, despiadados. Este contexto es el que se encuentra “cara a cara” Juan Ciudad cuando, tras correr por las calles de la ciudad tras escuchar a San Juan de Ávila, es considerado como un loco y llevado a las celdas de este Hospital. Allí él ve cómo se está tratando a tantas personas sufrientes y, desde esa visión cruel en primera línea, algunos hablamos de su 2ª conversión. Ante esa visión y experiencias vitales reacciona y, como lo que hoy llamaríamos un voluntario, echa una mano ayudando en todo lo que puede para atender a aquellas personas. En este mismo Hospital, el 3 de Julio de 1549, sucede un incendio ante el cual Juan ciudad acude a salvar a los enfermos sacándoles de las llamas a hombros sin sufrir daño alguno. En este Hospital se conserva, aún, y se puede visitar la celda en la que estuvo encerrado durante un tiempo Juan Ciudad. 38


4. IGLESIA DEL SAGRARIO.La vida de Juan Ciudad sin la cercanía y la ayuda espiritual de Juan de Ávila no se entiende. Le instruye, le aconseja, le pone en contacto con personas influyentes, le orienta hacia determinados lugares, etc… Esta Iglesia, en otros momentos una de las muchas capillas de la Catedral es uno de los lugares de Dios donde Juan, en el día a día de sus tareas, hacía sus paradas y sus momentos de encomendarse a Dios de una manera especial. Entrando a la izquierda hay una representación del Calvario donde él solía orar. Existe la tradición de que, en este lugar, estando el “bendito Juan” en oración siente en su frente las espinas de la corona de Cristo, al tiempo que, el Señor, le da a entender el sufrimiento y el amor que necesita para llevar adelante la tarea en la que se está adentrando. En la Iglesia hay, actualmente varias representaciones de este momento e incluso una inscripción que lo recuerda. 5. CASA DE “LOS TIROS”.Esta casa perteneció a D.Miguel Abiz de Venegas, nieto del rey Boabdil. Los Venegas eran musulmanes conversos. La fachada de esta casa es muy significativa por diversos motivos: sobre la clave de la puerta aparece esculpida una espada apuntando a un corazón y a cuyos lados se puede leer el lema: “El corazón mande”. Además en la parte superior de lo que aparentan ser unas almenas asoman unos mosquetes o “rifles” que dan nombre a esta casa de “los Tiros”. En relación con San Juan de Dios es este un lugar muy significativo tanto de la insistencia del santo en su tarea como para subrayar la calidad humana y sensible de tantas como fueron las personas que le ayudaron. Como sucede en la gran mayoría de datos a que aportamos, siguiendo a los testigos del Proceso de Beatificación, se puede conocer que el abuelo del dueño de la casa le tenía gran amistad a Juan ciudad dejándole que llevara al zaguán de su casa a algunas de las gentes que iba recogiendo por las calles. Hay un testigo que afirma que esto llegó a tal nivel que incluso un día cuando llegaba el señor a su casa no pudo entrar con el caballo llegando a enfurecerse, como es lógico, por ello. La cuestión se zanjó dando un paso más en generosidad los dueños de la casa ayudando a Juan ciudad con una aportación económica para poder alquilar lo que venimos a llamar su “primer Hospital” y, abandonando por tanto este zaguán con todos sus pobres. 39


