Issuu on Google+

Cuando el cielo cierra sus puertas. Introducción. ¡¿Cuantos han perdido algo alguna vez?, Que triste es una perdida! Pero hay una clase de perdida que aunque seamos víctimas de ella continuamente, pareciera que no la percibimos, casi nadie la siente, por que a muy pocas personas les importa los asuntos que tengan que ver con lo espiritual, con Dios, con el alma, con la iglesia, con el pecado etc. La perdida espiritual entre muchos creyentes es una realidad actual. ¿Sabían Uds. Que hay un alto índice de cristianos que casi no experimentan bendiciones de Dios en su vida cristiana? Algunos tienen tan poca sensibilidad espiritual, que las pocas bendiciones que reciben se las atribuyen a ellos mismos, su capacidad, su suerte, su preparación, etc. pero nunca dicen: ¡que bendición tan grande me ha dado Dios. ¿Por que causa mucha gente siente que no es bendecida por Dios? ¿Cuál es la razón por la cual el cielo ha cerrado sus puertas en algunos? 1. Por el pecado. La respuesta está en la Biblia: “Vuestras iniquidades han estorbado estas cosas, y vuestros pecados apartaron de vosotros el bien” Jeremías 5:25. ¿Usted hermano siente que el cielo esta abierto para usted? ¿Está recibiendo bendiciones de Dios en su vida? Dios no puede bendecirnos si permanecemos viviendo voluntariamente en pecado, a sabiendas de que la voluntad de Dios es nuestra santificación. Por eso Pablo dice: “Así, que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” 2 Corintios 7:1. Una segunda causa por la cual el cielo cierra sus puertas y ventanas en nuestras vidas es: 2. Por una mala administración de lo que Dios ya nos ha dado. “Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Quitadle, pues, el talento y dadlo al que tiene diez talentos” Mateo 25:27 Confió en ellos, y les entregó sus vienes. (v. 14) a cada uno conforme a sus capacidades (v. 15). ¿Cuál fue el resultado? Hubo dos de ellos que sintieron una gran responsabilidad sobre sus hombros por tener que dar cuentas de aquello que habían recibido. Pero hubo uno de ellos que no estimo la confianza que su Señor le tuvo al ofrecérsele 2 talentos. Fue y los enterró. A. Siervo malo… Lo habían escogido para ser siervo, y como siervo fue muy malo.


B. Negligente: La negligencia es una falta que produce pobreza, y en lo espiritual produce perdida de bendiciones. “Quitadle pues el talento”” (v. 28) Todo aquel que abusa de la confianza que Dios le tiene, experimenta perdidas de bendiciones tanto espirituales como materiales. CONCLUSIÓN: La perdida espiritual de los creyentes debe preocuparnos. Si usted no tiene gozo, paz, y amor, o cualquier otra bendición le falta algo que es suyo en Cristo; por lo cual Cristo murió para que Ud. pueda tenerlo. ¿Ha sufrido una perdida? Dios quiere restaurarle eso que usted perdió o esta perdiendo, ¿Por que no se pone de pie y juntos oramos para que Dios nos perdone por que hay cosas que nos están robando la bendición de Dios. Hay cosas que se han puesto en medio del camino y que no dejan fluir libremente lo que Dios ha prometido para nosotros. ¿Que será? Deje aquello a los pies de Jesús y valla a él.


Cuando el cielo cierra sus puertas