6. CALLE HORNO DE MARINA.A pocos metros de la calle Lucena, donde estará su primer Hospital, se encuentra esta calle con la que, también, se relaciona a San Juan de Dios por un hecho que se ha ido transmitiendo desde los primeros testigos hasta nuestros días y que, una vez más, dice mucho de la firmeza de ideas y actitudes del santo hacia los demás cuando se trataba de ayudar a los más débiles. En esta calle, hoy recién restaurado, se encuentra una casa noble ante cuya puerta se localiza la siguiente historia: Estando Juan Ciudad pidiendo limosna por las calles, se acerca la casa que hemos hecho mención a pedir dinero para enterrar a un muerto, pero el noble señor se negó a ello ante lo cual Juan ciudad, ni corto ni perezoso, marchó para volver con el cadáver a hombros y depositarlo en el zaguán de la casa afirmando, según se marchaba, que: “Tanta obligación tienes tú como yo de enterrarlo, pues los dos somos cristianos y tú eres rico y yo pobre .Ante esto el señor le llamó inmediatamente a Juan dándole el dinero solicitado. Por esta historia es por la que a esta noble casa se la conoce como “la casa del muerto”. 7. CUESTA DE GOMÉREZ.En este lugar próximo a la entrada del Bosque queda acceso a la Alhambra hubo en su momento un Convento de carmelitas que Juan Ciudad transformó en su segundo Hospital. El local de Lucena también se le empieza a quedar pequeño por la gran cantidad de personas a las que atiende y Juan Ciudad se ve en la necesidad de buscar otro lugar para sus pobres. El criterio lo sigue teniendo muy abierto y despierto.

40


En este antiguo Convento, había unos grandes espacios, una orientación muy sana, lugares para contener las aguas que bajan desde la Alhambra, etc…Es decir, no se trata de un lugar cualquiera. Vuelve a servirse de las gentes conocidas y dispuestas a ayudar (en esta ocasión serán el Arzobispo de Granada y el Marqués de Tarifa) y consigue no solamente este Convento sino que, además se lo limpien y acondicionen para mejor atender a los enfermos. Es considerado este lugar como su 2º Hospital donde logra mejorar aún más su servicio y puede ya, realmente, clasificar a los enfermos por sus dolencias y sexo. A ti que estarás siguiendo esta ruta “in situ” te invitamos a hacer la experiencia, no solo de imaginación sino de subir hasta la misma puerta del edificio de viviendas que hoy recuerda este lugar (nº47) pensando en cómo sería en esos momentos (sin asfaltar y lleno el terreno de piedras y desniveles) el subir tanto a personas como víveres por esta pronunciada y larga cuesta hasta llegar al Hospital. 8. CUESTA DE SANTA INÉS.“Los santos también se cansan y necesitan descansar”. Esta calle parte desde el mismo nivel de la carrera del Darro frente a uno de sus puentes, estrecha y empinada llega hasta la conocida como casa de los “Ágredas”, del Corregidor de Granada. En el zaguán de esta casa hay un banco de piedra o “poyo” como solían llamarlo también donde el santo solía parar y descansar. Hay un lienzo en muy mal estado a modo de frontal de altar que recuerda este hecho:”Este poyo muchas veces…”, de donde comúnmente se ha venido en llamar “La casa del poyo”. 9. CALLE LUCENA.Dentro del barrio llamado de “Pescadería”, al parecer en esta calle existía una casa con el letrero: “Se alquila para pobres”. Juan Ciudad que vio los servicios de la zona se definió por alquilar dicha casa. Esta zona es céntrica (a pocos metros de la plaza de Bib-Rambla), con establecimientos y puestos de venta de todo tipo de víveres, con canalizaciones para los vertidos y aguas diversas…. Así que Juan empieza a trasladar allí a los pobres y enfermos que, de un rincón a otro, ya movilizaba. Se trata de “su primera casa sin reparar en su condición, sexo o tipo de enfermedad. Puede decirse que aquí, en esta casa que aún hoy curiosamente tiene uso de Hostal denominado “Portugués”, comenzaría parte de toda esta aventura de misericordia que llevó a cabo San Juan de Dios en Granada y que consiguió transmitir y “contagiar” a tantas personas de buena voluntad. 10. CALLE DE LA COLCHA.Estamos en una zona muy próxima a la Plaza Nueva lugar donde, entre 41


otras actividades como aún sucede hoy, se impartía justicia. Como otro tipo de calles mantienen los nombres de los diversos gremios que en ellas se localizaban. Se encuentra en Granada un hombre llamado Antón Martín que busca al asesino de su hermano para vengarse. Pero antes de que esto suceda se encuentra con Juan Ciudad y dialogan entre ambos. Dicen los testimonios que Juan le pudo hablar del perdón frente al odio y la venganza que llevaba Antón en su corazón. Cómo le hablara Juan, qué cosas le diría no podemos saberlo exactamente pero de lo que sí podemos dar fe es que aquella buscada venganza no se lleva a efecto y, aún más, Antón Martín y Pedro Velasco (que así se llamaba el asesino) le piden al bendito Juan que les admita como compañeros. Uno y otro, como ves con unas historias “diferentes” de lo que acostumbramos a decir como “buenas gentes” se unen a todas estas tareas que ya iban tomando cuerpo en Granada. Antes de morir será el mismo Juan el que le pida a Antón Martin que lleve adelante la tarea que el monarca le estaba pidiendo para tener un hospital en Madrid. 11. CALLE DEL MILAGRO.Con la famosa frase con la que le comienzan a identificar por las calles de granada: “Hermanos, haceos el bien a vosotros mismos, dando limosna a los pobres” Juan va de un lugar a otro y de una casa a otra solicitando, no solo ayuda económica, sino también ayuda personal. Hay una tradición que cuenta que en esta calle se encontró a un enfermo pobre y muerto de frío pidiendo ayuda. Juan, sin dudarlo, lo carga en sus hombros cayendo al suelo al poco rato extenuado. Alguien contempló la escena y afirmó que vio a un extraño joven que les ayudó a levantarse del suelo y llevarles hasta su hospital. Se ha identificado, desde siempre, a ese “extraño joven” con el Arcángel San Rafael, protector de nuestra Orden. De ahí que a esta calle se la conozca como la calle “del Milagro”.

42


12. RÍO GENIL.El acercarse a este rincón de Granada además de pasar cerca de la Basílica de Ntra. Sra. De las Angustias, patrona de Granada, nos permite tener una perspectiva al fondo en lo alto de la Alhambra incluso nos serviría para ubicar allí la Ermita d e l o s M á r t i re s donde San Juan de Dios escuchó la predicación de San Juan de Ávila el día 20 de Enero de 1539. Pero, el venir a esta orilla del Genil nos lleva ya a Enero de 1550, año en el que al parece el río iba muy crecido arrastrando en su cauce muchos troncos y ramas que servían de sustento a muchos. Uno de los muchos chavales pobres que acuden a este trabajo de recogida de madrea cae al agua y corre peligro de ahogarse. Juan ciudad que, al parecer, estaba en la misma tarea no lo duda y se arrija al río en su búsqueda sin lograr salvarlo. De este empeño, además de la tristeza por no haber salvado al joven, Juan queda tocado en su salud, probablemente por una pulmonía que le llevaría a la muerte.

13. CASA DE LOS PISA.Se trata de un palacete que da nombre a la calle donde se encuentra. Era la residencia de los señores de Pisa, amigos y bienhechores del santo. Al ver enfermo a Juan Ciudad, les preocupó mucho y consiguieron un permiso del Sr. Arzobispo para poder sacarlo del Hospital y poder atenderle y cuidarle en su casa. A Juan Ciudad esto le costó mucho y se enfrentó fuertemente para poder 43


seguir entre sus enfermos para los cuales pide una última recomendación al Sr. Arzobispo en una visita que le hace ya muy enfermo. El día 8 de Marzo de 1550 Juan Ciudad muere en la habitación donde se encontraba acogido y es encontrado por los suyos de rodillas, en actitud orante con su crucifijo entre las manos. Hoy día esta casa se puede visitar como Museo, destacando muy especialmente la habitación donde murió San Juan de Dios que llamamos “Cámara Santa” pues, realmente, transmite un “algo” especial que a quien está en búsqueda siempre le llega especialmente. En el mismo lugar junto a la antigua casa de Los Pisa existe una Residencia donde se atiende a un buen grupo de ancianos manteniendo el espíritu y la presencia del santo de la misericordia. Una vez muerto y obsequiado con el cariño y fervor de los que le conocieron, fue enterrado en el panteón de los señores de Pisa en la Iglesia de los Padres Mínimos, en la plaza de la Victoria al pie de la Alhambra en los estribos del Albaicín.

14. HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS.Situándonos en la gran afluencia de enfermos y pobres que seguía llegando al Hospital de la Cuesta de los Gomeles, el espacio se queda pequeño y, de nuevo asesorado y animado por San Juan de Ávila se lanza a soñar y trabajar en un nuevo Hospital. Este Hospital ya llamado de San Juan de Dios es “proyectado” por el santo encargando la dirección de las obras a los Padres Jerónimos. Probablemente el santo trasladó ya algunos enfermos a este lugar aunque él no lo vio terminado. En 1552, a dos años de la muerte de San Juan de Dios, es inaugurado el Hospital. Los traslados de enfermos y personas acogidas se llevó a cabo por parte de los primeros Colaboradores del santo. Allí se trasladaron los restos de San Juan de Dios en 1664 hasta que se construyó la Basílica (de 1735 a 1753) y se depositaron en el lugar que hoy conocemos como el Camarín. 44


Este Hospital tiene una estructura muy interesante con varios patios (4) pensando en la distribución y diversificación de la atención a los pacientes. En el primero y más bonito se pueden ver una serie de pinturas que representan escenas de la vida del santo con sus correspondientes rimas comentando lo pintado. A pesar del tiempo pasado y la dura climatología granadina aún se pueden disfrutar de todo lo que los autores quisieron transmitir con estas, a veces muy entrañables, pinturas. Como consecuencia del Decreto de Desamortización de Mendizábal (1835) el Hospital de San Juan de Dios pasó al Estado y actualmente la Orden Hospitalaria está comenzando unas tareas de rehabilitación del edificio siendo, de nuevo propiedad de la Orden y, además, con una serie de proyectos para convertir este lugar en un centro de acción sanitaria, social, cultural y espiritual que irradie la Hospitalidad de San Juan de Dios. 15. BASÍLICA DE SAN JUAN DE DIOS El templo tiene una unidad ideada por D. José de Bada y Navajas que se ve incrementada por la mano de Jose Francisco Guerrero en los retablos. Con el acabado esquema, poco frecuente en Andalucía, de una fachada entre dos torres de un solo cuerpo de campanas, Bada supo crear un frontispicio que se inserta muy bien en el contexto urbano de una calle, hoy de San Juan de Dios, de gran tráfico y movimiento ya en la época de su construcción. Destaca su eje de dos pisos de columnas corintias y sus hornacinas para santos. Muy apropiado su interior que, a manera de salón en forma de cruz latina, es muy apto para las celebraciones religiosas y para expresar la idea teológica que, el otro ideólogo, el P. Alonso de Jesús y Ortega, General perpetuo de la Congregación española durante 33 años consecutivos quiso transmitir con esta Basílica. La idea rectora fue la de construir un panteón glorioso que guardara los restos del “Padre de los pobres y Patriarca de la Caridad” . En realidad se podría decir que se quería un monumento a la Caridad, al Amor de Dios y para ello, utilizando el lenguaje barroco, se usaron las palabras del Dogma, la Sagrada Escritura y demás recursos.

45


La basílica alcanza el significado de su ejecución en el retablo mayor. Realizado en madera dorada se estructura según una idea central marcada por las estípites que custodian la arcada del camarín y que dan lugar a la imagen de una vela o cirio ardiendo que servirá de soporte a la idea teológica que prevalece en la iglesia: el triunfo del Amor y de la Caridad. En la base de la vela, y formando el primer cuerpo de ésta, el Sacramento del Amor representado por el magnífico Sagrario de plata de orfebre granadino (1947) que sustituyó al anterior de madera ,y el “manifestador”, oculto normalmente por el lienzo de Sarabia que representa el Buen Pastor, y que es el sitio donde se expone la Eucaristía. En el centro de esta simbólica vela, formando el segundo cuerpo, se abren las puertas del camarín donde está la urna que contiene los restos de San Juan de Dios. Y en la “llama” de la vela, formando el tercer cuerpo, quien dio a luz al Amor, la Inmaculada Concepción, sobre peana de nubes y ángeles como iluminando toda la iglesia con la obra de sus entrañas, la palabra encarnada en el Amor a los demás. Y sobre ella la representación del Espíritu Santo. Y, esta es la idea clara dentro de una posible confusa maraña. Esto es el barroco. Comenzaron la obra del Templo en el año 1734, para terminar sin interrupción en el 1757 (23 años), construida de nueva planta y decorada completamente sin añadidos posteriores lo que la convierten en un conjunto único. Los dos grandes altares laterales veneran a San Juan de Dios y San Rafael. Debajo del púlpito se puede apreciar (empotrado en la pared) un pequeño confesionario donde confesaba San Benito Menni, Hermano Hospitalario Fundador de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Durante su historia, la Basílica sufrió importantes expolios durante la invasión francesa, la desamortización de Mendizábal, la ausencia de la Orden desde 1835 a 1876 y las dos repúblicas españolas. EL CAMARÍN. Recibe este nombre el lugar donde se encuentran recogidos los restos de San Juan de Dios. Cuando uno entra en este lugar es aún más sorprendido (después de haber descubierto la Basílica) por el esplendor, el adorno excesivo y la profusión de detalles alrededor de los que es propiamente el recinto del Camarín. Ante esta urna de plata espléndida y adornada en sus laterales por grandes medallones que reflejan escenas de la vida de Juan de Dios lo más profundo que surge es comprender el enorme agradecimiento de todo un 46


pueblo hacia una persona que, nunca busco esto evidentemente, pero que sí busco hacer la voluntad de dios en su vida siendo hermano de todos y especialmente de los más débiles y sufrientes. Todos tus trabajos, preocupaciones, inquietudes....; tus compañeros de trabajo, las personas a las que sirves, acoges y atiendes pueden “estar” aquí en este momento junto a Juan, el de los pobres. Déjate llevar, también, por la fuerza interior del lugar y, aunque adornado de joyas y reliquias hemos de seguir afirmando, subrayando y haciendo vida la frase: “Las personas pasan, pero las buenas obras permanecen”.

A MODO DE DESPEDIDA Y COMPROMISO. Te dejamos para que, junto a la ayuda del Espíritu y estos materiales puedas, al menos poner tu vida a los ojos de Dios de la mano del santo de la Hospitalidad, San Juan de Dios. Dios nos concede el Don de un tiempo para que crezcamos, seamos conscientes y demos pasos en la realización de su designio de vida y amor sobre todos nosotros. Cerramos este “Cuaderno de Ruta” retornando a los interrogantes que, desde el principio hemos querido plantearte y animarte a encarar: ¿Sobre qué estoy construyendo mi vida? ¿Somos ese pueblo nuevo que Jesús quiere, dedicado a predicar los frutos del Reino? ¿Te animas a vivir trabajando por un mundo más humano? ¿Cuál ha sido tu postura hacia aquellas personas que, de una u otra manera Dios ha ido poniendo en tu camino para recordarte sui amor y cercanía? Estamos convencidos de que Dios sigue hablando hoy entre nosotros. Y, por ello, estamos alegres. Y, desde esa alegría y experiencia de que al responder a su llamada uno se siente totalmente realizado, en “su sitio”, es desde donde te volvemos a ¡QUEREMOS SER MÁS HERMANOS! decir que 47


frase del tipo: Aquí podría ir una s vida lo que piensa "No separes de tu rtante; que es menos impo o lo que le hace es justamente es onas. falta a otras pers ¡Ofréceselo!"

Queremos ser mas hermanos  

Una invitación a ser Hermano Hospitalario de San Juan de Dios